Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Búsquedas importantes para mí (0/2)
Hoy a las 8:16 am por Amadeus Oberlin

» Búsqueda Cuádruple [1/4]
Hoy a las 7:43 am por Ophelia M. Haborym

» Ce qui nous unit||Lora
Hoy a las 7:15 am por Lora Bellamy

» Behind the Mask | Privado
Hoy a las 7:11 am por Danna Dianceht

» Registro de Nombre [OBLIGATORIO]
Hoy a las 7:08 am por Sirenia

» Du Er Min Skjebne ~ Privado
Hoy a las 7:00 am por Naitiri Zahir

» La infancia viste de pieles.(privado)
Hoy a las 6:32 am por Drittsekk

» Heavy [Privado]
Hoy a las 6:25 am por Abbey Appleby

» Batallas ganadas (privado)
Hoy a las 5:35 am por Höor Cannif



Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Vie Jul 07, 2017 6:18 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Solo tú tienes la llave para abrir el cajón de tu propia felicidad.





El sol me había sorprendido sacando los bollos del horno de piedra, los favoritos de la familia. Siempre, los remataba con mi toque especial: una mezcla de azúcar y canela que le daban un toque delicioso. El café acababa de hacerse cuando una el tintineo de una de las campanitas de la cocina me avisó de que sirviera el desayuno un día más. Antes de colocar el desayuno en las bandejas de plata, tan resplandecientes como espejos, me miré en una de ellas pues mi apariencia era muy importante.

Aparté de mi rostro un par de mechones y coloqué lo de todos los días, a cada bandeja lo que degustaba la familia , ninguna bandeja era igual pero en todas…mis famosos panes. Podía oír a medida que me encaminaba hacia el salón por el pasillo… las voces de los hijos de los Cannif, como siempre, se encontraban entrenando a capa y espada en el patio de armas. Todos entre sí, menos uno…uno de ellos jamás participaba en esas batallas familiares que como vencedoras eran las chicas, Synnove y Fiolett.

Repartí todas las bandejas, menos una, a él me tenían dicho que le sirviera el último. Hasta en ese detalle, él no tenía privilegio alguno pero eso no quitaba que fuese con él un poco más generosa. Siempre echaba más comida en su plato y más bebida. Sonreí antes de llamar a la puerta, esperé que me dieran paso y entré como cada día. En la bandeja no solo estaba lo dispuesto para comer, una flor fresca, una rosa tan blanca como la nieve que aún conservaba las gotas del rocío de la mañana.

-Señor, su desayuno -dejé caer los terrones de azúcar en el café, abrí el panecillo y unté mantequilla en él, un toque de mermelada en el centro  y la flor, a un lado de la bandeja -Ya puede usar el patio de armas, ya lo dejaron libre -recogí la ropa para ser lavada, mientras tarareaba por lo bajo, era inevitable estar de buen humor cuando me encontraba allí con ellos… en esa habitación sabía estaba a salvo -¿Puedo serviros en algo más? -al no oír respuesta, desvié mi oscura mirada hacia la cama, estaba allí pero no respondía, apenas se había movido desde que entré… no, no se movió ni un ápice.

Solté la ropa, dejándola caer en el suelo y en un par de zancadas me acerqué al borde de la cama, destapándolo. Le tomé de los hombros, zarandeándolo un tanto, ese hombre podía conmigo… no era la primera vez me asustaba de esa manera, dormía como un auténtico tronco -Señor… -y él…siempre me hacía olvidar el protocolo, al menos en esos momentos de pánico. Tomé la jarra de la mesita, la dispuesta para asearse a la mañana. Llené el vaso y se lo eché en la cara, esperando así que despertase. Me eché a reír por su reacción, inclinándome lo suficiente para que solo él me oyese, nuestra confianza era más cercana que con los otros miembros de la casa -Dritt, deberías levantarte. Ya me gustaría dormir durante toda la mañana pero hay cosas qué hacer. Siento lo del agua pero me asustaste…ah y… -sonriendo, me acerqué a él un tanto más para susurrarle como si fuese un secreto -Para ti, dos panecillos, los más grandes. Y la primera rosa de la primavera ¡hace un día espléndido! -me sonrojé ligeramente, mirándole a los ojos por un segundo, apartando la mirada…pues me estaba prohibido hacer tal cosa.

Éramos amigos, nos criamos juntos y se me olvidaba… con él no era lo mismo ni yo me comportaba como debía.

-Vas a tener que venir conmigo al mercado. Niels siempre desaparece cuando lo necesito… pero si no puedes, se lo diré al señor Cannif o… me gustaría que fueses tú, así que levántate -aparté la sabana, dormía desnudo… no me sorprendió tal cosa pero inevitablemente…me sonrojé.
avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Lun Ago 07, 2017 2:48 am

Mis ojos bailaron por su rostro, sus palabras eran casi un susurro, estaba allí era cierto ¿me bastaba? Supongo que no, yo no quería perderla y la idea de que siguiera su camino simplemente dolía mas de lo que estaba dispuesto a admitir.
Ya lo habíamos hablado, ella tomó su decisión y yo no entendía su desasosiego por seguir pronunciando palabras banales cuando nada cambiara el acto de que irremediablemente pronto llegaría su despedida.

Aun así me pidió que fuera, lo hice, no le diría adiós, pero supongo que no me mataría una ultima noche a su lado.
Iba andando hacia el lago, con la mente en otro lado, algo malhumorado por la situación que acontecía cuando su mano tomó mi muñeca deteniéndome en el acto, mis ojos viraron clavándose en sus pardos para bajar hasta nuestra mano y sus dedos entrelazados.

Abrí los brazos cuando su cuerpo impactó contra el mio, mi pecho su refugio y mi mano se convirtió en su fiel escudo.
Deslicé mis dedos lentos por su pelo. No quería que se fuera, pero eso ya se lo había dicho.
Ella hablaba de vació, pero no se daba cuenta que a ese abismo nos había empujado ella.

Alcé con mi mano su mentón, sobre sus labios hablé de forma pausada.
-No te vayas -pedí -sera la ultima vez que suplico que te quedes aquí, conmigo.
Miré su boca con hambruna, con ese deseo que solo sienten ldo necios cuando a lo han perdido todo.

Allí, anclados uno frente al otro, continuamos mirándonos fijamente, como si el tiempo y el espacio se hubieran detenido y solo quedáramos nosotros en un vórtice imposible.
Mi boca se orilló a la ajea, cerré los ojos y presioné sus labios suavemente, tímidamente incluso.
Mi boca se entreabrió, mi aliento calcinó la humedad de sus labios esperando un beso largo, húmedo y apasionado que nos consumiría por dentro como una vela encendida.

Mi nariz contra la suya, mis manos sobrevolaron su cuerpo pegándola mas a mi, necesitado de sentir, ese piel con piel que el destino parecía negarme, o era la dama y sus costumbres cristianas ancestrales.
La cesta cayó sobre la mullida hierba, un gruñido escapó de mis labios antes de adentrarme en le precipicio de sus labios con una necesidad infinita.
Mi lengua dispuesta a conquistar nuevos mundos, arrasó y saqueó en su interior mientras los jadeos de uno y otro eran arropados por el ocaso que brillaba a mis espaldas.
-No te vayas -pedí entre gruñidos alzándola por las nalgas



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Mar Ago 08, 2017 3:34 am

Lo conocía, esa mirada oscura me hablaba demasiado, más de lo que jamás me dirian sus labios. Me suplicaba que no me fuese pero eso no implicaba que le olvidase, pues nunca podría hacerlo. Para mí, Drittsekk era primordial en mi vida y tener que desprenderme de él... era una idea que no barajé. Tampoco esperaba que me esperase, ¿por qué había de hacerlo? Era un hombre libre, ya demostró que era un digno rival...al menos, pude hacer algo por él de cierto modo.

