Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Noche en vela -Privado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Jul 25, 2017 1:07 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Desde que tengo uso de razón, sé que me falta algo importante. Algo que no sabría definir qué o de quién se trata pero...siempre supe que debía encontrarlo. El vacío que en ocasiones me dejaba sin aliento por el leve recuerdo de algo inexistente en mi mente y al mismo tiempo, me impulsaba a recordar. Un “recuerda” interior que interpreté desde pequeña por sueños. Al principio, soñaba siempre lo mismo, una voz masculina que me llamaba a gritos desesperados...era tan real que llegaba a despertar sobresaltada pero allí...no nunca había nadie.

Voces y murmullos, terminaron en colarse en mis sueños. Me indicaba lugares en los que estuve pero en mi realidad no pisé jamás. Terminé por buscar esos lugares que me indicaban en sueños, se mezclaban con mi día a día... hasta tal punto de confundirme. Me decían que estaba obsesionada y así era, mi búsqueda se vio afectada por la avaricia de mi tío, con pensar en que sería una gran líder en su manada de licántropos.

No necesitaba “una familia”, desde que mis padres murieron... la familia que conocí fue la más leal y fiel, sabía que jamás me fallaría. En los integrantes...solo estaba yo, me valía yo misma sin tener que preocuparme de nadie más. Odiaba a mi tío y sus ambiciones, creyó que deseaba lo mismo y sin preguntar...cambió mi vida para siempre, convirtiéndome en lo que soy ahora.

Creía en mí misma, sabía que esos sueños significaban más que proyecciones, no eran solo ilusiones. En cada sueño, siempre la misma silueta, voz aterciopelada que no oía con claridad... y algo más que nunca lograba descubrir. Pista a pista, me llevaron hasta la hermosa Paris, jamás había estado allí y quizás, esta fuese la ciudad en la que podría empezar de nuevo. Apenas dejé el equipaje en una de las habitaciones en las que me hospedé, siempre con un nombre falso pues a sabiendas que mi tío me perseguía, siempre me cubría las espaldas, intentando pasar totalmente desapercibida.

Necesitaba comer algo pero antes un buen trago. Me alojé en el mejor sitio, mi fortuna no iba a guardarla debajo de un colchón. Cabello suelto y mi vestido favorito, me gustaba pasar desapercibida y el color era el adecuado, color blanco roto que le daba a mi piel luminosidad. Dediqué un leve gesto de cabeza al tabernero y me senté alejada de las mesas, me gustaba más la barra , casi oculta entre las sombras.

-Whisky doble, preferiblemente...muy frío. -recorrí la sala sin prisa, observando a mi alrededor, sonreí de medio lado coqueta, sabía que muchas miradas... estaban puestas en mi persona.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Sáb Sep 23, 2017 5:10 pm

La acompañé a aquella mansión en donde su guardián la esperaba, seguramente inquieto por su desconfianza hacia mi persona, a los de mi raza. Cuán equivocado estaba, no era como cualquier licantropo, mis diferencias no se definían en qué raza si no en lo que representaba el ser. Esa joven me producía una familiaridad y afinidad que nunca con nadie había sentido, como si aquel paseo no fuese el primero y sí, estaba completamente seguro que sería el primero de muchos. La estancia en París era indefinida...y todo el tiempo que me permitiese, le acompañaría a esa acción que sin duda llenaba el alma.

Los seres sobrenaturales, había oído que no llegaban a tener alma y razón, menos corazón. Y sin embargo, en absoluto lo creía así, esa joven de cabello dorado me había demostrado en ese periodo corto de tiempo que no me equivocaba. Solo fue una lectura de un cuento. Los pasos nos acercaban al punto final de nuestro “día”. Y sentí su presencia. Esa luz con la que brillaba, se había apagado de golpe..pude apreciarlo en su aura. No oí a primeras a Hania, con una breve sonrisa y un asentimiento de cabeza, acepté cualquier invitación que me propusiese...me sentí totalmente perdida y hechizada.

Volvería. Lo haría aunque no debiese, mi curiosidad ganaba la batalla. No pude apartar la mirada de aquel enorme balcón en donde se encontraba aquel hombre , ese que había revuelto todo. Los pequeños y elegantes pasos de la joven, se perdieron y con ellos, lancé un suspiro. Mi presencia allí estaba vetada pero mientras mi acercamiento con la pequeña siguiese adelante, no iba a acatar ninguna orden por muy dueño de la casa que fuese.

A la noche siguiente, me atreví a cruzar el pequeño espacio entre la puerta y la verja, llamé un par de veces y esperé, él se encontraba allí. Su aura volvía a brillar con luz propia, poderosa e inquebrantable. Sonreí, sin ninguna mala intención, buscando tras él a mi acompañante de esa noche, volvía a traerle otro libro, un ejemplar de cuentos que entre mis papeles, daban sentido a mi vida...o al menos, una vez así fue.

-Buenas noches -sonreí, perdiéndome en su mirada, buscando , anhelando algo inexistente...-Agradable recibimiento , espero a Hania. Está lloviendo a mares, no iba a quedarme en la puerta,, a la interperie -según la joven era todo un caballero, por muy enemigo que fuese, sus modales sobresalían más que cualquier otra cosa -¿Quién apagó tu vela, anoche?-sentí su nostalgia, mis orbes claras preguntaron en silencio, una tregua...pero dudaba que él bajase esos escudos.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Miér Sep 27, 2017 5:53 pm

Una mujer abrió la puerta. Rondaría el metro cincuenta, tenía el pelo rubio ceniza y los ojos marrones muy oscuros, la cara redonda, las cejas arqueadas y la nariz chata, lo que le daba un rostro amable, con labios carnosos que sonreían con animosidad.
-Buenas noches. ¿Viene a buscar a la señorita?

Pero no tuvo opciones a recibir una respuesta. El dueño y señor de la casa estaba tras ella, serio e impasible. Pulcramente vestido, con un pantalón oscuro, una camisa clara y un chaleco. En casa prescindía de la chaqueta, pero se la pondría para acompañar a Hania al hospital o para salir un rato a divertirse, seguramente al Chateau.

La había visto acercarse desde una de las ventanas del piso superior. No entre las cortina a medio correr, con disimulo, no. Ahí, sin pudor, dejando que se notara su presencia, como una figura recortada en el hueco oscuro de la ventana, bajo la luz de la luna, que estaba en cuarto menguante.

Llovía, pero le daba igual. Por eso, la tela húmeda de su camisa se le pegaba a los brazos, abrazando su piel, definiendo la línea de sus músculos.

Había visto a Phoebe llegar y detenerse un momento junto a la verja, el límite que él mismo había impuesto y que Hania había aceptado para aquella mujer. No la quería en su casa, no quería lobos en sus dominios. Suficiente que consentía que la chiquilla tratara con ellos en lugar de despedazarlos. Pero eso los convertiría en mártires a ojos de la muchacha y no le convenía. Prefería dejar que se aburriera.

Sin embargo, aquella mujer era distinta. Su sola presencia le sacaba de quicio. Cuando ella estaba cerca, lo único de lo que sentía ganas era de hundir sus dedos en la carne de su garganta y apretarla hasta ver su gesto contraerse de dolor y angustia ante la falta de aire. O encadenarla a un muro con grilletes de plata. Ansiaba ver correr esa sangre.

