Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Una decisión valiente.{priv}

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Jue Ago 17, 2017 4:50 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Es la continuación de este tema : http://www.victorianvampires.com/t39817p25-la-joven-de-la-perla-priv-sirius#416841


————————————— ~oOo~ —————————————


Cinco minutos y una decisión valiente. Eso es todo cuanto necesitaba para llevar a cabo su plan. Habían pasado varias noches desde lo de la Ópera y a esas alturas Sirius se habría ido ya a su tierra. Elaine regresó al puente sobre el Sena y sujetó entre sus dedos el pequeño candado que anudó el brujo en el barrote. Era una promesa y tenía que cumplirla.

Pero las cosas habían cambiado. Se había descontrolado y allí no contaba con la manada Landvik para protegerla. Había tenido que recurrir a los Paine, que afortunadamente eran conocidos, porque su madre había trabajado para su alfa durante una temporada, habían vivido con ellos y la había acogido como si fuera de su propia manada. Sabía que su madre preferiría que regresase a Oltenia o que se quedase en París como había dicho, pero si no les contaba la verdad, sería peor. Suspiró y se sentó a escribir la carta.

Queridos padre y madre,

Antes que nada, quiero deciros que estoy bien. París es muy distinto de cómo lo recordaba, menos gris y más vivo. Tengo que explicaros algo que ha pasado y que sé que os disgustará, pero no quiero guardar secretos con vosotros.

Fui a la Opera con el objetivo de conocer al barón d'Entourage. Sé lo que estarás pensando ahora mismo, madre, y no debes preocuparte, he aprendido la lección. Es un mal hombre, pude comprobarlo por mi misma, necesitaba hacerlo... y ya está, he cerrado ese capítulo de mi vida. Siento deciros que me descontrolé y provoqué un incidente. Ya está arreglado, y al menos tuve la suficiente sensatez para ir a pedir ayuda y asilo a la manada de los Paine, que se han portado conmigo de forma ejemplar. Pero fue Sirius Cannif quien consiguió arreglar el entuerto. Es el hijo de Conde Cannif, se ha portado muy bien conmigo, me ha ayudado en todo y me ha invitado a visitarlo en sus tierras noruegas.

Probablemente cuando os llegue esta carta ya estaré allí, porque no voy a esperar permiso, y sé que debería. Pero no puedo quedarme en París, todo mi ser me grita que vaya a buscar al barón y acabe lo que no pude hacer esa noche, y no quiero manchar mis manos con la sangre de mi padre. Necesito tomar un poco de distancia. Sirius me dijo que en Noruega hay bosques, que allí los lobos no estamos mal mirados...creo que me vendrá bien un poco de aire fresco. Y me dijo que si es necesario, él mismo me escoltaría hasta Rumanía.

Espero que no lo sea, si empizo a suponerles un problema a esa gente, yo misma volveré las grupas y regresaré a casa.

Siento decepcionaros con mis palabras, tengo la determinación de ser más fuerte y de aprender un poco más sobre mi control. Confiad en mi, os lo pido, porque sólo podré aprender cuando me enfrente a mis propios demonios. Sé que me protegéis porque me queréis, pero si no lucho yo misma mis batallas no podré vencerlas.

Un abrazo, os echo de menos,

Elaine.


Dobló el papel, lo metió en el sobre, lo mandó y se plantó con su maleta en el puerto de Le Havre, pasaje en mano, rumbo a Bergen. Avisó por carta de su visita, a fin de cuentas era una visita "oficial" entre miembros de la nobleza, la margen de que extraoficialemnte ella también era "princesa".




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Vie Ago 25, 2017 11:23 am

Me eché a reír lanzándome hacia atrás quedando tumbado sobre el heno y mirando el sol y sus haces de luz naranjas.
-Lo se, soy todo un caballero -apunté entre carcajadas.
Vale la proposición había sonado algo chunga, peor a ver, estaba al nivel sin duda de la suya, asi que no se quien de los dos había sido mas bárbaro y descabellado en esto.

Los dos nos lo pasábamos bien, así que la verdad es que dudaba mucho de que acabara resultandonos incomodo a ninguno.
-Si te conviertes en licantropo no saldré corriendo, pero por Odin que no te voy a besar, si lo hiciera mi hermano se mofaría de mi tendencia hacia la zoofilia toda la vida -apunté sin poder dejar de reírme, así que intentamos mantener los rayos y las bestias lejos de este entramado.

Así cerramos la promesa de una noche de verano haciendo el idiota juntos en la cabaña de un ermitaño y cada uno se fue por su lado.
Yo tenia ciertas obligaciones que cumplir y ella también porque mi padre la llamó para que subiera al despacho, al parecer tenían que hablar de algo.
Sabia que padre no pondría ningún problema en acompañarla, pero había una aldea cercana a los que un dique se les había roto, estaban teniendo serios problemas con el agua y yo era bastante capaz para ayudar a controlarla.
Ubbe, Hakon y Niels ayudarían a los hombres a reconstruir el dique, así que partí con mis hermanos, posiblemente tendríamos trabajo hasta el ocaso.


En el despacho: (Hör Cannif)

Elaine parecía una buena chica y no me había pasado desapercibido el modo en el que se relacionaba con mi hijo Sirius, francamente nunca fui de los que se metió en las relaciones de sus hijos, no era mi cometido, ademas confiaba en su criterio, si lo tenían para derramar su sangre en el campo de batalla, nadie era yo para decirles con quien debían acostarse, pero en este caso admito que tenia cierto resquemor.
Ella era la hija de Landvik, el rey de Rumanía, si algo iba al muchas eran las explicaciones que tendría que dar a su padre y aunque parecía un hombre “sensato” todos lo eramos hasta que nos tocaban lo que amábamos.

No la hice venir para hablar de eso, si no de lo que me dijo el viejo lobo. Bien era cierto que el señor Landvik podría sin duda interceder por los humanos en ese cónclave, el era un lobo, uno que había unido varias manadas bajo su control, era un hombre capaz de instaurar la paz en estos tiempos difíciles y si bien yo podía ser un “ dios” para los norteños, el representaba lo mismo para su especie.

No sabia bien si la petición de su hija bastaría para hacerlo venir, desatender los problemas que de seguro tendría en su país e interceder en el norte.
Claro que según lo que había oído, el señor Landvik nació en nuestros bosques, su apellido corroboraba este echo y aunque se crio en Italia y ahora reinaba en Rumanía de seguro querría que su lugar de origen marchara como era debido.
Ademas tenia un “hijo” este algún día de seguro reclamaría lo que era suyo, las manadas del norte podrían aunarse bajo su mano, era cuestión de perspectiva y tenerlo de mi lado era una inteligente jugada.
-Elaine, necesito que escribas a tu padre y le pidas que asista a un cónclave que en varias lunas va a celebrarse. Mi hogar por desgracia esta en guerra, se que lo sabes pues tu misma viste lo que le esta haciendo a los tuyos Randulf.
Las manadas se desquebrajan y quizás la figura de tu padre podría aunarlas -mi petición era fácil y clara, no me ande por las ramas.

….........................................................................................................................................

Sirius:

Regresé con mis hermanos, habíamos tenido un día duro de trabajo pero por suerte, habíamos terminado a tiempo de que el agua causara grandes daños en al aldea.
Tras la cena en palacio en la que todos devoramos toda la carne a la brasa dándonos zarpazos ante la mirada de padre que enarcaba una ceja recordándonos que una princesa se sentaba a nuestra mesa, la loba y yo nos pusimos en marcha rumbo a la cabaña.
-Ahora hay que coger turno -dije riéndome mientras esta me miraba con cierta picardia.
Nos adentramos en el bosque cruzando sus lindes y tras seguir uno de los senderos marcados y cruzar un pequeño riachuelo oque desembocaba en el mar llegamos a una pequeña cabaña, algo descuidada pues llevaba un año inhabitada.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Vie Ago 25, 2017 1:20 pm

Elaine escuchó al conde, le preguntó sobre la situación del reino y éste le contó lo que estaba sucediendo, le contó como acabaron una vez con la fortaleza del Maëlstrom con una única incursión y lo que hallaron en aquellos sótanos. La muchacha se horrorizó, lo que les hacían a los suyos para usarlos como armas era terrible, no podían permitir que eso sucediera, tenían que salvar de ese aciago destino a jóvenes como Gunnar, como ella misma.

De inmediato le escribió a Damon, con urgencia, la carta debía partir para que éste pudiera llegar al Conclave cinco días después.

Querido padre,

seguramente tu carta regañándome por haber venido al norte sin permiso llegue después de que salga esta, pero sin recibirla, acepto tus regaños y prometo intentar no ser tan impulsiva la próxima vez.

El motivo de esta nueva carta es urgente. Salvé a un licántropo de unos cazadores, fue casualidad, nos encontrábamos en la fiesta de la cosecha y lo escuché aullar pidiendo ayuda. Aquí los están cazando para que los esbirros del rey Rannulf los conviertan en aberraciones, en mosntruos salvajes y deformes que lanza contra los ejércitos que aun le plantan cara. Su manada me reconoció de inmediato como una de los suyos y me ofrecieron su protección mientras esté aquí. Van a organizar un gran Cónclave Licántropo en 5 días. Necesitan que las manadas se unan y peleen como hermanos contra el enemigo que nos caza y nos deja en manos de brujos sin escrúpulos.

Por favor, padre. Acude a este Cónclave con el Conde Cannif, habla con ellos, te escucharán, tu nombre aquí es de sobra conocido. Si alguien puede unir a los lobos bajo una misma bandera ese eres tú. Ya sé que no debo meterme en política, que eso es cosa tuya... pero no podía quedarme al margen de esto, lo siento en mi interior. No puedo quedarme sin hacer nada viendo como casi matan a un crío delante mis narices...un crío que podría ser Lobbo o yo misma hace unos años.

Honor. Deber. País. Eso es lo que me has inculcado, ese es el legado que me intentas transmitir, y yo no puedo hacer honor a mi condición si giro la cara delante de este holocausto.

Por favor padre, ven pronto.

Elaine.


La carta partió con el correo urgente, tendría que ser entregada a Damon en las próximas 24 horas, calbagarían sin descanso para que el rey pudiera organizarse en un día y partir hacia Noruega. Los segundos eran vitales, y a la carta de Elaine acompañaba otra del conde Cannif explicándole algunos pormenores detallados para que si decidía aparecer, no le pillasen por sorpresa.

La tarde avanzó y cuando se quiso dar cuenta ya era la hora de cenar, acudiría al gran comedor después de pasar por su cuarto a cambiarse, aún llevaba el atuendo con el que entrenó por la mañana y quería darse un baño. En el pasillo casi se chocó de frente con Jannicke, que al parecer la estaba esperando.

disculpa!... no te había visto...— la norteña la sujetó del brazo para que no se fuera de morros al suelo.
Creo que no nos hemos presentado y empezamos con mal pie. Me llamo Jannicke Olsen, soy la hija del maestro armero de los Cannif.
oh, vaya... por eso llevas una espada tan bonita.— señaló el arma que llevaba al cinto, realmente bien trabajada y repujada.— yo soy Elaine.
Lo sé. Sólo quiero firmar la paz contigo, me gusta Sirius, pero veo que no tengo posibilidades con él, sólo te mira a ti.— Elaine abrió muchos los ojos, vale, eso tenía algo de verdad pero dicho en la boca de otra persona, sonaba peor.
ehm... yo no...
déjalo, aquí en el norte no hay excusas ni tonterías. Si él no quiere, no puedo obligarlo. Es tuyo. ¿Paz?.— Elaine asintió aunque dudaba que fuera "suyo". Jannicke sacó una petaca de su cinto y le dio un trago, pasándoselo después a Elaine.— bebe. así se zanjan las cuestiones en nuestra cultura. La otra opcion es con sangre...

