Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Hunting Night {Privado}

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Mar Jul 18, 2017 9:18 am

Recuerdo del primer mensaje :

Han pasado un par de días desde que el cachorro vino a casa tal y como él dijo que haría, a pesar de haber estado un día buscando a su hermano sin rastro del mismo fue hombre de palabra y pese a como estaba vino a casa, algo que he de decir que me sorprendió bastante porque de normal nadie lo hacía, cumplir con la palabra acordada ha perdido peso y ya no es lo mismo que era antes. Sorprendida me quedé cuando al abrir la puerta lo encontré tras ella, cansado, con ojeras, mojado por completo y lleno de barro pero con esas vino como prometió en su momento. Yo ya iba a salir antes de que él tocara a mi puerta pero al final nos quedamos en casa porque tampoco es que él pudiera hacer mucho más, incluso se quedó durmiendo en la tina mientras que yo preparaba la cena. Lo más extraño que hice esa noche fue dormir abrazada a alguien… yo no dormía con nadie, mis noches eran solitarias y frías sin saber si vivías un día más o no, sin saber qué ibas a encontrar al día siguiente… sin duda fue lo más extraño que esa noche hice, el despertar fue también extraño cuando al despertar me di cuenta de que no estaba sola.

Desde esa noche han pasado varios días en los que he seguido la pista de la misión que llevo entre manos, y que ha hecho que sea el motivo por el que estoy en la ciudad francesa. No consigo encontrar pista alguna del objetivo que perdí antes de entrar en el país pero que sé que está en la ciudad, solo espera el momento de que crea que me he dado por vencida para salir, estoy segura de ello. Llevo persiguiéndolo tiempo y ahora se esconde, agazapado como si me examinara para dar con el momento justo. Descalza recorro la habitación para terminar de ponerme los pantalones negros, salgo al salón y cojo las armas que voy a llevar esa noche, tengo tiempo para ponerme a limpiarlas y revisarlas antes de salir de caza. He quedado con el cachorro para ir a cazar, no es algo que suela hacer pero ver como caza un cachorro me parece algo que hay que ver, su herida cada día está mejor y presiento que nos vamos a encontrar con buenas presas esta noche.

Reviso mis tridentes, los limpio con cuidado y los guardo en sus fundas y repito la misma operación con unas dagas de plata. Es luna llena y quizás nos encontremos también con licántropos, llevo un par de estacas por lo que pueda cruzarse en el camino y también reviso con cuidado una ballesta; de color plata y negra que pienso llevar solo por si acaso. Flechas preparadas con punta de plata, estacas, dagas y mis tridentes está todo ya listo y preparado, voy a por las botas y las coloco para ponerme el cinto con todo y colocar la ballesta y el carcaj a mi espalda. Salgo y me apoyo en la puerta de casa a la espera de que venga el cachorro, me ha dicho que va a pasar a por mí y ya nos vamos de cacería… pero parece que llega tarde y eso me hace lanzar un bufido. Mientras llega lanzo uno de los tridentes al aire, haciendo que gire, para volver a cogerlo por el mango y vuelta a lanzarlo… es algo tan simple que apenas resto importancia a lo que hago. Es el sonido de un caballo que se acerca lo que hace que levante mi vista para encontrarme con un corcel y montado sobre este el cachorro.


-Llegas tarde –apunto como si eso para él no es obvio, pero claro que lo es mientras guardo el tridente y me acerco hacia él- ¿no te han enseñado nunca de que no es de buena educación hacer esperar a una dama? ¿O simplemente no ser puntual? –Enarco una ceja, es cierto que soy recta y meticulosa en muchos aspectos y ese es uno de ellos, pero como de costumbre él no hace caso de eso porque su forma de vida es diferente a la mía, a él lo más seguro es que no le importe demasiado llegar tarde o no. Sin esperar ayuda de un salto subo tras él sobre la montura y noto sus ojos en los míos como si está esperando algo, solo enarco una ceja y sonrío de lado- Vamos cachorro, hace una bonita noche para cazar algo –mis manos se posan en su cintura y le hago un movimiento para que se ponga en marcha- A ver que nos depara esta noche –la luna brilla con fuerza sobre nosotros, el cielo estrellado parece que nos mira brillando por mis palabras y espero a que él se ponga en marcha, no sé si espera algo más de mi parte pero no soy dada ni estoy acostumbrada a estas cosas, así que si quiere algo va a tener que pedirlo aunque de alguna forma sé que en vez de pedirlo, más bien, lo va a tomar de ser necesario.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Mar Oct 03, 2017 8:28 am

El golpe que le he dado con el puño cerrado apenas le ha hecho algo, se ríe por mi reacción como si esta situación le divierte, no puedo entenderlo al igual que no puedo entender todo lo que siento en mi interior, una vorágine de sensaciones me recorrer y no tengo muy claro lo que siento en estos momentos, pero lo que he descubierto me duele bastante, me duele mucho... entiendo entonces por qué no quieren que tengamos sentimientos, porque estos te han sentir débiles. En otra ocasión y en otro momento ni hubiera dudado en matarlo, sacar mi arma y o bien rebanarle la cabeza o hundirla con saña en su pecho para ver como cae y el agua de la tina se tiña de rojo. Pero ahora soy incapaz de hacerlo y un puñetazo es todo lo que consigue de mí, me duele lo que me ha hecho como no me ha dolido nada antes, su traición me quema por dentro y siento que mi interior arde por muchos motivos. Yo he confiado en él, yo he puesto mi confianza en él, he dejado que rompiera la burbuja que me rodea porque así lo he querido, porque de alguna forma él ha despertado cosas que nadie ha despertado antes, porque de algún modo... siento algo dentro de mi pecho por ese hombre, y sin embargo después de decirme todo lo que me había dicho, de decirme que me amaba, que era su novia... después de todo a la primera de cambio se ha ido y no solo eso, sino que se ha acostado con otra persona y la prueba evidente ese la marca en su pecho. Quiero hacerle muchas cosas y decirle otras tantas pero nada sale de mis labios, un sudor frío me recorre por entera y siento que me voy a romper en pedazos frente a él.

Dice que le he dejado claro que no me importa y yo me pregunto en qué momento ha sido eso, he puesto toda mi confianza en él y así me lo devuelve, he aceptado incluso la idea loca de adentrarse en la boca del lobo aun cuando sé que no es la mejor idea, que no es la mejor de las opciones para él porque lo pueden matar. Pero si eso es poco se atreve, además, ha añadir que él quiere a cada una en un puerto y que yo solo lo he utilizado, que solo he sido una muesca más en su espalda y él otra en la mía. Se atreve a decirme que se ha pasado la noche con otra pero lejos de lo que yo creo se atreve, con todo el descaro de mundo, que ha sido con otra asesina... no puedo creer sus palabras cuando me dice que se ha acostado con otra asesina y entiendo qué asesina ha sido. Me quedo congelada en el sitio cuando dice que somos unas putas y que follamos bien a pesar de no tener sentimientos... creo que es eso, ese mismo punto, el que hace que termine de romperme y aunque siento que tengo ganas de llorar lucho porque estas no caigan de mis ojos. No sé qué decir en este momento y lo único que sale de mis labios es un “se acabó”. No espero respuesta, me giro y salgo de allí rompiendo cosas a mi paso mientras la furia crece en mi interior, me dirijo a las caballerizas para poner rumbo lejos de esa mansión, de ese lugar y de ese hombre que me ha destrozado sin siquiera mirar atrás.

Es cuando entro a las caballerizas que alguien me toma por la espalda y pone una mano en mi boca, intento luchar para soltarme y solo cuando veo que es su príncipe lo miro de forma fija, estoy tan cabreada en ese momento que si no se larga puedo pagar todo con él, solo siento ganas de matar y mi pecho sube y baja con rapidez. Me da un papel con un lugar anotado, una dirección de un hotel en las afueras pero que primero me registre en otro hotel y finja que estoy allí, quiere que me escape sin ser vista y me reúna con el cachorro en el otro sitio donde me ha entregado la dirección en el papel. Se va y yo miro el papel, por un momento me dan ganas de romperlo pero subo al caballo y lo espoleo para que salga de las caballerizas rumbo al hotel que me ha dicho debo registrarme. Por el camino mi mente va entre romper el papel o ir a la dirección acordada, no sé qué hacer pero me ha dicho que confíe en él pero ¿cómo confiar después de todo? Ya lo he hecho y mira como ha terminado todo, acabo llegando al hotel y me registro mientras llevan al caballo a las cuadras para dejarlo allí, me dan la llave de la habitación y subo para encender la luz, cojo un vaso lo lleno con el licor que hay en el mueble bar y lo bebo de un trago. Siento tal rabia que lanzo el vaso vacío contra la pared y doy vueltas por la habitación, tengo el papel guardado y tentada estoy de romperlo. Me acerco a la cama y me dejo caer no sin antes apagar la luz, dice que debo de escabullirme sin ser vista, no sé por qué pero al final salgo de la habitación por la ventana trasera, salto y me cuelo por los tejados para alejarme sin que puedan verme. Cojo un caballo a unas calles más abajo y pongo rumbo al lugar que me ha dicho. Está apartado y cuando llego ato el caballo al abrevadero y yo me adentro, dicen que hay una habitación reservada y subo con la llave, abro la puerta y me quedo dentro esperando a que llegue, me muevo por la habitación como si estuviera en una jaula y cuando se abre la puerta mi mirada se cruza con la de él. Mis azules son como dos dagas de hielo que se clavan en él, mi gesto serio y tenso lo dice todo.


-Espero que tengas una buena explicación para todo esto, espero que me digas de qué va todo esto porque si de algo tengo ganas ahora mismo es de matarte, Leonidas. Ya puedes tener un buen motivo para todo esto que has montado –aunque eso no quita que se ha acostado con la otra, y eso es algo que me duele.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Miér Oct 04, 2017 3:13 am

No me costó demasiado escabullirme de la habitación siendo sustituido por Agarwaen que se encargó de dejarse ver lo suficiente entre las sombras como para que los que nos vigilaran vieran a un hombre de mi edad y constitución beber en la habitación.
Sobre mi espectro recorrí las calles menos céntricas hasta alcanzar una de las aldeas en las zonas mas alejadas, en aquel motel donde la había citado. Me adentré con la esperanza de que quisiera escucharme, perdonarme.

Abrí la puerta, sus océanos se hundieron en mis mares mientras yo alzaba las manos antes de que me atacase.
Sin duda tenia mas que merecido su odio, su frustración, pero todo tenia una motivación, salvar su vida, eso era todo cuanto a mi me importaba y si a cambio tenia que perderla con gusto lo haría.
-¿Me sirves una copa? -pedí adentrándome en le cuarto y cerrando la puerta a mis espaldas.

