Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Solamente debes decir sí. [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Solamente debes decir sí. [Privado]

Mensaje por Reed Wilde el Miér Jun 28, 2017 5:16 am

Las semanas y los meses habían ido pasando muy rápido. Ya llevaba un tiempo quedando con Alessia los días que habían acordado una de las primeras veces y nuestra "relación" estaba yendo muy bien. Ella se lo pasaba bien conmigo y yo con ella, todo era perfecto y mi secreto aún estaba a salvo. Pero eso iba a cambiar dentro de poco y quizá esta noche, nuestra relación diese un cambio muy drástico. Hoy era el día en el que por fin, le iba a pedir matrimonio para poder avanzar en mis planes. Todo lo llevaba perfectamente planeado en mi cabeza. Hoy se celebraba una fiesta en nuestro "honor" por así decirlo en el palacio Royal, donde mucha gente de mi entorno y conocidos iba a estar presente. La parte de la cena me la había saltado, pero sí que iban a estar unos cuantos metres con bandejas llenas de comida para que los mortales y otras criaturas como yo, pudiesen comer algo o al menos, aparentarlo. Pero por supuesto, también iba a haber bebida. Y esta vez el vino tinto, si sabías como pedirlo, iba a contener algunas pequeñas gotas de sangre. No podía permitir que algún vampiro presente pusiera en peligro esta noche. Tenía que salir todo a la perfección.

Unos días antes, le había escrito una carta a mi pequeña Alessia, que decía lo siguiente:
Querida Alessia.
Te espero el Sábado de esta semana en el Palacio Royal. Dan una fiesta en mi honor y quiero que asistas como persona importante que eres para mí. Ponte uno de esos vestidos que te regalé,
el que más te guste. Es un día importante y necesito que estés a mi lado para hacerme todo mucho más fácil. Después de esta noche, todo será diferente, para mejor. Te lo prometo.
Un carro irá a recogerte a la puerta de tu casa a las ocho.

Espero con ansia que llegue ese día,
con cariño,
Reed.  

En aquella carta estaba explicado todo más o menos, sin entrar en ningún detalle revelador. Me vestí con un traje de color negro y una pequeña corbata también negra, que resaltaba la camisa blanca. Había comido hacía media hora, por lo que no notaba una sed apremiante. El anillo lo había hecho fabricar exclusivamente para ella, con una piedra de color azul en el centro, igual de hermosa que sus ojos. La guardé en mi bolsillo de la americana y comencé a mandar de un lado para otro a los invitados que estaban llegando. Ya eran las ocho y media. Alessia tenía que estar a punto de llegar. Mientras la esperaba, me dediqué a beber una copa de vino. Estaba muy nervioso y tenía miedo de la furia que podría desatar si todo esta noche salía mal.




Spoiler:
avatar
Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 31
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solamente debes decir sí. [Privado]

Mensaje por Arisley Bouvier el Sáb Jul 15, 2017 10:34 am

Habían pasado ya unos cuantos meses desde que había quedado con Reed en aquella primera “cita” que aún no sabía cómo es que la Madam se lo había permitido, tal y como él había acordado con ella habían varios días a la semana que él venía buscarme al burdel y nos íbamos a cualquier lado, los dos solos. Agradecía de sobremanera que me sacara de allí y me tratara como una joven más, me lo pasaba muy bien con él y me reía bastante, me hacía olvidarme que yo no era tan libre como en esos días lo aparentaba con él, pero en parte sí que me sentía de algún modo libre cuando nos íbamos juntos. Eran en esas ocasiones donde no tenía que fingir, donde podía ser yo misma y parecía que ciertos aspectos que tenía de “niña” a él le hacían gracia y le gustaba porque muchas veces me lo hacía saber, como también sabía que le gustaba verme sonrojada y hacía que mis mejillas se tornaran casi como el mismo color de mi pelo.

Disfrutaba y me lo pasaba bien, se podría decir que… era casi como una relación que iba avanzando con el tiempo. No podía decir que Reed no me gustara porque sería estar mintiendo, me sentía muy bien cuando estaba con él y era algo que le agradecía muchísimo para una joven que tenía que vivir en aquel mundo. Las demás chicas me miraban de forma fija y podía notar la envidia que les corroía por dentro cada vez que venía a buscarme y me iba con él, pero era algo que la Madam había permitido así que no podían decirme nada ni mucho menos hacerme porque él pagaba una cuantiosa suma a la Madam, lo que la hacía estar muy contenta y eso me protegía de todo. Sabía que querían ponerse y estar en mi situación pero yo tampoco lo había elegido, había sido él quien había decidido aquello.

