Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Asura Nanami el Sáb Ago 26, 2017 11:16 am

Si tenía que resumir mi vida en unas palabras, francamente, diría: caos. Habían pasado muchas cosas últimamente que habían dado un giro a los acontecimientos que era mi vida y que la habían llevado por caminos muy diferentes a los que yo una vez habría pensado que podría recorrer. Para empezar me había enterado de que había un mundo de sobrenaturales donde los vampiros, los hombres lobo y los cambiantes existían vagando por el mundo, de hecho, había conocido a uno de ellos que había ayudado a curar encontrándolo moribundo una noche. Habría resultado ser un hombre lobo y dado que había perdido la memoria no se acordaba de ese hecho y que pude presenciar en primera persona cuando estábamos en una noche de luna llena y este comenzó a transformarse ante mis ojos abiertos por completos y sorprendidos por lo que veía, pero ahí estaba, el hombre que había salvado convirtiéndose en hombre lobo. Por si fuera poco tras esto y una serie de catastróficas desdichas había recibido una carta de mi padre en donde me había pedido que volviera en unos meses a Japón, que volviera a casa porque según decía él en la nota debía de atender asuntos “importantes”. Y con esa palabra supe a lo que se refería: matrimonio por conveniencia. Sabía que mi padre lo estaba buscando desde hacía tiempo y por ello había elaborado todo un entramado que constaba como plato fuerte y principal de una farsa, un acuerdo que había tenido para casarme –o fingir que lo hacía- solamente para tener un motivo por el que quedarme en París y así no volver a Japón.

Muchos cambios en mi vida en tan solo poco tiempo y de hecho aún me acostumbraba un poco al pensar en todo lo que me había pasado, si se lo pudiera contar a alguien pensaría que era de locos pero era la única forma de permanecer en París. El hombro ya lo tenía completamente curado de aquel percance que tuve y había vuelto a los entrenamientos de nuevo, sentaba bien volver a poder coger un arma entre mis manos sin que la señora Haruka me recriminara porque no debía de hacerlo y que el médico me había dicho que no cogiera ni hiciera movimientos bruscos. Sentaba bien ponerme aquel traje blanco que utilizaba para entrar y sostener una Katana mientras asestaba golpes a los tocones de madera que tenía distribuidos por el jardín, moviéndome recuperando el tiempo que había tenido que pasar sin entrenar y que hasta en cierta forma había echado de menos. Al principio tenía que ir con cuidado y la rehabilitación fue un poco dura pero lo superé y ahora era como si la herida del hombre no hubiera existido nunca, pese a que tenía una marca que me recordaba lo que había pasado y que casi habría podido acabar con mi vida si se hubiera infectado.

Esa noche volvía a casa tras una reunión con unas antiguas amigas, una de las primeras que tuve cuando llegué a la capital Francesa que me ayudó muchísimo en adaptarme al lugar. París era muy diferente al lugar de donde procedía y sus costumbres eran algo más “atrevidas” que las recatadas niponas, así que su ayuda con el idioma también fue importante y que me ayudó a poder integrarme en la sociedad. La quería y era una de las pocas a la que le contaba todo, sabía casi todo lo que me había pasado y era la única que sabía que no iba a decir nada de nada, me gustaba estar en su compañía y hacía tiempo que no lo estaba, ella estaba organizando su enlace y eso le llevaba mucho tiempo, así que cuando podía escaparse un poco me avisaba y siempre quedábamos. Era una noche bastante calurosa en la ciudad y en lo único en lo que podía pensar era en volver a casa y darme un baño para quitar el sudor de mi cuerpo, así me acostaría mucho mejor y de seguro Haruka habría preparado algo para cenar, esa mujer era de lo más complaciente y servicial, muy buena en sus labores. No había demasiada gente por la calle en esos momentos así que de alguna forma aceleré el paso. Tenía una extraña sensación que me recorría y de alguna forma me sentía un poco observada, pero cuando miraba hacia atrás no me encontraba con nadie pero esa sensación persistía.

Fue un par de minutos más tarde cuando sentí una presencia muy cerca de mi persona, un aliento gélido que dio en mi oreja como si alguien estuviera en mi espalda y un tacto frío que recorrió un lado de mi cuello en una leve caricia. Mi corazón se aceleró y me giré para no encontrarme a nadie, sin embargo, podía notar una respiración ronca que estaba cerca pero que no podía verla. Decidí girarme y comenzar a andar más deprisa pensando que alguien debía de estar jugando conmigo cuando, sin previo aviso, noté que me tomaban de la cintura con fuerza y me metían a un callejón oscuro pegando de un fuerte golpe mi espalda contra la pared. Al abrir los ojos tras el golpe me encontré con unos ojos rojos que me devolvían la mirada, un hombre apuesto que me enseñaba sus colmillos y mantenía un agarre fuerte sobre mí. Fruncí el ceño controlando mi respiración y, con lo que me habían enseñado, quité las manos de su agarre librándome de ellas y le di un puñetazo con fuerza que le giró el rostro, una patada en el pecho que lo alejó y aproveché para escaparme saliendo del callejón... pero no llegué muy lejos puesto que volvió a cogerme de nuevo.



