Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Ciel et l'enfer
Hoy a las 11:59 am por Samael

» Vann stein (privado)
Hoy a las 11:38 am por Danielle Morgan

» Tiempo de ruina. (Privado)
Hoy a las 11:31 am por Axel Blackmore

» Le ressort || Libre
Hoy a las 11:31 am por Dragomir Negrescu

» Bloody crazy {privado} +18
Hoy a las 11:14 am por Ephraim Eichhorst

» Nuit de orageuse [Privado]
Hoy a las 11:04 am por Höor Cannif

» Una decisión valiente.{priv}
Hoy a las 10:49 am por Sirius Cannif

» Se busca dueño para Coco.
Hoy a las 10:42 am por Coco

» Vår Begynnelse, Vår Ende ~ Privado {+18}
Hoy a las 9:15 am por Naitiri Zahir



Hunting Night {Privado}

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Mar Jul 18, 2017 9:18 am

Recuerdo del primer mensaje :

Han pasado un par de días desde que el cachorro vino a casa tal y como él dijo que haría, a pesar de haber estado un día buscando a su hermano sin rastro del mismo fue hombre de palabra y pese a como estaba vino a casa, algo que he de decir que me sorprendió bastante porque de normal nadie lo hacía, cumplir con la palabra acordada ha perdido peso y ya no es lo mismo que era antes. Sorprendida me quedé cuando al abrir la puerta lo encontré tras ella, cansado, con ojeras, mojado por completo y lleno de barro pero con esas vino como prometió en su momento. Yo ya iba a salir antes de que él tocara a mi puerta pero al final nos quedamos en casa porque tampoco es que él pudiera hacer mucho más, incluso se quedó durmiendo en la tina mientras que yo preparaba la cena. Lo más extraño que hice esa noche fue dormir abrazada a alguien… yo no dormía con nadie, mis noches eran solitarias y frías sin saber si vivías un día más o no, sin saber qué ibas a encontrar al día siguiente… sin duda fue lo más extraño que esa noche hice, el despertar fue también extraño cuando al despertar me di cuenta de que no estaba sola.

Desde esa noche han pasado varios días en los que he seguido la pista de la misión que llevo entre manos, y que ha hecho que sea el motivo por el que estoy en la ciudad francesa. No consigo encontrar pista alguna del objetivo que perdí antes de entrar en el país pero que sé que está en la ciudad, solo espera el momento de que crea que me he dado por vencida para salir, estoy segura de ello. Llevo persiguiéndolo tiempo y ahora se esconde, agazapado como si me examinara para dar con el momento justo. Descalza recorro la habitación para terminar de ponerme los pantalones negros, salgo al salón y cojo las armas que voy a llevar esa noche, tengo tiempo para ponerme a limpiarlas y revisarlas antes de salir de caza. He quedado con el cachorro para ir a cazar, no es algo que suela hacer pero ver como caza un cachorro me parece algo que hay que ver, su herida cada día está mejor y presiento que nos vamos a encontrar con buenas presas esta noche.

Reviso mis tridentes, los limpio con cuidado y los guardo en sus fundas y repito la misma operación con unas dagas de plata. Es luna llena y quizás nos encontremos también con licántropos, llevo un par de estacas por lo que pueda cruzarse en el camino y también reviso con cuidado una ballesta; de color plata y negra que pienso llevar solo por si acaso. Flechas preparadas con punta de plata, estacas, dagas y mis tridentes está todo ya listo y preparado, voy a por las botas y las coloco para ponerme el cinto con todo y colocar la ballesta y el carcaj a mi espalda. Salgo y me apoyo en la puerta de casa a la espera de que venga el cachorro, me ha dicho que va a pasar a por mí y ya nos vamos de cacería… pero parece que llega tarde y eso me hace lanzar un bufido. Mientras llega lanzo uno de los tridentes al aire, haciendo que gire, para volver a cogerlo por el mango y vuelta a lanzarlo… es algo tan simple que apenas resto importancia a lo que hago. Es el sonido de un caballo que se acerca lo que hace que levante mi vista para encontrarme con un corcel y montado sobre este el cachorro.


