Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Dressage || Privado +18
Hoy a las 12:31 pm por Raven Wallace

» Registro de Avatar [OBLIGATORIO]
Hoy a las 12:26 pm por Vesta Voerman

» Registro de Apellido [OBLIGATORIO PARA QUIEN TENGA]
Hoy a las 12:14 pm por Vesta Voerman

» Sette peccati mortali (libre)
Hoy a las 12:14 pm por Guerra

» Registro de Nombre [OBLIGATORIO]
Hoy a las 12:12 pm por Vesta Voerman

» Vår Begynnelse, Vår Ende ~ Privado {+18}
Hoy a las 11:48 am por Ubbe Cannif

» Hunting Night {Privado}
Hoy a las 11:14 am por Leonidas Kana

» Temas recomendados
Hoy a las 10:18 am por Raven Wallace

» Ma vie, ma vôtre [Privado]
Hoy a las 10:04 am por Soleil



A new song [privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Jue Ago 10, 2017 9:17 am

Intentémoslo, dijo él, aquella noche, varios días atrás. Sus palabras le dieron cobijo a mi alma y me llenaron de una alegría que no había experimentado antes. No es que no supiese como ser feliz, porque podía recordar pequeños sucesos durante mi vida que de una forma u otra me habían hecho sentir así, como la primera vez que alcé una espada en el patio de armas y mi tío comenzó a entrenarme, o la primera vez que toqué un instrumento musical en frente de mis más allegados, o el correr fuera del castillo para recibir a mi padre cuando regresaba al final del día. 

Sin embargo, y aunque atesoraba todos esos momentos, no podía decir que hubiese experimentado algo similar a aquello que sentí cuando escuche a Niels decir esas palabras.

Tres días atrás volvimos a cambiar de posada en la cual hospedarnos, parecía lo más lógico, no permanecer en un solo sitio durante mucho tiempo cuando tanto a él como a mi nos seguían fuerzas sobrenaturales empeñadas en no darnos descanso. La posada que elegimos esta vez estaba un poco más alejada de la ciudad, la rodeaba un amplio terreno verde y tenía como dueñas a cuatro hermanas con las que entablé conversaciones cuando Niels se marchaba a tratar algunos asuntos con alguno de sus primos. Parecía que siempre había algo nuevo que tratar o un nuevo enemigo a quien despistar por lo que en realidad aún no habíamos tenido tiempo de conversar, solo de compartir el tiempo amándonos intensamente en el lecho sin saber que traería el mañana.

Precisamente hoy Niels se había marchado muy temprano, por lo que yo había bajado a entretenerme en la cocina. Resulta que a las posaderas les agradaba bastante la idea de tener una mano extra, porque esta noche habría un baile en la posada. Solían realizarlo una vez cada tres meses, por lo que el ajetreo entre el personal para tener todo en su punto preciso era mayúsculo. A mi me divirtió bastante asistirles en la preparación del banquete y cuando salí de la cocina un momento para saludar a Synnove que preguntaba por una de las posaderas para vender una presa que había cazado, mi rostro estaba completamente cubierto de harina, azúcar, mantequilla y no sé cuántos ingredientes más. La expresión de la vikinga al mirarme nos hizo soltar la carcajada a ambas, conversamos un poco y antes de que se marchara le comenté acerca de la fiesta, quizás a ella le gustaría acudir con Hakon y hacernos compañía, a todos nos hacía falta algo de diversión en medio de todo el caos reciente. Ella prometió comunicárselo a su hermano y sonreí al verla marcharse. Aunque no se lo había preguntado directamente sabía que tenía sentimientos por Hakon, lo descubría en la manera en que lo miraba y en lo que sin palabras se traslucía en su rostro, porque presentía que algo similar debía de reflejarse en el mío cuando miraba a Niels.

Regresé apresuradamente a la cocina y para el momento en que terminamos con la preparación del banquete subí a la habitación a descansar, a tomar un baño y a escribir dos notas. Una, era un telegrama que enviaría a mi abuelo, en el le notificaba que me encontraba bien, que había llegado a Paris pero que un grupo de bandoleros habían intentado secuestrarme en el camino, que un guerrero del norte me había asistido y que aún seguía haciéndolo, no le di muchos detalles más, esos los guardé para la correspondencia que escribí para el menor de mis tíos. La otra nota la envié al jefe de la guardia que me esperaba en Paris, explicando que de momento me encontraba bien y que estaría en comunicación con ellos.

Cuando los rayos naranja se avistaron en el cielo y el sol comenzó a ponerse en el horizonte, salí de la posada por la puerta posterior. Frente a mi había un enorme jardín, bellamente iluminado, con múltiples mesas, a un lado, los músicos, que al mirarme me gritaron que fuera con ellos. Me habían escuchado tocar la flauta y querían que les acompañara un rato. Miré a una de las  posaderas, Simone, que le dio el visto bueno a mi aspecto. Llevaba puesto un vestido color lila y había dejado mi cabello negro suelto, adornado con un tocado de pequeñas flores del mismo color. Me aseguró que en cuanto Niels pusiera un pie de vuelta en la posada le avisaría donde me encontraba así que corrí alegremente hacia el grupo.

La noche cayó, los pueblerinos fueron llegando, no era nada parecido a los bailes que verían en un salón real sino en los barrios bajos de Irlanda adonde el ambiente es desenfadado y la música hace golpetear los talones contra la madera de la pista de baile. Me ponía de buen humor tocar mi flauta, y cuando estaba a punto de tocar otra pieza mi mirada recayó sobre Niels. Tan pronto lo vi sentí un golpeteo de tambores en mi pecho, sus esmeraldas verdes refulgían al mirarme, se había cruzado de brazos y me miraba con una sonrisa ladeada, de inmediato me puso nerviosa el solo mirarlo, para mi era el hombre más atractivo de todo el lugar y lograba que los pies se me clavaran al suelo y que me olvidara de lo que hacía.

Le sonreí desde mi posición, sus esmeraldas volvían a convertirse en una corriente que me arrastaba hacia él y si podía naufragar en ellas bastaría para hacerme feliz. Alcé la flauta y mis dedos cobraron vida, nunca antes había tocado esta melodía ni la conocía, simplemente surgió como algo que quise tocar para él.




Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Jue Ago 10, 2017 10:27 am

Aquel día salí del hostal de buena mañana, tras una noche perdido en su cuerpo, me despedí entre besos varios mientras ella sonreía atrayéndome por la nuca como si dejarme ir fuera la peor idea de todas.
Iba con Hakon a buscar una pista que había obtenido unos días atrás en una taberna sobre un hechicero tatuado con lo que en teoría ellos pensaban era un cuervo negro.
Decían que era un hombre huraño, que habitaba en las profundidades del bosque y que era custodiado por peligrosas bestias mágicas, la verdad es que su descripción no me cuadraba con lo que Lakme me había contado hace ya unas largas semanas, claro que tampoco es que pudiera confiar en la inmortal visto lo visto.

Bien armados atravesamos las profundidades de aquel lugar hasta dar con una humeante cabaña, que si cierto era estaba custodiada por unos chuchos de grandes dimensiones, en su interior no guardaba mas que un anciano con un aguilucho mal pintado en el pecho y que como única magia ofrecía las pociones de amor que ya fabricaba antaño su madre y su abuela antes que ella.
La verdad es que era desesperante la búsqueda de esa alimaña que había venido a darme muerte y parecía escurrirse entre mis dedos con una facilidad inusitada.

Hakon parecía algo preocupado, así que nos tomamos el viaje de vuelta con cierta calma, me contó lo del símbolo de la sierpe y las espadas. La manta donde iba envuelto al ser encontrado por Adaline Cannif portaba dicha simbología grabada lo que significaba claramente que de algún modo su origen podía tener algo que ver con la orden.
Nos fuimos a beber a la taberna, unas jarras ayudarían a tomarnos mejor las cosas.
Sumergidos en el alcohol le recordé la maña que tienen los gitanos para apropiarse de prendas ajenas, era muy posible que fuera mas una pura coincidencia que lo que él imaginaba.
Cuando ya íbamos con el puntillo cada un se largo para su hostal, de seguro Synnove lo esperaría con el ceño fruncido por haberla echo esperar tantas horas y mas aun por habernos ido a emborracharnos sin ella.

Cuando llegué a mi hostal, una de las cuatro hermanas que lo regían me avisaron de donde se encontraba Devon, sonreí agradecido mientras esta me miraba de seguro pensando que volvía borracho, evidentemente le hubiera dicho que era muy perspicaz pero los dos nos reímos y me acompañó hacia el patio trasero perfectamente iluminado.
Clavé mis esmeraldas en los pardos de Devon que tocaba esa preciosa melodía casi mágica que me enganchaba a ella de un modo ilógico, pues hasta conocerla a ella, la música no había sido una de mis pasiones.

Me acerqué cuando terminó, mis labios acortaron la distancia infernal que me separaba de los suyos, me acogió con una sincera sonrisa acariciando mi rostro con suavidad.
-Estas preciosa y yo vengo lleno de barro -dije abriendo los brazos -he pasado el día en el bosque con Hakon, bueno y hemos ido a la taberna a beber un poco -susurré contra su boca, aparte de embarrados también veníamos sedientos -reí acariciando su nariz con la mía antes de que mis manos se apoderaran de sus nalgas para levantarla de aquella tarima donde estaba sentada.
-Bailas conmigo -pregunté con picardia, deslizando mi lengua por sus labios hambriento de ella -me he portado muy bien -susurré contra su piel repasando con mis dientes su mandíbula -y ahora toca portarme muy mal -bromeé haciéndola reír -te quiero.
Nunca había estado así con una mujer.







Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Vie Ago 11, 2017 10:38 am

Nuestras miradas permanecieron clavadas entre si mientras tocaba y de esa manera esta melodía se convirtió en todo lo que deseaba que Niels supiera, a través de ella le contaba que era lo que sentía cuando lo veía hacer acto de presencia y cuando estaba con él disfrutando de su compañía. Mi mirada brillaba cuando la melodía llegó a su fin y sin poder borrar la sonrisa de mi rostro vi como él se iba acercando, mientras el repiqueteo de mis latidos se hacía más fuerte. Nunca me había pasado esto, sentir una emoción así simplemente porque alguien más se encontraba adonde yo estaba.