Hacía un par de días que me había llegado una nota de él, decía que se iba a celebrar una fiesta en el Palacio Royal y que quería que asistiera a dicha fiesta, me pedía que me pusiera alguno de los vestidos que me había regalado y que un carruaje me recogería a las ocho en punto. Durante esos días me pregunté qué sería aquello que cambiaría para mejor tras la fiesta, quizás fuera algo del trabajo por la labor que estaba haciendo, ¿qué otra cosa podía ser sino? El día de la fiesta había llegado, acababa de darme un baño y con una bata puesta me encontraba frente al armario decidiendo cuál de los vestidos que me había regalado ponerme. La verdad es que me gustaban todos, pero en especial había uno en negro y rojo que era de mis favoritos. Elegante pero al mismo tiempo sencillo, un vestido precioso que había sido elegido para ponerme esa noche, resaltando el negro con mi piel y el rojo con mi pelo.

Me puse el vestido observando que se ceñía a mi cuerpo y a cada curva de este, un escote que no era demasiado obsceno sino que más bien era en su justa medida, me hice un pequeño recogido en el pelo para no tener el pelo en el rostro y me maquillé de forma suave, acentuando mis ojos con el negro y pintando mis labios de rojo para que resaltaran. Un par de pulseras, un collar y ya estaba lista y preparada para la hora acordada. Justo y puntual un carruaje pasó a recogerme a las ocho, el cochero me ayudó a subir por los tacones que llevaba y nos dirigimos hacia el Palacio donde Reed seguramente ya estaría allí. Había gente que seguía entrando cuando llegamos, todos elegantes y bien vestidos, bajé y con cuidado subí las escaleras de no tropezarme con el vestido y pisarme con los tacones dado lo torpe que me ponía en algunas ocasiones.

Una suave música se oía mientras llegaba y finalmente llegué al a entrada donde pasé junto a una pareja y finalmente llegamos al gran salón del Palacio donde mi mirada buscó la de Reed, una que encontré enseguida. Lo repasé mientras me acercaba viendo lo guapo que iba, llevaba un traje negro con una corbata negra y una camisa blanca, la verdad es que debía de decir que Reed era muy atractivo, casi que era una suerte que se hubiera fijado en alguien como yo. Portaba una sonrisa en cuanto me vio entrar y al acercarme dejó un beso en mis labios como saludo, uno al que ya estaba acostumbrada cada vez que venía a recogerme.


-Buenas noches Reed –lo saludé con una sonrisa- veo que vas muy guapo –dejé una de mis manos sobre su pecho y sonreí- creo que es la primera vez que entro al Palacio, jamás lo había hecho pero es precioso –mis ojos recorrieron el lugar, los cuadros, las columnas, toda la decoración que lo hacían tan majestuoso- dime, ¿qué se celebra? –Pregunté mientras uno de los camareros pasaba portando una bandeja de donde cogí una copa de vino tinto para dar un sorbo, no sabía por qué, pero estaba algo nerviosa.



I'm In The Spring Of My Life:



Just Me:




avatar
Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 66
Puntos : 59
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solamente debes decir sí. [Privado]

Mensaje por Reed Wilde el Dom Jul 23, 2017 12:15 pm

La copa de vino me supo a poco. Iba a ir en busca de otra cuando las puertas se abrieron, y entonces, me giré para poder ver quién entraba. Aunque, sabía que era ella desde que se había bajado del carruaje. Conocía los latidos de su corazón, su olor... Una amplia sonrisa se puso en mis labios, aunque la corté cuando se acercó a mí para que no pudiera percibir mis colmillos. Nuestros labios se encontraron en un dulce y sencillo beso, como el que siempre le daba cuando nos veíamos. Me aduló sobre lo guapo que estaba y yo asentí. La guapa era ella, con un vestido negro y rojo que le había regalado aquella vez. De eso hacía mucho, pero el siguiente vestido que le iba a regalar, sería el de bodas. Y tenía que ser perfecto, como nuestra relación.

-Tú si que estás hermosa, Alessia.- Cogí una copa de vino a la vez que ella y di un leve sorbo. No contenía nada de sangre, pero ahora no me importaba. Estaba controlado y bien. Me preguntó sobre qué se celebraba y me puse algo serio, pero sin dejar de sonreirle. -Una cosa muy muy especial que llevo mucho esperando. - La agarré por la cintura y la pegué más a mi cuerpo. Había muchos ojos clavados en nosotros. Alcé una copa en su dirección y carraspeé para que todos me mirasen. Alessia se merecía una buena presentación. -Damas y caballeros. Ella es Alessia. Gracias a ella, me he convertido en quién soy. Y a partir de hoy, todo será muchísimo mejor.- La gente aplaudió y miré de reojo a mi futura mujer. Si no sabías de que iba todo esto, se podía atribuir a mi trabajo. Alessia me había dado fuerzas para trabajar de juez y ser implacable con los delincuentes. Besé su mejilla y le susurré al oído. -Ahora te tocará saludar, como cuando hicimos en la ópera ¿Te acuerdas? Después, te prometo que te llevaré a ver todo el palacio.- Me separé y dejé que la gente se acercase para conocerla y admirarla. Sabía que ella se iba a morir de verguenza y seguramente, luego quisiese matarme. Pero lo mejor estaba por llegar.