-Llegas tarde –apunto como si eso para él no es obvio, pero claro que lo es mientras guardo el tridente y me acerco hacia él- ¿no te han enseñado nunca de que no es de buena educación hacer esperar a una dama? ¿O simplemente no ser puntual? –Enarco una ceja, es cierto que soy recta y meticulosa en muchos aspectos y ese es uno de ellos, pero como de costumbre él no hace caso de eso porque su forma de vida es diferente a la mía, a él lo más seguro es que no le importe demasiado llegar tarde o no. Sin esperar ayuda de un salto subo tras él sobre la montura y noto sus ojos en los míos como si está esperando algo, solo enarco una ceja y sonrío de lado- Vamos cachorro, hace una bonita noche para cazar algo –mis manos se posan en su cintura y le hago un movimiento para que se ponga en marcha- A ver que nos depara esta noche –la luna brilla con fuerza sobre nosotros, el cielo estrellado parece que nos mira brillando por mis palabras y espero a que él se ponga en marcha, no sé si espera algo más de mi parte pero no soy dada ni estoy acostumbrada a estas cosas, así que si quiere algo va a tener que pedirlo aunque de alguna forma sé que en vez de pedirlo, más bien, lo va a tomar de ser necesario.




Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 97
Puntos : 89
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Mar Oct 03, 2017 8:28 am

El golpe que le he dado con el puño cerrado apenas le ha hecho algo, se ríe por mi reacción como si esta situación le divierte, no puedo entenderlo al igual que no puedo entender todo lo que siento en mi interior, una vorágine de sensaciones me recorrer y no tengo muy claro lo que siento en estos momentos, pero lo que he descubierto me duele bastante, me duele mucho... entiendo entonces por qué no quieren que tengamos sentimientos, porque estos te han sentir débiles. En otra ocasión y en otro momento ni hubiera dudado en matarlo, sacar mi arma y o bien rebanarle la cabeza o hundirla con saña en su pecho para ver como cae y el agua de la tina se tiña de rojo. Pero ahora soy incapaz de hacerlo y un puñetazo es todo lo que consigue de mí, me duele lo que me ha hecho como no me ha dolido nada antes, su traición me quema por dentro y siento que mi interior arde por muchos motivos. Yo he confiado en él, yo he puesto mi confianza en él, he dejado que rompiera la burbuja que me rodea porque así lo he querido, porque de alguna forma él ha despertado cosas que nadie ha despertado antes, porque de algún modo... siento algo dentro de mi pecho por ese hombre, y sin embargo después de decirme todo lo que me había dicho, de decirme que me amaba, que era su novia... después de todo a la primera de cambio se ha ido y no solo eso, sino que se ha acostado con otra persona y la prueba evidente ese la marca en su pecho. Quiero hacerle muchas cosas y decirle otras tantas pero nada sale de mis labios, un sudor frío me recorre por entera y siento que me voy a romper en pedazos frente a él.

Dice que le he dejado claro que no me importa y yo me pregunto en qué momento ha sido eso, he puesto toda mi confianza en él y así me lo devuelve, he aceptado incluso la idea loca de adentrarse en la boca del lobo aun cuando sé que no es la mejor idea, que no es la mejor de las opciones para él porque lo pueden matar. Pero si eso es poco se atreve, además, ha añadir que él quiere a cada una en un puerto y que yo solo lo he utilizado, que solo he sido una muesca más en su espalda y él otra en la mía. Se atreve a decirme que se ha pasado la noche con otra pero lejos de lo que yo creo se atreve, con todo el descaro de mundo, que ha sido con otra asesina... no puedo creer sus palabras cuando me dice que se ha acostado con otra asesina y entiendo qué asesina ha sido. Me quedo congelada en el sitio cuando dice que somos unas putas y que follamos bien a pesar de no tener sentimientos... creo que es eso, ese mismo punto, el que hace que termine de romperme y aunque siento que tengo ganas de llorar lucho porque estas no caigan de mis ojos. No sé qué decir en este momento y lo único que sale de mis labios es un “se acabó”. No espero respuesta, me giro y salgo de allí rompiendo cosas a mi paso mientras la furia crece en mi interior, me dirijo a las caballerizas para poner rumbo lejos de esa mansión, de ese lugar y de ese hombre que me ha destrozado sin siquiera mirar atrás.