Oía su corazón, latiendo con fuerza. Notaba el pulso bajo la piel y lo único que deseaba era acallarlo. Quería desgarrar su piel y verla teñida de rojo. Quería esa boca de labios carnosos suplicante. Quería esa mirada fiera quebrada ante él.

-Hania saldrá en seguida. Puedes esperarla tras la verja -fuera de ella, se refería. Necesitaba alejarla de él o realmente daría un paso adelante para acallar ese martillo alegre que golpeteaba en su pecho, bajo aquellas suaves curvas-. Márchate.

Porque si no se marchaba, le iba a costar mucho mantener esa frialdad y serenidad que tenía siempre. Mejor tenerla lejos, donde no pudiera afectarle, donde no pudiera ver su aura brillante y cálida. Prefirió obviar la pregunta sobre su ánimo, porque no quería entrar en ese tipo de confianza con ella. No quería darle a conocer el menor atisbo de su debilidad.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Jue Sep 28, 2017 4:48 pm

Hania bajaba por la escalera cuando escuchó las palabras de Héctor. ¿Por qué era tan duro y desagradable con Phoebe? ¿Era sólo una cuestión de diferencia de razas? lo dudaba, allí había una animadversión demasiado fuerte como para que se tratase sólo de eso. Era personal.

La rubia no entendía de odios ni inquinas, apenas había sentido algo de rechazo contra Kane Black porque sabía que era un demonio resurgido del infierno que devoraba todo lo bueno o bonito de este mundo, pero ni siquiera llegaba a durarle más de un minuto, era incapaz de estar enfadada con el mundo. No sabía guardar rencor o no ser amable, así que la reacción de Héctor le sorprendió, pero respetaba al titán, así que no iba a encararse con él.

Se acercó a Héctor y le puso la mano sobre el hombro.

Me marcho ya, te dejaremos tranquilo el resto de la noche. Si quieres venir alguna vez seguro que te resultará agradable, Phoebe es muy amable conmigo y es divertida, me hace reir con sus historias. A veces las apariencias engañan.

Cogio su abrigo y un paraguas grande en el que pudieran caber ambas. A ella no le molestaba mojarse, ya no podía enfermar, y suponía que para un lobo tampoco sería gran problema, pero iban al hospital y no era plan de aparecer empapadas y sucias. Seguramente acabarín la velada enun café; Hania no se tomaría el té, pero sostenerlo entre las manos le aportaba esa sensación de calidez agradable.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Vie Sep 29, 2017 3:16 am

Mi sonrisa se congelo cuando me volvió a insistir en que la esperase fuera. Sentí demasiadas cosas, palabras que a pesar de no ser nada en concreto significaron demasiado. Permanecí quieta, como una estatua...curiosa ironía, una a la que él veló anoche y yo desconocía. Sin perder la sonrisa, entrecerré los ojos, buscando el motivo de tanto odio, tanta repulsión. Demostré que el tópico de enemigos naturales era algo que no compartía y sin embargo, él me hacía la línea en el suelo, una invisible que no me dejaba traspasar.

-Me alejas porque tienes miedo. Miedo. ¿De qué? De que sientas tu pecho cálido, palpitante , igual que cuando estabas vivo...-apenas fue un susurro que nos quemó a ambos, mis pasos se alejaron de la entrada, la determinación de sus palabras me inquietaron... ese tono que me heló la sangre, como si acabase de despellejarme viva y echase una botella de alcohol por encima.

Su aroma volvió a embriagarme, resultándome de lo más familiar. Hania, le traía su aroma en cuanto salía a recibirla, en el que me perdía por unos segundos e inconscientemente lo buscaba. Ese hombre se había apoderado de mi subconsciente, echándome como si nada más existiese ni necesitase. Necesité decirle algo más, antes de marcharme de su lado.

-Gracias por dejar que la única vela que te permite sentir, aunque sea poco...no la apagues. Hania es el ser de la noche con más luz que he conocido, me alegro de que sea tu guía en la oscuridad -me giré, sumergiéndome en mis pensamientos, dejando que la lluvia golpease mi cuerpo, nada se asemajaba al desprecio con el que me trataba aquel hombre.

Y seguía yendo hacia allí, mis pasos donde él se encontraba. Sonreí, no perdí la sonrisa, esperé a Hania, no me percaté de que estaba a mi lado hasta que dejé de sentir la lluvia impactar contra el paraguas. No dije nada, solo le sonreí con candidez y volvimos al hospital donde disfruté de su dulce voz y compañía.

Cuando salimos, la invité a conversar en uno de los cafés que no cerraban durante la noche. Conocía un par de los que el recepcionista me aconsejó. Cuando me senté, no pude evitar suspirar y buscar su mirada, sé que hacía de intermediaria entre los dos... y aún así ella se llevaba la peor parte.

-Me temo, mi ángel que no creo sea buena idea volver a esperarte en la entrada. -no quería causarle problemas, decirle aquello me entristecía demasiado... una parte de mí se apagaba y no entendía el motivo -No soy bien recibida. No voy a mentirte, desde que lo conocí e iba a buscarte, esperé de verdad que algo cambiase pero siento que a cada segundo que pasa me odie más -pedí un café solo muy caliente y unas pastas de vainilla -Me quedo con cómo te aprecia y te cuida, esa es la imagen que tengo de él, no te preocupes -sabía que Hania era muy sensible, no quería hacerla sentir mal pero la situación se había agravado y si no ponía de mi parte terminaría afectando a la rubia -Puedes venir a mi Hotel, Les Arenes...al norte de París, a buscarme, allí me hospedo, solo evitaremos ciertas cosas



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Dom Oct 01, 2017 1:57 pm

-¿Miedo? Más quisieras -respondió con esa sonrisa arrogante de quién se sabe -o se cree- poseedor de la verdad.
Ja. Como cuando estaba vivo... Eso no iba a pasar. Ya no. Porque había muerto hacia casi seis mil años, cuando tuvo que renunciar a su inmortalidad para escapar del tártaro, cuando se convirtió en lo que era ahora, cuando se le cerró para siempre el camino que le llevaba al hogar, de vuelta a los amoroso brazos de Febe.

Por eso los odiaba. Porque los lobos sentían el abrazo de la luna. Porque ella les protegía y les daba fuerzas. Porque brillaba espléndida para ellos y él sólo podía observarla desde lejos. Porque... se la habían robado. A ella, a la única mujer que poseía su corazón.

Prefirió no responder a sus palabras despecto a Hania. En parte tenía razón. Hania era una luz en su vida, su rayito de luna, su esperanza en el resurgir de su estirpe, aunque fuera un modo diferente. La vio alejarse de allí con la muchacha. Y la odió un poco más por ello. Esa loba no sólo pertenecía a aquellos que le tenian lo que él deseaba, que era la suave caricia de Febe... sino que le estaba quitando en sus narices a Hania.

Pero no iba a retenerla con la fuerza, no iba a imponer una separación que acabaría siendo contraproducente, porque la haría rebelarse y entonces sí que no se quitaría a aquella mujer ni con agua caliente.