Lo que me ocurrió, le abrió puertas...unas que hasta ahora estaban cerradas. Podía aprovechar en abrirlas todas, cerrar las que no le interesasen y echar la cerradura si lo deseaba. Me sentía viva cuando me miraba pero esta vez...sentí que me consumía por dentro. No quería dejarle allí pero tenía que entender mis motivos, muchas cosas que parecía pasar por alto. No podía, no debía echarle en cara que se viese con otras mujeres porque él no era mío y sí, pensé en rehacer mi vida...dejar de pensar de un modo equivocado y dejar de soñar como esa niña que le seguía a todas partes, jugando a guerreros y princesas.

-No quiero que supliques -susurré con temor, miedo a que se evaporase...este momento acabase. Tenerle frente a mí, así...era más de lo que llegué a pedir alguna vez, más que el deseo ante la tarta de mi cumpleaños. Solo pedí algo, fuese feliz. Sabía que para alcanzar su felicidad debía desaparecer de su vida, estábamos anclados sin llevarnos a ninguna parte y ahora...aquella señorita podía darle todo lo que siempre había deseado. A ella, un nombre.

Sus labios me dieron vida, ese soplo de aire que necesitaba. Despacio al principio, buscándome hasta encontrarme y fundirse en mi boca como si nada más importase, fuese la única importante para él. Mariposas volar en mi estómago, mis manos se enredaron en su cintura... atrayéndole hacia mí. Sonreí ampliamente entre besos, era tan feliz en ese instante... que no podía ser realidad. Por ello, le di un pellizco en su cintura para que me asegurase que no era un sueño.

-Ven conmigo, por favor -reí por su reacción, volvíamos a ser nosotros -Ven..solo será un viaje, volveremos. No voy a alejarte de aquí ...y...-me perdí en sus ojos que me lo prometían todo, su boca que sellé con un beso tierno,...volviendolo apasionado...y loco, él me hacía sentir tanto...tan especial -Quiero bañarme, contigo -susurré con la voz entrecortada, aquel momento estaba siendo crucial...le deseaba, era un hecho pero sabía que no era como las demás. Sentía por él pero hasta que no fuese el momento adecuado no podría entregarme, tenía miedo... mi experiencia no ayudaba demasiado -Al lago, esta vez quiero ser yo...quien te quite la ropa, si me dejas -me sonrojé, mordiéndome los labios...mordiéndole el inferior y tirar de él.

Mis manos se deslizaron suaves por su camisola, deslizándola hasta sacarla por la cabeza, no le permitía que me soltase.

-No voy a soltarte. No me sueltes...solo quiero olvidarlo todo esta noche -sonreí , mi luz volvía a la mirada... solo quería que aquella noche, la pasase conmigo. -Desnúdame. Abrázame...ahora no te pido más -quería que me admirase, ver su expresión al verme desnuda, no había nada que desease más que eso.



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Mar Ago 08, 2017 12:39 pm

Nuestras bocas surcaban la marea desafiando las tempestades de la mas fuerte de las tormentas, me pidió que la acompañara, al fin del mundo iría por ella y lo sabia pero.. ¿era el momento ahora de dejar tierras norteñas?
Le hubiera pedido tiempo, peor no me lo hubiera concedido para ella buscar a su madre, era importante pero abandonar el norte en plena guerra mientras el resto de los cannif vertían sangre por derrotar a ese rey inhumano solo confirmaría lo que todos pensaban de mi, que era un bastardo y que no tenia lealtad por mi sangre.

No respondí solo gruñí contra su boca dispuesto a dejarme hacer, sus dedos gráciles desabrochaban mi camisa, me pedía que le permitiera este instante, acariciarnos, besarnos olvidando el que sucedería de mañana en adelante, me pareció un trato justo ya que mi Drakkar iba a la deriva, mi necesidad por ella crecía con cada húmedo beso.

Con una ladeada sonrisa llevé el filo de mi daga a las cintas de su corseé, lo deslicé por ellas con maestría mientras un jadeo escapaba de su boca al sentir el frio acero acariciar su espalda, erizando su piel.
Gruñí cuando de un tirón brusco acabó por partir en dos mi camisa y la deslizo suave por mis hombros hasta que cayó sobre la fresca hierba.

Nuestros torsos friccionaron, ardían como lava de volcanes, nuestras lenguas bailaban enfadadas llamando al trueno para que las acompañara.
Su mano recorrió mi torso, dibujo con cada pasada mis músculos forjados en la batalla, su maliciosa sonrisa se perdió en mi boca encontrando puerto al deslizar sus dedos por la cinturilla del pantalón liberando mi hombría.

Brillante, alzada y dispuesta rugió para entrar en batalla, mas nadie salio a recibirla, ella era inexperta y se le notaba.
-Iremos muy despacio, llegaremos hasta donde quieras y pararé si así me lo pides -susurré en su oído apropiándome al instante del lóbulo de su oreja que mordí suavemente dejándolo embargarse del toque cálido de mi aliento desbocado.

Su falda cayó al suelo y completamente desnudos nos sumergimos en las gélidas aguas del norte que parecían caldearse ante el encuentro de nuestros cuerpos.
El deseo se hacia patente, cada vez los besos eran mas bruscos, apasionados, necesitados, apenas distancia para respirar nos tomábamos mientras mi martillo golpeaba su vientre pidiendo el cobijo de sus fraguas.
-Soleil -gruñí contra su boca



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Jue Ago 10, 2017 5:40 am

Mi mirada no podía apartarse de él ni un segundo. Me encantaba mirarle, conocer miradas y gestos que aún desconocía de él. Sonreí al tener su boca tan cerca, mis manos no dejaban su piel. Lo acariciaba despacio, sin prisa...deleitándome en el calor de su piel y el sabor de sus besos. Incrédula me hallaba. No concebía el hecho de que quisiera estar conmigo de aquel modo, abandonar una de sus noches de placer para enseñarme ese otro lado que aún no había experimentado a su lado.

La piel se erizaba a su contacto, me mordí el labio inferior presa de la emoción de sentirle tan cerca, cómo me deseaba, los besos de fuego en los que me quemaría una y otra vez, no me cansaría de probar aquel néctar que no podía saber más delicioso. Más rico que los frutos rojos, lo pensé...una risa escapó de mis labios mientras mis dedos acariciaban su piel con mimo a la par que deseo.

-No me gustaría...que pasase aquí, en medio del bosque como ...aquella vez. -temí su reacción, como si en algún momento él fuese a recriminarme mi decisión y terminase en los brazos de otras...no en mis brazos, su refugio en el que le cuidaría por siempre. Estaba completamente segura que podía darle lo que deseaba, esos planes de futuro en los que soñamos una vez. Permanecer a su lado, ser su confidente, creer en él y...ser esa persona que tanto había ansiado tener. El recuerdo de la vikinga, frenó mi beso...me los imaginé y necia de mí me aparté.

Nerviosa, le ofrecí mi mano para que la tomase y nos adentrásemos más en la profundidad de las aguas. Un momento nuestro, sabía que no podía repetirse más y aún así, no era feliz. No podría serlo nunca, nos frenaban demasiadas cosas, se terminaría enfadando conmigo por abandonarle...e irme a Paris.

-Te necesito a mi lado, en Paris. Dime que vendrás conmigo -mi miedo se reflejó en mis orbes oscuras, mi sonrisa permanecía en el rostro. Me acerqué a él despacio, dejando escapar un suspiro contra sus labios en los que me deleité despacio, sin prisa...saboreando el beso, haciéndolo más intenso. Me atreví buscar su lengua, un beso húmedo cargado de deseo. Mis manos se enredaron en su nuca, entre besos desesperados...le pedí que no me soltase, me mintiese por esa noche y pronunciase unas palabras que quizás no fuesen verdad pero me harían feliz -Dime que soy importante...en tu vida, para ti...quiero creerme tal cosa. No te lo digo a mal...sabes de sobra porque es. No me importa si no tienes un apellido, para mí ser tú es lo importante. Te ...te...-me sonrojé y no pude decirlo, lo abracé contra mí y sin querer, dos lagrimas escaparon de mis mejillas..él era todo lo que había amado siempre y esa noche para mí...significaba más de lo que él pudiese imaginar.



