Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


The Misty Mountains cold (privado)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Ago 27, 2017 10:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Hacia apenas un da había encontrado un pájaro herido, todavía estaba en fase de recuperarse, era una cambiante, así que se unió a mi y a la loba en mi camino hacia la fortaleza de Akershus.
Supongo era una simbiosis bastante practica, ella no quedaba herida en las montañas y para mi podía llegar a serme útil en algún momento del viaje.

Habíamos cruzado una escarpada montaña, con un rio de aguas vivas bajo esta, a vista de pájaro una gruta quedaba al otro lado de la escarpada montaña, así que la idea de investigarla no me pareció en absoluto descabellada.
Las dos parecían confirmes con el plan y aunque eso nos llevaría algo de tiempo, algo me decía que lo que descubriéramos al otro lado podía tener una importancia vital.

Pronto estuvimos todos en el interior de la estrecha gruta, por donde concurría con fluidez el agua de aquel rio natural, podía notar como los líquenes y otras plantas acuáticas se enredaban en mis pies, convirtiendo el suelo en una zona muy resbaladiza.
El musgo que crecía en las húmedas paredes, tampoco permitían afianzarse mucho a ellas. Por las rocas formando pequeños surcos resbalaban pequeñas cantidades de agua, que terminaban en el rio. Pero pese a todos las dificultades, parecía que podríamos atravesarlo; desde luego  el agua tenía que venir de algún sitio, y tenía el extraño presentimiento de que quizás proviniera de la ciudad enana que buscábamos.
Caminamos durante un buen rato, agachados para no golpear con la cabeza en algunas zonas de aquella gruta rocosa, el agua nos llegaba por la cintura, congelando nuestros músculos y quebrantando nuestro ánimo.

Bry y Altair se acercaron a mí, mirando la pared con cierta curiosidad.
No veía nada, así que todo lo que percibía era a través del resto de mis sentidos.
Aquello parecía una red de alcantarillado creada por manos enanas, deslicé mis manos por las paredes, creía que era un mito la existencia de una raza de pequeños hombres.
-Seguramente si seguimos este camino encontraremos una zona más amplia donde concurrirán

Caminamos durante una hora, encontrando varias ramificaciones. A diferencia del rio natural, el caudal del agua que procedía de la ciudad, era más bajo, incluso en ocasiones permitía ver un suelo pavimentado con una especie de pequeñas losetas rectangulares. Desde luego estos enanos, trabajaban con tesón, sin descuidar el mínimo detalle.
Continuamos caminado a paso ligero, el suelo comenzó a empinarse hacia arriba y así a reducirse el nivel del agua, hasta que finalmente, todo resto de agua había desaparecido, cosa que parecía aliviarnos enormemente.

No tardaron las damas en ver una salida cuadrada, no de gran tamaño, que cruzamos de uno en uno, la rejilla que taponaba la entrada a la alcantarilla estaba en el suelo tirada, era evidente que no éramos los primeros en llegar hasta allí por ese camino, pero desde luego, ninguna de las pisadas que percibí acariciando el suelo a mi alrededor eran  recientes, cosa que me alivio enormemente. Imaginaba que aquel mapa que encontré en mi aldea y que había guiado los pasos de Bry y míos, pertenecía a algún saqueador, que desde luego había salido y entrado por aquella misma alcantarilla y a juzgar por la cantidad de objetos esparcidos por el suelo, con las manos llenas.
Alce la mano de aquel pavimentado suelo de piedra, habíamos llegado sin lugar a dudas a lo que quedaba de lo que en su día fue una hermosa ciudad enana. No había dudas de que aquello debió de ser impresionante, hoy solo era un espejismo, que aun derruido y lleno de polvo guardaba una enorme hermosura capaz de dejar boquiabierto a cualquiera, era mas que evidente  lo esplendoroso que debió de ser todo aquello.
-Descubramos que es guardado aquí con tanto recelo ¿Podia tener algo que ver eso tambien ocn la destruccion de mi aldea? Si asi era, pensaba descubrirlo.




Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Sáb Oct 28, 2017 10:11 am

A la mañana siguiente, con las primeras luces del alba dos de los guerreros del conde Hóor Cannif vinieron a hacerme llamar, según ellos, se me requería en el patio de armas para entrenar.
Su risa era un tanto ladina, como si no entendieran bien que iba a hacer un ciego con una espada.
Mi mano se deslizó por el brazo de Altair hasta alcanzar su hombro, acerqué mis labios a su oído, mi aliento meció su pelo con suavidad.
-Ya no puedo caer mas -aseguré perfilando mi sonrisa mientras seguía los pasos de esos hombres.