Cuando se marcharon, regresó a su habitación, se vistió como un pincel y fue a evadirse al Chateau. Si todo iba bien esa noche, cerraría un par de negocios. Y lo celebraría con una buena botella de licor, en un reservado. Disfrutando de una agradable compañía.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Lun Oct 02, 2017 4:54 am

A Héctor no le gustaba la presencia de Phoebe y era algo irracional. No entendía cómo alguien tan inteligente como él, tan sosegado, frío y meticuloso podía dejarse llevar por una idea tan peregrina digna de campesinos ignorantes. Un día de estos tendría una charla con él, porque le daba la impresión de que era un escudo, un pretexto para otra cosa y vale, ella no era tan inteligente ni tan lista, ni siquiera entendía la mitad de las cosas que sucedían a su alrededor, pero sí era mucho más emocional que el resto y sabía que allí sucedía algo.

No pasa nada, ya lo arreglaremos.— Se sentaron en el café tras estar en el hospital y la rubia andaba dándole vueltas a algo que la loba había dicho. Todos decían de ella que era un ángel en la oscuridad, que era luz.— Phoebe... tengo la sensación de que te conozco de siempre, de que me eres familiar. Y creo que a ti te pasa lo mismo. Hay muchas cosas que no entiendo de todo esto, de esta vida extraña en la que me encuentro atrapada. ¿Puedo pedirte algo? no sé si sabré hacerlo, sólo quiero intentarlo. Tengo poderes mentales y a veces veo cosas que no están ahi, que tu propia cabeza ya no piensa, recuerdos recluidos bajo puertas, bloqueados en el olvido... Lo hice con una amigo y conseguí everiguar su origen, algo que no tenía claro.

Era una propuesta arriesgada, no sabía lo que podía encontrar y ni siquiera sabía si podía volverla loca o hacerla aullar de dolor. Hania estaba aprendiendo por ensayo y error, y eso entrañaba mucho peligro.— Por supuesto no sería hoy ni mañana, primero tengo que practicar, sólo piensalo. Me gustaría saber por qué tengo esta sensación contigo.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Oct 03, 2017 1:49 am

Oír su dulce y melodiosa voz describir a la perfección, cómo me sentía y lo de mi mente, me sorprendió. Desde que esos sueños se sucedían, busqué respuesta sin hallar más que lugares a dónde debía ir. No conseguí gran cosa, solo viajar sin rumbo, sin encontrar significado alguno ni respuesta. París me estaba brindando la posibilidad de clarecer algo, alguna pista que me lleve hasta donde mis pasos no recuerdan.

Mi mente se nubló , repleta de nubes negras incapaces de dejarme ver más allá. No recordaba nada, tenía la sensación de haberlo olvidado todo. Algo tan importante y fuerte que me llevaba a buscarlo allá donde estuviese. Mis ojos azules, se clavaron en ella , mostrando solo para la joven una dulce sonrisa. Cierto era que me causaba familiaridad, como si en algún momento en nuestras vidas nos hubiésemos cruzado pero no sabía ni cuándo ni donde.

Di un sorbo a mi café solo, entré en calor , aún me encontraba mojada de la cabeza a los pies. Permanecí en silencio durante unos minutos, seguramente la desconcertaría pero lo que acababa de decir era una gran pieza clave en todo esto. Sonreí finalmente y asentí, importante paso para no solo aclarar mi mente...descubrir porqué ese muro invisible no me dejaba conocer mi verdadero yo.

-Sí, tengo la misma sensación. Como si un lazo invisible nos uniera con fuerza y no entiendo el motivo. Me pasa lo mismo con...-bajé un instante la mirada, quería describir a la perfección lo que me hacía sentir aquel hombre -Hector. -pensar en él me causaba tristeza, un interrogante que difícil pasar por alto, no pude seguir...otro sorbo que hizo que casi me bebiera el café de golpe -Ese maldito hombre presuntuoso, frío y calculador que juega a ciegas... se que me odia porque no soy transparente para él como todos los demás. Creo que me repudia tanto porque yo sí puedo leer su mente pero él la mía no

Asentí varias veces y terminé el café, la idea de poder recordar...esa clave por la que perseguí tanto tiempo.

-Lo haremos. Me gustaría comprobar si hay esperanza, quien sabe lo que podamos desapar o simplemente es una caja vacía



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Sáb Oct 07, 2017 4:48 am

El Chateau era como su segunda casa. Frecuentaba otros locales de París, pero aquel era, sin dudas, su favorito en aquellos tiempos. Hasta que otro comenzara a ofrecerle más comodidad, más placer, más entretenimiento... o, simplemente, hasta que le cambiara el humor un día.
Pero hasta que ese momento llegase, sus pasos volverían una y otra vez a la elegante decadencia que acotaban sus paredes.

Perfectamente trajeado, como era su costumbre, el vampiro atravesó las puertas de madera maciza, custodiadas por un escavo que tenía las dimensiones de un armario y la fuerza de tres hombres y que le abrió el paso con diligencia, apenas le reconoció al acercarse.

Le recibió un ambiente cálido y, en cierta manera, soporífero. Música de piano muy suave, murmullos que se mezclaban en el aire con las notas y se desdibujaban entre los zarcillos de humo que huian hacia el techo.
Hombres y mujeres atendían las mesas, con copas, botellas y opio. Algunos se entretenian en los reservados, prestando una atención más personalizada a los bolsillos más selectos. Todo en un lugar donde la decoración sobria y elegante daba la sensación de orden en aquel meticuloso caos de placeres.

Adelaine, una de las mujeres que se paseaba entre las mesas, dejando botellas a sus ocupantes, se acercó hasta él, con un contoneante movimiento de caderas. Le ofreció una mano, cubierta de mitones de encaje, que él aceptó. Le guió hasta uno de los reservados, donde ya le esperaban dos hombres, compartiendo una botella. Con una sonrisa que escondía la promesa de regresar, Adelaine les dejó solos y corrió las cortinas.
-Buenas noches, caballeros. Veo que han llegado ustedes pronto a nuestra cita.
-La tentación era demasiado grande -rió uno de ellos.

Políticos en busca de apoyo en las altas esferas de París, tratando con un destacable empresario, cuya influencia podía anclarles a asientos de poder. Nada que no se hubiera visto cientos y cientos de veces en París, en toda Francia, en todo el mundo.

Con negociaciones cerradas sobre contratos privados que Héctor tuvo a bien custodiar, llegó el momento de celebrar los logros obtenidos. Adelaine regresó con una bandejita donde se encontraban una cajita de madera y tres finas pipas para opio. Tras ella, Seraphine acudió con más alcohol y se sentó junto a uno de los políticos, sin pegarse a él, pero al alcance de su mano.

Una hora más tarde, el titán estaba solo, echado hacia atrás contra el respaldo del cómodo sofá que llevaba ocupando toda la noche. La chaqueta estaba ya sobre el respaldo, junto a la camisa y la corbata. Frente a él, la preciosa Adelaine le regalaba placeres que otros ansiaban. Él los tomaba todos, acariciando los límites de su mente, sin invadirla. Ofreciéndole compartir la droga que fumaba.