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Jue Ago 10, 2017 6:53 am

Sus besos húmedos se apaciguaban fruto del miedo, sus orbes oscuras como la noche parecían suplicar una palabra que le asegurara que no era una mas y yo me preguntaba como estaba tan ciega como para no darse cuenta de que ella nunca fue una mas, si no la única.
Mis labios recorrieron su cuello prendidos en fuego, mi boca acarició el lóbulo de su oreja calentándolo con mi aliento.
-Te deseo -susurré meciendo su pelo con mis palabras al ritmo de las olas -quiero un futuro contigo, siempre lo he querido Soleil -susurré con la voz ronca – no miento, no lo necesito, estoy aquí, contigo porque no quiero estar en otra parte, ni con otra.
Luchas contra fantasmas que no existen pues al final del día eres tu en la que pienso y son tus panecillos los que me despiertan con los primeros rayos del alba.

Sonreí contra su boca antes de enredarme de nuevo en su cuerpo, plagandola de delicadas caricias, sabia que su primera vez había sido ruda, una violación mientras ella luchaba por no ser tomada, esta vez quería que entendiera que lo que yo quería hacer con ella distaba mucho de follar.
La alcé por las nalgas, nuestros sexos se rozaron mientras sus manos aferradas a mi cuello me atraían contra su boca logrando que nuestros cuerpos friccionaran hambrientos.
Jadeé contra sus labios recibiendo un mordisco como respuesta.
-Parame si lo necesitas -susurré acariciando su nariz con la mía, observando sus orbes oscuras y brillantes de deseo.

Mi glande como el martillo se abría paso dispuesto a golpear el yunque, a forjar aquel encuentro a base de fuego y acero.
La deseaba, la prueba de ello como mi excitación se abría paso entre sus húmedas paredes, como la tocaba, como la besaba, ella lo era todo en ese instante.
No respondí a su pregunta, no podía ahora dejar el norte, como mucho podría ir un par de días con ella, pero sobriamente que regresar pronto, no había otra solución cuando la guerra nos asediaba y yo vivía por y para ella.

Temblaba entre mis brazos, mis dedos se hundían en sus nalgas empezando a marcar un ritmo mas brusco, estaba excitado, demasiado.
Cerré los ojos apoyando un instante mi frente en la ajena empujándola para clavarla hasta el fondo.
Gruñí al sentir el candor de su fragua, húmeda, ardiente.
-Soleil -gruñí empujando mas dentro, mas fuerte, sacándola entera y metiendola de golpe





Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Jue Ago 10, 2017 10:06 am

Hace mucho que él me volvió loca. Lo quería desde que tuve uso de razón, no me importaba que él lo leyese en mis orbes oscuras cargadas de ilusión y esperanza, reflejando el mayor de los amores porque para mí...era lo que más deseaba en este mundo.

Me perdí en mis deseos de pertenecerle, de sentirme suya y experimentar lo que se sentía. Sonreí contra su boca, nerviosa e inquieta...sedienta de él. Susurró mi nombre en medio de aquel baile demencial, se sentía tan bien que no pude evitar el mover las caderas a su ritmo, arqueando y ofrecerle mis senos para que los devorase, su boca serpenteando por mi piel morena perlada por esas gotas en mi piel. Reaccionaron endureciéndose, luchando contra su lengua que no dejaba de volverme completamente fuera de sí.

Sentí mi cuerpo arder, sus manos me incitaban a lo prohibido. Necesitaba arder con mi demonio, aquel que me condenó a una vida en la que solo él acaparaba todos mis pensamientos y en silencio , amarlo a cada segundo más de lo que ya lo hacía. Gemí contra sus labios, mordisqueándole el inferior, aferrándome a él por el cabello de su nuca. Él no me haría daño y aún así...temblé, estaba muerta de miedo pues solo podía recordar la última vez...aquella fatídica noche.

Su voz, tranquilizándome. Sus manos dedicándome las más profundas y sinceras caricias, me hicieron centrarme solo en él y disfrutar aquel glorioso momento. Esas palabras que necesité escuché hacía tanto tiempo. Sonreí dichosa, buscando sus labios y ser yo quien empujase las caderas para que entrase despacio, movimientos que se fueron intensificando a cada embestida en la que nos fundíamos, nos hacíamos uno.

Cerca unas rocas, Drittsekk apoyó la espalda y aproveché para moverme aún más y más deprisa, necesitando más... volverme completamente loca y fuera de mí. Mi cuerpo bailaba, mostrándole la más sensuales de las imágenes, como mis generosos senos lo llamaban a gritos...y mi cuerpo serpenteaba sobre el suyo... hasta que una extraña y agradable sensación recorrió mi cuerpo, eché hacia atrás la cabeza...susurré su nombre antes de estallar en un intenso orgasmo...mi aliento se fundió en el de él...me abracé a su cuello y supe que a partir de ese día...todo cambiaría.



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Jue Ago 10, 2017 12:37 pm

Sus caderas me buscaban, jadeaba contra mis labios arqueando su cintura, su pelo caía en cascada sobre mis dedos que aferraban sus nalgas moviendola contra mi alzada hombría.
Mi boca sentenciaba sus dos montañas, la cúspide ofrecida por completo se restregaba contra mis labios, mi nariz, gruñía contra su piel tostada completamente excitado, perdido en cada curva de su piel tostada.
Las gotas caían suaves por su tez impulsadas por mis rudos movimientos, frenético la movía con violencia. La plagaba de besos, recorría su mandíbula con mis labios mientras ella reía feliz, los dos estábamos pletóricos por este encuentro que ambos sabíamos suponía mucho mas de lo que a simple vista parecía.

Me empujó por el pecho con una lasciva sonrisa en sus labios, me relamí sonriendo hasta que mi culo golpeo con las rocas y allí me aposenté alzándola por las nalgas para que de nuevo engullera con sus paredes mi miembro dándole un total movimiento.
Se movía entre rudos jadeos, estaba muy excitada y verla en ese estado me estaba volviendo loco.
Gruñí tirando con mis dientes de su pezón, mordí su carne, marcándola con mis dientes, jadeaba fuera de mi.

Su cuerpo se sacudió al tiempo que mi hombría vibraba violenta en su interior, llenándola de simiente.
Sus brazos rodearon mi cuello, su cabeza se perdió en el, notaba su sonrisa mientras se estremecía todavía entre mis manos.
-Joder – resoplé lleno de placer .

Permanecimos allí juntos, acariciándonos, sonriendo, susurrándonos palabras tibias al oído, contra nuestros labios.
-Supongo que esto lo cambia todo, no tengo nada que ofrecerte pero..si nada es suficiente prometo dejar los escarceos con otras mujeres para pasar a tenerlos solo contigo -sonreí, lo que le estaba pidiendo era que se quedara y se convirtiera en mía.

Esperaba una respuesta mientras seguía besandola, madre iba a alegrarse de esto, padre creo que lo supo siempre, así que no le sorprendería lo mas mínimo.
Mis ojos se centraron en su tormentas, no sabia bien como identificar su rostro en este momento.





Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Dom Ago 13, 2017 11:10 am

Fue tan intenso y apasionado como mi amor por él. Ya lo amaba pero fundirnos en uno fue el detonante para corroborar que lo deseaba más y más a cada segundo. Hacer el amor con él, besar sus labios , hundir mis dedos en su piel y deleitarme en su cuerpo, pertenecerle y ser suya...por primera vez, fue algo tan especial que no podía explicar con palabras y tampoco hizo falta, mis ojos mostraban todo lo que sentía y aunque él lo sabía... ahora era transparente ante él. Mis emociones, mis sentimientos no tenía porqué esconderlos..

para mí, él lo era completamente todo. Mis dedos se enredaron en sus cabellos, atrayéndolo hacia mí por la nuca. De fondo el sonido de la cascada, el agua acariciando nuestros cuerpos...y él aún dentro de mí. Sonreí, sonrojada por lo que acababa de ocurrir. El silencio hablaba por los dos, hasta que...su voz me erizó la piel.