Es cuando entro a las caballerizas que alguien me toma por la espalda y pone una mano en mi boca, intento luchar para soltarme y solo cuando veo que es su príncipe lo miro de forma fija, estoy tan cabreada en ese momento que si no se larga puedo pagar todo con él, solo siento ganas de matar y mi pecho sube y baja con rapidez. Me da un papel con un lugar anotado, una dirección de un hotel en las afueras pero que primero me registre en otro hotel y finja que estoy allí, quiere que me escape sin ser vista y me reúna con el cachorro en el otro sitio donde me ha entregado la dirección en el papel. Se va y yo miro el papel, por un momento me dan ganas de romperlo pero subo al caballo y lo espoleo para que salga de las caballerizas rumbo al hotel que me ha dicho debo registrarme. Por el camino mi mente va entre romper el papel o ir a la dirección acordada, no sé qué hacer pero me ha dicho que confíe en él pero ¿cómo confiar después de todo? Ya lo he hecho y mira como ha terminado todo, acabo llegando al hotel y me registro mientras llevan al caballo a las cuadras para dejarlo allí, me dan la llave de la habitación y subo para encender la luz, cojo un vaso lo lleno con el licor que hay en el mueble bar y lo bebo de un trago. Siento tal rabia que lanzo el vaso vacío contra la pared y doy vueltas por la habitación, tengo el papel guardado y tentada estoy de romperlo. Me acerco a la cama y me dejo caer no sin antes apagar la luz, dice que debo de escabullirme sin ser vista, no sé por qué pero al final salgo de la habitación por la ventana trasera, salto y me cuelo por los tejados para alejarme sin que puedan verme. Cojo un caballo a unas calles más abajo y pongo rumbo al lugar que me ha dicho. Está apartado y cuando llego ato el caballo al abrevadero y yo me adentro, dicen que hay una habitación reservada y subo con la llave, abro la puerta y me quedo dentro esperando a que llegue, me muevo por la habitación como si estuviera en una jaula y cuando se abre la puerta mi mirada se cruza con la de él. Mis azules son como dos dagas de hielo que se clavan en él, mi gesto serio y tenso lo dice todo.


-Espero que tengas una buena explicación para todo esto, espero que me digas de qué va todo esto porque si de algo tengo ganas ahora mismo es de matarte, Leonidas. Ya puedes tener un buen motivo para todo esto que has montado –aunque eso no quita que se ha acostado con la otra, y eso es algo que me duele.




Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 97
Puntos : 89
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Miér Oct 04, 2017 3:13 am

No me costó demasiado escabullirme de la habitación siendo sustituido por Agarwaen que se encargó de dejarse ver lo suficiente entre las sombras como para que los que nos vigilaran vieran a un hombre de mi edad y constitución beber en la habitación.
Sobre mi espectro recorrí las calles menos céntricas hasta alcanzar una de las aldeas en las zonas mas alejadas, en aquel motel donde la había citado. Me adentré con la esperanza de que quisiera escucharme, perdonarme.

Abrí la puerta, sus océanos se hundieron en mis mares mientras yo alzaba las manos antes de que me atacase.
Sin duda tenia mas que merecido su odio, su frustración, pero todo tenia una motivación, salvar su vida, eso era todo cuanto a mi me importaba y si a cambio tenia que perderla con gusto lo haría.
-¿Me sirves una copa? -pedí adentrándome en le cuarto y cerrando la puerta a mis espaldas.

Sus dedos rozaron los miso al darme un vaso cargado de bourbon que vacié en mi boca abrasando mi garganta ante sus ojos.
El aire escapó de mis labios mientras le devolvía mi mirada, esa que nunca se apartó de ella.
-Antes de que te explique lo que ha pasado y sabiendo que es posible que no me dejes acabar, te diré que me he enamorado de ti.

Bajé los ojos tratando de ver como explicarle...
-Supe en el patio de armas que nos espiaban, ciertamente fueron sombras, pero...me la jugué, no es que fingiera del todo mi enfado, en parte, si me jodía que no fueras capaz de sentir nada por mi, nada mas allá de “pasión” o “amistad” pero no es ese el kit de la cuestión ,así que iré al grano ¿para que edulcorarlo mas?

