Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Noche en vela -Privado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Jul 25, 2017 1:07 pm

Desde que tengo uso de razón, sé que me falta algo importante. Algo que no sabría definir qué o de quién se trata pero...siempre supe que debía encontrarlo. El vacío que en ocasiones me dejaba sin aliento por el leve recuerdo de algo inexistente en mi mente y al mismo tiempo, me impulsaba a recordar. Un “recuerda” interior que interpreté desde pequeña por sueños. Al principio, soñaba siempre lo mismo, una voz masculina que me llamaba a gritos desesperados...era tan real que llegaba a despertar sobresaltada pero allí...no nunca había nadie.

Voces y murmullos, terminaron en colarse en mis sueños. Me indicaba lugares en los que estuve pero en mi realidad no pisé jamás. Terminé por buscar esos lugares que me indicaban en sueños, se mezclaban con mi día a día... hasta tal punto de confundirme. Me decían que estaba obsesionada y así era, mi búsqueda se vio afectada por la avaricia de mi tío, con pensar en que sería una gran líder en su manada de licántropos.

No necesitaba “una familia”, desde que mis padres murieron... la familia que conocí fue la más leal y fiel, sabía que jamás me fallaría. En los integrantes...solo estaba yo, me valía yo misma sin tener que preocuparme de nadie más. Odiaba a mi tío y sus ambiciones, creyó que deseaba lo mismo y sin preguntar...cambió mi vida para siempre, convirtiéndome en lo que soy ahora.

Creía en mí misma, sabía que esos sueños significaban más que proyecciones, no eran solo ilusiones. En cada sueño, siempre la misma silueta, voz aterciopelada que no oía con claridad... y algo más que nunca lograba descubrir. Pista a pista, me llevaron hasta la hermosa Paris, jamás había estado allí y quizás, esta fuese la ciudad en la que podría empezar de nuevo. Apenas dejé el equipaje en una de las habitaciones en las que me hospedé, siempre con un nombre falso pues a sabiendas que mi tío me perseguía, siempre me cubría las espaldas, intentando pasar totalmente desapercibida.

Necesitaba comer algo pero antes un buen trago. Me alojé en el mejor sitio, mi fortuna no iba a guardarla debajo de un colchón. Cabello suelto y mi vestido favorito, me gustaba pasar desapercibida y el color era el adecuado, color blanco roto que le daba a mi piel luminosidad. Dediqué un leve gesto de cabeza al tabernero y me senté alejada de las mesas, me gustaba más la barra , casi oculta entre las sombras.

-Whisky doble, preferiblemente...muy frío. -recorrí la sala sin prisa, observando a mi alrededor, sonreí de medio lado coqueta, sabía que muchas miradas... estaban puestas en mi persona.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Miér Jul 26, 2017 10:48 am

Hania estaba en el hospital, leyéndoles cuentos a los niños. Él mismo la había llevado hasta la puerta, dando un tranquilo paseo por las calles de París, mientras comentaban el último libro que el titán había puesto en manos de la muchacha. La relación entre ellos había avanzado algo más, pero seguía sin ser la más estrecha de las relaciones. No había pasado el tiempo suficiente para ello.
La besó en la frente y se despidió de ella, indicándole una vez más que cuando quisiera regresar a casa, no tenía más que hacerlo, pero que si deseaba permanecer en otro lugar durante las horas de luz, que se asegurase de que fuera un sitio seguro. Podía enviar a Johari a buscar uno. Estaría en uno de los locales cercanos, resolviendo asuntos para su señor.

Tras la breve despedida, el vampiro se perdió por las calles de la ciudad, sin preocuparse de disimular su presencia. No tenía nada que esconder y la propia mascarada le mantenía a salvo, porque nadie osaría correr el velo que ocultaba lo sobrenatural de los ojos humanos sólo por cazar a un vampiro. Habría otra ocasión, otra criatura, otro lugar. El delicado equilibrio se mantenía porque todos los implicados sabían que así debía de ser, que el secreto era lo que les mantenía vivos.
Del mismo modo, él tampoco iba mordiendo gente por la calle, de forma aleatoria.

Visitó a uno de sus contactos con la Inquisición. Le resultaba irónico que un "hombre de Dios", tuviera tratos con un demonio como él, como se empeñaban en llamarles las gentes de fe. Bah. Los dioses caían y se levantaban, unos se sucedían a otros. Y, aun así, no eran más que los mismos, con otros nombres. Porque a ese Dios que adoraban, al que tanto defendían, al único verdadero... él lo conocía de tú a tú. ¿Cómo lo sabía? Porque había visto nacer y morir demasiadas religiones.

Una vez acabada la escueta reunión, Hector decidió que era pronto para volver a casa. Faltaban aún más de cinco horas para que despuntase el alba. Así pues, encaminó sus pasos hacia alguno de los locales que ofrecían alcohol y entretenimiento a esas horas. Estaba cerca de uno de los hoteles más ricos de París, había sido decorado con elegancia y la clientela era selecta. El lugar perfecto para degustar un buen vaso de licor y quién sabe si algo más.

Sin embargo, el sitio perdió caché apenas puso un pie en el interior. Allí olía a perro. Un sutil rastro que sólo él y los que, como él, contaban con sentidos más desarrollados, podían percibir. Había lobos cerca. Tsk. Una desgracia como otra cualquiera. Tampoco podía culpar a los tristes mortales que no podían diferenciarlos para no dejarles pasar. En fin, procuraría mantenerse alejado de ellos, no fuera a sacarles los ojos.

Ocupó una mesa apartada y solitaria, sentándose de espaldas a la pared y de cara a la concurrencia, para tener controlado el lugar. Pidió que le dejaran la botella, pues no sabía las ganas que tendría de beber o no. La muchacha que le atendió se apresuró a complacerle. Un pequeño guiño, una leve caricia en su mente y... un servicio inmejorable.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Vie Jul 28, 2017 6:50 am

Paris, la ciudad del amor como muchos la llamaban. Una ciudad hermosa y pintoresca, lo que más me agradaba por las mañanas...ese dulce olor a panecillos recién hechos, como no, los famosos croisants que deleitaban el paladar de aquel que podía hacerse con uno de esos simples manjares. La repostería francesa me volvía loca, mi mente ya viajaba al momento del desayuno del día siguiente en donde me acompañaría un buen café y una de esas delicias.

Aquel lugar alumbrado a tenue luz, apenas dejaba ver con claridad los rostros de aquellos que se encontraban bebiendo, conversando en voz baja, momento de intimidad...o todo al mismo tiempo. Y yo, disfrutaba de mi gran amiga la soledad con un sinfin de ojos puestos en mi persona. Sonreí contra el vidrio, pues no tardó en oler a... putrefacto , más bien... oler a justo lo que me temía, vampiro.

No tenía nada en contra de los vampiros, no tuve ninguna enfrentamiento con ellos, aún. Mi naturaleza no la elegí, me la impusieron y ser alguien odiado por ser un licántropo era totalmente comprensible. Mi odio no era hacia ningún tipo de raza en concreto...o si, qué demonios. Odiaba a los hombres, a todos y cada uno de ellos, solo te daban problemas y más problemas. Desgraciadamente, aquel sitio estaba plagado, parecían buitres dispuestos a cualquier cosa por captar la atención de cualquier dama, de la mía.

Miradas, sonrisas furtivas... que ignoré. Mi atención se centró en mi copa y en algo más , me traía de cabeza desde que lo vi en mi sueño. Presencié en primera persona, un recuerdo y no podía ser mío, de mis vivencias pues por lo que veía...tenía que haber ocurrido años atrás, décadas e incluso me atrevía a decir que siglos.

Enredadas dos iniciales en una misma una F y la otra letra, aunque era la dueña del dibujo...era incapaz de desvelarla. Suspiré largamente, dejando mi carboncillo a un lado, mordiéndome el labio inferior de pura impaciencia. Al girar la cabeza, la silueta de un desconocido llamó mi atención. Me recordaba algo, haberlo visto antes pero era imposible..o no, quizás en uno de mis viajes. ¿Qué importaba? Incapaz de desviar la mirada de aquella silueta, apreté los labios.

