Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Falsas identidades - Monique

Ir abajo

Falsas identidades - Monique

Mensaje por Raoul Bowlby el Lun Jul 24, 2017 11:02 pm

Su nombre era Raoul Bowlby, tenía 25 años, nació y fue criado en París al igual que toda su familia desde hacía ya mucho tiempo. Era amado por su madre y el orgullo de su padre. Tenía tres tías y siete primas, lo que lo convertía en el único heredero varón de la familia Bowlby y por tanto, era quien heredaría todo. Tenía grandes amigos y su futuro era sumamente prometedor. Se alejó algunos años de la ciudad de París, viviendo en una campiña alejada de todo y de todos para poder concentrarse en sus estudios y en convertirse en un hombre digno del apellido Bowlby. Ahora regresaba para demostrarle al mundo entero todo lo que había logrado en sus años de exilio. ¿El único problema de toda aquella historia? Simple. No era la suya.

Raoul en realidad había nacido en Inglaterra, toda su familia murió en un accidente terrible que le obligo a vivir en soledad muchos años, hasta que un día se le ofreció un trato maravilloso. Se volvería rico, tendría todo lo que alguna vez soñó y lo único que se le pedía era que se olvidara de quien era y se convirtiera en alguien más. Al aceptar aquel trató fue obligado a alejarse de París, ocultado donde nadie pudiera verlo hasta que no se hubiera convertido en alguien que no era y ahora, años después de aceptar aquella propuesta, sus empleadores decidían que estaba listo para desempeñar a la perfección el papel para el que fue contratado en primer lugar.

Observando entonces el exterior desde la ventana de la que sería su habitación desde ese momento y en delante, Raoul se daba cuenta realmente de en que se había metido. Mientras veía a diversas personas bajar de elegantes carruajes e ingresar en la mansión de los Bowlby, se preguntaba a si mismo si sería capaz de engañar a todos aquellos desconocidos. Su acento había desaparecido completamente debido a la practica del francés, su manera de ser había sido modificada por completo, se había acostumbrado a usar trajes elegantes como el que ahora llevaba puesto y aprendió de memoria la historia de vida del difunto Raoul (según los padres del muchacho) así que teóricamente no tenía nada de que preocuparse y aún sabiendo eso, no paraba de pensar en que quizás existía alguien entre los invitados a su fiesta de bienvenida que descubriría aquella farsa en un abrir y cerrar de ojos, alguien que llevaría aquel plan de años a su fracaso.

Sus negativos pensamientos se vieron interrumpidos en el instante que una de las sirvientas tocaba la puerta, anunciando después de ello que los invitados solo estaban esperando por él. Raoul cerró entonces los ojos, tomó aire, abrió los ojos y sin responder nada a la muchacha que aguardaba fuera de la habitación, avanzó hasta la puerta. Al abrirla, sorprendió a la sirvienta, quien solo atinó a hacer una ligera inclinación de cabeza mientras que él pasaba a su lado como si no existiera.

Caminando con paso inseguro, Bowlby llegó hasta las puertas que daban al salón donde se llevaba a cabo la reunión planificada por su “madre” y diciéndose a si mismo que todo estaría bien, abrió la puerta, solo para ser recibido con un enorme aplauso por parte de todos los invitados. Gente que era completamente desconocida para él pero a los que igualmente les sonrió, dando las gracias una y otra vez mientras que avanzaba entre ellos, buscando los rostros familiares de aquellos que hacían el papel de sus padres.


Última edición por Raoul Bowlby el Vie Nov 24, 2017 11:38 pm, editado 2 veces



No puedes convertirme en alguien diferente
avatar
Raoul Bowlby
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 19
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Falsas identidades - Monique

Mensaje por Monique de Valois el Dom Jul 30, 2017 1:32 pm


Vestido:
La carta que sostenía en sus dedos habia llegado aquella mañana en correo. La habia releído mas de media docena de verses, pareciéndole casi imposible lo que decía, por alguna extraña circunstancia había creído que jamás regresaría a Francia, a fin de cuentas en Inglaterra tenia un futuro prometedor pero en Francia estaba toda su familia.