Lo vi caminar para acercarse y de forma irracional ese nerviosismo al verlo creció, paralizándome mientras él acortaba la distancia para saludarme con la unión de nuestros labios y provocando con ello que la cálida emoción se anclara en mi pecho. Sonreí, admirando sus esmeraldas y acariciando su mejilla para disfrutar de la calidez que irradiaba, de la suavidad de su piel, y claro, de la barba de algunos días que a mi me encantaba sentir entre mis dedos.

Me ruboricé cuando le hizo un cumplido a mi aspecto, de hecho, me había vestido así para él, quería gustarle esta noche. -¿Barro?- pregunté antes de mirarlo bien. Por primera vez me fijé en que era cierto, tenía la ropa manchada de barro cubriendo buena parte de la misma. -A mi me gusta como te ves, te hace ver sexy.- Me eché a reir echándole los brazos al cuello, él era el hombre más atractivo que había visto, con o sin barro, me gustaba tenerlo cerca y no me importaba que me llenara también de el. Al parecer tuvieron que atravesar un largo trecho en ese bosque. -¿Encontraron algo?- Alcé una ceja, parecía importante. -¿Qué hacían en el bosque?-   

Abrí mi boca y acaricié cariñosamente su lengua, seguíamos desafiando al trueno cada vez que nos besábamos. Su nariz jugó con la mía haciéndome reir y sus manos se apropiaron de mis nalgas, alzándome para que mis piernas abrazaran sus caderas. -¿Fueron a la taberna a beber poco o mucho? Hueles y sabes a cerveza.- Continué riendo, parecía que había tomado un poco más de la cuenta, apoyé mi cabeza en su hombro, disfrutando de él, del roce de su aliento contra mi cabello, me gustaba sentir su aroma, la fuerza de sus brazos y de su cuerpo, me hacía sentir segura a pesar de las dificultades. 

-Te eché de menos durante el día. Estuve buena parte de este metida en la cocina, Simone y sus hermanas me dejaron ayudar en la preparación del banquete de esta noche. Está todo delicioso, te gustará, bueno quizás todo excepto lo que preparé yo.-
Reí contra su hombro, mordiéndolo suavemente, en palacio había aprendido a cocinar porque a menudo supervisaba a las cocineras en la preparación de las fiestas y no había podido resistirme a aprender. 

-Synnove pasó por aquí esta tarde y le comenté que habría baile así que si tenemos suerte vendrá con Hakon, ojalá se presenten, me gustan mucho ellos.-
Alcé la mirada mientras mis dedos se perdían en acariciar su castaño pelo y bajaban hasta su cuello. -Tienes tres primos muy guapos.- Alcé las cejas sonriendo. 

-No entiendo como no te pareces a ellos.-
Otra vez me reía, estar con él me ponía de buen humor, y además, ante mis ojos no había nadie más apuesto que él. Mirarlo me ponía nerviosa, tal y como lo hacía ahora al alzar el rostro y ver sus esmeraldas. Él podía escoger a cualquier mujer de esta fiesta y sin embargo me miraba a mi, aún no me lo creía, me llenaba de una calidez desconocida que encendía una luz en mi interior. Mis dedos jugaron con su pelo, me gustaba tocarlo porque así me cercioraba de que seguía conmigo en este tiempo, de que no se desvanecía, siempre me inquietaba que al ser un viajero algo anduviera mal y no pudiera permanecer aquí.

-¿De qué tipo de baile estamos hablando?-
pregunté al percibir su tono pícaro. -¿Qué tal si me llevas hasta la pista de baile y danzamos?- sonreí señalando la misma. Su lengua se deslizó por mis labios, suave y tibia, abrí mis labios dejándola recorrer mis rincones, tomando su rostro entre mis manos para que no abandonara mi boca, no quería otra cosa más que corresponder a sus besos, me hacían tocar las nubes. 

-Hoy estás muy animado, ¿qué has tomado?-
Me eché a reir tras oírle decir que ya era hora de portarse mal pero la risa se detuvo y me quedé de una pieza cuando dijo las siguientes dos palabras. Al principio pensé que había oído mal, Niels no había dicho eso. Mi corazón se saltó un latido y luego se desbocó como una locomotora.  ¿Qué? No. El vikingo no decía esas cosas, ¿No me lo había hecho entender así en la cascada? ¿No me lo había afirmado en la caverna después de darme mi primer beso? Cierto que en la taberna las cosas habían cambiado, él se había abierto conmigo, me pidió que no me fuera, me dijo que lo intentáramos, pero… ¿me quería? 

-¿Me quieres?-
busqué en sus esmeraldas la respuesta a esa pregunta, esas dos palabras… no eran cualquier cosa, no era algo que podía soltarme ahora y olvidar mañana. ¿Me quería? 



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Vie Ago 11, 2017 11:44 am

Sus piernas rodeaban mi cintura, mi hombría presionaba su centro mientras los dos reíamos contra los labios del otro, besándonos, lamiéndonos, succionandonos la lengua enredándola en una gesta sin tregua.
Me detuve sin bajarla cuando ella me hizo esa pregunta, la verdad, se me había escapado, estaba borracho y lo dije sin pensar pero eso no lo convertía en una mentira si no en la mas pura de las verdades.
-Si, te quiero -aseguré nuevamente contra sus labios ¿no se nota? He dejado de estar con otras, lo de intentarlo es lo mejor que he hecho en mi vida después de conocerte.
Sabes, admito que no soy un hombre fácil, lo nuestro no va a ser fácil, pero te quiero, te quiero conmigo y lucharé porque nada te separe de mi lado... -clave mis esmeraldas en sus pardos -hasta ahora, nunca había conocido a una mujer como tu y no culpo al resto, yo traía una situación complicada de la que nunca hablo y no se bien como pero has arrasado con ese pasado y ahora mismo solo existes tu. Me levanto contigo, y durante el día solo pienso en volver a tus piernas.

Me reí por la cara que ponía mirándome, incrédula, quizás también intrigada por esa historia que no le contaba.
-he bebido en la taberna con Hakon cerveza, no se cuantas jarras peor las suficientes como para confesarte esto -reí de nuevo moviendo sus caderas contra mi abultado miembro -pero no las suficientes como para que no se me empine.
Me eche a reír acallado por sus labios, sus besos cálidos, nuestro aliento chocaba, nuestra felicidad era un echo y nuestra pasión una realidad palpable por todos los allí presentes.
-¿ Me vas a dar de cenar?-le pregunté perdiéndome en su mirada, acaricié con mi nariz la suya dándole mimos. Mordí su mandíbula, bese su mentón y ascendí hasta su boca – he ido al bosque porque tenia una pista sobre el hechicero que pretende acabar conmigo siendo un no nato, pero nos ha llevado ante un pobre ermitaño que nada tenia que ver -apunté con cierta resignación mientras ella peinaba mi pelo suavemente.

Seguí el camino hacia la pista de baila, nos pusimos a bailar, sin bajarla, besándonos, buscándonos, mirándonos como si nada mas existiera.
-Me parece buena idea que vengan Hakon y Synnove, veo que te llevas muy bien con mi prima, de segur también lo harías con mis hermanas -susurré contra sus labios sonriendo -a ver si mi prima consigue mover a Hakon y no se le duerme nada mas llegar por la que lleva encima.

Sus dedos se hundían en mi pelo, su boca silenciaba mis palabras en una gesta en la que los truenos y los relámpagos se hacían patentes con cada choque de nuestros cuerpos.
Jadeé contra su boca, sus caderas bailaban sobre mi bastarda, los dos no disimulábamos esa pasión que nos consumía mientras seguíamos devorándonos los labios engrosados por el choque de dos titanes.
-¿Cenamos? Tengo hambre y de seguro lo que has preparado me gusta -reí mirándola por la cara que ponía -¿que? a un vikingo se le gana por el estomago -bromeé riéndome -bueno y en el lecho -dije mordiendo su labio inferior aun sin bajarla de mi cintura.






Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Lun Ago 28, 2017 2:58 am

¿Qué? No… ah… lo miré en silencio. Esas dos palabras… Mi corazón martilleaba contra mi pecho procurando procesarlas, convencerme de que realmente las escuché y que no me encontraba dormida en la habitación de la posada tras haber terminado de ayudar en la cocina. Más martilleos, parecía que mi pecho no los contendría. Ahora me lo repetía y me decía que lucharía porque nada nos separara. Otra vez, no pude abrir la boca, se me perdían las palabras, apenas podía respirar. Si no fuera porque sus brazos me sostenían se me hubieran doblado las rodillas. 
Contemplé sus relucientes esmeraldas, esa mirada me quemaba, me subyugaba y me mantenía presa de ellas. Puede que él hubiera tomado, aún sentía el sabor a cerveza en sus besos, pero… sus esmeraldas me parecían sinceras, no mentían.

Mantuve mi mirada anclada a la de él, diablos y ahora… di algo Devon… pero es que… nunca nadie me dijo que me quería, nunca… ni tampoco sentí esto y además… lo había dicho él. No pude más que acariciar su mejilla suavemente con mis dedos y entregarle una sonrisa que alcanzó mis ojos y los hizo resplandecer. Dios… si supiera todo lo que me removía… ni yo misma lo entendía aún, pero me sentía bien con él, estar con él era perfecto.

-¿Estás seguro de que no te han cambiado? Mira que con todo lo que nos ha pasado me espero cualquier cosa…- Me eché a reir, estaba tan nerviosa, a pesar de que habíamos pasado días juntos en la posada, no me acostumbraba a él, pareciera que el tiempo volara a su lado, no era suficiente. -¿Cuál es esa situación pasada a la que te refieres? ¿Me la contarás?- Me sentí intrigada, parecía algo serio y me hizo pensar en todo lo que aún desconocía. Tomé su mano y la llevé hasta mis labios, la presioné suavemente y la dejé en mi mejilla, acariciándola mientras le miraba fijamente a los ojos. -Quiero conocer toda tu historia.-  

Me sacudían tantas emociones que no atinaba a comprender, me abrumaban porque sentía temor por muchas cosas pero... no iba a renunciar a ellas. Atrapé su boca mientras le acariciaba las mejillas en un beso profundo, de esos que te hacen olvidarte hasta de respirar, te encogen el corazón y hacen que se desvanezca todo a tu alrededor excepto él. -Podríamos buscar juntos al hechicero, puedo ir contigo.- Llevé mis dedos a sus labios y los repasé despacio. -De todas maneras, es mejor que estemos juntos… No quiero que estemos separados... estando juntos nos protegemos mejor…-

Me llevó a la pista de baile y mis mejillas se sonrojaron cuando lo hizo sin bajarme, sus dedos me quemaban a través del vestido. Nuestra cercanía era tan estrecha al bailar, me estremecía, llevaba el calor no solo a mi rostro si no a toda mi piel. Rodeé su cuello con mis brazos y presioné mis labios tibiamente contra su cuello, sintiéndome feliz. -Me encantaría conocer a tus hermanas... ¿Se parecen a ti?- Sentía una curiosidad muy grande e intentaba imaginarme como sería su aspecto físico y sus temperamentos. -Quisiera darles una buena impresión, no sé ni que pensará Ubbe de mi…- Hice un mohín, el desastre en la cena en casa de su prometida había sido mi culpa...