Las cortinas se abrieron para dejar paso a una persona. Adelaine se puso en pie, mordiéndose el labio. Barrió con la mirada a quien acababa de entrar en el espacio acotado por las cortinas y lo abandonó, cerrándolas tras ella.

Héctor no se movió de como estaba ni mostró la menor vergüenza por ser visto a medio vestir, disfrutando del alcohol, el opio y las caricias de una mujer. Dio una larga calada, retuvo el humo en sus muertos pulmones y lo soltó, sin despegar los ojos de aquellos que le observaban. Sonrió con la misma soberbia de la que hacía gala en múltiples ocasiones.
-Eres la última persona que esperaba ver aquí esta noche.



Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Dom Oct 08, 2017 4:40 pm

Tras tomar algo en un café, les cerraron el local y como no sabía donde ir con Phoebe, pasaron por delante del Château y recordó que Héctor había nombrado ese local alguna vez. Quizás pudieran tomar algo allí, que la lluvia seguía cayendo con ganas y era una noche desapacible para andar por las calles.

Entraron en el hall y a Phoebe la recibieron como debía ser, pero miraron a Hania con cierto recelo.

Lo siento señorita, pero los menores no pueden entrar.

Tengo veinte años.— Sacó la cartera y le enseñó la tarjeta de acceso al hospital. Entendía que su aspecto podía confundir a la gente.

Discúlpeme entonces, dejenme sus abrigos.— Le dieron los abrigos a una especie de botones que tenían allí al lado y atravesaron la segunda puerta. Al momento de contemplar la sala comprendió que aquel lugar era como el Cabaret l'Enfer, el de Kane Black, un sitio donde al amparo de la oascuridad, con nocturnidad y alevosía se saciaban los bajos instintos. A ella le daba igual que los demás lo hicieran, no entendía muy bien lo de la moral, el pecado y todo ese rollo. ¿Podía ser malo que dos personas solas acuerden pasar un buen rato juntos? ella no era nadie para juzgarlo, siempre y cuando entre esas dos personas hubiera consentimiento. La vida era un erial, bien lo sabía ella, y demasiado corta como para desperdiciarla en tonterías.

Se sentaron en una mesa pegada a una ventana con cortinajes de terciopelo, ésta daba a un patio interior ajardinado, seguramente también de la propiedad, pues no tenía sentido un burdel con ventanas donde todo quedase al descubierto a ojos indiscretos. Les trajeron la bebida que pidió Phoebe y Hania se dedicó a observar a los presentes.

La vida es como una estación de ferrocarril ¿verdad? la gente a veces se marcha, otras veces llega, a veces buscan a alguien o despiden a otro...y otras veces sin más, van de aquí para allá compartiendo con un extraño un rato. No me gusta esa forma de vida, siempre quise tener una familia...pero nadie quería tenerme a mi. Héctor me ha dado algo parecido a un hogar.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Oct 10, 2017 8:53 am

La lluvia caía con fuerza, la compañía de Hania me ataba a la realidad. Mi mente volvía a viajar sin mi permiso. Pistas sin sentido, mi alma revoloteaba nerviosa cuando eso ocurría, luchaba por recordar al igual como si le faltase algo pero ¿qué? Mi huida había abierto una brecha entre mi familia (la que me quedaba) y mi propia existencia. Nunca imaginé terminar siendo una licantropa, sin mi permiso...me brindaron esta oportunidad que no aproveché , no al menos para aquello que mi tío ansiaba, ahora mis poderes tan solo se centraban en buscar respuestas.

Fue inesperado, el convertirme en lo que era ahora, me llevó justo a París en donde se suponía podría haber algún resquicio de alguna de mis preguntas. Todas sin respuestas. Alcé la mirada hacia la joven que puso en duda la edad de Hania, mi ángel sin alas que aseguraba que era ya toda una mujer y así era, me había contado lo del beso y sus temores. Me causó tanta ternura que no pude más que brindarle mi más sincero apoyo y mis consejos. Mejor que se dejase llevar sin que pensase en las consecuencias.

Sonreí ante la imagen de la pequeña, era aún más bonita con ese aspecto descuidado que ninguna de las dos esperaba. Me acordé de lo que le diría Hector , seguro que culpa mía por llevármela hasta allí y no a su casa. Su compañía me encantaba, era ese pequeño remanso de paz que no llegué a encontrar nunca, como si no fuese la primera vez que estábamos juntas.

-Una familia. Creo que todos necesitamos a nuestra familia aunque digamos lo contrario, me quedé sin padres cuando apenas era una niña pero eso me hizo fuerte, querer encontrar la mía aunque...¿quién iba a querer casarse con una trotamundos? No paro de viajar de un lado a otro y al menos, allá donde voy encuentro trabajo. La biblioteca te paga bien por traducir libros y demás ...no todo el mundo conoce tantos idiomas, tengo suerte. AH y me gusta nuestro vagón, ya está lleno -de alguna manera acababa de decirle que era como de mi familia, Hector representaba esa imagen familiar que siempre buscó y yo... al menos esperaba ser un pilar importante al que aferrarse y con el que contar.

Mi cabello empapado no me dejaba apenas dejarme sentada en el sitio, me disculpé un momento, dejarlo secar a su aire iba a ser un gran problema así que decidí retocarme un poco y de paso recogérmelo de alguna manera. Sonreí a Hania, tuve que preguntar dónde estaban los servicios. No esperé perderme pero aquellos pasillos eran parecidos, sin querer, aparté de golpe una de las cortinas creyendo haber hallado lo que buscaba...cuando lo vi.

Mi espalda se irguió, recorriéndolo con la mirada, no esperé encontrarme una imagen ni más remotamente parecida. Reí por lo bajo al ver la expresión de la muchacha que acababa de salir, seguramente hubiese interrumpido algo.

-No sabía que los servicios fueran tu lugar favorito del local ...aunque creo que no llegué a mi destino -enarqué una ceja, mordiéndome el labio inferior, me fijé en lo que fumaba y en un par de pasos quedé frente a él, arrebatándole lo que fumaba y darle una calada, mis labios se entreabrieron dejando escapar el humo que chocó contra los labios ajenos, un beso inacabado -Esperabas esta noche perderte entre las sombras de nuevo pero ¿de verdad no esperabas verme aquí? Sé divertirme de igual modo, claro que...soy muy selectiva y no es cualquiera -mis ojos centellearon, mirando por encima de mi hombro la cortina echada, estábamos encerrados de algún modo -O quién sabe si estoy aquí por alguna razón...¿qué esperabas , Hector? Porque puede ser que sea más de lo que quisieras encontrar -sonreí, ladeando la cabeza, mirándole a los ojos... seguramente, él volvería a huir -Deja de huir, ¿te da miedo? ¿qué? ¿qué te guste? -dejé que el silencio llenase de palabras vacías... la pregunta que acababa de lanzar.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Mar Oct 10, 2017 12:14 pm

Había bebido y fumado lo suficiente esa noche como dejar atrás parte de la realidad. En ese momento, entre el alcohol, el humo del opio y las caricias que todavía perduraban en su fría piel, con los sentido embotados, pasó por alto que Phoebe era un licántropo y la vio sólo como mujer.

