Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Inverse Midas Touch → Privado
Hoy a las 7:00 pm por Benedict Fripp

» night walk /Libre/
Hoy a las 6:49 pm por Lyriett Moon

» ¿QUIÉN ROLEA?
Hoy a las 6:04 pm por Faith Blackthorn

» Sonata en la noche //priv. Baran//
Hoy a las 5:50 pm por Arikel Voerman

» Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)
Hoy a las 5:42 pm por Elora Paine

» Drowning (Ephaste)
Hoy a las 5:29 pm por Ephaste Arkwright

» Orchid. {priv.Corbin}
Hoy a las 5:15 pm por Corbin Lockwood

» En viento en calma (privado)
Hoy a las 5:12 pm por Danielle Morgan

» Time out. {priv. Aletheia}
Hoy a las 4:55 pm por Anaé Boissieu



Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Vie Ago 25, 2017 3:09 pm

Recuerdo del primer mensaje :


VIDEOS AQUÍ --> Tequila y Pólvora

                Höor y Elora


Further on up the road:

Where the road is dark and the seed is sowed
Where the gun is cocked and the bullet's cold
Where the miles are marked in the blood and gold
I'll meet you further on up the road

Got on my dead man's suit and my smilin' skull ring
My lucky graveyard boots and a song to sing
I got a song to sing, it keeps me out of the cold
And I'll meet you further on up the road.

Further on up the road

Where the way is dark and the night is cold
One sunny mornin' we'll rise I know
And I'll meet you further on up the road.

Now I been out in the desert, just doin' my time
Searchin' through the dust, lookin' for a sign
If there's a light up ahead, well brother I don't know
But I got this fever burnin' in my soul

Further on up the road

One sunny mornin' we'll rise I know
And I'll meet you further on up the road
One sunny mornin' we'll rise I know
And I'll meet you further on up the road.



Spoiler:



Sonaba Johnny Cash en la Jukebox, era la marca de la casa. Había fotos de la estrella por todas las paredes, el dueño era un fan incondicional.

¡Vete a la mierda Barney! y traéme el jodido desayuno!!.— la bruja estaba de mal humor, no le gustaba madrugar y había tenido que hacerlo para cobrar un pedido especial de tequila. Las botellas estaban rotuladas con un gran sapo marrón y la propia bebida se llamaba El Sapo. A ese lado de la frontera el tequila y el bourbon se bebia a partes iguales en los bares de carretera y trerlo de México era mucho más caro y tedioso que destilarlo del las plantas de agave que crecían en el desierto de Arizona. Aquella vasta extensión de tierra, cruzada por el desierto del Mojave y el Gran Cañón, estaba muy despoblada, sus carreteras secundarias, como la Ruta 66, amparaban a fugitivos y almas solitarias que preferían vivir sus existencias sencillas en caravanas de latón y casas de madera, bajo un sol abrasador y la sensación del salvaje oeste impregnado en cada piedra.

El Barney's era un café de mala muerte en mitad de la nada, por donde sólo pasaban los coches y turistas nostálgicos del esplendor de la Ruta 66. Desde que se construyeron las interestatales y la vieja carretera perdió fuelle, la población se redujo drásticamente así como las oportunidades de negocio. Era el lugar adecuado para los negocios discretos como el suyo, aquellos que además bordeaban la legalidad de vez en cuando. Solía desayunar allí al menos tres o cuartro días a la semana, y el viejo y gordo Barney siempre tenía halagos y proposiciones indecentes para la morena, era ya como una sana costumbre. Las caras siempre eran las mismas; Luke el mecánico, Andy el de la gasolinera, Tom el de la tienda de suministros, Bessie la de la tienda de armas...una pequeña comunidad afincada en Crookton, a mitad camino entre Seligman y Williams, las dos únicas ciudades que sí salían en los mapas.

Las gafas de sol la protegían del dolor que inflingían los malditos rayos a esas horas, cuando debería estar durmiendo la resaca del siglo. Encendió un cigarrillo y aspiró una bocanada. Estaba prohibido fumar en los establecimientos segun la ley, pero ¿quien iba a venir a recordárselo? allí todo el mundo lo hacía. Le lanzó el paquete a Luke, que ya había tenido un infarto y no debería fumar, pero fumaba igualmente.

Barney le soltó el plato con huevos y bacon crujiente delante de la cara.

¿y ahora me dirás que te traiga café? cada día eres más gruñona.
Mueve tu culo hacia esa barra y traéme el café. Tú cada día eres más impertinente. Un día de estos te juro que te voy a sacar los dientes con ese bate que tienes colgado ahí.
pues sal conmigo y verás que pronto se acaban las impertinencias.
Soy lesbiana.
y una mierda.
Vale, no lo soy, pero paso de tí, me gustan más guapos.
Bah! no sabes lo que te pierdes.
Pídeselo a Bessie!! a ella sí le gustan preñados como tu!!

Barney masculló algunas maldiciones y el resto de parroquianos estallaron en carcajadas, incluida Bessie, cuyo marido era también de los que habían abusado de las hamburguesas y los donuts. Sonrió entre dientes y mordisqueó el bacon. Al menos no estaba chamuscado, en eso ganaba puntos, sabía preparar buenos desayunos. Cuando llegó el café lo sujetó entre las dos manos y lo olió. No había nada mejor que café después de una larga noche de chupitos.

Sacó el móvil porque le había vibrado y leyó el whatsapp que acababa de recibir.

D < ¿me haces cuatro bocadillos para esta noche? especiales, de los que tu ya sabes como me gustan.>
Elora < ok, sin tomate y sin mayonesa. A las 8 donde siempre.>

La D pertenecía a Donnie "Lucky" Bonanno, un mafioso de la zona que controlaba parte suministro de cocaína y tenía varios locales, entre bares, clubs de strippers y hasta un motel. Acababa de pedirle 4 cajas de 20 botellas cada una de tequila blanco con doble destilación, de unos 60 grados de alcohol. Normalmente el tequila se destilaba a 35-45, estaba regulado así, pero ella solía atender encargos especiales, ya que su negocio era pequeño y familiar. Envasaban botellas para comercializar legalmente a pequeña escala, y el beneficio real se lo llevaban con el menudeo aquí y allá. Cuando se acababa la temporada del agave, la planta que servía de base para la bebida mejicana, destilaban bourbon a base de maíz. Tenían apenas diez barricas de roble de 55 galones, lo cual les daba unas dos mil botellas al año. No estaba mal.


Última edición por Elora Paine el Jue Sep 07, 2017 12:45 pm, editado 6 veces




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Miér Sep 06, 2017 10:00 am

La bruja me lanzó las llaves del coche con sus habituales formas, algo que me hizo negar mientras sonreía de forma engreída.
-Pensaba que solo me llevabas para hacer un alto en el camino y montarme como si fuera un potro salvaje.
Me eche a reír cuando rodó los ojos antes de subirse a la camioneta mientras yo hacia lo propio y arrancaba el motor.

La vi subir las piernas al salpicadero, mis ojos se apartaron de la carretera deslizándose por su piel hasta llegar a los muslos.
-Esto es para calentar el camino -pregunté agachando la cabeza ligeramente para verle las bragas.
Me llevé un capón y un “ mira a la carretera” que me hizo casi dar un volantazo.
-No sabes que no se debe despistar al conductor -mascullé entre dientes haciéndome el ofendido mientras de nuevo volvía a reírme incapaz de permanecer con ella serio.

La miré de reojo cuando dijo que en el Gran Cañón acampaba de vez en cuando, si supiera que estaba hablando con un policía.
-¿Tu haces algo legal aparte de estar conmigo? -pregunté sin parar de reírme mientras ella volvía a señalar con cara de pocos amigos la carretera cuando llevé mi mano a su muslo metiendole mano.
-Pues baja las piernas joder, tendría que estar prohibido verte así y no poder meterte mano.

Llegamos al local, uno con representaciones de calaveras, vamos la fiesta popular de los muertos en México.
La bruja conocía a las señoritas del local, una que bailaba semidesnuda con una boa que se paseaba por sus partes intimas y la otra que hacia unos margaritas según la bruja épicos.
Me sirvió uno deslizándolo por la barra hasta mi mano.
Iba a dar un trago cuando de nuevo la bruja entró en juego presentándome a la tetona.

Ladeé la sonrisa cuando esta se acercó a mi con insinuante actitud, así que su primo gay.
-Un segundo preciosa -le dije a la dama caminando hacia la vieja maquina de discos mientras buscaba uno de los temas con una traviesa sonrisa mientras Elora no me quitaba los ojos de encima.
Pronto la canción empezó a sonar, no podía contener la risa ante las caras de las tres mujeres que me miraban atónitas mientras yo salia corriendo cual maricona y de un salto me encaramaba a la barra del bar dispuesto a dar un espectáculo que difícilmente olvidarían.

Fui quitándome la ropa al ritmo de la musca sin despegar mis ojos de Elora mientras las otras dos m animaban a seguir quitándome la ropa.
A ver la brujita hasta donde aguantaba mi descaro. “Donde las dan las toman”


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Miér Sep 06, 2017 12:25 pm

Al ritmo de The weather girls Höor empezó a moverse y a contonearse moviendo las caderas de forma descarada y provocadora y empezó a quitarse la ropa. Elora enarcó una ceja y después la otra. Lupe también las enarcó y miró a la bruja que se encogió de hombros con cara de asombro como diciendo "no tengo ni puta idea de qué le ha dado". Amanda se relamió y rápidamente se subió al escenario a acompañar a Höor. Lo babosillos habituales abuchearon al moreno cuando ocupó el lugar de la stripper, pero a la que ella regresó a las tablas ya se callaron. La bailarina le metió mano al poli descaradamente metiendo la mano por su ropa interior y manoseando toda su anatomía.

En uno de los giros de la canción se frotó contra la espalda de él repasandole el cuello con la lengua. La cara de la bruja había pasado de la sorpresa a la carcajada y de ésta al cabreo para explotar de nuevo en carcajadas. Amanda iba a recordar esa tarde, ya lo creo. Murmuró algo e hizo un pequeño gesto con los dedos y de inmediato el tanga cayó al suelo, se había descosido de las costuras. La stripper lo recogió porque tenía prohibido enseñar algo más que tetas, masculló entre dientes alguna maldición mientras se retiraba del escenario a por alguna prenda para cubrirse.

Venga guapetón!! ven aquí que te pongamos billetes en la ropa interior!!.— le gritó la bruja, pero como estaba en el escenario dándolo todo ella fue la que se acercó con un par de billetes de dólar a enganchárselo en los boxers.— estás como una puta cabra.— le dijo entre carcajadas. Por suerte la canción acabó porque uno de los habituales la había cambiado, se ve que tenían ganas de ver a Amanda más que el culo peludo de Höor.

Elora negaba con la cabeza muerta de la risa, ese hombre era tan aleatorio como ella, sin filtro ni mesura.

Anda toma, tu margarita, y ponte la ropa que como entre el dueño del local y te vea así, igual despide a Amanda y te contrata a ti para que bailes.
¿A quién tendría que contratar?
¡Ricardo! ¿cómo estás? te traje el pedido.
Este... pues bien, linda. ¿Que más se les ofrece?.— el hombre tenía un claro acento mejicano, pero no tenía pinta de ser uno de los capos más buscados de la mafia, no era más que un eslabón intermedio.
estábamos aquí esperándote y Lupe nos puso unos margaritas y... bueno, perdonalo es que le ha poseído el espíritu de Magic Mike y se ha venido arriba. Este es Höor. Ricardo es toda una institución y no me creo que siendo de donde es me compre bebidas a mi..
Un gusto. Mija, tampoco es tan malo, en México no todos los tequilas son buenos, para la calidad que tiene el precio está bien y pues, órale, listo, para qué más.