Tras unos quince minutos de saludos, apretones de manos y de cumplidos, por fin la muchedumbre se había acabado.
Los dejé con un pequeño concierto de música de cuerda y viento mientras caminé con Alessia por todo el Palacio Royal. Le mostré todas sus salas donde se daban todas las fiestas y los eventos importantes. -Impresionante ¿Verdad? Luego te mostraré uno de mis sitios favoritos, pero primero quiero volver a la sala de la fiesta y que comas algo, no quiero que bebas más de la cuenta y menos con el estómago vacío.- Hoy la quería lúcida.
No me iba a servir un sí quiero si no era sincero. No me creía eso de que los borrachos siempre decían la verdad.




Spoiler:
avatar
Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 31
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solamente debes decir sí. [Privado]

Mensaje por Arisley Bouvier el Jue Ago 24, 2017 6:02 am

Parecía que Reed lo tenía todo bajo control y muy bien organizado, en cuanto vino a buscarme me sentí un poco más cómoda y me relajé frente a toda la gente que había, seguramente todos fueran de la alta clase y yo no tenía muchos modales sobre comportamiento en ese tipo de fiestas, así que me relajaría todo lo que pudiera y esperaría cumplir con mi cometido. Casi me quise morir de la vergüenza cuando me presentó de esa forma, ante todos, alegando que yo había sido la causante de lo que se había convertido y que a partir de ese momento todo iría a mejor. No supe muy bien ni entendí sus palabras, quizás es que le iban a ascender en su trabajo o... no lo sabía, la verdad es que iba bastante perdida en esos momentos y no sabía muy bien el porqué de sus palabras pero pronto lo descubriría seguramente. Asentí ante las palabras de Reed cuando dijo que debía de saludar como lo había hecho en la ópera y asentí con la cabeza, no me gustaba sentirme tan expuesta pero era algo importante para él y me había invitado, así que lo menos que podía hacer en esos momentos era cumplir con mi parte, poner la mejor de mis sonrisas, y responder de la mejor forma posible rezando porque no fuera mucho tiempo, dejé que me guiara de su brazo mientras todas las personas comenzaban a acercarse para saludarlo mientras yo pensaba qué podría ser, debía de ser muy importante para que hubiera organizado aquella fiesta en el palacio, un lugar al que no había ido nunca.

La música sonaba de fondo amenizando el ambiente y tras acabar con todos los saludos por fin pudimos continuar nuestro camino dejando atrás el concierto con el resto de invitados. Me hizo una pequeña guía del palacio y me quedé asombrada con todas sus salas, con lo bien decoradas que estaban hasta el más mínimo de los detalles, era un lugar muy bonito y entendía por qué la gente hacía allí las fiestas, era un lugar muy bonito. Me enseñó cada sala que había que era mejor que la anterior si es que eso era posible y al final acabamos volviendo junto al resto con la promesa de que luego me enseñaría su lugar favorito, quería que comiera algo y que no bebiera demasiado, por lo normal casi nunca bebía demasiado así que ese no era un problema del que se debiera de preocupar. El concierto seguía cuando volvimos de nuevo al hall del palacio y cogí algo de los camareros llevaban en sus bandejas, quería saber el porqué de todo aquello pero seguramente lo iría descubriendo conforme pasara la noche. Reed iba muy guapo con aquel traje y le sonreí cuando cogí un par de canapés que había en la bandeja.



-Es un lugar muy bonito, nunca había entrado al palacio pero ahora entiendo un poco mejor por qué que la gente quiere hacer las fiestas aquí, porque se sienten entusiasmados ante la idea... es un lugar con mucho encanto –lo miré sonriendo pero de cierta forma me sentía algo nerviosa sin saber porque, es que no sabía el misterio que llevaba esa noche y porque no me decía lo que pasaba y el motivo de la celebración, sus palabras más bien habían sido algo esquivas y no dejaban nada en claro- así que... ¿te van a ascender o algo en tú trabajo? Creo que es por eso por lo que has hecho esta fiesta, me alegro de que me hayas invitado –aunque no pensaba de igual forma que yo hubiera sido la causante de la forma de ser de él, cuando lo conocí ya se encontraba ejerciendo esa profesión en la lucha contra los criminales, así que no entendía qué había hecho yo para ayudarlo. No sabía mucho de su trabajo solo lo que él me había contado y yo no había preguntado nada más ¿para qué, si no lo entendía realmente? Quizás es que le fueran a promocionar por la buena labor que estaba haciendo, algunas noches me contaba alguno de sus casos y la verdad es que había juzgado a bastantes delincuentes condenándolos para que no volvieran a estar en las calles de nuevo- supongo que debe de ser algo muy importante si lo llevas tiempo esperando –acabé con el par de canapés que había cogido y volví a coger otros diferentes, casi que probando todos para no dejarme ninguno- ¿y tú, no comes nada? Deberías de hacerlo, supongo que la noche es larga y algo tendrás que comer, venga, toma –le dije cogiendo uno de los canapés y dándoselo de comer ante mi mirada que no iba a obtener ninguna negativa por mi parte y sonreí- eso está mejor, no puedes alimentarte solo a base de copas, tiene que estar lúcido señor Reed para disfrutar de la fiesta –le arreglé las solapas del traje poniéndolas bien y luego lo miré a los ojos- estoy deseando que me muestres tu sitio favorito, algo me dice que tiene que ser impresionante y espectacular por lo que he visto del palacio.



