Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




La fragilidad de los cuerpos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La fragilidad de los cuerpos

Mensaje por Jacquin Toussaint el Jue Jul 13, 2017 11:32 pm

Muertos todos somos iguales, ¿no? No, en realidad no. Y eso es lo que he venido a corroborar en este cuerpo.
Sí que me ha costado conseguirlo, cualquiera diría que para un hombre de mi posición y con el nivel de poder adquisitivo que poseo todo debería ser más sencillo. Pues no. La policía ha tardado en dármelo, tanto que prácticamente he tenido que obligarles a que me lo envíen porque, ¿cómo iba a traérmelo hasta aquí? Temía estropearlo, dañarlo más de lo que ya está.

Hombre, de unos veinticinco años, tal vez menos. De igual modo, bien sé que eso es engañoso. Si este pobre inmundo fue lo que creo que fue, de seguro su apariencia no sea coincidente con su edad real.

Toco su mano fría, helada, muerta. Tiro de ella para que su brazo derecho se abra para mí en la mesa de investigación de la facultad de ciencias. Sé que la clave está en sus brazos, si este hombre fue un cambiante, del tipo que imagino, no debería demorarme en abrir la piel de sus brazos para poder ver sus huesos… Pero lo hago, me demoro, como si quisiera darle algo de suspenso a la escena, como si quisiera –y de hecho lo quiero- disfrutar un poco más del misterio.

Recorro con mis dedos su abdomen, presiono entre las costillas y me decido por una de las depresiones. Finalmente hago la incisión allí y comienzo a disfrutar de saberme encaminado, de comprender que tantas noches en vela sacando hipótesis y cálculos al fin comienzan a dar frutos.

¿Qué me mueve? Podría decirse que la curiosidad, la santa insatisfacción de no conformarme jamás con lo que se ve, con lo que se toca superficialmente. ¿Qué es un científico sin preguntas? ¿En qué se convierte un hombre que jamás hace suposiciones?

Así pasé unas dos o tres horas. Abriendo aquí y allá, tocando para luego anotar en mi infaltable e infalible libreta. Hasta que me decidí a enfrentar ese brazo derecho. El miembro que podría darme la razón o volverme a cero.

Y lo hago, lo abro. Uso herramientas que podrían parecerse a las de cualquier herrero de la fábrica de la que soy dueño, pero que jamás visito… El presunto cambiante no podría quejarse. Ha muerto de un balazo certero en la cabeza. ¿Quién? ¿Por qué? ¿Para qué? Preguntas que no me corresponde hacer, pero que me hago, preguntas que se desvanecen en el aire sobre mi cabeza, pues ya tengo lo que quiero. El hueso de este hombre no es normal, no es liso. Pequeños, casi imperceptibles, hay dos o tres docenas de huesillos frágiles adheridos a él, perfectamente plegados, como si fuese una obra de arte. Y para mí lo es. Tan emocionado estoy que no me quiero separar del descubrimiento para ir por la sierra, puede esperar. He logrado dar con quien supo ser un cambiante alado. El mundo entero puede esperar, yo necesito una copa para festejar que esto acaba de comenzar.




El sueño constante de todas mis épocas.
avatar
Jacquin Toussaint
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 33
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 17/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.