Tomó otra calada, profunda y larga, y dejó salir el humo poco a poco, dejando que ondulase en blancos retazos translúcidos ante sus ojos, mirando a Phoebe fijamente a trevés de ellos. Una mujer preciosa, de largas piernas torneadas, con una fiereza indómita en la mirada. Sonrió de medio lado y alargó la mano hacia ella, con la palma hacia arriba. Una invitación a sentarse a su lado. Asió sus dedos y tiró de ella hacia sí, despegando la espalda del respaldo y girándose un poco para quedar más encarado a ella.
-Shhhh. No lo estropees hablando.
Le puso un dedo sobre los labios, para imponerle silencio.

Por si ese gesto fuera poco, se quedó enganchado a sus ojos, captaba pensamientos confusos y vacíos en esa mente que ansiaba llenar. ¿Qué era lo que ocultaba aquella mujer? ¿Cuál era el misterio que se moría por desentrañar? ¿Qué le había ocurrido para que su mente hubiera borrado parte de esos recuerdos?

Demasiadas preguntas para alguien tan ávido de conocimiento. Mas no obtenía respuesta y su mente estaba demasiado adormecida por todo lo que había tomado. Deslizó la mano hacia el cuello de la loba, notando su pulso a través de la piel, el calor de la sangre que le abrasaba. Deseaba tanto probarla.

Se echó sobre ella, asaltando su boca en un beso que sabía a rabia y frustración. Desesperado y ansioso, visceral. Un beso que tenía nada de tierno y todo de dominante, exigente, arrollador.

La soltó y se inclinó hacia adelante, hacia la mesita baja que quedaba delante del sofá que ocupaban y tiró de ella para devolverla a su posición correcta, pues momentos antes de que llegara la loba había sido movida. Otra calada mientras disponía los restos de la droga para tomarla.

Se la ofreció a Phoebe, mientras rellenaba las copas. La suya y otra que ignoraba quien había usado antes, pero tampoco le importaba. No entendía qué le ocurría, no entendía por qué sentía ese deseo por aquella mujer. Le intrigaba esa mente que escapaba a su poder, que tenía páginas en blanco que no podía desentrañar. Esos ojos que no mostraban miedo ante él. Esa boca respondona que no se amedrentaba ante sus palabras, que le plantaba cara de igual a igual.

-Los dos sabemos qué has venido a buscar aquí; sobran las palabras.
Puso las manos en sus piernas, subiendo por los muslos de la loba, hasta tirar de ella y dejarla a horcajadas sobre sus caderas, echado de nuevo hacia atrás, contra el respaldo.
El siguiente movimiento le pertenecía a ella.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Jue Oct 19, 2017 1:33 pm

Tacto arrollador que le dejó sin habla, juego de miradas que intercambiaban más que humo de opio. Por un instante, se perdió en el camino de sus orbes oscuras, proclamándolo hogar... como si nunca se hubiese marchado. Su voz, le conmovió...en un claro hecho de que se quedase. Qué ironía, cuando aquella boca de pecado le repitió hasta la saciedad que se marchase, se fuese por dónde había venido.

No cerró los ojos, contempló la imagen del titán perdido completamente en sus labios como el mismo hielo, sabor demencial que le erizó la piel y sintió quemar allá por donde sus manos la afianzaban, asegurándose de que siguiese allí, no le abandonase y cuánto le hubiese gustado susurrarle que se quedaría todo el tiempo que él desease si se lo pedía. El beso, como dos piezas de puzzle que encajaban en la perfección más absoluta, un beso inacabado que no desembocó en otro... quiso más y él se lo negaba apartándose como si le hubiese regalado lo incalculable y se lo arrebatase del mismo modo.

Negó con la cabeza, enredando los dedos en su perfecto rostro. Era hermoso, más aún de cerca y la loba sonrió por sus propios pensamientos. Preguntas que fueron respondidas, por ejemplo...cómo sería el tacto de su cabello, sedoso como una pluma, la presión de su boca... el pecado en el que cualquiera se perdería. Qué decir de su cuerpo,  estaba dispuesta saciar la necesidad de explorarlo con la yema  y las palmas de las manos, deleitarse en cada línea de sus músculos..hundir las yemas en su piel fría y suave. Acabar de una vez por todas con lo que ambos ansiaron desde el primer segundo.

-Refugio -el cabello dorado, dejaba un rastro de gotas de agua bajo sus pies, la ropa pegada a la piel, su piel erizada por la excitación del momento, respiración errática y sus ojos, centrados en la perfecta imagen del vampiro. Se deleitó en observar como el humo escapaba de los labios, unos que había probado, quería más... esta vez fue ella quien no lo pensó, simplemente actuó y su boca buscó la ajena en un beso húmedo, buscando jugar con su lengua y separarse cuando un mordisco le avisó de que era mejor dejar de jugar.

Rió, aliento frío contra el cálido de la loba. Sus ojos azules lo contemplaron sin premura... mordiéndose ella misma el labio inferior y acomodarse sobre su cuerpo, pasó las manos por su cuello, buscando su mirada para comprobar que no la miraba con ese repudio... solo quería ver por un segundo cómo realmente la veía, aunque solo fuese por una noche.

-No estoy sola. No puedo quedarme mucho más tiempo. -no especificó quien la acompañaba, tampoco hacía falta... los dos se había encontrado allí y tenía que ser por alguna razón.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Sáb Oct 28, 2017 2:26 am

Refugio. Sonrió altanero. Claro. Porque no había más lugares resguardados que ése pequeño espacio acotado por espesas cortinas que albergaba su diminuto reducto de placer, alcohol y opio en todo París. Refugio podría haber obtenido en el hospital con Hania, en el porche de una casa, en cualquier otro local. Incluso allí mismo si quería, en el Chateau. Pero desde luego no en ese rincón separado del resto. Si estaba allí no era por el refugio que pudiera ofrecerle de la lluvia.

Quizás era otro tipo de refugio el que buscaba. El que podían ofrecerle sus brazos.

No se equivocó, en lugar de huir de él, se acomodó sobre su cuerpo, le miró con esos ojos que eran para él pozos de agua insondable. Le atraía tanto ese misterio que escondía su mirada, como si hubiera algo que escondiera de él, algo que ni todas sus habilidades mentales podían desentrañar.

Eso sí suponía un aliciente para el titán, ansioso de conocimiento. Demasiados siglos a sus espaldas, demasiados licores, demasiados comida, droga, arte, sexo. Había conocido toda clase de placeres y jamás se los negaba a sí mismo si realmente le apetecían. Pero no le provocaban de la misma manera que le provocaba el misterio tras esa mujer, esa mente que no podía dominar a su antojo, esas partes olvidadas que llamaban a su curiosidad.

El opio y el alcohol le habían hecho olvidar por un rato ese odio irracional hacia los lobos. O tal vez sólo habían levantado la prohibición de tomar de ella lo que deseaba sólo por lo que era. La agarró con firmeza, empujándola sobre sus caderas, provocando la fricción de sus cuerpos. Lo único que separaba sus pieles era la ropa que ella llevaba, porque la que a él le quedaba estaba tan abierta que no suponía impedimento.