Sus dedos rozaron los miso al darme un vaso cargado de bourbon que vacié en mi boca abrasando mi garganta ante sus ojos.
El aire escapó de mis labios mientras le devolvía mi mirada, esa que nunca se apartó de ella.
-Antes de que te explique lo que ha pasado y sabiendo que es posible que no me dejes acabar, te diré que me he enamorado de ti.

Bajé los ojos tratando de ver como explicarle...
-Supe en el patio de armas que nos espiaban, ciertamente fueron sombras, pero...me la jugué, no es que fingiera del todo mi enfado, en parte, si me jodía que no fueras capaz de sentir nada por mi, nada mas allá de “pasión” o “amistad” pero no es ese el kit de la cuestión ,así que iré al grano ¿para que edulcorarlo mas?

Alcé la mirada perdiéndome en sus centelleantes ojos.
-Me fui a beber a la taberna, supe en todo momento que estaba siendo observado, así que bebí, bebí bastante, pero el plan trataba de eso.
Una mujer se me acercó para dejarme una dirección y un mensaje que salio de sus labios con la firme intención de dañarme y fue fácil...Salí, la detuve y el resto no es necesario que te lo cuente con detalles.
Tenia que ser convincente, sabes que ese es el único modo de que se tragarían que no esoty contigo, nadie en su sano juicio te pondría los cuernos si no fuera para perderte.
Ella se encargó de marcar bien el encuentro en mi piel, así que...lo que pasó era exactamente lo que esperaban que sucediera.

Me acerqué a ella encarcelando su rostro entre mis manos, mi aliento mojado en alcohol impacto contra sus labios.
-Solo podía pensar en ti, no lo justifica pero no me arrepiento, si esto es lo que he de hacer para salvar tu vida, si perderte es el precio, estoy dispuesto a pagarlo, porque te quiero.
Cerré los ojos esperando que no se largara, aunque no la podía culpar si lo hacia.
Hiciera lo que hiciera continuaría el plan, se que me intentarían meter en su orden, esa mujer estaba interesada y yo necesitaba la información que pudiera sacar de ellos sobre Zeniba, no había otro modo de protegerla, si no, luchábamos a ciegas.



my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Lun Oct 09, 2017 10:34 am

Cuando la puerta se abre es cuando mis ojos se dirigen hacia la misma para ver entrar por ella a Leonidas, cierra la puerta tras su espalda y nuestros ojos se encuentran en un baile particular que tiene por color el azul. Mis azules, como dagas, clavadas en los suyos sin perder movimiento de lo que hace. Tengo el gesto tenso y eso le basta para saber que no estoy de humor, que no estoy contenta y que espero a que hable y que me diga lo que tenga que decirme, por supuesto que espero una explicación a lo que ha hecho y por qué me ha citado y como no me guste lo que oiga... no soy capaz de saber qué puede pasar, en este momento soy impredecible y puede suceder cualquier cosa, más con las ganas que tengo de matarlo en ese momento por lo que ha hecho. Mi odio es palpable para él, lo puede notar y lo puede sentir porque no me esperaba que pudiera hacer algo como eso, la marca que tiene en el cuello me ha dolido y me ha molestado mucho, así que espero que me de una buena explicación porque no estoy de humor para que me diga tonterías. La habitación se queda en silencio cuando él entra y da unos pasos hacia mí, sus ojos no se apartan de los míos y me pregunta si le puedo servir una copa, hago una mueca con los labios porque sigo de brazo cruzados pero finalmente los descruzo, me acerco al mueble bar, y lleno dos copas de ese líquido porque presiento que voy a necesitarlo yo también. Le entrego la copa y nuestros dedos se rozan de forma leve en un pequeño contacto, un pequeño escalofrío recorre mi cuerpo ante su roce pero no hago gesto que de a entender eso y doy un par de pasos para mirarlo, él toma el contenido de golpe y lo deja sobre la pequeña mesa circular de madera que hay al lado, yo por el contrario doy un trago y vacío el vaso a la mitad.

Sus primeras palabras salen de sus labios y me siento como si yo fuera juez que espera una confesión para dictar sentencia, espero su explicación para lo que ha hecho aunque sé que no me va a gustar del todo, pero necesito oírla de sus labios para saber por qué lo ha hecho. Quiero decir que lo voy a matar por su traición, que es el precio que tiene que pagar, pero no soy tan ingenua como para eso... al menos no ahora que siento por él algo que no he sentido nunca, algo que no he experimentado y que me hace dudar de todo, que hace que todo duela más que si no lo sintiera de esa forma. “Me he enamorado de ti” esas son unas palabras que no espero escuchar de sus labios y que hacen que mi boca se abra ligeramente, su mirada se mantiene fija en la mía cuando lo dice y algo me recorre por dentro, algo que noto cálido en mi pecho. No espero que él me diga eso, no espero que me diga que está enamorado de mí y yo no sé qué hacer en ese momento, o qué decirle, su mirada baja y sigue hablando mientras en mi cerebro esas palabras resuenan en forma de eco una y otra vez. Sus ojos bajan al suelo y dice que era consciente de que nos espiaban en el patio de armas, que en parte por eso actuó de esa manera pero que no todo fue mentira, sí le había dolido que no sintiera por él pero se equivoca, sí siento por él, solo que no sé en qué medida lo siento y se lo he dicho, siempre he ido con la verdad por delante. Quiero decir algo pero dejo que siga y que hable de golpe.

Su siguiente confesión es la que sé que no me va a gustar, sus ojos me buscan de nuevo y me dice que bebió mucho en la taberna, que sabía que lo habían seguido y que una mujer se acercó a él, supe que se refería a la asesina y frunzo el ceño sin apartar mis ojos de los suyos, no quiere contarme lo que pasó después y yo lo agradezco porque tampoco quiero oírlo, no necesito una confirmación de lo que sé que ha pasado, la marca que lleva en su cuello es más que suficiente para saber lo que ha pasado con la asesina. Dice que es parte del plan, que así va a conseguir infiltrarse y yo niego con la cabeza, no entiendo cómo es capaz de decir que está enamorado de mí pero que se ha podido acostar con otra, es algo que no me entra en la cabeza. Termino lo que hay en el vaso y lo dejo en la mesa, mi cuerpo se gira ligeramente hacia un lado y mi mente repasa cada palabra dicha en esa habitación, él se acerca hasta donde estoy y coge mi rostro entre sus manos, hace que mis ojos lo miren y siento su aliento en mis labios. Dice que pensó en mí en todo momento y no sé si eso me alivia o me enfurece más, que lo ha hecho para salvarme y protegerme y que si me tiene que perder para ello no le importa. Niego con la cabeza incapaz de comprender las incoherencias que dice en estos momentos, mis ojos se clavan en los suyos como dagas.


-Dices que estás enamorado de mí pero te puedes acostar con otras sin ningún problema, dices que pensaste en mí mientras lo hacías y no prestaste atención, dices que lo haces por salvarme a riesgo de que me pierdas pero eso no te importa mientras siga con vida... ¿ves las incoherencias que tú mismo dices? ¿Cómo pretendes que me crea el que me digas que estás enamorado de mí pero te tiras a otras, y que puedes pagar el perderme por salvarme? No sé mucho de emociones Leonidas, pero hasta yo sé que no tiene sentido lo que dices –niego con la cabeza con sus ojos puestos ahora en los míos- no concibo esa idea de amar que tienes, será porque no había amado nunca a nadie... estaba dispuesta a cumplir tu patético plan con tú príncipe para que entraras en la orden pese a que no me gusta la idea, lo iba a hacer porque sé que, con o sin mí, vas a entrar igual pero... ¿esto? No puedo con esto –me separo de sus manos y me alejo un par de pasos, el pecho me duele y siento como si algo fuera a estallar en mi interior, es la primera vez que lo siento y cuando él intenta tomar de nuevo mi rostro me separo y doy un paso atrás, estoy enfadada, cabreada, decepcionada, dolida con lo que ha hecho, siento que me ha traicionado y si de alguien no lo esperaba era de él. Un gruñido escapa de mis labios y siento que mis puños se cierran con fuerza en mis manos, me pongo tensa y la respiración se hace más rápida conforme pienso en lo que ha hecho, intento no imaginarme a Leonidas con esa zorra en la cama, desnudos, juntos... pero la imagen me atormenta y el dolor en mi pecho crece. Me doy cuenta de algo, sí soy capaz de sentir y no solo dolor, rencor y odio... me doy cuenta de que me duele lo que ha hecho porque él me importa, quizás lo he visto tarde pero lo he visto... y me duele lo que me ha hecho. Es cuando vuelve a acercarse que le gruño con mi pecho que va a estallar y esquivo su tacto, es más, no puedo evitarlo y mi mano se dirige a su rostro para pegarle y girarle este a un lado. Mi cuerpo tiembla ligeramente y la opresión en el pecho crece, mi respiración también, siento que los ojos me pican y la garganta arde... no quiero derrumbarme frente a él, yo nunca he sido débil- ¡eres un maldito hijo de puta! –Mis palabras salen solas de mis labios, su rostro se gira para mirarme y yo vuelvo a alzar de nuevo el brazo para pegarle pero me olvido, por un momento, que también es cazador y viendo mis intenciones para el avance de mi mano y me toma por la muñeca. Su agarre es firme y me acerca a él de un tirón y es mi otra mano la que le vuelve a dar otro guantazo presa de la rabia, de la impotencia, me coge de la otra muñeca y nuestras miradas se cruzan como dos espadas- Te odio –lo digo con fuerza y con el pecho a punto de estallar, mi respiración es errática y siento que el nudo de mi pecho finalmente estalla sin poder aguantarlo más. No sé cómo sucede ni quien ha dado el primer paso, pero su rostro se ha acercado al mío o he sido yo quien se ha acercado, el caso es que nuestros labios chocan y nos besamos, con rudeza pero con pasión. Suelta mis manos que van a mi espalda y me pega a su cuerpo, mis dedos se enredan en su pelo y se quedan en su espalda- te odio –vuelvo a repetir cuando nos separamos para tomar aire, muerdo su labio inferior y volvemos a besarnos de nuevo- ... te odio... –mis palabras van perdiendo intensidad aunque no así el beso, sus manos me alzan de las nalgas y mis piernas rodean su cintura, tiro su pelo hacia atrás y muerdo sus labios- te odio –murmuro contra sus labios de forma muy baja, sé que no lo odio, quizás es la única forma de expresar lo que siento.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Miér Oct 11, 2017 5:10 am

Veo decepción en su mirada y sus afiladas palabras me gritan las incoherencias que encuentra en un discurso no premeditado.
Se que tiene derecho a odiarme, a cabrearse, a rabiar y a no querer verme mas, se que me la he jugado pero lo peor es que no me arrepiento, porque la quiero y si perderla es el precio lo pago a cambio de que siga con vida.
Ella lo ve una inconsecuencia, yo por ende, lo veo una declaración de otra cosa.