La loba bebió del licor de la petaca que le supo a rayos, pero a saber de qué mierdas estaba destilado. Iba a decirle algo a la rubia pero ésta directamente se fue, dejándola en mitad del pasillo algo alucinada. Se encogió de hombros, a fin de cuentas las cosas por allí eran distintas y al parecer la muchacha había hecho ese gesto como buena voluntad.

Se dio el baño, bajó a cenar y al terminar la escandalosa cena salió con Sirius al exterior, en teoría a dar un paseo, pero el paseo los llevó hasta la derringlada cabaña del ermitaño. Elaine le hizo una mueca al brujo.

es peor de lo que imaginaba... quizás deberías hacer que llueva pero dentro, asi se lavará un poco todo ese polvo. ¿Encendemos el fuego al menos?

Cogieron un poco de madera y prendieron la lumbre, que al menos le daba un aire más acogedor, se sentó sobre la única cama que había en aquella pequeña estancia, de cara al fuego y esperó que se sentara a su lado. Cuando lo hizo observó sus profundos ojos azules y pensaba que causarían como siempre ese efecto tranquilizador en ella, pero recordó el momento junto a la hoguera y se le removió algo internamente.

Bien pues...¿preparado? pfff... vale, ahora soy yo la que está un poco nerviosa. Pensaba que sería como el entrenamiento de esta mañana pero... es muy distinto.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Vie Ago 25, 2017 4:00 pm

Elaine prendió la lumbre con la yesca y el pedernal que llevaba en el cinto, ciertamente admitía que estaba algo nervioso, a ver, no era la primera vez que besaba a una mujer, pero...ella me atraía bastante y …
Sacudí la cabeza alejando esos pensamientos cuando la loba se dio la vuelta para enfrentar mis azules, una media sonrisa de autosuficiencia se pintó en mi cara, supongo que era el modo de proteger mi hombría.
Las luces naranjas de la hoguera bailaban regalándonos luces y sombras constantes, creando cierta atmósfera.

Nos sentamos de frente, mirándonos fijamente, me relamí los labios cuando bajé la mirada hacia los ajenos, ella alegaba estar nerviosa por eso y yo guardé silencio sin despegar mis ojos de cada palabra pronunciada por estos.
Empujé un poco mas hacia ella mi cuerpo, acortando la distancia que quedaba entre ambos en el lecho.
Miré sus pardos dejando escapar un “voy” mientras guiaba mi torso hacia ella devolviendo la atención a su boca si es que algún día la perdió.

Nuestro aliento choco errático, el aire que quedaba entre ambos se torno cálido, pesado por el choque de las respiraciones.
Primero fue una caricia, lenta, apenas un roce, después una ligera presión a sus labios, despacio, nuestras respiraciones acompasadas iban acelerando el ritmo de nuestros cuerpos, que ahora cedían ante el beso acortando mas la distancia.

Entreabrí la boca cerrando los ojos, su lengua furtiva llamó a la mía haciéndome cosquillas al cruzar mis labios, un jadeo escapó de mi garganta, mi mano sobrevoló la distancia que la separaba de su nuca atrayendola mas, el beso se torno rudo, intenso, nuestras lenguas bailaban dentro y fuera de nuestras bocas.
Si esto empezó siendo un entrenamiento, lo había olvidado.
Gruñí atrayendola mas contra mi, su cuerpo se alzó del lecho, mi mano se coló por debajo de su camisola sin dejar ni por un instante de besarla, su piel era ardiente como las fraguas del norte, gruñí excitado, fue entonces cuando me percaté que la lluvia golpeaba enérgica las ventanas. Me detuve un instante intentando controlarme, los truenos, los relámpagos teñían de tonos naranjas la sala, mi respiración errática golpeaba sus labios mojados, nuestra frente apoyada en la del otro.
-No puedo seguir -aseguré consciente de que estaba descontrolandome bastante, tenia ganas de mucho mas que de besarla en ese preciso instante.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Vie Ago 25, 2017 6:05 pm

Con un "voy" se acercó a sus labios y el tiempo se detuvo, marcando los segundos muertos a base de latidos desbocados. Rozándolos primero, acariciándolos después. Si aquello era un entrenamiento, ojalá todas las horas que ella había entrenado y seguiría entrenando fueran así de placenteras. El beso se tornó más intenso, sus bocas se buscaban hambrientas, colocó su mano en la mejilla de Sirius y de pronto se detuvo. Afuera estaba lloviendo a mares, respiró para recuperar el aliento y le sonrió. Elevó la mano para acariciar su mejilla.

Tranquilo, tómate tu tiempo. No va a salir a la primera, ya sabes, es como con la espada. Cuanto más cómodo estés, más podrás progresar.

Al menos con ella tenía cero presión, no estaba allí porque deseara un empotre profesional, no tenia que demostrarle nada, simplemente estaba a gusto con él y aceptaría lo que pudiera darle, sin más.

Se levantó y se subió a la cama para poder colocarse detrás de Sirius, se sentó tras él abriendo las piernas y cruzándolas rodeando su cintura y abrazándolo. Apoyó la cabeza en su hombro, con lo cual se quedaba cerca de su oreja. Le dio un beso en el cuello y le susurró.

yo estoy bien así...podemos relajarnos un rato de esta forma.

Probablemente Sirius estaba falto de abrazos y besos, había crecido sin su madre aunque hubiera tenido sustitutas de la misma, no era igual. Bien lo sabía ella que habia crecido sin padre hasta los nueve años. Algo le decía que cuando estuviera realmente cómodo, relajado, aunque su cuerpo enviara las señales, su mente que era la que controlaba la magia, sería capaz de permanecer tranquila. No había prisa, era cuestión de paciencia y no rendirse.

me gustan tus besos. Tú no podrás decir lo mismo de mi en luna llena.— Sonrió divertida, aligerando el ambiente y cuando notó que Sirius también se relajaba y sonreía acarició su barba de dos días, con las yemas de los dedos empujó su mentón hacia ella y buscó sus labios de nuevo. Primero lento, suave, como antes, después con un poco más de insistencia exploró cada rincón de su boca, marcando un ritmo pausado, como el que no tiene prisa ninguna y sólo busca disfrutar de ese momento en paricular.

Notó cierto sabor ferroso en la lengua. ¿Se la había mordido sin querer? Sirius también lo notó y despegaron sus labios unos segundos, entonces lo notó: la sangre salía de su fosa nasal derecha. Se llevó los dedos allí y lo comprobó.

pero qué...?

Soltó a Sirius y se incorporó bajando de la cama, en busca de un paño o algo para limpiarse la sangre cuando le sobrevino el primer síntoma. Se llevó las manos a la boca de la cual salió un gemido de dolor y unas gotitas de sangre. Vale, eran los colmillos... a veces pasaba, sería el momento que habría aumentado su nivel de adrenalina en sangre.

"Croock." Auch. Elaine se dobló hacía atrás con otro gemido de dolor. ¡Mierda! ¿qué estaba pasando? se le había roto o desencajado algun hueso de la espalda. ¿Estaba cambiando? eso era imposible!! no era luna llena.

Sirius...— siseó, porque con los colmillos no podía hablar bien.— Sirius no sé que me está pasando....— Otro "Crock" y otro hueso fuera del sitio. Su vestido se había deformado por la parte trasera. Una retahíla de crujidos la doblaron de tal forma que tuvo que hincar las rodillas en el suelo y un grito desgarrador salió de su garganta.

Sirius vete!!!! corre!!! estoy cambiando, vete por favor, ponte a salvo!!!

El brujo tenía que salir de allí y rápido, porque cuando la bestia tomara el control, no reconocería amigos ni enemigos. Elaine estaba aterrada, nunca había cambiado sin ser luna llena ¿qué le estaba pasando? Los crujidos se intensificaron y el pelo comenzó a poblar su blanca piel, el lobo estaba tomando las riendas y nada podía hacer ella para revertirlo, no estaba nerviosa, apenas un poco, pero la noche anterior en el ataque sufrió más tensión y no le salió ni un pelo. Cuando se completó la transformación veinte minutos después, la ropa estaba reventada en el suelo y la ventana de la cabaña sufrió el mismo destino, la bestia salió al bosque aullando, con un largo y quejumbroso aullido.

La manada de Thorsteinn escuchó la llamada de auxilio, pero no podía ser, no era luna llena, no debería haber ningún licántropo corriendo por el bosque en forma de bestia. Aún así, se organizaron y fueron en su búsqueda, pero no eran los únicos. Los cazadores de Rannulf estaban también avisados y rastreaban la zona.

La bestia, de ojos amarillos y fauces feroces corrió por la espesura, sus garras arañaron algunos troncos dejando la señal de su paso por allí. Un conejo que se cruzó en su camino sufrió la desventura de ser destripado y mordido con saña. El monstruo olfateaba, confundido por no tener una luna llena en el cielo, a ratos se detenía, quedándose quieto, dejando que Elaine emergiese en su consciencia pidiéndole que se detuviera. El crujido de una rama la alertó y la bestia de nuevo tomó el control, corrió hacia el ruido, con los labios retraidos y los colmillos sanguinolentos bien visibles, las garras prestas a destripar y las orejas hacia atrás.

Allí estaban los cazadores de Rannulf, iban armados con ballestas, redes de gladiador, tridentes y picas. Mejor no acercarse a la bestia, porque si te enganchaba estabas muerto. Le echaron la red encima para bloquerla y la garou se revolvió furiosa lanzando zarpazos sin ton ni son.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Sáb Ago 26, 2017 12:45 pm

Sentí sus dedos acariciar mi rostro, de normal cuando cuando sto pasaba me iba sin mas, me daba vergüenza manejar la situación cuando entre mis manos tenia una mujer excitada que me pedía mas y yo como si fuera un adolescente no podía pasar de unos besos y unas tontas caricias.
Elaine sonrió contra mis labios interponiendo un poco de distancia para dejarme respirar, me dijo que lo entendía, que me relajara, no había prisa y que como con la espada, solo habíamos venido a entrenar.
Asentí aun con la respiración errática, mis ojos ahora brillaban en tonos naranjas, veía como se formaban en el cielo los rayos, los relámpagos, las nueves negras que cubrían a la dama plateada, dejé escapar el aire lentamente, el viento azotaba furioso el ventanal empujando a las gotas de lluvia hacia el cristal de forma violenta.

Elaine se alzó del lecho y caminó unos pasos antes de subir de nuevo, esta vez colcandose a mi espalda, cerré los ojos de nuevo, sentía sus caricias, lentas, apenas eran un susurró para que me calmara y ciertamente lo lograba.
Su cabeza se apoyó en mi hombro, escuchaba sus palabras susurradas contra mi oído, dejó un beso tibio en mi cuello.
Yo seguía en silencio, me sentía bien así, quieto mientras mi respiración iba calmándose.
-No tratas de decirme que esto lo vamos a practicar también en luna llena ¿verdad? -pregunte cuando el ambiente se fue haciendo mas distendido -tu no querías mis besos, querías un sparring para tu trasformación -bromeé de nuevo sintiendo las caricias de la loba en mi barba.

Tiró de mi mentón con suavidad, por encima del hombro nuestros alientos se encontraron presagiando el inminente choque de nuestros labios, lenta su legua se adentro en mi boca, acariciando la ajena, sin prisa, apenas una tregua que iba cogiendo forma entre jadeos.
Mi lengua se animo a salir a su encuentro, saqueé con hambruna la ajena, llevando mi mano a su nuca mientras giraba el tronco para profundizar mas en el beso.