-Seré rápido, entonces.
Sin más preámbulos, hundió los dedos en el cuerpo de Phoebe.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Lun Oct 30, 2017 4:54 pm

Phoebe había ido al servicio y la rubia se dedicó a mirar y a observar la gente que iba y venía por el Chateau. No se diferenciaba mucho de las fiestas que Assur solía montar o a las que acudía de vez en cuando, gente rica, poca ropa, copas y humo, olores extraños y densos que envolvían el ambiente con una capa densa de algo que no sabía identificar, pero que claramente era lujuria.

Le llevaron dos bebidas a la mesa y se entretuvo en darle vueltas al vaso entre los dedos pensando en que allí había gente que huía de la soledad. Ella acarreaba un peso continuamente, el de su propio vacío, el de su sentimiento de desarraigo y exclusión. Se había sentido invisible toda su vida y podía entender que la gente que se sentía igual buscase algo de consuelo al compartir un vaso, el humo o la piel. No se dio cuenta del tiempo que había pasado hasta que levantó los ojos y vio de nuevo a la camarera con el interrogante en los ojos como preguntándole si quería otra bebida aunque no esperaba que la pidiera porque no había tocado la primera.

Se levantó algo confusa y preguntó donde estaba el aseo, para ir en busca de la loba que aunque sabía que se podía cuidar sola, quizás pudiera necesitar su ayuda. Entró en tocador y no la encontró. Una mujer que se estaba retocando los labios de carmín rojo vivo la miró de arriba a abajo y pudo escuchar sus pensamientos acerca de ella. La dama la estaba desnudando con la mirada y la mente. Se dio la vuelta algo avergonzada y cruzó de nuevo el umbral saliendo a la sala, tomando otro camino y dándose de bruces con la estampa: Héctor y Phoebe enredados sobre un sofá.

Se quedó parada de sopetón con los ojos abiertos y gesto sorprendido, pero luego lo pensó un segundo y decidió que lo mejor sería largarse y no molestar pero...demasiado tarde. Los sentidos de la loba ya la habrían captado y el vampiro por descontado que la había visto. ¿Qué debía decirles? ¿Hola? ¿molesto?

Bue...buenas noches.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Oct 31, 2017 6:35 pm

Se sentía bien entre sus brazos, como en casa, su hogar. Mentalmente, a sí misma se preguntaba porqué. Por más que luchaba con su yo interior, la razón no vencía a la cordura, menos escuchaba al corazón y se dejaba llevar por lo que sentía en ese instante. El pecado hecho carne, la tentación de la manzana prohibida...él era todo eso y más.

Los labios rosados de la loba se entreabrieron, rozando los ajenos... lamiendo el superior, dedicándole un mordisco en el inferior del que tiró suavemente, mientras se dejaba mecer por su regazo. El beso le supo a nada, quería más, lo quería todo. La necesidad de perderse en su cuerpo, la insistencia en que cediera para olvidar y por un instante por fin admitir lo evidente. Los labios de Phoebe, se entreabieron dispuestos a tomar los ajenos, disfrutar de aquel beso que le regaló, inundó su boca, abrasándola...gritándole en silencio que se quedase.

La voz dulce del ángel más hermoso, la devolvió a poner los pies en la tierra. Sus manos inconscientes se perdieron en el fino y sedoso cabello del dios. Cerró los ojos, como si acabasen de clavarle una daga en el corazón. Un momento único que no volvería a ocurrir, su gesto cambió de la confusión a la resignación.

-No debo -susurró contra el tesoro de sus labios, uno que no abriría por esa noche. Besó fugazmente sus labios y le dedicó una mirada de arrepentimiento, una voz le gritaba que no se fuese y la otra...que estaba haciendo lo correcto. Se separó de él, sin poder dejar de mirarle con ganas de ella, de más... -¡Hania! -gritó saliendo en su búsqueda, presta puedo tomarla de la muñeca para que no se fuese sin ella, ni siquiera sabía qué decirle ahora... su corazón latía tan apresurado, aún podía saborear el sabor de aquellos labios..y por un segundo creyó que fue un sueño.

No sabía qué decirle, tampoco cómo actuar...por un segundo tuvo miedo de sí misma, por su bloqueo más que nunca. La abrazó con fuerza, sin decir nada...asustada.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Jue Nov 02, 2017 11:06 am

Primero Phoebe y ahora Hania. Aquella noche era de locos. O estaba demasiado drogado y tenía visiones. La loba salió en pos de la rubia, dejándole allí, tirado en el sofá, con la cabeza cayendo sobre el borde del respaldo, la mirada perdida en el techo, siguiendo los últimos hilos de humo, la ropa abierta, la piel expuesta y la sensación de estarse quedando a medias.

Soltó una carcajada al aire. ¿Qué había estado a punto de pasar? ¿Realmente había besado a la loba con ese deseo? ¿De verdad ella había respondido con la misma intensidad? Sí. No podía negarlo cuando todavía tenía el olor de Phoebe en sus manos y el calor de sus labios en la boca.

Había sido todo fruto de las circunstancias, se dijo. Apuró los restos de una de las copas y se levantó. Era hora de volver a casa o le sorprendería el sol.
Se vistió tan pulcramente como cuando había llegado y se peinó con los dedos. Abandonó el local con la misma discreción que le era costumbre y se perdió en las últimas sombras de la noche para llegar hasta su mansión.

Preguntó si había llegado Hania, quería asegurarse de que estaba a salvo. Como la había visto marcharse con Phoebe, prefirió dejarle algo de espacio. Intuía que habría una conversación acerca de esa noche y realmente no quería abordarla tal y como se encontraba en esos momentos.

Se metió directamente en su habitacion, donde se quitó la ropa y la dejó tirada sobre el galán de noche que tenía junto al armario. Se acercó a la ventana central, desde donde tenía la mejor visión de la estatua de Febe. La observó con nostalgia.



¿Por qué de repente todo parecía complicarse?


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Miér Nov 08, 2017 4:59 am

La loba la siguió y la detuvo, podía escuchar su latido furioso y acelerado y la respiración agitada que revelaba el propio desconcierto de verse en los brazos de Héctor. ¿Qué demonios les pasaba a esos dos? El vampiro decía odiarla, aborrecerla y querer rajar su garganta, pero no le había dado la impresión de que estuviera muy por la labor de hacerle eso mientras la besaba entre sus brazos. Y Phoebe lo deseaba, eso flotaba en el aire, pero se había levantado y lo había dejado a medias. Eran dos pazguatos, y luego siempre le decían a ella que estaba en las nubes.

El abrazo le pilló por sorpresa, normalmente era ella la que se sentía desvalida e insignificante y encontraba en ese acto físico un poco de consuelo. Le dio un par de palmaditas en la espalda a la loba que le sacaba como una cabeza. Era ridículo. Era una mujer impresionante y ella sólo una cría delgada e insegura.

Ya... ya pasó. No sé muy bien qué decir porque no entiendo nada... creo que lo mejor es que nos vayamos a descansar y mañana será otro día.