-Oh pues muchas gracias. Dejaras a todas las mujeres para solo ...estar conmigo. -sonrei, sin dejar de mirarle a los ojos...mi nariz se perdió en su cuello ...dejando un leve mordisco -No tengo nada que ofrecerte Dritt, ya lo sabes. Yo aún menos, no tengo nada... solo lo que siempre he sentido por ti. Es todo y lo único, mi amor incondicional y sé que no es suficiente. Ni soy una señorita, ni una vikinga...solo soy Soleil -sonreí contra sus labios y rocé su nariz con la mía... ahora era muy diferente.

[color=white]-Ha ocurrido... era algo que habíamos evitado durante mucho tiempo pero... no sé si es precipitado que... no sé que va a pasar ¿lo entiendes? No quiero que seas el marido de una don nadie... [/colo]-lo estaba estropeando todo pero no podíamos ahora volver de la mano y decir “estamos juntos vamos a casarnos”, solo había ocurrido... de repente me sentí perdida y asustada... no quería condenarle a más vergüenza.

Lo miré a los ojos, sabía que le estaba decepcionando pero debía comprender que nuestros mundos no casaban, ¿qué iba a ocurrir con los dos? No sabía en lo que estabas pensando ahora mismo.

-¿en qué piensas? -suspiré contra su boca, no quería irme , después de lo ocurrido...seguía perdida -Tengo miedo, de repente tengo lo que siempre había soñado y no sé si esté a tu altura, todas lo estaban...y yo solo me limitaba a llevarte el desayuno por la mañana



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Dom Ago 13, 2017 12:23 pm

Enarqué una ceja, su respuesta era inesperada, ahora parecía ser ella la que reculaba. Durante todo este tiempo no había tomado la iniciativa porque como bien ella decía no podía llegar a casa de padre y decirles, me caso con Soleil ¿Que tenia para ofrecer? Nada, era el bastardo de Höor Cannif, no podría darle nada mas allá de una casa humilde, no era nada y había esperado cambiar eso para que pudiéramos estar juntos.
-¿entonces? -pregunté -¿que quieres?

Ahora yo era el perdido, no entendía bien ese “ha pasado y ya esta”
-Se clara ¿que quieres de mi? Te he ofrecido una relación, algo serio ¿creía que eso es lo que querías? Se lo que eres y a mi me basta con que seas Soleil, pero no estoy dispuesto a tener hijos que sean los hijos del bastardo. Lucharé por cambiar esa realidad, solo necesito tiempo para demostrar que soy tan buen guerrero como cualquiera de los Cannif.

Me separé de ella resoplando, molesto por la situación, esto no solo me afectaba a mi, si no a los dos.
-Se porque padre y Erlend discutían el otro día delante de madre. Erlend fue a pedirle un ascenso para mi, dijo que si había matado a un general merecía que me dieran ese puesto en el ejercito de padre, que estaba preparado, que era un gran guerrero, pero padre se negó en rotundo.
No me lo ha contado Erlend, pero si una de las doncellas del servicio.
Estoy pensando ir a pedirle explicaciones a “padre” me da la sensación de que haga lo que haga nunca va a confiar en mi.

Salí del agua en busca de mi ropa, así ¿que podía ofrecerle? Nada de nada.
La sentí a mis espaldas mientras recogía la ropa del suelo para calzármela.
-¿que me propones? ¿que sigamos como si nada hubiera pasado? ¿como si fueras una de tantas cuando no lo eres?
Yo te propongo otra cosa, que lo llevemos en secreto, es decir que nadie sepa que esto es mas serio de lo que es, que parezca un rollo entre ambos, así no seras tachada de nada, tu nombre no quedará manchado y cuando sea alguien, entonces y solo entonces te haré mi mujer.



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Lun Ago 14, 2017 1:55 pm

Lo quería a él, era un hecho pero las cosas no eran tan fáciles. Temblé de puro nerviosismo , aferrándome a su agarre, temí que lo que acababa de ocurrir se evaporase, seguramente ocurriría eso. Siempre lo amé por quién era y no por lo que pudiese ser. Que fuese o no un Cannif me daba igual, no hablaba de él precisamente...si no de mí misma. Quería conocer mis raíces, saber al menos de dónde procedía para formar un futuro ¿Cómo iba a hacerlo si no conocía mi pasado?

-¿Acaso solo los Cannif tienen derechos a ascender? Has demostrado de sobra que eres mejor, el mejor...y no es justo -me daba tanta rabia, lo juzgaban...siempre, por no ser un Cannif y lo era...sus rasgos, su entereza y aquella valentía...no podía ser otro que uno de ellos. Suspiré contra sus labios, sentí tanta impotencia....que era incapaz de pensar con claridad. Obstáculos y más obstáculos... parecía que el destino nos ponía a prueba a cada instante, como si el simple hecho de desear estar juntos... fuese algo imposible.

Mis manos y mi cuerpo se quedaron vacíos. Él se apartó de mí, molesto y enfadado. Bajé la mirada, tuve que sumergirme por entero en el agua, necesitaba esos pequeños segundos en los que me abandonase toda razón y pensar con claridad pero ¿qué había que pensar? Estaba todo dicho, nuestra historia no era como cualquier otra y ambos lo supimos siempre por eso, nos retraíamos y llegó el momento en el que tanta presión

cuando salí del agua, lo admiré... supe que él sería mi destino, pasase el tiempo que pasase. Le oía y me derrumbaba, él... antes de todo, quería ser alguien para darme esa vida que supuestamente me pertenecía y lo que él no sabía, era que me daba igual si no tenía apellido. El problema era yo, ¿quién era? Solo la hija de alguien a quien la señora acogió, la hija de alguien importante... yo sí que tenía apellidos, una familia...al menos una madre que me amó y me dejó en los brazos de la única persona que podría sacarme adelante...eso me contó la señora, la creí.


-Suena tan imposible...lo de tu mujer y no porque no quiera serlo , si no... pfff no sé ni cómo expresarlo -desnuda, me acerqué a él hasta llegar a la orilla. Peiné sus cabellos con mis dedos, como hacía siempre y le sonreí, era mi Dritt de siempre pero esta vez me hablaba de un modo que solo oí en mis sueños -Esta noche, en las caballerizas. Quiero verte...-dejé un beso en la mejilla y me puse el vestido, no me lo até...corrí hacia el castillo.

Cuando terminé y todos dormían...o simplemente se fueron de tabernas, entre otras cosas... me dirigí hacia las caballerizas. Aún no había llegado, su corcel estaba allí...y me acerqué, tomando uno de los peinecillos con los que los acicalaban, despacio...peiné su pelaje...cantando por lo bajo. Una nana que la señora Valeria nos cantaba a los dos, por mi cabeza no dejaban de pasar momentos juntos hasta llegar al del lago, como nos fundimos en uno y fue...fue mucho mejor de lo que imaginé nunca. Mordí mi labio inferior, la piel se me erizó... solo con el recuerdo de su cuerpo contrayéndose, el olor de su piel, el sabor de sus besos...ahora debíamos llevarlo en secreto, porque no era el momento ¿cuándo lo sería?

No iba a ser tan fácil, iría a hablar con el señor Cannif...él podía ascenderle, ser más que un simple guerrero. Lo quería muerto por no ser de su sangre pero ¿y si podía demostrar que sí lo era? Demasiadas tonterías pasaban por mi cabeza.




Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Lun Ago 14, 2017 4:59 pm

Escuché a Soleil, a veces no acababa de entender si me decía que si, que quería algo conmigo o por el contrario que las cosas quería que siguieran como siempre.
Solo se que mis ojos se deslizaban por su piel oscura, que la deseaba, y que esto para mi había sido un paso importante que no quería acabara en nada.
Estaba dispuesto a luchar, a ceder en cosas y aprender a ser el hombre que ella necesitaba, peor todo eso pasaba pro que no me abandonara, no iba a consentir que se largara a París en busca de unas raíces que no necesitaba, yo era su raíz, el norte su hogar, y juntos formaríamos una familia, nuestra familia.

Me pidió verme al anochecer en las caballerizas, le iba a decir que había quedado con los chicos para ir a la taberna, beber y demás, pero bueno, supongo que pasar antes a verla y enredar nuestros cuerpos sobre la paja era tentador, después me reuniría con el resto en la taberna, total, de normal las fiestas no acababan hasta tarde.

También tenia pensado entrar al despacho de “padre” y hablar con él, había derrotado a un general, merecía si no su puesto al menos que se me reconociera mi esfuerzo pues en combate era uno de sus mejores guerreros y sin embargo seguía ninguneado como cualquier soldado raso.

Tras la cena le pedí a Höor mantener una conversación con él, este no se negó y juntos fuimos a su despacho, sirvió sendas copas de whisky y tomó asiento en su gran sillón centrando sus pardos en los mios.
-¿que quieres Drittsekk? -me preguntó sin dar muchos rodeos a esta situación.
Di un trago del vaso buscando las palabras correctas, si es que con padre existía eso.
-Vengo a pedir lo que creo me corresponde por derecho, he derrotado a uno de los generales de tu ejercito, prueba de ello como mi valía en un combate singular, merezco ser al menos considerado para ese puesto.

Padre guardo silencio como si reflexionara mis palabras, terminó negando con la cabeza dando un trago de su vaso.
-No estas preparado Drittsekk -contestó tajante.
Me alcé de la silla rabioso, dejé el vaso dando un golpe a la mesa con el culo.
-¿por que no soy un Cannif? ¿por que no soy tu hijo?
La mirada de “padre no se apartaba de la mía ni por un minuto, era arrogante hasta para eso.
-No, porque no tienes temple suficiente para ser general, eres un gran guerrero, como Niels, pero ninguno de los dos esta preparado para ser general y comandar una de mis tropas.
-Como puedes compararme con Niels que busca la muerte a todas horas, yo no soy Niels -rugí cabreado por una comparación absurda.
-Vete Drittsekk, ya te he dado los motivos y has escuchado mi ultima palabra sobre este asunto.

Salí de allí airado, me crucé con madre echo una furia, las esmeraldas de ella intentaron darme paz, peor no lo lograron ni de lejos y así me fui hacia los establos a encontrarme con mi secreto, Soleil.



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Lun Ago 14, 2017 6:35 pm

Oí las campanas repicar , daban las doce de la noche. Suspiré, dejando el peinecillo donde lo tomé... el caballo me lo agradeció relinchando y terminar alejándose para comer. Dritt no venía, estaba tardando demasiado y temí que le hubiese pasado algo. Oí unos pasos y me giré, tuve que esconderme... pensaba que era Drittekk pero no, uno de los criados acababa de cerrar la casa, apagando las dulces...todos supuestamente dormían.

Si no acudía, lo comprendería pues lo que menos desearía era aguantar mis tonterías. Valeria, no consoló a su hijo, nunca sería aceptado y una parte de ella, gran parte...perdonada por su esposo. Ella sí que aceptó al hijo del señor Cannif, Sirius...pero el señor no, porque era un bastardo, en eso no era todo lo justo que debía ser. Nunca opiné hasta que llegara el día en el que dejase bien claro lo que pensaba...el señor tenía la oportunidad de darle a Dritt lo que tanto deseaba, un cargo y apellido para ser alguien, ser quién deseaba ser.

Unos pasos me alertaron de nuevo, me escondí tras una de las vigas de piedra, Dritt entró como un ventisco, enseguida supe que había tenido unas palabras con su “padre”. Salí en silencio, no le dejé decir nada, una de mis manos acariciaron su mejilla, acunándola...y acto seguido, me alcé de puntillas para tomar sus labios, mordisqueando su inferior. No estaba acostumbrada a ciertas cosas, mi sonrojo era evidente, no dejé que emitiese palabra...iba a calmarlo a mi manera.

Con la mano libre, enredé sus dedos en los míos y tiré de él hacia el final del establo, no quería que nadie nos viese. Durante el trayecto, mi risa hizo eco y al girarme, nuestros cuerpos chocaron...rozándose, locos por el otro. Busqué su mirada, mis labios se entreabrieron deseosos de más besos. Siseé para que no me besara, apoyando mi índice y delinear su boca con mi yema, obligándole a que se sentase en la paja.

Quería que me viese, en el lago apenas había luz. La luna nos observaba en el cielo, dándonos cobijo, luz para que él apreciase cada una de las líneas de mi cuerpo. Desaté el corsé de un tirón, dejandole ceder...muy despacio, al igual que mi vestido cayó a mis pies. Lo contemplé desnuda, observándolo...quería conocer su reacción al verme así, por primera vez...ya no era una niña.

-Esto es todo lo que puedo ofrecerte. No solo placer...todo lo que tengo es lo que ves. Mi tez no es como la de las demás...tendríamos hijos...-callé, no quería avergonzarle, si nacían con mi tez serían tachados como esclavos y no como guerreros, como él -No sé en qué momento ocurrió pero me encandilaste, no vi si eras un Cannif o no...me gustaba tanto verte reír... .-me acerqué, sentándome sobre su regazo...mirándole a los ojos. Tomé sus manos para que me recorriese despacio, necesitábamos ese momento de paz -Solo piensa en volverme loca, en nada más




Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Mar Ago 15, 2017 3:40 am

Soleil me vio llegar bufando y gruñendo, padre me desesperaba, conocía las verdaderas razones de porque no me veía merecedor de ese puesto, no era un Cannif.
Había demostrado mi valía en combate infinidad de veces, la victoria corría por mis venas prueba de ello que seguía en pie en este mundo, claro que para padre eso no era bastante.

Mi boca impacto ruda con los labios ajenos buscando la calma, la redención o simplemente acabar con mi desasosiego.
Nuestros cuerpos impactaron como yunque y martillo, voraces, necesitados, hambrientos en la clandestinidad de las caballerizas.
Su nariz repasaba dulce mi mandíbula haciéndome sonreír mientras mis manso sobrevolaban su piel por debajo de su vestido.

Tiró de mi hacia el fondo mientras la risa de ambos se fundía con el relinchar de los caballos.
Al fondo me dejé caer sobre un mullido lecho de heno, mis ojos se deslizaron por su precioso cuerpo, no pude evitar echarme a reír cuando me dijo que su piel era oscura, la verdad es que yo solo podía ver ese cuerpo curvilíneo que me excitaba mas de la cuenta.
Mis ojos se oscurecieron, mis labios se entreabrieron mientras tiraba de su cuerpo para que cayera sobre el mio.

Me eché a reír, acariciaba con mis labios los suyos despacio, entre risas.
-No me preocupa tener descendencia de color Soleil, para mi ese no es un problema, créeme, no serán criados, ni esclavos, serán hombres libres, vikingos y aprenderán el manejo de la espada, amaran el norte y su causa, te doy mi palabra.

Mi cuerpo ascendió sobre el suyo, jadeé contra sus labios fruto de la impaciencia, me convertí en su escudo mientras nuestra nariz se rozaban lentas y nuestro aliento calcinaba los labios entreabiertos del otro.
Sus ágiles dedos empezaron a desabrochar los botones de mi camisola, gruñí de impaciencia empujando con mi miembro sobre su centro mientras ella se reía sin parar al verme tan fuera de si,.
-me excitas mucho mujer -le aseguré acogiendo su risa contra mis labios.

Deslizó la camisa por mis hombros acariciando mis brazos mientras nos mirábamos, ella parecía querer hacerlo despacio, disfrutar de nuestros cuerpos, amarnos.
Mi boca se deslizó por su cuello, plagandola de besos, acariciándola con mi nariz, mordiendo su piel, su mandíbula y muriendo nueva mente en el manantial perfecto de su boca.

