Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Contraveneno | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Contraveneno | Privado

Mensaje por Mstislav Bulgákov el Dom Jun 25, 2017 7:23 pm

Cuando cedía al baile interminable de mis demonios me desconocía por completo, entonces cada máscara y cada ilusión en mi carecía de absoluto valor, mostraba realmente quien era sin importar el peso de los protocolos o la importancia por querer mantener viva la tonalidad de la farsa. Hasta hace un par de semanas ni siquiera había imaginado lo que significaría para mí el haber abordado ese tren. Pude haber elegido quedarme suspendido, estoico ante el hecho de querer una vida diferente a la que las calles me ofrecían. Era un cobarde. La luz mortecina de la lámpara en el escritorio apenas reflejaba mi silueta diluida entre el vaivén de las sombras que se arremolinaban dentro del pequeño despacho. Agucé  mis sentidos, reparando en  los estantes de libros que decoraban el lugar ¿Qué demonios sabía yo de viñedos y cultivos? A mi cuidado estaban los destinos de trabajadores, socios y demás personal que día con día se entregaban a la labor de cuidar los mismos.

Refunfuñé al saber que debía iniciar el día dando un paseo para supervisar que todo estuviese en orden.  No necesitaba amargarme la noche pensando en las faenas que me esperaban,  tomé una ducha y me vestí para salir a olvidar por un momento el peso que recaía ahora sobre mis hombros. Me costaba trabajo aún levantarme e iniciar la rutina del día a día en una nueva realidad mi único consuelo en momentos sobrios era abrazarme a la idea de que había sido reciproco con aquel extraño dando a su familia una paz efímera en sus vidas. Sonreía como un idiota pensando que cabía la posibilidad para corregir mis errores y convertirme en una persona de bien. Y es que, desde que había llegado a la capital mi estancia se había reducido a esos últimos momentos a lado de esos extraños que me veían como el hijo prodigo que regresa a poner en orden el caos de las pequeñas empresas, después de eso nada. Por las noches seguía siendo el asesino y el bastardo que fue echado de su verdadero hogar.

Me estaba volviendo loco, cada gesto, cada saludo o roce con mis semejantes me colocaban en una situación un tanto incómoda, pues mi intención nunca ha sido el conocer que existe detrás de sus sonrisas o tristezas. Nunca. Caminé a través de los callejones a esta hora ya poco transitados. Observé a mí alrededor mientras caminaba con un paso acompasado y reparé en lo lánguido del anochecer parisino. Pocos transeúntes habían ya para esa hora que se había convertido en mi predilecta,  pues la atmosfera taciturna me brindaba cierta calma al dejarme engullir por sus sonidos. Las farolas apenas iniciaban a encenderse una por una indicando los senderos a seguir. Necesitaba de la caricia del alcohol para poder continuar, me dirigí directamente hacia donde el camarero y pedí una botella, no reparé en el costo, simplemente quería rendirme por única ocasión a su sabor, agradecí de mala gana y me dirigí a la mesa del fondo, mis sentidos me alertaron de las miradas sobre mí; hice caso omiso y tome asiento con la esperanza de hallar solaz en mi hora más oscura.

Mstislav Bulgákov
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 54
Puntos : 56
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 04/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.