Alcé la mirada perdiéndome en sus centelleantes ojos.
-Me fui a beber a la taberna, supe en todo momento que estaba siendo observado, así que bebí, bebí bastante, pero el plan trataba de eso.
Una mujer se me acercó para dejarme una dirección y un mensaje que salio de sus labios con la firme intención de dañarme y fue fácil...Salí, la detuve y el resto no es necesario que te lo cuente con detalles.
Tenia que ser convincente, sabes que ese es el único modo de que se tragarían que no esoty contigo, nadie en su sano juicio te pondría los cuernos si no fuera para perderte.
Ella se encargó de marcar bien el encuentro en mi piel, así que...lo que pasó era exactamente lo que esperaban que sucediera.

Me acerqué a ella encarcelando su rostro entre mis manos, mi aliento mojado en alcohol impacto contra sus labios.
-Solo podía pensar en ti, no lo justifica pero no me arrepiento, si esto es lo que he de hacer para salvar tu vida, si perderte es el precio, estoy dispuesto a pagarlo, porque te quiero.
Cerré los ojos esperando que no se largara, aunque no la podía culpar si lo hacia.
Hiciera lo que hiciera continuaría el plan, se que me intentarían meter en su orden, esa mujer estaba interesada y yo necesitaba la información que pudiera sacar de ellos sobre Zeniba, no había otro modo de protegerla, si no, luchábamos a ciegas.


avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 106
Puntos : 120
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Lun Oct 09, 2017 10:34 am

Cuando la puerta se abre es cuando mis ojos se dirigen hacia la misma para ver entrar por ella a Leonidas, cierra la puerta tras su espalda y nuestros ojos se encuentran en un baile particular que tiene por color el azul. Mis azules, como dagas, clavadas en los suyos sin perder movimiento de lo que hace. Tengo el gesto tenso y eso le basta para saber que no estoy de humor, que no estoy contenta y que espero a que hable y que me diga lo que tenga que decirme, por supuesto que espero una explicación a lo que ha hecho y por qué me ha citado y como no me guste lo que oiga... no soy capaz de saber qué puede pasar, en este momento soy impredecible y puede suceder cualquier cosa, más con las ganas que tengo de matarlo en ese momento por lo que ha hecho. Mi odio es palpable para él, lo puede notar y lo puede sentir porque no me esperaba que pudiera hacer algo como eso, la marca que tiene en el cuello me ha dolido y me ha molestado mucho, así que espero que me de una buena explicación porque no estoy de humor para que me diga tonterías. La habitación se queda en silencio cuando él entra y da unos pasos hacia mí, sus ojos no se apartan de los míos y me pregunta si le puedo servir una copa, hago una mueca con los labios porque sigo de brazo cruzados pero finalmente los descruzo, me acerco al mueble bar, y lleno dos copas de ese líquido porque presiento que voy a necesitarlo yo también. Le entrego la copa y nuestros dedos se rozan de forma leve en un pequeño contacto, un pequeño escalofrío recorre mi cuerpo ante su roce pero no hago gesto que de a entender eso y doy un par de pasos para mirarlo, él toma el contenido de golpe y lo deja sobre la pequeña mesa circular de madera que hay al lado, yo por el contrario doy un trago y vacío el vaso a la mitad.

Sus primeras palabras salen de sus labios y me siento como si yo fuera juez que espera una confesión para dictar sentencia, espero su explicación para lo que ha hecho aunque sé que no me va a gustar del todo, pero necesito oírla de sus labios para saber por qué lo ha hecho. Quiero decir que lo voy a matar por su traición, que es el precio que tiene que pagar, pero no soy tan ingenua como para eso... al menos no ahora que siento por él algo que no he sentido nunca, algo que no he experimentado y que me hace dudar de todo, que hace que todo duela más que si no lo sintiera de esa forma. “Me he enamorado de ti” esas son unas palabras que no espero escuchar de sus labios y que hacen que mi boca se abra ligeramente, su mirada se mantiene fija en la mía cuando lo dice y algo me recorre por dentro, algo que noto cálido en mi pecho. No espero que él me diga eso, no espero que me diga que está enamorado de mí y yo no sé qué hacer en ese momento, o qué decirle, su mirada baja y sigue hablando mientras en mi cerebro esas palabras resuenan en forma de eco una y otra vez. Sus ojos bajan al suelo y dice que era consciente de que nos espiaban en el patio de armas, que en parte por eso actuó de esa manera pero que no todo fue mentira, sí le había dolido que no sintiera por él pero se equivoca, sí siento por él, solo que no sé en qué medida lo siento y se lo he dicho, siempre he ido con la verdad por delante. Quiero decir algo pero dejo que siga y que hable de golpe.