Sus dedos se colaron por mi cinturilla, impaciente empujé de nuevo hasta que esta desabrochó el botón liberando mi húmeda hombría.
Desnudos nuestros sexos friccionaron, como aceros en una batalla saltaron chispas en su encuentro y un gruñido de los labios de ambos mostró el encuentro de nuestros cuerpos.



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Mar Ago 15, 2017 12:27 pm

Su risa me insuflaba vida, me perdí en su boca, saboreando aquel beso que no pudo saberme de mejor manera. Estaba tan cerca, me miraba solo a mí y no pensaba en otra cosa que en yacer conmigo, lo sabía...lo sabíamos. Oírle decir que no le importaba el color de mi piel, saber que deseaba tanto como yo un futuro juntos ...me daba fé, como también me causaba temor e impaciencia.

-Para mí ya eres alguien. Eso que no se te olvide nunca...y yo no me considero ninguna esclava, soy libre con vosotros pero lo que siempre he sentido por ti no tiene nada que ver con la condición, ni quién sea o no tus padres. Mis sentimientos son los que ves, no te miento y nunca me escondí, siempre lo supiste y ya sé que hablo demasiado.-reí por su impaciencia, yo sin embargo no tenía ninguna prisa, quería deleitarme en cada centímetro de su piel...perderme en él, demostrarle que no era tan solo para pasar el rato...para eso podría ser cualquier otra persona.

Quería sentir , qué se sentía cuando le pertenecías a la persona que amabas. Una vez desnudos, sobre él... lo contemplé perdida en mis pensamientos. Era tan hermoso, aquella sonrisa traviesa, su respiración acelerada...la forma en la que me miraba. Se lo entregué todo con tan solo una mirada, sabía que él y no otro era mi sino. Sonreí, siseando para que me dejase hacer, una de mis manos descendió por su pecho, apenas eran mis yemas quien los acariciaba...

-No quiero llamarte por tu nombre completo. Para mí no eres ningún bastardo -mis labios se acercaron a los ajenos, jugando antes de tomarlos, acariciando su nariz con la ajena... -Te deseo y necesito...tanto -tanto que dolía, entrecerré los ojos...dispuesta a perderme en su boca cuando oí mi nombre fuera, alguien me llamaba...la señora Valeria me reclamaba.

Apreté los labios, en un grito ahogado... si no salía me buscaría. Me disculpé con él, no sin antes robarle un tierno beso...suspiré contra su boca, mordí su labio inferior con una clara promesa...todo no había acabado aquí. Salí cuando me pude poner el vestido, claro que...algunas briznas de heno decoraban mi pelo. Carraspeé entre risas, salí de allí como si no ocurriese nada...

-¿Señora? -la señora me miró a los ojos , estaba buscando a alguien...-¿Has visto a Drittsekk? Quiero hablar con él... y ¿se puede saber dónde estabas? Es tarde para limpiar el establo y... -me sonrojé, no sabía a qué se refería hasta que me quitó un par de briznas del pelo, no supe donde meterme -Si lo he visto...? pues... claro, antes -la señora me miró parpadeando, esa no era una respuesta, apenas pude decir más, no paraba de tartamudear así que me callé -¿Soleil? -me disculpé, no podía mentirle... solo bajé la mirada y me encogí de hombros -No sé señora donde se encuentra ahora...me retiro a mis aposentos, buenas noches -me alejé corriendo, hacia mi habitación... no pude evitar sonreír por aquella pequeña mentira... me hubiera gustado pasar con él la noche, nuestra primera noche juntos.



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Mar Ago 15, 2017 3:27 pm

Nuestras bocas se enredaban en una danza similar a la del fuego, lenta como sus llamas, voraz como la quemadura y trepidante como su chisporroteo.
El deseo se hacia patente por el quemazón que provocaba en nuestros cuerpos y los jadeos pronto acompañaron a las risas traviesas, enjugatadas en el mismo juego de buscarse y encontrarse, de paladear nuestro sabor como si no existiera otro momento mejor.
-Te deseo, mucho, pero cállate por Odin y besame -le pedí con un gruñido atrayendola despacio por la nuca hasta saquear por completo su boca.

La voz de mi madre nos interrumpió, bufé y maldije mil veces mi mala suerte mientras tiraba de su mano suplicando que se quedara.
-Pero tu has visto el calenton que me dejas -bromeé sonriendo picaramente.
Soleil no obedeció, corriendo se vistió y tras un cálido beso que me supo a poco y me dejo ocn ganas de todo se fue alisando los pliegues de su vestido en dirección a donde estaba mi madre.

Me alcé del lecho de paja y me calcé lso pantalones, las botas y salí abrochado mi camisa.
Las esmeraldas de mi madre me repasaron de arriba a bajo, ya no era un niño, si tenia edad para empuñar el acero, tenia edad para follar sin dar explicaciones de nada mas.
Ladeé la sonrisa mirándola.
-Madre eres muy oportuna ¿te lo han dicho?

Alcancé a ver la estela de Soleil corriendo hacia la casa, negué con diversión por la sarta de mentiras que había soltado.
-Es demasiado Parisina, no es capaz de entender que el sexo no es nada pecaminoso, cualquier día me pedirá que la corteje con una celestina al lado para que no le meta mano -enarqué una ceja -claro que para eso ya te tiene a ti -bromeé mientras esta me recolocaba las solapas de la camisa.
-¿que quieres madre? -pregunté -dudo que hayas venido hasta aquí solo para arruinar el polvo a tu hijo ¿cierto?

Intuía que quería hablarme de la discursion que había mantenido con padre, ese hombre era terco, insufrible, no era capaz de dar su brazo a torcer ni siquiera si un gigante se lo retorcía.
-soy todo oídos, pero si tu discurso empieza por tu padre no quería decir... si de nuevo lo vas a justificar, ahorratelo, no necesito mas buenas palabras acerca de ese hombre.



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Lun Ago 21, 2017 2:44 am


Sentía la mirada de la señora en mi espalda a medida que me alejaba, la verdad es que el simple hecho de habernos pillado me hizo ruborizarme hasta la raíz del cabello. Valeria resopló negando con la cabeza, su hijo no tenía remedio...era igual que Hoör, estaba tan segura que era suyo que sus sospechas siempre estuvieron presentes...dándole igual que él no le creyese.

-Y tú un descerebrado, y sí, te lo han dicho porque te lo he dicho yo mil veces ¿se puede saber...? ¿qué tienes que contarme? Drittsekk como sea una de tus caprichos te juro que me dará igual que seas mi hijo. Soleil no, no le hagas daño ¿me oyes? Quién mejor que tú y lo sabes pero no quiero que sufra, os quiero a los dos. -la señora tomó aire, el hecho de hablar de aquello le pesaba, le dolía más incluso que a él. Los orbes esmeralda de la mujer descendieron hasta el suelo, su hijo tenía carácter...a veces chocaban y si no era ella quien mantuviese la calma...terminarían de muy mala forma.

-Él ya dijo lo que tenía que decir.. y yo tengo que aportar algo. ¿Vas a escucharme o a embestirme como un torno?no estais preparados ninguno, remarco ninguno.... tu momento llegará pero aún queda camino, mon petit enfant -los observé por la ventana, no oía lo que estaban diciendo pero tampoco hacía falta por la expresión de Drittsekk -No sé que pasa entre Soleil y tú pero déjame darte un consejo, hacerte unas preguntas que te hagas a ti mismo- Soleil como bien dices, es muy parisina... y no te menosprecio ¿quién mejor que tú para estar a su lado? Pero hijo, pregúntate...¿qué desea ella? Sé que con el dato que le di de su madre, te enfureciste porque ella iría a buscarla, dejaría el Norte. ¿y si fueses tú? Ponte en su lugar. Va a volver aquí, contigo...solo quiere conocer a su pasado, es su deseo...deberías apoyarla aunque esa decisión ya es solo tuya. Eres autoritario, sé que piensas que te va a dejar solo y demás...pero entonces no sabrá nunca lo que le espera allí, en donde nació. Dritt.. no te estoy pidiendo que la sigas como su perro guardián, solo que le dejes cumplir su deseo, iré con ella...iremos juntas y si quieres venir tú tambien. Será un viaje de unos días, Nos custodiarás y protegerás en el viaje, deseo que seas tú quién lo haga pero no voy a obligarte, eso sí...si Soleil quiere ir a París, voy a llevarla-la señora alzó la cabeza hacia mi ventana, no la miraba a ella...mis ojos estaban clavados en él...me sonrojé cuando me di cuenta de que miraban hacia mi posición.