Bailamos otro rato más y me limité a escuchar el ritmo de sus latidos contra los míos. A la mejor era egoísta pero me volví a olvidar de todo para pensar solo en él. Me gustaba tanto sentirle así, alcé la cabeza y entrelacé mis dedos en su pelo, deseando perderme en sus besos. Dejé que mi lengua se deslizara entre sus labios, presionándolos, succionándonos, perdiéndome en ese sabor que me volvía adicta a él. -Estoy perdida por causa tuya… después de tus besos no me satisfacerán otros…- Sus caderas contra las mias me llenaban de deseos y de emociones que me hacían temblar...

Le di una palmada en el pecho cuando sugirió comer. -¿En serio?- Lo miré perpleja, ¿cómo podía hablarme de comida cuando yo… sentía esa necesidad… que me hacía olvidar todo y desear que me llevara al lecho... Respiré para recomponerme. -Bájame entonces.- Le mordí el labio echándome a reir y me bajé de él. -Te traeré la comida.- Le di un beso rápido para ir por ella pero solo había dado unos pasos cuando corrí de vuelta hacia él. ¡Al diablo!

Salté para envolverlo entre mis piernas, hundir mis dedos en su castaño pelo, y buscar otra vez sus labios, necesitada de él. -También te quiero.- solté antes de depositar besos por todo su rostro, quería que lo supiera, y al diablo mis miedos, no recordaba otro momento en el que me sintiera más feliz. Bajé de nuevo para ir por la comida y lo miré sobre mi hombro. -¡Te quiero!- Volteé hacia la cocina corriendo con toda la velocidad de la que era capaz y al llegar a ella apoyé mi espalda en la pared. Sentía que el corazón se me salía… nunca antes dije esas palabras… pero de verdad... lo quería.



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Lun Ago 28, 2017 3:24 pm

Devon me dijo que iría a por mi cena, que esperara decía con una sonrisa mientras se reía porque yo le había pedido la comida interrumpiendo ese baile.
Se iba cuando se detuvo de pronto girándose para correr hacia mis brazos elevándose por los aires hasta que la cacé por las nalgas.
Sus labios me buscaron, sus palabras sonaron claras contra ellos, un “te quiero” que me despertó algo por dentro, quizás porque ahora para mi tenia significado esa palabra.

Se bajo para ir por mi cena, peor alargué la mano cundo repitió la frase mirándome por encima del hombro con las mejillas sonrosadas y tiré de ella para que volviera a mis brazos.
-Yo también te quiero -repetí acariciando sus labios con los propios -¿quieres conocer por que soy así?

Sus pardos quedaban anclados a los míos, seguramente porque iba a responder a esa pregunta que me había hecho antes y yo había pasado instintivamente por alto.
De esto no había hablado nunca con nadie, bueno, con Ubbe, borrachos ambos.
-Me crié entrenando con una inmortal, su nombre es Lakme, amiga intima de mi padre.
Supongo que en mi despertó ese amor platónico y absurdo que puede reflejar una mujer poderosa, bella y elocuente.
El caso es que entre nosotros siempre existió cierta unión.

Ella era bastante nómada, cada vez que nos acercábamos mas de la cuenta pero sin que llegara a pasar nada, se largaba, me dejaba jodido, y yo me acostaba con tantas mujeres como podía con la intención de olvidarla, cuando estaba cerca de hacerlo regresaba, todo volvía a empezar y así he estado hasta que he llegado a París.

Tiré de ella para tomar asiento en un sofá, Devon jugaba con mi barba sentada en mi regazo invitándome a continuar con algo que quizás de no ir borracho tampoco le estaría contando.
-Aquí la encontré, tuvimos unos encuentros que como siempre me llevaban a un callejón sin salida.
Después lo nuestro se convirtió en algo mas intenso y bueno...desde que te prometí eso en la taberna, que iba a intentarlo de verdad lo he hecho.

Deslicé mis labios por su cuello muy despacio.
-¿sabes? Creo que ahora mismo he encontrado justo lo que quiero, tu me traes paz aunque creas lo contrario. Me estoy enamorando de ti, te quiero y al ver a Ubbe prometido a la egipcia me he dado cuneta de que he crecido, ya no somos esos niños, quiero mi familia, te quiero.

Mordí su hombro ocultando después mi rostro entre su pelo, me daba un poco de vergüenza todo esto, nunca se me dio bien expresar sentimientos.
-Devon ¿por que no me besas y haces que me calle? Pedí antes de reírme buscando sus labios con ganas.
Ya había mucho mas de lo que estaba dispuesto a reconocer.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Miér Sep 06, 2017 12:59 pm

Iba por la comida a toda prisa cuando el brazo de Niels me atajó y me devolvió hacia él. Ay no. En realidad deseaba escabullirme un momento para que no notara lo mucho que me afectaba que me dijera que me quería. Era tonto quizás, pero es que… después de todo lo que habíamos pasado… en el bosque, en la caverna, en la cena con su primo Ubbe… cuando no sabíamos que pasaría a continuación… lo habíamos sobrevivido todo y... pensé que una vez llegados a Paris tomaríamos caminos diferentes. Él también tenía sus problemas y por encima de todo era un viajero. Un viajero… este no era su espacio pero aquí estábamos aún… juntos. Y yo…. a mi me galopaba el corazón y él lo iba a oír…

No pude despegar la mirada de sus esmeraldas, refulgían hermosas, veía la verdad en ellas y volvía a descubrir esas pequeñas vetas doradas que en sus iris verdes destellaban fuego cuando se volvían más intensas, tal y como ahora lo hacían al mirarme y repetirme que me quería, removiendo todo en mi interior.

Me preguntó si quería saber por qué era así y lo miré con curiosidad, por supuesto quería saberlo. A medida que lo fui escuchando me fui quedando bastante desconcertada. No esperaba que su historia estuviera entrelazada con la de… una mujer. -Supongo que en mi despertó ese amor- dijo… No dijo atracción, no dijo cariño, dijo amor… esa palabra era tan fuerte, lo abarcaba todo. -Poderosa, bella y elocuente…-, escuché ahora su descripción y me quedé muda. -Yo me acostaba con tantas mujeres como podía con la intención de olvidarla…- Sentí algo revolverse inquieto en mi interior al escuchar su descripción y tragué saliva en silencio sin dejar de mirarlo. Tiró de mi hacia su regazo sobre un sofá y el calor me inundó en sólo segundos como me sucedía cada vez que me acercaba a él. 

Mis dedos jugaron distraídos con su hermoso pelo castaño, aún el relato no terminaba y sus palabras sobre ella daban vueltas en mi mente una y otra vez. -Aquí la encontré… después lo nuestro se convirtió en algo mas intenso…- Aquí la encontré… pensé en eso, Niels no llevaba demasiado tiempo en este espacio temporal. Lo miré en silencio mientras procesaba que hubiera una mujer en su pasado… por cierto que todos teníamos uno… no era tonta como para creer que no. Sabía que había estado con muchas… no me importaba su pasado si ahora estaba conmigo y de verdad ni siquiera me había esperado que lo nuestro llegara a suceder. Pero… no podía evitar preguntarme ahora que me revelaba lo que había pasado entre ellos al llegar, se había vuelto más intenso ¿cuándo? ¿hace apenas unas semanas? ¿y su amor por ella?

No me estaba hablando de hechos acontecidos hace mucho tiempo si no hace poco pero ahora me decía que yo era su paz y el beso que me daba arrasaba con mi cordura. Todo mi cuerpo tembló del deseo de tocarlo, él me atrapaba de una manera que nunca había conocido y que aún  me maravillaba.

Nuestros labios se perdieron en los del otro, sus manos acariciaron mi espalda baja, alcanzaron mi cintura y me apretaron más a su cuerpo provocando que mis manos lo abrazaran con las mejillas sonrojadas. La calidez de sus labios y la humedad de su lengua al acariciar la mia era dulce, intensa, llena de fuego, no quería dejar de besarlo, no quería separarme de él ni ahora ni después. -¿Y ese amor por ella? ¿Ya no lo sientes?- Lo miré con la respiración entrecortada sin poder evitar esa punzada en mi interior, celos… creo que eso eran, nunca los había sentido. Veía sus esmeraldas y estos reptaban en mi vientre formando un nudo demasiado fuerte que me era completamente desconocido y que no podía evitar. 



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Jue Sep 07, 2017 2:11 am

Me separé al escuchar esa pregunta, apenas unos milímetros pues estar lejos de sus labios se me antojaba una tortura.
-no, no es que me haya olvidado de ella, la conozco desde que era un crio, es una relación complicada de explicar pero por primera vez no es en ella en quien pienso todo el dia. Podia haber seguido buscándola, encontrándonos y quien sabe hasta donde hubiéramos llegado, si no lo he hecho es porque te he conocido y de verdad quiero que esto funcione.

¿acaso no lo veía? ¿no veía mi cambio de actitud? Le había dicho te quiero.
Dejé escapar el aire contra sus labios.
-Devon no soy un buen hombre, nunca lo he sido en lo que se refiere a las mujeres...a ver, no era un maltratador, peor pasaba un buen rato con ellas como lo hacían ellas conmigo, nunca he buscado el amor, nunca me he planteado nada serio...te lo dije cuando te conocí y fui sincero como lo soy con todas...
No se en que instante me di cuenta que no quería perderte, que no eras como el resto y que dejarte escapar seria mi mayor necedad.
Estoy aquí, contigo, fiel, porque desde que te di mi palabra de que lo iba a intentar no he dejado de hacerlo.
No existe otra mujer desde aquel día, solo tu y yo y no voy a culparte si no puedes convivir con mi pasado, pero yo no te estoy ofreciendo mi pasado si no mi presente y mi futuro.