-¡Suéltame, maldita sea! –Quizás aquel hombre, o aquel vampiro mejor dicho, pensara que gritaría asustada pero lo cierto era es que estaba entrenada para pelear y no me cogería tan fácilmente. Se rió de mis palabras como si le resultara gracioso mientras volvía a soltarme de su agarre, le pegaba de nuevo pero él volvía a atraparme sin costarle demasiado.
-Vaya vaya, parece que tenemos una gatita peleona... más interesante –murmuró sujetándome contra el suelo cogiendo mis muñecas con una sola sentado sobre mí. ¿Interesante? Fruncí el ceño y pasando una de mis piernas por entre las suyas la apoyé en su pecho y haciendo impulso con todo el cuerpo lo quité de encima para levantarme e irme en otra dirección, quizás si encontraba a alguien por la calle le frenaría de atacarme y se cansaría- Maldita zorra... ¡vuelve aquí! –Me cogió de nuevo y esa vez me dio un fuerte guantazo que me giró la cara y que me hizo que sangrara mi labio, pero no grité porque no quería darle esa satisfacción. Cogió mi mentón y alzó mi rostro para mirarme de forma fija- va a ser todo un placer acabar contigo, muñeca –mostró sus colmillos ladeó mi cuello y lo siguiente que sentí fue dolor. Un dolor extremo que me recorrió por completo, sentía como quemaba mientras intentaba separarme sin éxito y él más me pegaba contra la pared. Notaba como daba succiones de mi sangre y dolía, quemaba, era un dolor difícilmente de describir que me dejaba paralizada en el lugar sintiendo que me debilitaba- juguemos muñeca, a ver cuánto eres capaz de aguantar –sentí un fuerte dolor en el vientre como si unas zarpas me hubieran desgarrado la piel y la sangre comenzó a brotar manchando el vestido y el suelo de aquel callejón. Por más que intenté huir no podía hacerlo y más débil me sentía conforme más daño me iba haciendo. Hizo jirones mi piel en brazos, en piernas, en mi vientre y en mi pecho, me tumbó al suelo y mordió todas y cada una de las partes de mi cuerpo que quiso sin que yo pudiera hacer nada, sentía como me mordía la muñeca sentado sobre mí observándome mientras yo más y más débil me sentía incapaz de moverme, los ojos se tornaban pesados y me costaba mantenerlos abiertos- ahora ya no luchas tanto, muñeca –se rió contra mi muñeca y lamió el lugar que había mordido para soltarla luego y dejar que cayera a peso contra el suelo- al principio solo pensaba beber un poco de ti pero, viendo lo excitante que resultas preferí jugar contigo –su dedo se paseó por mi mejilla manchada de sangre- ahora será tú final, en este triste callejón morirás por luchar por tu vida –sonrió arrogante- adiós, ma chère –dije alejándose dejándome allí tumbada, sobre un charco de sangre sintiendo que las fuerzas me abandonaban y que la vida... se me escapaba.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 141
Puntos : 137
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Aqueron Dracarys el Sáb Ago 26, 2017 4:16 pm

Estaba terminando ya mi ultima operación, solamente me faltaba terminar de coser aquella mujer, a la cual me había visto obligado abrir, para retirar un bulto que tenia en su costado, el olor a sangre era fuerte, siempre ese olor estaba hay para tentarme, aunque me causaba asco y pena por las personas, la enfermera a mi lado me pasaba las herramientas mientras terminaba de coser la herida de la joven, que seguramente estaría viviendo un tiempo mas, solicite un poco de desinfectante, para asegurarme que no fuera a pasarle algo por la herida abierta, tenia sangre en mis manos, suspire levemente negando para retirarme a mi oficina del hospital, esta ya era la décima operación que hacia desde que la noche había caído . Me estaba lavando las manos librándome de ese asqueroso olor a sangre, cuando sentí que me avisaba una de las enfermeras de que ya no había mas nadie para tratar esa noche, agradeciendo mi ayuda, gire mi rostro hacia ella sonriendo levemente para asentir despacio.

-Hacia solamente mi trabajo, aunque no puedo negar que es mi pasión poder ayudar a la gente de la forma que pueda, si no me necesitan por ahora saldré a dar una vuelta, regreso en un rato.

Ella asintió mientras, yo me colocaba mi saco como abrigo, no era que necesitara de esto por el frió, pero tampoco quería llamar la atención mas de lo necesario, coloque mis manos en los bolsillos mientras andaba por las solitarias calles de parís, no buscaba nada en especial, solamente dejar pasar este tiempo que no era mas que una momento, camine mas de lo que hacia habitualmente, cuando comencé a sentir un aroma inconfundible sangre mis pasos comenzaron a acelerarse conforme era mas fuerte ese olor y no solamente eso sino que podía sentir el hecho de que su mente estaba asustada, la muerte parecía venir a reclamar una vida. Corrí rápido dentro de lo que los mortales llamarían rápido, mi gabardina abierta, cuando vi aquella espantosa escena en el callejón, una muchacha muriéndose desangrada me acerque a ella sentí compasión y un profundo dolor por verla en ese estado, la sangre la cubría totalmente me arrodille frente a ella, ensuciando mis pantalones pero aquello no era importante la tome de la nuca, con cuidado quería ver que era lo que le pasaba, podía ver sus ojos perdidos, como si la misma muerte ya la hubiera abrazado, pero aun vivía, podía sentirlo. Suspire con pesar al sentir con mis dedos que tenia heridas de colmillos, un vampiro la había usado de cena, pero no se había dignado a matarla por lo menos, su abdomen perdía sangre y su mente deseaba vivir, podía sentir como sus pensamientos eran de vida y supervivencia. Me mordí levemente los labios y acomode su cabello, podía sentirla vivir aun acaricie con mis yemas las heridas hechas en su cuerpo. Mi garganta ardía a mas no poder deseaba y anhelaba probar esa sangre, mi fuerza de voluntad estaba en juego para no querer terminar el bocadillo que un mal nacido no había sabido acabar. Como si se tratara de una muñeca de trapo la levanta despacio solo su espalda dejando su cuerpo apenas curvado acomodando su cabeza para que mirara hacia delante.
-Pequeña lo siento mucho lo que haré es para que vivas mas un tiempo.
No precise clavar mis colmillos en ella, estaba muy débil y las heridas se habían hecho cargo ya de prácticamente dejarla seca su corazón, ya casi no empujaba mas sangre se debilitaba a punto de detenerse, cuando lleve mi brazo a mi boca y con mis colmillos me lastime a mi mismo, haciendo que mi sangre empezara a caer sobre su vestido, con algo de dificultad logre ponerla sobre mis piernas y hacer que mi sangre cayera sobre sus labios, para abrir su boca y ver como esta empezaba a caer, acerque mi pulso a esta para que bebiera, en el estado que se encontraba seria difícil que pudiera hacerlo así que esta caía de lleno en su cuerpo llenando su ser, estaba abrazando a la joven. Luego de unos minutos saque mi mano de su boca, viendo como sus ojos comenzaban a cambiar, estaba muriendo para renacer.
Pegue suavemente mi frente a la de ella, esperando que su cuerpo terminara de morir y comenzara la dolorosa transformación. En cuanto sentí que su cuerpo comenzaba a morir. Me levante y la lleve a velocidad vampirica hasta el hospital instalándola en una de las camas del subsuelo, donde se suele dejar a los locos. Aprovechándome de que de noche aquellos pisos no eran visitados nunca, por le temor que le causaba la gente encontrarse con muertos vivos o incluso cosas peores. Encendí una lampara de aceite para iluminar un poco el lugar y ate las muñecas como también pies de la chica a la cama, para que no intentara nada fuera de su razón. Mientras la deje allí aclare levemente mi garganta acariciándola la sed a sangre me invadía tenia que resistirme la bestia quería que me alimentara luego de estar todo manchado en sangre como lo estaba ahora. Me quite parte de la ropa sucia ahora solamente me faltaba esperar que ella despertara. Luego de gritar rezaba a los dioses que no fuera mucho el dolor que sintiera al morir todo su ser.
avatar
Aqueron Dracarys
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 11
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 16/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Asura Nanami el Miér Sep 06, 2017 10:52 am