Raoul Bowlby  regresaba a Paris en tres semanas, o eso era lo que decía la carta. Pero debía creer, su amigo no le habia escrito en meses, algo extraño en verdad y no solo era eso, la carta era de una de las mujeres mas cotilla que se sabia paseaban por las fuestas de la alta sociedad y lo pero era ¿Con que fin lo habia hecho? Realmente la carta la hacia dudar –¿Qué te a pasado Raoul?– suspiro la joven pensativa sentándose frente a su tocador dejando la carta.

***

Habia resultado que los chismes de la duquesa Fontaine tenía razón, y no solo sus palabras habían sido verdaderas, tan solo dos días atrás había llegado la invitación para la fiesta de bienvenida. Monique se sentía inquieta, doce meses atrás habían pasado muchísimas cosas, desde la muerte de su primo, la herencia inminente del título que ahora pertenecía al padre de Raoul y que el heredaría, el hecho de que tenia años sin verlo.

Se miro al espejo admirando es elegante vestido de seda de rallas amarillas y blancas. Llevaba el cabello recogido en un elegante moño, una gargantilla de diamantes, uno aretes de candelabro a juego, guantes blancos de encaje hasta los codos y una hermosa y reluciente pulsera a  juego. La puerta de su habitación se abrió y su madre entro haciendo que la joven torciera la boca molesta ya que ni siquiera se habia tomado la molestia de tocar. Después de varios minutos en los que su madre se aseguro que estuviera perfecta en cada aspecto tomo del enorme armario una capa que hacia juego –Madre– se quejo alzando los hombros, su madre no tardo en reprenderla por ello y una hora después habían llegado a la fiesta.

Al salir del carruaje y comenzar a subir la escalinata ignorando los comentarios ensoñados de su madre, ella imaginaba que miraba a su amigo de infancia y se le arrojaba a los brazos como cuando pequeños, pero eso sería lo peor que podía hacer para la reputación de ambos, la sociedad francesa era igual o pero que la inglesa y mucho mas estirada que la italiana, pues esa simple acción seria como encontrarlos a ambos acurrucados en una cama. Las mejillas de Monique se pusieron rojas al mismo momento en que veía a un hombre que hizo que se le sonrojaran aun mas. Aparto la mirada y se giro de cerca a su madre. Monique despabilo y se giro mirando al muchacho que había visto hacia solo un momento –¿Raoul?– susurro y antes de que ella pudiera meditar sus palabras la madre de Raoul le besaba ambas mejillas dándole la bienvenida y alabando el hermoso vestido que se había puesto, aunque a ella no se le escapo el leve torzón de labios al momento que vio que era un poco mas escotado de lo debido. Aunque eso importo poco al ser arrastrada frente al chico que segundos antes había visto –¿Raoul?... Ho... Hola...– exclamo de forma inapropiada sin dejar de mirarle. Sus facciones habían cambiado, sus rasgos eran mas fuertes, sus ojos tenían un destello de ímpetu que no recordaba pero lo mas importante era que aquella sensación de tranquilidad que siempre le solía ofrecer no estaba ahí, al contrario, se sentía como en un barco en altamar en medio de una tormenta.


Monique:
avatar
Monique de Valois
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 3
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 20/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Falsas identidades - Monique

Mensaje por Raoul Bowlby el Lun Sep 25, 2017 9:31 pm

Caminaba saludando amablemente a todos los que le sonreían y aseguraban estar alegres de tenerlo de vuelta en París, pero pese a estar sonriendo también él y respondiendo a lo que le decían, sus ojos buscaban con desespero al matrimonio Bowlby, aquella pareja a la que planeaba aferrarse por el resto de la velada. Si bien Raoul escuchó detalladamente su relación con toda la clase alta de París y claro, la descripción física de ellos, era muy diferente escuchar y verlos en la vida real.

Cuando finalmente sus ojos dieron con la señora Bowlby, avanzó a grandes zancadas hasta llegar con ella. La mujer tomó el brazo de Raoul para acercarlo más a ella y le sonrió como si de verdad fuera su hijo.
Todo estará bien muchacho,  no te alejes de mi y verás que saldremos de esta – susurró la mujer antes de besarle la mejilla afectuosamente. El falso Raoul la miró con verdadera gratitud y es que, ¿Cómo no iba a estar agradecido con ella y su esposo? El matrimonio Bowlby perdió a su único hijo pero se obligaron a si mismos a sobreponerse para no perder la fortuna pero sobre todo, la cordura, esa que mantenían observando al falso Raoul como si fuera el verdadero. Queriéndolo como si realmente lo hubieran concebido ellos.
Gracias – susurró a la mujer que aferrada a su brazo comenzaba a caminar, guiando a Raoul hasta las personas que consideraba primordial que el Bowlby reconociera. Antes de llegar con cada una de esas personas, su afectuosa nueva madre le mencionaba el nombre, le recordaba un par de datos y entonces lo lanzaba al ruedo, ese que hasta el momento iba viento en popa.