-¿Quién eres? -susurré en voz alta, volviendo la vista a mi dibujo, enredando los dedos en mi copa y sentirme de repente extraña, estaba claro que el aura que desprendía era sobrenatural y esa pregunta quedó en el aire, sin ser consciente de que mi voz había llegado hasta a él -Huele a muerto y a hombre, la combinación perfecta para que muera entre terrible sufrimiento...del asco -no pude remediarlo, su olor era tan fuerte como uno de esos perfumes incansables...



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Sáb Jul 29, 2017 5:43 am

No podía ser verdad. No. Aquello no le podía estar pasando. Con lo bien que había empezado la noche... A punto estuvo de levantarse, soltar algo del estilo "este local ha perdido cualquier rastro de mínima clase desde que dejan entrar perros" y marcharse con aire digno. Lo pensó por un fugaz instante, el breve lapso que hubo desde la pregunta acerca de quién era, que no pensaba contestar, y el comentario sobre el asco.

Oh, sí. Esas palabras habían cambiado su criterio. Ya no iba a irse, no, porque eso sería darle la victoria a aquel despreciable ser que se había atrevido a hablarle. Algo se extendió por su pecho. Desprecio profundo y visceral por su raza, odio hacia aquellos que se creían con derecho a reclamar como deidad a la Luna, envidia de todos aquellos que gozaban de su protección. La luna daba poder a los licántropos y Héctor les odiaba por ello. ¡¡Era suya!!

O lo había sido. En un tiempo demasiado lejano, cuando todavía reinaba su estirpe sobre los mortales, cuando era adorado junto a sus hermanos, cuando recibían sacrificios y hecatombes a cambio de favorecer los destinos de los mortales. Cuando portaba su verdadero nombre, el que ahora sólo Hania tenía derecho a usar, a pesar de que aún no lo hubiera hecho.

Levantó los ojos para mirarla un instante. Físicamente preciosa, eso tenía que reconocerlo. Una larga melena clara, con aquellos mechones que enmarcaban su rostro de ojos fieros, que le daba un aspecto salvaje, indomable. Una piel blanca, impoluta, porque la regeneración de su raza no les dejaba cicatrices, salvo hechas con plata. Una mirada cargada de fuerza que Héctor hubiera respetado si no se hubiera tratado de una loba.

-Por mí no te contengas y muere. A ser posible, sufriendo.
En esos momentos hasta agradeció que sus pulmones no funcionaran, porque no respiraba y eso implicaba que no precibía el aroma que desprendía la piel de aquella mujer, tan intoxicante, tan contradictorio.
-Y ahora lárgate, hoy no tengo sobras que tirarte.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Lun Jul 31, 2017 6:24 am

Mis orbes azules, no se desviaron ni un solo segundo de mi vaso de whisky, mientras aquel ser de la noche se dedicaba a desearme el mayor de sus deseos: sufrimiento, dolor y a ser posible, desaparecer cuantos antes para que mi olor le dejase “respirar”. Sonreí ampliamente, sus palabras lejos de molestarme, me arrancaron una risa que hizo eco en aquel lugar tan tranquilo... y apacible, donde solo buscaban intimidad, momentos de total desconexión del mundo exterior pues entre estas paredes solo podía percibir seres sobrenaturales.

-¿Y darte tal satisfacción? Prefiero quedarme a ver el espectáculo...en el que estoy segura serás el protagonista... ya todos te miran, cállate y hazle un favor a la humanidad-hice una pausa, dejando escapar un suspiro  lo miré de reojo y medio sonreí... cuanta belleza atrapada en un ser despreciable como aquel, su naturaleza y la mía eran enemigos naturales... nos llamaban “perros” y aunque en parte tenía razón, no iba a permitir que nadie y menos un hombre quedase por encima -Prefiero comer otras cosas que estoy segura no degustaríamos igual. ¿Vas a tirarme sobras de...? espero que no tenga que ver con ninguna parte de tu cuerpo, dudo que pueda llegar alimentarme y...no, gracias. No como carne en mal estado

sonreí contra mi vaso y di un largo trago. El whisky me sabía diferente a tal desafío. Lo encaré, alzando la barbilla orgullosa, mirándole desafiante. El ser vampiro no era algo que me preocupase, lidié con más de uno y terminaron hecho cenizas, no me achantaba lo más mínimo. Volví a reír, cruzando las piernas bajo el vestido. Por un segundo, entrecerré los ojos, me resultaba de lo más familiar pero no, jamás lo había visto antes... o sí, ya no estaba segura.

-No pienso irme, tengo el mismo derecho a estar aquí que tú, chupa sangre -lo recorrí con la mirada, dándome tiempo suficiente para observarle en silencio. -Sírvale un poco de sangre fresca, a ver si se relaja -murmuré al camarero, deslicé la copa por la barra -Muramos juntos esta noche, sufriendo...la presencia del otro. No tengo ganas de arrancarte la cabeza de un bocado, no aún -volví a mi copa, ahora vacía...esperando a ser llenada -No está envenenada... o sí, quién sabe. ¿Tienes miedo, vampiro? De que te guste demasiado.... , la copa , esta noche...mi presencia, ¿no echas de menos el calor? Sombría vida...tómalo como un desafío, si no aguantas más de una hora. Has ganado y si no... ya se nos ocurrirá algo -



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Miér Ago 02, 2017 4:13 pm

-Para desagradarte tanto mi presencia, te esfuerzas demasiado por mantener mi atención.
Sonrió con la superioridad propia de su raza. Aun así, para demostrarle que no tenía el menor temor de ella, cogió la copa que le habían servido a petición de ella y le dio un trago largo, con seguridad. La dejó de nuevo en la barra y la miró con el desafío grabado en los ojos. ¿Quería jugar? Bien, pero que luego no se quejase si acababa descuartizada en un callejón, automutilada y ciega, como le había pasado al infeliz que había osado tocar a Hania.

Podría levantarse y marcharse de allí. Realmente le importaba muy poco que le dijeran que era un cobarde o que huia de ella. Él sabía la verdad, si no quería estar en un sitio, por el motivo que fuera, se iba y punto, sin dar explicaciones. Si le desagradaba alguien, lo evitaba o lo destruia, fin de la historia. Pero aquella noche había pensado hacer algo de tiempo tras su reunión, para recoger a Hania en el hospital de regreso a casa, si no había decidido volver antes, con Johari, o quedarse con Drakul.

Héctor no le ponía cortapisas a la rubia, sólo le pedía que se mantuviera a salvo, que buscara un refugio para las horas de luz y que volviera a casa a tiempo o le hiciera saber que estaba a salvo.

Tenía que recnocer que la loba era preciosa. Pero muchos de su especie lo eran. Sin embargo, su belleza no era suficiente para romper la barrera del resentimiento. Ellos, los lobos, le habían robado a la Luna. La adoraban como diosa, le aullaban en las largas noches, ella les protegía y les daba fuerzas... y él sólo podía rechinar los dientes con rabia porque aunque gritara a pleno pulmón que era suya, no importaba. Ya no podía tocarla, ya no podía sentirla, ya no podía hacerla suspirar su nombre como antaño.
La Luna era de los lobos, todo el mundo lo sabía. Y el titán les odiaba por ello.

-Te concedo una hora.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Dom Ago 06, 2017 6:16 am

Sonrisa complaciente contra el filo del vaso, volví a darle un trago al vaso de whisky y moví ligeramente el vidrio entre los dedos, me gustaba el sonido de los hielos chocar , me relajaba. Y su presencia no me incomodaba lo más mínimo, aunque nuestras naturalezas fueran enemigas, para mí era lo de menos. Su condición masculina era lo que me repulsaba pero al menos era mutuo, me hizo gracia por eso, le invité a una copa.

Reí por lo bajo, sus intenciones macabras en pensamiento...no hacía falta leer mentes para saber que me quería desmembrada y a sus pies pero de un modo muy diferente, por eso...me hizo mucha gracia . Estaba acostumbrada a que me persiguiesen pero no infundir el mismo odio a alguien .