Enseguida me dispuse a asearme e irme a dormir, no sabía muy bien de qué habian hablado, mis dedos acariciaron la caja de música, por fin abrí la caja y tomar entre mis dedos el papel donde ese nombre cambiaría mi vida para siempre. No querría que Dritt se enfadase por tomar esta decisión pero si no lo entendía yo no podía hacer nada más. Con mi camisón blanco, recorrí el pasillo de puntillas, llamé a su puerta... quizás estuviese con Orn y Broök, no recibí respuesta...hice ademán de volver a mi habitación.



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Lun Ago 21, 2017 3:48 am

Hundí mi mirada parda en la de madre, era consciente de que quería a Soleil tanto o mas que mi mismo.
Creo que se sentía reflejada en ella, en su forma de hacer las cosas, de procesarlas y me pedía que yo hiciera lo mismo, pero es que no era mi visión esa que me proponía.
-Mi intención para con Soleil es buena, quiero una vida a su lado, un futuro, crear nuestra familia y en ello estoy trabajando.
¿Que pensará padre si abandono el norte en tiempos de guerra para hacer de perro de mi madre y de Soleil?
Sabes que no lo entenderá, no lo hará porque tampoco lo entiendo yo del todo.
Creo que piensas que no estamos echos para estar juntos, que a ella le queda mucho por vivir y sin embargo das por echo que soy tan bárbaro como “mi padre”
Que el acero es mi vida, mi destino y que con eso tengo todas mis necesidades cubiertas...no te das cuenta de que la quiero, de que la necesito y de que a mi forma le demuestro mas de lo que lo hará cualquier parisino.
No lleves tu desgracia con padre a la mía con Sol, te lo pido por favor.
Tu eres la que le metes ideas en la cabeza para alejarla de mi, no se que te he hecho para merecer esto de mi propia madre.

Me largué ofuscado, enfadado porque ella parecía proteger mas a Sol que a mi, parecía que pensaba que yo iba a hacerle daño, a convertirla en mi puta esclava...odiaba la visión que madre tenia de mi mismo.

Me fui con los chicos a la taberna, no estuve animado, no podía dejar de darle vueltas a todo lo que madre me había dicho, estaba hastiado de que padre me viera como un bastardo y madre como un bárbaro, no encajaba en ningún lado, me di cuenta de que allí no iba a encontrar mi camino, quizás debería partir.

Llegué borracho a la habitación, mas que de costumbre, me deje caer sobre el lecho y acabe sucumbiendo a los brazos de Loqui, no fue una noche apacible, el caos marco mi camino hasta en sueños y quizás tenían razón los dioses, solo yendo a Hel encontraría mi destino.



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Jue Ago 24, 2017 4:01 am

A Valeria, se le clavaron las palabras de su hijo en lo más hondo de su alma. Solo ella sabía, lo mucho que tuvo que pasar para que ambo...regresaran al norte, no perdieran a esa figura paterna. Y desde una de las ventanales del pasillo, pude ver como la señora veía a su hijo marchar hacia el pueblo y ella, volvía al castillo.

Drittsekk estaba enfadado, mi empeño en que me acompañase no lo compartía pues su sitio era el Norte. El mío también lo era pero parte de mí, estaba en París, siempre quise conocer mis orígenes y costó mucho encontrar a mi madre, pues no se llamaba igual que la señora la conoció en su día...se había casado, formado su familia. Siempre supe, que mi madre no era de color, mas bien parecida a la señora Cannif. Mi padre era un total misterio, aunque no había que imaginar mucho más... él seguramente obligó a mi madre, de ese encuentro..nació su castigo, yo...un bebé ineseperado.

Pasé la noche en vela, me imaginaba a Dritt en la taberna bebiendo...pasándoselo bien. No era mío, no podía pedirle fidelidad porque en el norte eso no existía. La vikinga en cuestión se acercaría como cada noche...reclamándole, un capricho del que a él no le importaba lo más mínimo aprovecharse y viceversa.

Aunque me crié en el norte, mi forma de pensar no tenía nada que ver con la de las demás norteñas. Solo he amado una vez, un amor que nació con mi feliz infancia y arrastre hasta el presente. Al día siguiente, volví a la rutina, preparé el desayuno para todos y me dispuse a recoger las habitaciones. La última como siempre, fue la de él. Cuando entré, lo busqué con la mirada...dejé mi cesta a un lado de la puerta y coloqué la bandeja en el mueble...como siempre.

[colo=white]-Buenos días...[/color]-sonreí pero algo ocurría, anoche no acabamos como pensamos...juntos. Y dudaba que eso pudiese ocurrir por mi decisión...-Anoche te busqué, vine a tu cuarto y...-negué con la cabeza...de nada servía. Suspiré, volviendo a mis quehaceres, no le pedía explicaciones y no lo haría jamás. Me costaba estar así con él pero no sabía como comportarme -Drittsekk...-me di el lujo de acercarme a su cama...buscarle con la mirada, temía perdele por mis palabras -Quiero conocer a mi madre... es lo que siempre he deseado. No entiendo porqué ...no sé porqué te pones así por querer volver a París, regresaré al norte pero necesito conocer respuestas...y ella las tiene. No pido tu aprobación, lo haré de igual modo, la señora me acompañará



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Jue Ago 24, 2017 5:30 am

Abrí los ojos quejándome por el dolor de cabeza cuando los postigos de la habitación fueron abiertos por Soleil, lo bueno es que traía el desayuno y mi estomago rugía hambriento.
Ladeé la sonrisa mirándola, anoche no acabamos como me hubiera gustado, pero esperaba recibir mi beso de buenos días que ciertamente no llego.
-Me fui con Orn y Bröok a la taberna, discutí con madre y no tenia una buena noche.

No creía necesario explicarle que no hice nada con ninguna mujer, le había dado mi palabra de que me mantendría fiel, de que solo me perdería en su piel y que este seria un secreto que mantendríamos hasta el instante en el que pudiera ser alguien y la pudiera desposar.
-Mi madre no esta de acuerdo con lo nuestro, al parecer cree que tienes mucho por vivir y que no soy suficiente para ti ¿como serlo? Ante su ojos soy tan bárbaro como su marido y creo que ella refleja en ti su infelicidad con “padre”

Hice una pausa poniéndome en pie, ella se mantenía alejada, no entendía bien el porque, como si mi madre ya le hubiera comido la cabeza.
-No eres ella Soleil -le recordé intentando que cambiara de opinión, pero al parecer venia con las ideas muy claras y eso me cerro en banda.

Escuché lo que tenia que decirme, no venia a dialogar conmigo si no a exponer ante mi cara su decisión, no se le ocurrió que quizás yo tuviera algo que opinar, no se...si habíamos decidido ser pareja lo normal es que las decisiones no se tomaran de forma unilateral. Era igual que madre, hacia y deshacía a voluntad y el resto teníamos que asumir las consecuencias de sus actos, eso si, con una sonrisa porque de no hacerlo eramos los bárbaros malos incapaces de respetar.

Me vestí con rapidez, cuanto menos tiempo estuviera allí ,frente a ella mucho mejor, nada tenia ya sentido para mi. Me lavé con rapidez la cara sacudiendo el pelo después.

