Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Crosscurrent

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crosscurrent

Mensaje por Karsten Chavanell el Sáb Ago 26, 2017 4:13 pm



Quién era en realidad Karsten era una pregunta que incluso él solía cuestionar con frecuencia. De joven no supo exactamente qué debía ser, cargaba con el destino de su familia y un clan que nunca conoció ¿era acaso, el aprendiz de hechicería o el hermano que lamentablemente falló en su labor? O será que, ¿era él el depredador sin rumbo y la sonrisa mezquina en sus labios? Tal vez se convirtió en el odio que reclamaba su mirada. No tenía cómo saber.

Hace ya diez noches y nueve días abandonó Francia en busca de sus propias respuestas, resentir a su hermana devoraba la poca humanidad que restaba en él, le consumía entre una conciencia demacrada y dolor de memorias que debía callar. Ahora se encontraba en los países bajos por su cuenta, decidió ver a la mujer que presuntamente se encontraba comprometida con él, una duquesa con la que creo lazos en una noche efímera e hizo promesas vanas, promesas que regresaron a sus manos en forma de carta, proclamando palabras que requerían su presencia.

Curiosa la relación de aquel par, ella risueña y letal cuyo encanto edificaba caminos y él con muchas intenciones y muy pocas de ellas resultaban ser buenas. Para las cabezas que rodeaban a la Duquesa, Karsten era el agraciado que sostendría la mano de Edeline, compartiría sus temores y cuidaría de la dama hasta que la muerte los separara; irónico que fuese la muerte lo que les uniera. De cuando en vez sus caminos se encontraban en la extravagante capital francesa, otras él viajaba hasta el país natal de la vampira. Edeline no era una mala persona, corría con el destino de arrastrar la misma existencia, se encontraban del mismo lado del barco, escuchaba al vampiro de cuando en cuando y sin saber cómo, se las arreglaba para sacar fugaces sonrisas de él. Empero, no eran aquellas razones suficientes para hacerle cruzar la nación por tan absurdos asuntos.

Tan pronto como arribó las puertas se abrieron ante él, un lacayo anunció su llegada y allí, a mitad del salón estaba la Duquesa. Tomó una bocanada de aire profunda, no porque lo necesitara sino en busca de unos cuantos minutos de paciencia para levantar el insulso acto ¿cómo terminaba en medio de tales situaciones? Observó el lugar, aburrido ante la presuntuosa decoración, era lo que sucedía con él últimamente: estaba aburrido. Y no particularmente de la hermosa vampira que aguardaba por él, no, era el mundo que se tornaba sin sabor ante sus ojos. Las responsabilidades que no daban atisbo en cesar, la búsqueda sin final…, las pesadillas que callaba.

¡Querida! —dijo, con la sonrisa que cualquier prometido devoto debería cargar. Sujetó la cintura de su prometida con recelo y le besó con ferviente deseo. Sin una pizca de amor—. ¿Cómo has estado? —se inclinó hasta el oído de la dama y como si se tratase del mayor secreto del mundo, susurró—, ¿Me extrañaste?  

Tan pronto las puertas cerraron impuso dos pasos de distancia entre ambos, limpió el labial de sus labios con la yema del dedo y se encaminó al pequeño bar que recordaba se encontraba en la siguiente habitación seguro de los pasos de su anfitriona siguiéndole.

¿A qué debo el placer de que mi querida prometida insista en verme? —inquiere curioso como si no hubiese leído ya la carta que doce días atrás tocó su puerta. Se hizo de un asiento en los finos muebles frente al escritorio que una vez perteneció al duque y hoy ocupaba la hija. Tras un largo trago posó los ojos en la dama y calmado inquirió: —¿Qué sucede, Edeline? —con extraña serenidad.
avatar
Karsten Chavanell
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 15
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CROSSCURRENT

Mensaje por Edeline Swan el Dom Ago 27, 2017 2:48 am

Los consejeros reales como los protectores de la vampira habían acordado que era pronto de encontrar marido para ella. Su padre el antiguo duque Sylvain Swan había fallecido dejando el título a su hija sin embargo no proclamó quien sería su esposo originando problemas antes los consejeros, quien sería digno de pertenecer a la realeza y más con una sangre pura como ella, ¿podría ser el viudo banquero Karl? o ¿el joven Alexander de familia renombrada? No, ninguno de ellos los aceptó Edeline. Ella misma decidió quien sería la persona que compartiría título y cama, el joven Karsten fue el elegido pues sus palabras al aire que proclamó en la noche que se vieron por primera vez le resultó útil a Edeline. Aunque no lo amaba sentía por el un gran respeto además que le agradaba estar con él.

Sin embargo el motivo principal de buscar a un esposo era que más oscuro y vil. Dentro de la familia real Swan se encontraba una tensión fatal, desde que Sylvain Swan abandonó este mundo para siempre. La amenaza de su hermano—Que estaba en el  exilio por alta traición— se hizo presente al querer matar a cualquier que se cruzará en su camino de reclamar su título que había perdido. Obteniendo protección y poder de naciones enemigas que estaban a su favor.  No le importaba que su sobrina estuviera por derecho que le correspondía su sangre. Una guerra diplomática empezaba a surgir entre las naciones, para evitar eso planearon tener al siguiente heredero que aseguraba el puesto real así como el fin de una guerra diplomática que no se iniciaría si éste naciera. Un gran problema para la futura pareja de vampiros.

Tan pronto como sus manos tomaron el calígrafo envió una carta a Karsten escribiendo en ella que necesitaba verlo lo más pronto posible, debían de hablar sobre un asunto que no podría explicar en una carta.