-En una hora nos da tiempo a tomarnos muchos como este y pensar en las mil maneras de acabar con el otro. Ninguna agradable... -arrastré las palabras, alzando el vaso...brindando por él y terminar la copa -Póngalo doble, el mío al menos... para soportarlo-apoyé mi mejilla en mis nudillos  y giré el rostro para observarlo. En silencio, le observé acomodarse en la silla...aceptando su sino -Vas al matadero... aunque eso debería decirlo yo... -

por un instante, me callé, se notó en cómo apreté los labios. Al sentarse y verle de perfil, sentí algo que no logré descifrar...un pálpito. Un “dejavú” como así lo llamaban, como si ese momento lo hubiésemos compartido antes, cosa que dudaba. Sonreí, negando con la cabeza, nos quedamos en silencio unos minutos...tan solo para deleitarme con ese instante. Hacía mucho no bebía acompañada pero eso carecía de importancia.

-Si tanto me adviertes de lo peligroso que es estar a tu lado es porque hasta te has preocupado por mi bienestar -sonreí coqueta, mis palabras escondían más...aún no sé porqué aceptó beber conmigo -Esto está demasiado delicioso como para que me preocupen otras cosas...prefiero imaginar que solo somos dos personas que han coincidido en este lugar que dos enemigos. La Luna te ha castigado con mi presencia -ni sabía lo que causaría en él mis palabras... pude comprobar como se tensaba -Odio a la luna tanto como vos, ángel de la noche...así que brindemos porque desaparezca -no pedí ser licántropa, cuando la Luna se extendía en todo su esplendor...dejaba mi humanidad, la que tanto ansiaba pues me conformaba con ser simplemente eso... humana más -Me llamo Phoebe-volví a centrar la mirada en mi dibujo, esas iniciales tan familiares pero tan desconocidas para mí.[/color]



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Lun Ago 07, 2017 3:55 am

-No necesito mil maneras, me basta con una. Simple y muy, muy placentera. Para mí.

Estiró la mano con absoluta seguridad en su movimiento. No dudaba ni nada en él parecía indicar que le importase la reacción de otros a sus acciones. Se creía con el poder y el mando y no temía ejercerlo. Sus dedos, rectos, largos, de uñas cuidadas, limpias y bien cortadas, aunque con la piel fría, propia de la muerte, acariciaron el cuello de Phoebe, sobre la yugular, notando el pulso de la vena bajo la piel. El deseo de la sangre acudió a sus ojos, haciéndolos brillar encendidos de carmesí un fugaz instante que se disipó con la misma rapidez con la que había llegado. El contacto duró un segundo más de lo necesario y se rompió cuando Héctor retiró la mano.

Nunca bebía la sangre de los licántropos. Por varios motivos. Principalmente, por no los consideraba dignos. Luego, porque su sangre era venenosa y lo sabía. Lo que había pasado por su mente al tocar la piel de la loba no había sido hendir sus colmillos en ella, sino un corte tecto, profundo, que segara la vena, y sentarse a observar cómo el cálido líquido rojo oscuro abandonaba su cuerpo, drenándole la vida, mientras él se limitaba a observar su precioso rostro en una mueca de desesperación, pidiendo muda ayuda, como cualquier mortal aferrándose a los últimos instantes de vida.

-Más que preocuparme por ti, lo que pretendía era que te marcharas, pero ya veo que eso va a ser poco menos que imposible. Mas no te preocupes, he sobrevivido a cosas peores que una hora con una perrita necesitada de atención. Como ves, soy un hombre generoso.

Aunque más que generosidad, lo que sentía era intriga, porque siendo de razas enemigas, odiándola como la odiaba, sin molestarse en ocultar que deseaba matarla y hacerla sufrir únicamente por placer, aquella mujer se había quedado. O estaba muy segura de sus habilidades y no le temía. O estaba demasiado loca. En cualquier caso, él no tenía nada mejor que hacer que satisfacer su curiosidad.

-Yo no odio a la Luna. Os odio a vosotros, los que os llamáis sus hijos.
Y lo hacía porque él había sido el padre de las dos hijas que Febe había alumbrado. Él había amado a la titánide que encarnaba el astro que reinaba en la noche. El Brillo de Plata. Si no se la hubieran arrebatado, existía la posibilidad de que estuviera orgullos de esa estirpe de criaturas fuertes, incansables y leales. Pero no. Ésa no era su estirpe, porque eran polos completamente opuestos, eran farsantes e impostores que se habían adueñado del más valioso de sus recuerdos. Y les odiaba. Con la misma pasión que había amado.

-Phoebe... -curioso nombre. Paladeó las sílabas al pronunciarlo-. Yo soy Héctor. Y, si tanto odias tu triste existencia, seré generoso y acabaré con ella. Sólo tienes que pedírmelo por favor.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Ago 08, 2017 4:47 am

-Debe serlo, te pone de muy buen humor imaginar torturarme... ¿o te proporciona otra clase de placer? -reí contra el vidrio, jugar al ratón y al gato no era algo a lo que acostumbrase a jugar...tampoco encontré al digno rival. Dejé escapar un largo suspiro, echando hacia atrás la cabeza y deleitarme en aquel aroma que me proporcionaba su piel, su cabello...-El alcohol parece limpiarte...hueles delicioso -sonreí y antes de que se apuntara un tanto, negué con la cabeza -Me refería al whisky, a ti no te tengo tan cerca

apoyé una de mis manos en mi pecho, como si sus palabras fueran todo un halago, un honor escuchar que prefería pasar tiempo conmigo que...matándome, aunque sabía que no le importaba dejarme desangrar encima de la barra...admirando mi vaso de whisky...como esos hielos se derretían. El ego subido, el escudo impenetrable...la imponente figura de aquel hombre que me observaba como a su presa de esa noche y a la vez su juguete al que desechar.

-Es todo un logro, soportar a un perro tiene su mérito. Yo tampoco los soporto -los lican y yo no teníamos nada en común, solo la condición. Iba por libre, mi investigación propia y mis descubrimientos... no necesitaba pertenecer a ningún clan aunque ya lo tuviese. Me perseguía esa “orden de manada” a la que ya estaba acostumbrada a esquivar. Paris estaba repleta de manadas, los hermanos eran los hermanos y esperaba pasar desapercibida aunque solo fuesen unas semanas , hasta que encontrase la verdadera razón de porqué seguía allí.

-Hijo de la luna...-enredé los dedos en mi cabello dorado, inclinándome hacia el hombre para que solo él me oyese, aunque...todos los sobrenaturales que tuviesen puesto el oído lo harían -Muchos reniegan de sus padres, ¿qué te hace pensar que venero a alguien a quien no pertenezco? La luna es un símbolo, solo eso... mi madre no está en este mundo. Busco a alguien -en realidad mentí, no sabía a qué o a quién buscaba... quería dejarle claro mis intenciones, no pretendía un careo con el enemigo...al menos no esa noche.

-Héctor -susurré cada letra como si buscase algo en cada una de ellas, no respondí a su última petición -Es triste morir sola, prefiero acompañada... y no esta noche. Ya me acompañas ¿por qué no dejas los tópicos de licantropos y vampiros? Desactiva tu adivinación del aura y tómate el maldito alcohol tranquilo. No pretendo otra cosa que... quizás no volverme loca -entrecerré los ojos, “Yo soy Héctor”, retumbaba en mi mente... su aterciopelada voz ...no era la primera vez, otra vez una ilusión...mi subsconciente -No nos conocemos , es un hecho pero...he soñado contigo -sonreí divertida para captar su atención -Y tú conmigo, es un hecho claro que eran sueños diferentes... más bien tu silueta...o no, es extraño. Lléname el vaso, digo tonterías, al final tendrás que matarme...Héctor



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Miér Ago 09, 2017 4:52 pm

-¿Eso es una proposición? -arqueó la ceja con una mezcla entre incredulidad y repulsión-. Yo no follo con perros. Hay suficientes personas disponibles, con o sin previo pago, para poderme dar el gusto de elegir.