El sabor ferroso en su lengua me hizo detenerse, sangre, pero...¿por que?
La miré relamiendo mis labios, sangraba por la nariz, mas lo peor no fue eso ,si no que los colmillos empezaron a crecerle, podía ver la desesperación en sus ojos, como si no entendiera que era exactamente lo que pasaba.
-Elaine, mírame -le pedí -tienes que relajarte -susurré acariciando su rostro con mis manos en busca del auto-control que la parecer nos faltaba a los dos.

Su grito de “corre” me dejó claro que nada podía hacer, se estaba trasformando ante mis ojos, su cuerpo cedió sobre el lecho, observé como los huesos se le partían, como se quebraba por le dolor y como su cuerpo se llenaba de pelo por completo, de nada valieron mis intento por detener aquello, Elaine era ya una licantropo y su morro arrugado mostrándome los colmillos me lo dejaba claro.
Me lanzó un zarpazo que no logró alcanzarme pues sacudiendo la mano provoqué una llamarada con el fuego de la lumbre que la asusto lo suficiente como para que saltara por a ventana.

Gruñí, sin duda si cometía alguna locura Elaine acabaría pagandolo caro, inclusive podría romper la delgada unión de ese pacto entre hombres y licantropos.
Salí corriendo tras ella, iba afianzando los correajes de mi espada al pecho mientras seguía su rastro a toda velocidad.

Era difícil alcanzarla, ella era mucho mas veloz, aunque andaba algo confundida, algo que yo aprovecharía, tenia que darle caza y aguantar hasta que la luz del sol emergiera, no se me ocurría otro modo de evitar una desgracia.
Los aullidos de la loba me llevaron a una parte del bosque, la densa vegetación hacia que me costara avanzar, incluso aveces tuve que sacar la espada para abrirme paso entre las zonas mas espesas.

Cuando llegué la loba estaba rodeada pro cazadores de Randulf, rugí preso de la ira, trataban de capturarla con redes mientras la amedrantaban con los tridentes, lanzas y espadas de plata para debilitarla.
Elaine estaba perdida si yo no intervenía.

Escuché como los cazadores se volteaban al escuchar mi gruñido, abrí los ojos rojos como la misma tierra que pisábamos.
Los arcos se tensaron, podía escuchar como las saetas eran disparadas silbando cual halcones hacia su presa.
Alcé una mano, la arena se desquebrajó elevándose ante mi como si fuera un escudo, allí quedo anclado su ataque y de un puñetazo contra el suelo la tierra se abrió, devastadora, se quebraba bajo los pies de los soldados que se tambaleaban incapaces de permanecer erguidos.
Un terremoto que los hacia zarandearse, temblar ante mi poder y finalmente ser engullidos gritando desesperados intentando agarrarse a la maleza sin mucho éxito. La tierra se cerro dejando en su interior a esos cabrones devolviéndolos al polvo del que salieron, algunos cuerpos estaban a medio enterrar, sufriendo una despiadada muerte que los cortaba por la mitad.

La loba aullaba, le habían clavado varias flechas, se intentaba soltar de un par de tridentes que la sujetaban por los costados dando zarpazos a esos soldados que mantenían una distancia prudencia castigando su gruesa piel con la plata.
Cerré los ojos buscando cambiar de elemento, una flecha impactó en mi hombro haciendo que aullara de puro dolor, cuando abrí los ojos eran naranjas, el dolor se llevo mi control, elevé la mirada y sendas manos hacia el oscuro cielo que nos regalaba una lluvia siniestra.
La sangre resbalaba por mi piel creando ríos carmesí a mis pies.
Los rayos se acumulaban en el cielo, los relámpagos con ellos, una imagen parecida a lo que muchos denominarían infierno, todos ellos cayeron sobre mi, mi cuerpo convulsionó ligeramente, me envolvieron con su electricidad mientras caminaba fuera de mi hacia uno de los tipos que sujetaba el tridente, bastó con que mi mano se extendiera hacia él y lo atravesé con una rayo que le hizo un enorme boquete en su vientre.
Mi gesto era inhumano, carente de emoción, como si ya no me controlara yo.
Ladeé ligeramente la cara, sonreí de forma afilada cuando mi mano se alzó hacia el de la red, que la soltó largándose a toda velocidad visto le percal.
La loba ahora suelta devoró al otro hombre quedando ahora solos los dos frente a frente.

Gruñí desafiante hacia ella uniendo sendas manos en su dirección, eramos dos bestias, dos depredadores descontrolados que bien podrían matarse en este instante.



avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Sáb Ago 26, 2017 1:32 pm

Cannif!!!.

Un grito salió de la espesura, era el alfa de la manada, Thorsteinn, el que estaba dirigiéndose a Sirius.

Nosotros nos ocupamos!! no la asustes o se perderá en el bosque y será más difícil. .— Los ojos del licántropo estaban totalmente amarillos, su mandíbula comenzó a crecer y sus garras hicieron lo mismo. No fue una transformación completa, era lo máximo que podía hacer sin ser luna llena.— Elaine... tranquila...mírame.

El joven Gunnar sabía que Sirius era un hechicero, lo había visto en acción la noche anterior y todo el mundo sabía la condición del hijo del conde.

¿puedes ocultar la luna? quizás ayude.— Le susurró al brujo mientras Throsteinn avanzaba despacio, sosteniéndole la mirada a la loba que resoplaba furibunda, sangrando por las heridas que le había inflingido la plata. Escocían, avivaban el frenesí rojo del que eran presos los licántropos.

Respiraba agitada, confusa y desorientada, había sucedido algo extraño que no tenía mucho sentido pues la luna llena sería en dos días y los licántropos no cambiaban así como así. El alfa estaba caminando en círculos, sin desviar sus ambarinos ojos de los de ella, imponiendo su presencia y su mandato. La bestia gruñó. Thorsteinn también. Y finalmente Elaine soltó un quejido lastimero, un aullido incompleto mientras hincaba la rodilla en la tierra acompañándose de la mano porque no podía sostenerse en pie. El alfa se acercó despacio y puso su mano sobre la cabeza de Elaine, entre las orejas, tranquilizándola. Resoplaba, por sus ollares salía el vaho blanquecino, y sus ojos amarillos a pesar de ser fieros, tenían una súplica en ellos. Estaba herida y estaba retornando a su forma humana antes del amanecer. Todo era muy inusual.

De la misma forma que se conviertió en bestia, su cuerpo se fue deformando hasta alcanzar de nuevo su forma humana. La lluvia que había invocado Sirius empapaba su blanca piel, llevandose la sangre que manaba de sus heridas abiertas, eran hechas con plata así que no se cerrarían tan fácilmente como las normales. La infección argéntea proto pasaría a la sangre y le daría fiebre. El alfa gritó unas órdenes y rápidamente trajeron unas hierbas que masticaron y colocaron en sus cortes impidiendo que el envenenamiento por plata fuera peor.

Lo... Lo siento... no sé que...— quería explicarles a los lobos que no tenía ni idea de por qué habia entrado en forma de crinos, pero se le nubló la vista y cayó inconsciente.

hay que llevarla a un lugar seguro.— Thorsteinn miró a Sirius.— si la llevamos al castillo, dejadme con ella en una celda por si acaso.






That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Dom Ago 27, 2017 3:26 am

Un grito salio desde la espesura, me giré con los ojos del mismo tono que el rayo, descontrolado, gruñendo como una bestia salvaje.
Ellos decían que se ocuparían, pero yo estaba fuera de control, iban a ocuparse de mi también.

Tras de mi apareció Valeska acompañada de Niels, los dos a la carrera, al parecer se habían percatado del caos en el bosque e intuyeron que algo malo me pasaba.
Entre los dos intentaron tranquilizarme mientras los licantropos hacían lo propio con Elaine que ante la figura del alfa pareció ceder cayendo de rodillas disculpándose una y otra vez.

Niels me sujeto, llevaba una herida de flecha en mi hombro, así que corto el asta y dejó dentro la punta para que no me desangrara hasta llegar a Akershus.
La herida no revestía gravedad, con una sutura suficiente.

Centré mi mirada en una inconsciente Elaine, estaba herida y ahora en brazos de uno de los suyos parecía francamente indefensa.
“Esta bien” me dijo ante la preocupación de mi mirada.
Recibí dos golpes en el vientre de Niels, que ahora que todo estaba tranquilo no podía olvidarse de hacer bromas.
-No se puede negar que vuestros encuentros son salvajes, como todo lo hagáis igual.
Valeska le dio un capón mandandole callar mientras este se reía sin mas con mi brazo pasado por encima de sus hombros.

Había gastado mucha magia, apenas me mantenía en pie por mi mismo, la magia no es infinita y el desgaste del cuerpo humano ante ella siempre pasa factura.
-¿Como puede ser que se haya trasformado? -pregunté al alfa
Que yo supiera una trasformación completa solo podía darse en luna llena lo que me hacia pensar que esto no había sido algo casual, si no premeditado.
-¿Magia? -pregunté girando mi rostro hacia valeska

Sin duda algo no había ido según lo marcan los cannones de la raza ¿pero que interés tendría alguien en que se descontrolara?
-Quizás alguien piense que si Elaine muere en estas tierras bajo el ala protectora de padre, Landvik preso de la rabia emprendería una guerra contra padre, no es descabellado, si eso pasara tendríamos a todos los licantropos en nuestra contra y a Randulf hostigandonos, seria el fin.

Asentí contemplando el rostro de la joven, ciertamente y con las palabras de Niels, no carentes de razon, ahora me daba cuenta de que esa mujer representaba a un reino, Rumanía, dijera lo que dijera ella, era su princesa pues el rey Landvik como a su hija la quería.

Llegamos a Akershus, el consejo del lobo fue que la metiéramos en una celda junto a él, pero padre se negó de inmediato, no podía meter a una futura reina en una celda.
Así que dispuso una habitación para ella donde de inmediato fue atendida por dos criadas para limpiar su rostro y cambiar esa ropa empapada.
No le prohibió al alfa custodiarla, intervenir de ser necesario, pero mientras tuviera forma humana no iba a pisar un celda, esa fue la orden de padre y sin duda contradecirla no se haría.
Entendía que no quera empezar con el señor Landvik con mal pie.

Niels me llevó a darme las suturas y tras un baño y un poco de descanso estaba como nuevo, asi que decidí acudir a la cámara de Elaine para ver si había despertado y podía arrojar algo de luz a este asunto.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Dom Ago 27, 2017 4:34 pm

La acomodaron en una habitación normal a pesar de la insistencia de Thorsteinn, que no estaba seguro de que no volviese a cambiar y sembrase el terror en la fortaleza. Al menos consintieron que la misma tuviera barrotes en las ventanas. El lobo se quedó allí mientras la aseaban, inconsciente, le curaban las heridas envenenadas con plata y le secaban el largo cabello empapado. Las plantas que le aplicaron en las heridas abiertas habían impedido que absorbiera más plata y por eso la infección no llegó a extenderse mucho por la sangre, tan sólo un poco de fiebre y y de supuración. Quizás de alguna le quedase marca porque las de plata eran agravadas, no sanaban como las normales.