Su siguiente confesión es la que sé que no me va a gustar, sus ojos me buscan de nuevo y me dice que bebió mucho en la taberna, que sabía que lo habían seguido y que una mujer se acercó a él, supe que se refería a la asesina y frunzo el ceño sin apartar mis ojos de los suyos, no quiere contarme lo que pasó después y yo lo agradezco porque tampoco quiero oírlo, no necesito una confirmación de lo que sé que ha pasado, la marca que lleva en su cuello es más que suficiente para saber lo que ha pasado con la asesina. Dice que es parte del plan, que así va a conseguir infiltrarse y yo niego con la cabeza, no entiendo cómo es capaz de decir que está enamorado de mí pero que se ha podido acostar con otra, es algo que no me entra en la cabeza. Termino lo que hay en el vaso y lo dejo en la mesa, mi cuerpo se gira ligeramente hacia un lado y mi mente repasa cada palabra dicha en esa habitación, él se acerca hasta donde estoy y coge mi rostro entre sus manos, hace que mis ojos lo miren y siento su aliento en mis labios. Dice que pensó en mí en todo momento y no sé si eso me alivia o me enfurece más, que lo ha hecho para salvarme y protegerme y que si me tiene que perder para ello no le importa. Niego con la cabeza incapaz de comprender las incoherencias que dice en estos momentos, mis ojos se clavan en los suyos como dagas.


-Dices que estás enamorado de mí pero te puedes acostar con otras sin ningún problema, dices que pensaste en mí mientras lo hacías y no prestaste atención, dices que lo haces por salvarme a riesgo de que me pierdas pero eso no te importa mientras siga con vida... ¿ves las incoherencias que tú mismo dices? ¿Cómo pretendes que me crea el que me digas que estás enamorado de mí pero te tiras a otras, y que puedes pagar el perderme por salvarme? No sé mucho de emociones Leonidas, pero hasta yo sé que no tiene sentido lo que dices –niego con la cabeza con sus ojos puestos ahora en los míos- no concibo esa idea de amar que tienes, será porque no había amado nunca a nadie... estaba dispuesta a cumplir tu patético plan con tú príncipe para que entraras en la orden pese a que no me gusta la idea, lo iba a hacer porque sé que, con o sin mí, vas a entrar igual pero... ¿esto? No puedo con esto –me separo de sus manos y me alejo un par de pasos, el pecho me duele y siento como si algo fuera a estallar en mi interior, es la primera vez que lo siento y cuando él intenta tomar de nuevo mi rostro me separo y doy un paso atrás, estoy enfadada, cabreada, decepcionada, dolida con lo que ha hecho, siento que me ha traicionado y si de alguien no lo esperaba era de él. Un gruñido escapa de mis labios y siento que mis puños se cierran con fuerza en mis manos, me pongo tensa y la respiración se hace más rápida conforme pienso en lo que ha hecho, intento no imaginarme a Leonidas con esa zorra en la cama, desnudos, juntos... pero la imagen me atormenta y el dolor en mi pecho crece. Me doy cuenta de algo, sí soy capaz de sentir y no solo dolor, rencor y odio... me doy cuenta de que me duele lo que ha hecho porque él me importa, quizás lo he visto tarde pero lo he visto... y me duele lo que me ha hecho. Es cuando vuelve a acercarse que le gruño con mi pecho que va a estallar y esquivo su tacto, es más, no puedo evitarlo y mi mano se dirige a su rostro para pegarle y girarle este a un lado. Mi cuerpo tiembla ligeramente y la opresión en el pecho crece, mi respiración también, siento que los ojos me pican y la garganta arde... no quiero derrumbarme frente a él, yo nunca he sido débil- ¡eres un maldito hijo de puta! –Mis palabras salen solas de mis labios, su rostro se gira para mirarme y yo vuelvo a alzar de nuevo el brazo para pegarle pero me olvido, por un momento, que también es cazador y viendo mis intenciones para el avance de mi mano y me toma por la muñeca. Su agarre es firme y me acerca a él de un tirón y es mi otra mano la que le vuelve a dar otro guantazo presa de la rabia, de la impotencia, me coge de la otra muñeca y nuestras miradas se cruzan como dos espadas- Te odio –lo digo con fuerza y con el pecho a punto de estallar, mi respiración es errática y siento que el nudo de mi pecho finalmente estalla sin poder aguantarlo más. No sé cómo sucede ni quien ha dado el primer paso, pero su rostro se ha acercado al mío o he sido yo quien se ha acercado, el caso es que nuestros labios chocan y nos besamos, con rudeza pero con pasión. Suelta mis manos que van a mi espalda y me pega a su cuerpo, mis dedos se enredan en su pelo y se quedan en su espalda- te odio –vuelvo a repetir cuando nos separamos para tomar aire, muerdo su labio inferior y volvemos a besarnos de nuevo- ... te odio... –mis palabras van perdiendo intensidad aunque no así el beso, sus manos me alzan de las nalgas y mis piernas rodean su cintura, tiro su pelo hacia atrás y muerdo sus labios- te odio –murmuro contra sus labios de forma muy baja, sé que no lo odio, quizás es la única forma de expresar lo que siento.




Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 97
Puntos : 89
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Miér Oct 11, 2017 5:10 am

Veo decepción en su mirada y sus afiladas palabras me gritan las incoherencias que encuentra en un discurso no premeditado.
Se que tiene derecho a odiarme, a cabrearse, a rabiar y a no querer verme mas, se que me la he jugado pero lo peor es que no me arrepiento, porque la quiero y si perderla es el precio lo pago a cambio de que siga con vida.
Ella lo ve una inconsecuencia, yo por ende, lo veo una declaración de otra cosa.

Me acerco a ella, quiero abrazarla, calmarla peor no me deja, recula sin apartar su mirada plagada de rabia.
Gruñe furiosa, sus puños cerrados apretados a cada lado de su cuerpo mientras yo lejos de rendirme vuelvo a orillarme a ella, trato de coger su rostro, quiero que me entienda, no busco su perdón, no he amado en ningún momento a otra, no hay traición en un maldito gesto que ha sido para ganarme su favor.
-Te quiero -susurró cuando ella gruñe y me cruza la cara con la mano abierta con tanta fuerza que me gira hacia un lado el rostro.

Gruñe furiosa y nuestros ojos se encuentran prendidos en fuego, sus palabras son claras, me odia y no la culpo por hacerlo es solo que yo la quiero y no me rindo, vuelvo a decírselo.
Mis pasos acortan la distancia que nos separa, un nuevo gruñido, “hijo de puta” y su mano en alto que detengo con la mía.
La bajo sin esfuerzo mientras ella forcejea por soltarse, de un tirón la pego a mi, nuestros cuerpos colisionan, alza la otra mano decidida a darme un guantazo, en ese momento sujeto su otra muñeca.

Su errática respiración golpea mis labios que se acercan hambrientos a los ajenos, no se como, pero es ella la que colisiona contra ellos con fuerza, gruño fruto de ese frenesí que impera en mi cuerpo soltando sus manos.
Mis manos navegan por su espada, pegando así mas nuestros cuerpos, rugiendo, mordiéndonos, el beso es tan rudo, tan apasionado que parece que nos consumimos en el roce de nuestras lenguas dentro y fuera de nuestras bocas.
“Te odio” susurra mordiendo mi inferior, unas palabras que pierden fuerza cuando nuestras bocas se imploran el castigo justo.

La alzó por las nalgas, nuestros sexos chocan, el mio alzado por completo, engrosado, mojado por la punta, presiona su centro mientras rujo sin dejar de besarla, apenas permitiéndome tomar una bocanada de aire.
Sus piernas se enredan en mi cintura, mis manso la empujan mas contra mi, chocando como dos bestias.
Avanzó hasta la mesa de madera que hay en el lateral, de un manotazo tiró el jaro con flores silvestres, el cristal estalla en pedazos al tiempo que sus nalgas caen de golpe sobre la madera.