Tenía todo el sentido del mundo. Humanos, cazadores, cambiantes... cientos, miles de personas en el mundo... No iba a buscar la compañía de aquellos que aborrecía. Quizás no tuviera ningún motivo objetivo para hacerlo. Nada que pudiera argumentar de forma sólida. Pero los celos eran así, completamente infundados e irracionales. Y él, que había sido el titán de la inteligencia, el estratega, el racional, el que poseía el conocimiento y anteponía la razón... ahora se escudaba tras la pura visceralidad de sus sentiemientos, alimentados por siglos y siglos de rencor. No podía recordar en qué momento comenzó su odio hacia los lobos. No era algo racial. Era pura y llanamente personal. No les odiaba porque él fuera un vampiro y fueran enemigos naturales, estaba por encima de eso. Les odiaba sin ningún motivo más allá de los celos, de la envidia por creerles cercanos a aquello que le habían arrebatado.

No había sido, ni era, un hombre fiel. Tampoco exigía fidelidad. Pero sí había amado con toda su alma a su esposa, a la madre de sus hijas. Y la había perdido hacía demasiado tiempo. Sin embargo, la veía ahí, en el cielo, mostrándose a los mortales desde su plano divino. Veía su reflejo plateado. Y les escuchaba aullándole, adorándola. Al principio esos aullidos eran sal en su herida. Con el paso del tiempo, el dolor fue dando paso al resentimiento y el odio, mucho más fácil de gestionar. Era más sencillo enfocar esa negatividad hacia fuera, contra alguien.

-Todos estamos solos en este mundo, de una u otra forma. Mírate tú, por ejemplo. Sola y lejos de una manada... ¿qué otra causa justificaría que quisieras beber conmigo? -estiró la mano y le quitó el vaso para darle él un trago. Largo y propundo, que le dejó el aliento con un suave rastro del aroma del licor. Lo dejó en la mesa con un golpecito y lo rellenó, mirándola a los ojos, intentando entrar en su mente y conocer sus más oscuros secretos. Pero se topó contra un muro en blanco. Por algún motivo, no podía entrar en esa mente, a pesar de sus habilidades. Podía ver fragmentos de recuerdos, fugaces, aleatorios. Pero lo que de verdad quería ver, lo más recóndito, el por qué estaba allí, sola, expuesta, como si buscase desesperadamente algo que la hiciera sentir viva... Eso estaba vetado. O simplemente... no estaba.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Jue Ago 10, 2017 5:57 am

-Y yo no me follo a cualquiera, menos a un muerto -secundé con el mismo tono de voz, volvía a llamarme “perro” , era algo que odiaba más que cualquier cosa. NO elegí mi condición, esta maldición me perseguiría hasta el final de los días y a la vez, me hacía fuerte...tenía que serlo si deseaba descubrir el significado de mi otra vida...esa reflejada en sueños.

Unos sueños que rozaban la realidad, esos momentos en los que sin duda no cambiaba por ningún instante de mi verdadera vida. Conocí la felicidad en esos instantes que me regalaba Morfeo, otorgándome el mayor regalo que cualquiera pudiese desear...la total y completa felicidad, mi todo. Seguía inmersa en aquellos recuerdos, cuando su voz, se unió a la que retumbaba en mi cabeza. Meloso me llamaba, me imploraba que regresase a su lado...e impotente, no sabía qué camino escoger para llevarme a su lado. ¿Quién era? ¿por qué...me hacía sentir tanto?

-Estás demasiado aburrido, una noche diferente en la que el odio y la confusión jueguen con tu razón. Adoro jugar a los dados con el demonio, para ver lo que me tiene preparado esta noche...y has sido tú. Podríamos haber finalizado este encuentro hace rato, sigues aquí preguntándote quién es esta misteriosa mujer que te aleja y te acerca al mismo tiempo, no te riega los oídos con halagos para conseguir lo obvio...te preguntas y no hay respuestas. Quién sabe si yo las tenga o tú tengas las mías -clavé mis orbes claras como el mismo cielo en el vaso vacío. Un beso a medias, ambos bebiendo del mismo elixir, negando lo evidente...esa atracción que nos anclaba al otro.

Sonreí, mirando a la nada, pensando en todo. Era extraño pero por una vez, parecía estar en el lugar donde debía, siempre huía, no permanecía en el mismo sitio ...al menos , no lo justo para arrepentirme y esa noche parecía ser uno de esos momentos en los que podría conocerlo todo y a la vez olvidarlo , como olvidé otros tantos...

-Quizás estemos tan absortos en mirarnos como enemigos...que nos olvidamos de lo verdaderamente importante... seguimos aquí. ¿Por qué no me has matado ya , Héctor? Deja de imaginarlo, hazlo...pero entonces no conocerás el “qué hubiera pasado si...” -me incliné hacia él, peligrosamente a sus labios...los míos entreabiertos, brillantes por aún las gotas de alcohol que se habían incrustado allí para ser recogidas. Desvié en el último segundo mi boca de la suya, sonriendo contra uno de sus oídos -Qué hubiera pasado si esta noche...por fin , después de tanto tiempo... te sientes vivo -palabras susurradas, perfilando cada letra...una pregunta sin interrogaciones, para él y para mí, los dos nos encontrábamos en el mismo borde del abismo.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Jue Ago 10, 2017 10:45 am

En eso tenía razón. No era la primera loba con la que se encontraba, pero sí la primera a la que le había concedido una hora. Un lapso que se consumía velozmente. Apenas quedarían unos minutos para poner fin a ese tácito pacto de no agresión. No había sido tiempo suficiente para eliminar barreras. Ni siquiera para abrir una diminuta brecha en su fortaleza de helado resentimiento.

Aquella mujer estaba borracha y le daba la impresión de que trataba de seducirle. Quizás por aquello de jugar con el peligro, de sentirse viva, como ella misma decía. Nunca había sido hombre de negarse placeres, fueran del tipo que fueran. Tal vez por su condición de deidad antigua y ya olvidada. Pero el poso persistía, así que se dejó guiar por sus más bajos instintos y le robó de nuevo el vaso de alcohol.

La dejó jugar y acercarse a él, tentarle y excitarle. Porque, si dejaba de lado su raza, era una mujer preciosa. Una de ésas que cualquier hombre quiere poseer al menos una noche de su vida, hundirse en su cálido interior, empaparse de sus labios y hacerla gritar hasta que perdiera la voz.

Una hora era tiempo más que suficiente para el juego de la seducción cuando los dos jugadores buscan lo mismo. ¿Por qué no la habia matado ya? No lo sabía. Realmente ese espacio en blanco en su mente había captado su atención. Era una barrera infranqueable que nunca se había encontrado. Podía leer en las mentes de otros, como un libro abierto, como si todas las páginas estuvieran a su entera disposición. Sin embargo, la mente de Phoebe era un tomo con páginas en blanco. Y esas páginas le intrigaban. Porque aunque una persona no recordara algo, en su mente estaba grabado y él podía alcanzarlo, pero ahí... no había nada más que vacío. A ese puzle le faltaban piezas. Y nada atraía más a un hombre como él que un rompecabezas.

Iba a tirarse al barro, a separar cada pieza de aquella mujer. Figuradamente. Puede que luego de un modo más literal. Soltó una carcajada cuando se acercó a su boca y se retiró sin besarle. Oh, no, lobita. Habías ido a jugar con fuego y ahora te ibas a quemar. En el más total y absoluto infierno.

La agarró de la nuca, de un seco tirón, sin preocuparse de si le hacía o no daño, la atrajo hacia sí. Pegó la boca a su piel, en su cuello, sobre el palpitante pulso. Mordió con fuerza suficiente para dejar una herida, pero no se alimentó de su sangre, porque era muy consciente de lo que pasaría si lo hacía. La sangre de los lobos era extasiante, pero venenosa.
Su otra mano se hundió entre los muslos de Phoebe, apretando la carne de la cara interna y tirando de ella hacia él. ¿Quería que la matara? Bien, primero iba a hacerla suplicar.

-Siéntete viva esta noche, perra -susurró en su oído, destilando desprecio, mas no iba a dejarla escapar ahora-. Porque puede que sea la última que lo hagas.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Sáb Ago 12, 2017 11:01 am

No le temía a la muerte. Ante ella, tenía el claro ejemplo de ello. El ángel de la muerte, de la destrucción...lo pude leer en sus ojos. Una hora. Me había concedido solo una hora y ese tiempo finalizaría en cualquier momento. No era una batalla, o al menos, no lo veía de esa forma. Impasible, frío y distante...totalmente inmerso en su mundo de tinieblas. Invisibles muros ante él, incapaces nadie...de escalarlos menos derrumbarlos.