Tardó unas cuantas horas en volver en sí. Cuando lo hizo le dolía horriblemente la cabeza y le escocían las heridas del tridente, sentía el calor en la mejillas provocado por esos grados de más y se sentía débil, desgastada. El alfa estaba allí, también Sirius que parecía cansado. ¿También estaría decepcionado? debería estarlo, le había mostrado a la bestia en su máximo esplendor cuando se suponía que habían ido al bosque a estar tranquilos. Lo podía haber matado, le habría sacado las tripas de no ser un brujo tan poderoso, sólo pensarlo le martilleaba en las sienes. Prefería no despertar, no tener que enfrentar sus ojos y explicarle que esa maldición era... pues eso, una maldición que acarrearía cada luna llena y al parecer también de forma inesperada. Que ese bicho frenético y feroz era también ella...y que en los cuentos el lobo siempre acaba mal. Su padre le habría pegado un grito si la oyera decir eso en alto. Un lobo no se rinde. Nunca.

Hizo acopio de aire y abrió los ojos del todo, comprobando que ya no había pelos ni garras, y que el sol comenzaba a despuntar en el horizonte.

hola...— Cuando Sirius se acercó y le preguntó cómo estaba, trató de sonreir.— como si se me hubieran roto todos los huesos del cuerpo y luego me hubieran metido una paliza. ¿Y tu herida de flecha?.— no se atrevía a hacer la pregunta por temor a una respuesta positiva, pero debia hacerla. Miró al alfa.— ¿he causado bajas?.— Thorsteinn negó con la cabeza y Elaine suspiró encontrando cierto alivio, pero tenía un nudo prieto en la garganta, trató de tragar saliva y mirar hacia otro lado, mas le era difícil, todos los ojos estaban sobre ella. Parpadeó un par de veces ahuyentando las lágrimas.— debería estar en una celda. No sé por qué cambié, no era luna llena, no estaba tan nerviosa como para descontrolarme así, podría haber matado a Sirius...

Ese razonamiento la detuvo en seco y se le cortó la respiración. Le vino a la memoria el episodio del pasillo con Jannicke y todo empezó a cobrar sentido.

¡¡la madre que la...!!– trató de tranquilizarse, pero no podía, se incorporó, tirando las sábanas al suelo.— voy a arrancarle la piel a tiras...juro que la voy a despellejar...

Ambos hombres le recriminaron que ni se le pasase por la cabeza salir de la cama y el brujo fue quien la tranquilizó y la hizo sentarse de nuevo en el lecho.

Jannicke. El día que llegué me acorraló en el pasillo y fue desagradable conmigo, pero no le di importancia. Después la noche de la cosecha la rechazaste y debió escuchar lo de la cabaña al día siguiente entrenando porque siempre está rondando la armería. Ayer volvió a cazarme en el pasillo, me dijo que le gustabas pero que tú sólo me veías a mi y que ella prefería dejarme el camino libre. Sacó una petaca y me hizo beber para cerrar la cuestión porque la otra forma era pelear. Sabía a rayos pero pensé que era algo que destiláis aquí. ¡¡¡Ella sabía que cambiaría, y no le importó que pudiera hacerte daño!!! no le importó que pudiera acabar con un pueblo entero o que Rannulf me diera caza...

¿En serio había hecho eso por despecho? ¿pero qué demonios les pasaba a las vikingas por la cabeza? ¿no se suponía que eran tan liberales, tan abiertas, tan aguerridas y valientes como ellos? en vez de encajarlo como una señora, se había comportado como una cria pero jugando con fuerzas muy dañinas que iban a provocar un mal muy desproporcionado a la ofensa recibida.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Lun Ago 28, 2017 7:11 am

La loba reflejaba la vergüenza de su acto en el rostro, no entendía bien porque, quizás si la frustración que producía perder el control.

Me senté al borde de su lecho, mirándola fijamente mientras negaba.

-No has causado bajas, no puedo yo decir lo mismo en otras ocasiones en las que he perdido el norte, pero eso no me convierte en un monstruo, tampoco te convierte a ti en una bestia.

Elaine somos lo que somos y luchamos por reprimir el caos que hay en nosotros, esa lucha no es de cobardes, mas bien lo contrario.



Esperaba que mis palabras le infundieran animo, vivíamos en un mundo complicado, al menos yo vivía en guerra constante y la muerte para mi era parte de la vida, del juego peligroso al que conocía con el nombre de vida.

Fue ahí cuando ella calló en la cuenta de algo importante, algo que hasta ahora había pasado desapercibido, peor que ahora justificaba porque se había convertido en licantropo cuando la luna no resplandecía llena en el cielo.



La contuve sobre el lecho para que no hiciera lo que se le pasaba por la cabeza en este momento.

-Aquí nadie va a privarte de la venganza si quieres ejercerla, es un derecho que todos tenemos.

Las consecuencias podían haber sido terribles, no solo porque me hubieras o te hubiera matado si no porque nuestras muertes hubieran traído consecuencias.

Tu padre le hubiera declarado la guerra al mio si hubieras caído a mis manos o a las de Randulf, no olvides que eres la princesa de Rumanía y estas bajo nuestra protección.

De igual modo si yo hubiera caído a tus manos padre no seria precisamente calmo y condescendiente, somos lo que somos.



Me alcé del lecho y pedí a uno de los guardias que fuera a por la traidora, los calabozos en principio seria un buen lugar para que reflexionara sobre su falta.

Seria juzgada, condenada y la venganza podría ejecutarla ella misma de quererlo, si no yo seria el verdugo y limpiaría el honor de ambos, el ultraje de este tipo no era aceptado en Akhershus.

-Descansa Elaine, prometo que lo que te han hecho tendrá sus consecuencias.

La piedad no iba implícita en nuestro adn no contra los traidores.



El licantropo nos dejó solos ahora que parecíamos calmados, así podríamos hablar de lo ocurrido con cierta privacidad.

-El entrenamiento no ha funcionado -apunté ladeando la sonrisa, rayos, truenos, lluvia y un licantropo suelto ¿podía haber ido peor? -bromeé guiñándole un ojo poniendo un punto cómico a esto.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Lun Ago 28, 2017 3:51 pm

¿Podía haber sido peor? Sin duda. Podría haberlo matado y en ese momento estar lamentándose y maldiciéndose frente a un ataud ocupado por Sirius. ¿Cómo podía vivir con eso Damon? es decir...su madre era humana, estaba a su lado siempre y por probabilidad sería ella quien pudiera pagar las consecuencias de un descontrol de Damon. No lo había pensado hasta ese momento, no había sido consciente del verdadero peligro que entrañaban los licántropos para sus seres queridos. Pero a su madre y a Damon parecía no importarles. ¿Por qué? Porque de algo había que morirse y era mejor vivir amando a esa persona que te completa que alejarlo por puro miedo a que suceda algo improbable. Porque el miedo no podía gobernar la vida. Sería eso.

Ya... quizás fue mala idea aunque...— suspiró pasándose las manos por la cara y mirando fijamente a Sirus después.— repetiría sin duda, pero sin la parte de convertirme en bestia y reventar la ventana.

Le habló de venganza, al parecer allí era algo que todos veían como lícito, como un derecho para resacir el agravio.

La venganza sólo genera odio, yo prefiero la justicia, que pague por lo que ha hecho conforme a las leyes que rijan este condado. Lo de antes fue un arrebato, pensé en que te podía haber matado y eso ella lo sabía y... ¿cómo pudo decirme que le gustabas y después hacer algo así? ¿por qué la gente tiene el corazón tan negro?. Mi madre sufrió el peor tipo de despecho por parte del barón, no fue que no la quisiera o que quisiera a otra persona...eligió sus títulos y posición apartándola. Y ella pudo arruinarle la vida, arruinar su reputación y su matrimonio sólo diciéndole que yo existía, pero no lo hizo porque eso no es justicia, es venganza. Aunque... si te hubiera pasado algo, no sé si sería capaz de no sacarle los ojos.

Se dejó caer contra la almohada, estaba agotada y en dos días habría luna llena, con lo cual tendría que cambiar de nuevo con el desgaste que eso conllevaba.

¿te importa si descanso un poco? la plata me da fiebre, todo es confuso y siento tantas cosas ahora mismo que... sólo quiero ver a mi padre.

Era la primera vez que se alejaba de ellos tanto tiempo y ya la había liado parda en París y ahora en Noruega. Todo estaba pasando tan deprisa, con tanta intensidad, que no había que perder de vista que Elaine era joven, no había nacido entre licántropos y aunque le gustaba la aventura, en ese momento tan duro echaba de menos a su familia, a Mildred, a Ariyne... la seguridad que le transmitían.

Jannicke no estaba en la fortaleza, la buscaron por todas partes pero no estaba por allí. La manada de Throsteinn peinó los bosques en su búsqueda, contar con una traidora de ese calibre entre los suyos a falta de tres días para que llegase el rey de Rumanía, no era bueno. El padre de la muchacha, el armero de los Cannif juró que no sabía nada de su hija y al saber los cargos que se le imputaban renunció a su puesto. Había sido leal a la familia todos aquellos años, pero estaban hablando de su hija, no podía ser imparcial, y trató de marcharse en su búsqueda, pero no se lo permitieron y acabó en el calabozo de forma temporal, Jannicke no debía recibir ayuda para escapar.

Unas horas más tarde Brökk acudió a ver a Sirius.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Brökk Tollak el Lun Ago 28, 2017 4:00 pm

Qué tal, tío, ¿cómo estás? me han dicho que anoche tuviste una fiesta divertida y no nos avisaste... muy mal. ¿Has mojado ya por fin?

El rubio era parte del trío calavera formado por Dritt y Orn, pero a su vez también se relacionaba mucho con el brujo porque él en teoría también tenía ese don de la magia, sólo que no lo usaba por prohibición expresa de los dioses del Valhalla. Sabía los trucos básicos, sabía las lenguas arcanas y podía controlar hechizos y conjuros, pero le estaba vetado el vudú y la magia negra que corría por sus venas como por las de su madre.

Mi madre ha tenido una visión, pero si se la digo a mi padre o al tuyo será un desastre. Me ha mandado a contártela a ti porque tiene que suceder tal cual lo vio ella...ya sabes, lo de las visiones y los dioses y esas cosas. esto les va a costar una bronca tremenda y mi padre dormirá en tu sofá, pero es lo que hay. Me dijo que vio a Jannicke en lo Altos de Helgen. Hay cuevas y los antiguos pastores dejaban allí provisiones y mantas como refugio por si se quedaban bloqueados por el hielo. Esas montañas dicen que son el hogar de los trolls, y me juego algo a que esas criaturas no son más que las esposas feas de Rannulf después de pasar por la fortaleza del Maëlstrom, pero hay que ir con cuidado igualmente. Me dijo que en la visión nos vio llegar con sigilo y capturarla, lo mejor es pasar desapercibidos por allí, no un ejército con caballos montando escándalo.




Whatever it takes:

Elastic ♥️:
avatar
Brökk Tollak
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 57
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/07/2017
Localización : París-Bergen-Nueva Orleans

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Mar Ago 29, 2017 1:29 pm

Me encogí de hombros cuando dijo que la venganza solo genera odio. Para mi la justicia no iba reñida con la venganza, el acto de esa mujer podía haber traído muchas consecuencias y una vez fuera juzgada, se le condenaría a posiblemente muerte, una muerte digna del mal cometido.
El águila de sangre, en ella iba implícita la venganza de la que yo hablaba, no se le daría una muerte rápida, si no una lenta y violenta mientras el resto presenciaban como expiraba su ultimo aliento.
Elaine podía ser ella misma la que la llevara a cabo si eso la ayudaba a resarcirse, si no, seria yo quien lo hiciera.

Elaine me pidió un poco de descansó, entendía que después de todo esto tuviera ganas de estar sola, tranquila, por no decir que aun tenían que curar sus heridas.
Mi sutura aguantaría, así que aunque padre me había dado el día libre para que no entrenara, el tiempo me comía sin hacer nada, pensé en bajar y aunque fuera entrenar un rato con armas ligeras.
Me largué a mi cuarto para coger las armas cuando Bröok entro por la puerta con su típica cara de “nos vamos a meter en líos”
-Si por mojar te refieres a la tormenta que cayó sobre mi cabeza, por supuesto -le dije guiñándole un ojos mientras me reía.