Me relamí los labios resecos por como su aliento impactaba en ellos.
-Te quiero Devon -susurré rozando su nariz con la mía antes de fundirnos en un nuevo beso ,húmedo, apasionado plagado de placer.
Ladeé la sonrisa sin apartar mi boca de la suya
-Y este hombre sigue con hambre -apunté haciendo un mohin divertido mientras rodeaba su cintura para no dejarla ir.

A nuestro alrededor la música sonaba, las mujeres y los hombres bailaban y yo solo podía mirar esos ojos pardos, perfectos que me miraban.
-Mi hermano Ubbe se casa, nos ha invitado a la boda, quien sabe quizás de una boda salga otra -bromeé deslizando mis labios por su mandíbula hasta alcanzar el lóbulo de su oreja.
-Nunca hemos hablado de esto pero ¿quieres casarte? ¿tener hijos? Yo nunca me lo había planteado, ya te dije que siempre pensé que mi vida seria efímera..pero ahora...-me callé sonriendo y desviando la mirada avergonzado.

Tenia que reconocer que si me veía una vida con ella, con un linaje, casados, juntos, bendecidos por los dioses...
Di un sorbo de mi jara, demasiado me había soltado la lengua el alcohol ya.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Vie Sep 15, 2017 12:42 am

Sus labios abandonaron los míos en un instante que a mi más bien se me hizo largo, mi atención se mantuvo en sus labios. Sentía como su respiración cálida acariciaba aún mi boca, haciéndome consciente de él y logrando que toda mi piel se erizara. Mordí mi labio inferior cuando me respondió la pregunta, oírle hablar de ella generaba una nueva punzada en mi vientre, apretando el nudo. Ni yo sabía que podía sentirme así al oírle hablar de otra. Lo miré en silencio ponderando sus palabras. 

Me narraba acerca de su forma de ser con las mujeres, de como no buscaba el amor si no algo efímero, me decía que eso había cambiado al conocerme, que no había estado con otras desde que me pidió que lo intentáramos, y terminó diciendo que no me culparía si no podía lidiar con su pasado pero que él me ofrecía algo distinto, el presente y… la siguiente palabra logró que una sonrisa se presentara en mis labios y que mis latidos se intensificaran todavía más. “Futuro”, fue la palabra que usó. “Futuro” siguió resonando en mi mente, y al mirarlo quise creer en esa palabra que abarcaba mucho más de lo que teníamos ahora.

¿Pero que significaba exactamente hablar de un futuro cuando el de los dos estaba en riesgo y cuando no procedíamos del mismo tiempo? No podía evitar sentirme confundida a pesar de que con él todo se sentía en su lugar, perfecto. -También te quiero.- Su nuevo te quiero me dejó la mente en blanco, todo desapareció, el baile, los presentes y nuestros labios volvieron a encontrarse de forma prolongada y profunda, provocando una intensa emoción en mi pecho y que mi corazón brincara como no lo había hecho antes de oir esas dos palabras.

Me eché a reir contra su cuello cuando dijo que seguía con hambre, me sonrojaba procurando olvidarme del recato que siempre había mantenido en la corte, me gustaba pegarme a él y sentir como la calidez que desprendía su cuerpo envolvía al mío.  -De verdad te quiero.- Reí otra vez, realmente hasta conocerle no sabía lo que era querer a alguien, que te importara lo que le pasara, que te llenara de emociones con solo estar presente.

Me estremecí cuando sus labios alcanzaron el lóbulo de mi oreja, sintiéndolo morderlo suavemente y besar detrás de ella. -Parece que has encontrado una de mis zonas más sensibles.- Solté una pequeña risa nerviosa, me derretía sentir su aliento justo allí.

Hice un esfuerzo por tratar de coordinar mis pensamientos que al estar en sus brazos volaban por el aire. -Creo que puedo lidiar con tu pasado, si eso significa que estés conmigo y que tengamos más momentos como este.- Me daba cuenta entonces de que así era, la fuerza de lo que sentía por Niels borraba cualquier pasado, aún cuando me invadieran esos celos intensos y desconocidos, solo me importaba lo que sucediera con él de aquí en adelante.

Mi rostro se tornó pensativo cuando me habló de la boda de Ubbe y me preguntó si deseaba casarme. Mi mirada descansaba en la de él mientras mis dedos acariciaban su mejilla y se entretenían cariñosamente con su barba de algunos días. -Es lo que mi abuelo ha querido para mi desde hace ya tiempo. Es curioso, de no haber saboteado todos y cada uno de los intentos de conseguirme un pretendiente y rechazado a cada posible candidato no me habría enviado a
Francia para ver si aquí finalmente ponía mis ojos en alguien que llenara mis expectativas…-
 
Ahora sonreí pensando en eso, en la primera taberna que visitamos habíamos bromeado un poco acerca de la razón por la que llegué a este país. -No, nunca me planteé casarme, es más, pensaba huir de ello también aquí, porque quería ser igual que un caballero, un guerrero, como mis tíos, como mi abuelo, como mi padre… como cada uno de los Pendragon que han defendido siempre al reino. Alguna vez te mencioné que mi padre me dio mi espada, tuvo una muerte de valiente, lo asesinaron cuando defendía a mi abuelo por un intento de golpe de estado.- Mis ojos se humedecieron al recordar aquello y me abracé a Niels, descansando mi mejilla en su hombro. Tuvieron que pasar unos minutos silenciosos antes de que pudiera recomponerme y continuar. 

-Nunca quise ser solamente una esposa, dedicarme exclusivamente al hogar, los Pendragon han tenido un rol exacto en el balance de la luz contra las fuerzas oscuras. Descendemos del rey Arturo, del reino mítico desaparecido de Camelot. Estamos entrelazados con la magia, y seguimos los preceptos de valentía, lealtad, honor… Pienso que no es por ser mujer por lo que el rey no ha querido ese legado para mi, si no porque desea protegerme debido a lo que le sucedió a mi padre…-

Alcé la mirada para encontrarme con sus esmeraldas. -No había pensando nunca en un futuro, en un esposo…- Me sonrojé al mirarlo por todo lo que le estaba confesando. -Pero tampoco me había enamorado nunca… ni dije nunca te quiero.-   

Aproveché para tomar cerveza igual que él lo hacía. -Me estoy acostumbrando a beber como vikinga.- Me eché a reir tras probar un largo trago sin toser como lo hiciera la primera vez. -Niels lo que te dije sobre salir a buscar juntos al hechicero lo digo en serio. No me has dicho nada, pero pienso que es lo mejor. Enfrentarlo juntos, tanto a él como a quien sea que anda detrás de mi…-
 
Tomé otro trago al recordar lo que había pasado en la cena con la prometida de su primo. -A él… ya no le permito entrar en mi mente, ya no me descuido de esa forma. No sé por qué me busca pero…- ¿Cómo explicarle exactamente lo que paso aquella noche en esa cena? -Aquella noche me transporté adonde se encontraba. No pude ver su rostro pero intentó matarme, y de alguna manera extraña… parecía que me conocía.- Pensé en la oscuridad y luego mi mente regresó a esa luz blanca, a esa segunda presencia que me había rescatado y que me decía que debía recordar quien era. 

Negué con mi cabeza, era una locura. Yo era únicamente Devon y mi presente estaba frente a mi observándome con sus brillantes esmeraldas. -Dime que no dejarás que ese hechicero se salga con la suya. Júrame que sea como sea, valga el precio que valga, sobrevivirás.- Sentía una opresión muy grande en mi pecho, temía por él, por lo que pudiera suceder, por la bifurcación en el espacio de nuestros tiempos distintos… -No te separes de mi Niels.-



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Vie Sep 15, 2017 8:18 am

“Creo que puedo lidiar con tu pasado” mi sonrisa se ensancho contra sus labios al escuchar esa frase.
Ciertamente temía que no lo hiciera, que me juzgara por lo que siempre fui y no por lo que era ahora. Me gustaba estar con ella, ni siquiera me había fijado en otras durante todo este tiempo, tenia que reconocer que con ella me sentía diferente, siempre pensé que seria el primero de los Cannif en alcanzar el Valhalla, peor ahora mismo mi único Valhalla estaba entre sus piernas y ella era la valquiria que cada noche me recogía entre sus brazos dispuesta a darme el descanso del guerrero.

Me relamí los labios tras aquel apasionado beso mientras escuchaba la historia de su pasado, su abuelo la envió a estas tierras para desposarla con algún Frances de alta cuna que posiblemente como único objeto de punta conocido seria el monta dientes de después de las comidas ¿como juntar a alguien como ella con un pazguato de ese tipo?
-Tu abuelo se cargaría un linaje legendario -apunté mordiendo su labio inferior para lamerlo después incitándola a mas -puedo ponerme una armadura -bromeé e ir a pedir tu mano -bromeé apartándome para dar otro trago de la cerveza -aunque algo me dice que mi armadura no se parece en nada a las que usa tu familia -bromeé riéndome volviendo a sus labios como mi único destino.

Escuché con atención como sucedió la muerte de su padre, como su familia estaba ligada a la lucha contra las fuerzas oscuras.
-¿No tendrá nada que ver eso que te persigue con el echo de ser una Pendragon?
Mi pregunta no era descabellada, mas bien lo contrario ¿y si su abuelo no la envió tanto aquí para buscarle marido como para protegerla de su destino?
-Averiguaremos quien es ese que quiere hacerse contigo, quizás deberíamos viajar a tu hogar, hablar con tu abuelo, puede que nos de alguna pista..muchos de los enemigos son fantasmas del pasado.
Nunca dejaré que te hagan daño, se que dices en serio que quieres buscar conmigo al hechicero y te aseguro que no voy a dejarte fuera de esto.
Los dos corremos peligro, no tendremos futuro si no vencemos a aquellos que nos quieren muertos, así que...no nos queda otra que luchar.