No entendía bien lo que había pasado y mucho menos entendía cómo había llegado a esa situación, cómo es que me había topado con un vampiro y en mi huida intentando golpearle para soltarme había acabado sintiendo sus colmillos atravesar mi carne, quemando y doliendo como lo había hecho intentando quitármelo de encima notando los tirones de sangre que me daba, robándome la sangre con cada succión que daba sintiendo que de alguna forma también me quitaba la vida. Dolor era lo que más podía sentir en esos momentos en los que la sangre abandonaba mi cuerpo y sentía que este se entumecía sin poder moverme todo lo necesario, me encontraba sumamente cansada en esos momentos y las palabras del vampiro fueron claras: me abandonaba en aquel callejón para morir a mi suerte... y supe que aquel lugar sería el final de mi vida. Apenas podía moverme, el cansancio por la pérdida de la sangre hacía mella en mí y mi respiración se iba a pagando cada vez más. Notaba el frío que se colaba por cada resquicio de mi cuerpo y podía notar los latidos de mi corazón como si bombearan en mi oreja, notaba que iban cada vez más lentos como si les costara bombear sangre a todo mi cuerpo... y sería así seguramente. Los cortes me dolían y podía notar la sangre manar de mi cuerpo como un pequeño riego, mi vida se apaga y se extinguía y pronto sentí que la oscuridad me envolvía, que todo lo que podía hacer era esperar... mientras me sentía impotente y frustrada.

Perdí el conocimiento entre brumas oscuras y una niebla espesa que sacudía mi mente, no era consciente de nada y apenas pude abrir los ojos para respirar cuando sentí que había alguien a mi lado, apenas pude distinguirlo porque mis fuerzas habían menguado mucho, no podía moverme y respirar parecía más una tortura que otra cosa, costaba que llegara el aire a mis pulmones y sentía que quemaba y dolía cada respiración que daba, sentí que había alguien a mi lado porque me estaba hablando aunque no era capaz de comprender lo que me decía, suponía un esfuerzo que en aquel momento no me podía permitir. Sentí que me acomodaban y todo mi cuerpo dolía, podía notar que mis fuerzas se extinguían y como me iba muriendo lentamente... así iba a ser mi final, en aquel callejón, después de todo. Me movieron como si fuera una muñeca guiada con hilos, apenas podía resistirme u oponer resistencia y noté que me abrían la boca, yo no era capaz de distinguir mucho pues veía de forma borrosa y solo distinguía la figura a mi lado. Noté que algo caía por mi boca pero no era capaz de cerrarla, algo que bajaba abrasando mi cuerpo como si fuera alcohol pero su sabor distaba mucho de serlo.

No era consciente de nada más que de aquel líquido abrasador que bajaba por mi garganta, cada respiración era costosa y cada vez más costaba que el aire llegara a mis pulmones, con la poca fuerza que tenía aferré la camisa de quien fuera entre mis dedos, un sudor frío recorrió todo mi cuerpo y una ola gélida como no había sentido hasta aquel momento se estancó en mi garganta, no podía respirar y notaba que el aire me faltaba, mi corazón comenzó a reducir su bombeo hasta que sentí que finalmente me ahogaba. Dejé de luchar, dejé de respirar y mi corazón se paró tras un jadeo que expiró de mis labios... y todo se volvió oscuridad. Había muerto, mi vida se había acabado cuando aún me quedaban miles de cosas por descubrir, cuando había empezado a vivir de verdad es aquella ciudad todo terminaba.




Algo pasó en aquel momento en el que creí que estaba muerto, algo que no era capaz de explicar con exactitud y que me hizo pensar que había descendido a los infiernos, mis ojos se abrieron de golpe pero los tuve que cerrar al molestarme la luz del lugar donde me encontraba, un lugar que no sabía dónde era. Todo mi cuerpo pareció que se partiera por la mitad quebrándose cada hueso que tenía, cada maldita articulación... y grité. El dolor me atenazaba por completo y aunque luchaba por respirar me era imposible hacerlo. No sabía dónde estaba, no sabía qué pasaba... solo era consciente de un fuego abrasador que recorría mis venas y que me hacía parecer que alguien estuviera rompiendo mis huesos en pequeños pedazos. Quise moverme pero me sentía fija como si fuera incapaz de hacerlo, un frío me envolvió y cerré los ojos pidiendo por ayuda pero ningún sonido salía de mis labios, pude girar mi rostro hacia un lado y distinguí una figura, la figura de un hombre que me miraba y que por alguna extraño razón sentí que me era familiar... mis ojos expresaban el miedo, el pánico y el terror que sentía en esos momentos e intenté elevar mi brazo para que me ayudara pero el dolor me golpeó de nuevo e hizo que mi cuerpo se arqueara. Dolía, dolía más de lo que había dolido nada en la vida mientras sentía que un fuego líquido recorría mis venas como si intentara quemarlas, sentía todos los miembros entumecidos y solo era capaz de abrir la boca para gritar y boquear como si me faltar el aire aunque, por alguna extraña razón, no lo necesitaba en absoluto. ¿Qué estaba pasando? ¿Eso era lo que sucedía cuando morías? No entendía nada y el dolor apenas me dejaba pensar con claridad.




Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 141
Puntos : 137
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Aqueron Dracarys el Jue Sep 07, 2017 1:14 pm

Habia estado esperando, que comenzara aquello nunca me gustaba no me era capaz de acostumbrar a ver como mis hijos morían, era necesario que murieran para ser seres de la noche, pero ver ese dolor ver como sus cuerpos se retorcían y cada minuto que pasaban su vida se iba extinguiendo para despertar como una persona no muerta, suspire levemente cerrando los ojos por unos instantes, los gritos de ella llenaban la sala eran de lamento y tristeza, aunque llevara ya mas de dos mil años viendo estas cosas haciendo hijos de personas a las que desee con todas las fuerzas darle una nueva oportunidad, ver aquello me partía el corazón si era que podía decir que tenia uno apreté mi puño con ganas, pero me resigne nunca había abandonado a uno de ellos durante su transformación. Me acerque a la camilla y apoye mis manos a lo lados, viendo sintiendo como su cuerpo se secaba, como este empezaba a reparar también su tejido muscular las heridas y sus cortes hechos por su agresor, en algunos momentos en que quedo tranquila extendí mi mano acariciando su frente y acomodando los cabellos de ella un lado.

-Shh.... tranquila resiste un poco mas ya estas por terminar pequeña...

Fueron mis palabras mientras acariciaba su rostro y mejilla suavemente para luego alejarme al sentir que volvía a arquearse tenia que dejar que actuara, libremente no podía tratar de mantenerla atada o de suprimir su dolor ya que terminaba de una forma u otra siendo peor, ya lo había intentando varias veces con mis otros hijo, me mantuve allí hasta que aquello pasara sabia que podían pasar días hasta que fuera capaz ella de moverse por si sola y dejara de sentir aquella transformación, en ese momento el debería ayudarla a controlar su sed para que no se volviera una asesina sedienta y pudiera perderse en la necesidad de alimentarse, sepultando toda razón.

-Bienvenida de nuevo a la vida o lo mas cerca que podremos estar de ella

Menciono mientras se acercaba ella lentamente, atento a cualquier reacción de la joven, aunque podía sentir su mente y era un lió de preguntas y confusión.

-Tranquila te lo explicare todo a su debido tiempo.
avatar
Aqueron Dracarys
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 11
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 16/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Asura Nanami el Sáb Sep 16, 2017 10:57 am

No supe cuánto tiempo pasé en aquellas condiciones, cuánto tiempo estuve presa del pánico sin poder moverme, sin poder hacer nada más que sentir el dolor recorrer mi cuerpo, sintiendo este dolorido y entumecido porque por más que intentaba moverme era imposible hacerlo, como si no tuviera las fuerzas suficientes. La figura del hombre que había cerca me miraba con sus ojos rojos, como los mismos que me habían matado aunque podía distinguir a duras penas que no era el mismo, parecía que estaba esperando a que algo sucediera mientras me dejaba mi espacio. El dolor se fue extinguiendo pero mucho más lentamente de lo que me habría gustado que pasara en un principio, era tremendamente doloroso y apenas podía respirar para llenar mis pulmones de aire pero por alguna extraña razón era como si no necesitara del aire para vivir. Mi cuerpo estaba totalmente lánguido sobre aquella camilla y sentía que la sangre de mis venas quemaba, todo mi cuerpo dolía pero de alguna forma era como sintiera algo extraño, como si hubiera algo que no me terminaba de encajar completamente del todo... cerré los ojos intentando controlar el pánico pero era imposible, el silencio de la habitación era roto únicamente por mis gritos mientras él se quedaba quieto como si esperase algo que no sabía exactamente lo que era, y entonces caí en la cuenta de ello: mi corazón no latía.

Darme cuenta de ese pequeño detalle hizo que quisiera moverme aún más pero me encontraba como si mi cuerpo no me respondiera o no fuera mío, mi sangre hervía pero mi corazón no latía... ¿qué demonios? Los minutos se me hicieron horas, las horas se me hicieron días y pareció que había pasado una eternidad hasta que el dolor comenzó a extinguirse por completo, como si me renovara de energías ahora que iba poco a poco parando, las heridas que me había hecho aquel vampiro parecía que de alguna forma sanaban como había visto que pasaba con las heridas de Seth y no supe qué estaba pasando, tenía muchísimas preguntas y parecía que el único que podía responderlas era el hombre que me miraba. Me atenazó el miedo cuando se acercó y limpió mi rostro del sudor que perlaba mi frente, apartó mechones de mi frente y volvió a alejarse mientras todo a mí alrededor parecía cambiar por completo. Parecía que podía oír con mejor claridad lo que pasaba a mi alrededor, antes no había escuchado ninguna clase de ruido y ahora podía oír que habían tres personas en la planta superior, quizás un poco más arriba, porque podía oír el latido de su corazón... ¿qué narices? Podía oír el bombeo de este, la sangre fluyendo por sus venas... cerré mis ojos y al volver a abrirlos sentí que podía ver mejor en aquella penumbra en la que estábamos, como si viera mejor los colores y todo lo que nos rodeaba... ¡veía incluso cosas que antes jamás había visto! Era como si mi visión hubiera aumentado y mejorado... y yo no entendía nada.