Me acerco a ella, quiero abrazarla, calmarla peor no me deja, recula sin apartar su mirada plagada de rabia.
Gruñe furiosa, sus puños cerrados apretados a cada lado de su cuerpo mientras yo lejos de rendirme vuelvo a orillarme a ella, trato de coger su rostro, quiero que me entienda, no busco su perdón, no he amado en ningún momento a otra, no hay traición en un maldito gesto que ha sido para ganarme su favor.
-Te quiero -susurró cuando ella gruñe y me cruza la cara con la mano abierta con tanta fuerza que me gira hacia un lado el rostro.

Gruñe furiosa y nuestros ojos se encuentran prendidos en fuego, sus palabras son claras, me odia y no la culpo por hacerlo es solo que yo la quiero y no me rindo, vuelvo a decírselo.
Mis pasos acortan la distancia que nos separa, un nuevo gruñido, “hijo de puta” y su mano en alto que detengo con la mía.
La bajo sin esfuerzo mientras ella forcejea por soltarse, de un tirón la pego a mi, nuestros cuerpos colisionan, alza la otra mano decidida a darme un guantazo, en ese momento sujeto su otra muñeca.

Su errática respiración golpea mis labios que se acercan hambrientos a los ajenos, no se como, pero es ella la que colisiona contra ellos con fuerza, gruño fruto de ese frenesí que impera en mi cuerpo soltando sus manos.
Mis manos navegan por su espada, pegando así mas nuestros cuerpos, rugiendo, mordiéndonos, el beso es tan rudo, tan apasionado que parece que nos consumimos en el roce de nuestras lenguas dentro y fuera de nuestras bocas.
“Te odio” susurra mordiendo mi inferior, unas palabras que pierden fuerza cuando nuestras bocas se imploran el castigo justo.

La alzó por las nalgas, nuestros sexos chocan, el mio alzado por completo, engrosado, mojado por la punta, presiona su centro mientras rujo sin dejar de besarla, apenas permitiéndome tomar una bocanada de aire.
Sus piernas se enredan en mi cintura, mis manso la empujan mas contra mi, chocando como dos bestias.
Avanzó hasta la mesa de madera que hay en el lateral, de un manotazo tiró el jaro con flores silvestres, el cristal estalla en pedazos al tiempo que sus nalgas caen de golpe sobre la madera.

Mi boca no cesa de buscarla entre roncos jadeos, mis manos atrapan su chaleco que abro sin contemplaciones, busco su piel deshaciéndome de las prendas de ropa que se convierten en jirones entre mis dedos.
-Te quiero -rujo desesperado volviendo a golpear su boca con la mía, mordiéndola, lamiéndola con lascivia.

Los botones de mi camisa tintinean contra el suelo nuestros pechos chocan desnudos, friccionan perlados en sudor.
-Te quiero -susurró cobrando fuerza mis palabras al arrancarle los pantalones de cuajo necesitado de adentrarme en el averno de sus piernas.
Muerde mis labios mientras sus dedos se pasean por mi cinturilla de forma ansiosa, el botón cede y el pantalón baja liberando a la bestia.

Sus dedos toman mi hombría, guiándola hacia la entrada, los dos ardemos, no hay preliminares necesitamos sentirnos plenos, yo dentro, ella completa, nuestros cuerpos se necesitan.
-Te quiero -rujo contra su boca al tiempo que la embisto como un salvaje, la mesa cruje, se tambalea mientras sus dedos se aferran a mi espalda arañándola.
Gruñimos contra nuestras bocas mirándonos fijamente, necesitados de esta batalla a muerte.



my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Mar Oct 17, 2017 5:35 am

No sé en qué momento mi boca ha acortado la distancia con la suya pero me encuentro besándolo, de una forma ruda, salvaje y pasional, quizás es todo lo que llevo dentro que es como un cúmulo de sensaciones y mi pecho ha acabado por explotar de esa manera, le he dado dos guantazos pero él luego ha parado mis manos y ahora las tengo a mis costados con sus manos aferrando mis muñecas, solo cuando le beso es que suelta mis manos y estas me pegan a su cuerpo empujándome por la espalda y entre beso y beso yo no dejo de decirle que lo odio aunque mis palabras pierden fuerza cada vez que las digo y las pronuncio. Él me rebate y me dice que me quiere cada vez que un “te odio” sale de mis labios, muerdo su labio inferior con rabia y él me alza de las nalgas para pegarme más a su cuerpo, siento su miembro dar en el centro de mi cuerpo y un jadeo escapa de mis labios, mis piernas rodean su cintura y no dejamos de besarnos de esa forma salvaje y ruda, necesitada, mientras él me lleva hacia la mesa donde hay un jarrón con unas flores, jarrón que cae al suelo y se escucha romper el cristal en mil pedazos cuando me suelta de forma brusca sobre la madera, pero no se aparta. Vuelve a decirme que me quiere, con convicción y con fuerza, y yo en el fondo quiero creerle, quiero creer que es verdad lo que me dice aunque siento una sensación extraña en el pecho que me oprime, diferente a la otra, algo más cálida. No dejamos de besarnos en ningún momento y él raudo abre mi chaleco que quita con rapidez para dejarme con la prenda de ropa interior, sus manos se pasean por mi piel y no tarda en deshacerse de lo que oprime mis pechos, los hace jirones y lo tira al suelo.

Nuestros labios se rozan y puedo sentir su respiración agitada contra los míos, mis manos han ido a su camisa y de un tirón la abro de forma que rompo sus botones que repiquetean en el suelo de madera, le quito la camisa y la tiro al suelo, su lengua lame mi labio inferior de forma lasciva y vuelve a decirme que me quiere, mis ojos suben a sus azules y durante dos segundos nos miramos de forma fija, estamos agitados y solo acabamos de empezar. Muerde mis labios entre jadeos que salen de su boca, nuestros pechos se rozan ahora piel con piel y sus manos se dirigen hacia mis pantalones, me los quita igual que me ha quitado el chaleco; con rapidez y necesidad, y los deja caer al suelo, de un tirón rompe mi ropa interior y me deja desnuda frente a sus ojos, vuelve a decirme que me quiere y mis labios muerden con fuerza los suyos, nos besamos como animales salvajes y mis manos desabrochan su pantalón para bajarlo y dejar libre su miembro, la punta brilla de lo excitado que está, mis dedos se ciernen en su tronco y lo guío hacia mi entrada, lo necesito dentro, lo quiero dentro y no puedo esperar a juegos para ello. No hay preliminares pero no hay necesidad de ellos, siento que me embiste por fin con fuerza y un gemido escapa de mis labios cuando se hunde en mi interior. Me dice contra mis labios que me quiere y yo, en ese momento, le creo. Sus ojos no me dicen lo contrario y raudo comienza a moverse embistiéndome con fuerza como dos animales incapaces de controlarse.

Mis uñas se clavan en su espalda por el placer que me provoca, la mesa se mueve en cada movimiento que hacemos y tambalea frente a las embestidas del cachorro, mi cadera va en su búsqueda con cada embestida y mis pies aprietan sus nalgas que me embista más profundo, nuestros cuerpos se rozan por la fricción de ambos y siento que mis pechos se restriegan contra su pecho en cada movimiento. Nuestros ojos están fijos en el otro, sus mares azules están ahora algo más oscuras y no dejamos de gruñir ni de gemir por lo que hacemos, hemos perdido toda la razón y nos hemos dejado llevar por lo que nuestros cuerpos, y quizás algo más, nos han pedido que hiciéramos. La habitación se llena con nuestros gemidos, los jadeos y los gruñidos junto con el tambaleo de la mesa en la que Leonidas me toma, mi mano sube a su nuca y arqueo mi cuerpo hacia él cuando siento que el placer me consume. Enredo mis dedos en su pelo y me aferro a él con fuerza mientras me dejo hacer, mis labios se apoderan de los suyos de forma salvaje y nos besamos mientras sentimos que el orgasmo se acerca, eso hace que él me embista con más fuerza, que gimamos más fuerte y yo no cese de mover mis caderas buscando más y más de aquello. Hundo mis uñas en su espalda y le hago sangre que baja por esta, él no parece notarlo y mientras nos devoramos en un beso que quizás dice más de lo que yo he expresado con palabras siento que voy a caer por el abismo de nuevo entre sus brazos, necesito que lo diga de nuevo, escucharlo, escuchar esas palabras que yo no pensé que jamás iba a escuchar y que para mí son desconocidas, pero que sienta bien oírlas. Necesito que lo diga porque, en este momento, siento que voy a desvanecerme y no solo por el placer que me provoca, sino porque algo crece y se expande en mi pecho, de alguna forma siento miedo y necesito su seguridad, esa que desprende con cada palabra que dice mientras yo me siento pequeña.


-Repítelo –le digo entre jadeos cuando me separo de sus labios, muerdo el inferior y mis ojos lo buscan, los dos estamos al borde del orgasmo y nuestras respiraciones son agitadas- dímelo otra vez... –mi voz casi suena como una súplica en mitad de un gemido, mis piernas aprietan su agarre en su cintura, mis manos suben a su rostro para mirarlo y gimo otra vez contra sus labios a punto de caer. Es justo cuando me dice otra vez “te quiero” que alcanzo el orgasmo, mi cuerpo se tensa entre sus brazos y noto como me embiste con fuerza hasta correrse en mi interior, cuerpo arqueado hacia él en esos momentos, ojos cerrados y la respiración entrecortada. Mi corazón bombea con fuerza y cuando me repongo de esa agradable y placentera sensación mis ojos lo buscan, nuestros cuerpo pegados y perlados de sudor no dejan de buscarse, y yo lo único que puedo hacer... es abrazarlo. Me abrazo a él como una niña pequeña se abraza en busca de refugio bajo una gran tormenta, soy un manojo de sensaciones que bullen en mi interior bajo una vorágine de sentimientos que no puedo controlar, me deshago entre sus brazos y dejo mi rostro escondido en su cuello- no vuelvas a hacerme algo como eso Leonidas, nunca –mi rostro se separa para apoyar mi frente contra la suya y mirarlo de forma fija, mis dedos recorren su rostro y lanzo un suspiro- aunque mi vida dependa de ello no vuelvas, jamás, a traicionarme... no lo voy a soportar, así que por favor, no lo hagas –no soy de pedir nada, no soy de rogar nada y sin embargo me encuentro rogándole en esos momentos en los que me siento devastada, sobrepasada. No sé decir lo que siento, no sé decir un “te quiero” y si se lo digo lo hago a mi manera, del único modo que sé- no se me da bien expresar bien lo que siento, pero si no sintiera nada por ti... estarías muerto –mis labios rozan los suyos y dejo un beso en ellos- espero que entiendas lo que quiero decirte.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Miér Oct 18, 2017 12:08 pm

Nuestras bocas no tomaban descanso, nos perdimos en una batalla de sentimientos contrapuestos de odios y amor confeso.
Mis caderas la buscaban como el fuego, las suyas sonaban como el trueno y perdidas en el otro la mesa parecía decidida a partirse de un crujido pues nunca encontró dos seres mas necesitados de los encontronazos de dos cuerpos.
-Te quiero- repetí en un aullido, uno que me llevó al Olimpo, ella era Afrodita, su boca me recibía acallando mis quejidos.