No reprobaba sus actos, es más a ella le gustaba Phoebe, su compañía, su voz, su sonrisa y la forma en la que explicaba algo desprendiendo esa seguridad y a la vez esa ternura. Por otro lado a Hector le hacía falta su luna, su amor al que echaba tanto de menos y sabía que llevaba casi seis mil años buscandolo sin éxito entre los brazos de hombres y mujeres aleatorios. ¿Es que nunca se enamoraba? le deseaba eso precisamente, porque ella misma estaba empezando a experimentar los primeros vestigios del anamoramiento y se sentía flotar sólo con recordar la sonrisa del señor Clyven.

Regresaron cada cual a su casa con la promesa de volver a verse, de seguir en contacto porque a pesar del extraño episodio de esa noche, nada había cambiado, al menos a peor. Confiaba en que Héctor le permitiese pasar de la valla y que pudieran compartir algun rato junto al fuego.

Ya en la cama escuchó los pasos del titán al otro lado, había llegado y como siempre realizaba su ritual de cambiarse y detenerse frente a la ventana a observar a Febe. Salió de su colchón y descalza atravesó el pasillo para colarse en su cuarto que todavía estaba a oscuras y bañado por la escasa luz de luna que las nubes permitían; se acercó a él por detrás y sencillamente lo abrazó, ya hablarían más tarde o mañana o la semana que viene, pero en ese momento sólo quería darle el consuelo de su presencia.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Jue Nov 09, 2017 5:00 pm

Ceo -porque en la intimidad de aquella alcoba no había lugar para otro nombre que no fuera ése, el de verdad, el que marcaba su esencia- acarició las manos de Hania que se unían sobre su abdomen. Las separó para coger una de ellas y llevarla hasta su boca, dejando un beso sobre aquellos dedos, tan pálidos y fríos como los propios.
Tiró de la mano para arrastrar todo el cuerpo de la muchacha y dejarlo delante del suyo, orientado hacia la ventana, rodeándolo con ambos brazos y dejando el mentón junto a su sien.
-Odio cuando el sol sale y tengo que dejar de mirarla. -Subió la mano para acunar la mejilla de Hania, todavía a su espalda, mientras su otra mano accionaba la palanca que sellaría la ventana para que ni un solo resquicio de luz pudiera colarse en la estancia-. Ven.

Deslizando la mano desde su mejilla a su hombro y de ahí recorriendo su brazo hasta enlazar sus dedos, Ceo tiró de Hania hacia la cama, ofreciéndole un sitio a su costado, en la enorme cama de sábanas blancas, planchadas, que olían a limpio.

Le pasó el brazo por los hombros y la atrajo contra sí, pasando los dedos por su pelo.
-Desde que te encontré, tengo la sensación de que me la has traído un poquito. Tú eres mi rayo de luna, Hania. No me arrepiento de no haberte buscado antes, porque no era el momento, ni el tuyo, ni el mío, pero no voy a dejarte ir ahora.
Besó su frente y guardó silencio, disfrutando de su presencia, entreteniéndose en las caricias que regalaba por su cabello y su espalda.

No se le iba de la cabeza lo ocurrido con Phoebe. Pero se autoconvenció de que todo se debía a que Hania calmaba su caracter y hacía aflorar esa parte más emocional y no tan racional y pragmática como había sido en aquellos seis mil años. La pequeña rubia sacaba esa parte de él que se perdió cuando cayeron al Tártaro, cuando tuvo que renunciar a su inmortalidad, cuando fue convertido y perdió definitivamente cualquier opción de recuperar a la que era su mitad.

Porque el amor de Ceo y Febe no era uno de esos que cuentan las historias, de fidelidad absoluta y ensoñación perpetua. El amor de Ceo y Febe era fuerte y auténtico y no se quebraba por sucumbir a los placeres de la vida. No entendían las relaciones como las entendían los mortales, iban, venían, se divertían, pero siempre regresaban el uno al otro y siempre estaban juntos ante la adversidad.

O así había sido...

Algún día le contaría a Hania los pormenores de su historia, pero en ese momento sólo quería disfrutar de tenerla cerca, de esa conexión tan natural que fluía entre ellos una vez que habían superado las propias barreras. Estar con Hania era lo más parecido a volver a casa.


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Nov 14, 2017 4:31 pm

Confusión.

Nadie, la había trastocado tanto como aquel maldito hombre. El sabor de un beso, duraba horas y aún perduraba no sólo tal cosa, la presión de su boca de pecado, un beso abrasador que la había encendido sin opción a apagarse. Frío, dulce frío en el que se perdería una y otra vez, no le importaba fuese un juego del vampiro, jugaría sin importarle ganar o perder...por el simple hecho de pertenecerle un instante.

Momento inacabado. Se dejó llevar sin contemplaciones, no lo pensó...sólo se dejó arrastrar por lo que necesitaba, fue más necesidad que un simple deseo. Conocía el deseo, la excitación y en este caso era mucho más que eso. Las caricias de sus manos, el opio y alcohol... su voz. La melodiosa y aterciopelada voz de aquel ser hermoso, la había fascinado entre susurros prometedores. Ángel negro por el que se dejaría arrastrar a las mismas puertas del infierno.

Volver a encontrarse con Hania, sería condenarse. Una condena por la que estaba dispuesta a pasar, si tan sólo con eso le despejaba dudas. Al ángel no podía abandonarlo, con aquella joven que se convirtió en parte de sí misma ¿cómo sería posible? Eran enemigos naturales, y él... él le dejó claro que su boca venenosa mintió pero su cuerpo no...cuando la busco, la encontró y se enredaron en las brasas del deseo.

No regresó a la mansión, dejó pasar unas semanas hasta que se animó a ir al hospital, en donde sabía que Hania estaría. Entró con el mismo sigilo de un can cuando no deseaba ser pillado. La voz , como una canción de cuna, hacía eco en el pasillo y animada... cruzó hasta hacerse visible en la puerta. La miró a los ojos, una sonrisa cálida y esperó paciente a que terminase de leer. Los niños encantados, la observaban en silencio con una breve sonrisa de satisfacción, al igual que la propia licantropa.

Cuando acabó , no se acercó, guardó las distancias. Seguramente, no estaría enfadada y aún así... prefirió dejar ese margen para que pudiesen expresarse libremente, sin pensar otra cosa que en ellas.

-Ángel...sé que estás molesta, no lo entiendes pues yo tampoco pero...me ha encantado volver a escucharte -no debía pero allí estaba, aguardando aquel tesoro ante ella...y pensó en él, se imaginó que estaría en la puerta esperándola y se sonrojó ligeramente... apenas pasó un tiempo, pero no se olvidaba -Me retiraré, no quiero importunar...la última vez todo fue demasiado extraño, ...-la había consolado pero realmente ¿qué ocurrió? Pues si fue real.. ¿por qué lo recordaba en su subconsciente?una y otra vez... como un castigo al que no le importaría sucumbir.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hania Doe el Lun Nov 20, 2017 4:24 pm

No estaba enfadada ni mucho menos, tan sólo que no entendía qué había pasado entre ellos. Tenían asuntos que resolver y ella no podía hacerlo, pero sí podía propiciarlo. Se levantó y arropó a los niños dejandoles un beso en cada cabecita y dándoles las buenas noches. Cuando salieron al pasillo se sentó a su lado y tardó unos segundos en responderle, pensativa.