Al menos en aquel club eran más agradables que el imbécil de Donnie. Fueron a la furgoneta a bajar las cajas y se las dejaron en el almacén. Ricardo le dio el sobre, esta vez no habían sopresas, estaba todo correcto y legal.

Vengan cuando quieran, les invitaré a otro margarita y si Amanda se enferma, ya te pediré el teléfono de este joven.— esbozó una sonrisa pícara dejando entrever el diente de oro. Elora negó con la cabeza divertida, no podía negar que esa tarde se había reido como hacía mucho que no se reía.

Amanda salió con un nuevo tanga y puso cara de perrito abandonado cuando vio salir a Höor, le dijo adiós con la mano poniendo pucheros.

Ya has ligado, cuando quieras regresamos y os montáis un show a dúo.— Arrancó el coche y lo llevó hasta un centro comercial de la ciudad. Necesitaba algunas cosas que no podía encontrar en Crookton, como aspirinas, algunos componentes para hechizos regulares y material de oficina y si Höor necesitaba algo, era el momento.— Así que hoy tienes plan. ¿Has quedado con tu novio el gorila de Donnie? como el otro día no pudisteis acabar el baile...— lo dijo con cierta ironía pero en parte estaba preocupada, ella sabía que esos tipos podían matarte una bala entre las cejas y abandonar tu cuerpo en mitad del desierto para que lo royeran los coyotes.




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Miér Sep 06, 2017 4:24 pm

Pasamos un buen rato allí dentro, la bruja no podía contener la risa ante mi digno espectáculo y literalmente el jefe del local me pillo con los pantalones bajados, en la mano a decir verdad.
Apuré el margarita aun en boxer escuchando la conversación que esos dos se traían, al parecer era un topo mas formal que el Donny con el que había quedado, peor no por ello implicaba que fuera menos delincuente.
Me fije bien en cada rasgo, no podía sacar el móvil y echarle una foto, así que al llegar tendría que hacer un retrato robot o algo que se pareciera a eso, mis dotes con el lápiz no es que fueran épicos, pero bueno, es lo que había.
Me vestí y despidiéndome de las dos chicas y del tal Ricardo nos pusimos en marcha hacia el centro comercial.

Aparcamos el coche y antes de que se decidiera a bajar tire de su cintura montandola sobre mi.
-¿son celos o preocupación? -pregunté clavado mis pardos en los ajenos.
Era la segunda vez que me advertía sobre la banda del “Mariachi” y era consciente de donde me estaba metiendo, quizás ella era la que no entendía hasta que punto sabia el peligro que corría.

Apartó su mirada, como siempre huía de toda relación que implicara algo mas que un rato, peor por eso no debía preocuparse, los limites quedaron claros cuando nos conocíamos, no haríamos preguntas y no responderíamos aquello que no quisiéramos. Hasta el momento yo había cumplido el pacto, pero no así la regla numero uno del infiltrado, empezaba a encariñarme mas de la cuenta con ella y ese, si era un problema.

Dejé escapar el aire tirando de su mentón para que me mirara.
-Se cuidarme, así que si tu preciosa cabecita esta urdiendo un plan para aparecer por allí como quien no quiere la cosa y asegurarte de que todo me va bien, olvídalo -no hablaba de broma y creo que mi tono serio delato que esta vez era yo quien se preocupaba por ella.
Si algo salia mal no la quería inmersa en medio de un tiroteo por muy bruja que se creyera.
Volvió a apartar la mirada y yo insistí de nuevo.
-Júramelo por lo que sea que crean las brujas sin dos dedos de frente como tu -bromeé quitando hierro al asunto.

La dejé bajarse abriendo la puerta y así pasamos la tarde en el centro comercial, riéndonos de las coñas de uno y otro, me compre varias camisetas, un par de vaqueros, ademas de calzoncillos, calcetines y un cepillo de dientes con pasta y todo que le hice envolver a la dependienta y que no le entregué a la bruja hasta que llegamos al coche y lo puso en marcha.
Lo dejé caer e su regazo con cara de trastada recién hecha.
-Es por si alguna noche me paso por tu caravana -dije sin mas ladeando la sonrisa y poniendo rumbo hacia la destilería para dejar a la bruja.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Jue Sep 07, 2017 3:56 pm

¡Mierda! acababa de cazarla porque era exactamente eso lo que pensaba hacer, dejarse caer por allí como si fuera una noche cualquiera en la que se le ocurría salir y ¡oh, qué casualidad!. Frunció el ceño con un mohín.

no tienes ni idea de dónde te metes. Vale, entiendo que eres grandecito y sabes cuidarte solo, quizás hasta tengas antecedentes por descuartizar y asesinar a ocho tipos del Bronx o de dónde coño vivas...pero te aseguro que estos tíos son mala gente, no son simpáticos y menos si les robas el negocio.

Recibió el paquete de Höor que contenía el cepillo de dientes y se quedó pensativa unos instantes. Sacó de su bolso un llavero de Jack Daniels de cuero negro desgastado del cual pendían un par de llaves, lo manoseó un rato mientras sacaba una de las llaves y la guardaba de vuelta en su cartera y finalmente le tendió el llavero a Höor.

Está bien, me quedaré en casa esta noche, tengo sueño atrasado por tu culpa. Necesitarás esto para abrir el candado de la mansión Paine.

El llavero no iba solo, acababa de "graparle" un regalito, un ente protector atado. Era nigromante, su especialidad era hablar con los muertos, obligarlos a hacer lo que ella ordenase, y acababa de atar un espíritu a esas llaves. Cuando llegase a casa completaría el ritual para que fuera el más potente, pero por lo pronto el ente del llavero haría tropezar y trastabillar a cualquiera que tratase de dañar a Höor. No podría parar una bala una vez disparada, pero podía hacer que el que disparaba errase un poco el tiro.

Llegaron a la destilería y antes de bajarse del coche sacó un boli de la guantera y le apuntó su teléfono en la mano.

Llámame si te aburres esta noche y decides que una bruja sin dos dedos de frente pero con una buena botella de tequila, es mejor plan que irte de juerga con los amigotes.— su comentario estaba lleno de ironía pero realmente estaba preocupada, Donnie "Lucky" Bonnano tenía la manos manchadas de sangre, no quería ver a Höor molido a palos por no sujetar bien su lengua.

Bajaron del coche y Leif estaba apilando unos pallets en el patio, el lobo nos le perdía ojo con aquella cara de pocos amigos.

Hola padre! buenas noticias, hoy ceno en casa, si quieres hago salchichas.
— Gr.— ese gruñido con un asentimiento fue lo único que dijo el padre, después escupió entornando los ojos y mirando a Höor.
No, tú y yo, él no viene.— Ahí ya relajó el gesto y siguó apilando pallets. Elora le susurró a Höor con una mueca divertida.— ¿¡Qué!? es el suegro perfecto!! además le has caido bien... aun conservas la cabeza sobre tus hombros.

Acompañó a Höor hasta la verja y se apoyó en ella mirándolo.
No hagas ninguna tontería, la pasta que perdí ayer no vale la pena, la sacaré de otro sitio.— lo enganchó del cuello y le plantó un beso en los morros.— Lárgate, yo te guardo el cepillo.— cerró la verja dándole la espalda y se dirigió a la caravana a llevar las bolsas de la compra.

Antes de cocinar sacó un par de tarros con los ingredientes necesarios para acabar el hechizo de atado. Realizó el ritual y expandió su mente, rastreando al espíritu que habia unido al llavero y le dio órdenes claras reforzando lo que debía hacer. Después se dio una ducha y arregló un poco la caravana por si tenía visita y ya se dispuso a hacer la cena, de vez en cuando cenar con su padre les venía bien para comentar cuatro cosas, a fin de cuentas él la había sacado adelante cuando su madre se largó y la abandonó allí.

* * * * *

En el Rodeo, el club de Williams a media hora de Crookton, Donnie y los chicos estaban haciendo reparto en el parking. Pastillas, maría, coca...Millie era el que más se movía con la gente joven y la chusma, después estaba el grandullón que apuntó a Höor con la pistola al que llamaban Petisuis, porque al parecer su madre le daba dos de pequeño y así de hermoso estaba, otro larguirucho que olía a colonia cara y el propio Donnie.




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Vie Sep 08, 2017 4:48 am

Elora me acompañó a la verja, aun iba riéndome por lo del suegro perfecto, algo que a ella le hacia fruncir el ceño mientras mis manos la atraían por la cintura dejandole mordiscos por el cuello.
-¿Y a mi no me vas a preparar salchichas? -bromeé sin dejar de reírme -espera, ya se , gr – me volvía a reír llevando mi mano al vientre bajo su mirada - ¿es así como se consiguen las famosas salchichas Paine?


Casi me empujó fuera de la verja a lo que yo respondí sacando la llave para enseñársela con aire engreído en un ligero vaivén delante de su cara.
-¿te das cuenta de que puedo entrar cuando quiera?
Tiró de mi cuello haciendo que nuestros labios impactaran, un beso que de forma apasionada nos dimos y que me supo a miedo, estaba preocupada y por mucho que se esforzaba en disimularlo sus indirectas a lo largo de la noche la delataban.
-Nunca hago tonterías -de nuevo estallé en carcajadas, vale, esto de mentir no se me daba bien -bueno, ninguna que me haya mandado al cadalso -le dije guiñándole un ojo.

No le dije que volveria porque era una estupidez, no iba a preocuparla, así que digamos la cosa quedó en el aire, ella con mi cepillo y yo con sus llaves.
Nos despedimos y me pasé por el bar de Barny para recoger la moto que había dejado en su bar y de ahí me largué directo a la cita que tenia con mis “amigotes” en el Rodeo.

Aquella gente era chusma, Elora tenia razón, pero..justo ese era el motivo por el que estaba allí y no otro.
Vendían estupefacientes en la puerta, menudeo de drogas varias, no parecía que fuera algo a gran escala, pero esa gente no era trigo limpio y pensaba meterlos en la trena y que no salieran de allí en bastante tiempo.

Con mi porte soberbio, sin un ápice de miedo me presenté frente a Donnie, el gorila que me apuntó pronto cerró filas a mis espaldas lo que provocó que ladeara la sonrisa y que le dedicara una mirada de soslayo.
-¿debería preocuparme? -pregunté volviendo a clavar mi mirada en el “jefe” -no, lo digo por nada, pero noto su aliento en mi cuello y no me van esas cosas...tu ya sabes a lo que me refiero- dije haciendo el movimiento de encular a alguien.

La mole no se lo tomó muy bien, gruñó a mis espaldas era le segundo gruñido que me dedicaban en un día y dicen que no hay dos sin tres así que..la cosa apuntaba maneras aquella noche.
-Llevar al pinche cabrón dentro -dijo Donnie sin prestarme mucha mas atención.
La mole me puso la mano en el hombro pero yo me la esposé de encima con rapidez.
-Cuidado que me tocas -apunté antes de sentir el cañón de una recortada en la espalda -bueno si lo pedís con tanta amabilidad, como negarme.