Me giré a mirarlo cuando me dio la bienvenida a esa nueva “vida” y sentí que me quedaba sin habla, aunque llevaba ya bastante tiempo sin poder articular palabra pero... ¿qué quería decir con eso? Me intenté incorporar lentamente y lo pude hacer, me miré y no vi ningún cambio significativo en mí, seguía con la misma palidez de piel que antes, pasé mis ojos por donde deberían de estar las heridas para darme cuenta de que no había herida alguna, abrí los ojos y llevé mis dedos por el lugar notando que mi piel estaba algo más fría de lo normal... y de repente me vino, como una oleada salvaje que no podía controlar: un gruñido escapó desde mi garganta que retumbó en la habitación y que hizo que me relamiera los labios ante la olor que me vino, casi se me hizo la boca agua mientras notaba el hambre atroz que me atenazaba por completo. En mi recorrido por mis labios me di cuenta de algo nuevo que antes no había tenido, mi lengua al pasarse por mis dientes se topó con algo inesperado: colmillos. No me hizo falta más que sumar las pruebas que tenía para darme cuenta de lo que había pasado y fue un tremendo shock que me hizo mirar al hombre que tenía frente a mí, no podía recordar mucho de lo que había pasado pero después de lo que había notado... ¿cómo no pensarlo?



-¿Qué me ha pasado? –Me sorprendí hasta de mi propia voz, algo más espesa seguramente por los gritos pero oscura como la misma noche, con un tono aterciopelado y suave como si estuviera seduciéndolo, me sorprendí de ello y llevé mi boca a mis labios para toparme con los colmillos que crecían en mis dientes, mi cuerpo pidiéndome por alimento de forma que me retorcí en aquella camilla, mis manos aferraron el borde de la misma y gruñí de nuevo para acallar esa sensación pero... joder, los latidos de aquellos tres corazones me tentaban y llamaban demasiado como para ignorar su llamada. Antes de que siquiera me diera cuenta de lo que estaba haciendo, movida por esa sensación que quería aplacar, de un movimiento tan rápido que incluso me sorprendió hasta a mí misma fui hacia aquella puerta que me separaba de una cosa: alimento.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 141
Puntos : 137
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Aqueron Dracarys el Lun Oct 02, 2017 9:59 pm

No pude evitarlo sentía mucho dolor viéndola pasar por todo aquello, era fuerte para mi pero debía resistirlo si quería salvarla tenia que tener la fuerza para ver lo que mi conversión les hacia el día en que no fuera mas capaz de mirar el abrazo que recibía alguien, ese día me había jurado nunca mas volver a morder a otra persona para convertirla en lo que yo era quizás mis hijos tuvieran fuerzas jóvenes y ellos si puedan hacerlo y así salvar la vida de las personas que estaban agonizando pero ya no mas yo. Aunque aun ese momento no llegaba pude asistir desde el inicio hasta el final su transformación, rechiste levemente cuando sentí el mismo aroma que ella estaba sintiendo en el momento que se puso de pie. El hecho de que habían humanos mas arriba y ella aun no se había alimentado nunca asi que estaba deseosa de probar, tenia la fuerte necesidad de ingerir sangre así que note como se trato de mover rápido ir en busca de ellos, antes de que llegara a la puerta lo hice primero gracias a mis años que me hacían bastante superior a ella.

Detuve la puerta con mi mano impidiendo que ella pudiera salir de aquel lugar, realmente era la única forma de abandonar aquella habitación, suspire levemente escuchando su pregunta y la tome de la mano para jalarla de nuevo hacia la cama y sentarla sobre ella sujetándola para que no fuera a intentar salir, sabia que era difícil y doloroso pero le tenia que dar sangre de otra forma, no cazando como a un niño chico enseñarle a alimentarse.

-Recuerdas que fuiste ataca, por un vampiro pues yo te encontré minutos después y no tenia como salvarte la vida sin volverte una también. soy un vampiro y me llamo Aqueron Dracarys, tratare de ayudarte lo mejor posible a llevar esta nueva forma de vida, no es tan mala aunque nunca te acostumbras.

Dije suspirando levemente, ya que para mi alimentarme de humanos hasta matarlos o de forma irresponsable me resultaba demasiado doloroso tener que alimentarme entonces trataba siempre de transmitir esta responsabilidad aquellos que abrazaba o que se unían a mi familia. Cerre los ojos levemente y luego los abrí mirando dejando que viera mi brillo rojizo en los ojos, algo que realmente no me gustaba así que al instante lo quite.

-No quiero que te vuelvas como el que te ataco andar dañando a las personas sin tener cuidado, por ese motivo permanecerás aquí un tiempo mas ya te conseguir sangre, pero no la extraerás de un humano ya que primero debes aprender a controlar tu sed.

Menciona levemente y luego señale la puerta por que sabia que su instinto no le dejaría permanecer en aquel lugar de esa forma durante tanto tiempo, yo quería quedarme con ella todo ese tiempo y velar ayudarla a entender su naturaleza debido a que permanecería encerrada sin acceso a nada en ese recinto por unos días.

-Esta diseñada para que no la podamos arrancar los vampiros ni tampoco las paredes romper, por eso no te preocupes siento mucho que pasara esto, te explicare todo lo que quieras saber pero debes tratar de soportar el tiempo que estarás aquí dentro, es el necesario para que aprendas a que no debes ir siempre por la sangre que sientas.


avatar
Aqueron Dracarys
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 11
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 16/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Asura Nanami el Sáb Nov 11, 2017 10:29 am