La abracé para que no se fuera, como si temiera que se desvaneciera y su petición sonó tan fuerte como lo hicieron las olas del mar cuando Poseidon las guiaba.
Mis ojos se alzaron hasta sus océanos, prometer, jurar ¿era necesario cuando estaba allí vencido por una mujer?
-Nunca mas -repetí contra sus labios bajándola de la mesa para arrastrarla conmigo al lecho.

No quería hablar de nada mas que de nosotros, de futuro, de sentimientos y llenar el resto se silencios y besos porque todo lo que fuera hablar sobre la misión de infiltrarme en la orden de asesinos nos llevaría a una discusión que no estaba preparado para tener ahora mismo.
-Te quiero -repetí por si no le había quedado claro y aunque ella no me dijo lo mismo me importaba una mierda pues estaba allí, conmigo.

Deslicé mis dedos por su cuerpo perfilando su contorno, su piel se erizó bajo la yema de mi dedo mientras mi sonrisa se curvaba ante la idea de una maldad infinita.
-Creo que merezco que bailes para mi -bromeé tirando de su cintura para subirla sobre mi.
Ella negaba divertida mientras mi torso se elevaba y colisionaba una vez y otra contra sus labios.
-Cuando todo esto acabe, creo que me vas a tener que pagar todo esto con muchos bailes, alcohol y sexo, te lo digo por si has de comparte unos corsees y un látigo nuevos.

Ella se moría de la risa por la cara que tendía a echarle a las cosas.
-¿que? -le pregunté sin borrar la sonrisa -ya sabes, sexo salvaje en una habitación oscura con látigos de por medio, esposas -dije lanzandole un bocado.

Sus ojos centelleaban, olvidar como había empezado la noche era lo único que quería, aunque algo me decía que esto no iba a quedar así, pues ambos sabíamos que en cuanto esta noche de tregua se desvaneciera, el infierno se desataría de nuevo en nuestras vidas.
Yo solo quería cuidarla...



my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Miér Oct 25, 2017 11:56 am

Mi cuerpo se vence contra el suyo y de lo único que soy capaz es de abrazarlo, lo pego contra mi cuerpo con fuerza y me dejo llevar por él en esos momentos, cierro los ojos y dejo que su esencia me llene y me inunde porque lo necesito, mi nariz está en su cuello e inspiro con fuerza notando su esencia, intento retenerla y guardarla para futuras ocasiones porque soy consciente de que esa es una de las últimas noches que vamos a pasar juntos, que en cuanto el sol se ponga él va a ser mi enemigo y ya no vamos a poder vernos de esta forma, no si queremos que lo que ha hecho surta efecto y él pueda infiltrarse. Todavía tengo mis dudas sobre ese plan descabellado y loco que ha trazado y sé que la organización es muy astuta, van a sospechar de él desde el primero momento y lo que no quiero es que todo lo que haga sea para nada, que todo sea en vano con lo que ha sacrificado, con todo lo que esto ha supuesto para él, para mí, para nosotros. Sus brazos rodean mi cuerpo y solo me separo para mirar esos ojos azules para pedirle una petición: que no vuelva a hacerlo. Que no me traicione porque no voy a poder soportarlo otra vez, casi me he vuelto loca cuando ha pasado esto y no voy a soportarlo si paso por algo como esto de nuevo, soy consciente de que en algunos aspectos no soy tan fuerte como yo pensaba y este es uno de ellos. Sus manos acunan mi rostro y me promete que jamás lo va a hacer, nunca más es lo que dice y es lo que yo necesito oír de sus labios. Repite otra vez que me quiere y mis ojos se quedan fijos en los suyos, suena tan bien, tan cálido, tan... extraño para mí pero me gusta, hace que mi pecho se caliente y algo en mi interior crezca y tome forma. No soy tan buena como él para expresar mis emociones y lo que siento pero quiero creer que ha entendido lo que le he dicho, a mi manera, pero se lo he dicho. En ese sentido soy parca y necesito tiempo y aprender, pero de su mano puede que lo haga.

Ha roto esa cúpula que he llevado cuando lo conocí por primera vez, se empeñó en que podía hacerlo y lo ha logrado, mi cúpula ha desaparecido y me deja expuesta y vulnerable al mundo, no estoy acostumbrada a sentirme así y me siento demasiado pequeña frente a algo que es grande y desconocido, él va a tener que ayudarme porque de lo contrario voy a estar perdida, estoy perdida sin él y es una realidad tan palpable como que puedo sentir sus brazos en mi cuerpo, su aliento contra mis labios y sus ojos en los míos puesto. Somos reales, los dos lo somos y ahora me doy cuenta de esa verdad que me he negado siempre, de lo que siempre he evitado y que él me ha mostrado a base de golpes, de no rendirse en ningún momento y es esa misma perseverancia la que ha hecho que ahora esté así. No deja de abrazarme y me lleva a la cama donde nos tumbamos y me recuesta sobre su pecho, nos besamos y nos acariciamos como si el tiempo no corriera y no se nos agotara hasta la salida del sol, sus dedos recorren mi cuerpo y siento un escalofrío que lo hace reír, mis ojos suben a los suyos otra vez cuando me dice que me quiere de nuevo, muerdo mi labio y acabo por acercar mi rostro al suyo para besarle. Sus palabras hacen que sonría de lado y dejo que me tome de la cintura para pegarme más a su cuerpo y que me suba sobre él, se eleva y busca mis labios para besarme y yo correspondo a ese beso de forma necesitada, en el fondo es que lo necesito. Enarco una ceja y lo miro por sus palabras, muerdo mi labio y recorro el suyo con las yemas de mis dedos de forma lenta.


-Ya veo que te ha gustado el baile que te hice aquella vez –recuerdo ese momento en el baño, erótico y sensual, en el que había bailado para él- ¿eso es lo que quieres, que me compre un corsé, esposas y un látigo en compensación por todo esto? –Niego con la cabeza sin dejar de mirarlo, ese hombre no va a dejar de sorprenderme nunca y yo me río por sus locuras- así que una habitación oscura y sexo salvaje –muevo mis caderas sobre él en un baile lento y me inclino hacia su rostro- si es lo que quieres, me parece bien. Puedo hacerte muchas cosas en esa habitación oscura –apreso sus labios con los míos y me pego a su cuerpo, no quiero pensar en nada que no sea él pero soy consciente de que el tiempo se agota y que nos quedan apenas unas horas para que todo empiece, me olvido de eso y mis labios no se separan de los suyos en ningún momento, mis manos recorren su pecho y mi cadera se mueve contra la suya, lo busco porque lo necesito y quiero encontrarlo, si nos quedan esas pocas horas quiero disfrutar de él lo que nos queda. No dejo de moverme contra él y de rozar nuestros sexos constantemente, mi mano baja por su cuerpo y se pierde en su miembro, lo envuelvo y muevo mi mano arriba y abajo con claras intenciones. Mis labios se pierden por su cuello y bajo por su pecho pero no me detengo, sigo bajando hasta llegar a su miembro y con mis ojos en los suyos lo envuelvo con mi boca, lo succiono con mis labios y me muevo entre gruñidos que él hace, su mano aparta mi pelo y me anima a que siga solo centrada en él. Cuando veo que es el momento aparto mi boca y subida sobre él bajo de forma que lo noto dentro, muevo mis caderas en un baile privado para él porque necesito sentirlo, grabarlo de alguna forma- Leonidas –lo llamo cuando su mano apresa mi pecho y echo mi cabeza hacia atrás pero no dejo de moverme, no puedo parar y no quiero, lo quiero todo de él.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Jue Oct 26, 2017 2:01 am

Ladeo la sonrisa contra sus labios al escuchar que acepta mi propuesta indecente, ciertamente no necesita nada mas que su cuerpo para ponerme, pero su risa choca contra mis labios y sentirla así me agrada.
Haría cualquier coa por ella y creo que esa noche, aunque me he equivocado en parte, ha entendido que no podría de ninguna de las maneras querer a otra mujer que no fuera ella.
Le he dado mi palabra, la cumpliré, veré como me las montó para esquivar a esa mujer, es importante que me infiltre en la organización y conseguir información, sin ella estamos en desventaja.

Nuestras bocas se buscan, se paladean, lengua que en un cruce de caminos se encuentran y entre jadeos se toman como si solo hubiera un camino, el de la perdición que nos consume.
Sus manos son brasas, me calientan, mi cuerpo contra ellas se contrae, necesito tanto cada caricia que gruñó al sentir el placer a cada trazo.

Nos miramos como si nada mas en este mundo existiera, sonreímos devorando cada instante como si se desvaneciera, sus labios se deslizan por mi torso, jadeó con los ojos oscurecidos porque se su destino.
Con la mano guía mi miembro entre su boca, lo lame, lo saborea y lo engulle de forma lenta sin dejar de mirar el placer que en mi provoca.

Mis dedos en su pelo la mueven despacio, llenándola de mi con cada movimiento cada vez mas rápido hasta que siento que voy a explotar, aprieto para que entre mas pero ella aparta sus labios encontrándose un gruñido gutural y como una pantera trepa por mi piel hasta dejarse sobre mi miembro en alza caer.
Nos movemos como animales, presos de esa locura del instante.
La necesito, esa noche y el resto de todas ellas aunque eso no se lo digo.
Nos besamos entre susurros, nos dibujamos los labios a mordiscos y con los cuerpos tensos como cuerdas de la mas bella de las arpas explotamos en una sinfonía perfecta que sale de nuestras gargantas.