El que me encañonaba era un tipo rubio, con una barba poblada y cara de desquiciado, sus pupilas estaban dilatadas posiblemente por la coca que había ya tomado, isa que no me vi en la tesitura de contradecirlo y caminé hacia ese almacén trasero que ya conocía de echo.
Mi sorpresa vino cuando dentro me encontré una caja fuerte vieja que bien podían haber sacado del antiguo oeste.
No me meé allí de la risa por aguantar la compostura.
-¿en serio? -pregunté mirando a Donnie -habéis hecho los deberes, eso no puedo negadlo, si, soy el hijo de Erlend Cannif y si , se me dan bien las cajas fuertes, pero a no ser que vuestro plan sea retroceder en el tiempo con algún tipo de maquina inexistente os diré que esta mierda de caja ya no existe, ningún banco mete la pasta del contribuyente en esta mierda y si hablamos de capos menos todavía.

El del cañón de mi espalda me empujo hacia la caja, al parecer no se quedarían tranquilos hasta ver como la abría, así que dejé escapar el aire y me arrodillé frente a la puerta, lo había hecho mil veces sido niño, esperaba que no se olvidara la técnica y fuera como montar en bicicleta.
Pegué mi oreja al lado de las ruletas y cerré los ojos esperando escuchar los “clacls”
No me llevó mas de dos minutos encontrar la combinación y con un “wuala” les abri la caja poniéndome en pie.
-Como os he dicho, esto no vale para nada, hoy en día las cajas fuertes tienen sistemas electrónicos, hay que piratearlas para abrirlas y huella digital en su mayoría para protegerlas de piratas, las cosas se nos han complicado últimamente a los ladrones ¿sabéis? -dije de forma engreída

Donnie parecía convencido con mi explicación, así que tras invitarme a unas copas, muchas a decir verdad, conversar acerca de negocios, me citó para la noche siguiente, supongo que no iba a contarme su plan maestro la primera noche, pero si algo tenia claro es que quería dar un golpe
Me dijo que me trajera a la bruja, que iban a celebra una fiesta y que de seguro nos lo pasaríamos bien ,que las drogas corrían de su parte.
Acepté claro que con una condición clara, los negocios me gustaban trasparentes, y no tenia una grata experiencia con ellos, le había mangado parte de lo acordado a mi novia y eso no lo dejaba en un buen lugar.

Donnie se rio y en un sobre metió la pasta que le debía y un adelanto por mis servicios que ni me molesté en contar pero que por el peso del sobre debía ser sustancioso, así que nos despedimos hasta la noche siguiente.
Usé la llave que Elora me entregó y me adentré en su caravana, esperaba no encontrarme al padre así que me fije bien donde metía las zarpas dejándome caer justo en el lecho de Elora donde la bruja dormitaba.
-Buenas noches, días mas bien -susurré buscando sus labios bastante animado.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Vie Sep 08, 2017 8:35 am

Elora recogió los platos de salchichas, el de Leif apenas estaba manchado, el lobo rebañaba la salsa sin pudor ninguno. Habían estado hablando de cosas de la destilería y le dijo que Donnie le había hecho la 13/14 con el dinero del Tequila "especial". Leif estaba dispuesto a ajustarle las cuentas, pero Elora le recordó que andaba con la condicional y si lo trincaban iba a ser muy malo porque en la cárcel en luna llena... así que Leif gruñó frustrado.

— ¿y qué me dices del tipo ese con el que sales estos días?
qué te digo de qué.
— que si te lo estás tirando.
No, padre, jugamos al ajedrez. ¿Tú qué crees?
— parece imbécil con ese pelo.
cualquiera que no lleve el pelo lleno de mierda y de rastas es imbécil segun tú, eso no es nuevo.
— tú sabrás, pero no me gusta que merodee por aquí.
algún día tendrás que soportar que algún hombre que no lleve tu sangre se meta en tu territorio. ¿Prefieres que me haga lesbiana?
— grrr. Hijos invertidos no, joder. Quiero nietos algun dia.
pues sin un tipo con el equipamiento adecuado no será posible, por muy idiota que te parezca su pelo.
— debí mandarte con tu madre.
si hubieras sabido donde estaba me hubiera ido yo misma, pero es lo que hay. Además no gruñas tanto, que por lo menos lo pasamos bien, tenemos alcohol gratis y salchichas. La mayoria de mujeres se queja de que no comparte nada con su padre, yo comparto borracheras. ¿A que mola?.— Sabía que Leif era un incompetente emocional y que no sabía expresar las cosas, pero era su hija favorita y aunque no se lo decía, se preocupaba por ella y no quería perderla. Otro bufido por respuesta y terminó la conversacion llenando dos vasos de bourbon y dejándolos caer sobre la mesa con un ruido seco. La bruja sonrió entre dientes. Serías dos desgraciados de la vida pero se tenían el uno al otro.

Se quedó leyendo un rato después de que Leif se marchase y sobre las dos de la madrugada conjuró a los muertos para preguntarles si Höor estaba vivo; de momento sí, y al parecer aún entero. Bien... pues no podía hacer nada más que esperar. Se acabó metiendo en la cama, que no era muy grande por cuestiones obvias de espacio y se quedó dormida.

Rayaba casi el alba cuando notó que su cuerpo la empujaba para que le dejase sitio, estaba medio adormilada y bostezó desperezándose.

¿aún conservas los miembros? me refiero a los importantes...— sonrió entre dientes y le propinó un mordisco en el lóbulo de la oreja. Vale, por el tacto de aquello en su trasero...los conservaba. Entre risas dejaron escurrir el edredón y acabaron la noche abrigándose el uno al otro, mientras la bruja le tapaba la boca a Höor impidiendo que hiciera mucho ruido porque Leif tenia el oído muy fino. Era mejor no despertarlo, no por el hecho de que los pillase con las manos en la masa, que eso ya daba un poco igual, sino por despertarlo en sí. Tenía malos despertares, no se le podia hablar hasta que no se había tomado dos cafés y un trago de algo más fuerte.

inside:






THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Dom Sep 10, 2017 8:47 am

Cerré los ojos tirándome la almohada por encima cuando Elora decidió vengarse de mi nocturna salida con los “amigotes” corriendo las cortinillas del ventanal de la caravana.
La resaca me martilleaba la cabeza, notaba la boca pastosa y tenia mucha sed, pero la bruja lejos de rendirse me quitó de encima la almohada invitándome a ver el maravilloso mundo de un nuevo día.
Tiré de su cintura haciéndola caer sobre mi haciéndole cosquillas y muertos de la risa volvimos a enredarnos en el lecho.

Desayunamos unas tostadas y un zumo de naranja perfecto para mi resaca y sin decirle ni media sobre la fiesta a la que había sido invitada le dije que tenia que hacer unas cosas.
-Puedo volver a medio día y hacer mi especialidad culinaria -dije alzando las cejas seductoramente -macarrones con tomate y atún ¿que me dices? también puedes conquistarme con tus salchichas a lo Paine.
Le plante un beso en los morros y un manotazo en el culo como despedida, sobre la mesa había dejado el sobre.
-Por cierto, Donnie me ha pedido que te diera la pasta -dije señalando con la cabeza el sobre -nos vemos en unas horas preciosa.

Ciertamente tenia que hacer el retrato robot del tipo que conocí la otra noche, hablar con mi jefe de los nuevos acontecimientos y hacer un par de informes.
Informes donde por su puesto olvidé mencionar a Elora, sabia que incumplía las normas, que me jugaba el puesto, pero … me importaba y si esta operación salia bien tendrían suficientes delincuentes a los que echar el guante como para centrar su atención en una mujer.

Volví para comer, no llamé tenia la llave y aunque me encontré de frente con su padre y sus gruñidos habituales seguí caminando en busca de Elora, estaba en la cocina cortando unos tacos de queso con una copa de vino.
Un manotazo es lo que me regalo cuando cacé uno de los pedazos a lo que respondí con un mohin lastimero.
-Va, déjame ayudarte¿que hago?

Sus ojos inquisidores se hundieron en mis pardos mientras apoyaba el culo en el banco de la cocina esperando que le contara algo.
-¿que? -pregunté robandolé la copa para dar un trago -¿has visto algo en tu bola de cristal que deba conocer? -pregunté entre risas.
Me había pillado, posiblemente ya sabría lo de la fiesta, quizás había llamado a Donnie para agradecer lo de la pasta o vete tu a saber.
-Vale, hay una fiesta esta noche y nos han invitado, no te lo he dicho porque no son buena gente, prefiero que te mantengas al margen Elora, hazme caso -dije en tono serio mirándola fijamente.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Dom Sep 10, 2017 9:54 am

Desayunos en compañía, un raro placer que pocas veces se permitía, pero esta vez estaba siendo todo muy extraño...pero bueno, la vida era extraña, la gente era extraña, y ya había aprendido a disfrutar del momento porque luego el momento pasa y regresa la misma mierda de siempre.

Se quedó con el sobre en la mano y el ceño fruncido preguntándose qué narices le habría dicho Höor a Donnie para que le devolviese el dinero, pero se quedó en un interrogante flotante sobre su cabeza ya que el motorista fantasma se fue tan misterioso como llegó.

El resto de la mañana la pasó trabajando en la destilería. El moreno había conseguido sorprenderla bastante con cómo estaban discurriendo las cosas, y eso era excitante pero a la vez la hacía desconfiar. Andaba distraída pensando en eso cuando le llegó un whatsapp de Donnie.

< esta noche trae unas botellas de las tuyas para la fiesta.>

¿Fiesta? ¿Qué fiesta? Oh! una fiesta a la que habían invitado a Höor y seguramente a ella pero el moreno había "olvidado" contarle. ¿Pensaba ir sin ella? ¿A qué estaba jugando? si Donnie no le hubiera dicho nada, ella no lo sabría. A la hora de comer apareció el novio postizo de la bruja con ese desparpajo que lo caracterizaba.

¡Quita tus sucias zarpas de mi queso! ve a lavártelas!!.— le indicó el baño con un gesto de la cabeza, enfurruñada, que al parecer era su estado natural.

Estaba cortando queso y cuando el poli regresó le apuntó con el cuchillo entornando los ojos.

¿Ahora vas a decirme quienes son esos con los que llevo haciendo negocios durante años? Ya sé que no son buena gente!! Fíjate dónde estás!! esto es el puto cagadero de Dios, ¿qué esperabas? aquí o te espabilas o te mueres de hambre, si no de qué tantas balas, robos de diligencias y bandas de forajidos en las películas del oeste. Bienvenido al Oeste vaquero.— le indicó un armario que parecía una alacena.— ahí hay macarrones, mueve el culo y demuestra eso de que es tu especialidad.

Después de comer hizo café y se sentaron fuera, bajo el avance de su módulo, a descansar un poco. El sol caía fuerte y los grillos cantaban bajo el ardiente viento seco de Arizona.

Intenta no hacer ninguna gilipollez, porque tú te irás de aquí en un momento u otro, pero yo tengo que quedarme y vivo bajo las reglas no escritas de este lugar ¿entiendes lo que quiero decir?.— se acabó el café y miró a Höor pensativa.— Sólo una cosa... no me dejes tomar nada más que no sea alcohol, podríamos acabar en el hospital..— lo que no explicó es que se refería a todos, no a ella sola, si liberaba sus poderes estaban jodidos porque eran muy oscuros.