Mi boca no cesa de buscarla entre roncos jadeos, mis manos atrapan su chaleco que abro sin contemplaciones, busco su piel deshaciéndome de las prendas de ropa que se convierten en jirones entre mis dedos.
-Te quiero -rujo desesperado volviendo a golpear su boca con la mía, mordiéndola, lamiéndola con lascivia.

Los botones de mi camisa tintinean contra el suelo nuestros pechos chocan desnudos, friccionan perlados en sudor.
-Te quiero -susurró cobrando fuerza mis palabras al arrancarle los pantalones de cuajo necesitado de adentrarme en el averno de sus piernas.
Muerde mis labios mientras sus dedos se pasean por mi cinturilla de forma ansiosa, el botón cede y el pantalón baja liberando a la bestia.

Sus dedos toman mi hombría, guiándola hacia la entrada, los dos ardemos, no hay preliminares necesitamos sentirnos plenos, yo dentro, ella completa, nuestros cuerpos se necesitan.
-Te quiero -rujo contra su boca al tiempo que la embisto como un salvaje, la mesa cruje, se tambalea mientras sus dedos se aferran a mi espalda arañándola.
Gruñimos contra nuestras bocas mirándonos fijamente, necesitados de esta batalla a muerte.


avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 106
Puntos : 120
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba Hoy a las 5:35 am

No sé en qué momento mi boca ha acortado la distancia con la suya pero me encuentro besándolo, de una forma ruda, salvaje y pasional, quizás es todo lo que llevo dentro que es como un cúmulo de sensaciones y mi pecho ha acabado por explotar de esa manera, le he dado dos guantazos pero él luego ha parado mis manos y ahora las tengo a mis costados con sus manos aferrando mis muñecas, solo cuando le beso es que suelta mis manos y estas me pegan a su cuerpo empujándome por la espalda y entre beso y beso yo no dejo de decirle que lo odio aunque mis palabras pierden fuerza cada vez que las digo y las pronuncio. Él me rebate y me dice que me quiere cada vez que un “te odio” sale de mis labios, muerdo su labio inferior con rabia y él me alza de las nalgas para pegarme más a su cuerpo, siento su miembro dar en el centro de mi cuerpo y un jadeo escapa de mis labios, mis piernas rodean su cintura y no dejamos de besarnos de esa forma salvaje y ruda, necesitada, mientras él me lleva hacia la mesa donde hay un jarrón con unas flores, jarrón que cae al suelo y se escucha romper el cristal en mil pedazos cuando me suelta de forma brusca sobre la madera, pero no se aparta. Vuelve a decirme que me quiere, con convicción y con fuerza, y yo en el fondo quiero creerle, quiero creer que es verdad lo que me dice aunque siento una sensación extraña en el pecho que me oprime, diferente a la otra, algo más cálida. No dejamos de besarnos en ningún momento y él raudo abre mi chaleco que quita con rapidez para dejarme con la prenda de ropa interior, sus manos se pasean por mi piel y no tarda en deshacerse de lo que oprime mis pechos, los hace jirones y lo tira al suelo.

Nuestros labios se rozan y puedo sentir su respiración agitada contra los míos, mis manos han ido a su camisa y de un tirón la abro de forma que rompo sus botones que repiquetean en el suelo de madera, le quito la camisa y la tiro al suelo, su lengua lame mi labio inferior de forma lasciva y vuelve a decirme que me quiere, mis ojos suben a sus azules y durante dos segundos nos miramos de forma fija, estamos agitados y solo acabamos de empezar. Muerde mis labios entre jadeos que salen de su boca, nuestros pechos se rozan ahora piel con piel y sus manos se dirigen hacia mis pantalones, me los quita igual que me ha quitado el chaleco; con rapidez y necesidad, y los deja caer al suelo, de un tirón rompe mi ropa interior y me deja desnuda frente a sus ojos, vuelve a decirme que me quiere y mis labios muerden con fuerza los suyos, nos besamos como animales salvajes y mis manos desabrochan su pantalón para bajarlo y dejar libre su miembro, la punta brilla de lo excitado que está, mis dedos se ciernen en su tronco y lo guío hacia mi entrada, lo necesito dentro, lo quiero dentro y no puedo esperar a juegos para ello. No hay preliminares pero no hay necesidad de ellos, siento que me embiste por fin con fuerza y un gemido escapa de mis labios cuando se hunde en mi interior. Me dice contra mis labios que me quiere y yo, en ese momento, le creo. Sus ojos no me dicen lo contrario y raudo comienza a moverse embistiéndome con fuerza como dos animales incapaces de controlarse.