Mis orbes, se tornaron ambarinas en cuanto noté el agarre. Nos desafiamos una vez más, juego de miradas que terminó con un gruñido de advertencia y una sonrisa pintada en mis labios. No me achantaba, menos le temía pues el tiempo me hizo aprender de la misma muerte, ¿cuántas veces jugué con el demonio? Demasiadas, uno de sus discípulos no iba ni tan siquiera inquietarme. Fue extraño, cuando me perdí en sus ojos, sentí desfallecer...caer en un profundo sueño en el que apenas duraría unos minutos.

Aquel momento, ocurrió antes pero ni podía saber cuando ni cómo ocurrió...solo sé que su tacto para mí era familiar. Entreabrí los labios, jugosos lo desafiaban a ser saciados de los ajenos , aquel manjar helado que seguramente nadie se merecía tan siquiera mirar y yo..lo hice. Mis orbes se pasearon por su rostro, delineando cada milímetro de sus rasgos perfectamente perfilados. Esos seres eran demonios disfrazados de ángeles perfectos, hermosos y bellos.

-Héctor -musité seguido de un suspiro, mis manos se enredaron en su cuello, como si aquel agarre fuese natural entre nosotros -¿Tan egoísta eres que solo quieres mi última noche? Estás enfadado -susurré, la cercanía era un hecho...la herida dolía, pero extraño era que dolería más si me soltaba... -Enfadado porque te he desarmado, no entiendes como una hija de la luna provoca en ti tanta confusión...y no es porque la hora se haya acabado. Me odias porque te he hecho sentir, me repulsas porque sabes que una hora no ha bastado...quieres más. Me torturas...para ganar tiempo, para tenerme durante toda la noche -mi voz apenas era un susurro que moría contra sus labios manchados de mi sangre.

Me incliné a él, lamiendo sus labios, recogiendo mi sangre y moverme lo suficiente para usar mi fuerza...la que me quedaba, para aprovechar el agarre y apoyar las manos en la barra, con él entre medias, sujetándome de esa forma fiera.

-Haz mi última noche un infierno... pero no olvides que nunca vas a volver a tener un momento como este y lo sabes. -mordí su labio inferior de un modo diferente, de forma tierna, dulce...como la sonrisa traviesa de mis labios.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Miér Ago 16, 2017 11:54 am

-Hablas demasiado -sentenció, al tiempo que echaba hacia atrás un pie, haciendo que bajara esa rodilla. Tiró del cuerpo de Phoebe hacia sí, haciendo que abandonara su asiento, deslizándola sobre su muslo, sobre esa pierna que había humillado y que levantó de nuevo cuando la tuvo donde quería, sentada sobre él.

Seductor nato, sabía cuándo había caído en las redes de un jugador igual. Podían mover sus piezas sobre el tablero, pero el negro y la reina blanca siempre mantendrían las distancias. Lo suficiente para darse un jaque mutuo, pero sin llegar jamás a claudicar el uno ante el otro.

En esa noche, una de tantas noches decadentes de París, Héctor se dejó arrastrar por la corriente, se envolvió en la fría máscara de la hipocresía e interpretó el papel que de él se esperaba. Vicio y decadencia. Opio, alcohol y sexo. Y compartirlo con su peor enemigo. No estaba en su naturaleza hacer algo irracional, no concebía caer ante alguien como ella.

Besó sus labios con fiereza, tomando el control del acto, sintiendo cómo el calor que irradiaba el cuerpo de la loba aumentaba. Su pulso se aceleraba, podía sentirlo. Su corazón bombeando era para él como un faro en una noche de tormenta. Una luz que le atraía sin remedio hacia el pulso palpitante de sus venas, a buscar saciar aquella sed que le nacía de lo más profundo de sus ya muertas entrañas.

Deslizó la lengua entre los labios de Phoebe, buscando una húmeda compañera de baile. Ella tan caliente, él tan frío. Ella pura pasión contenida, él un témpano, un iceberg que sólo mostraba una mínima parte, mientras guardaba la mayoria de sí mismo bajo las gelidas aguas. Ella buscando un sentido a su vida, él arrancándole el sentido a la muerte. Tan distintos, tan opuestos...

Cuando se rompió el beso, el vampiro sonreía con un brillo de profunda diversión en sus ojos. Quizás hasta un leve reflejo de maldad. Apartó a la loba de él, poniéndose en pie, cuan largo era, frente a ella. No podía negar la fuerza que transmitía, con el cabello revuelto y las mejillas arreboladas.

-En algo tenías razón, esta noche será para ti un infierno, -se pasó el dorso de la mano por los labios-, mientras te retuerces en la rabia de haberme dejado acorralarte, de la forma en la que te he hecho temblar y desear más. Pero tu hora ha acabado y yo tengo una cita ineludible. -Hizo una reverencia, elegante y fluida, que destilaba sarcasmo en cada movimiento-. La bebida corre de mi cuenta. -Hizo un gesto a la barra, para que anotasen en su deuda el importe, y se encaminó hacia la salida del local-. Buenas noches, Phoebe.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Jue Ago 17, 2017 1:56 pm

El cielo y el infierno bajo un mismo techo. ¿Quién de los dos representaba qué? La cercanía , una que no esperé pero adiviné enseguida el porqué las tornas habían cambiado, él rompió una de las barreras para acercarse y tocar el mismo infierno con los dedos. No cerré los ojos durante el beso, lo correspondí con la misma fiereza mientras una de mis manos se enredaron en su nuca, fino cabello que acarició las yemas de mis dedos.

Deseo contenido disfrazado de rabia y misterio. Él me causó tanta curiosidad que no pude evitar el dejarme llevar, no solo nosotros...nuestros cuerpos parecían encajar como piezas perfectas creando una imagen inexacta. El beso de la traición, del juego...uno que conocía perfectamente. Los hombres como él eran tan frívolos y manipuladores que tan solo con darte un beso como recompensa... con eso debías de conformarte.

Y no, no me conformaba con un simple beso que me supo a poco. Mis orbes no se apartaron de él ni un misero instante, mi cuerpo flaqueó volviendo a su sitio y una de mis manos, acarició mi brazo despacio...aún tenía la piel erizada por el contraste de temperaturas por lo que había significado el beso, todo y nada al mismo tiempo.

-Huyes -sonreí de medio lado, alegaría que la hora había acabado. Volví a mi copa, ahora vacía...el hielo derretido me serviría para aplacar mi sed, una que dudaba cualquier cosa pudiese saciarme. -Defines muy bien eso que crees que siento... ¿te pasa eso? Acorralado de un modo diferente... -llevé mi índice a la sien y sonreí ampliamente, como si tuviera la clave del secreto más valioso, el tesoro más cotizado -Corre, vampiro. Saborea el sabor de lo desconocido... que tengas buena velada, seguramente no te quites de la cabeza tus propias palabras. Acorralado. -

sonreí, oí sus pasos alejarse y tras acabar con el agua helada... sin sabor pues aún mis labios manchados de aquel sabor diferente, adictivo como la propia sangre a esos inmortales. Rugí fuera de mí por unos segundos, ese maldito vampiro había jugado conmigo y ambos lo hicimos a nuestro modo para terminar en el mismo punto de partida, sin llevarnos a ninguna parte.

No lo pensé, actué tal y cual impulsiva era, mis pasos siguieron los ajenos a una distancia prudencial...quería saber a qué cita inaudible no debía faltar. Pocas almas a esas horas por las calles, me convertí en su sombra hasta que se detuvo pero yo no, seguí sus pasos un tanto más despacio...alguien se acercaba a él “su cita inaudible”. Una hermosa joven rubia, su belleza me deslumbró... entrecerré los ojos y me detuve apenas unos pasos, admirando la escena. No estaba allí por casualidad... tampoco sabía porqué. Miradas desafiantes, juego que acababa de comenzar.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Sáb Ago 19, 2017 4:27 pm

Podría tener razón, de algún modo. Estaba acorralado. Acorralado en la venganza, en ese pequeño rayo de luna que iluminaba su alcoba y lo anclaba al pasado. Mas por suerte, la luna le había hecho un regalo. No estaba a su lado, pero le había guiado hasta ella, hasta Hania. Su niña. Daba igual lo que hubiera pasado, lo que estuviera por venir. Se había convertido en su niña, en la que volcaría todo el afecto que fuera capaz de generar con aquel corazón que llevaba casi seis mil años muerto.