Caemos sobre el lecho expuestos a nosotros mismos, la verdad se refleja en la turbia mirada de la doncella, nos queremos y aunque el silencio reine esa algo que se siente.
Mis dedos acarician su piel, es mía y como un mapa busco el tesoro siguiendo la linea marcada.
-Te necesito -aseguro sin poder dejar de mirarla, apenas nos quedan unas horas pero es suficiente para que entienda que me ha de tener paciencia pero que saldremos de esta.



my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Dom Nov 05, 2017 12:21 pm

Por esa noche quiero olvidar todo lo que nos ha hecho llegara esa habitación, olvidar que hay quien quiere matarme y han puesto precio a mi cabeza, olvidar que él se va a infiltrar en una organización de peligrosos asesinos solo para sacar información de por qué me quieren muerta, solo quiero centrarme en él, solo quiero sentir su piel contra la mía, su cuerpo bajo mi cuerpo, sobre mi cuerpo... lo único que necesito esa noche es a él y quiero que lo sepa, no soy buena con las palabras y para mostrar lo que siento, pero sí puedo hacerle ver que me importa y que lo necesito porque aunque no lo diga no significa que no sea verdad, lo necesito y me he dado cuenta de ello con todo lo que está pasando. He sentido celos de saber que otra lo ha tocado y lo ha besado, me ha dolido que se acostara con otra mujer aunque eso significara que puede salvarme, es la primera vez que experimento algo como eso y sé que si me vuelve a traicionar no voy a ser capaz de soportarlo y de aguantarlo, no estoy acostumbrada a esas cosas y solo quiero grabarme su piel en mi memoria, marcarlo de alguna forma como mío para que no olvide esa noche cuando se infiltre en esa organización peligrosa, en cuanto lo haga vamos a pasar tiempos separados para que no descubran nuestros planes, quizás vamos a tener que enfrentarnos para dar veracidad a todo y si nos encontramos vamos a tener que actuar como enemigos, así que si es la última noche que tengo con él quiero pasarla adueñándome de su cuerpo y dejando que él se adueñe del mío. Ahora son mis manos las que recorren su pecho y mis caderas suben y bajaban sobre él, lo siento en mi interior y eso me provoca mucho placer, su manos en mis pechos los acaricia, los aprieta y los recorre y yo jadeo ante sus atenciones, bailamos en un mismo son que nos vuelve loco, que nos convierte casi en animales por la forma en la que nos movemos.

Su pecho se alza y encuentra mis labios, nos besamos de manera pasional y salvaje, su brazo rodea mi cintura y me mueve sobre él de manera rápida y ruda. Sus labios bajan por mi cuello y deja besos y mordiscos, cierro los ojos y siento que sigue bajando para llegar a mi pecho y captura uno de ellos entre sus labios, gimo con fuerza y noto que lame, muerde y succiona a placer. Mi espalda se arquea, rodeo su cuello con mi brazo y mis dedos se enredan en su pelo para aferrarlo con fuerza, siento el placer que crece en mi interior, mis labios buscan los suyos y nos besamos entre gemidos y jadeos, nos mordemos los labios en esa danza placentera que nos traemos y mi cuerpo se tensa cuando llega al orgasmo, un gemido escapa de mis labios cuando lo alcanzo y mi cuerpo se arquea buscando el del él, siento como llega en mi interior tras un par de embestidas más y me dejo caer contra su cuerpo, mi frente se apoya en la suya y siento sus manos que suben por mi espalda hasta enredarse una en mi pelo y la otra acariciar mi rostro, mis ojos azules buscan los suyos y nos besamos con pausa, con tranquilidad. Caemos en el lecho y nos quedamos recostados juntos con nuestros cuerpo pegados, nuestras respiraciones son rápidas y su mano se desliza por mi espalda, la mía recorre su pecho y cuando me dice que me necesita mis ojos suben para mirarlo, mi mano sube a su rostro y lo acaricio para buscar sus labios con los míos, quiero hacerle ver que yo también lo necesito y que si después de lo que ha hecho permanezco en la habitación y he acudido a su cita es porque me importa, de lo contrario lo habría matado con mis manos. No quiero que el tiempo pase pero es algo inevitable, en unas horas el sol va a salir y antes de eso debemos de volver para que no se den cuenta del engaño que hemos hecho.


-No quiero que esta noche termine –mi rostro se queda hundido en su cuello y dejo unos besos en su piel, no quiero hablar del tema pero es necesario que le diga ciertas cosas para que él las sepa, no me aparto de su cuerpo y quiero aprovechar esos momentos que nos quedan, nos tocan días difíciles y seguro que es lo que me va a dar fuerzas para seguir adelante, pero tenemos que dejar unos puntos claros antes de separar nuestros caminos de nuevo- Leonidas –lo llamo y alzo mi rostro para verlo- antes de irnos quiero que hablemos sobre esta misión para tenerlo todo claro –mis labios quedan sobre los suyos- es muy probable que no confíen en ti pese a todo, así que te van a poner pruebas y te van a poner encargos para confiar en ti plenamente, vas a tener que matar a gente para que ganarte su confianza –pero seguro que eso era algo que él ya ha pensado- no te van a dejar que vuelvas seguramente a la mansión pero de todas formas me voy a ir de allí, no es seguro para tú príncipe y para la loba –puse un dedo en sus labios- eso no es negociable, buscaré un lugar donde quedarme y le avisaré para que él lo sepa, no nos pueden ver juntos y es posible que incluso tengamos que luchar en algún momento... vas a tener que herirme –lo miro de forma fija- sé que no quieres hacerlo pero solo si volvemos heridos te van a creer porque van a estar vigilándote –dejo mi frente sobre la suya y lo miro a los ojos- quiero que me prometas que, en el momento en que presientas que no confían en ti o que veas tu vida peligrar... vas a alejarte, vas a huir de allí. Quiero que me lo prometas Leonidas, no te fíes de ellos y cuando sientas peligro aléjate y ven a buscarme, que tú corazón no nuble tu juicio... te necesito y te necesito vivo ¿me entiendes? –Mis ojos fijos en los suyos- prométemelo o no te voy a dejar marchar de esta habitación, tú seguridad ante todo, por favor –le pido porque no me fío de ellos, son traicioneros y si le pasa algo por mi culpa no me lo voy a perdonar nunca.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Dom Nov 05, 2017 3:01 pm

Era consciente de que necesitábamos hablar, posiblemente pasaríamos días sin hacerlo y en los encuentros que tuviéramos tendríamos que luchar hasta sangrar. No iba a dañarla, al menos no lo haría en ningún punto doloroso o vital, pero era consciente de que tendría que herirla al igual que ella a mi y dado que yo si regresaría a la orden, sus heridas para mi no tenían que ser en puntos no vitales, si no, no resultaría creíble y tenia que serlo.

Mis labios la buscaron, repetí que la quería contra ellos mientras mis dedos surcaban su rostro guardando su imagen en mi recuerdo.
-Se a lo que me enfrento, soy consciente de que van a pedirme que de caza y muerte a personas, no voy a matar a inocentes, pero Agarwane va ayudarme en ese menester, daremos el cambiazo. Si por contra no es un inocente, lo mataré, no es la primera vez, ni será la ultima.

Tomé su mentón para que enfrentara mis azules, no quería que perdiera su concentración por pensar en mi. Los dos íbamos a estar vigilados, eramos enemigos y necesitábamos que eso fuera exactamente lo que creyeran.
-Va a funcionar y en cuanto saque la información que necesitamos me largaré de allí..volveré a tu lado y sabremos como enfrentarlos.
Te quiero y esto va a funcionar, confía en mi como yo confió en ti, somos guerreros.

Mi boca apresó la suya, mis labios envolvieron los ajenos y pronto nuestras lenguas se enredaron en un peligroso juego, el deseo era palpable entre ambos, pero no era solo eso, era una sensación que abrasaba por dentro, la idea de separarme de ella me llenaba de un desazón que trataba de no mostrarle, porque nunca había sentido esto y era consciente de que nuestros sentimientos podían jugárnosla a ambos.
-Te necesito, necesito que estés a salvo, si te pasa algo me volveré loco -reconocí con mi frente contra la suya -así que has de estar alerta, yo puedo cuidarme, peor si siento que estas en peligro, cometeré un error.
Cuando he pensado que te perdía, cuando te has cabreado conmigo y te has largado de al habitación, he sentido un vació que solo he conseguido arrancar de mis entrañas cuando he entrado en esta cámara y te he visto.

Deslicé mis dedos por sus labios, acariciándolos.
-Me dijiste que eras incapaz de sentir y yo guarde silencio, pero tampoco yo había amado, para mi esto también es nuevo.
Si me dejas, podemos aprender juntos, pero para eso necesito que te mantengas con vida y te doy mi palabra de que yo haré exactamente lo mismo.



my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Vie Nov 10, 2017 9:44 am

Ambos sabemos bien donde nos estamos metiendo, su misión es peligrosa y temo que puedan descubrirlo en algún momento, si eso ocurre ni siquiera van a pensar en tener algún tipo de reparo con él porque no va a ser así; lo van a utilizar en mi contra para que vaya a por él y entonces yo no voy a poder evitar dejarlo de lado sabiendo que lo que está haciendo es por mí, no me gusta pero lo hace para hallar respuestas a por qué me quieren muerta, ¿cómo voy a poder yo dejarlo atrás si lo pillan? No soy capaz de hacerlo aun cuando con otras personas he sido capaz de dejarlas atrás, pero él no y el sentimiento que despierta en mi pecho me da miedo porque si lo pierdo me va a doler muchísimo, no quiero perderlo y espero que no se den cuenta de nuestro plan y que él consiga lo que se propone, estoy convencida de que no va a parar hasta obtener respuestas. Yo voy a hacer todo lo que esté a mí alcance para que no me puedan seguir la pista con facilidad y voy a intentar los menos encuentros posibles, pienso quedar con su príncipe de forma clandestina para que me avise de cómo va y de cómo está porque solo así, de esa forma, es de la única manera que voy a tener para poder seguir adelante, solo si él está bien vamos a poder seguir con el plan. Es arriesgado, es peligroso y es casi suicida y por más que he intentado disuadirlo no he podido convencerlo de que no lo haga, está convencido de lo que va a hacer y solo me queda apostar por él como él apuesta conmigo de forma segura, es la única forma que tengo de poder seguir adelante sin delatarnos a ambos porque una vez que lo hagamos sería el fin... de una forma u otra. Ahora solo quiero aprovechar el tiempo que nos queda, la noche nos ha brindado ese último encuentro en el que vamos a poder estar juntos de esa forma, sabemos que cuando nos encontremos la próxima vez vamos a tener que luchar el uno contra el otro, aunque no quiera voy a tener que herirle porque de lo contrario no van a creerse que seamos enemigos y aunque no quiera hacerlo me voy a ver obligada.

Sus labios están sobre los míos y sus dedos acarician mi rostro, una caricia lenta en donde siento sus yemas recorrer mi piel de forma lenta como si estuviese intentando memorizar mi rostro, sus dedos terminan perfilando mis labios y muerdo un par de ellos sin apartar mis azules de los suyos, mis dedos recorren su pecho y su rostro y nuestras labios vuelven a juntarse de nuevo, su lengua se abrió paso hasta encontrar la mía en un beso lleno de pasión y de deseo, una muestra clara de lo que ambos sentimos y lo que ambos también tememos: perdernos. Su frente apoyada en la mía con nuestros rostros cerca, me dice que me necesita y yo lo miro de forma fija porque yo también lo necesito, tenemos que estar bien los dos para que esto salga adelante y logremos la meta que tenemos en común, si uno se tambalea el otro también lo va a hacer y vamos a correr riesgos los dos. Niego con la cabeza cuando me dice que si no voy a estar bien se va a volver loco, quiero que esté tranquilo en todo momento y su príncipe le va a ir avisando conforme yo lo vaya visitando, va a ser la única forma que tengamos los dos de mantener el contacto porque si nos cruzamos seremos enemigos. Ahora me habla del momento en que me había ido de la habitación enfadada, cuando todo se había terminado y me fui de allí enfadada y cabreada con él... jamás he sentido algo igual en toda mi vida, el dolor me oprimía el pecho y su traición me quemaba de la misma forma, yo no sé manejar ciertas situaciones y eso me había venido muy grande.