Alcé su rostro para que me mirara.
-No quiero una mujer en casa, no soy un hombre que no entienda que las mujeres pueden ser escuderas, he crecido en un mundo donde las mujeres tienen mas huevos que nosotros incluso a veces mas barba -bromeé riéndome mientras me llevaba un manotazo – quiero una guerrera a mi lado y aunque no has sido entrenada, tienes algo que no me ha pasado desapercibido, llámalo instinto, pero luchas con la espada de forma innata de un modo épico y con el entrenamiento adecuado seras una gran escudera...déjame ayudarte en eso y tu solo tenme paciencia.
No estoy acostumbrado a estar en pareja, esta la primera vez y a veces se que me largo, no te digo donde voy, vuelvo borracho...tenme paciencia ¿vale?



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Mar Oct 03, 2017 2:16 am

Me encontraba bastante perdida en contemplar a Niels. Ensimismada mientras me hablaba, por un lado le ponía atención y por la otra, no podía dejar de admirarlo. Era algo superior a mi, quizás el no se percatara pero mi mirada brillante se concentraba en sus gestos, en cada nueva sonrisa, estudiaba cada expresión suya deseando memorizarla; como se veía cuando me hablaba serio, cuando bromeaba, cuando me miraba intensamente de forma muy expresiva. Deslicé mi dedo índice por su labio superior, brillante por la cerveza, lo acaricié con lentitud antes de pasar al inferior, estudiando su contorno, mordiéndome el labio, prendada por lo que veía desde que apareció frente a mi esta noche.

Me eché a reir negando cuando dijo que mi abuelo echaría a perder mi linaje con sus planes. -El rey tiene un carácter firme y fuerte, pero… si he de apostar porque alguien pudiera encararlo y mantenerse a su mismo nivel apostaría por ti.-
 
Dejé escapar un suspiro lento cuando mordió mi labio y me quedé petrificada cuando dijo que podría ir frente a él a pedir mi mano. No sé si se había percatado de lo que acababa de decir, claro que parecía una broma porque se reía añadiendo lo de la armadura y de hecho dicho así hasta sonaba gracioso... pero yo solo pensaba en eso que dijo, pedir mi mano… Le di un par de pequeños golpes en el pecho por bromear de esa forma. -Me gustaría verte haciendo eso.-

Lo miré pensativa al seguir escuchándolo. -En realidad le he escrito al menor de mis tíos, comentándole lo que ha sucedido. No sé si ir a Irlanda ahora sería lo mejor... estaríamos dejando atrás al hechicero que te amenaza, y no podemos descuidarnos, me importa demasiado lo que te pueda pasar.- Demasiadas dudas tenía sobre ese tema siempre que pensaba en ello y por supuesto, no podía dejar de hacerlo. -¿Sabes por qué desea hacerte daño?-  

Mis manos volvieron a acariciar su rostro dulcemente, me sentía más tranquila al saber que él estaba de acuerdo en que afrontáramos lo que viniera juntos. -Para mi significa mucho lo que me dices… ¿De verdad estarías dispuesto a viajar a Irlanda conmigo?- Lo miré fijamente buscando la respuesta en sus refulgentes esmeraldas.

Sonreí cuando dijo que no quería alguien que se quedara en casa, si no más bien una guerrera. -¿Me entrenarás para perfeccionar?- pregunté riendo pero no me parecía mala idea. -El menor de mis tíos comenzó a entrenarme en su uso, y lo hubiera perfeccionado pero antes de ello mi abuelo me envió acá.- Claro que no me arrepentía de haber viajado a Francia, porque le había conocido, y él tenía razón cuando decía que había algo innato en mi al usarla, algo para lo cual yo aún no tenía respuesta pero  me inquietaba llegar a descubrirla… Las palabras de aquel ser blanco se repetían de nuevo en mi mente… recuerda quien eres…

Sin embargo, no quería pensar en ello, solo él me importaba. No pude evitar seguir el impulso de entrelazar mis dedos en sus castañas hebras y acercarme a su rostro. -Quiero probar la cerveza… y… no de la jarra…- Mi corazón latía con fuerza mientras seguía el impulso de cerrar el espacio entre ambos uniendo mis labios lentamente con los suyos, suavemente primero, luego sucumbiendo a la necesidad de profundizarlo, de sentirle en un beso tan dulce que aceleró todos mis latidos y que terminó en una tormenta que me llenó de ese  fuerte sentimiento que sentía crecer a cada segundo. -Empieza a contarme adonde vas… quiero saberlo, de verdad... Me importa lo que te pase... Te quiero Niels...- 

Le entregué una hermosa sonrisa al volver a mirarlo, se me había ocurrido algo. –¿Sabes que aquí cerca hay una cascada? Una de las posaderas me ha hablado de ella, y dado que estás hecho un desastre y lleno de barro podrías lavarte un poco.- Mis pupilas dilatadas refulgían al mirarlo, la verdad es que quería bañarme en ella con él… pero no estaba segura de como pedírselo. -Yo… bueno… cuando nos conocimos… en realidad nunca llegamos a estar juntos en la cascada y me gustaría…- Inhalé profundamente antes de hablar atropelladamente. -Yo creo que… la noche se presta a poder darnos un chapuzón… ¿no?-

Me levanté con rapidez antes de que me respondiera. -Puedo ir por la comida de la que te hablé, prepararé una canasta y disfrutamos de ella al aire libre. ¿Qué dices?- No esperé a que me respondiera, salí disparada hacia la cocina como la más veloz de las saetas, y aunque transcurrió un rato antes de que regresara junto a él con la canasta ya lista en mi mano, el ofuscamiento en mi pecho para nada desaparecía, más bien se incrementaba al mirarlo. -¿Quieres ir?-



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Mar Oct 03, 2017 5:00 am

Me deje querer, sonreía embobado mirando sus pardos, mientras mis ojos se deslizaban hasta su boca relamiendome al sentir su aliento impactar en ellos.
Estábamos tan cerca que nuestros labios se buscaban y la risa de uno y otro moría presa de la pasión que nos sacudía en cada roce de nuestros cuerpos.
-Iremos a Irlanda, no tengo la intención de esconder la cabeza bajo tierra, soy u guerrero y conoceré a tu abuelo, conversaré con él de hombre a hombre -dije mientras sus dedos repasaban mis húmedos labios bañados de alcohol.

Mi boca atajó la distancia hasta la ajena, mi lengua atravesó su montañas, el pasó se abrió y nuestras lenguas cayeron en picado como águilas que juegan en el precipicio de los escarpados montes nevados.
Jadeé mirando sus brillantes ojos, mi deseo por ella aumentaba con cada mirada.
-Si, en el futuro, al parecer mataré a ese hechicero, así que pretende ya que no puede vencerme en ese instante acabar conmigo siendo un nonato. Lo mataré -susurré contra sus labios deslizando mis dedos por sus mejillas -estas demasiado buena como para dejar que nadie me separé de ti -bromeé guiñándole un ojo para quitar tensión al momento.

Me eché a reír cuando su boca presionó mis labios, quería beber y no de la jarra. Un beso húmedo, sentido que me arranco gruñidos mientras ella me atraía con sus dedos enredados en mi pelo.
Apenas sin aire nos mirábamos fijamente, lamí su boca con lascivia.
-Quiero que estemos a solas -le pedí dejandole muy claro que estaba mas que excitado por lo que ese beso me había removido en ese momento.
-Lo intentaré, no estoy acostumbrado a decir donde voy, de donde vengo -susurré contra su boca, pero tenme paciencia, te quiero y no puedo perderte Devon.

Su sonrisa se ensanchó logrando que mis labios se curvaran con picarda, decía que cerca había una cascada y que quizás podríamos.
No podía dejar de reírme, ella siempre era tan vergonzosa que para decirme si quería echar un polvo me ponía mil escusas, creo que leyó mi mente porque se puso roja y salio corriendo a por la cesta para irnos a dar ese codiciado baño.

Seguí bebiendo hasta que volvió, tiré de su cintura mordiendo su mentón, buscando su boca con mis piernas abiertas y ella entre ellas. Mi hombría golpeaba su vientre como un duro martillo decidido a forjar el mejor de los aceros valirios.
-Fui un gilipollas en la cascada, no tuve tacto, tu eras virgen y a mi no se me ocurrió otra cosa que decirte que solo iba a ser un polvo.
Dejé escapar la risa mirándola.
-¿y mírame ahora? Solo pienso en ti ¿me hechizaste tocándome la flauta? -bromeé con un doble sentido que me hizo llevarme un manotazo bien merecido.

Abrazados nos fuimos hacia la zona de bosque, la cesta bailaba entre sus dedos mientras nos reíamos los dos besándonos, buscándonos y encontrándonos.
Al final llegamos a las orillas de un pequeño lago Donde moría una enorme catarata de aguas vivas que cuando rompían dejaban una espuma blanca brava como nosotros mismos.

Busqué por la zona un trozo de madera que me hizo las veces de escudo, un palo fue mi improvisado acero y una corteza de árbol ligeramente curvada fue mi casco.
Devon me miraba con cara de no entender lo que hacia.
-Señor abuelo de Devon, vengo en mi caballo blanco a solicitar la mano de su nieta, me ha dado algo mas que la mano pero eso queda entre nosotros -dije guiñándole el ojo mientras ella se moría de la risa y yo mantenía mi semblante serio ejecutando la parodia de nuestras vida.

Clavé mi rodilla en el suelo de forma solemne bajando la cabeza en señal de respeto, se me calló el casco y de mis labios escapó un ups mientras lo recogía rápidamente volviéndomelo a colocar.
-¿que me dice señor? Soy un caballero aguerrido en la batalla y le daré nietos fuertes -dije mientras ella negaba entre risas.

Dejé caer toda la parafernalia al suelo y poniéndome en pie corrí hacia ella cogiéndola como un saco. Le di un par de azotes mientras gritaba y vestidos como íbamos nos metí dentro del agua buscando la cascada mientras ella gritaba por lo frías que estaban.
-¿que tal? ¿crees que me dirá que si? -bromeé bajándola despacio hasta quedar uno frente al otro mirándonos fijamente.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Vie Oct 20, 2017 12:54 am

Mi sonrisa se ensanchó de oreja a oreja cuando aceptó ir a la cascada. Tiró de mi hacia él haciéndome sentir su estoque contra mi vientre, el cual respondió encendiéndose, al igual que lo hacía mi rostro al percatarme de mis propias reacciones cuando estaba con él. Entrecerré los ojos pretendiendo pensar. -Aaahhh, tienes razón en eso… se podría decir que fuiste un gilipollas.-
 
Me eché a reir, pegando mi frente a la suya para sentirlo, poco a poco acercando nuestras bocas, extravié mi lengua en la suavidad de la suya, sintiéndome soñar con él. No habíamos tenido una noche como esta adonde estuviéramos tranquilos, donde pudiésemos pensar solo en el otro y ahora me sentía en el cielo, quería disfrutar de cada segundo en que pudiésemos estar así.