Llegamos a lo que sin duda debía ser el patio de armas, los gritos, el choque de aceros y un silencio en cuanto aparecí frente a ellos.
A mi derecha la voz de algunas escuderas hablando de nuestro parecido, uno imposible si la magia no había devorado mis entrañas.
Sabia que en el fondo no era allí bien recibido, ni creído, nadie confiaba en mi pero me importaba una mierda, yo estaba allí para convertirme en el mejor.
Desenvainé la espada de mi espalda, preparado para la batalla, Niels, mi hermano el encargado de enfrentarla.
Su risa era engreída, paseaba sus dos cimitarras ante mis ojos como si espantara moscas mientras las chicas coreaban su nombre de forma un tanto cómica.
La voz del conde a mi espalda pidiéndole que se comportara.

No terminó la frase cuando dejó volar sus hojas, no se como cojones lo hizo pero sus movimientos eran tan rápidos, perfectos, su técnica englobaba un ordenado caos en el que con un golpe terminé en el suelo y la afilada hoja en mi gaznate.
-Vamos hermano, de seguro eres capa de hacer algo mas que caer ante el primer revés -dijo sin mas con ese tono de condescendencia al que había estado acostumbrado toda mi vida.

Apreté los dientes, mi pierna voló en su dirección para golpear al Cannif que mucho mas rápido la esquivó entre risas.
-No, lo suficientemente rápido -aseguró apartado la hoja -arriba, esto solo empieza.
Me alcé, lo hice tantas veces que me dolían las rodillas, el cuerpo y el orgullo, jadeaba agotado ante los ojos del que era mi hermano, por mas que lo intentaba no lograba ni tocarlo.
Su estilo de combate no era un cuerpo a cuerpo, una confrontación, era mas bien un baile de cuchillas, nunca había presentido nada parecido.

Alatair me acercó una bota de agua, resbalaba sangre por mi nariz por el ultimo golpe, sus manos acunaron mi rostro y yo dejé caer mi frente sobre la ajena tratando de tomar una brizna de aire.
Mis costillas me dolían, no podía respirar, mi nariz se orillo a la suya, sus dedos repasaron mi mandíbula despacio perdiéndose en mi nuca y enredando en ella sus dedos.
-Ubbe, sustituye a Niels -le pidió el conde al que al parecer era el general, mi primo.
Si creían que me iban a doblegar a golpes, no iba a pasar, algún día seria el mejor de todos ellos.
Di un trago de la bota y ladeé la sonrisa con aire engreído.
-Continuamos -dije sin mas.
Altair se trasformó en ave, guiaba mis movimientos, Ubbe tenia un combate mas brusco, salvaje y frontal, usaba su fuerza , una demoledora.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Sáb Oct 28, 2017 3:58 pm

No le gustaba nada de lo que estaba ocurriendo. ¿Qué clase de familia era aquella que encontraba a un hijo perdido y lo sometía a tal tortura en lugar de colmarlo del amor que no había podido recibir en todo ese tiempo? Frunció el ceño. No le gustaba. Nada.

Pero calló y acató, pegada a Aren, siendo sus ojos cuando se le permitía. Su apariencia humana estorbaba los movimientos del joven al pelear, así que se transformó en su versión más pequeña.

Normalmente buscaba un lugar apartado, donde despojarse de la ropa y dejarla escondida para poder recuperarla luego, lejos de ojos indiscretos. Pero no tenía tiempo de eso, así que se limitó a cambiar con el vestido aún puesto, dejando que cayera libremente al suelo cuando su cuerpo pasó a ser demasiado pequeño y fue sólo el pajarillo que se escapaba por el escote.

Se acomodó en el hombro de Aren para guiar sus movimientos y avisarle del peligro. Quizás no fuera necesario, pero no estaban jugando limpio con él. Harta de la injusticia que a sus ojos se estaba cometiendo, revoloteó sobre Ubbe, para soltarle un picotazo en la ceja, que le valió que el guerrero le soltara un revés con toda la fuerza de su brazo que la hizo caer al suelo, soltando un chillido de dolor, y arrastrarse un par de metros más allá. ¡Menudo golpe!