-Era la primera vez que me encontraba en una situación así, tu traición me dolía y me quemaba a partes iguales y no podía pensar en otra cosa... yo también he sentido ese vacío del que hablas, es cierto que cuando has entrado por esa puerta te he odiado pero quizás odiaba el hecho de que has estado con otra, aunque fuera por todo esto, y esa traición es la que me ha dolido –mis labios rozan los suyos, escucho sus palabras y mis ojos se pierden por sus labios, recuerdo esa conversación y mis palabras- pensaba firmemente que era incapaz de sentir... pero estaba equivocada –mis ojos se alzan para enlazarlos a los suyos, azul contra azul, mientras mi dedo recorre su mandíbula y su mentón- esto también es nuevo para mí, supongo que nadie sabe y se aprende con el tiempo. Quiero ese tiempo Leonidas, te propusiste romper esa cúpula que tenía y la has hecho añicos, me has enseñado una versión de mí que ni yo misma conocía y ahora me encuentro en una situación que nunca he pensado que iba a estar. Te necesito con vida, quiero dejar mis miedos a un lado y si puedo hacerlo con alguien es contigo. Te prometo mantenerme atenta y alerta, pero por favor, en cuanto sospeches lo más mínimo aléjate y ven a buscarme, podemos descubrir qué hay detrás de todo esto pero solo puedo hacer si eres tú el que me ayudas –nos besamos de nuevo y el tiempo pasa inexorablemente aunque nosotros no queramos, el sol despunta por el horizonte y aunque no queremos tenemos que ponernos en marcha, nos vestimos pero lo hacemos entre caricias y besos, el sol marca nuestro final de ese encuentro y ya en la puerta de la habitación volvemos a besarnos, tenemos un plan trazado y solo tenemos que cumplirlo para que no falle- ten cuidado, por favor –le digo antes de besar sus labios y salir para ponerme en marcha sintiendo que dejo algo atrás, algo que espero tener de vuelta pronto y que todo esto acabe. Pero el camino es difícil y nuestros encuentros van a ser duros, vamos a tener que dejar los sentimientos de lado y voy a tener que actuar como la asesina que soy con él, por mucho que me duela.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Lun Nov 13, 2017 3:45 am

El alba marcó nuestro sino, ambos sabíamos que la próxima vez que nos encontráramos tendríamos que ser dos cazadores despiadados que no entienden de sentimientos.
Entre besos, abrazos y caricias fugaces nos despedimos, mi boca presa de sus labios no encontraba consuelo en la despedida, así que la buscaba una y otra vez entre jadeos dejandole claro, si es que no lo tenia ya, que le pertenecía.

Atrás quedó aquello que tuve que hacer por demostrar mi deslealtad al enemigo, no me arrepentía, sabia que mi acto la había dañado, pero salvar su vida era lo único que me importaba y yo nunca había disfrutado meso de una relación sexual, pues mi cabeza estaba en otro lado. Tomé mi espectro y emprendí camino hacia esa dirección que la mujer de la taberna había garabateado en mi piel.

Cuando llegué y desmonté su sonrisa se ensanchó, movió sus caderas como una pantera hacia mi posición y envolviendo mi cuello con los brazos me orilló contra sus labios para dejar un tórrido beso contra ellos.
No me aparté, no correspondo, ella enarcó una ceja y la frialdad de mis palabras le dejó claras las cosas lo que la hizo sonreír.
-Estoy aquí para trabajar, el placer lo podemos dejar para después -aseguré dándole un manotazo en el culo antes de pasar de largo y caminar hacia el interior del la opulenta casa donde al parecer tenían en esta ocasión su centro de operaciones.

Pocas veces permanecían demasiado tiempo en el mismo lugar, supongo era el mejor modo de convertirse en fantasmas, cada vez ostentaban identidades y vidas distintas, eran auténticos expertos en desaparecer sin dejar rastro, eran gente sin escrúpulos, vidas vacías y en ese momento me di cuenta de lo mucho que había cambiado Zeniba.

Me llevaron ante un hombre cubierto de un traje negro, su rostro oculto tras un pasamontañas, sombra lo llamaban.
No puedo decir que fueron fáciles los inicios, durante una semana me mandaron primero presenciar asesinatos, luego cometerlos, por suerte para mi la gentuza a la que mataban no era mucho mejor que ellos, así que supongo que entre asesinos y bandos distintos manejaban el juego.

En todo ese tiempo no se habló delante de mi de Zeniba, ni una palabra mas pasados 8 dias su confianza aumentaba y llegó el día, seguramente una prueba para mi de ir en su búsqueda.
Supe que la tenían vigilada, hablaban de ella como si fuera una puta y uno incluso dijo que antes de matarla iba a tomarla para que suplicara.
Me mordí la lengua y les reí las gracias, tenia que disimular, aunque juro por Zeus y todo su Olimpo que matarlos en ese momento era en lo único que pensaba.








my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Lun Nov 20, 2017 9:24 am

Me alejo del pequeño hotel a las afueras de la ciudad donde hemos pasado la noche juntos, sé que a partir de ese momento somos enemigos y que cuando nos crucemos de nuevo vamos a ser enemigos. El plan consiste en eso aunque yo no quiera que suceda, pero él está empeñado en descubrir por qué me quieren y se ha metido de lleno en esa farsa. Con el sol asomando por el cielo llego al hotel donde me alojo, me cuelo por la parte de detrás y subo a la habitación como si no hubiera salido de allí esa noche, necesito que crean que así ha sido y no que piensen que me he escapado, supongo que ha colado dado que en los siguientes días no tengo noticias de Leonidas, tampoco es que vaya a tenerlas en tiempo pero si corriese peligro seguro que su príncipe me lo hubiera notificado. Yo debo de seguir como si no hubiera pasado nada, sigo con la búsqueda de ese objetivo que se me resiste y que no logro dar con él, sé que me siguen en todo momento pero aunque sé que no es Leonidas porque todavía es muy pronto yo actúo con normalidad, me alejo todo lo que puedo de la mansión y rara vez paso por ella para tener noticias de él, no quiero que piensen que hemos trazado ese plan y que lo descubran, porque de hacerlo puede ser su final. Los días pasan y el tiempo se hace más lento, los días parecen ser más largos y aunque me centro en dar con el objetivo de mi misión no encuentro pista alguna, algo que me frustra porque necesito mantener la mente despejada para no pensar, para no cometer un fallo. No me doy cuenta de los fríos y vacíos días que he llevado en toda mi vida, y me encuentro con que en esos días lo echo de menos más de lo que yo hubiera imaginado, sí, su traición me había dolido pero una vez superado y entendido por qué lo hizo aunque me costara eso ha quedado atrás, solo quiero que él esté bien y que no tenga problema en la organización, sé que en cuanto sospechen de él lo van a matar o lo van a utilizar como moneda de cambio para que salga y así me maten, nos maten a los dos. En estos días mantengo mi mente ocupada todo lo que puedo, entreno, cazo, sigo la pista y así no dejo tiempo ni espacio para pensar pero las noches son desoladoras.

He vuelto a la vida que he llevado siempre, a la soledad, al vacío, al frío que siempre me ha rodeado y que me ha caracterizado y ahora lo encuentro extraño, es raro porque siempre he vivido así y en todo este tiempo él me ha cambiado de una forma que espero sea para bien. Veo mi otra forma de vida de una manera diferente y un tanto absurda, encerrarse en una cúpula para que nada entre y nada pueda llegar hacia una misma es bueno siempre y cuando no des con alguien que quiera desarmarla, porque cuando lo haces todo deja de tener sentido y las cosas cambian, el punto de vista es muy diferente. Me doy cuenta de que él siempre ha tenido razón aunque yo no quisiera verlo, me doy cuenta de que he vivido toda mi vida pasando desapercibida y reprimida, y a eso sin duda alguna no se le puede llamar “vida”, sobrevivir, mantenerse, perdurar... pero no vivir. No sé exactamente qué me ha hecho pero me ha cambiado de una forma que yo no pensaba que podría cambiar, siempre he pensado que el frío y la oscuridad es el mejor camino de un asesino, algo que va de tu mano y te sigue día a día... pero ahora me doy cuenta de que lo que me han hecho ha sido encerrarme y reprimirme, eliminar cualquier emoción y hacerme ver que esa es una vida con la que poder cargar el resto de mi vida, pero me doy cuenta de que no es así y de que no está para nada bien. Hace un par de días que paso por la mansión, sé que no debo hacerlo pero lo hago porque necesito noticias y solo él puede dármelas, me dice que está bien y que todo marcha según lo planeado. Al menos me deja más tranquila aunque no pueda oírlo de sus labios, sé que se está esforzando y si no quiero que su esfuerzo y sacrificio sea en vano debo de seguir como hasta ahora, hasta que nos crucemos de nuevo.

Ese momento no tarda, yo también soy asesina y como tal puedo saber cuándo me están siguiendo. Quizás es porque quieren que sepan que me están vigilando para que yo lo note y cometa un fallo, pero no pienso caer en su trampa. Sé que el encuentro está próximo y me he mentalizado para ello, para verlo frente a mí y tratarlo como un enemigo más de la organización que es, como alguien a quien eliminar. No va a ser fácil para ninguno de los dos, sé que vamos a tener que pelear y vamos a tener que herirnos y hacernos daño, no es sino cuando pasa algo más de una semana que el encuentro se produce, esa noche he acudo como todas las demás al bosque para cazar vampiros porque no dejo de ser eso también, una cazadora. Sé que tienen mi rutina y sé que me van a encontrar allí si quieren cogerme, por una parte ansío el encuentro solo para verlo y saber que está bien, por otra parte lo temo porque vamos a interpretar un papel muy difícil. La luz de la luna se filtra por la copa de los árboles e ilumina el lugar tenuemente, el bosque está tranquilo pero pronto esa tranquilidad se va a ver truncada, estoy en mitad de un claro al seguir una pista de un vampiro, es entonces cuando oigo un ruido que proviene de una parte de los árboles, cierro los ojos un momento y suspiro para controlarme, ya estoy en modo cazadora asesina y es hora de darles un espectáculo. Cojo la daga de la funda y me giro para lanzarla de forma que se clave en uno de los árboles, de allí donde proviene el ruido para hacer saber que sé que están ahí.