Abandonó el local con paso firme, con ese porte altivo, soberbio, de quien se sabe por encima del bien y del mal. Caminó por las calles parisinas en dirección al hospital. Sintió una presencia tras él, pero no le echó más cuenta de la necesaria; estaba acostumbrado a atraer miradas, a que hombres y mujeres trabaran los ojos en sus andares, a que los cazadores le acecharan. Pero se sabía protegido por el propio pacto que mantenía la mascarada. Nadie se arriesgaría a romperlo sin un motivo sólido. Y ya se encargaba él de que no lo tuvieran. Para eso tenía a sus peones por el tablero. El rey negro estaba muy protegido, con sus caballos, sus alfiles y sus torres.

Se detuvo ante la puerta de la institución, con su porte altivo, con el traje perfectamente colocado, a pesar de su momento de arrebato con la loba. Esperó pacientemente a que Hania saliera. La recibió con una sonrisa, algo tensa, pero intentaba aparentar normalidad.
-Hola, mi niña. ¿Te has divertido con los pequeños?
Que el hecho en sí, le daba un poco igual. No veía el sentido a ir a leerles cuentos a chiquillos que tenían ya un pie en el otro mundo. Pero a Hania parecía gustarle y él había desarrollado una gran facilidad para consentirle todos esos caprichos. Demasiado tiempo sin nadie a quien dirigir verdaderamente sus afectos, así que todo lo que no fuera peligroso o comprometiera sus intereses tenía carta blanca.

Echó la mirada hacia atrás, por encima de su hombro.
Sentía una mirada, casi amenazante. Fuese quien fuese, más le valía asomar el hocico.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Miér Ago 23, 2017 2:59 am

Me sorprendió con la candidez que aquellos labios venenosos, se dirigían a la joven que salía de aquel lugar. Tan hermosa como un día de primavera, me hizo sonreír la expresión con la que ambos se miraron. Tan dulce, paternal y cercano...una faceta que en aquel bar no vi por ninguna parte. Sonreí ampliamente, la señorita parecía tenerle afecto...como si lo amase, ¿quién sería capaz de amar a un demonio? Un ángel. Eso se me figuró que era esa joven...un ángel.

Lentamente, me acerqué despacio y sin prisa, tomándome el tiempo suficiente para estudiar sus gestos, sus palabras. No era un amor de enamorados, así me lo pareció...pues esa dulce mirada la recordé fugazmente, la de mi madre antes de partir a ese viaje que me la arrebató. Sin borrar mi sonrisa, seguí mis pasos hasta que se acercaron a ambos...a la joven.

Un pañuelo blanco como la nieve, escapó de su dueña llegando hasta a mí. Ondeaba como si bailase ante mí y se me enredase en uno de mis brazos. Lo tomé entre mis dedos, acercándome ...entre mis dedos lo acaricié antes de entregarlo a su dueña. Mis orbes azules se clavaron en la joven, en silencio...le tendí su pañuelo.

-Se te ha escapado, ángel. -me salió sin querer ni pensar. No esperaba nada... tan solo devolver su prenda. La presencia de aquel hombre, entre las dos...me hizo sonreír de medio lado. Me observaba, podía notarlo... era extraño como una persona ajena de algún modo nos había vuelto a acercar -Parece que esta noche no se va a librar de mí tan fácilmente, Hector -mostré mis perlados dientes en una sonrisa divertida. Desvié mis ojos hasta él, la noche le dibujaba como una ilusión...su ropa oscura, le camuflaba entre las sombras.

Fue unos segundos en los que nuestras miradas se cruzaron, enseguida aparté la conexión hasta el suelo en donde despacio, recorrí a la joven, fijándome en los libros que portaba con afán. Leí el borde, no era cualquier libro si no cuentos.

-Tengo una colección que siempre llevo conmigo, mi primer regalo de Navidad hace mucho. Cuentos y leyendas, estoy segura que si le gusta ese género...le encantará.-me disculpé, ya había importunado bastante -Sin duda, es una cita a la que no podía faltar... -di un par de pasos, quedando de perfil a él y susurrar sin que ella lo oyese, aunque...sería difícil dada su aura -¿Quieres que te cuente un cuento, Hector? -



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Miér Ago 23, 2017 5:16 am

Salió del hospital Saint-Louis como cada madrugada, una hora antes del alba, y esa noche la acompañaría Héctor. A veces la esperaba Johari, pero ella prefería caminar con el titán, era un rato que compartían ambos, tan cerca y tan lejos a la vez. Él en su mundo milenario sumido en las nubes de la inteligencia racional, y ella en sus mundos inventados, llenos de sentimientos perdidos y abrazos calentitos inexistentes.

Caminaban y charlaban un poco, o simplemente compartían un silencio acompañado, la satisfacción de un "estoy aquí contigo", sin más.

Hoy hemos representado el capítulo de Sandokán al llegar a Bombay, y se lo han pasado muy bien, todos querían ser el pirata con su parche... Por lo menos así se les olvida el dolor al respirar y los tratamientos tan agresivos que les ponen. Siento que cuando les leo cuentos, alejo un poco a la Muerte de aquí.

Ya se había acostumbrado a saludarlo con un abrazo y fue lo primero que hizo al verlo, notando de inmediato que estaba tenso. ¿Qué narices habría hecho Kane ahora? esperaba que no fuera algo que tuviera que ver con Assur. Esos asuntos apenas despeinaban a Héctor, así que debería ser algo gordo.

¿cómo ha ido tu...?— no acabó la frase porque se le escapó el pañuelo que fue recogido por la mujer que estaba apostada en la entrada del callejón.

Sintió su aura roja, poderosa, llena de vida, la furia salvaje contenida en aquellos destellos anaranjados que la cubrían. Le tendió su pañuelo y la llamó ángel. Era la segunda vez que le decían eso...y la primera lo encontró muy perturbador pues salió de los labios de un demonio destructivo. La mujer conocía a Héctor, lo había llamado por su nombre, y en esa simple palabra, en cómo sonaba el nombre del titán en sus labios, vio una chispa extraña.

¿Se podían ver los sonidos? en la mente de Hania sí, y la forma en que lo dijo, "Héctor", incendió el aire alrededor de la palabra. ¿Quién era? su magnetismo era poderoso, la atraía como Uryan, pero de diferente forma, más potente, más cálida.

Gracias. Me encantaría ver esos libros...¿quiere que nos veamos mañana?.— lo soltó sin pensar, sin tener en cuenta si era peligrosa o no, ella confiaba en todo el mundo a menos que le demostrasen lo contrario.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 181
Puntos : 167
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Miér Ago 23, 2017 4:29 pm

Decir que se le heló la sangre sería demasiado tópico. Además, ya estaba helada en sus venas. Pero sintió, o creyó sentir, no lo tenía claro, un escalofrío que le recorrió la espalda. ¿Qué hacía aquella mujer allí? ¿Por qué no se había quedado en el bar, rumiando su rabia? ¡Y encima tenía el descaro de hacer planes con Hania!

La apartó de sí, con un tenso gesto de disgusto.
-Tu tiempo se agotó, no abuses de mi paciencia u obviaré que Hania está aquí y te tocaré el corazón. Literalmente.

Hania era un bálsamo para él, con ella delante aumentaba su paciencia y su tolerancia a muchas cosas que en otras circunstancias ya habrían acabado con un cerebro exprimido y sometido a su voluntad. Que en aquel momento no era otra que alejarse de Phoebe.

En un gesto inconscientemente protector, dio un paso hacia adelante, de forma que su cuerpo quedaba ligeramente entre ellas. Desde que las cosas estaban mejorando con Hania, había desarrollado un afán protector con ella. No de la forma intensa y huracanada de Assur, que era mucho más temperamental y pasional que él cuando de la rubia se trataba, pero sí lo suficiente para estar pendiente de su seguridad.