Bastante tiempo pasaron saludando y charlando con distintas personas, hasta que llegó el momento en que su madre le pidió que buscasen a su padre, que se encontraba cansada y que necesitaba de un relevo; más antes de que llegaran hasta donde la cabeza de la familia Bowlby se encontraba, su madre se detuvo en seco y Raoul la observó curioso.
Monique esta aquí – soltó de golpe el brazo del muchacho y se giro para acomodarle el cuello del traje, distracción que resulto perfecta para recordarle al muchacho que la joven que se acercaba era una amiga muy importante para el difunto Raoul, así que debía esforzarse más con ella que con cualquier otro invitado. Asintiendo firme dirigió sus ojos hasta la hermosa rubia que se acercaba a ellos y que pareció algo desconcertada al verlo, aunque el joven lo atribuyo a la cantidad de tiempo que la ciudad llevaba sin ver a ningún Raoul.
¿Me preguntas mi nombre? – mencionó con una sonrisa – Claro que soy yo. Monique… – le miró fijo – te he echado tanto de menos – las madres de ambos jóvenes se tomaron del brazo y se alejaron, dejando a los “amigos” solos – ¿Estas bien? – preguntó después de lanzar una mirada fugaz a la mujer que ya quería como si fuera de verdad su madre – Me miras como si no me conocieras.



No puedes convertirme en alguien diferente
avatar
Raoul Bowlby
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 19
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Falsas identidades - Monique

Mensaje por Monique de Valois el Dom Nov 05, 2017 7:13 pm


Monique lo miro tiñéndosele las mejillas de rojo por lo que acababa de decir frente a todos y aunque no lo había gritado si que varios de los presentes habían mirado en su dirección incluso alcanzo a admirar como algunas mujeres cuchicheaban detrás de sus hermosos abanicos adornados con las sedas y encajes más finos –Raoul no digas esas cosas enfrente de todos, de por si ya sabes que opina la sociedad sobre mi– susurro ella tomándole del codo guiándolos al centro donde estaba la pista de baile –Claro que te miro como si no te conociera porque es como si no te conociera tontillo– susurraba para el utilizando su abanico para que las palabras y confianzas que tenia con su amigo no se propagaran por todo el salón –Las cartas nunca son suficiente y cuando dejaron de llegar me preocupe de una forma que no tienes ni la más remota idea. Asi que si, de alguna forma es como si no te conociera, hace mucho que no estamos juntos sin poder platicar tranquilamente– exclamo mirando a las personas que bailaban y posteriormente a el sugiriendo que un baile les proporcionaría cierta intimidad para acallar los chismes.

Monique se había vuelto uno de los escándalos mas cotilleados de aquella temporada nada mas habia comenzado esta, por supuesto cuando creía que la marea de la tormenta había comenzado a tranquilizarse esta arremetía contra su madre y ella misma una ves mas comenzando todo nuevamente. Todo gracias al libertino primo de Raoul. Monique estuvo a punto de conseguir el ansiado titulo que su madre había perseguido toda su vida desde que se había enterado que estaba en cinta. Pero no llegó a celebrarse ninguna boda entre Caroline Monique Bianchi de Valois y Vincent Bowlby Saybrook, pues dos semanas antes del día del enlace, su excelencia el Duque de Fairford, Marqués de Tremaine, Vizconde Hanslow y Barón Wolvinton, después de seis horas bebiendo sin parar en honor de sus próximos esponsales, se subió al tejado de la casa de su amigo y trató de enseñarle el trasero a todo París aunque lo único que logró fue romperse el cuello y fallecer al caer al suelo desde una altura de cuatro pisos. Y desde aquel día la sociedad parecía haber tomado una extraña fascinación por la vida de Monique ya que no había logrado lo que su madre tanto había anhelado.