Con Bröok me llevaba muy bien, los dos teníamos magia y de vez en cuando hacíamos de las nuestras, aunque él salia mas con Dritt y con Orn y yo cuando lo hacia salia con Niels, Hakon y con Ubbe.
Al parecer su madre había tenido una visión, esa mujer era certera en sus presagios pues venían de los mismos dioses.
-Tu padre tiene abono en el sofá -bromeé echándome a reír después.
Ulf como todos nosotros tenia un carácter endiablado y la bruja de las sartenes no se quedaba atrás en absoluto así que cuando chocaban eran como dos titanes, claro que era el lobo el que siempre acababa en el sofá.
-Creo que tu madre lo castiga para luego reconciliarse, dicen las malas lenguas que los encuentros son épicos entre tus padres -bromeé devolviendole la pregunta inicial de si había o no mojado ayer.

Estaba el plan claro, nos íbamos a por la traidora a los Altos de Helgen
Me eche a reír al comparar a los Trolls con las mujeres de Randulf, el humor de Bröok a veces era tan ácido como el de su padre, algo que siempre era muy divertido.
-Roguemos a los dioses que Randulf no tenga mas hijas, aunque dicen que la única que tiene esta oculta pues su belleza es inaudita -me eche a reír -fijo que es un orco.



Altos de Helgen:

Sobre nuestras monturas, comenzamos a subir, el terreno era árido y pedregoso, en principio cogimos una especie de camino de tierra rojiza, que no parecía excesivamente complicado de cruzar a caballo, poco a poco el camino se fue estrechando, la pendiente aumento, al igual que el árido terreno, paso a ser un tanto rocoso y escarpado, los caballos pisaban con cierta dificultad.
Seguimos por ese escarpado terreno durante unas horas. El sol brillaba en lo alto, hacía mucho calor.
Habían transcurrido ya dos horas desde que cogimos aquel escarpado camino, cuando el relieve del terreno comenzó a cambiar. La senda que habíamos seguido, se ensanchó dando lugar a una ancha vereda que atravesaba una colina entre dos enormes montañas. Las abruptas rocas que dejamos atrás, fueron cediendo terreno a una especie de pequeña graba de piedra rojiza, redondeada por siglos de erosión, que nuestras monturas seguramente agradecían, pues la pisada era más suave y acolchada, tal y como denotaban las huellas que iban dejando… ¡huellas!
-¡Espera! Dije mientras me deslizaba por el lomo del caballo para caer rápidamente a tierra.
-Huellas. Dije mientras me concentraba en analizar el terreno, la verdad es que no era complicado, al parecer, no pasaba mucha gente por este camino y los que lo hacían, no ocultaban sus huellas.
-Son seis, bípedos, son altos por la distancia de las huellas, pero no muy pesados, tienen tres dedos… le dije a Bröok
-Trolls. Dijo este sentenciando.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Brökk Tollak el Mar Ago 29, 2017 5:19 pm

Prepárate que las esposas de Rannulf quieren venir a darte un besito, que saben que estás falto de cariño.— Sonrió entre dientes y sacó la espada para tenerla lista. Lo que Brökk se planteaba es ¿cómo había conseguido pasar Jannicke hasta los Altos de Helgen ella sola? era buena con las armas, su padre la había adiestrado bien, pero por buena que fuera, si la atacaban estaría en clara desventaja. Allí pasaba algo que no sabían. Antes de salir de Akershus le "rezó" a Loki para que guiase sus pasos, siempre tenía a su dios protector en mente y confiaba en que él le ayudaría a sobreponerse a cualquier dificultad que se encontrase. Sabía que esa encomienda de Giuliana no era fácil, pero si ella lo había visto, es que así debía ser, mas no por eso se olvidaba de que eran dos contra lo desconocido y no podrían pedir ayuda.

No se hicieron de esperar, al poco se escucharon los gruñidos roncos y las pisadas gruesas sobre las hojas y la nieve. Las criaturas se quedaron quietas, observándoles, no parecía que quisieran atacarles, no al menos al principio, hasta que escucharon un siseo, como si fuera una voz malvada que arrastrase el viento, y a su orden, cargaron contra los dos.

Brökk había aprendido el arte de la lucha con su padre y con los Cannif, sabían hacer una piña, cubrirse las espaldas y no desatender ni un flanco. Peleaban como una maquinaria perfecta. Lanzaron tajos a diestro y siniestro, puñetazos, patadas y crujir de huesos.
¡a tu derecha!.— le gritó a Sirius.— ¡¡no desates rayos y truenos o la avisarás!!.— se refería a Jannicke, que si la alertaban, se marcharía de esa cueva y no la podrían capturar.

Uno a uno cayeron los trolls, pero Brökk había notado el aura maligna igual que Sirius, y con un leve gesto se entendieron a la perfección. Se separaron adentrándose en el bosque rodeando la zona, sigilosamente, hasta dar con el bulto que estaba escondido tras una roca: era un hechicero errante, tenía pinta de indigente, de haber vivido tiempo en ese páramo solitario, pero las apariencias engañaban, podría ser leal a Rannulf o vete a saber. Le arreó con el pomo de la espada en la nuca, porque no sabía qué poderes podría tener, así que mejor averiguarlo cuando estuviera maniatado. El hombre se desplomó inconsciente y lo ataron bien, poniendole tambien una mordaza y subiendolo al caballo como un fardo, lo interrogarían más tarde, ahora tenían que encontrar a la joven, necesitarían saber qué narices llevaba lo que le dio a Elaine para despertar a su bestia interior, porque esa poción podía ser extremadamente peligrosa.




Whatever it takes:

Elastic ♥️:
avatar
Brökk Tollak
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 57
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/07/2017
Localización : París-Bergen-Nueva Orleans

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Miér Ago 30, 2017 11:15 am

Ladeé la sonrisa ante el comentario del “bendecido por Loqui”
-Que vengan que las va a partir un rayo -apunté riéndome mientras asía con fuerza la espada sintiendo la piel de la empuñadura adaptarse a la perfección a las palmas de mis manos.
Cuerpo ligeramente agachado, rodillas flexionadas y dispuesto para hundir mi acero en la piel grisácea de esas malditas criaturas.
Experimentos de Randulf, seguramente en otro tiempo fueron otra cosa y eso era algo que ciertamente me hizo plantearme que de haber cogido a Elaine la hubieran convertido en una aberración.
La rabia me invadió, puede que ella no quisiera, no necesitara venganza, mas yo si.

Las criaturas llegaron ante nosotros, parecían desubicadas, como un rebaño de corderos al que el pastor y su bastón ,en este caso sus susurro lleva hasta el desfiladero.
Eso eramos nosotros, el abismo donde iban a encontrar muerte uno a uno.
Bröok me pidió que no usara la magia, que no lanzara rayos pues la traidora huiría al escucharlos denotando sin duda la presencia de ambos.

Asentí con la cabeza mientras volvía a asestar un mandoble a una de esas criaturas. De una patada empujé el montón de cuerpos que se había creado frente a mi. La herida de flecha se había abierto con el ajetreo, había partido sin estar recuperado por completo, pero ¿quien era yo para negarme a los designios de los dioses?
Los Trolls fueron vencidos, mas no eran ellos si no la presencia maligna oculta en le bosque lo que nso desconcertaba a ambos, así que separándonos lo rodeamos dando con él con una facilidad pasmosa, Bröok lo noqueo, algo no iba bien.
-Bröok, esto no va bien ,su aura era poderosa, ni se ha defendido y si nosotros podíamos percibirlo ¿crees que él no?

Negué con la cabeza deslizando mis ojos por los lindes del bosque, aquello era una trampa ¿que otra cosa si no?
Pero su madre había visto como en estas montañas atrapábamos a la traidora ¿entonces?
-Algo va mal Bröok, no se que es, pero algo no cuadra. ¿Como cojones a cruzado ella sola las montañas? Puede ser buena con la espada..pero ¿tanto?
Negué sin dejar de estar alerta ni por un momento.
-Continuemos hacia le punto donde tu madre sugirió que la encontraríamos.

Bröok ataba fuertes las maromas que sujetaban pies y manso del hechicero que ahora como un saco caía sobre la grupa del caballo.
Así nos pusimos de nuevo en marcha caminando cautos hacia la gruta donde se escondía Jannicke.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Brökk Tollak el Miér Ago 30, 2017 12:15 pm

Era una putada ser vidente y recibir los designios del destino antes de que sucediesen. Pero es lo que era, es lo que los dioses querían y así la habían forjado, Giuliana vio mucho más en aquella visión, pero no podía contarsela a los muchachos porque entonces no sucedería de la misma forma y todo podría irse al traste. Salió de su casa apresuradamente en busca de Ulf, al que arrastró hasta Thorsteinn y su manada, si los lobos no la creían, la presencia de su marido bastaría para que supieran lo importante que era que todo sucediese como lo había visto. Es más, Ulf y ella misma les acompañarían en su camino hasta los altos de Helgen.

Brökk y Sirius cargaban con el hechicero inconsciente y atado en el caballo mientras ascendían hasta la cueva. Al llegar, de inmediato se percataron de las runas que protegían la entrada, eran runas antiguas, aquello no era ya más una morada de pastores, era una cueva de aquelarre. Se habían metido de lleno en la trampa.
A su encuentro salió una mujer que tenía un ojo azul y otro marrón, su aspecto distaba mucho de ser saludable.

Sí que habéis tardado...sólo eran unos trolls. Gracias por venir. Nos hubiera costado mucho más ir a cazaros, de esta forma habéis venido vosotros solos.

No tenemos tiempo para tus idioteces, venimos a por Jannicke ¿dónde está?

Ahm..no sé, por ahí dentro. Pero no creo que quiera ir con vosotros, y además... tampoco es que vayáis a nigun sitio, porque vuestro camino se acaba aquí.

Brökk no se lo pensó dos veces y sin mediar palabra, harto de tantas tonterías y palabrería fútil, le seccionó la cabeza de un tajo.
El tuyo seguro que si. Vamos a buscarla ahi ad...— no pudo acabr la frase porque unas nieblas negras con forma de manos y garras comenzaron a salir de la cueva con el objetivo de atraparlos. La espada las partía pero volvían a unirse y una de ellas arrastró a Brökk por el pie y lo hizo caer, de la misma forma a Sirius lo rodearon cendales negros que pretendían agarrar sus manos y cubrir su boca para que no conjurase a los elementos.

Las nieblas los arrastraron hacia la cueva y allí se escucharon unos cánticos, un grupo de hechiceros demacrados, consumidos por el poder oscuro que Rannulf les obligaba a usar dia y noche, conjuraban las nieblas para que salieran de un caldero que ardía en el centro. Las paredes estaban pintadas con runas rojas, posiblemente hechas con sangre, y a los lados se veían huesos de animales mezclados con carroña y restos de piel. Hedía a muerto y Jannicke los observaba desde una piedra donde estaba sentada ladeando la sonrisa al ver a Sirius.

Si tan sólo hubieras sido capaz de apreciar lo que tenías delante en vez de fijarte en la extranjera que además es una bestia...ese ha sido tu fin Sirius Cannif.