-Sal y da la cara si te atreves –reto con mis ojos puestos en el lugar, tengo mis tridentes en mis manos aferrados con fuerza lista para el ataque, es entonces cuando avanza y la luz de la luna lo ilumina, lo recorro con la mirada y al menos me doy cuenta de que está bien, frunzo el ceño metida en mi papel- vaya, vaya... así que el león ha decidido dar la cara y mostrar sus fauces, qué atrevido –sonrío de forma ladina- no esperaba que fueras tú quien apareciera, pero no estoy de humor esta noche así que te lo advierto; lárgate por dónde has venido si quieres seguir viviendo. Aunque después de todo no te mereces ni eso –digo con odio y desprecio en mi voz metida en mi papel.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Miér Nov 22, 2017 11:14 am

Ladeé la sonrisa cuando la cazadora en medio del bosque aseguró saber que el León la acechaba.
Salí para que me encontrara de frente, era consciente que desde la distancia nos observaban, no podía fallar, era importante que este enfrentamiento fuera real.
-Vaya, he pasado de ser un cachorro a convertirme en un León, debe ser porque me pierdo entre las piernas de una mujer y no las de una zorra -dije sin mas, como si mis palabras fueran dagas afiladas.

Por dentro estaba destrozado, hablarle así para mi era un esfuerzo sobrehumano, la amaba, esperaba que me perdonara, pero si quería que me creyeran el enfrentamiento tenia que ser real, doloroso y mordaz y si no lo era sabrían que una sentía por ella.

Pude ver como su mirada centelleaba de la rabia, lo que me hizo reírme a carcajadas.
-¿que pensabas? Que tu baile de caderas era lo único que podía hacerme explotar..no sabes bien por cuantos lados se la he metido a la mujer con la que te la pegué.
Claro que no debería de importarte, eres un monstruo incapaz de sentir, aunque la verdad, me es indiferente, yo solo quería follar contigo y eso ya lo he conseguido.

La cazadora gruñó, ahora me pedía que me largara si quería seguir vivo, palabras escupidas con odio y con una rabia inusitada.
-Vengo a darte muerte, no me voy a ir a ninguna parte.
Mis aceros silbaron al viento, ladeé la sonrisa contemplando a aquella mujer salvaje.

Mis ojos dejaban muy claro que la amaba, pero por desgracia abrazarla y susurrarlo contra sus labios no era una opción, así que apreté los dientes y como una bestia me lancé hacia ella. Nuestros aceros chocaron, voraces, hambrientos, violento aquel golpe.

Raudos en el ataque y en la defensa nuestros cuerpos bailaron una danza bien distinta a la que estábamos acostumbrados, los golpes tenían que ser violentos, no podía parecer un mero entrenamiento porque de serlo, me delataría o se delataría ella y nuestro plan se iría a la mierda.
Nos teníamos que hacer sangrar, teníamos que herirnos pero por supuesto era ella para poder escapar la que me tenia que herir de mas gravedad, pues si ganaba yo, tendría que darle muerte y eso era algo absurdo teniendo en cuenta que iba justo a lo contrario.

Los aceros siguieron girando entre nuestras manos, jadeábamos en cada encontronazo. Me moví a la derecha y con rapidez me agaché hiriendo el muslo de su pierna dificultando su movimiento, un golpe certero que nadie en su sano juicio haría a la mujer que amaba, peor tenia que ser creíble.





my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Vie Dic 01, 2017 10:15 am

Tengo que fingir en ese momento que es mi enemigo y que lo odio cuando en realidad quiero acercarme a él y asegurarme de que todo está bien, a simple vista no parece que tenga herida alguna y si lo han mandado a por mí es porque empiezan a confiar en él, lo están midiendo y sé de sobra que nos están observando. Quieren saber si es capaz de hacerme daño y de matarme, algo que nosotros ya sabíamos que iba a pasar en algún momento, así que es algo que ya he asumido pero una cosa es pensarlo y otra es hacerlo. Vamos a luchar y vamos a tener que hacerlo como si de verdad fuéramos enemigos, no tiene que haber compasión alguna entre los dos o van a pensar que es un engaño o que él no es capaz de hacerlo y si piensan eso lo van a matar ante de que él se quiera dar cuenta. Verlo me reconforta aunque sea en esa situación pero es algo ya asumido, los dos nos metemos en ese papel al que estamos jugando y lo miro de forma fija cuando me responde con esas palabras, sabe lo que tiene que decirme para dar en el punto clave y que me recuerde a la zorra que se tiró para entrar en la organización es algo que no me gusta, no hago caso a sus palabras porque sé que es un papel el que está haciendo pero yo debo de demostrar que me duele. Es inteligente porque la mete a ella y eso sabe él de verdad que me duele, me ayuda a centrarme en ese hecho y a representar mejor mi papel de mujer herida y despechada. Se espera de nosotros una pelea y es lo que va a pasar, nada de ser delicados, nada de no herirnos... tenemos que ir como si fuéramos a matarnos de verdad. Frunzo el ceño y aprieto el mango de los tridentes con fuerza, recordar que ha estado con esa mujer cerca rondándole no me gusta para nada y en parte la rabia que se ve reflejado en mi rostro se puede pensar que es por sus palabras y es de verdad, aunque yo confío en él en todo momento. Sumidos en nuestros papeles al contemplarme comenzó a reírse burlándose de la rabia y del dolor que se reflejaba en mi mirada, eso nos ayuda a que nos crean más y debemos de seguir por esa línea, así que es lo que él hace en esa jugada que hace que piensen que de verdad estamos enfadados y cabreados.


-Hijo de puta –le digo porque aunque sé que es mentira imaginar esa situación me pica y me duele, aunque sepa que no ha hecho nada con ella- no eres mejor que ellos, tan solo eres igual. Un tremendo hijo de puta bastardo, qué bien jugaste tú papel... tanto, que me lo creí –digo rodando entre mi mano el mango del tridente que llevo de forma que da a entender que se avecina la pelea. Me río de forma fría cuando dice que ha venido a darme muerte- parece que has encontrado tú sitio junto al veneno de esas víboras, me equivoqué contigo: no eras un cachorro, más bien eras una víbora venenosa... que se queden ellos con tú asqueroso veneno –hago una pequeña pausa y sonrío de forma ladina- ¿matarme, tú? Eso es algo que deseo ver, a ver si es que lo consigues de verdad o soy yo quien acaba contigo –no hay más tiempo para hablar y ambos nos lanzamos contra el otro. No es un entrenamiento, vamos a matar o a que crean que es a matar. Nos movemos por el lugar y asestamos golpes que paramos, giramos y volvemos a enfrentarnos de nuevo. Mis tridentes paran sus golpes y sus espadas paran los míos, igualdad de fuerzas en una lucha violenta en la que los dos sabemos lo que hacemos y las chispas saltan cuando los aceros se encuentran a cada momento. No hay medida alguna y ambos peleamos con fuerza y ferocidad en una lucha a muerte en la que solo puede quedar uno, los jadeos se escuchan y son amortiguados por los golpes que nos damos, por el ruido del acero chocando. Somos conscientes de que tenemos que herirnos porque de lo contrario no va a ser creíble y es justo lo que pasa cuando en uno de mis golpes se mueve hacia un lado con rapidez, se agacha y el filo de su acero hace un corte en mi muslo en un punto estratégico que hace que mis movimientos sean limitados. Gruño por el dolor que me provoca la herida y ya noto que el pantalón se empapa de sangre, nuestras respiraciones son agitadas y rápidas pero esto debemos de acabarlo, y lo sabemos. Nuestras miradas se cruzan y es como si ambos sabemos que debemos de ponerle el punto y final a nuestro encuentro- ¡hijo de puta! –Rugo presa de la ira y de la rabia mientras el dolor me recuerda, o me ayuda más bien, que debo de ser esa cazadora asesina despiadada que me han enseñado a ser. Pierdo lo que es la razón y me abandono a mi instinto de asesina, cojo los tridentes con más fuerza y no pienso en el dolor cuando me lanzo a por él atacando de forma más fiera. Entro en un estado de frenesí salvaje que hace que mis movimientos sean impredecibles e incontrolables, en uno de sus golpes me agacho y me coloco rápida en su espalda donde le hago un corte con el tridente que hace que gruña, se gira para parar el siguiente y ambos perdemos el arma de esa mano y solo nos queda un arma en la otra. Nos enzarzamos en golpes salvajes y furiosos y es entonces cuando giro delante de él, aparto con mi brazo la trayectoria de su espada haciéndome un corte en el brazo y con el tridente hago un corte en su mano que le obliga a tirar la espada. Actúa rápido y me da un golpe en el rostro pero logro mantener el equilibrio y aprovecho el giro que me hace su golpe para darle una patada que lo manda lejos y es entonces cuando clavo el tridente en su estómago pero en un punto que no atraviesa ningún órgano importante, aunque la herida está ahí. So lo hace caer al suelo y me subo sobre él donde descargo el primero puñetazo en su rostro, pero no le doy tiempo cuando le doy el segundo para que todo parezca más real mientras yo por dentro sufro por lo que estoy haciendo y un “lo siento” escapa de mis labios para que solo él lo oiga con el siguiente puñetazo. Su nariz sangra, su rostro está manchado de sangre y lo cojo por el cuello de la camisa para tomar el tridente y ponerlo en su cuello- debería de matarte –digo en voz alta para que me oigan los que nos observan- pero ¿sabes una cosa? Voy a dejar que veas sus rostros de decepción cuando vean que no has podido matarme –río de forma irónica y le doy el último puñetazo, está herido y no se puede mover bien por las heridas, de las mías la peor es la de la pierna pero consigo levantarme y me alejo de allí tras la pelea que hemos hecho y con el dolor en el pecho por haberle hecho daño, pero era o eso o que lo maten. Solo espero que haya sido creíble y que el plan siga su curso.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Lun Dic 04, 2017 12:59 pm

La batalla es cruenta, fingimos pero no es algo que no traiga consecuencias. La sangre resbalaba por nuestros cuerpos, era una sátira de nosotros mismos, la imagen de dos guerreros que se odian ante los ojos de los que nos espían cundo en el fondo cada herida ejercida sobre el ajeno nos duele a nosotros mismo.

Golpes en mi rostro, ataco sus flancos, siento el sabor ferroso cuando impacta con sus puños escupo al suelo en un ataque de risa que solo pretende irritarla y lo consigo.
Es entonces cuando mi vida la perdona dejándome abandonado a mi suerte para que las víboras me recojan.

Cundo su espectro desaparece, llegan los asesinos, puedo ver como se debaten entre creer y no hacerlo, pues aunque me he llevado una buena paliza, queda claro que alguien como ella no deja atrás a nadie vivo.
Ladeo la sonrisa tratando de ponerme en pie, pero ciertamente resbalo en el charco de sangre que hay bajo mi cuerpo y no lo consigo, es por eso que la mujer me ayuda a levantarme mientras repasa con su dedo mis heridas para terminar lamiendo mi labio inferior.
No me aparto, no pongo mueca de asco mas por dentro las tripas se me revuelven.
-No nos es útil -asegura el que la acompaña, es débil -dice sin mas.
Ella por contra repasa con su dedo mi rostro.
-Si y guapo, su debilidad, no lo ha matado, ni le ha golpeado en ningún punto vital -asegura.
-Estoy aquí -digo enarcando una ceja pues hablan de mi como si no existiera.