-Lo único que quiero oír de ti son tus pasos alejándote.

No le soltó la típica advertencia de "mantente lejos de mi niña", porque sabía que eso sólo serviría para que intentaran verse con más ahínco. Una por tocarle la moral, la otra, en su inocencia, por pensar que el ofrecimiento de aquella mujer era desinteresado. Phoebe no sería el primer licántropo que matase delante de Hania, pero en el caso anterior había tenido una provocación. Si algo era el antiguo titán, era estratega. Y uno no mata a un enemigo cuando puede poner en riesgo una alianza. En ese caso, su relación con Hania. Tendría que tragar y aceptar que se marchase por donde había venido, de modo que ellos pudieran llegar a su casa en la hora y muy poco que quedaba hasta el amanecer.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Dom Ago 27, 2017 6:38 am

Deslumbrada por la candidez de la presencia de aquella jovencita, me fue imposible apartar la mirada de ella. Era un ser de la noche, el aura me lo confirmaba pero era tan diferente. Irradiaba luz en aquel callejón de oscuridad absoluta, me sentí atraída por querer conocer más...¿cómo alguien como ella ...con aquel hombre diabólico? Incluso su voz, una melodía que sin duda había oído antes pero no sabía en qué momento o lugar. No me cansaría de oírla, me atreví a no solo aceptar aquella invitación...quizás la pequeña fuese una mera excusa para atraer a seres a los que destruir por las manos de aquel hombre...pero aún así no me importó en absoluto aceptar.

-Acepto si me lee un capítulo de mi libro favorito, es de esa misma colección. -sonreí afable, me causaba tanta ternura aquel ser divino que sin duda imaginé que hubiese sido castigada con ser de la misma especie que él. -Ya es mañana, así que nos veremos esta noche...si gusta aunque no creo que a su protector le guste la idea.-sonreí por las palabras del vampiro, no me afectaron lo más mínimo...era cierto que se me había agotado mi tiempo -Pero me está ofreciendo el suyo ¿qué te hace pensar que quiera más de ti? -hice una pausa, saboreando las palabras pues mi frase estaba incompleta -De tu tiempo...qué otra cosa. Y bueno, el corazón ya me lo tocaste antes...ah no, eran los labios

busqué su mirada sin perder la sonrisa, volvían a saltar chispas y no podía evitar buscarle en cada frase, no hacía falta que fingiese, su cuerpo se contraía por lo desconocido... por lo que pudiese seguir conociendo de mí. No dejó de mirarme en todo el rato que hablaba con la joven.

-Hania. Mi nombre es Phoebe...Phoebe Whilemoon. Un placer-le mostré una sonrisa amplia, sincera...me causaba tanta ternura y porqué negarlo, verle a él...a su lado se me antojaba de lo más atractivo -Me alejaré pero nuestros pasos volverán a encontrarse, al menos los nuestros... de esta ricura y míos. No tienes que estar presente cuando vaya, aunque seguro que no podrás evitar estar pululando por allí porque la sola idea de que me encuentre bajo tu mismo techo... te cause...no sé ¿darme otra hora?-esperé que me anotase el lugar donde acudiría, aquel encuentro que sin duda me había hecho olvidar qué debía busca en París. -Nos veremos al atardecer -una promesa... siempre las cumplía.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Mar Ago 29, 2017 5:01 pm

Héctor sonrió con soberbia. No por nada había sido Ceo, el titán de la inteligencia. Sabía leer perfectamente entre líneas el mensaje que Phoebe le mandaba. Sus palabras decían una cosa, pero sus ojos y su cuerpo decían algo muy distinto. Demasiadas personas en su haber para no reconocer el deseo en una mirada.

Buscaba provocarle, de la misma forma que él había conseguido provocarla a ella. Sin embargo, el titán llevaba demasiado tiempo retroalimentando su odio para dejarse arrastrar por un par de ojos bonitos. Phoebe era una loba y no podía cambiar eso. No podía mirarla más allá. Quizás si sus ojos no pudieran ver su aura de la forma tan nitida como la veían... Tal vez entonces puediera cerrar los ojos y dejarse arrastar por una noche de placer, un encuentro fortuito, como tantos otros. Uno de esos momentos en los que la pasión nubla el juicio, en los que no se piensa lo que se siente ni se siente lo que se piensa. Pero sí la veía. Claramente. Como un rayo de luna en la oscuridad de la noche. Plateado y brillante, como la propia Reina del Cielo.

-Hania tiene un jardín precioso para las mascotas. Quizás hasta te deje enterrar un hueso en él.
Despidiéndose sin ceremonia, tomó la mano de la rubia y se encaminó hacia el final de la avenida donde se hallaba el hospital. Se habían demorado más de la cuenta con aquella estúpida conversación y debían apretar un poco el paso para llegar a casa antes de que el sol despuntase en el horizonte, antes de que el alba extendiese sus primeros rayos sobre París, provocando la huida de las sombras, que se alargaban y retorcían, como dedos afilados y oscuros que trataban de aferrarse sin éxito a las frías piedras de calles y edificios.

Durante las horas de luz, mientras la mansión Fortier era un bastión inexpugnable donde no podía colarse ni un triste rayo de Apolo, Héctor se acercó a la habitación de Hania y llamó a la puerta.
-Mi niña -ese apelativo se había instaurado entre ellos. El vampiro no era especialmente cariñoso en su tono, pero era su forma de endulzar las palabras que dirigía a la muchacha-. Esa loba va a venir y no voy a decirte que no la recibas, por mucho que me desagrade la idea. Del mismo modo que no te prohíbo ver a esos dos... a los otros dos. Pero al igual que a ellos, no la quiero en mi casa, no más allá de la primera verja del jardín.

Y tenía todo el derecho a prohibir la entrada de alguien a su morada. Si consentía que Hania se relacionara con los licántropos era porque prefería eso que predisponerla contra él. Hania podía entrar y salir cuanto quisiera, podía reunirse con ellos o con la loba que acababa de conocer si lo deseaba. Pero no podía dejarles entrar en su casa. No más allá de la primera valla que rodeaba la casa, la que separaba la construcción y el terreno más inmediato del resto de su finca, donde se alzaban los jardines.

Además, esa noche no se quedó en la mansión, sino que salió a perderse por las calles de París. Hasta el Chateau, uno de sus locales favoritos. Eligió una mesa apartada, pidió una botella de vino especiado y disfrutó del ambiente y una compañía más que agradable, que compartió el mosto de sus labios, que degustó la frialdad de su piel, que hundió los dedos en su pelo mientras sus lenguas se disputaban el control de un beso. Un beso que fue el primero de muchos esa noche. Un beso que marcó el preludio de una noche intensa en la que uno de los reservados del Chateau fue mudo testigo de la ferocidad del titán.

Faltaban tres horas para el amanecer cuando el vampiro regresó a casa. Tan pulcramente vestido como había salido. Puede que la camisa algo arrugada bajo la chaqueta. Y el pelo no tan bien puesto, pues se había peinado con los dedos.
-Mi niña, ¿ya te has librado de la perrita?


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Vie Sep 01, 2017 5:58 am

La rubia enarcó las cejas, porque estaba claro que allí había un duelo de titanes...bueno, no, un duelo de titán y loba para ser exactos. No se estaba enterando mucho de lo que sucedía allí, pero lo que tenía claro es que esa mujer le transmitía algo, una sensación que no podía explicar. Le transmitía la fuerza de su raza pero era algo más, como un aura invisible y pegada a ella que no podía describir. Notaba como si además desprendiese cierta ternura hacia ella, que no la conocía de nada, y eso le agradó, fue una conexión de enrgía positiva que rara vez sentía. Usualmente la gente la miraba con curiosidad, lástima o con oscuras intenciones, pocas veces le había pasado que fuera de esa forma.