Ladeé la sonrisa empujando la bandeja, se me había quitado el hambre.
-Puedes llevártela -apunté sin hacer ni un solo comentario a lo dicho, su decisión era firme, adelante.
Tomé el mandoble y apreté los correajes a mi espalda antes de abandonar la habitación para dirigirme al patio de armas a entrenar como cada mañana.
Podían irse al diablo las dos.



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Dom Ago 27, 2017 6:18 am

-Tengo muy claro quién soy pero no mis raíces ¿es tan malo querer conocerlas? -no iba a quedarme callada como otras veces, esta vez iba a escucharme y me daba igual si tuviese que alzar la voz para que así me oyese-Eres muy injusto. ¿No soy ella? Ni tú eres ninguno de tus hermanos, eres tú . Drittsekk , pero te has llevado toda la vida, intentando dejar claro que eres igual de buen guerrero que ellos, porque sigues sin ser aceptado -dejé la ropa en la cesta, la bandeja no me la llevé...no iba a cumplir su petición, si quería comerse luego el desayuno, ahí estaría esperándole.

Me acerqué a la puerta y lo esquivé en completo silencio, al llegar a su posición mis labios se entreabrieron intentando de algún modo decir algo...pero no pude, era imposible razonar con él cuando estaba cabreado, un hombre decidido que si no obtenía lo que deseaba, su enfado movía montañas. Dejé escapar un largo suspiro, una de mis manos se apoyó en el marco de la puerta, lo dibujé con mis dedos.

-Toda la vida he estado a tu lado, no te he fallado nunca. Mi mano siempre tendida para ti para que la tomases...cuando todos te daban la espalda ¿y quién estuvo contigo? Tu madre y yo pero eso no importa...-apreté con fuerza los dientes, estaba tan cansada que se me cerraban los ojos involuntariamente -Si no vienes, solo te pido apoyo. No que hagas de perro faldero, no quiero eso. Antes que todo...eres mi amigo, de mi familia...aunque mis sentimientos no sean... -me sonrojé ligeramente...dejando escapar un suspiro desanimado -Si no me apoyas en algo tan importante, algo que ansiaba conocer...y lo supiste siempre, me decepciona saber que en vez de alegrarte reniegues...tanto de mí como de la señora...-si para él era esa persona con la que pasar el resto de su vida...me tendría que compreder y apoyar, me sentía tan sola en esto -Quizás necesites a otra mujer diferente que te baile el agua, luche contigo al lado en la guerra y no alguien débil que crees que es sugestionada por otra persona

me quedé en paz con mis palabras, para mí era lo más importante y si no lo entendía...quizás estaba equivocada en que él fuese...esa otra mitad.

-No vengas si no quieres, voy a volver...pero tampoco voy a pedirte que me esperes porque si no me apoyas, significa que no lo harás -mi tono de voz se apagó, tal como lo tuve...lo perdí, era un hecho.



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Drittsekk el Dom Ago 27, 2017 9:11 am

Me di la vuelta dispuesto a enfrentar no solo sus palabras si no sus tormentas, mi rostro mostraba una ladeada sonrisa llena de engreimiento, una que bien le decía que no estaba de acuerdo con ninguna palabra pronunciada hasta el momento.
Guardé silencio dejándola continuar, se podían decir mas sandeces.
-¿Has terminado? -pregunté sin apartar mis pardos de los ajenos.

Negué con la cabeza dejando que el aire escapara pesado de mis labios.
-No entiendo tu necesidad de buscar a esa mujer que llamas “madre” cuando solo te ha parido, mas podría entender que esa necesidad fuera cumplida, peor no entiendo las palabras de mi madre ¿tienes que vivir? ¿No estamos aun preparados?¿que cojones sabe ella?
Sabes lo que creo que quiere que conozcas París, tu madre es una excusa como otra cualquiera, que descubras otra vida lejos del norte, de mi y lo peor es que tu estas dispuesta a llamar hogar un lugar donde yo no voy a estar.
Ve, diviértete, busca tus raíces, pero...no esperes que lloré cada noche tu ausencia sobre el lecho.

Fruncí el ceño, yo no era su dueño, ella podía seguir su camino, lejos de tierras del norte, peor del mismo modo no podía culparme si yo hacia lo mismo en el lugar donde nací.
-Si vuelves, si decides que tu casa es esta, veremos que pasa, como bien dices apenas hemos empezado nada, así que eres libre mujer de ir y venir donde te plazca.
Te apoyo en tus necesidades, peor no me voy a pasar aquí seis meses echándote de menos para que tras estos me dejes claro en una carta que tu felicidad pasa por mantener tu vida en tierras para mi extrañas.
Quieres descubrir un nuevo mundo, adelante, ve, pero no puedes pedirme que me guste la idea, no cuando teníamos un proyecto en la cabeza que no pasaba por separarnos para que como madre fueras y vinieras en busca de reencontrarte.
Cuando te violaron juro que pensé que no eras como ella, habías confiado en mi, me lo contaste y me dejaste vengarte, asumiste que tu honor, el mio estaba en juego y que debía cumplir mi papel dando muerte a ese desgraciado...no cometas sus errores Soleil.

Tampoco tenia mas que decir, así que supongo que el patio de armas me esperaba, el entrenamiento no perdonaba.



Soleil:
Spoiler:
avatar
Drittsekk
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 75
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Soleil el Vie Sep 01, 2017 5:34 am

-No te he pedido que llores y me esperes...siempre te he apoyado, he creído en ti y eres tan egoísta que por creer que pierdes todo...no me das opción. O sí, si me marcho todo se acaba ¿Es eso , Drittsekk? -era tan egoísta, el egoísmo siempre fue su fuerte, tenía que tener todo lo que quisiera, como y cuando... sin importar nada más. Él mejor que nadie sabía de mis intenciones de querer conocer a mi madre, alguien que con todo el dolor de su alma me entregó a los brazos de la señora.

Agaché la cabeza porque dialogar con él era imposible, si seguíamos así no llegaríamos a buen puerto. No le pedí nada, solo que me apoyase, viniese conmigo pero el Norte le necesitaba más que yo. Asentí sin decir más, solo le sonreí como siempre aunque mis ojos...derramasen esas lagrimas que durante todo ese tiempo guardé. Volví a mis quehaceres, él al patio de armas. Me encontré con la señora por el camino, antes de que me mirase...me aparté las lagrimas, imposible engañarla.

-Señora... -la señora Valeria se acercó a mí y suspiró, sabía sin contarle nada lo que había podido ocurrir, no me dijo nada...solo acarició mi brazo en una caricia efímera -Me gustaría hacer una merienda fuera...donde vayamos todos, hace buen día y aprovechando que entrenan...nosotras podemos disfrutar de este hermoso día ¿qué me dices? Ya le dije a Sam lo que quiero que prepareis... -sonrió pero yo no pude, simplemente asentí y desvié la mirada hacia atrás, el choque de espadas me alertó de donde se encontraba Drittsekk.


Por la tarde, dispuse grandes cestas con todo lo acordado con la señora. Fruta, panes y matanza, en otra dulces más... del gusto de la señora, los embutidos y demás le daban ardor de estómago pero terminaba comiendo...al final se había echo a todo. Caminaba con una de las cestas, Fiolett y Valeska iban conversando sobre lo bien que le vendría a la guerrera un vestido de novia...la respuesta de Fiolett fue tirarla al suelo y despeinarla, algo que causó un alboroto entre ellas y una dispuesta a ver quien podía con quién. Me recordaba a los señores, eran tan imagen y semejanza a ellas que parecía increíble.

Sonreí y me senté bajo un árbol, la señora y sus hijas dieron un paseo antes de que el entrenamiento comenzase, tomé una manzana y miré al cielo, quizás algún día todo fuese diferente.



Mon ami, mon amour:


Sol:




avatar
Soleil
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 71
Puntos : 73
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 05/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bonjour, mon petit guerrier. -Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.