Mis uñas se clavan en su espalda por el placer que me provoca, la mesa se mueve en cada movimiento que hacemos y tambalea frente a las embestidas del cachorro, mi cadera va en su búsqueda con cada embestida y mis pies aprietan sus nalgas que me embista más profundo, nuestros cuerpos se rozan por la fricción de ambos y siento que mis pechos se restriegan contra su pecho en cada movimiento. Nuestros ojos están fijos en el otro, sus mares azules están ahora algo más oscuras y no dejamos de gruñir ni de gemir por lo que hacemos, hemos perdido toda la razón y nos hemos dejado llevar por lo que nuestros cuerpos, y quizás algo más, nos han pedido que hiciéramos. La habitación se llena con nuestros gemidos, los jadeos y los gruñidos junto con el tambaleo de la mesa en la que Leonidas me toma, mi mano sube a su nuca y arqueo mi cuerpo hacia él cuando siento que el placer me consume. Enredo mis dedos en su pelo y me aferro a él con fuerza mientras me dejo hacer, mis labios se apoderan de los suyos de forma salvaje y nos besamos mientras sentimos que el orgasmo se acerca, eso hace que él me embista con más fuerza, que gimamos más fuerte y yo no cese de mover mis caderas buscando más y más de aquello. Hundo mis uñas en su espalda y le hago sangre que baja por esta, él no parece notarlo y mientras nos devoramos en un beso que quizás dice más de lo que yo he expresado con palabras siento que voy a caer por el abismo de nuevo entre sus brazos, necesito que lo diga de nuevo, escucharlo, escuchar esas palabras que yo no pensé que jamás iba a escuchar y que para mí son desconocidas, pero que sienta bien oírlas. Necesito que lo diga porque, en este momento, siento que voy a desvanecerme y no solo por el placer que me provoca, sino porque algo crece y se expande en mi pecho, de alguna forma siento miedo y necesito su seguridad, esa que desprende con cada palabra que dice mientras yo me siento pequeña.


-Repítelo –le digo entre jadeos cuando me separo de sus labios, muerdo el inferior y mis ojos lo buscan, los dos estamos al borde del orgasmo y nuestras respiraciones son agitadas- dímelo otra vez... –mi voz casi suena como una súplica en mitad de un gemido, mis piernas aprietan su agarre en su cintura, mis manos suben a su rostro para mirarlo y gimo otra vez contra sus labios a punto de caer. Es justo cuando me dice otra vez “te quiero” que alcanzo el orgasmo, mi cuerpo se tensa entre sus brazos y noto como me embiste con fuerza hasta correrse en mi interior, cuerpo arqueado hacia él en esos momentos, ojos cerrados y la respiración entrecortada. Mi corazón bombea con fuerza y cuando me repongo de esa agradable y placentera sensación mis ojos lo buscan, nuestros cuerpo pegados y perlados de sudor no dejan de buscarse, y yo lo único que puedo hacer... es abrazarlo. Me abrazo a él como una niña pequeña se abraza en busca de refugio bajo una gran tormenta, soy un manojo de sensaciones que bullen en mi interior bajo una vorágine de sentimientos que no puedo controlar, me deshago entre sus brazos y dejo mi rostro escondido en su cuello- no vuelvas a hacerme algo como eso Leonidas, nunca –mi rostro se separa para apoyar mi frente contra la suya y mirarlo de forma fija, mis dedos recorren su rostro y lanzo un suspiro- aunque mi vida dependa de ello no vuelvas, jamás, a traicionarme... no lo voy a soportar, así que por favor, no lo hagas –no soy de pedir nada, no soy de rogar nada y sin embargo me encuentro rogándole en esos momentos en los que me siento devastada, sobrepasada. No sé decir lo que siento, no sé decir un “te quiero” y si se lo digo lo hago a mi manera, del único modo que sé- no se me da bien expresar bien lo que siento, pero si no sintiera nada por ti... estarías muerto –mis labios rozan los suyos y dejo un beso en ellos- espero que entiendas lo que quiero decirte.




Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 97
Puntos : 89
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.