No sabía muy bien lo que me estaba pasando en esos momentos, por qué de repente sentí esa enorme necesidad de salir por aquella puerta y alimentarme, podía escuchar el latir de los corazones de la gente que había en los pisos superiores como si tuviera mi oreja pegada al pecho de alguien, podía notarlos con claridad, latir con fuerza, bombear el corazón la sangre que corría por su torrente sanguíneo y ese pensamiento hizo que una enorme sed me golpeara, como si hubiera estado varios días sin comer ahora sin embargo sentía solamente la necesidad de saciarme de esa forma y casi sin pensar, con la idea de la sangre solamente en mi mente, me levanté deprisa para salir por esa puerta y subir a los pisos inferiores. Notorio el hecho de que había llegado demasiado rápido al lugar pero igual que yo lo había hecho él, aquel hombre que estaba a mi lado cuando había despertado, puso su mano en la puerta no permitiéndome salir por ella como deseaba. Un gruñido, uno que incluso me sorprendió hasta a mí misma, brotó de mi pecho haciéndole saber que no me había gustado el que parara mi avance y cerrara la puerta para no dejarme salir de ella. no entendía absolutamente nada y estaba demasiado confusa y mareada un poco como para pensar con claridad, así que esperaba que me contestara a la pregunta que le había hecho mientras lo miraba de forma fija, su mano tomó la mía y me condujo de nuevo hacia el mismo lugar en el que había despertado manchado de sangre, manchado con mi sangre. Recordaba algo de lo que me había pasado, recordaba el ataque, recordaba los golpes y... sí, un vampiro. Podía ver con claridad los colmillos del vampiro y después el dolor, el inmenso dolor y la quemazón que había experimentado cuando me mordió. Mis ojos lo observaban mientras continuaba con su relato y algo llamó mi atención, el momento justo en el que dijo que no tenía modo de salvarme la vida salvo convertirme en una.

Mis ojos se abrieron al comprender lo que me estaba diciendo y negué con la cabeza incapaz de creerme que ese hombre, el vampiro que tenía frente a mí y que se presentaba como Aqueron me había convertido en una vampira... mi boca se abrió ligeramente y me quedé sin respirar durante unos segundos, me di cuenta en ese instante que no necesité el aire para nada y eso me asustó aún más, decía que me ayudaría a entender y llevar esa nueva vida, o no vida, a la que me enfrentaba en esos momentos. No me podía creer lo que me estaba diciendo, no quería creerle y entonces sus ojos cambiaron a unos rojizos que me hizo echarme un poco hacia atrás, no por miedo, sino porque no quería creer lo que me estaba diciendo. ¿Yo, una vampira? Llevé una mano a mi pecho con la respiración aumentando por segundos y la dejé sobre mi pecho intentando buscar el latido de mi corazón, la prueba más fehaciente de que estaba viva... pero me encontré con un silencio, ningún latido, ningún rastro de que estuviera viva. Cerré los ojos en ese momento intentando encontrar algo, por muy pequeño que fuera, de que seguía con vida y de que aquello era una pesadilla pero para mí gran desgracia todo cuadraba y yo no quería asumirlo. El hambre seguía atacándome voraz mientras seguía escuchando latir los corazones en la planta superior, sentí entonces que algo afilado rozaba mi labio y me di cuenta cuando llevé mi dedo de que se trataba de colmillos... no había margen de duda: era una vampira y ahora debía de aprender a llevar mi nueva vida. Sentí miedo, miedo por lo que me deparaba a partir de ese momento, miedo de lo que pudiera hacer, miedo a muchas cosas desconocidas sobre aquel mundo del que hacía apenas unos meses había descubierto... ¿cómo iba a poder seguir ahora con mi vida? De la misma forma estaba claro que no podría, debería de cambiar muchas cosas. Un jadeo escapó de mis labios al sentir el hambre golpeándome de nuevo y apreté el borde de la camilla con fuerza, él decía que debía de soportar el tiempo necesario y yo no sabía cuánto sería porque golpeaba con fuerza.



-¿Cuánto tiempo se supone que debo de estar aquí? Tengo gente que se preocupará si no vuelvo a casa y que mandarán a que alguien me busque –me preocupaba que pensaran que me había pasado algo, en realidad así era, pero no quería hacerles sentir culpables y preocupados, mucho menos que pudieran mandar alguna carta a mi padre si pasaban unos días y yo no volvía- yo... tengo demasiadas dudas como para preguntar siquiera una de ellas –por mi mente pasaban miles de cosas en esos momentos- apenas sé algo acerca de los vampiros, ¿es verdad lo del sol, las estacas y los cazadores que me han contado? No entiendo nada, yo.... yo solo quería volver a casa y... Oh, Kami –dije cerrando de nuevo los ojos ante el hambre que de nuevo me golpeó de nuevo- solo quiero que este hambre se pase, esta sensación... no me deja pensar –llevé las manos a mi cabeza como si intentara obviarlo pero era difícil cuando volvía con tanta fuerza- me quema –dije en un jadeo, sentía que mi cuerpo temblaba ligeramente pidiendo por alimento, pidiendo por calmar la sed que en esos momentos sentía devorándome como si fuera un monstruo, unos instintos que habían nacido y que no podía acallarlos.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 141
Puntos : 137
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Aqueron Dracarys el Lun Nov 13, 2017 11:43 am

Suspire levemente acariciando su cabello suavemente rozandolo levemente para leer sus pensamientos, no era necesario que la tocara pero prefiero hacerlo de forma tranquila para luego mirarla de reojo elevando mi ceja suspirando levemente para luego cerrar levemente los ojos y luego de acomodarla, me siento en la silla que tenia para esperar que ella despertara y asenti levemente.

-Si el sol nos mata y realmente las estacas nos matan si y los cazadores se encuentran en este mundo aunque si te comportas bien y no buscas conflicto directo con los humanos o los demas seres no seria un gran problema los cazadores, pero ellos saben como aprovechar las debilidades de un vampiro.

Me levante mirando hacia la puerta para luego escuchar el hecho de que queria saber que tenia sed, no era demasiado complicado entender el hecho de que se encontraba en una fase demasiado complicada esta debia aprender a manipular su propia sed, me gire con cierta pena observando a la muchacha para luego.

