Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Into the wild {Salamandra}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Into the wild {Salamandra}

Mensaje por Yvette Béranger el Sáb Jun 10, 2017 5:44 pm

Salió de casa como cada día, pero, para Yvette, hacía tiempo que sus días habían dejado de ser como todos los días. Cada vez intentaba pasar más tiempo sola, a pesar de que su madre insistía en que debía ir siempre acompañada, sobre todo cuando salía de casa. ¡Cómo si todavía fuera una cría! Muy a su pesar, su madre todavía la seguía viendo como tal y, a decir verdad, los diversos acontecimientos de las últimas semanas no la habían ayudado a que cambiara de opinión. Llegaba y salía de casa a horas completamente intempestivas, sin avisar y nadie sabía con quién. Clara empezaba a pensar que la joven hechicera tenía un amor secreto que visitaba cada vez con más frecuencia, e Yvette dejaba que se creyera esa historia. ¡Ja! ¡Para hombres estaba ella! Si ya tenía bastantes problemas con sus tormentas, no quería ni imaginar lo que sería tener que lidiar, además, con un amante secreto del que no se podía saber su existencia. Al menos había llegado a un acuerdo con su señora madre, y era la compañía que llevaría en sus salidas. Yvette le había pedido que fuera Julia, su doncella, puesto que la mente fácilmente manipulable de la muchacha le daba casi toda la libertad que ella buscaba. Así de simple fue como, seguida de la insulsa Julia, se adentró ese día en las calles de París.

Pasó la mayor parte de la tarde en la terraza de uno de sus cafés favoritos, alternando la vista entre el libro que llevaba bajo el brazo y los transeúntes que pasaban a su lado. Ya casi no conversaba con Julia, puesto que nunca conseguía que le contestara con algo más de dos palabras juntas. Como doncella era excelente, como dama de compañía, en cambio, pésima. El sol todavía estaba alto en el cielo, pero empezaba a dolerle el trasero después de tantas horas sentada, así que decidió que había llegado el momento de dar un pequeño paseo antes de volver a casa. Tendió el libro a Julia y comenzó a caminar por las calles más concurridas que encontraba para mezclarse en el bullicio de la ciudad. Se sentía más segura rodeada de gente porque, bueno, los malhechores no se atreverían a hacerle nada cuando había decenas de testigos a su alrededor, ¿no?

Llegó a la calle principal sin mayores altercados, pero, cuando ya había recorrido aproximadamente la mitad, escuchó gritos y alboroto tras ella, en un punto algo alejado de donde se encontraba. Se dio la vuelta lentamente como muchos otros igual que ella y vio correr a una muchacha en su dirección. Algunos intentaban agarrarla, pero ella era más rápida y, antes de que Yvette se diera cuenta, la joven chocó contra ella. La gente a su alrededor le gritaba para que hiciera algo, pero la hechicera sólo escuchaba un murmullo lejano. Miró a la chica a los ojos y vio, por un breve instante, una joven de cabellos como el fuego junto con otras mujeres, en algo que sabía —aunque no tenía claro cómo— era una reunión secreta. Tras unos segundos, a la joven pelirroja se le desfiguró la cara como si fuera humo y, en su lugar, vio el rostro de la mujer rubia que veía en algunos de sus sueños siendo arrojada al pozo de agua.

Cuando volvió a la realidad, se encontró de nuevo con los ojos de la muchacha que corría, aunque apenas tardó unos pocos segundos en desaparecer al final de la calle. La gente a su alrededor estaba alterada, pero Yvette no se daba cuenta. Seguía pensando en lo que había visto, que, por algún motivo, no le resultó desconocido, al contrario; sentía que ella había estado ahí antes, o en algún lugar similar, en un tiempo lejano. Siguió caminando, todavía un poco confusa, y cuando llegó a la esquina por donde había desaparecido la joven, percibió por el rabillo del ojo que algo se movía tras unas cajas. Miró por inercia, y se sorprendió al ver a la misma chica de la melena rojiza corriendo por un callejón. ¿Qué hacía ahí?

¡Eh! —gritó mientras echaba a correr tras ella—. ¡Espera!

Julia la intentaba seguir, pero pronto se quedó retenida entre la gente y perdió de vista a su señora, metiéndose en un buen lío como cada vez que salía a acompañarla. La pobre chiquilla había tenido mala suerte con Yvette, y la hechicera hacía un rato que se había olvidado de su doncella. Ahora sólo quería alcanzar a la pelirroja que corría frente a ella.



Je danse avec le vent, la pluie:


avatar
Yvette Béranger
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 53
Puntos : 51
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 17/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.