El tipo me coge de la pechera elevándome, asegura que mi muerte es lo único coherente, mas en ese instante sacó de mi bota un puñal, que con rapidez elevó hasta su cuello degollándolo.
Mi rostro se impregna de carmesí, una mueca sádica se dibuja en mi rostro al ver a la montaña derribada ahogándose en su propia sangre.
-Nadie me llama débil y sigue con vida para repetir esa frase.

La joven sonríe pérfidamente, sus ojos se hunden en los míos.
-Y porque la has dejado escapar?
-no lo he hecho -aseguro mostrandole el reguero de sangre que marca el sendero que ella ha seguido -le he herido el muslo, no llegará lejos ni se recuperará rápido, es cuestión de tiempo que podamos apresarla.

La joven asesina decide llevarme de nuevo a la organización para que curen mis heridas, está conmigo mas confiada, así que ladeo la sonrisa cuando empiezan a hablar del tema aun estando yo delante.
No hago preguntas, como si no me interesara actuó, mas en el fondo trató de escuchar cualquier información que pueda serme útil mientras me cosen.



my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Zeniba el Miér Dic 13, 2017 6:16 am

La pelea ha ido como nosotros hemos pensado que debe de ir, nos hemos ensañado con el otro aunque yo no he querido hacerlo realmente pero de igual forma lo he tenido que hacer porque si no sé, a ciencia cierta, que lo van a matar por no poder acabar conmigo. Tengo una herida en el muslo que me hace ir más lenta y que me retrasa en la huida pero solo espero que haya sido creíble para que Leonidas no tenga problemas en la organización, sé que si lo descubren lo van a matar y no puedo dejar que eso ocurra, porque lo van a utilizar en mi contra y van a saber que todo ha sido una farsa. No podemos dejar que piensen lo contrario, si lo han mandado a por mí quiere decir que confían en él lo suficiente como para pensar que es capaz de matarme, de dejar sus sentimientos de lado y acabar conmigo. Me ha dolido mucho tener que pegarle, tener que golpearle como si no me importara nada y fingir que lo odio, él también ha tenido que hacerlo y admito que ha cumplido bien con su papel, solo espero que sea suficiente y que no tenga problemas. Sé que por esa noche no van a volver a perseguirme, pero saben que estoy herida y no van a dudar en venir a por mí de nuevo en cuestión de tiempo, en cuanto se organicen y decidan quién va a venir a por mí. No estoy segura de que lo vuelvan a mandar a él aunque sé que son retorcidos y que, quizás, solo por el hecho de un enfrentamiento entre ambos lo acompañen más personas para darme caza y muerte. Leonidas no debe de tardar en descubrir por qué me quieren antes de que de verdad decidan venir con todo el arsenal pesado, porque entonces va a tener que tomar la decisión de delatarse si quiere que siga con vida, pero entonces no vamos a saber por qué me persiguen y por qué me quieren muerta de esa forma. Siseo levemente ante el dolor de la herida y no puedo culparlo porque los dos sabíamos que ese momento iba a llegar, yo le he dado más golpes y le he hecho una herida en su rostro y en el costado con mi arma... tengo que salir del bosque y dirigirme hacia el lugar en el que me he estado escondiendo esos últimos días, solo Agarwaen sabe de dicho lugar y se lo he dicho únicamente para que sepa de mí por si contacta con Leonidas y que le haga saber que estoy bien.

Todo va según él lo tiene planeado y espero que siga así, cuando llego al pequeño hotel que hay en las afueras de la ciudad voy directa al baño para curarme la herida, busco alcohol para desinfectar y coso la herida que me ha hecho, estoy tentada de irme del lugar porque sé que no van a tardar en venir a buscarme y si me encuentran en esa situación estoy en desventaja. Necesito curar la herida y descansar para prepararme para lo que viene, el final cada vez está más cerca y es algo que pueda notar y percibir, pronto toda esta locura va a terminar y solo espero que los dos sigamos en pie cuando eso pase. Me recuesto en la cama y miro al techo, estos días están siendo más complicados de lo que pensaba y admito que extraño al cachorro, tener que enfrentarme a él me ha dolido más de lo imaginado pero era necesario para seguir adelante. Lanzo un suspiro, cierro los ojos y me dejo llevar por el cansancio, necesito descansar y dejar de pensar porque de lo contrario no voy a recuperarme y pueden venir a por mí en cualquier momento. Al final caigo rendida en la cama y me dejo vencer por el sueño.






***************




La misión no ha ido exactamente como ellos quieren que fuera, tenían la esperanza de que el nuevo miembro de la organización pudiera acabar con la joven a la que habían mandado asesinar, pero al verlos volver heridos sin rastro de la presa y con uno de menos parecen dudar del joven, aunque la mujer que lo acompaña da veracidad a sus logros y al hecho de que no haya podido matar a su objetivo, subestimaron a la presa y esta había salido ilesa de aquel encuentro. Poco o nada sabían que todo estaba tramado y que en verdad el nuevo miembro solo estaba ejecutando un plan para poder averiguar lo que pasaba, lo habían visto en esas semanas desenvolverse y tras la prueba final en la que lo habían mandado a por ella finalmente confían en él. Ya no tiene motivos para desconfiar del joven y pueden hablar de sus planes porque al fin y al cabo él también los ejecutaría con ellos. La mujer se encarga de curar las heridas que le han hecho mientras piensan en la forma más efectiva y eficaz de buscarla ahora que está herida y de matarla. Las órdenes que tienen son claras y deben de obedecerlas para acabar con la misión y el objetivo que les han pedido, deben de eliminarla y llevar una prueba de que realmente han acabado con ella tal y como se les ha pedido. Ella es más hábil y eficaz de lo que han pensado en un principio y van a tener que cambiar de táctica y de estrategia, mientras en una camilla la mujer cura al joven el encargado de esa misión, que no es el jefe puesto que él nunca se da a conocer, sentado junto a otro miembro de la organización discuten las mejores opciones que tienen ahora que saben que todos van a una.


-Pero no entiendo por qué nos han pedido esta misión, dijeron que iba a ser más fácil de lo que está resultando –uno de ellos coge un vaso con bourbon en su interior y da un trago.
-Las órdenes vienen de arriba y no somos quienes para juzgarlas, nos dicen a quién matar y nosotros lo hacemos... los motivos no nos importan en absoluto y no debemos de preocuparnos más allá de nuestra misión –el otro hombre le responde mientras lanza una daga al aire y la coge por el mango.
-Pero es que no es un objetivo cualquiera, ¿es seguro que es quien dicen que es? ¿Cómo sabe que es realmente ella? –El otro hombre lo mira y lanza un gruñido cansado de sus constantes preguntas.
-Por el colgante que lleva, se dice que solo los miembros de la familia real son los que llevan dicho colgante, por eso está tan seguro de que es ella. Debió de morir en aquella noche junto a su familia pero por alguna razón logró sobrevivir, si se entera de quién es realmente y descubre la verdad de todo puede reclamar el trono y quitar a su tío del mismo, por eso es tan importante esta misión y tú –señala con el dedo a Leonidas y fija sus ojos en él- tienes que ser la pieza clave, eres el que más se ha acercado a ella así que tiene que tener una debilidad. Si la has herido no puede haber ido muy lejos, así que, vamos a cazar a una princesa –su sonrisa es pérfida y denota las ganas que tiene.



My Life for you life:

Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:


avatar
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 105
Puntos : 95
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Leonidas Kana el Miér Dic 13, 2017 12:39 pm

Curaba mis heridas la mujer que no desaprovechaba el instante para tocarme con cierta picarda.
Yo me dejaba hacer, mis ojos en ella, siguiéndole el juego, provocandola, pero mi oído estaba en otro sitio.
Tenia que disimular, no debía de parecer interesado en exceso por lo que se hablaba en la sala contigua, pero por supuesto que no me perdía ni detalle de su palabras aunque la improvisada enfermera deslizaba su boca despacio por mi cuello.

Mi gesto se tensó un instante al escuchar quien demonios era y porque querían darle caza, pero fingí que ese expresivo gesto era porque había suturado una de las heridas así que pasó desapercibido.
Cuando uno de los hombres se dirigió a mi asegurando que era el momento de ir a cazar princesas ladeé la sonrisa con cierta malicia.
-Vuestra princesa no va a ir muy lejos, le he pegado un buen tajo -aseguré ladeando el cuello mientras esa mujer calentaba motores contra mi cuerpo- darme un respiro, si tuvierais sobre vuestra verga a una mujer como esta entenderíais porque necesito..ese respiro.

Los dos hombres rieron señalándome una habitación contigua, así que sin dudarlo, tiré de ella buscando su boca con hambre, ella arrugaba mi camisa, gruñí desesperado sajando con el cuchillo su chaleco de piel y dejando al descubierto sus dos enormes tetas que tomé con ahincó.
A empujones me metió en la habitación mientras los otros hombres al ver aquel arranque pasional muy creíble siguieron a lo suyo.
Tenia que largarme de ahí, tenia que avisarla, ya sabia lo que quería, así que...

Llevé a la mujer hasta la cama, quitándome el cinturón, no dejábamos de besarnos entre jadeos, lenguas que se devoraban y así la até al cabecero de la cama, en principio un juego sexual que ni de lejos se quedó en eso.
Golpeé su rostro noqueandola y la amordacé.
Sabia que no tendría mas de media hora de ventaja, pero con ese tiempo seria suficiente para dar con ella.

Regresé al bosque buscando la estela de la dama, las gotas carmesí me ayudaron a seguir su rastro hasta un viejo motel.
En recepción pregunté por una mujer de su descripción y tras embaucar a la recepcionista me dijo cual era su habitación.
Corrí escaleras arriba, estaba extenuado ,peor la llegar a la puerta susurré su nombre, sabia que de entrar a la fuerza me atacaría.
-Zeniba, ábreme joder .

Me abrió la puerta, desesperado choque contra su boca, atrayendola por la nuca, gruñendo mientras devoraba sus labios.
-lo siento, siento haberte herido -dije acariciando su rostro plagandolo de besos -he descubierto porque quieren darte caza y muerte -susurré jadeando necesitado de perderme en su cuerpo sin dejar de besarla -eres una princesa, no quieren que reclames le torno y al parecer piensan que si lo averiguas eso es exactamente lo que harías.
Mi boca volvía a gruñir contra sus labios devastando la cordura -tenemos que irnos, vendrán por ti








my life:
avatar
Leonidas Kana
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 113
Puntos : 127
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hunting Night {Privado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.