–Raoul… Tambien te extrañe mucho, me has hecho mucha falta– admitió la rubia un tanto apenada, no solia ser tan sentimental. La música comenzó y la mano de el tomo su cintura mientras que ella apoyó apoyo en su hombro y tomo su mano –No sabes cuanto me alegra que hayas regresado. Pero dime… ¿Hay alguna chica? ¿Qué tal los negocios? Todos estan contentos por tenerte de regreso pero no dudo ni por un instante que tu madre te pida nietos en cuanto salga el sol el día de mañana– sonrió coqueta como aquellas veces en las que con una siempre sonrisa y una mirada se decían que tenían que contarse un secretos en la cena frente a todos.



Última edición por Monique de Valois el Sáb Nov 25, 2017 12:00 am, editado 1 vez


Monique:
avatar
Monique de Valois
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 3
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 20/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Falsas identidades - Monique

Mensaje por Raoul Bowlby el Vie Nov 24, 2017 11:39 pm

Las mejillas enrojecidas de la joven y su forma tan peculiar de mirarlo fueron la reacción que dio a Raoul certeza de que actuaba apropiadamente.
Lo siento, no creí que fuera un secreto que te extrañe y que hace tanto que no nos veamos que ahora me mires como si no me conocieras – en esta ocasión sus palabras fueron más bien un susurro dedicado a Monique, quien no espero y le tomó del codo de manera demasiado casual para cualquier mujer de la época, sin embargo, él no sintió aquello como un ofensa, pues a lo que sabía, la relación de la joven y el difunto Raoul siempre fue demasiado cercana, tanto que toda la alta sociedad los consideraba una pareja que en algún momento uniría sus vidas. Que triste resultaba entonces el presente, porque aquel Raoul nunca podría ocupar el espacio del verdadero en la vida de la Valois. Le dedico a la rubia una triste sonrisa – Perdón que las cartas dejaran de llegar, estaba tan ocupado que cuando tenía algo de tiempo para escribirte prefería no hacerlo, ya que tus respuestas siempre me llevaban a pensar en dejar todo y volver a casa – mentía como siempre, pero en aquella ocasión la mentira le dejaba un desagradable sabor en la boca – ahora podemos ponernos al corriente de todo lo que ha sucedido.

Ambos jóvenes se detuvieron a un lado de la pista de baile, único sitió que al parecer les brindaría la privacidad deseada por Monique aunque temida por Raoul, quien no pudo más que mirar a la rubia y decir algo que su madre adoptiva le pidió que no olvidara expresar.
Lamento mucho lo que paso con Vincent – A aquel pobre desafortunado no tuvo la oportunidad de conocerlo, sin embargo, si escucho muchas historias de él y de la manera en que siempre persiguió a Monique y envidió a Raoul. Aunque Vincent logró el cometido de toda su vida al comprometerse con la rubia, no pudo nunca llegar a desposarla – ¿Cómo vas con eso? – preguntó segundos antes de ofrecer su mano a aquella “amiga” y guiarla hasta el centro de la pista de baile, donde una nueva melodía comenzaba.

Sujetando de manera firme y segura la cintura femenina, Raoul comenzó a seguir el ritmo de la melodía tal y como le fuera enseñado.
Ya estoy aquí Monique y no me volveré a ir – porque efectivamente, no volvería a dejar la ciudad, eso a pesar de que no era quien todos esperaban – Todo esta como siempre – aseguró, tratando de no prestar atención a la manera tan seductora en que la rubia lo miraba y sonreía – Papá como siempre cree que tengo madera para el negocio, pero insiste en que necesito mucha más practica – sonrió al pensar en que al menos cuando se refería a los Bowlby no mentía. El matrimonio se esforzaba en ver a su hijo en aquel joven y de cierta manera, Raoul se sentía verdaderamente su hijo – lo bueno es que ya me deja estar presente en los contratos que hace y tomar más partido en las decisiones de los negocios. Mientras que mamá… – la miro de reojo – Ya me pidió que le diera nietos, no se esperó siquiera a mañana – y tras decir aquello, se echo a reír – “ahora solo falta una esposa”… eso me ha dicho, ¿Puedes creerlo? – sus pies iban en perfecta sincronía con los de la Valois y la charla hasta el momento iba bien. Saber entonces que su presentación era un éxito hasta el momento, tranquilizaba el alma del Bolwby, sin embargo, aun quedaba mucha velada por delante.



No puedes convertirme en alguien diferente
avatar
Raoul Bowlby
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 19
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Falsas identidades - Monique

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.