Ante el comentario de Héctor abrió mucho los ojos, escandalizada de que fuera tan borde con ella.

eso no es verdad... no tengo mascotas y...eso no ha sido muy educado.— Héctor la miró como diciendo "me importa una mierda que no lo fuera" y ella se sintió empequeñecer de nuevo.— señorita Whilemoon, estaré encantada de charlar un rato con usted y ver esos libros. La esperaré esta noche en casa, pero si no le importa venga temprano porque sobre las diez tengo que estar aquí en el hospital, puede acompañarme paseando.

No iba a dejar a los niños desatendidos por ninguna razón que no fuera causa mayor, y esa no lo era, además sospechaba que a Héctor no le haría gracia que la loba pisara la mansión. Y así fue, cuando se despidieron, el titán la advirtió de que no la quería dentro de la casa.

Sólo la dejaré pasar a dejar los libros, nada más. Luego iremos al hospital, no tenía pensado quedarme toda la noche en casa, aquí me necesitan más. Si no quieres que pase hasta el hall la recibiré en el jardín, qué remedio,es tu casa.

Llegó la hora indicada y la rubia salió hasta la verja de los vastos jardines de la propiedad. Llevaba una falda azul celeste, una blusa blanca y un abrigo morado. El pelo solía llevarlo suelto, ondulado, al parecer a los niños les gustaba más así porque las enferemeras solían llevarlo recogido y con cofia.

De nuevo el aura de Phoebe resplandecía en el camino, era como una pequeña luz que la atraía, era magnética. ¿Quizás es que ella era ese tipo de mujer que ella quisiera ser pero no sería nunca? Podría ser. Quién sabe. Los caminos del señor eran inescrutables.






Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 181
Puntos : 167
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Sáb Sep 02, 2017 1:00 pm

Después del encuentro, el día acaparó toda la atención de aquellas pistas que podían resolver algunas piezas del rompecabezas. Tenía algo y nada al mismo tiempo, las respuestas que ansiaba encontrar quedaron en el mismo interrogante. París era la pista a la que mis sueños habían indicado. Dejé mis pensamientos en la habitación, esa noche iba a ser diferente a todas las que tuve antes pues alguien me esperaba.

No sabría decir lo que esa joven me transmitía, calma y ternura. La naturaleza nos señalaba como enemigos naturales y sin embargo, sentía como si mi deber fuese protegerla. Qué ironía. Crucé las calles de París hasta la casa en cuestión, antes de llamar me deleité en la visión desde mi posición, la casa de ambos...de aquel vampiro que lo había trastocado todo. Apreté con cierta fuerza la yema de los dedos sobre la solapa del libro que portaba, aquel que a la hermosa joven le prometí.

Desde pequeña, leer cuentos se convirtió en mi pasatiempo favorito. El que más leí y me sabía de memoria, Rapunzel...de los hermanos Grimm. Sonreí a Hania al verla aparecer, no sabía donde se encontraba el hospital así que esperé a que me guiase. Le mostré el libro, tenían marcadas algunas páginas, mis escenas favoritas.

-Leía a mis primos, así al menos dejaban de tirarme del pelo cuando éramos pequeños, luego crecimos y me leía a mí misma. -eché la mirada hacia atrás, clavando mis orbes en la puerta, me preguntaba dónde se encontraba aquel hombre aunque tampoco había que ser muy inteligente. Dejé escapar un suspiro, retomando mis pasos pues sin querer me detuve preguntando a la nada dónde estaría. Carraspeé, seguramente Hania se dio cuenta -Es un gruñón, me divierte tentar a la suerte -no podía explicarlo, pese a leer sus auras...aquel magnetismo aún sabiendo que no se encontraba en la casa me obligaba a buscarle...

Sonreí mirando al frente, el hospital apenas estaba a unas dos manzanas por las indicaciones de la joven. No dije nada por unos minutos, disfrutaba de su compañía...eso era un hecho y sí, era mutuo. Los niños la recibían como si fuese justo como la llamé la primera vez, un ángel y no era para menos. La inocencia y ternura al leer aquellos parrafos, como mera espectadora me deleité en aquella imagen que me llenó el alma. Hacía mucho no me sentía atrapada por nada, mi obsesión por descifrar mis sueños... se quedaron en un segundo plano.

-Precioso, la sonrisa de sus caras es algo que no tiene precio. -murmuré al salir, sonriéndole ampliamente, ya con haberla acompañado era suficiente y como seguramente él...volvería a esperarla a la salida. Nuestros pasos tras cruzar el hospital debían separarse una vez más... sentí algo extraño pero no sabía interpretarlo.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Miér Sep 06, 2017 12:25 pm

Por suerte, Hania había aceptado sin quejas los límites que le había puesto a la presencia de la loba en su casa. Mentiriá si dijera que no era una cuestión personal. Pero Phoebe representaba todo aquello que él quería lejos de su vida. Era bonita, sí, eso podía verlo. Pero también era una loba y algo le decía que, si la dejaba atravesar las puertas de la mansión, no sería capaz de volver a hacerla salir de allí. Hania se encariñaría con ella y él tendría que aguantarla. O matarla. Seguramente lo primero hasta que se le hincharan las narices e hiciera lo segundo.

Salió al balcón, bajo la luz de la luna, junto a la estatua de mármol de Febe, que se asemejaba tanto a como él la recordaba... Tan dulce tan etérea. Imaginó por un momento cómo sería tenerla con él. Hasta pensó en ella como en una especie de Hania con cuatro o cinco años más. Porque cuando uno abandonaba el Olimpo y caía al plano mortal, no se sabía qué aspecto podía presentar. Podría ser cualquiera. Hombre o mujer. Con el cabello negro como ébano o dorado como el trigo. Con los ojos inmensos y oscuros o con los orbes claros que reflejaran el cielo y las estrellas.

Aquella imagen que tenía delante era lo más parecido a su imagen real, la que él había visto entre las nubes. Tocó el duro mármol pulido, anhelando el calor que recordaba en la piel de esa mujer que era a su vez su amiga, su esposa, su hermana y su amante.

Al punto regresó al interior de la habitación, se despojó de la ropa y se metió entre las sabanas pulcramente extendidas sobre su lecho. Hacía tiempo que nadie compartía aquella cama con él, porque solía preferir llevar a cabo sus encuentros en otros lugares. Quizás ahora esa costumbre tomaba un nuevo cariz, dada la presencia de Hania en su casa.

No importaba, el sol estaba por despuntar y él iba a perderse en la oscuridad de su alcoba hasta que el brillo de la luna le permitiera echarse a las calles de nuevo.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 90
Puntos : 83
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Jue Sep 07, 2017 6:26 am

Es un gruñón contigo, normalmente es muy educado, es el caballero perfecto, el hombre de negocios perfecto, el mejor jefe... un poco irónico, eso sí. Pero es que es tan inteligente y tan sensato...que supongo que con alguien debe pagar la necesidad de descontrolarse un poco. Tu... lo descontrolas. No le gustan los licántropos, es por una vieja ofensa, pero a mí no me importa la raza, aunque una vez me atacó uno. Tengo amigos licántropos, no todos sois iguales.

Fue charlando con Phoebe mientras caminaban hacia el hospital. Había algo en esa mujer que le aportaba como paz, una sensación extraña de como si la conociera de antes. Aacabada la lectura, se marcharon por las calles solitarias a altas horas de la noche, ya que Héctor no iba a ir a buscarla. Ya hacía raro que habían dejado de llamarse de usted y se tuteaban con cierta confianza. Al llegar a la verja se detuvo.

Buenas noches Phoebe. ¿Quieres acompañarme mañana? todas las noches voy al hospital.

Se despidió de la mujer y entró en la mansión, había sido agradable tener compañía que no buscase en ella ningun beneficio, ni su sangre, ni por su condición de protegida de Héctor...empezaba a hacer amigos, lo que nunca había hecho de humana.

Subió la escaleras y sintió el aura apagada de Héctor, era temprano y había regresado antes que ella, estaba solo y sentía que algo le punzaba. Seguramente echaba de menos a Febe. Se puso la ropa de dormir, y de puntillas se coló en el cuarto del titán, deslizandose bajo las sábanas y acurrucándose contra él. No le daría calor, pero la compañía siempre calentaba un poco el corazón.

Ha sido una noche tranquila, lo he pasado bien...gracias por dejarme ir.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 181
Puntos : 167
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.