Lo abracé cuando comenzamos a andar por el camino, de vez en cuando las pequeñas hadas que nos seguían se dejaban ver, pero eran tan escurridizas que estaba segura de que se ocultaban de la vista de Niels, yo apenas alcanzaba a verlas con el rabillo del ojo y cuando miraba hacia ellas ya se habían esfumado para luego volver a aparecer.

Probablemente él no me creería si le revelaba que las hadas habían comenzado a aparecer desde aquella noche en la montaña y que estaban a favor de lo nuestro. De todas formas ni siquiera ellas me distraían de sus besos, me sentía tan dichosa que echaba a correr aún con mi mano en la suya, urgiéndolo a apresurarse.

Pronto llegamos a esa zona de la que me habían hablado, la cual me dejó maravillada. Las cataratas que descendían para fundirse con el lago eran una vista idílica y armoniosa. Me encantó descubrir el paraje, y me distraje colocando la cesta con comida sobre el césped y observando la espuma blanca que envolvía el ambiente en agradable humedad, como si nos estuviera invitando a sumergirnos bajo ella.

Cuando volteé a ver a Niels él estaba entretenido en hurgar a nuestro alrededor y recoger varios trozos de madera. Alcé una ceja. ¿Qué estaba haciendo? Lo miré con curiosidad y pronto aclaró mis dudas explicando que pensaba presentarse frente al rey de esa forma. Solté la carcajada negando con enfásis. -No, no.-

Lo cierto es que me pareció de lo más encantador verlo con su casco. -Aunque hay que admitir que has pensado en todo, no te faltó nada para armarte perfectamente.- Reí otra vez, es cierto que bromeábamos pero cuando lo veía así comenzaba a creer que podría presentarse frente a mi abuelo a hablarle de sus intenciones para conmigo.

-Creo que te gustaría mi tierra, me gustaría mucho enseñártela, que conocieras el reino y a su gente. Aquello por lo que luchamos, es de una belleza infinita.-
pensé algo soñadora, recordándolo todo. Llevaba a Irlanda y a Britania en la sangre que recorría mis venas, gracias a mis raíces y a la herencia que llevaba conmigo.

Niels corrió hacia mi sin darme la oportunidad de añadir más, provocando que lanzara un grito cuando me alzó sobre su hombro y me dio un par de palmadas antes de meternos así como íbamos en el agua. -¡Está fría!- Protesté pataleando, calada hasta los huesos mientras lo escuchaba reir al llevarnos a la cascada.

-Eso fue trampa.-
repliqué, cruzando los brazos frente a mi pecho en cuanto nos bajó. Lo miré bajo la cascada, observando como esta mojaba su cuerpo, como me miraba con el pelo húmedo y las gotas escurriendo sobre sus mejillas para morir en sus labios. -Yo.. ah… umm.- Intenté recomponerme mirando hacia un lado. No entendía por qué aún me ponía tan nerviosa el simple hecho de mirarlo pero era algo que me superaba.

-A mi abuelo tendrás que gustarle… tendrá que decir que si cuando se percate de lo que veo siempre que estás presente…- Volví mis pardos a la intensidad de sus esmeraldas y me acerqué, podía sentir su calor envolviéndome de manera que me olvidaba del frío, se expandía por mi cuerpo, y mi interior se sacudía al poder sentir los latidos de su pecho muy cerca del mio. -¿Ahora si me lo darás todo vikingo?- pregunté, llevando la palma de mi mano sobre su corazón para detenerla allí. 

Así en primer plano, bajo la cascada, sus rasgos me parecían más fuertes, tan atractivos que lograban que mi respiración se tornara irregular. Podía sentir su piel debajo de la camisa y sentir como se marcaban bajo la húmeda tela sus pectorales. Todo mi cuerpo tembló al tocarlo, provocando que el cielo se cargara de electricidad y que los cuervos regresaran para graznar en el cielo. -Yo si quiero dártelo todo.- confesé, sin dejar de mirarlo, colgada del hechizo que sentía entre ambos.



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Vie Oct 20, 2017 11:10 am

Mis ojos se deslizaron por sus labios, las gotas de agua morían en ellos y la necesidad de apurarlas era demasiado tentadora.
Alcé mis esmeraldas despacio, el pelo caía pegado enmarcando su rostro delicado, sus ojos eran dos estrellas caídas del cielo y no me costó demasiado darme cuenta de que la estaba admirando y no tocando, quizás porque hacia tiempo que ella había dejado de ser una de tantas para convertirse en la única mujer de mi vida.

Ladeé la sonrisa tirando de su cintura, mis labios se entreabrieron acogiendo su aliento que choco con una risa y una queja, pues tenia frio. Según ella había hecho trampas para arrastrarla al agua.
-En el amor y en la guerra todo vale pequeña -bromeé divertido atrapando su rostro entre mis manos y tirando de ella para acercarla contra mis labios.

Mi boca chocó con la ajena, el vaho blanquecino quedó preso de la respiración entrecortada de ambos.
Mi lengua se deslizó entre los labios ajenos encontrandose con su humedad cálida. Beso que se torno fuego, pasión, gruñíamos hambrientos de ese encuentro de linajes ancestrales, de promesas no pronunciadas pero sentidas en este momento.

Ladeé la sonrisa sin soltarla ante la intensidad de sus palabras, en sus ojos siempre leía verdad.
-Tu abuelo verá que soy un guerrero, soy mejor opción que cualquier parisino de esos que usan bastón en vez de acero -dije con aire engreído – conmigo tendría nietos fuertes que lucharan como antaño hizo tu padre, con un parisino tendrá a un cobarde de traje y bombin..

Sus dedos perfilaban mi mandíbula, mi risa chocaba contra su boca.
-¿vas a dármelo todo? -pregunté divertido arrastrando las palabras por lo guarro que me sonaba -yo quiero dártelo todo -dije ahora estallando en risas mientras ella me daba una palmada intuyendo por donde iba.

Hicimos el amor despacio, mirándonos los ojos de forma cómplice, entre caricias mientras la cascada nos mecía.
La hice mía como si fuera una imagen etérea capaz de desvanecerse en cualquier instante, no sabia si merecía a esa mujer perfecta que me estaba teniendo mas paciencia de la que un hombre como y merecía.
-Te quiero -gruñí contra su boca sacudiéndome dentro, ella con sus piernas aferradas a mi cintura prolongo esa sensación placentera de calor ardiente de placer intenso mientras sucumbíamos a besos profundos que nos convertían en únicos.

La saqué del agua, mis pieles la arroparon mientras buscaba el modo de prender una lumbre que nos secara, ella reía mirando como me movía rápido mojado y haciendo le payaso.
Acabamos sentados frente a la lumbre, sus ojos resplandecían en tonos anaranjados, mis dedos enlazados con los suyos, era evidente que mis sentimientos eran demasiado fuertes, aunque no supiera bien expresarlos.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Vie Oct 27, 2017 11:49 pm

Sonreía como una boba, mirándolo. Le rehuí a los pretendientes, a la palabra matrimonio durante mucho tiempo. No quería nada de eso cuando llegué a Paris. El vikingo le dio un giro a mi vida, se la seguía dando, incluso ahora bajo la cascada. Los cuervos granaban con más fuerza, los relámpagos no solo eran desatados en el cielo, chocaban unos con otros, como si fueran invocados desde puntos diferentes del firmamento.

Su mano me tomó de la cintura, reí al pegarse nuestros cuerpos. Él disipaba el frio, no era solo ternura lo que movía la manera en que acariciaba su barba ahora mojada por la espuma de la cascada que nos abrazaba, era más que ello, era la forma en la que él me había hecho descubrirme a mi misma, comprender que era capaz de sentir intensamente, de sentirme mujer, de despertar en mi un deseo que no conocí antes de él.

Mi mirada seguía el recorrido del agua sobre su piel mientras le escuchaba responder que era mejor candidato que un parisino simplón con sombrero de copa y bastón. Me eché a reir al escucharle. -El rey de Escocia tendrá que percatarse también de que es tu sangre la que complementa a la mía…- Sangre Pendragon y Cannif, la unión de esas dos casas, incluso el cielo con sus rugidos reafirmaba la trascendencia de su unión, del amor más puro. 

Las puntas de mis dedos dibujaron su rostro, los detalles de sus rasgos. Lo sentía algo sublime, poder tocarlo cuando tal hazaña debería de haberme estado vedada por su condición de viajero, porque una fuerza que sacudía mis entrañas me indicaba que rompía una regla intrínseca en el tiempo y espacio, pero no podía hacer otra cosa, estaba enamorada de él.

Le di un manotazo cuando bromeó diciendo que quería dármelo todo. No recordaba que me hubiera mirado de esa misma forma antes, había algo en sus esmeraldas, tanta intensidad esa noche que lograba remover muchos sentimientos distintos en mi interior.

Hicimos el amor completamente extasiados del otro, subyugada por él, por los besos que compartíamos, por la manera en que nuestras manos se deslizaban sobre la piel ajena, mientras el sonrojo teñía mi piel de carmín.

Mis piernas abrazadas en torno a su cintura, estremecida hasta la médula por nuestra unión, mis pechos se movían acompasados a mis caderas, me entregaba a él con una confianza absoluta, completamente perdida en la pasión que nos embargaba. Mi cuerpo se contraía, temblando bajo el roce de sus dedos sobre mi columna, mis labios se entreabrían para tomar aire antes de regresar a los suyos, perdida en sus besos de fuego, en el calor se irradiaba por todo mi cuerpo, jadeaba repitiendo su nombre.