No estoy enfadada... ni siquiera me acuerdo cuándo fue la última vez que me enfadé.— en eso estaba siendo sincera.— no tengo muy claro por qué pasaron las cosas así aquella noche, pero lo que sí sé es que debes volver a verlo, tenéis que hablar o... no sé. Pero no puede quedar así. Yo sé que a él le gustas y él también a ti y... yo no soy buenas con estas cosas. La mayoría de las veces no entiendo bien qué pasa.

Arugó la tela de su falda entre los dedos, porque ella estaba muy desconcertada con el señor Clyven, le gustaba de un modo extraño, le provocaba sentimientos muy confusos y estaba tratando de entenderlo.

Cogió el abrigo y se lo puso, era la hora de marcharse y tenía que hacer algunas cosas antes de dar "el día" por finalizado. Cogió su carpeta con los planos del orfanato, aún tenía que revisar algo y cuando salieron al exterior, Héctor la estaba esperando.

Yo... tengo cosas que hacer, así que iré al orfanato, tenéis que hablar y al parecer cuando estoy yo en medio eso no sucede..— Miró a Phoebe y a Héctor con un gesto de "por dios, arregladlo ya porque no entiendo nada" y se giró con su carpeta en la mano presta a tener una charla con el encargado de la fontanería de la nueva obra.





Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 197
Puntos : 183
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Hector Lebeau-Fortier el Mar Nov 21, 2017 10:11 am

Puso los ojos en blanco apenas distinguió la silueta de Hania acercándose a la salida y vio que no estaba sola, sino con esa loba que parecía querer metérsele hasta en la sopa. Tsk. Acabaría matándola. De hecho, si no lo había hecho ya, era porque eso le traería problemas con Hania y era lo suficientemente inteligente para saber que no le compensaba la satisfacción de saberla muerta con la brecha que se abriría entre él y la rubia.

-¿Hablar? -afiló la sonrisa con ese deje soberbio y despectivo que podía convertir las palabras más dulces en una dolorosa ofensa-. No hay nada que decir. -Ignoró la presencia de Phoebe y mantuvo sus ojos en Hania, a pesar de que era imposible no percibir que estaba allí-. Queda poco tiempo hasta el alba, así que no tardes.

Besó la frente de la muchacha y echó a andar calle abajo, como si la loba fuera parte del mobiliario urbano y no tuviera el menor interés para él.

Había pasado unos días dándole vueltas a lo que había ocurrido en el Chateau y se había autoconvencido de que había sido fruto del alcohol, el opio y la excitación de la que era presa gracias a la mujer que había estado entre sus piernas hasta el momento en que la llegaba de Phoebe la hizo salir. Simplemente se había dejado llevar por el momento.

No iba a negarse a sí mismo que la loba era una mujer preciosa. Pero mujeres bellas había muchas por el mundo y no tenía necesidad ninguna de mantener en su vida a una que representaba lo que más odiaba en la tierra. En todos aquellos siglos que acumulaba a las espaldas, había tenido muchos amantes. Unos eran encuentros casuales de una sola noche. Otros se convertían en algo más frecuente. A veces, hasta podría decirse que había entablado algún tipo de relación con ellos. Aunque pensaba que lo ocurrido con Phoebe se quedaría en una mera anécdota, de ésas que se olvidan con el correr de los días.

O eso esperaba...


Mi padre es el Cielo, mi madre es la Tierra.



El Viento me lleva a donde le ordeno y la Muerte no me toca.


Febe:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Hector Lebeau-Fortier
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 116
Puntos : 109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Phoebe Whilemoon el Mar Dic 12, 2017 1:15 am

Los caminos de los tres se habían encontrado en un punto crucial, un momento clave en su vida. Buscaba las respuestas que no encontraba, desde que tenía uso de razón...esos sueños formaban una parte de su vida que en su cabeza seguía en blanco, como si se la hubiesen arrancado de cuajo y fue imposible recuperar absolutamente nada.

El aura de aquella joven, la hermosa e inocente Hania, un aura pura y brillante contrastada con la de su protector, Hector. La de ese ser de la noche, completamente gris, con pequeños destellos blancos de los que estaba segura nadie más apreciaba en él. Era consciente de que sólo ella podía apreciar tal cosa, él era un perfecto actor en su propia obra de teatro pero a la loba no podía engañarla y estaba segura de que era lo mismo por su parte.

En medio de la calle, observó la escena, Hania se marchaba aprisa y Hector no tardó en seguir sus pasos. La misma indiferencia, el desprecio con el que se dirigía a ella, la miraba. Teatro y más teatro. Cruzó una mirada cómplice con la joven, era el momento crucial para dejar el orgullo y la tontería a un lado, él seguía escurriendo el bulto y comportarse como si no ocurriese nada, como si de repente los recuerdos se le hubiesen borrado de golpe...en su caso porque no podía recuperarlos pero él sí que se acordaba.

-Siempre andas corriendo, huyendo entre las sombras como si en cada segundo saliese el sol -un susurro que llegó a sus oídos, si él era tan estúpido de dejar pasar ciertas cosas. Se le escapaba de las manos como si abrazase al mismo humo. Esta vez no iba a quedarse observando cómo se marchaba, volver a dejar ese espacio entre ambos que no tenía sentido alguno. Aceleró el paso, acortando los pasos hasta la imponente figura del vampiro. No solía convertirse ni comportarse como esa bestia, esa loba que tanto parecía odiar y ella misma no había elegido.

Tiró de su brazo, encarándole, arrastrándole del pecho con las palmas hasta una de las paredes de una casa de ladrillo visto. Sus orbes ámbar centelleaban de pura rabia e impotencia, no estaba dispuesta a dejarlo pasar por mas tiempo, iba a decirle lo que realmente pensaba y sentía, no era tan cobarde como él.

-Es mejor hacer como si no hubiese ocurrido, echarle la culpa al opio y fingir que no lo recuerdas cuando lo haces a cada segundo. ¿Lo hueles? ¿Lo sientes? El olor del deseo y la necesidad, te has preguntado tantas veces a qué sabrá mi piel, cómo sería entrar en mí y pertenecerme... perderme en tu cuerpo -se acercó a sus labios, contrastando el calor de sus labios contra el frío de su boca... -¿Por qué lo sé con tanta precisión? Siento lo mismo, no he parado de pensar en esa noche en la que dejaste de comportarte como un lunático y te dejases llevar por lo que deseabas -rugió contra su boca, sin dejar de mirarle a los ojos, recorriendo cada centímetro de su rostro. -Huye de nuevo, corre como un niño asustado...atorméntate más pero antes -no le importó lo más mínimo, se apoderó de su boca, fundiendo el fuego con el hielo... abrazando su cuerpo con el ajeno como si nada más existiese. Al separarse, rozó su nariz con la ajena sin importarle otra cosa...ella no era ninguna cobarde.



Furia...:

A THOUSAND YEARS:
avatar
Phoebe Whilemoon
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 19
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche en vela -Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.