Las palabras de Jannicke quedaron sepultadas por los cánticos que elevaron el volumen retumbando en la cueva, haciendo que esas nieblas cada vez fueran más fuertes. Pero de pronto una garra emergió del vientre de uno de los conjuradores, acompañada de un rugido. El que estaba a su lado empezó a sangrar por el cuello, se lo habían rajado. La manada de lobos junto a Ulf, estaban acabando con ellos. Las nieblas se volvieron furiosas y se revolvieron, atacando a todos sin mesura, pero conforme los hechiceros caían, éstas se volvían más débiles. Rannulf se había servido de aquellos brujos para expreimentar con los lobos, obligándoles a practicar la magia sin descanso, confinados en las montañas como si fueran proscritos. Jannicke los descubrió y en vez de denunciarlo al conde, se calló y lo usó en su propio beneficio, pactando con ellos para que le dieran la poción que cambió a Elaine, y que pensaban producir en masa, para envenenaro a todos los lobos y que éstos acabasen con toda la ciudad, descontrolados y en frenesí.

No contaban con que los celos y el despecho eran impredecibles y su plan se había ido al traste. Giuliana todavía estaba ascendiendo por el camino, ella no podía correr como los lobos y Ulf, pero sabía que todo saldría bien. Sí, había usado a su propio hijo de cebo, pero así lo habían dictaminado los dioses, que por contra le habían revelado todo el plan, permitiendo que la manada de Thorsteinn ejecutara su propia venganza contra los hechiceros de Rannulf, y que Sirius pudiera capturar a la traidora.




Whatever it takes:

Elastic ♥️:
avatar
Brökk Tollak
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 57
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/07/2017
Localización : París-Bergen-Nueva Orleans

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Miér Ago 30, 2017 2:32 pm

El plan de la bruja había dado su fruto, vale que para llevarlo a cabo tuvo que usarnos como señuelo, pero...eramos vikingos, la victoria estaba por encima de nuestras propias vidas.
La sangre del norte fluía por nuestras venas con fuerza, de sobra sabíamos ambos que en esta guerra todos eramos prescindibles si al morir nos convertíamos en héroes.
No eramos hombres normales, no lo eramos ninguno de los que iba en esa comitiva rumbo a Akershus. Bröok era el protegido de Loqui, caminaba por el puente de arco iris casi tanto como por la taberna.
La bruja vudu era un mito entre los nuestros, la extranjera que se hizo hueco entre los norteños y se convirtió en leyenda.
Ulf, el general de padre, ambos eran el corazón y el alma del norte. Erlend, sin duda representaba la fe de otros tiempos, la esperanza de volver a recorrerlos.
Yo era el caos, uno peligroso pero que llevaba esperanza a aquellos que se creían monstruos sin serlo.
Mis hermanos y primos el futuro...sobre todos caía una responsabilidad que ya nos habíamos acostumbrado a llevar sobre nuestros hombros.

La traidora iba encerrada en el carro, miraba a todos a través de los barrotes con el gesto desencajado.
Podía saber tan bien como yo que su fin se acercaba, que el juicio seria rápido y la venganza seria el águila.
-¿Sabes? Elaine aun convertida en licantropo me resulta infinitamente mas estimulante que tu -apunté ladeando la sonrisa con cierta picardía.

Sabia que le jodería, a ver, no eran ciertas mis palabras, no es que me fuera zoofilia ni nada de eso, pero había que reconocer que Elaine en forma humana tenia un buen polvo, ademas que...me reía con ella, me sentía cómodo...no se.
A los dos nos quedaba una larga batalla con nuestros propios fantasmas, pero no teníamos prisa, así que..seguiríamos en pie y nos levantaríamos con cada caída siendo mas fuertes todavía.

Entramos en Akershus con las primeras luces del alba, habíamos cabalgado sin pausa y todos estábamos extenuados pero habíamos logrado dar una golpe a Randulf y coger a la traidora.
Nada mas entré al gran salón vi a mi padre acompañado de un licantropo moreno, con ojos pardos y aspecto sobrio.
Admito que imponía, mucho a decir verdad y mis presagios se cumplieron cuando vi que su hija, Elaine lo acompañaba, era el rey Landvik.
Tragué saliva cuando sus inquisidores ojos se hundieron en los míos.
-Vaya, este debe de ser el joven por le que mi hija ha cometido la imprudencia de viajar a tierras norteñas sin escolta y sin permiso, todo sea dicho.

Bajé la cabeza ¿era así como se saludaba a un rey? Ostia no ¿una reverencia? Me bloqueé, había combatido en miles de gestas y ahora no sabia como actuar ante el padre de ella que de sobra sabia estaba disfrutando de lo lindo por la sonrisa ladeada que se le pintó en los labios al escuchar el rápido latido de mi corazón.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Miér Ago 30, 2017 4:16 pm

Estaba todavía cansada y le dolía un montón la cabeza porque esa noche volvería a haber luna llena, y eso la afectaba profundamente. Pero estaba Damon allí, había llegado antes, y sin duda se iría con él y con la manada de Thorsteinn y sería una luna llena segura. Siempre era bueno tener a Damon al lado, se sentía arropada, menos vulnerable, y aunque le echara la bronca por haber ido sin permiso a buscar al barón D'Entourage y después a Noruega, podía entenderla, era joven, impulsiva y quería algunas respuestas que no le habían sido otorgadas.

Elaine estaba cogida del brazo de su padrastro, porque para ella era un trato familiar y en la casa de los Cannif no había ese protocolo estirado de otras cortes donde cada uno permanecía distante y rígido. Les habían informado de lo que habí sucedido y estaba muy preocupada por Sirius, que había ido a las montañas como cebo. Realmente le daba igual si habían capturado a la traidora o no, sólo quería saber si estaba bien y al verlo suspiró de alivio.

Tu herida...está abierta.— Damon no se cortó en presionarlo, estaba en su derecho como alfa de proteger lo que era suyo, y Elaine era suya, así que lo normal es que hubiera sido incluso más hostil.— ¡padre! no fue sólo por Sirius!!

Ya, claro, por los bosques noruegos. Porque en Rumanía no hay bosques. Ni en toda Francia.— Elaine enrojeció. Le había puesto en la carta que Sirius le habia hablado de esos bosques donde los licantropos no eran mal mirados, y donde podría encontrar un poco de paz y aplacar el instinto destructivo que le despertó el barón.

Bueno, ya estás aquí, seguro que tienes mucho que hablar con el Conde Cannif cuya hospitalidad ha sido grandiosa. Nos vemos en la comida.

Landvik y Cannif se encerraron en el despacho de éste último junto a Thorsteinn y Ulf. Habían llevado a Jannicke y al hechicero capturado a las mazmorras y Elaine estaba padeciendo por esa herida en el hombro de Sirius.

Vamos a que te la cosan de nuevo, está abierta y...— suspiró.— Estaba muy preocupada, me dijeron que en esas montañas hay trolls.

El médico se la cosió y le dio a Elaine unas hierbas para el intenso dolor de cabeza que tenía por la cercanía de la luna llena. Se las tomó y el médico les recomendó reposo a ambos. Siguió a Sirius hacia su cuarto, él necesitaba quitarse esa ropa sucia, y a falta de un par de horas para la comida, echarse un rato. Le ayudó con eso, ya lo había visto sin ropa en el lago, y ahora que llevaba vendajes y la herida tierna, era mejor que no hiciera movimientos bruscos. Vale, quizás no lo necesitase, era un vikingo, pero quería mimarlo un poco, a fin de cuentas esa flecha se la llevó por su culpa y se le había abierto yendo a buscar a la que lo provocó.

sé que debería preguntarte por lo que ha pasado allí arriba y por Jannicke...pero lo cierto es que no quiero hablar de nada de eso, sólo me siento aliviada de verte entero y de que no me odies por lo de la otra noche. Y perdona a mi padre, es muy territorial y sobreprotector. ¿Puedo quedarme contigo hasta la comida?

Le señaló el lecho donde debería estar descansado como le dijo el médico, no quería quedarse sola con aquel dolor de cabeza. Normalmente cuando le daba así se quedaba con Mildred o con su madre, que sabían calmar su inquietud para que se relajase y le doliera menos.


Última edición por Elaine de Montreil el Vie Sep 01, 2017 5:06 pm, editado 3 veces




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Jue Ago 31, 2017 12:19 pm

Dejé escapar el aire cuando el rey de Rumanía y mi padre se marcharon rumbo al despacho de este ultimo.
-Joder, tu padre me ha puesto los huevos de corbata ¿es así con todos? -le pregunté ladeando la sonrisa con picardia tirando de su cintura para depositar un casto beso en su mejilla.
-Estoy bien, deja de preocuparte...así que has venido aquí..¿por mis bosques? -me eche a reír, pero siseé por el dolor de la herida ante las carcajadas.

Elaine insistió en que fuera a visitar al medico, un vikingo curtido en la batalla pero ya de avanzada edad que suturaba las heridas como si fuéramos mulas.
La loba se reía ante los comentarios del viejo, que nos narraba las mil y una batallas que había vivido.
Nos despedimos del hombre, tras darle a Elaine un relajante para la cabeza, juntos, fuimos a mi cámara.

Me ayudó con la ropa, siseé al mover al hombro cuando alcé los brazos para que ella sacara mi camisola sucia y ensangrentada por la cabeza.
Yo mismo bajé mis pantalones, no era la primera vez que me veía desnudo.
Sus dedos se deslizaron por encima de los vendajes despacio, como si su única intención fuera cuidarme.

La atraje de nuevo con mi brazo, dándole un mordisco suave en el cuello cuando me preguntó si podía quedarse conmigo hasta la hora de la comida.
Me agache de improvisto y la tomé como si fuera un saco hundiendo mi hombro en su vientre.
-Pues a la cama – le dije riéndome caminando hacia el lecho para dejarnos caer entre risas sobre las sabanas.

Me acomodé en la cama abriendo mi brazo para dejar que Elaine se apoyara en mi pecho.
-¿lo de que te duele la cabeza no sera la típica excusa que usáis las mujeres para... -me eché a reír dejando la frase a medias.
Estaba claro que no estábamos nosotros para desatar truenos y relámpagos en estos momentos en los que el cansancio nos hacia mella.

Dormimos hasta que una doncella entro en el cuarto para decirnos que todos estaban en la mesa esperándonos.
Nos vestimos a toda velocidad recorriendo la distancia que nos separaba del gran salón, fue entrar y todas las miradas se clavaron en nosotros.
Mis hermanos ya habían empezado su típica lucha por la comida, manotazos, risas incluso algún cuchillazo para atrapar el pan.

Mi padre negaba riéndose, eramos lo que eramos, tampoco es que mis hermanos ante la presencia de Damon fueran distintos y aunque Damon parecía mas puesto, con su porte regio, no parecía molestarle la barbara actitud de los míos, no apostaría lo mismo de mi cuando sus ojos amarillearon ligeramente al vernos entrar.
-¿Los bosques Elaine? -preguntó Damon con suspicacia -No hueles a bosque precisamente.
Habíamos dormido juntos y nuestra piel olía de seguro al otro.

Guardé silencio como si la cosa no fuera conmigo tomando asiento en la mesa, Niels se descojonaba en mi cara por las palabras del lobo.
-No se preocupe señor, mi hermano es manso como un cordero, de la familia yo soy el lobo feroz -dijo riéndose.
Le lancé un mendrugo de pan para que se callara, mira que mi hermano era bocazas.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Vie Sep 01, 2017 10:35 am

Había dormido muy tranquila y muy a gusto, a pesar del caos que parecían ser ambos, cuando estaba con Sirius sus preocupaciones parecían pesar menos, se reían juntos, se gastaban bromas y buscaban hacer reir al otro y quitarle importancia a los problemas. Cuando la doncella los despertó, tuvieron que salir a toda prisa, ya que le estaban esperando en el comedor, y por lo tanto no pudo arreglarse a la perfección, estaba un poco despeinada su vestido arrugado. Se sentó al lado de Damon que de inmediato le tiró un dardo comentando aquello. Elaine sintió arder sus mejillas y bajó los ojos al plato. ¿Estaría decepcionado con ella? no habían hecho nada malo!! pero no haría comentarios allí, luego a solas le explicaría como eran las cosas.