Fueron esas dos palabras, aquel te quiero las que me indujeron a abrazarlo con fuerza, a alcanzar el placer más absoluto cuando con mi frente pegada a la suya el dibujo caliente del vaho de sus palabras contra mis labios me llenó de calidez. -Te quiero.- 

Sonreí ofreciéndole tibios besos mientras me llevaba de vuelta a la orilla. Me recosté de medio lado sobre sus pieles, siguiéndolo con la mirada, observando como se ocupaba de prender una hoguera para ambos, ignorando el frio que seguramente se adueñaba de su piel. Me di cuenta de que si ignoraba su propia incomodidad de esa forma, restándole importancia con sus bromas, era porque pensaba y se ocupaba de mi.

Tiré de él con premura cuando aparecieron las primeras flamas, envolviéndolo con el calor de mi cuerpo bajo las pieles. -Ahh, si que estás frio.- bromeé, el calor de la hoguera nos acogió con su abrazo, nuestras manos se entrelazaron y una sonrisa afloró en mis labios. -¿Vas a cuidarme así siempre?- 

Hablé entre caricias mutuas y besos suaves, al recordar lo que un día me dijo, la intensidad de mi mirada se hundió en sus esmeraldas. –¿Aún quieres encontrar el Valhalla pronto Niels?- Besé dulcemente los nudillos de su mano, una de guerrero forjado con la experiencia en batalla. Lo había visto luchar, la manera en que se desempeñaba frente al enemigo, era diestro, formidable, y si, había un deje de locura en la manera en que sajaba al oponente, pero… también se enfrentaba a ellos por mi, como lo hizo en la cena de compromiso de su primo…

-No quiero que lo hagas, quiero que te aferres a la vida, a mi…-
 Hice una pausa, en medio de la vorágine que a menudo resultaban últimamente nuestras vidas, tenía algo claro. -En la montaña… en la cueva con los huargos, en lo que sucedió en casa de Naitiri… me aferré a la vida, nunca lo deseé tanto, estar viva, poder ver esta sonrisa otra vez.- Mis dedos dibujaron sus labios, esa sonrisa que era la mayor de mis debilidades.

Suspiré, acariciando su castaño pelo, creo que lo que le decía procuraba expresar lo mucho que sentía por él. -Tuve una visión de tu tierra mientras hacíamos el amor la primera vez, me vi en ella contigo… en otro tiempo.- Continué mis caricias lentamente, quería eternizar nuestro tiempo juntos, las sensaciones y los sentimientos que aprendí a tener con él. -Se que suena fantasioso, pero estábamos juntos. Quiero conocer el norte, tu tierra, tanto como quiero que conozcas la mía.-

Me arrimé a él, buscando su calor, necesitada de su cariño. -También pienso en ti desde que me levanto hasta que me duermo… te tengo en mi mente todo el día y no soy tan feliz como cuando llega el momento en que vuelvo a verte. Prométeme, júrame que no irás al Valhalla pronto, que tu vida no será corta… júramelo.- insistí, necesitaba oírlo, necesitaba creerlo. 



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Dom Oct 29, 2017 10:01 am

Me dejé caer a su lado, la lumbre lamia nuestras pieles dotándolas de tonos anaranjados.
Sus pardos centelleaban ante el chisporroteo, era preciosa y no pude evitar mirarla como si fuera la misma diosa Freya.
Mis dedos se deslizaron por su piel, ella se quejaba de que estaba frio y entre risas me arropó pegándome a su cuerpo como si fuera un niño.

La punta de mi lengua perfiló sus labios, su belleza no conocía parangón, ella no era exuberante, no era quizás como las mujeres que estaba acostumbrado a frecuentar, pero era perfecta, preciosa y me volvía loco cada curva de su tez.
-Siempre he pensado que moriría pronto, quizás lo he anhelado y buscado sin éxito.
Me has visto luchar, lo doy todo y no guardo nada para el final, soy así y eso no cambiará.
Pero estoy enamorado de ti, no hay nada, ni nadie, incluidas las Valquirias que puedan arrancarme de añorar tras la batalla el vaivén de tus caderas.

Besé sus labios despacio, friccionando nuestra nariz, observando sus ojos.
-No puedo prometerte que me haré viejo a tu lado, peor si te prometo que haré lo posible porque eso pase.
Yo te quiero, te necesito en mi vida y aferrarme a ti es lo único que me mantiene cuerdo.
No he tenido suerte antes con el amor, lo sabes, ya te expliqué...ahora solo quiero esto, tu piel, tus abrazos y por supuesto que me montes una y otra vez.

Le di un azote en su trasero, lamí sus labios y me perdí en un beso tan rudo y profundo que arrasó con todo incluida con la cordura que pudiera quedar en nosotros mismos.
-¿Juntos? ¿en mis tierras? -pregunté ladeando mi sonrisa -quizás significa que lo nuestro va mas allá del espacio tiempo. Quiero que vengas, que conozcas a padre, a madre, que descubras la magia que mi hogar esconde y quiero que algún día me des hijos fuertes, mi linaje y el tuyo Pendragon en uno.

Nunca había hablado tan en serio en toda mi vida, yo era caótico, siempre de coña, pero esta vez quería que entendiera la importancia de lo que le decía.
-No voy a quedarme aquí, se que esa es la decisión que ha tomado Ubbe, la entiendo, la respeto pero yo libro una guerra, no voy a dejar sola a mi familia.
Por favor, ve conmigo, forma parte de mi vida, podremos viajar a tu tiempo, lo haremos juntos a través de portales, juro que no perderás el contacto con tu abuelo, pero no puedo establecer aquí mi residencia cuando allí la gente muere ¿lo entiendes?
Estoy enamorado de ti, pero no me des a elegir, pues el norte siempre ganara la batalla.

¡Por Odin estaba pidiéndole una vida! juntos, esperaba que fuera capaz de entender mis palabras, porque eran sinceras y en parte desesperadas.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Vie Nov 10, 2017 8:23 pm

Acostada de medio lado contemplé su rostro iluminado por los tonos naranja de la hoguera. Cada minuto a su lado sentía la necesidad de tocarlo, de cerciorarme de que realmente estaba allí. Era una boba que se creía que tenerlo a mi lado era demasiado y que por ende, él podía desaparecer. ¿A quién se le permite ser tan feliz con la presencia de alguien más?

La punta de su lengua dibujó mis labios y otra vez me perdí, me perdí en lo que hacía, en su sabor, en todo lo que era él, en sus esmeraldas profundas, en la forma en que brillaban al mirarme.

Mis manos dibujaban su pecho mientras las suyas acariciaban mi espalda, lo escuchaba con atención, quería que me prometiera que no buscaría el Valhalla pronto, que regresaría a mi ahora que nos habíamos encontrado como yo le buscaría a él. -Comprendo que eres un guerrero… y que llevas la batalla en la sangre, al igual que a tu tierra y tu familia, puedo entenderlo porque siento que también soy así, aunque me falte aprender… pero libraré las batallas que vengan a tu lado y te estaré esperando con el calor que pueda darte si vuelves a mi después de cada batalla.-

El besó mis labios y cerré mis ojos, gimiendo suavemente, adentrándome en su boca, sentía ese deseo dulce, tenaz, y mi necesidad de él me llenaba de temblores. Me apreté contra su cuerpo queriendo que esto nunca acabara, sentía vértigo al estar así con él. De verdad sentía que era sincero en todo lo que me decía, en la forma en que me miraba, como nadie me había mirado antes.

Volví a mirarlo a los ojos, escuchando cada palabra, con él me sentía cuidada, a salvo. -Te quiero y no sé que tan acertado es hacerlo, somos de mundos distintos, pero cuando estoy contigo eso no importa, todo desaparece, y solo quedas tú, solo tú, no veo nada más y solo tú me bastas.-

Me sorprendí al sentir su repentino azote y el calor me recorrió entera enrojeciendo furiosamente mis mejillas. -¡Niels!- Me eché a reir pero perdí la capacidad de seguir haciéndolo cuando su rostro se acercó al mio. Mis latidos se dispararon, mis manos subieron por su pecho para abrazarle al rodear con mis brazos su cuello, pegándome a su cuerpo para que nada nos separase, ni ahora ni después. Sus labios se fundieron con los mios, suaves y tibios, lanzaron torrentes de fuego por todo mi ser al besarme con intensidad creciente, quemándome, entregada a ese amor que sentía.

Respiraba muy agitada al escucharlo de nuevo, lo miré sorprendida, no esperaba sus siguientes palabras. -¿De verdad quieres presentarme a tus padres?- Se me hizo un nudo en la garganta, uno muy grueso, tanto que me impedía hablar. Me hablaba de tener hijos y mi corazón latía con fuerza, porque por primera vez ya no hablábamos solo del presente, ahora me hablaba del futuro y me hacía comprender que quería uno conmigo.

Mis ojos se sintieron húmedos, ni siquiera pensaba que íbamos muy rápido, aunque así fuera, ¿qué importaba si lo sentía todo muy real? -Algo me… me ha caído e-en el ojo.- fingí, pasando el dorso de mi mano por este y sintiendo mis dedos humedecerse al hacerlo.

-¿Estás seguro de todo lo que me dices?- Lo miré muy seria, él había tomado mucho pero ahora parecía estar muy sobrio, y en la manera en que me miraba solo veía sinceridad. -Yo quiero estar contigo.- Mi mirada vibraba otra vez, me decía que quería que fuera con él. Mi mano subió a su mejilla quedándose allí, su mirada era un mundo y me prometía uno nuestro, y eso quería yo, estar con él siempre, aunque sus últimas palabras me dejaron muda otra vez, me dijo que no le diera a elegir, que el norte siempre ganaría.

Pensé en Irlanda, pensé en mi familia, pensé en mis sueños desde niña, en mis deseos de ser una guerrera tan diestra como cualquier caballero de nuestra corte. En mis deseos de llevar en alto mi herencia, siempre pensé seguir ese camino, en defender nuestro reino. Llevaba a Irlanda tan metida en la piel como él llevaba a Noruega… ¿se podía sentir más viva y feliz que nunca y sentir una fractura a la vez?