A las diez Höor fue a por ella en la moto. La bruja había avisado a Leif que se iba de fiesta y al día siguiente no estaría operativa, así que mejor que no contase con ella en la destilería. El lobo gruñó, pero la entendía, él también se iba de farra y desaparecía durante días, regresando a veces con deudas. El local estaba a reventar y la música atronaba porque habían montado una buena fiesta con varias marcas de alcohol patrocinándolo y un Dj conocido en la zona. Toda la gente con ganas de fiesta estaba congregada allí. Aparacaron detrás, en la salida de empleados donde estaba la entrada del almacén.





THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Dom Sep 10, 2017 2:40 pm

Sobre la Harley Davidson y dándole vueltas a las palabras de Elora fui por ella, admito que me sentí muy tentado de no detenerme en la destilería, tenia razón, no se a que demonios estaba jugando, pero tenia razón.
"
Intenta no hacer ninguna gilipollez, porque tú te irás de aquí en un momento u otro, pero yo tengo que quedarme y vivo bajo las reglas no escritas de este lugar ¿entiendes lo que quiero decir?.—



Yo era un policía que había venido a tierra de nadie para infiltrarme en una peligrosa banda de narcos, ladrones y posiblemente asesinos si se terciaba y ella era una chica que tenia que buscarse la vida a golpe de suerte, una que no la había acompañado durante estos tiempos.
Acabado todo esto yo me largaría de allí, posiblemente si todo iba bien pillaríamos a la banda de Donnie, pero Elora seguiría metida en la misma mierda y los represalias no quedaban extintas en este juego peligroso al que podíamos llamar vida.

Solo tenia una opción, una que se paseaba por mi cabeza sin ton ni son, terminar con lo que fuera que entre nosotros existía, dejarla al margen de todo esto, solo seria la chica de la que se aprovecho el hijo de puta del policía.
Quería protegerla, admito que me había encariñado de esa mujer que siempre llevaba el ceño fruncido, abanderaba la mala ostia personificada, pero también me reía con ella, habíamos pasado momentos únicos y no solo en el lecho, si no cada instante de todo este tiempo.

Detuve la moto en la destilaría, aun dándole vueltas a todo aquello. Ella estaba apoyada en el muro, mirándome con esa típica cara de pocos amigos que me decían “llegas tarde gilipollas” pero sus ojos decían algo distinto.
-Y mi beso -repliqué cuando fue a subir directa a la moto, es mas di un pequeño aceleron impidiéndoselo que la hizo gruñir perdonándome la vida.
-Me iré si no me das antes un beso -la reté son una picara sonrisa en mis labios mientras ella hacia otro intento con el mismo resultado.

Frunció el ceño acercándose, me cogió de la nuca y sus labios colisionaron con los míos, mi lengua se deslizó hambrienta por su boca arrasando con todo a su paso.
-No era tan difícil ¿verdad? -apunté relamiendome los labios mientras ella trepaba a la moto enredando sus brazos cual sogas a mi cintura y apoyando la cabeza en el omóplato de mi espalda.

Arranqué mientras ambos reíamos por los improperios que lanzaba, juntos todo era fácil ,un reto constante, pero la realidad tenia otra forma, yo no era el motorista fantasma y mi compañía podía traerle problemas.
Fuimos libres mientras la moto se deslizo rugiendo por las calles, sus manos se perdían en los bolsillos de mi chupa para no pasar frio en ellas, era agradable aquella sensación compartida, era agradable estar con ella.

Nos apeamos en el local, la fiesta ya había empezado el Dj pinchaba y aquello estaba abarrotado, uno de los tipos de Donnie lo llamó nada mas me vio llegar, sin duda querían algo de mi, pues fue el mismo jefe quien salio a recibirnos a ambos con una simpatía desbordante y una botella de champan dispuesto a brindar por los fructíferos negocios.
Tiré de la cintura de Elora, no pensaba perderla de vista ni por un instante, pero a su vez tenia que estar pendiente de los movimientos de todos ellos.

Acabaos en un reservado con varias chicas jóvenes, semidesnudadas y bastante drogadas que bebían sin parar incitadas por esa chusma.
Negué cuando una de ellas se acercó a mi tirando de Elora para sentarla sobre mi regazo, no me gustaba como Donnie la miraba.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Lun Sep 11, 2017 3:46 pm

Höor llegó a por ella y le pidió un beso, a lo que ella le contestó con una fruncida de ceño y un gruñido; lejos de amedrentarse, dio un tirón de la moto y ella tuvo que correr para alcanzarlo.

¡¡Estate quieto maldita sea!! no pienso perseguirte por todo el puto estado!!.— finalmente se acercó y pudo morrearlo a gusto, no podía negarse a sí misma que le gustaba perderse en el cuerpo, saborear esos labios y refunfuñar mientras él ponía aquella sonrisa socarrona. "Ay por todo lo sagrado, Elora!! no te pilles por un tipo que está de paso. Nadie quiere quedarse a vivir en este vertedero y tú ¿a dónde vas a ir si no sabes hacer nada más que destilar y hacer conjuros?".

Hacía tiempo que pensaba en darse un cambio de aires, quizás California, Los Angeles...estaría a seis horas en coche de Leif por si la necesitaba y podría hacer algo distinto como...como...¿ser camarera para malvivir? ¿trabajar en una tienda esotérica? Pfffff.

Llegaron a la fiesta y después de saludar a la gente, bailar un poco y beber algunas copas los llevaron a un reservado. Donnie les ofreció coca, pero Elora negó y cuando uno de los hombres de "Lucky" Bonnano se metió con ella, alegó que tomaba medicación para la epilepsia.

No sabía que fueras epiléptica. ¿Es eso que te sale espuma por la boca y te meas encima, no?.— Donnie siempre tan delicado.
Yo tampoco sabía que fueras tan capullo e ignorante, pero sí, puede pasar.— chasqueó la lengua y le hizo un mohín.
wooooo...eh Höor controla la lengua de tu chica, o se la morderé.
tranquilo, que ya ocupo yo mi lengua en cosas más productivas.— morreó de nuevo al moreno, después de que la sentara sobre sus rodillas.
Pues si que tienes mala folla, guapa, por ahí dicen que eres más...cariñosa, sobre todo con todos los que se paran cinco minutos en Crookton.— le hizo un gesto obsceno a Elora llamandola zorra en toda su cara. La bruja frunció el ceño y entornó los ojos.
Vámonos, paso de esta fiesta.
Eh! no sabes aguantar una broma! la perrita gruñe fuerte!!

Elora se levantó del regazo de Höor para ir a bailar un rato, ese gilipollas le había puesto de mal humor, pero en ese momento la banda del Coyote irrumpió en el local para ajustar cuentas con la banda del Mariachi, la mayoría iban armados con pistola y algun arma blanca. Al parecer Donnie había estado haciendo amigos esos días, jugando con sus socios como lo hizo con la bruja, y algunos no eran tan pacientes como la bruja. Pronto aquello se volvió un infierno de gente corriendo arriba y abajo, mesas volcadas, gritos y empujones.




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Lun Sep 11, 2017 4:37 pm

El tiroteo de dos bandas rivales convirtió aquel lugar en un infierno. En una ciudad sin ley donde todo vale, donde nadie echa de menos los cuerpos que sobre el suelo se desangran, cuerpos como el de Elora, que a nadie excepto a un borracho y a mi le importa.
Apreté los dientes saliendo en dirección a la pista de baile donde la bruja se había agazapado cubriéndose con los brazos.
Con el pié empujé una mesa lanzandola a un lado y de un tirón de su cintura la cubrí tras ella sacando mi mágnum.

Donnie y los demás se encargaban de disparar tratando de causar el mayor numero de bajas de la banda rival, claro que los muy hijos de puta no se preocupaban de a cuantas victimas inocentes se llevaban en aquel fuego cruzado.
-¡Agachaos joder! -rugí a la gente que aun inmóvil quedaba en la pista ya fuera por el miedo o porque iban demasiado colocados para sentirlo.

Mis pardos se perdieron en los de la bruja, su respiración errática chocaba contra mi cuello mientras yo la mantenía abrazada por la cintura y buscaba que me escuchara entre tanto revuelo.
-Voy a cubrirte, quiero que corras hacia el almacén ¿me oyes? Te seguiré, lo juro ,pero necesito que estés a salvo para poder ir tras de ti y ponerme yo también a salvo ¿lo entiendes?

Esta asintió, por supuesto que le mentí, pero conociéndola como la conocía sabia que si le decía que cuando ella estuviera bien pensaba ayudar al resto de personas de la sala ni de lejos iba a dejarme en un tiroteo, era terca como su padre, mi única baza es que pensara que tras ella iría yo, a fin de cuentas no era una necia y de allí creo que yo era lo único que le importaba un ápice.
-Contaré hasta tres. 1, 2, 3 ¡ahora! -rugí sacando mi cuerpo de la mesa y disparando en dirección a los enemigos para cubrir su retirada.
Uno de los disparos me alcanzó el hombro, aullé en un quejido de dolor, aquello abrasaba como un demonio.

Solo cuando escuché el almacén cerrarse respiré tranquilo y me refugié de nuevo.
Donnie y el resto iban tomando posiciones, jugaban en casa y eso era lago que la banda rival no había calculado.
Ayudé a varias personas a esconderse, mujeres mayormente que lloraban desesperadas en medio de la pista como conejos a los que les echas las luces.
Aun así disparé acertando a varios de la banda rival, tenia que ser uno de ellos si quería que confiaran en mi.

Uno de los hombres de Donnie se encargó de atascar la puerta del almacén para que la bruja no saliera, fue una orden dada por el “jefe” al que le divertía la preocupación que tenia sobre la mujer de la destilería.
El ruido de sirenas no tardó en hacerse evidente, unos y otros salieron disparados, ninguna de las bandas querían ser enchironados.
Corrí hacia el almacén, aunque Donnie trató de impedírmelo, pero lo único que se llevó fue un puñetazo y desistió en el intento tratando de poner su culo a salvo.
De una patada desbloqueé la puerta, cacé de la mano a una enfada bruja que gruñía rabiosa porque no la había seguido, porque no había cumplido mi promesa.
Veía sangre en mi cuerpo, buscaba las heridas.
-No es mía -rugí -viene la pasma, hay que largarse -tiré de ella hacia la parte trasera, arranqué la moto con premura rechinando rueda para largarme de allí con ella.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Miér Sep 13, 2017 4:01 am

¡eres un gilipollas!.— le dijo mientras corrian hacia la moto y se subían en ella arrancando y haciéndola rodar en la carretera como alma que lleva el diablo. La policía no era tonta y habían colocado un control con tiras de púas en el suelo, Elora le indicó un camino alternativo por un sendero de arena que desembocó en otro camino secundario y éste a su vez en una pista forestal que los adentró en el parque natural del Gran Cañón. Era la mejor opción, permanecer escondidos hasta que pasase la redada. Serpentearon por caminos desiertos durante un rato hasta que la moto ya no pudo avanzar más debido a lo abrupto del suelo.

Se bajaron allí y continuaron a pie unos minutos hasta que se acabaron los árboles y la luna iluminó un remanso del rio Colorado. Allí la naturaleza era enorme y magnífica, las altas paredes y rocas del Gran Cañón los refugiaban de ojos indiscretos y tan sólo el ruido del agua y las alimañas nocturnas rompían ese silencio espectacular.

Si la sangre no fuera tuya, no estaría empapando cada vez más tu camisa...— gruñó. sabía que le habían herido, y en esas condiciones no podían ir a un puesto médico porque los pillarían. Tenía que recordar cómo era aquel ritual que hacían los indios Navajo para extraer el mal, y eso no le iba a gustar.