I'm In The Spring Of My Life:



Just Me:




avatar
Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 66
Puntos : 59
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solamente debes decir sí. [Privado]

Mensaje por Reed Wilde el Dom Oct 08, 2017 9:35 am

El camino por el palacio resultó muy agradable, teníamos algo de intimidad y ella podía ser quien realmente era. Una chica muy risueña, muy dulce, muy impresionable. El palacio le había impresionado tanto que estaba casi seguro que si mi boda se llegaba a celebrar, sería en un sitio como este, si no era este exactamente. Al volver a la sala donde se concentraba toda la fiesta, la escuché con una sonrisa. -Seguro que se celebran muchas más cosas a parte de fiestas... Quizá algún día veas este palacio en una temática distinta.- Dejé caer como una frase inocente.

Me reí cuando dijo que esta fiesta se debía a un ascenso en mi trabajo. En mi trabajo no podía ascender más. Ya hacía mucho cargándome de noche a los criminales, juzgándolos así por sus crímenes. Pero eso ella no lo sabía. Aún no sabía casi nada de mí, pero eso se iba a acabar. Pronto iba a saber toda la verdad, pronto iba a ser alguien como yo.  -Es por un ascenso, por decirlo así. Pero no en mi trabajo, querida Alessia.- Le informé pero lo dejé así. Quería seguir creando un aura de misterio al rededor de toda esta fiesta, de su fiesta. -Es por lo más importante de mi vida, en eso tienes razón...- La cogí más por la cintura y la apreté contra mi cuerpo solo unos segundos, liberándola para que pudiera seguir comiendo los excelentes canapés que había encargado hacer.

Abrí la boca sin rechistar, pelear con ella en esto era una batalla perdida antes si quiera de entrar en combate. Mastiqué como si el canapé fuera lo más delicioso del mundo. Algunos vampiros presentes vieron la escena y no dudaron en dejar escapar una risa. Tras tragar todo el canapé, bebí de un sorbo el vino mezclado con sangre que estaba tomando. Esto sí que estaba delicioso.  -Ven, te lo mostraré ahora. No puedo esperar más.- Cogí dos copas de champagne que traía un camarero y ordené a Alessia que me siguiese.

Subimos todas las posibles escaleras del palacio, no quedaban más escaleras que subir, estábamos situados en el último piso, donde solo había una puerta repleta de cristales, y una gran terraza, desde donde se podía ver todo lo que rodeaba el palacio royal y a lo lejos, se podía ver la Torre. Dejé las copas sobre la barandilla de piedra y miré a mi futura mujer. -Alessia, este es mi lugar favorito de este sitio. - Agarré sus manos calientes y las apreté con fuerza, girándome para poder mirarle a los ojos, sin distraerme por los sonidos del bosque. -Esta fiesta en realidad es tú fiesta. Es para ti.- Pude ver su cara de desconcierto, la pobre no parecía entender nada de lo que le estaba diciendo. -Eres la persona más importante de mi mundo, Alessia. Has sido una vela en la oscuridad, eres mi ancla, mi hogar. Sé que entre tus brazos es donde tengo que estar y que tú debes de estar entre los míos. Juntos somos mucho mejor y podemos hacer de este mundo un lugar mejor.- Si tuviera un corazón que me latiese en el pecho, ahora mismo debería de estar desbocado. Hinqué la rodilla sobre la piedra del suelo y saqué la caja del bolsillo de la americana. -Alessia. ¿Quieres casarte conmigo?- Mis ojos la atravesaron con la mirada. Si veía duda o pánico en ellos, iba a utilizar uno de mis dones para que aceptase. El no, no era una opción para esta respuesta. Pero quería que fuese ella quien aceptase por sus propios medios. Que se diese cuenta de que me amaba al igual que yo la amaba a ella.




Spoiler:
avatar
Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 31
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solamente debes decir sí. [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.