-Querida Asura, tienes sed por que es la primera vez que puedes sentir lo que es la sangre, pero aun no ahi necesidad de que te alimentes, la sangre humana de tu cuerpo aun lo recorre asi que no te preocupes sera solamente la sensacion de sed, tendremos que esperar hasta que esta sangre termine de recorrer tu cuerpo para darte el primer alimento, existe un riesgo que te conviertas en una sedienta.

sabia que la joven no entenderia que significaba, la primera vez que te alimentabas si era un gran problema si no eras capaz de controlar tu sed de sangre, podriamos entregarnos a la sed de sangre perdiendo totalmente la poca razon que teniamos volviendonos sanguinarios.

-Los sedientos son neofitos que no han logrado controlar su sed de sangre y se entregan a esta matando a diestro y sieniestro, ademas por lo de tu gente no podras verlos mas es demasiado peligrosos que te cruces con ellos de nuevo podrias terminar matando a las personas que queieres.

Recordaba como varios de mis hijos habian tenido ese problema, querer seguir sus vidas luego de a verse transformado en vampiros, negue levemente y camino hacia la puerta.

-Debes luchar para resistir esas ganas de salir, eres fuerte seguramente lograras evitarlo es tu primera prueba para sobrevivir en este sangriento mundo vampirico, volvere en un par de horas con alimento para ti.

Fue lo ultimo que le dije antes de terminar de retirarme del lugar, cerrando la puerta por la parte de atras con unos importantes pestillos, ella no tendria la fuerza para lograr liberarse de ella.


avatar
Aqueron Dracarys
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 11
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 16/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Asura Nanami el Jue Dic 07, 2017 10:39 am

Vampira. Era todo cuanto necesitaba saber para darme cuenta de que lo que me estaba diciendo era verdad, conocía a los sobrenaturales porque había conocido a un lobo que me hizo darme cuenta de que el mundo era más grande, más aterrador y oscuro de lo que en principio yo había pensado, y ahora yo me convertía una sombra más de ese mundo, en parte de la oscuridad que lo habitaba y debía de entender y de comprender lo que era pero, ¿cómo hacerlo cuando la sensación de hambre, de necesidad y de sed me bloqueaban por completo y no me dejaban pensar? En lo único en lo que podía pensar en esos momentos era en la gente que había encima de mí en los pisos superiores, escuchaba sus corazones latir con fuerza bombeando su sangre, el solo hecho de pensar en la sangre ya notaba que se me hacía la boca agua aunque en un sentido figurado y no literal... pero luego llegaba esa otra parte, como si fuera mi conciencia, y me asqueaba el solo hecho de pensar en alimentarme de sangre. Llevé mis manos a la cabeza y cerré los ojos encogiendo mi cuerpo como si de alguna forma así pudiera evitar la voz que me pedía que me alimentara, que me animara a hacerlo y que me empujaba con fuerza en esa sed que sentía de forma desmesurada. Era como un pitido agudo en mi cabeza que se transformaba en una voz que me pedía que no hiciera caso, que intentara salir y que me alimentara del que primero me encontrara porque era lo que debía hacer, la sensación quemaba como si hubiera estado demasiado tiempo sin probar bocado y el hambre rugiera con fuerza. De fondo escuchaba la voz de Aqueron que me decía que el sol nos podía matar al igual que las estacas, sabía que existían los cazadores porque Seth había sido uno de ellos pese a su condición de licántropo y se encargaba de matar vampiros y a los de su propia clase, sabía lo que pasaba si nos encontrábamos con cazadores porque ya había tenido una experiencia cercana de la cual había salido herido por una bala en mi hombro, una que ya hacía unas semanas que había curado por completo.

Abrí de nuevo mis ojos para centrarlos en el hombre que me había salvado la vida, que me había entregado esa no vida que ahora me tocaba sobrellevar y que había hecho para que no muriera, me pregunté en ese momento si sería capaz de llevar esa nueva condición o si hubiera sido mejor que me dejara morir como todo estaba indicado... una parte de mí me decía que así hubiera sido mejor porque alimentarme de personas y beber de su sangre no sabía si podría hacerlo. Él decía que debíamos de esperar hasta que toda la sangre abandonara mi cuerpo porque podría convertirme en una sedienta, no entendía a lo que se refería hasta que finalmente me explicó que eran neófitos que no habían podido controlar su sed, que mataban sin contemplación alguna y yo no quería convertirme en eso. Luego me sentenció, de alguna forma más de lo que ya estaba, cuando me dijo que no podría ver de nuevo a mis seres queridos porque sería ponerlos en riesgo pero ¿cómo alejarme de ellos cuando era lo único que tenía en París, lo único que daba sentido a mi vida allí? Ya no podría verlos nunca más ni estar cerca de ellos, eso hizo que un grito brotara de mi pecho y que golpeara con rabia el lugar donde estaba sentada con tanta fuerza que apenas había podido controlarlo y el lugar se hundió un poco por la fuerza desmedida que había empleado.