Bajaron hasta el rio y le ordenó a Höor que se sentara sobre una roca plana, quitándole la camiseta y lavando la sangre para enfocar con la linterna del móvil el estropicio.
Mierda!! es de bala y está dentro!!!.– lo miró con cara de enfado y preocupación, se pasó las manos por la cara y resopló.— Vale... esto no te va a gustar, y seguramente duela un infierno, pero tre vas a joder y me dejas hacerlo porque si no, te desangrarás.

Se retiró unos pasos de él y tomó aire profundamente.— Veas lo que veas... no me toques ni me sacudas, ¡¡¡y no corras!!!.— Cerró los ojos y la energía oscura que corría por sus venas comenzó a emitir su característica electricidad estática, haciendo que su pelo negro flotase en el aire cmo serpientes enfurecidas. Los ojos se le pusieron en blanco y las venas neras recorrieron su piel, dandole un aspecto macabro y espeluznante. Empezó a murmurar en la lengua nativa americana llamando a los espíritus de los chamanes que pudieran estar por allí. Uno acudió a la llamada y Elora le preguntó sobre el ritual para extraer el mal y curar la herida. El chamán la fue guiando, poseyendo sus cuerpo y sus movimientos. Encendió una pequeña hoguera con una chispa que sacó de sus dedos y murmuró las palabras que conectaban a Hóor con la madre tierra y los espíritus guía. La bala fue moviéndose poco a poco mientras la intensidad del cántico aumentaba hasta que finalmente cayó al suelo. La bruja colocó la mano sobre la herida abierta murmurando más palabras en navajo y la herida dejó de sangrar, pero tendrían que taparla. Arrancó una manga de su camisa y la ató alrededor del hombro, eso tendría que bastar. Se despidió del venerable chamán indio y la energía estática cesó, volviendo a tener la piel sin venas negras, los ojos oscuros como siempre y el pelo cayendo a ambos lados de la cara. Se tambalaeó un poco cuando salió del trance.
ya... está.— y se desmayó del esfuerzo. La magia negra consumía al mago y más aún a aquel que no estaba muy acostumbrado a practicarla.


Última edición por Elora Paine el Miér Sep 13, 2017 8:43 am, editado 1 vez




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Miér Sep 13, 2017 6:38 am

Sentado en una piedra plana enarqué una ceja cuando Elora empezó a decirme que no corriera viera lo que viera, que no la sacudiera, vamos que me estuviera quieto como esa piedra que reposaba bajo mi culo.
Ladeé la sonrisa de forma engreída “correr yo” ¿acaso no me había visto en el tiroteo? Yo no era de los que huía.

¡Ostia! Me caí de la piedra reculando hacia atrás ¿pues de verdad era bruja? Sus ojos se pusieron negros, su pelo flotaba a ambos lados de su rostro y las venas se tornaron negras como si fuera un ente.
En el suelo culminó lo que parecía un ritual, funcionó, la bala salió de lo carne y la herida dejó de sangrar, no estaba del todo repuesto, pero cuando la bruja se desmoronó frente a mi me alcé del suelo y corrí hacia ella sujetándola entre mis brazos.
-¿Elora? -la llamé preocupado.

Su rostro había vuelto al mismo tono de siempre, como si lo que acababa de pasar fuera un espejismo y la única prueba que había era la bala en el suelo.
No tardó mucho en volver en si, aparté los mechones de pelo de su cara mirándola con una sonrisa picara.
-Joder que fea te pones -bromeé llevándome un manotazo y creo que no por eso si no por la consecución de mentiras que le había dicho.

No iba a pedir perdón, todas eran necesarias para su protección y mas que no conocía, como mis reales motivos para estar allí.
-busquemos un sitio donde pasar la noche, las calles estarán vigiladas por la pasma y no sera seguro volver a ellas con la moto y yo no abandono mi moto -le dije guiñándole un ojo sin dejar de abrazarla.
-estas fría -le dije quitándome la chupa para ponerla sobre sus hombros – ¿no podrás sacar una botella de tequila de la chistera no? -bromeé de nuevo mirándola fijamente mientras buscaba sus labios.
-No tenia que haberte dejado venir conmigo, te lo dije, esta gente es peligrosa Elora, una cosa es que les vendas tequila y otra que te relaciones con ellos.
Elora te quiero lejos de Donnie ¿lo entiendes?

Mi parte mas posesiva salio a relucir y se que no debía ser así, pero no podía controlarlo, no solo era posesividad, era preocupación, había visto lo que hacían con esas niñas que medio desnudas y drogadas hacían todo lo que les pedían.
-Anda vamos bruja, seguro que encontraremos donde refugiarnos para pasar la noche, puedo hacer un fuego, lo aprendí en los Boy scout -bromeé mordiéndole el hombro antes de echarme a reír.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Miér Sep 20, 2017 4:16 am

La magia consumía su energía, era una de esas cosas que debía mejorar y pulir, pero por desgracia no practicaba lo suficiente, siempre enfrascada en sobrevivir día a día en aquel mundo que te asfixiaba con normas, impuestos y mierdas varias.

Sé de un sitio...puedes llevar la moto.— se levantó despacio para no marearse, recuperando poco a poco la lucidez. Bebió un poco de agua del mismo rio Colorado, que bajaba algo turbia, pero daba igual, un poco de arena tampoco iba a matarla.

En la enormes formaciones de roca caliza que habían sido erosionadas por los elementos durante miles de años, se formaban meandros y cuevas, Sabía de una a baja altura donde podría dejar la moto sin peligro. Recogieron algunas ramas por el camino y cuando la alcanzaron se metieron en ella a buen resguardo. Encendieron el fuego allí y la bruja se recostó sobre la pared cerrando los ojos y pellizcándose el puente de la nariz.

Si, soy bruja de verdad. Y no es agradable verme como me has visto. Pensé que gritarías...la mayoría lo hace.

Se arrebujó bajo la chaqueta de Höor y dejó reposar la cabeza sobre su hombro. Había sido una noche movidita.

No tienes que explicarme quien es Donnie. Por aquí lo llamamos Bonnie "lucky" Bonanno. Era un capo de la mafia italiana, pasó años en la cárcel pero se salió de rositas porque tiene contactos importantes que le costearon los mejores abogados. Supongo que vienes de algun sitio donde las cosas son diferentes. Siempre son diferentes, esto es el culo del mundo, aquí no hay ley. Si la hay, pero como si no la hubiera, mantenemos nuestro propio equilibrio desde que en 1846 ganamos la guerra a México y nos quedamos con este trozo de desierto.— miró al fuego más cansada que cabreada.— ¿a qué has venido aquí Höor? te has metido en mi mundo como esa bala en tu hombro...no te voy a pedir que te quedes, no me debes nada. Pero al menos me gustaría saber a qué juego estás jugando, porque yo sé cuales son las reglas de este lugar y tú no. No puedo dejarme arrastrar por tu inconsciencia, eres tú el que está jugando con fuego con esa gente.

Seguramente le contestase con evasivas, lo veía venir. Pero una cosa era un rollo de una noche, sin preguntas ni explicaciones, y la otra cosa era meterse en su vida hasta el punto de verse obligada a revelar lo que era, y ella no saber nada de él. No le hacía gracia estar en manos de alguien de quien no sabía ni qué intenciones tenía, porque con aquella gente podía acabar mal.




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Miér Sep 20, 2017 5:34 am

La bruja estaba cansada, apoyada en mi hombro los ojos se le cerraban, mas aun así no dudo en dejarme claro varias cosas, no solo que era yo el que estaba jugando con fuego y no ella, si no que cuando me largara de allí, ella se comería la mierda de los estropicios que yo hubiera hecho.
La entendía, pero no podía contarle la verdad, no sin destapar mi tapadera y sabia que esa gente no era precisamente amiga de la pasma, me vendería, lo sabia porque ese seria su único modo de taparse el culo y esa banda era peligrosa, no podía permitir que siguieran haciendo lo que les viniera en gana en esta ciudad sin ley donde la gente moría engrosando la lista de hombres sin nombre acribillados en un tiroteo cruzado.

En aquel lugar la gente no prosperaba, la muerte les llegaba antes de lo debido, si no se los llevaban las drogas o el alcoholismo, lo hacían los negocios turbios. No quería que Elora acabara siendo una esquela en las paginas traseras de un periódico.
Yo era un policía, había jurado lealtad a mi país, tenia que evitar no solo que dieran el golpe que pretendían que de seguro solo llevaría mas caos e intranquilidad a las calles, si no desarticular la banda.

Ladeé la sonrisa tirando de su cintura para dejarla sobre mi a horcajadas.
Mi frenté se apoyó en la suya mientras nuestros alientos chocaban erráticos por el esfuerzo que ambos llevábamos encima tras una noche movida.
-Sin preguntas -susurré contra sus labios -¿recuerdas

Atrapé su rostro entre mis manso atrayendola hacia mi, paladeé sus labios, los besé de forma apasionada, tratando de hacerla olvidar no solo la noche si no la necesidad de saber mas de mi.
Pero la bruja no sucumbió a mis caricias y con su mirada inquisitiva me detuvo con un mordisco.
-No soy el tiempo de hombre que pondrías en tu vida si pudieras elegir -le aseguré -no soy lo que te gustaría, ni siquiera soy lo que imaginas.

Deslicé mi dedo por sus labios bajando el inferior antes de volver a acortar la distancia que me separaba de su boca.
Lamí su labio con mi lengua provocandola, incitándola a un encuentro que necesitaba.

-Te quiero lejos de Donnie, te daré la pasta que él te da por el alcohol que te compra, peor te quiero lejos de esa mafia -jadeé contra sus labios -y no te lo estoy pidiendo -prometo que cuando salga de tu vida a diferencia de esta bala no dejaré cicatriz en tu piel.
Mi boca colisionó con la ajena con desesperación.
No pensaba arrastrarla conmigo al infierno, había visto su poder, mas ni de lejos era inmune a las balas, al dolor y la quería lejos de todo aquello que pudiera herirla.
-Soy una bala complicada -susurré ladeando la sonrisa sin dejar de besarla.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Miér Sep 27, 2017 4:24 pm

Tampoco ella era la nuera que cualquier madre pudiera desear. No sabía cocinar mucho más que macarrones con queso, bebía como un camionero, era malhablada y contestona, tendía a meterse en líos por bocazas y su estilo de vida distaba mucho del de una mujer seria, responsable, aplicada. Pero estaba siendo más honesta con él de lo que Höor lo era con ella. Chasqueó la lengua con cierta decepción marcada en el rostro. Era presa de sus propias palabras, había aceptado ese "sin preguntas y sin complicaciones" y es lo que obtendría. Recompuso el gesto.

"Cuando salga de tu vida no dejaré cicatriz". Era un hecho, tan sólo faltaba saber cuándo. Como todos, se marcharía de su vida. Los abandonos marcaban su hoja de ruta: primero su padre, luego su madre, sus hermanos, su mejor amigo del instituto...todos se marchaban en algun momento y como mucho regresaban por el interés. Apretó los dientes, era una Paine, siempre salían adelante aunque fuera a base de zarpazos y mordiscos. ¿No lo habían hecho siempre?. Le devolvió los besos, pero en el último lo detuvo.