Evitó hacer ningun tipo de comentario y cuando Niels dijo que era el lobo feroz aprovechó para cambiar de tema.

hablando de lobos...hoy es luna llena.
está todo dispuesto.— sentención Damon. Elaine lo miró con el interrogante flotando en sus ojos.— iremos con Thorsteinn y su manada.

Bien, era la opción más inteligente. Finalizó la comida y antes de que regresaran a sus labores, se apartó a un lado con su padrastro.

Sé que no te gusta, no es un licántropo y no es de la nobleza rancia. Pero me prometiste que no me obligarías a casarme por conveniencia como te pasó a ti. No hay nada entre Sirius y yo, pero si lo hubiera, deberías hacer honor a tu palabra. Yo no soy como mi madre ni como tú. Lo sé, he crecido con la manada, me lo habéis dado todo... pero no condenaré mi vida ni mi felicidad por las obligaciones. He vivido la mitad de mi vida pobre, hambrienta y enferma, me da igual si he de volver a eso, pero jamás empuñaré los barrotes de una jaula de oro. Tú me enseñaste a no rendirme, y no lo haré, quiero pelear mis propias guerras, enfrentar mis propios errores y vencerlos. Sé que todo lo que quieres para mi es que sea feliz, y sólo intentas protegerme, pero ya no soy una niña. Te necesito ¿cómo no iba a necesitarte? eres mi padre, pero también necesito recorrer mi propio camino y ver donde me lleva.

Hasta que oscureciera y se fueran con los lobos, aun quedaban unas horas, así que decidió salir a tomar el aire un poco, a pasear por el bosque, esta vez, de verdad. Se encontró con Brökk y charlaron un rato. Éste fue al encuentro de los Cannif y le comentó a Sirius que había visto a Elaine sola en los lindes del bosque, y se ofreció a ir a hacerle compañía pero el brujo se le adelantó. No era seguro aún para nadie, todavía podían quedar esbirros de Rannulf pululando por alli pues llegaba la luna llena.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Lun Sep 04, 2017 5:20 am

Damon:

Escuchó a su hija, no la veía carente de razones, sabia porque en sus propias carnes había vivido lo que era no poder amar con libertad a la persona amada, pero su mente no estaba tan abierta para entender que su hija compartiera lecho con un hombre con el que no tenia absolutamente nada.
-Hija ¿que es nada? Entiendo que para el muchacho divertirse con una mujer no implica un problema, para eso las mancerias están llenas, peor tu eres mi hija, la princesa de Rumanía, no pidas que respete que te trate como una barbara de su tierra.
Si quiere tu amistad, adelante, pero para compartir contigo lecho antes a de pasar ante mi escrutinio.

No pensaba ceder un ápice, podía verme como a un hombre territorial, lo era, mas con ella, era mi pequeña y no iba a consentir que un hombre se riera de ella.
Quizás a ella no le importara, pero yo defendía lo mio y para mi defender el honor de mi hija no era lago que tomarme a risa.
-Entiendo que en el norte hay libertad sexual, no lo voy a juzgar, pero tu eres mi hija, no te pido que te cases con un noble al que odies, es mas, el muchacho si no es licantropo, algo certero, el que tiene magia, no es un cualquiera, puedo notar en su aura un poder extremo, pero hija, tiene oscuridad en él, no es magia blanca lo que detecto en el joven Sirius y eso me preocupa.

Mi hija se marchó, se que no entendía mi posición, como todos los jóvenes era temperamental, también yo y la verdad es que sin su madre que mediara entre ambos esto podía acabar en una discusión.



Sirius:

Bröok me dijo que Elaine paseaba sola por los lindes del bosque, cuando la dejé estaba hablando con su padre, así que aunque Bröok se ofreció a ir de nuevo con ella y protegerla de algún hombre rezagado de Randulf.
Negué dándole una palmada en el hombro y me adelanté diciéndole que iba yo para estar con ella.

No me costó demasiado percibir su aura, así que tras recorrer unos metros de bosque a través llegué hasta un tronco tumbado, allí estaba ella sentada, parecía pensativa.
Me acerqué por atrás ,seguramente no la sorprendería, le di un mordisco en su hombro con diversión dejándome caer a su lado.
-Preparada para convertirte en una mujer con colmillos y peluda -le pregunté hundiendo mis azules en sus pardos ¿que te pasa? -pregunté ya mas serie al verla ligeramente afectada - ¿es por la luna llena?
No entendía y quería saber.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Lun Sep 04, 2017 9:14 am

En la conversación con Damon:

¡No ha habido sexo! sólo... sólo nos besamos.— pero podría haber habido, y ella no lo veía como un delito. ¿Acaso él no se había acostado con la niñera en un "a ver qué pasa"? luego resultó que eran tal para cual y que su madre, aunque había vuelto a cometer el mismo fallo de enamorarse del hombre que no podía tenerla a su lado como igual, había decidido continuar.— Su magia es poderosa y desatada, pero la está controlando bien, cada vez mejor. ¿Acaso puedo yo decir lo mismo? he cambiado dos veces en tres días y una de ellas sin ser luna llena. Es lo mismo, padre, a diferente escala, pero en el fondo es la misma cuestión. No soy princesa, bien lo sabes, no de verdad, no legalmente y así continuará mientras la reina viva o te dé hijos, así que no lo uses como argumento. No me importa, los títulos nunca los he querido, pero si te quedas más tranquilo hablaré con Sirius.


* * * * *

Elaine se sentó sobre el tronco de un árbol caído, el bosque era frondoso, lleno de árboles de hoja verde oscura y perenne a través de cuyas copas se filtraba la luz en haces amarillos que provocaban la alternancia de luces y sombras. Las aves que habitaban sus ramas gorjeaban al viento que movía las hojas y proporcionaba esa música natural que templaba su espíritu. Le gustaba estar en el bosque, en las montañas, allá donde la tierra le hablase directamente, lejos de las calles empedradas y bulliciosas.

Sirius se acercó y de inmediato le preguntó qué le pasaba, supuso que notó su aura y cierto abatimiento en toda ella.

en parte sí. Me afecta su cercanía, el lobo va ocupando cada rincón, intenta salir y aullar salvajemente. Sé que hoy todo irá bien, si estoy con mi padre no me pasará nada, si él está no hay nada que temer.— recogió una rama de suelo y la partió en trocitos, lanzándolos de uno en uno, probando a darle a una piedra redonda del suelo. Suspiró.— mañana morirá una chica no mucho mayor que yo. Sé que es una traidora, sé que sus actos lo merecen...pero si yo no hubiera venido en un arrebato imprudente, ella no habría tomado las decisiones incorrectas y esto no pasaría.

Se sentía culpable por lo que habían provocado sus decisiones, se sentía culpable también por haber hecho venir a Damon hasta allí, alejándolo de sus obligaciones, metiéndose en política, como siempre había prometido no hacer, y sobre todo, haciéndolo por seguir los pálpitos de su corazón, sin pensar. Pero es que ella no quería pensar hasta volverse fría, ella seguía sus instintos, como lo hacía el lobo. Y no se le podía pedir que pensase como Damon, que le sacaba como cincuenta años de experiencia y sabiduría.

Además... mi padre no se fía de ti. Dice que nota tu magia oscura y que yo soy el futuro de Rumanía y... ¡bah! es todo una mierda. Te va a tener bajo escrutinio, lo siento mucho. A pesar de que mi madre y él son bastante comprensivos, no comparten vuestra visión respecto al sexo, y sé que va a ser una situación incómoda. Me fastidia, porque yo no veo nada de malo en estar así contigo, incluso aunque hubiera pasado algo más. También me da miedo que me pase como le pasó a mi madre, pero yo no soy ella y dijiste que las mujeres aquí toman hierbas para no complicarse la vida. No pienso entrar en el juego absurdo en el que los hombres pueden hacer lo que quieran pero las mujeres deben ser puras hasta el matrimonio, eso no es igualdad, y si algun dia realmente llegase a ser reina de Rumanía, pelearé por esos derechos a ser iguales.

Lanzó las ramas que le quedaban con un movimiento lleno de ira y frustración, cuando llegó a Akhershus todo pintaba muy bien, y sin saber cómo en dos días se había ido todo a la mierda.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Lun Sep 04, 2017 1:15 pm

Damon:

Ella era impulsiva, apenas era una niña ante mis ojos, mi niña, la hija de la mujer que amaba y no era capaz de entender lo que le decía.
Mis advertencias hacia la oscuridad de Sirius no eran un capricho, ese muchacho era peligroso.
Nada tenia que ver que yo fuera un rey y su padre un conde, es mas Höor Cannif era un buen hombre, uno que se desvivía por el norte anteponiéndolo a si mismo.
Puede que no estuviera de acuerdo con el modo bárbaro que llevaba ciertos temas, como la ejecución de la muchacha..no porque no considerara que no era merecedora de una muerte, que por supuesto lo era, si no porque iban a regocijarse del dolor de esa mujer y si algo sabia por experiencia es que el odio, solo genera odio y que la sangre llama mas sangre.
Yo solo era un extranjero en tierras norteñas pese a que me vieron nacer un día.
-Sirius es peligroso, bajo la piel de cordero se esconde algo mas voraz que un lobo, t no lo ves porque lo miras con otros ojos.
No es lo mismo, su control que el tuyo, tu solo puedes ser una bestia cuando la dama blanca corona el cielo, ese muchacho es siempre el caos, lo intenta contener y lo admiro por eso, pero la oscuridad esta en él, es profunda y a veces te devora las entrañas...
¿que seria de Sirius si en vez de criarse con Höor lo estuviera haciendo con otro tipo de persona..alguien mas predispuesta al mal? ¿que pasaría si Sirius perdiera a su padre? Es peligroso hija y no te quiero cerca de algo que pueda conllevar tu muerte.
Además entiende el sexo de un modo ultrajante para las mujeres de  tu clase, lo practican sin mas..
Yo cuando me acosté con tu madre..es cierto que no eramos pareja ni nada por ese estilo, pero si dos adultos que entendían lo que hacían. Yo jamas tuve intención de traicionar a tu madre, sabes que la amo por encima de mi propia vida y nunca tendré vástagos con la reina, nunca...tu eres el futuro de Rumanía, tu y Lobbo sois mi descendencia, así que compórtate como una princesa.

Sirius:

Escuché a Elaine, al parecer había tenido una discusion con su padre por mi, tampoco podía culparlo, su mentalidad era distinta, aquí en el norte las mujeres eran capaces de proteger u honor, ellas no lo perdían por acostarse con hombres..Fio lo hacia y padre nunca se enfadó o molestó por ellos, entendía que hombres y mujeres teníamos necesidades e igual que no se lo impedía a Niels, tampoco a su hija por el hecho de ser una fémina.
-Lo entiendo, no voy a adoctrinarte sobre la idea de que mi cultura es mejor que la tuya, es mas ni siquiera soy capaz de acostarme contigo..me descontrolo, puede tu padre... -guardé silencio.