-¡No quiero alejarme de ellos! No voy a renunciar a mi vida pasada por esta nueva condición... son lo único que tengo –dije con los brillando, tanto, que ni sabía que los tenía de color rojo como las mismas ascuas. Lo vi alejarse a la puerta y negué con la cabeza mientras me levantaba y él aseguraba que volvería en un par de horas, fue más rápido que yo porque cerró la puerta antes de que yo me acercara y cuando estuve frente a esta comencé a darle golpes con fuerza, pero no era suficiente para abrirla, grité para que me sacara sin desistir de mi empeño pero no respondía, no abría la puerta y yo más y más me desesperaba conforme pasaba el tiempo. Al final acabé apoyando la espalda y dejarme caer al suelo mientras seguía escuchando sus corazones bombear, era tan intenso que se me dificultaba el resistir esa sensación de alimentarme, casi como si fuera una droga y ya hubiera consumido la dosis y estuviera con el mono de nuevo... era muy fuerte, pero por lo poco que sabía y que me había contado Seth y Aqueron debía de controlarme, porque de lo contrario me convertiría en una sedienta y eso sí que no lo quería. Rodeé mis rodillas con mis brazos y escondí la cabeza mientras me mecía suavemente para no pensar en la necesidad de alimentarme, pensé en las personas que dejaba atrás y en el enorme esfuerzo que tendría que hacer a partir de ese momento si quería volver a verlas, controlaría lo que era y volvería de nuevo, quizás algunos no lo entendieran pero otros quizás sí, lo aceptaran y pudiéramos seguir adaptándonos a las circunstancias. No renunciaría a lo que tanto me había costado conseguir en esa ciudad, me negaba a ello y no pensaba consentirlo. No supe las horas que pasaron hasta que de nuevo oí pasos que se acercaban, me levanté alejándome un poco de la puerta mientras un olor familiar me llegaba, era imposible que supiera sin verlo que se trataba de Aqueron pero estaba totalmente convencida de que era él. En las horas que había pasado encerrada sola había pensado en él, de hecho hasta en varias ocasiones le había hecho el culpable de mi nueva condición por no dejarme morir, de alguna forma buscando aliviar lo que sentía en esos momentos pero luego la conciencia me llegaba y sabía que él no tenía del todo la culpa, que él no me había puesto en esa situación sino en el vampiro que me había atacado dejándome al borde de la muerte. Mi respiración era agitada para cuando abrió la puerta, la sed quemaba y podía controlarla por momentos pero a veces era superior a mí y me costaba, por ella apareció de nuevo él con sus ojos avellanas observándome como si intentara averiguar cómo me encontraba, mordí con fuerza mis labios sin controlar la presión y los colmillos hicieron unos cortes en mis labios, unas leves gotas de sangre salieron y las lamí con un jadeo ahogado- dime que has traído algo para parar esta sed, dime que puedes acallar la voz que no deja de torturarme desde que te has ido.... solo quiero que se calle, solo quiero saciar la sed –pedí en un ruego, aun no me hacía a la idea de que era una vampira pero los problemas debía de solucionarlos uno a uno, y ahora el que más me perturbaba era el hecho de alimentarme... luego ya debatiría conmigo misma el ser una vampira y lo que ella conllevaba.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 141
Puntos : 137
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Aqueron Dracarys el Dom Dic 10, 2017 9:07 pm

Al abandonar aquel recito me senti mas molesto conmigo mismo que lo que ella podria sentirse estaba dolorido por saber que estaba por pasar un infierno del cual jamas saldria ya que realmente deberia estar toda su no vida resistiendo a la sangre, aunque con el tiempo podria lograr controlar su sed aquel instinto de saciarse nunca terminaria siempre estaria alli y el hecho de que la oscuridad y el deseo de poder serian muy fuertes en ella, debia tener cuidado era lo que mas me costaba no era capaz de ver a mis hijos como problemas, esperaba poder enseñarles a vivir como yo lo hacia aunque era algo demasiado dificil en los momentos que no lo quize ver lo pague demasiado caro demasiada muerte se genero por mi culpa. Me encamine a hablar con una de las enfermeras pidiendole que terminara de alejar a los pacientes, los llevara a los niveles mas superiores para que estuvieran descansando por aquellos lugares, al igual que me hice cargo de despedir alguno de ellos que se encontraban en condiciones suficientemente buenas como para poder pasar la noche ya en su casa con sus familias. Yo conocia el alcance del poder de la joven la capacidad de sentir el latir de los corazones y la sed a la sangre que nunca habia probado hasta ese momento.

-Enfermera preciso de su ayuda para alimentar una amiga se que es mucho pedirtelo pero me hare cargo de prepara todo para que sea posible si quieres claro si no lo sientes no precisas hacerlo enserio.

La mujer acepto nuevamente ya que me lo habia prometido por las clases que le habia dado, ella habia descubierto mi condicion por lo tanto se sentia en deuda, aunque al principio se sintio asustada aunque enseguida se sintio en voluntad conmigo y termnamos conversando sobre muchas cosas, la muchacha ayudo en todo lo que precise drenee un poco de sangre de algunos enfermos y de ella al final para que tuviera un gusto mas fresco mordi su muñeca lastimandola levemente y que cayera en un frasco el cual selle para tratar de ocultar el olor lo maximo posible y finalmente pude bajar, buscaba que ella pudiera saciarse levemente con aquello sin la necesidad de tener que beber directamente de una persona. Luego de bajar las escaleras y llegar hasta la puerta la cual abri con suma facilidad entrando dentro y sellando la puerta escuche lo que menciono y asenti levemente, llevando mi manos a la espalda ella seguramente a esta distancia sentiria la sangre.

-Quiero que te contengas, tengo si lo necesario para poder saciar levemente esa sed, pero debes luchar contra ella todo lo que queda de tu inmortalidad lo siento mucho, necesito que te contengas tengo un frasco destras de mi con distintas sangres sera tu primera vez probandolo.

Digo levemente para esquivar varios intentso de ella de atrapar el frasco en mi espalda, si bien era rapida no lo suficiente para poder ganarme yo era demasiado antiguo para la joven, suspire levemente para luego dejar el mismo sobre la cama donde ella estaba y me abalance hacia ella, dejandola contra la pared con mi brazo en su cuello para que no pudiera moverse tenia los dedos de la otra mano manchados de sangre la cual le di a beber para que lo degustara y solte su agarre un poco luego de que probo aquel carmesi.

-Deberas acercarte de forma humana, quiero decir no te desesperes si usas tu velocidad o actuas de forma agresiva para llegar al frasco te empujare y regresare a este punto tengo toda la eternidad para lograr que te controles, debes aprender a vivir como humana de nuevo hay cosas que ya no haces y que deberas forzar tu cuerpo hacer para aparentar una humanidad creible.

Le di espacio para que intentara acercarse al frasco dependiendo como lo hiciera usuaria mi velocidad para frenarla y dejarla contra la pared de nuevo y luego liberarla de nuevo para dejar que se acercara seguiriamos haciendo esto hasta que lograra controlarse concentrandose en sus acciones.


avatar
Aqueron Dracarys
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 11
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 16/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dark Side Of The Moon ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.