Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Sing for me again, dear moon.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sing for me again, dear moon.

Mensaje por Cameron D’ Lizoni el Vie Jun 09, 2017 7:48 pm

And as an old-fashioned story, the beast fell for a beauty in disguise; the prey kneel down the hunter's knife and the moon forgot to sing again for her lost son.  



…El mundo se mostraba tan vasto ante mis ojos. Sentía que podía poseerlo todo y escapar sin obligación de pagar por mis pecados…, tan altanero y soberbio. Aquel jueves a la noche cuando recibí la carta proveniente de Italia, pero sin el característico perfume que siempre le acompañaba, no hizo falta leer las palabras expuestas para saber que algo andaba mal; aun así leí pues, incluso si mis instintos reconocían que una parte suya faltaba, me consideré tan incrédulo como para comprobarlo, y aún más cuando mis pies se pusieron en marcha a mi tierra natal. Leer las noticias no me era suficiente, necesitaba ver su cuerpo pálido, comprobar por mis propios ojos tan fatídica, verdad.

Jamás había experimentado vieja tan extenso entonces.

Como primogénito de la casa D’Lizoni y único heredero del título, padre esperaba más de lo que estaba dispuesto a concederle. Actuaba como si no conociese la verdadera identidad de su esposa e hijo, como si las desapariciones de mamá cada luna llena eran un simple fin de semana a casa de la abuela; se regocijaba en alardear fu familia impecablemente perfecta en sociedad mientras en más de una ocasión encadenó a la mujer que amaba en la bodega. Supongo que tal temperamento contradictorio habrá sido mi primera herencia, un temperamento que era con facilidad doblegado por el brío altruista e independiente pasado generación tras generación del lado materno.

Sus ojos permanecían cerrados, sus parpados trazados por finas venas ya muertas y su piel, que alguna vez brilló altiva lucía falta de aliento…tan muerta y distante. Permanecía de pie frente a la pintura que colgaba al centro del salón donde las escaleras que daban al segundo piso se unían, más cerca al ala izquierda donde se encontraba el salón donde me recitaba cuentos que a la derecha donde estaba el estudio de padre donde me amonestaba, cuando Anne-Marie se aferró con fiereza de mi brazo, solicitando la mano que se guardaba en los bolsillos del pantalón.

Cam… —dice pasiva y sé de inmediato hacia donde irá la conversación.
No hace falta —objeto, retiro su agarré, devuelvo la mano a mis bolsillos donde no sea notoria la debilidad que hace temblar mis nudillos. Aprecio las palabras que intenta articular antes de que las diga, aprecio la compañía que me ha brindado todos estos años mas no tengo ganas de escuchar una condolencia más; he tenido suficientes para toda una vida—. Sé lo que piensas. Gracias.
Conozco a Anne-Marie desde la época de las citas de juego, desde el tiempo en el que mi familia tenía el poder de obligarme asistir a fiestas de té. Sus ojos se muestran apagados y lo bastante rojos como para decir que viene de entrar a su madre, incluso cuando se encuentra en el jardín sentada frente a las rosas blancas que mamá tanto cuidaba. Anne es, la extensión de aquella humanidad que perdí, un trozo de humanidad de me mantenía sujeto en una sola pieza, sin embargo, al ser atraído por sus delicadas manos que me obligan a mirarla fijamente y preguntarme a la vez como tan pequeña es capaz de lucir tan feroz y decidida, no soy capaz de evitar encontrar a la única mujer cuya sangre no comparto en su mirar. Ella, quien desea reclamar mi cabeza y colgarla como trofeo, ella cuyo cabello espeso como la noche y mirada tan brillante y confusa como lo es la luna ante mi ahora, quiebra todas mis defensas. Mi perdición.
Sé que no necesitas mi consuelo, Señor soy muy independiente para tomar el hombro prestado de una dama —su voz me regresa a Italia, lejos de Francia, lejos de Amara—, pero es tu madre, y me atrevo hacer alarde de conocer más que nadie el profundo apego que tenías hacia ella.
Sonrío lleno de nostalgia, dolor…, confusión. Me zafo de su agarré y atrapo su rostro en mis rusticas manos—. Ciertamente eres la segunda persona con vida que me conoce a la perfección, en demasía para tu propio bien me temo.
Todo estará bien, Cam.
No, no lo estará. No mientras la cazadora cuya presencia me ha acompañado coincidencialmente a pocos días antes del asesinato de mi madre. No mientras olvide su mirada y la recuerde por lo que es: una asesina.

Tan pronto el ataúd descendió, una parte de mi permaneció en las catacumbas al regresar a la mansión. Quien era, o consideré ser se quedó atrás manteniendo vigilancia, lamentando no haberla despedido en un lugar donde tocaran los rayos del sol, donde la brisa cálida de verano fuera gentil con su tumba y la primavera la colmara de diferentes fragancias en el más allá.

Media noche, mi aposento es un desastre, la cama yace de cabeza en el balcón y el resto de los muebles en algún rincón. Palabras amontonándose en mi garganta, imágenes de dos mujeres remotamente distintas entorpeciendo mi visión. El alma perdida y el corazón dividido que aclama ayuda hacia la razón, que ruega estar equivocado mientras mis dedos se aferran al detrito de la carta que arribo en cuanto Anne se marchó. Su nombre, el nombre de ella dueña de mis noches y posible culpable de quien me brindó la vida, amor y comprensión: Amara Argent.




Spoiler:

                                   by Sofi♥
avatar
Cameron D’ Lizoni
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 49
Puntos : 36
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 20/04/2016
Localización : Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.