Iba a decirle que su padre podía estar tranquilo conmigo, no podía follarme a su hija aunque lo deseaba con ahincó, claro que la idea de que me descontrolara y me la cargara con una tormenta eléctrica dudaba le resultara un fin mas halagüeño.
-De momento no hemos pasado de unos besos y si crees que necesitas ir mas despacio..de acuerdo. No quiero traerte problemas con tu padre y menos llenar esa cabeza de dudas ahora que la luna llena esta cerca -dije sonriendo con cierta diversión para que se animara.
Mordí su hombro suavemente mientras la miraba esperando que sonriera.
-¿voy a tener que recurrir a la magia para que te rías? -bromeé con porte altivo -¡mira atenta! Corte una de las flores silvestres y haciendo como si fuera magia, una muy mala por cierto la hice aparecer delante de sus ojos con un “wala”.
Ambos nos echamos a reír mirándonos.
-me comportaré mientras este aquí tu padre, te doy mi palabra de vikingo.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Mar Sep 05, 2017 10:05 am

Lo miró con toda la ternura del mundo, no podía decirse que no fuera adorable cuando se lo proponía, le hizo aparecer una flor de un modo muy tonto para arrancarle sonrisas y por ese mero hecho ya se le disiparon ciertas dudas. Su padre podría decir lo quisiera, pero no lo conocía y ella sí conocía al otro Sirius, al que hacía aparecer flores para provocar una sonrisa, al que se resignaba y aceptaba sus limitaciones sin volverse un amargado ni un cabrón oscuro por ello. Su magia sería negra, pero su fondo era luminoso y claro, sólo que había que rascar mucho para verlo.

¿más despacio? Sirius... ¿ir más despacio conlleva empezar por el principio y cogernos de la mano? me voy a hacer vieja esperando a avanzar!! y eso ya es mucho decir, porque los licántropos envejecemos mucho más lento.— trató de bromear sobre aquello pero tenía otro nubarrón sobre la cabeza, algo que la torturaba internamente y que dolía más de lo que quería reconocer.— Ojalá pudiera decirte que mientras esté mi padre podemos actuar de cierta forma y después ya veremos...pero no sé si me obligará a marcharme con él. Creo que con el espectáculo de París he perdido su confianza y no me dejará regresar allí. En cualquier caso....— elevó la mano y acarició su mentón depositando un beso suave en sus labios.— no te olvidaré nunca Sirius Cannif. Si algún día me llegan noticias de que en el Norte hay sequía, sabré que por fin has encontrado a la mujer de tus sueños.— rió tras decirlo, pero extrañamente algo punzó en su interior, una aguja que traicionera, había pinchado el corazón. Era un lobo, no podía rendirse, nunca se rendían. ¿Entonces por qué se estaba despidiendo de Sirius? veía la batalla asomar, y creía que tenía pocas posibilidades de ganarla, pero aún no había sucedido.

De nuevo los instintos del lobo asomaron a pesar de la empanada mental que tenía y en vez de soltarlo, colocó su otra mano sobre el rostro de Sirius y lo aproximó al suyo besando sus labios de nuevo con más ansia que antes, recordando las palabras de Damon "es caos, hay una fuerza oscura en su interior". Si, tan oscura como la que la arrastraba a ella en luna llena y no por eso era menos merecedora de afecto o respeto. ¿Que era el futuro de Rumanía? el rey sería Lobbo, como le correspondía por sangre y por línea sucesoria, o en caso de que algun dia su madre le diera más hijos a Damon, serían ellos los que reinarían, ella no quería esa corona envenenada que tanto dolor les había visto sufrir. Ella sólo quería tener un futuro, el que fuera, pero suyo, sin nadie que lo dirigiese. Probablemente era joven, ingenua e idealista, pero así lo sentía y así actuaba. ¿Acaso al propia reina de Rumanía no era una bruja oscura? y allí seguía sentada en su trono y acostada en la cama de su padre. ¿Por qué Sirius iba a ser peor que ella? al menos él no era frío, soberbio y desdeñoso como esa arpía. Lo habían criado para ser honorable, para defender una causa justa aunque con la salvedad de que todo eso lo marcaban sus bárbaras costumbres.

Sin darse cuenta Damon, al no estar de acuerdo con esa relación para su hija, estaba provocando que ella se rebelase más, que deseara con más ahinco demostrarle que se equivocaba. Cirtamente hacía falta allí la intervención de Brianna, siempre tan sensata excepto para ella misma, pues si lo hubiera sido, no estaría con Damon.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Sirius Cannif el Mar Sep 05, 2017 11:28 am

Entreabrí los labios cuando los ajenos se posaron con una ligera presión sobre los propios, aquel beso me sabia a despedida una que logro atravesarme con una punzada de rabia, una que incendio mis ojos del mismo color que el rayo y atronador fue su resultado.
Respiré ligeramente controlándome, la ira no era un sentimiento apacible y se entremezclaba con facilidad con el dolor, ambas eran las cosas que su adiós habían provocado en mi, pero supongo era experto en adioses por mi condición, me abandonaron mis padres, lo hicieron muchos por el camino y ahora ella ¿acaso podía culpara?

Ladeé la sonrisa, fingiendo que no dolía, llevaba haciéndolo toda la vida, no era tan difícil colocar frente a mi los mil y un escudos y simplemente fingir que lo entendía y que no pasaba nada, fue libre al llegar y libre era de despedirse.
-Quizás si hay sequía sea porque esa mujer no existe...creo que la mujer de mis sueños tendrá que lidiar con mis truenos -dije encogiéndome de hombros en clara alusión a la cobardía que ahora veía en ella.

Tampoco podía pedirle nada, apenas nos conocíamos de unos días, me gustaba, pero...negué acallando mis propias voces ¿que importaba? Se largaba.
No esperé su siguiente movimiento, su otra mano se posó en mi mejilla elevé la mirada para contemplar sus pardos, escasa la distancia entre nuestros labios que se convirtió en ninguna cuando estos colisionaron.
Nunca me supo mejor una gesta, rugí preso de aquel beso húmedo, apasionado y necesitado por ambos, la atraje por las caderas alzándola sobre mi cuerpo sin dejar de besarnos.

Una fina lluvia caía sobre nuestras cabezas cogiendo la misma intensidad con la que mis manos sobrevolaban su cuerpo por encima de la ropa.
Nuestra nariz se acariciaba, nuestros labios se devoraban ansiosos y estos dieron paso a los truenos que retumbaban en el cielo grisáceo.
Las gotas resbalaban por nuestros rostros, sus pestañas las acogían creando sobre ellas una cascada.
Jadeé separándome un instante, interponiendo la mano al ver como los relámpagos iban sucediéndose. Mi hombría rozaba su pubis en un signo claro del motivo de los relámpagos.
-Espera un momento -pedí cerrando los ojos tratando de relajarme – espera -pedí de nuevo sin lograr mucho pese a que tomaba aire y lo exhalaba contra sus labios, pero de nuevo los rozaba preso de las ganas y me separaba al ver que de seguir algo malo se avecinaba.

Quizás Damon tenia razón, era peligroso, era caos y me resultaba frustrante no poder continuar ¿acaso creían que no vendería mi alma al diablo por poder consumar este momento con ella?
Frustrado gruñí, la excitación daba paso a la rabia, mis músculos se tensaban contra su cuerpo.
-Ve, no quiero hacerte daño -le pedí -nos vemos luego -susurré aflojando el agarre que mis manso ejercian sobre sus caderas para que pudiera alzarse, alejarse y meditar sobre lo que su padre de seguro le había advertido acerca de mi persona.


avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 84
Puntos : 79
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Elaine de Montreil el Mar Sep 05, 2017 5:01 pm

Saltaban chispas cuando sus labios se rozaban, literalmente. Sí, estaba claro que el brujo era peligroso, que estaba aún lejos de lograr controlar sus reacciones, pero Elaine sabía que era un camino difícil, ella no podía dominar a su bestia en absoluto y llevaba lidiando con ella desde pequeña. Sabía que algún día lo conseguiría, igual que lo había conseguido Damon, igual que lo conseguiría Sirius. Pero había aprendido de su lobo interior a seguir su instinto, a apreciar lo auténtico y los pequeños detalles, los insignificantes gestos, las palabras siempre amables del brujo pesaban más que cualquier duda, su lobo en vez de echar las orejas hacia atrás, clamaba por acercarse a su mano y robarle una caricia.

Los truenos restallaron y la lluvia comenzó a mojarlos sin piedad, pero no se detuvieron, sólo cuando Sirius hizo un alto, porque no podía seguir, Elaine aflojó también el agarre.

Vale... lo siento...más despacio...trataré de recordarlo.— No habría un "luego" porque luego sería luna llena y le esparaba otra noche dura seguida de un día no menos duro, pero trataría de coincidir con él en algun momento.— tengo que irme, pronto saldremos hacia el bosque con Thorsteinn y los suyos. Mantente alejado de la espesura esta noche ¿de acuerdo? habrá una loba descontrolada suelta.

Apoyó su frente sobre la de él y cerró los ojos un instante tomando aire, concienciándose de que tenía que irse y afrontar lo que se le venía encima. Paseó las yemas de sus dedos por la piel de sus mejillas en una lenta caricia. Tragó saliva y se alejó, no le quedaba otra, debía alejarse de la ciudad cuando la luna coronase el cielo y eso sería en poco tiempo pues las noches en el norte llegaban pronto y se alargaban más de la cuenta.

Damon la esperaba en el castillo, junto a los lobos abandonaron la fortaleza y se adentraron en la vegetación rumbo a la aldea donde residía la manada, allí podrían dejar la ropa y cuando sobreviniese el cambio, los propietarios del territorio los ayudarían a mantenerse dentro de los límites. Sabía que Damon a pesar de la transformación, no perdería la razón, o no del todo, pero ella sí y necesitaba de su autoridad y de la de Throsteinn para no causar estragos. La luna pronto fue visible en el cielo y su cuerpo cambió, como siempre de forma dolorosa y salvaje. Pero esa noche el lobo interior estaba menos desatado que de costumbre, posiblemente dos transformaciones tan seguidas lo tenían desconcertado. En determinados momentos Elaine fue consciente de donde estaba y con quien a pesar de estar en forma de crinos, quizás por el agotamiento de su cuerpo, la bestia no se encarnizaba ni se apoderaba de todo, pues incluso ella sentía que de hacerlo, ese cuerpo no le duraría mucho.

Las horas discurrieron al principio de prisa, después más lentas. Quedaban dos horas para el amanecer y Elaine era plenamente consciente de todo, se agazapó entre las raíces de un gran árbol y se quedó allí contemplando la oscuridad, esuchando los sonidos del bosque, ahora casi callados, rotos solamente por las criaturas nocturnas como buhos, ratones y zorros. Finalmente los rayos del sol ocultaron a la dama de plata y pudo volver a ponerse la ropa, regresando al castillo acompañada de su padre, que no le dijo nada y ella lo agradeció, estaba muy cansada, sólo quería dormir un poco. Caminaron por el pasillo y se cruzaron con Sirius que probablemente se iba a entrenar. Damon se detuvo, y aunque la noche la habían pasado en vela, no había sido especialmente dura, era un licántropo resistente y experimentado, así que la falta de sueño no hacía mella en él.

¿vas a entrenar? veamos lo que sabes hacer...voy a por mis armas y bajo en cinco minutos.

Elaine suspiró mordiéndose el labio inferior. ¿En serio era necesario eso? ¿qué quería probar Damon con aquel enfrentamiento ficticio? negó con la cabeza y se frotó los ojos.

lo siento, pero yo estoy muy cansada, dos cambios en tres días es demasiado. Disculpadme.— Pasó entre ambos rumbo a su cuarto, no quería saber nada de eso, sólo quería dormir y recuperarse lo justo para aguantar la ejecución de la tarde.




That's me:

avatar
Elaine de Montreil
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 74
Puntos : 67
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una decisión valiente.{priv}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.