Tienes un balazo en el hombro, es mejor que descanses.— Se apartó de él y fue a echar otro tronco al fuego saliendo a la boca de la cueva y escrutando un rato el horizonte sin encontrar rastro de luces, sirenas o movimiento alguno. Se frotó las manos mirándoselas, un rato antes habían estado surcadas por venas negras. ¿Podia culpar a la gente por verla como un monstruo? no, no podía. Era rara, era una bruja oscura y la bruja siempre es la mala del cuento.

Así que Höor se preocupaba por ella, no quería que tuviera líos con la mafia, pero se marcharía algun dia y las cosas seguirían igual que siempre. Si él no iba a estar para equilibrar la balanza...¿qué sentido tenía? no era cuestión de pasta, iba más allá de eso. Iba de que en el viejo Oeste las normas no las dictaba la ley, estaban escritas a fuego y sangre sobre el desierto, y una vez decidías quedarte, tenías que jugar a ese juego y aceptar esas reglas.

Estaba cansada, pero no sólo por el duro día, estaba cansada como si el peso de los años le cayese encima en ese momento. Se sentó en el suelo y dibujó un símbolo navajo en la arena con el dedo. Sin darse cuenta estaba dibujando la rueda que simbolizaba el hogar permanente. Su cuerpo estaba anclado a aquel desierto rojo, pero su espíritu quería ser aire, viajar, salir de allí, daba igual dónde. Estaba cansada de que todo siempre fuera igual, de que las cosas nunca cambiasen. Había creído por unos días que Höor podía ser ese viento impulsor del cambio, pero se equivocaba de nuevo. Estaba de paso.

"No soy el tipo de hombre que querrías en tu vida si pudieras elegir". Iba a protestar, a decirle que quién se creía, pues claro que ella podía elegir...pero no tenía fuerzas para batallar contra eso en ese instante. No, no podía elegir, porque tenía muy pocas opciones, no era más que una palurda sureña con mala leche y un poco de magia. Vale, él tampoco era trigo limpio, enhorabuena por eso...¿y qué? era una excusa ladina y pobre, al menos ella sabía que no era la mejor opción que alguien en su sano juicio escogería, pero no esparaba que él estuviera en sus cabales. Ilusa.

"Sí, Elora, todo es una mierda. Y mañana vuelta a lo mismo de siempre. Olvídalo." Arreglarían el lío y cada uno volvería a su vida. ¿No habían quedado así? Le hubiera venido bien una botella de El Sapo para tragarse ese mal trago de decepción.




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Jue Sep 28, 2017 8:51 am

“Tienes un balazo en el hombro, es mejor que descanses

Alargué la mano para cazarla antes de que se separara de mi cuerpo, pero ella fue mas rápida y se puso en pie acercándose al fuego.
Resoplé enredando mis dedos en el pelo, joder ¿se creía que esto estaba siendo fácil para mi? Si no le contaba la verdad es porque era mi puto trabajo, porque de saberlo ella me acusaría de haberme acostado con ella para infiltrarme en su mundo y no era esa, me gustaba, me gustaba de verdad y me estaba saltando todas las putas normas con ella.
-Elora -susurré negando con la cabeza – vamos ven -le pedí tratando de que recapacitara.

Me di cuenta de que no volvía, sus ojos se perdían en el fuego, posiblemente imaginando que era uno de esos capullos que pasaban por su vida arrasando, que tomaban lo que querían de ella y la dejaban tirada a la primera de cambio.
Apreté los dientes por el dolor poniéndome en pie y me acerqué a ella dejándome caer junto al fuego, enredé su cintura con mi brazo, estaba acuclillada y con el peso de mi cuerpo la arrastré a mi lado.
-Elora no es lo que imaginas -susurré en su oído esperando que se acomodara contra mi pecho mientras frente a nosotros el crepitar de las llamas susurraba – mi padre era un ladrón de guante blanco, no había caja fuerte que se le resistiera, ni plan descabellado que no le saliera bien.
Hacia desaparecer todo aquello que se empeñaba en robar, ya fueran diamantes, joyas, cuadros..hacia desaparecer todo tan bien que un día desapareció él.
Mi madre se dio a la bebida, luego vinieron las drogas y pronto era un despojo humano que no se levantaba de la cama de la caravana.
Cada día un tío distinto, broncas, golpes, crecí en un ambiente no muy distinto a este, uno en el que la ley del mas fuerte imperaba como en el oeste.

Deslicé mis dedos por su brazo, mi boca se perdió en su cuello depositando un reguero de besos.
-Mi madre murió de una sobredosis, aun era un crio peor lo suficientemente mayor como para que ninguna pareja se planteara mi adopción, era rebelde, intransigente y acabé siendo carne de cañón, peleas de bandas y varias casas de acogida hasta que entré en un centro de menores.
Se lo que es una vida difícil, valoró lo que haces, eres una superviviente.

Resoplé pegando mi frente a su hombro mientras cerraba los ojos.
-Me gustaría contarte todo, pero no puedo Elora. Confía en mi ¿quieres?
La atraje por el mentón para por encima de su hombro besar sus labios despacio.
-Eres una bruja ¿no? Pues descubre la ora parte de la historia, tenemos tiempo -aseguré ladeando la sonrisa – no te veo de las que se rinden tan pronto.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Mar Oct 03, 2017 9:28 am

Una infancia difícil. ¿Y quién no la tenía en un lugar como aquel? No quería ser insensible, pero las desgracias de Höor no le sonaban lejanas, ella había tenido las suyas propias. Había visto a su madre largarse porque no soportaba a Leif y sus hijos no eran motivo suficiente para quedarse con ellos. Había visto a su padre descuartizar a una novia que se echó, con tan sólo seis años. Había vivido los rigores de no tener más que un plato en la mesa y ser cuatro. Pero bueno, cada cual lo lleva como puede, y no podía juzgar a nadie por eso. Höor venía de tradición familiar delincuente y se había infiltrado en los turbios negocios de Crookton, seguramente acabaría muerto, o largándose cuando debiera más pasta de la que aceptaría cualquier capo, o se le iría la mano con la caja y lo perseguirían hasta ajustarle las cuentas.

Sin embargo le pedía que confiara en él, que no podía contarle todo. Un salto de fe. Apoyó la cabeza sobre su pecho dejándose caer para atrás y expulsando el aire despacio. ¿Acaso tenía más opciones? era confiar en él o decirle adiós ya. Los adioses dolían, y todavía más cuando no se pronunciaban. Si decidía darle esa oportunidad tenía que hacer crecer sus defensas, no podía ser tan estúpida de colgarse por un tio que se va a marcahr más pronto que tarde.

Vale...olvídalo, sólo estoy cansada.— cerró los ojos y se acomodó contra él. El balazo debía doler.— mañana buscaré alguna cosa para curar más rápido esa herida.

Los ojos estaban cerrados, pero no estaba dormida, tan sólo pensaba en las cosas que habían sucedido y a su mente acudían momentos que parecían haber ocurrido meses atrás y eran de un par de días. Las risas, la complicidad, las bromas y provocaciones que acababan en revolcones divertidos...hacía tiempo que no sentía esa brisa fresca en su aburrida vida. ¿Y si lo mandara todo a la mierda? ¿y si cogiera una moto, una bici o un autobús con billete sólo de ida a donde fuera? salir de Crookton, empezar de cero en algun sitio...¿por qué no? estaba harta de tirar del carro de aquella especie de familia, ya era hora de que los hombres crecieran y afrontaran sus responsabilidades. California, Texas, Atlanta, Nueva Orleans, Chicago...¿por qué no? podría intentarlo. Para volver a esa cloaca siempre estaba a tiempo. El día que Höor se marchase quizás supusiera un punto de inflexión.

Empezó a amanecer y seguramente se habrían retirado los controles nocturnos. Era hora de regresar, y de alguna forma la decisión que había tomado la hizo recomponer los ánimos. Sí, estaba decidida a poner patas arriba su vida, necesitaba ese cambio porque a peor no podía bajar más. Se desperezó y se puso en pie.

Hueles a pesebre.— se olió a si misma y puso cara de asco también.— creo que los dos necesitamos una buena ducha y un desayuno.— Negó con la cabeza sonriendo de medio lado.— Ya que vas a acabar muerto en una cuneta más pronto que tarde...¿tregua? creo que deberías saber algo: es mejor que procures no morirte porque puedo hablar con los muertos y atarlos para siempre a esta mierda de sitio...y si me haces la putada de morirte después de la que me estás liando...tu más allá no va a ser agradable..— Rodeó su cuello con las manos besando sus labios despacio, disfrutandolos, dejando atrás la sensación amarga de la noche anterior. Su vida cambiaría, independientemente de lo que hiciera el hijo del ladrón, ella dejaría de anclarse a ese lugar deprimente y trataría de cambiar su rumbo, de empezar a vivir tomando sus propias decisiones. Tanto si el moreno se quedaba como si se iba, como si decidía largarse con él, de una forma u otra, ella iba a empezar a hacer cambios, y el primero sería salir de allí, aunque fuera con una mano delante y otra detrás. Era espabilada, algo conseguiría. Al final del cuento Höor sería el acicate que necesitaba para tomar las riendas de su propio ser, y eso la había animado de forma considerable.— vamos...yo te invito a desayunar si tu pones la salchicha.— estalló en carcajadas, porque no podía estar seria y enfadada cuando estaba de buen humor.

Apenas había tráfico en aquellas carreteras y sólo se cruzaron con el sheriff de Williams, un tipo alto y con bigote llamado Max, al que ya conocía de ir a sacar a Leif del calabozo por peleas de bar. Lo saludó con la mano desde la moto de Höor mientras conducían hasta la destilería. En la caravana la ducha era muy estrecha, pero no le importaba pegarse a Höor mientras el agua resbalaba por sus cuerpos. El alicatado de la pared se le marcó en la espalda, aprisionada entre la montaña de músculos y las baldosas, rodeando con sus piernas la cintura del moreno, aplacando su deseo entre jadeos y vapor caliente, recorriendo con sus dedos la piel humeda y resbaladiza, donde apenas se podía sujetar. Ancló una mano al cristal empañado y la otra en la nuca del poli moviéndose al compás, consumiéndose en ese vaivén que la excitaba como nunca y sintiendo las gotas resbalar por sus labios, labios que lamería una y otra vez jugando con su lengua y la de él, desterrando las dudas y decepciones, dejando que se marchasen por el desagüe. Daba igual lo que pasase con ellos, de una forma u otra estaba decidida a cambiar su vida, y mejor empezar ese cambio disfrutando de las cosas buenas como tener entre las piernas a un hombre guapetón y divertido y un buen desayuno después. Paso a paso, sin pensar más allá del momento, sí, eso es lo que iba a hacer.





THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Mar Oct 03, 2017 11:38 am

Las primeras luces del alba entraron por la boca de la gruta, un quejido de desagrado salio de mi labios mientras hundía mi cabeza en su cuello buscando la oscuridad de su pelo, claro que sus dulces palabras me acabaron despertando por completo.
Enarqué una ceja viendo como ahora se olía a si misma.
-A ver, tenemos que practicar...dilo conmigo -ladeé la sonrisa con picarda poniendo su voz mística -Buenos días mi amor ¿has dormido bien? No hay nada mejor que despertar a tu lado, hueles tan bien -hice un gesto con las manos para animarla a repetir mis palabras pero desistí cuando me clavó esa intensa mirada suya, claro que no vino sola, la acompañó de la primera amenaza de la mañana, de seguro no la ultima del día.