Más de doce días pasaron desde que se envió la carta, durante ese trayecto no había otra forma de que la guerra diplomática no se diese. La muerte en vida de ambos dependía de un hilo muy frágil. Sollozos se escuchaban por la noches en la alcoba de Edeline sus lágrimas fluían velozmente, no había llorado tanto en demasiado tiempo desde que las personas que amó murieron dejándola abandonada. Y su sed de sangre resecaba su garganta más y más pidiendo a gritos que bebiera tan apreciado líquido vital que exigía su cuerpo el cual ignoraba por completo con algo de dificultad contenía a la bestia de la noche que poseía.

En la mañana siguiente un sirviente le avisó que su prometido se encontraba cerca del lugar, lo más probable es que llegaría en la tarde, preparándose Edeline para verlo, vistió sus mejores galas que encontraron sus mucamas así como un largo y decorado sombrero que hacia lucir sus labios; fingió con naturalidad una sonrisa de emoción, no mostraría su verdadera tristeza hacia el vampiro no le agradaba la idea que la viera así de débil. Ordenó que cuando llegará lo hiciera pasar al salón, sin protestar obedeció su lacayo la orden.

Krasten había llegado, saludando a la vampiresa a quien la tomó por sorpresa por aquel besó tan deseable que correspondió aturdida. Se inclinó hacia su oído de ella preguntando como estaba y si lo había extrañado, no tuvo tiempo de contestar pues el futuro duque se había separado de ella cuando cerraron las puertas caminando hacia la siguiente habitación que tenía un bar. Sí, ambos no sentían amor por el otro pero disfrutaban estar juntos, Era algo normal actuar que se amaban enfrente de las personas que los rodeaban excepto para ellos.

Sus palabras de sus preguntas eran suaves, serenas y curiosas como la corriente de un río. La joven duquesa sé quedo callada unos minutos buscando las palabras adecuadas para explicar el asunto tan delicado en el que se encontraban.

—Karsten el asunto por el que te hice venir es fácil de explicar, sólo que en su facilidad hay algo demasiado peligroso—suspirando tomo el vaso de agua que estaba a su lado conteniendo la preocupación que emanaba su rostro mate—Dentro de dos días se celebrará nuestra boda donde se tendrá que consumar nuestro matrimonio como cualquier otro, el cual será revisado por un médico que el acto se consumó. Sin embargo debo de tener un heredero lo antes posible—ocultó el hecho sobre la guerra diplomática que se vendría si ella no da luz a un hijo—y ese es el problema, ambos sabemos que es imposible para nosotros engendrar en nuestro estado…—Sus palabaras fueron cesadas al escuchar tres golpes detrás de la puerta

—Joven duquesa la sombra esta aquí—murmuró su sirviente al oído de Edeline.

Hizo una seña con sus manos, dejando pasar al desconocido, el aura del lugar se tornó tensa


avatar
Edeline Swan
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 33
Puntos : 25
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 30/06/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crosscurrent

Mensaje por Karsten Chavanell el Vie Sep 29, 2017 9:40 am

Dejó el vaso a medio camino el ardiente liquido sin completar camino hacia sus labios y aquella expresión de fastidio en el rostro. Resopló cansado. Era esto lo que se acarreaba por su vasta imprudencia. Llevó el vaso de regreso a la mesa que yacía a su izquierda, intentó no sucumbir ante la ira que últimamente tomaba poder sobre él; Karsten no era el mismo desde su último encuentro con Edeline, la oscuridad lo tornó más fiero, sus palabras más afiladas y el poco respeto hacia el decoro con suerte existía mas bien sabía que no era el lugar ni ella quien para descargar su furia, aun así, las circunstancias solo le insistían en tener razón y peso. Iba a resultar más difícil de lo que creyó. Comenzaba a no guardar intención alguna en ponderar sus acciones tan pronto las declaraciones de su prometida llenaron la habitación.

¿Casarnos? ¿Mañana? —enarcó una ceja incrédulo—. Lo siento, querida —sonrió impúdico—, pero nuestros planes difieren. Si tanto necesitas un mocoso bien, lo conseguiré para ti si eso hace que me dejes en paz. Dale mi apellido si quieres mas estás errónea si crees o alguna vez imaginaste que iba a ceder complacido ante tus palabras.

Acorta la distancia deliberadamente, atrapa la mandíbula de la vampira y examina en silencio su rostro.
Tu naturaleza está por encima de la de tus lacayos e incluso tu ambicioso tío, dulzura ¿hasta cuándo insistirás en actuar como una débil mortal? —cuestionó. Consideró que, de no existir el temor que se escondía bajo la piel de la vampiresa, solo quizás, se hubiese dado la posibilidad de algo más que deseo. Empero, aunque de cuando en vez disfrutaba compartir un trago con la joven, la ansiedad que se daba lugar en sus pupilas evitaba el nacimiento de algo más—. Destilas preocupación, Eline —pronunció aquella variante del nombre con extraña y perturbadora dulzura.

Al sentir la irrupción cambió el veneno que se ha hecho huésped en su mirar, sonrió e impuso distancia entre ambos en dirección al vaso que abandonó. Antes que entrara el lacayo estaba de regreso degustando el ardiente trago muy sereno para quien se entera que ha de casarse en cuestión de horas.
Sombra —dijo para sí al escuchar la conversación del par—, esto será divertido.
Curioso pues de todos los citados en la habitación él, además de desconcertado, lucía sereno, despreocupado ante los hechos. Han nacido muchas lunas desde la ultima vez que cedió ante el temor y la desesperación, aprendió a labraar su camino lejos de lo que concebía como insulso y tedioso, aun quisiera ayudar a la inmortal no había poder en la tierra que le lelvara a ceder ante la voluntad y lamentaciones de terceros.
avatar
Karsten Chavanell
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 15
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crosscurrent

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.