Lo miré, supe que no podía separarme de él y comprendí lo que me estaba pidiendo. -Solo sé… que quiero estar adonde tú estés... no puedo dejarte.- Quería estar con él siempre, sentir el hechizo de sus esmeraldas, sentirme querida por él y entregarle mis sentimientos, que se olvidara de sus sinsabores del pasado, de ese amor que sintió y que le llenó de desazón y que supiera que el mio era real, y a la vez me daba cuenta de que necesitaba asimilar lo que me estaba diciendo, lo que iba a significar para mi. ¿Pero se podía realmente hacer eso? ¿Abrir portales? ¿Viajar al pasado? Algo en mi me decía que jugaríamos con fuego si hacíamos eso… -Necesito procesar todo…-



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Dom Nov 12, 2017 4:03 pm

Besé sus labios al sentir húmedos sus ojos, se que íbamos rápido, demasiado, pero yo nunca había tenido términos medios. Era fuego y hielo al mismo tiempo, según padre un vendaval caótico que arrasaba todo a su paso. Tenia que encontrar templanza, por mi bien y por el de aquellas personas que me querían y que no serian capaces de asumir mi perdida, nunca creí tanto en sus palabras como ahora. Hasta este momento y aun sabiendo que mi familia me quería, no sentía que la vida de alguien de un modo extraño se vinculaba de esa manera a la mía.
-No quiero ir al Valhalla Devon, bueno, si, algún día, pero no ahora. Quiero volver cada día a nuestro lecho -creo que esas palabras fueron tan relevantes como la mirada que usé para confesarlas.

Se que no le gustó lo que dije, que el norte siempre ganaría la batalla ante cualquiera y entiendo que era muy difícil asumir mis palabras.
-No quiero decir Devon que voy a obligarte a abandonar tus tierras. Tus guerras serán las mías, las lucharé, pero no puedo abandonar a mi gente ¿Lo entiendes? El norte es devastado por Randulf y te aseguro que no voy a abandonar a los míos.

Sus palabras me dejaron claro que ella necesitaba pensarlo, lo entendía, nadie cometía la locura de decir que si sin antes meditar profundamente los pros y los contras. Devon parecía lo suficiente sensata como para hacerlo.
No solo le pedía que cambiara de residencia, si no de tiempo. Me hubiera gustado decirle como Ubbe a Naitiri que seria yo quien se quedaría y que viajaríamos al norte en ocasiones, pero si hubiera hecho eso, esto nunca funcionaria.
El norte corría por mis venas, si me establecía en otro lugar mi corazón se extinguiría.
Podría viajar sin problemas, incluso residir en épocas de calma allá donde Devon me llevara, pero no podía pormeterle una eternidad en su hogar si eso suponía abandonar el mio.
-Tranquila, entenderé aquello que decidas -aseguré rozando sus labios con los míos.

No quería hablar de eso, había pasado mi vida así con Lakme, jugando al escondite, ella se largaba cuando lo nuestro tomaba color, forma y volvía justo antes de que la olvidara.
Nunca pude tener una relación seria, viví algo toxico posiblemente para ambos y ahora no quería repetir la hazaña con Devon.
Me había decidido a intentarlo, intentarlo de verdad y desde que estábamos juntos, desde que le había dado mi palabra de que lo intentaría lo había cumplido.
-¿Vamos a casa? Juntos -susurré acariciando su rostro, apartando esos mechones rebeldes y negros que enmarcaban sus perfectas facciones.
Tenia suerte de tenerla junto a mi y no se como podría asumir que como Lakme, saliera corriendo antes de que esto tomara forma.
Dejé escapar el aire, mi gesto se torno mas sombrío, no quería pensar en eso.
-Vamonos Devon, estoy cansado.










Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Devon Pendragon el Jue Nov 16, 2017 11:51 pm

El camino de regreso a casa esa noche fue muy silencioso. Mantenía mi mano en la de Niels sin querer dejarla ir pero ninguno de los dos dijo mucho, lo cual al final del camino me causó dezasón. Llegamos a la posada y descansamos juntos en el lecho, no estaba muy segura de como interpretar el cambio en su estado de ánimo y tener tanto en que pensar no ayudaba tampoco. Me arrimé a él para rodearlo con mis brazos, esperanzada de que al día siguiente todo estuviera más claro, no podía ya dormir sin su calor, sin sentirlo conmigo.

A la mañana siguiente Niels salió temprano a verse con sus primos, por mi parte bajé a la cocina a ayudar a las posaderas. La amistad que tenía con las hermanas y sus constantes bromas al menos servían para distraerme aunque no por ello dejaba de pensar en él, inquietándome a medida que transcurrían las horas.

Ya había avanzado la tarde cuando regresé a la habitación. La recorrí con la mirada, sin ni siquiera esforzarme podía ver a Niels en cada rincón, sentado en la silla aferrándome de la cintura, de pie pensativo frente a la ventana antes de percibir mi presencia y voltear a verme con la sonrisa ladeada que siempre lograba que mi corazón se saltara un latido, o en la cama, desnudándome el alma con sus intensas esmeraldas antes de atraerme hacia él.

Caminé hacia el escritorio y me dejé caer en la silla frente a este, meditando. Las haditas no tardaron en llegar, colándose por la ventana, percibían mi estado de ánimo dando vueltas a mi alrededor. Una de ellas se detuvo en la mesa, acercándose para mirarme con sus ojos rasgados y con aire preocupado. Otra me miraba con aire acusador, simpatizando con Niels. 

-Sabéis que lo quiero, no pensé que se podía querer así, en tan poco tiempo, pero en todos mis años de vida nunca sentí nada por nadie que se pudiera asemejar a lo que siento por él…-
Me percataba de ello a medida que lo iba diciendo en voz alta. 

-Quiero a Irlanda y a mi familia, es parte de mi… pero por el siento algo completamente diferente a cualquier cosa que sentí antes, es… lo más fuerte y real que me ha pasado.-
 

Suspiré, abriendo una de las gavetas del lado derecho del escritorio. De allí saque una cajita que hice girar en mis manos. -Hoy iba a darle esto… lo compré para él ayer por la mañana…- La detuve antes de abrirla con mi pulgar e índice para observar el contenido, pensando este y en por qué había querido regalárselo. -Es solo que sus palabras no dejan de dar vueltas en mi mente. Que el norte siempre ganaría… por encima de cualquier cosa… de mi.-

Mi mirada brilló algo húmeda. Si, quería a Irlanda, pero por él… por él podía… si él me quería… ir con él, adonde quiera que él fuese.

En ese momento el viento sopló fuerte, azotando una de las ventanas, un par de hadas entraron alarmadas y comenzaron a tirar de mi ropa. Comprendí en seguida que era lo que me estaban diciendo.

Rápidamente cogí un trozo de papel para dejar una nota a Niels. Tomé mi espada y desaparecí corriendo al bajar las escaleras. Atravesé el patio posterior con el corazón galopando a toda velocidad en mi pecho, nunca corrí más rápido en toda mi vida. Sin dejar de correr me perdí en la distancia para adentrarme en el bosque que se extendía ante la vista detrás del terreno de la taberna.

La nota decía:

Niels, 

He recibido noticias del hechicero que te amenaza. Estoy segura de que se trata de él, le han visto en el bosque, más allá de los almendros que se extienden hacia el sur, por detrás de la cascada... Voy a seguirle… no puedo esperar. Espero leas esta nota… procuraré dejarte un rastro visible.



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Vie Nov 17, 2017 5:24 am

Durante todo el día mi cabeza había dado vueltas a lo mismo, mis hermanos me encontraban ausente aunque me esforcé en simular que todo iba bien y emitir esas típicas bromas tan características en mi.
Devon como toda mujer quería una vida distinta a la que yo le podía ofrecer, no mentí, al menos eso si lo merecía, yo nunca me quedaría en París, ni podría establecer mi hogar en sus tierras, no porque Irlanda no fuera un buen lugar donde vivir, si no porque yo llevaba el norte corriendo por mis venas, porque allí me necesitaban y nunca seria capaz de abandonar a su suerte a mi familia.
Nací para la batalla, siempre tuve claro que no cometería los errores de padre, él se caso con una mujer que no amaba esas tierras y al final todo acabó en desastre.
Mi madre era una gran mujer, yo tenia gran parte de su endiablado carácter, pero el norte era mi hogar para siempre y nada ni nadie pesaría mas.

Amaba a Devon, esa era la mas profunda de las verdades, con ella me veía una vida, incluso había dejado de hacer con otras el tonto, le era fiel y no había otra mujer en la que pudiera pensar si no era en su risa, su olor, su pelo y el roce de su piel, pero sabia que al fina, si cedía y me iba con ella olvidando Noruega acabaría odiándola y echándoselo en cara.

Entrada la tarde regresé a casa con un ristre de conejos cazados para que fueran cocinados, aquella noche la cena cargaría de mi cuenta.
Era lo mínimo que podía hacer por esa gente que nos trataba tan sumamente bien y con los que habíamos entablado cierta amistad quedándonos a morar en su familiar hostal.
Dejé las piezas en la cocina y con mi habitual ladeada sonrisa subí a buscar a Devon.
Iba lleno de mugre, tenia ganas de relajarme en la tina con ella, hablar de lo que pasó la noche anterior, quizás si le explicaba la historia de mis padres fuera capaz de ponerse en mi piel y entender mi rotundidad.
La quería y si había dado la sensación de lo contrario, se equivocaba.

Al abrir la puerta la busqué con la mirada, enarqué una ceja al no dar con ella, prenuncié su nombre por si estaba en el baño, mas no hubo respuesta, la nota del escritorio me puso tenso, antes de abrirla cerré los ojos, como si pudiera sin fijarme en los trazos descubrir lo que contenían.
Un adiós, lo he intentado pero contigo una relación es imposible.
La hubiera arrugado, me hubiera ido a beber a la taberna y me hubiera perdido entre tantas piernas como se me hubiera permitido, mas no se bien porque bajé la mirada y leí.
-Joder- rugí dejando caer la hoja y saliendo a toda velocidad por la puerta rumbo al bosque.

Tomé el espectro, el cuerpo de este se tensaba bajo mi cuerpo, al galope alzaba la tierra húmeda mientras ambos respirábamos entre jadeos.
-¡Devon! -rugí al llegar a la cascada.
Mi voz retumbaba en el lugar, ronca, plagada de ira y de rabia, ella no estaba preparada para enfrentar sola a aquel ser.
-¡Devon! -rugí desesperado buscando algún rastro que me llevara a la mujer que amaba.








Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 135
Puntos : 134
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new song [privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.