Me encogí de hombros cuando aseguró que cuando acabará en una cuneta haría de mi no vida un infierno.
-¿eso es lo que le dices a todos antes del desayuno? Ahora entiendo porque estas sola -bromeé tirando de su cintura para perderme en un húmedo beso que saqueó su boca entre jadeos -menos mal que estas buena y eso lo soluciona todo -apunté mordiendo su inferior.

Rodeó mi cuello con sus brazos, la palabra “tregua” escapó de sus labios mientras mis manos surcaban su piel despacio.
Atrás quedó la noche anterior, de nuevo saltábamos sin paracaídas con fe ciega juntos, quizás porque ella no conocía la verdad, solo una parte, quizás porque yo, aunque la conocía me hacia preguntas que silenciaba porque era mejor para ambos que así fuera.

Elora estaba de buen humor, admito que lo de la salchicha fue ingenioso, me hizo reír distendiendo el ambiente entre nosotros.
-Yo la meto en el bocata, no te preocupes -apunté lazandole un bocado presuntuoso.

No tardamos en llegar a la caravana, el juego de miradas, de impaciencia entre nuestros cuerpos empezó incluso antes de hacerlo, su mano tironeaba de mi camisa, arrugandola entre sus dedos, mi boca buscaba la ajena con lascivia, lamiendo sus labios con deseo.
La ropa formó un reguero de caos a nuestro paso mientras reíamos ansiosos contra la boca del otro.

Sus ojos centelleaban ante mi parda mirada, caricias marcadas en su piel a fuego, su cuerpo se arqueaba con el paso de mis manos.

El agua pronto cobró vida deslizando sus gotas por nuestro cuerpo, no solo la sangre se sumió por el desagüe, si no, nuestros miedos, nuestras preguntas y nuestros silencios.
Los jadeos, los gruñidos y los gemidos se convirtieron en música mientras lamia sus labios luchando a muerte con su lengua en una batalla dentro y fuera de nuestras bocas.

Mi hombría brillante por la punta presa de la excitación que me producía buscó su feminidad mientas la alzaba por las nalgas presionando su centro con ella.
Con un gruñido gutural me abrí paso a través de sus paredes con rudeza. Sus dedos se enganchaban fieros a mis hombros para no separar ni un ápice nuestros cuerpos.
El alicatado de la ducha nuestro improvisado lecho, amortiguaba los golpes de mi cuerpo tenso mientras la empalaba cada vez mas rápido, con mas fuerza.

Su espalda arqueada, me ofrecía sus alzados pechos, mi boca surcó los picos nevados, lamiendo la cumbre, conquistándola despacio.
Cada vez mas fuera de mi, incremente el ritmo, corrieres eléctricas recorrían todos mis músculos endureciéndolos bajo la yema de sus dedos.
Mi virilidad palpitaba la borde del abismo, uno al que Elora me empujó con un movimiento de pelvis que me engulló por completo mientras me miraba fijamente viendo como me corría en su interior entre gruñidos.

Acabamos la ducha como pudimos, besándonos de forma mas calma, recorriendo nuestros cuerpos con el jabón, acariciándonos, bromeando.
-No puedes decir que huelo mal ahora -apuntillé divertido mordiendo su cuello -¿donde vamos esta noche?
Era consciente que tendría que dejarme caer por el local del tiroteo, pero ni de lejos pensaba llevarme a la bruja, así que antes podíamos hacer algo nosotros y después me dejaría ver por allí para descubrir algo mas sobre el plan del robo.

Mi móvil, sonó, si antes lo pienso antes me citan en un antro distinto,no famoso por las mujeres que bailan en pelotas, la parecer el lugar perfecto para cerrar el trato.
Los ojos de Elora se hundieron en los míos al ver como escribía en un papel que le pedí la dirección, yo no era de allí, pero ella si y posiblemente ese sitio no era desconocido para ella.
Colgué atrayendola de la cintura.
-Me voy lo suficientemente saciado como para no necesitar nada mas y volveré lo suficientemente hambriento como para quererlo todo -aseguré buscando sus labios.
Conociéndola ni de lejos esa frase le iba a bastar.
-Si no, siempre puedes torturar mi no vida -bromeé dándole un azote mientras le sonreía.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Dom Oct 08, 2017 5:20 pm

El "49 bullets" era un antro jodido. No era el típico club de carretera con grandes neones, alcohol barato y chicas ligeras de ropa, era un sitio realmente turbio, escondido en las afueras de Prescott la otra ciudad más grande junto a Williams y Flagstaff en el condado de Yavapai, cerca del Gran Cañón, 40.000 habitantes entre los que se encontraban algunos de los más poderosos dueños del cártel mexicano. Allí no entraba ni la policía, era demasiado peligroso y para trincar cuatro kilos de coca ningun agente se jugaba la vida, sabiendo que los alijos de verdad no estaban allí y que nadie les pararía los pies porque tenian algunos jueces comprados, así que...¿para qué?.

Le puso cara de fastidio, no se la quería llevar con él y no lo iba a convencer. Lo que no podría es negarle el libre tránsito por la carretera, así que cuando él se marchase quizás esperaría media hora y saldría rumbo a Prescott, se quedaría fuera, sólo por si las cosas se ponían muy feas.

Ese sitio es...realmente jodido. ¡¡No es necesario que vayas!! quédate conmigo...hagamos algo, no sé, lo que quieras... es territorio del Mariachi, es mucho peor que Donnie, no vayas por favor.

Tenía que intentarlo, pero sabía que él se iría igualmente. Se levantó de la cama para preparar el desayuno bastante contrariada. Hizo café y tostadas sumida en sus propios pensamientos.

Si vas... al menos déjame que te dé algo que te protegerá y... si no sé nada de ti cada 3 horas, llamaré a la poli..— se sentó en la minúscula mesita a tomarse la taza humeante y abrió la mano extendida hacia Höor, en ella había una piedrecita azul de las que se pueden encontrar en los jarrones.— Guárdala en el bolsillo, es un amuleto indio.

Era más fácil venderle eso que decirle que esa piedra tenía a dos guardianes espirituales atados, que les ordenaría que lo protegiesen, y que cualquiera que tratase de atentar contra él se encontraría con una serie de infortunios inesperados que lo harían fracasar en el intento. Pellizcó la servilleta de papel varias veces deshaciéndola en pedacitos como si su cerebro estuviera en modo automático, pensando en lo que podía pasar. Se levantó de nuevo y extendió las manos en señal de que ella se retiraba de la partida.

No soy nadie para pedirte que no lo hagas, no debería haberte dicho nada. Es tu vida, y tú sabrás qué haces con ella yo... voy a hacer la maleta.

Estaba dispuesta a marcharse, no sabía cuándo ni a dónde, pero lo haría, y lo mismo era esa noche que dentro de un mes, cuando sintiera el impulso de hacerlo, quería tener la maleta hecha por si acaso y las cosas medio arregladas. Si Höor iba a ser un recuerdo más, quizás era mejor no esperar a que fuera uno firmado con sangre.




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Lun Oct 09, 2017 9:35 am

El “49 bullets” un antro de mierda donde se movía coca y la policía lo sabia pero no se atrevía a meterse en ese sitio, no si no querían salir con un tiro en la cabeza y sin cuerpo al que sus familias pudieran dar sepultura.
Elora fue clara, no quería que fuera, no suplicó porque sabia que no haría caso, parecía mentira como en tan poco tiempo podía conocerme de ese modo.

Desayunamos entre silencios, una piedra azul fue lo que me entrego, algo que yo me guardé en el bolsillo, no porque creyera en amuletos indios, si no porque creía en ella.
Solo quería que estuviera tranquila, trate de bromear, de estar como siempre con ella, que entendiera que volvería de allí, pero la notaba ausente, pensativa.
Mas si algo me sorprendió es que dijo que pensaba hacer la maleta, por lo visto pretendía largarse.
-Elora dame tiempo -le pedí -te dije que confiaras en mi. No puedo explicarte ahora que me ha traído aquí y porque he de acudir al “49 bullets” pero confía en mi, cuando termine, si estas dispuesta a coger esa maleta..iré contigo ¿que me dices?

Un beso en sus labios fue mi despedida, no necesitaba en ese momento una respuesta y algo me decía que ella no la tenia, no cuando pensaba que no volvería de este turbio asunto en el que me haba metido.
Salí de la destilería con cierto sabor agridulce, quizás porque sabia que no iba a esperarme, si era lista cogería esa maleta y empezaría de cero en cualquier lugar lleno de oportunidades. Conmigo nunca tendría paz, yo volvería a mi vida entre las filas de la policía, sacar la delincuencia de la calle, proteger a gente como mi madre, que no fue capaz de protegerse,sacar la droga de la calle era una de mis metas desde que mi madre murió de sobredosis.

Mi moto arrancó emitiendo un sondo ronco, el humo salio por el tubo de escape mientras me perdía en la carretera rumbo a la dirección fijada.
Me adentré en un antro turbio, tétrico y de luces bajas con un tono rojizo, allí se movía mucha coca, apuestas, peleas y mujeres que se prostituían.

Tomé asiento donde los hombres del “jefe” me dijeron, el tipo rodeado de dos damas de grandes tetas me sirvió un buen vaso de Whisky.
Fue directo al grano, quería robar una caja fuerte, una que se encontraba en la casa de uno de los capos de la droga rival, según él dentro estaba la pasta de uno de los alijos que le pertenecía a él, ademas de mucho mas y quitarle la caja con la pasta implicaba en parte desbancarlo del negocio de drogas en las calles.
La pregunta del millón ¿podrás abrir la caja?
-Si, pero no allí -aseguré observando los mapas de la mansión del capo colombiano, con la seguridad que tenia.
-No allí, estas cajas, necesitan ademas de ser conectadas para ser jaqueadas, la huella dactilar del tipo..requiere tiempo, allí nos acribillarían sus hombres.

Podía ver como el tipo se ponía nervioso ante mi negativa.
-No estoy diciendo que no podamos robarla, solo que hay que echarle ingenio.
-Estoy seguro de que una de tus fulanas puede conseguir la huella de ese tipo, aunque sea en sus nalgas.
La caja...asunto algo mas peliagudo, la única opción es robarla.

La cara de sorpresa del “jefe” resultó estimulante.
-Para obtener grandes botines hay que pensar a lo grande -necesito un conductor mas que sea capaz de arrastrar junto a mi esa caja fuerte por la ruta 99 sin que la pasma, ni los narcos nos pillen.
Podía ver el desconcierto en ese hombre que meditaba mi arriesgado plan.
-Piénsalo, pero te aseguro no hay otro modo -dije sin mas apurando la copa de un trago poniéndome en pie para largarme.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Lun Oct 09, 2017 4:51 pm

Hizo la maleta, colocó su ropa, su grimorio y un par de libros más y algunas cosas podrían serle útiles como antibióticos, analgésicos y un poco de peyote para entrar en trance espiritual. La dejó de nuevo sobre el armario, la tendría a mano por si las moscas, pero Höor le había pedido tiempo. ¿Tiempor para qué? estaba metido en algo y no quería contárselo, pero le dijo que cuando acabase se iría con ella si así lo deseaba. ¿Y a dónde irían? ni idea. Pero sería lejos, sería como escapar de aquella cárcel de vida. Eso le dio un poco de esperanza, ¿por qué no? se le veía espabilado, si eran dos empezando de cero sería más fácil, conseguir dinero, compartir aunque fuera un pequeño apartamento... Nah. Demasiado bonito. A las brujas malas nunca les iba bien en el cuento.

Le mandó un mensaje al móvil, como le había dicho, si no sabía nada de él llamaría a la poli.

< cómo va la noche? vienes ya? he puesto tequila en el congelador.>

Colocó una botella de El Sapo junto a las cubiteras, no se podía congelar por su graduación y salió de la caravana en busca de unas hamburguesas de Barney's, se las llevaría a casa y cuando Höor llegase podrían cenar algo aunque fuera de madrugada, sus horarios estaban cambiados últimamente, vivía más de noche que de día. Entró en el café y Barney le sirvió una taza poniéndole un trozo de tarta de manzana que iba a tirar porque cerraría en un rato. Charlaron un rato, porque esos días no se dejaba caer demasiado por allí. Miró un artículo de un periódico, hablaba de la renovación del Downtown Flea, el mercadillo de Los Ángeles donde se vendía ropa retro, música de los 60 y 70 y se podían encontrar todo tipo de baratijas y antigüedades curiosas.

Estaría bien tener una tienda aquí.
en ese nido de hippies? desde cuando eres una hippie?
desde que me apesta este pueblo, o sea... de toda la vida.
¿y qué venderías? tequila?
¿Por qué no? no sé, cualquier cosa.
Claro, sobre todo por tu don de gentes.
Ah... vete a la mierda Barney.
¿lo ves? don de gentes, preciosa. Con esas malas pulgas no te querrán en LA. Aquí ya te conocemos y no eres peor que Bessie, Luke o Tom.
ya... no sé. Creo que este no es mi sitio. Bah, es igual, ¿me das esas hamburguesas o me tendré que hacer vieja esperando?

El dueño del Dinner le dio el pedido en bolsas de papel, lo pagó y salió a la calle con el periódico enrollado bajo el brazo. Iba a volver a la destilería, sólo estaba a unas pocas calles, cuando algo la golpeó en la cabeza, se le cayó todo lo que llevaba en la manos al suelo y todo se hizo negro.

A Höor le llegó un mensaje al móvil desde el propio número de Elora. Una foto valía más que mil palabras, tenían a la bruja en algún sitio amordazada, tumbada e inconsciente por un golpe que sangraba en la sien.

< haz bien tu trabajo y volverás a verla.>

Spoiler:





THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Mar Oct 10, 2017 8:25 am

Rugí cuando el mensaje llegó a mi móvil, apreté los dientes alzándome con violencia.
Una de mis manos aferró la pechera del “jefe” mientras le metía el cañón de mi nueve milímetros en la parte baje de la mandíbula.
7 pistolas apuntaron mi cabeza mientras este les pedía calma a sus hombres sin borrar esa sonrisa socarrona de su maldita cara.
-Te juro hijo de puta que si le haces algo, si sufre el menor daño te mataré -rugí dándole un empujón y soltándolo mientras llevaba mi mano al rostro intentando mantener la calma antes de alzar las manso para que no me dispararan.

El jefe se puso en pie, un papel impactó contra mi pecho, la dirección donde tenia que dejarle la puta caja fuerte, como le hiciera le daba igual, peor allí me devolvería a Elora.
Preso de la rabia y la frustración me puse en marcha, no podía contar con la policía, nunca me permitirían robar la caja fuerte, pero sabia que de no hacerlo, la matarían.

Tenia que mentir a mi equipo, de no hacerlo intervendrían y Elora correría un peligro que no estaba dispuesto a asumir.
Dejé escapar el aire tomando el móvil, hacia mucho que no hablaba con el hijo de mi tío, mi primo, pero...en esta ocasión lo necesitaba, a él y a su maldito equipo de delincuentes a los que había tratado de enchironar mas de una vez.

No dudaron en acudir, supongo que porque durante toda mi existencia jamas les había pedido ayuda de ningún tipo, la desesperación traspasó el teléfono.
Quedamos en el bar de Barni donde la conocí.
-Aun te acuerdas de conducir primo -me dijo Hati echándome el brazo por encima -recuerdo que no lo hacías nada mal cuando me perseguías para meterme en la trena.
-Bueno, aflojaba el acelerador justo cuando iba a darte caza para darte unos segundos de ventaja -dije de forma engreída mientras el grupo se reía.
El ambiente era distendido, unas jarras y nos pusimos a trabajar en el golpe.

Elora era muy importante para mi, no me había dado cuenta de cuanto hasta que vi esa maldita foto en el móvil.
El plan estaba claro, los coches los habían traído ellos, ahora solo teníamos que ponerlo en marcha, de salir bien, recuperaríamos a Elora y llevaríamos a la policía y a los otros traficantes hasta allí.

Pasamos la semana ultimando el plan, las calles que recorreríamos, todo lo necesario para llevarlo a cabo sin olvidar el menor detalle.
Llegado el día, subimos en los coches y nos echamos a la callé, fue uno tipo tanque el que abrió el boquete en el bando donde la mafia de los narcos tenia la caja fuerte.
Nuestros coches entraron tras el enganchando con dos ganchos el acero de la caja fuerte y quemando rueda tiramos de esta hasta que fue arrancada de la pared.

Las calles se convirtieron en nuestras aliadas, los narcos y las sirenas de policía el mundano sonido que como música retumbaba en mis oídos.
Mi primo y yo nos concentrábamos en mantener la caja en movimiento como si fuéramos unos trileros.



Con la caja solo colgando de mi coche, el resto se largaron de aquella escena mientras yo la hacia rodar hasta el punto donde había quedado con "el jefe" si era hombre de palabra me la entregarían.

salí del coche apuntando con la pistola, la caja colgaba ligeramente del hilo, la pendiente bien podría arrastrarla al vacío de un puente que la llevaría directa al fondo del rio.
-Soltadla -ordené y remolcaré la caja hasta que este segura para vosotros, yo no quiero la pasta, solo a ella.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Elora Paine el Jue Oct 12, 2017 6:17 am

Los narcos rodearon la caja pertrechados con subfusiles Uzi, cualquiera les llevaba la contraria con esas armas. El jefe salió de un Chevrolet todoterreno de lunas tintadas y le lanzó a Höor un GPS con las coordenadas de donde tenían a la bruja. Desengancharon el cable de su coche y lo dejaron marchar.

El búnker lo tenían en mitad del desierto de Navajo de Arizona, a media hora de Page y la presa de Kayenta. Era una instalación que parecía un viejo hangar de avionetas, cuando Höor llegó el lugar estaba desierto, no había movimiento alguno, un par de todoterrenos fuera y algunas marcas de sangre en el suelo. En el interior de la nave parecía haber sucedido una batalla campal, varios cuerpos desmembrados yacían en el suelo junto a los walkies que parpadeaban bajos de batería. Sobre unas cajas tiradas por el suelo habían platos de comida, termos y alguna botella, era como si esos hombres hubieran estado viviendo allí para cuidar de la rehén, pero ahora sólo quedaba sangre y muerte y trozos de miembros por el suelo. Las moscas ya se estaban dando el festín y el zumbido anunciaba la descomposición de la carne.

En la pared había una puerta de almacén refrigerador, estanca, gruesa, pero seguramente sin el frío de la nevera ya que no parecía haber electricidad en aquel sitio, sólo la de un generador para las radios y los móviles. Sobre la puerta, marcas de sangre de manos que habían intentado abrirla o cerrarla...quién sabe, y los trozos de dedos que faltaban, esparcidos alrededor. El espectáculo era dantesco. La puerta se podía abrir dándole fuerte al candado, estaba algo herrumbroso y cayó sin problemas al suelo cuando el poli le arreó con la culata de su revólver.

El interior estaba oscuro, pero se podía adivinar una figura en pie, en una esquina, de cara a la pared. Elora tenía las manos apoyadas sobre la mugrienta superficie, su pelo oscuro estaba enredado y apelmazado, iba descalza y la camiseta estaba llena de manchas y de sangre reseca. Los codos estaban pelados pero no parecía tener heridas graves. Estaba inmóvil, pero sus labios murmuraban silenciosamente algun tipo de letanía, perdida en algún tipo de trance. Cuando Höor se acercó la bruja giró la cabeza clavando en él dos ojos más negros que la noche, los ojos de un demonio surgido del abismo. La masacre del exterior la habían producido los muertos invocados por ella, quizás no fuera a salir de allí y moriría de asfixia o hambre, pero moriría matando, moriría dejando a su paso la marca del poder oscuro que corría por sus venas. Los muertos no se contuvieron un ápice, su voracidad, su ira y su instinto asesino hicieron que aquellos guardas acabasen descuartizados y desparramados por todo el hangar.

Spoiler:




THE PAINES <3:


"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO





avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 331
Puntos : 361
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Höor Cannif el Dom Oct 15, 2017 5:37 am

Derrapé rueda rumbo a la dirección que me dieron aquellos tipos.
Ellos tenían lo que querían, la pasta y yo también, a Elora.
Atajé las calles a toda velocidad, como si la vida me fuera en ello, cuando llegué mi mirada se perdió en el caos de un lugar desértico plagado de Caos.
Con la mágnum en la mano avancé apartando las moscas que alrededor de los cadáveres putrefactos se arremolinaban.
El olor era nauseabundo, tanto que tuve que llevar mi antebrazo para cubrir mis fosas nasales tal y como me acercaba al almacén donde de seguro tendrían que tener custodiada a la rehén.

Golpeé con la culata el candado hasta que este cedió y de una patada abrí la puerta apuntando con mi 9mm hacia el interior.
Nadie excepto una figura de ojos negros, pelo enmarañado y manos ensangrentadas apoyadas en una pared me encontré allí dentro.
-Elora -la llamé alzando las manos para que se tranquilizara mientras paso a paso iba acortando las distancias -ha pasado todo, estamos bien -aseguré alcanzándola.

Mi mano tanteó su cintura, la sangre bañaba todo el lugar, de un tirón la orillé contra mi piel, mis labios surcaron su cuello dejando por este un reguero de besos, cerré los ojos, estaba bien, juro que ahora mismo eso era lo único que me importaba.
Tomé su rostro entre mis manos pidiéndole que me mirara.
-¿estas bien? -pregunté -perdóname, siento lo que vas a oír ahora mismo.

Tomé el móvil y llamé sin aflojar mi agarre a su cintura a mi superior poniéndole al corriente de lo que había sucedido.
Los gritos de este se oían al otro lado del teléfono asegurándome que me inhabilitaría, que ya podía ir pensando en dejar mi placa eran furibundos.
-La caja fuerte tiene un localizador, me he encargado de ponerlo cuando la soltaba para que se la llevaran, seguir la caja y daréis con la banda -dije antes de colgar.

La mirada de Elora se clavó en la mía, ahora atando cabos, entendiendo posiblemente muchas de las cosas que le había dicho.
-Soy policía, vine a este barrio de mala muerte para acabar con las bandas, las drogas, la delincuencia y siento si te he arrastrado conmigo, siento haberte metido en esto.
Debí haberme alejado de ti mucho antes, pero..en fin, creo me he quedado sin trabajo, así que ¿donde vamos? -bromeé intentando salir indemne.

Entendería a la perfección que me mandara a la mierda, a fin de cuentas ¿por que confiar en un madero que la había utilizado para infiltrarse en una banda?
Sin embargo no la solté, de verdad quería hacer las cosas bien con ella, conocerla, ahora la pelota estaba en su tejado y yo dispuesto a asumir las consecuencias.


Spoiler:

Spoiler:
Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 635
Puntos : 682
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.