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Oct 29, 2017 5:41 am

Altair aleteaba furiosa sobre mi hombro tratando de indicarme en todo momento hacia donde llevar mi acero, claro que Ubbe lo detenía con cierta facilidad y de un empujón en mas de una ocasión caía al suelo.
Me levantaba, no era de los que se rendía y por un momento el silencio se hizo en ese campo de armas observando a los dos guerreros blandir su acero.
Fue Altair la que se lanzó contra el general que de un manotazo se la quitó de encima, creo que fue un acto reflejo, pues se detuvo de inmediato no esperando que yo soltara la espada y me lanzara contra él.
Caímos contra la tierra, bajo mi cuerpo el del general, empecé a darle puñetazos, los dos rodamos por el suelo en enfrascados en una batalla a golpes que bien hablaba de los Cannif.

Una que no se detuvo, hasta que nos separaron.
-¡No vuelvas a tocarla! -rugí amenazante en su dirección mientras padre me sujetaba de la cintura.
Ubbe se levantó del suelo con tranquilidad, podía escuchar sus pasos caminar hacia Altair.
-¡No la toques! -rugí de nuevo forcejeando con Höor.
-¿Estas bien ? -escuché. No podía ver lo que pasaba pero parecía estar disculpándose.
Alegaba que se había cruzado por medio y que la había apartado pero que en el fragor de la batalla la había golpeado.
El decía entender que me estaba guiando en la lucha, que si seguíamos entrenando juntos lograríamos compenetrarnos, pero que su intención no era hacerle daño a ella, yo era el guerrero, ella la guía. Los golpes no debía llevárselos ella y en eso los dos estábamos de acuerdo.

La voz del llamado Sirius retumbó en el patio de armas.
-Señorita Altair ¿y si os ayudo a convertiros en sus ojos? No se el tipo de relación que tenéis, el conjuro es complicado y peligroso, pero si aceptas, si vas a quedarte con Aren, puedo convertirte en justo eso, sus ojos.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Dom Oct 29, 2017 9:32 am

Altaír picó la mano de Ubbe como venganza, aunque fuera algo infantil. Le había hecho daño. Le chilló un montón de improperios que no se escucharon más que como enfadados trinos. Luego se apartó de él y volvió al hombro de Aren, dándole con le pico en la oreja para hacerle saber que estaba bien. Frotó la cabeza contra la mejilla del ciego.

El tal Sirius le habló, pero no se fiaba de él. Y mucho menos de lo que pudiera ofrecerle. Trinó su desconfianza y volvió a picar la mejilla de Aren. Era el único en quien confiaba allí. Sin embargo, estaba dispuesta a escuchar la propuesta de ese hombre.

Voló hasta el lugar donde estaba su ropa y dejó que su cuerpo cambiase entre las telas para volver a ser humana. Caminó, descalza, hasta estar junto a Aren otra vez. Se inclinó para susurrarle al oído.
-¿Confías en él como para eso?

Desde donde estaba, se giró hacia Sirius.
-¿En qué consiste ese conjuro? Lo bueno y lo malo. No dejaremos que nos pongas en peligro sin saber los pros y los contras. Y no trates de mentirnos, soy muy buena descubriendo mentirosos.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Sirius Cannif el Dom Oct 29, 2017 11:44 am

La chica parecía alterada, no comprendía lo que hacíamos con Aren, pero solo hubiera tenido que observar a su alrededor para darse cuenta que el entrenamiento con él, no distaba del que existía con los demás.
No eramos el enemigo, no quemamos su aldea de ser ciertas sus palabras y si quería convertirse en un guerrero no podía caer sobre algodones si no en tierra.
Levantarse tantas veces como fuera necesario, esa era la única realidad, la guerra era cruel, despiadada y salvaje.

La joven recuperó su forma humana y regresó junto al que decía ser mi hermano, podía notar el aprecio que le tenia, uno fuerte y del mismo modo como él confiaba en ella, era sus ojos de alguna manera.
-No hay truco, explicaré los pros y los contras del hechizo. Tu podrás ver por los ojos de la dama, siempre que se encuentre en un rango distancia cercana. Cuanto mas fuerte sea vuestra unión, mas podrá alejarse y mejor podrás ver, la conexión es lo que forjara vuestro modo de ver con mayor nitidez.
Esa es la parte buena para Aren, el problema es que ese conjuro solo puede atarte a una persona, no podré repetirlo con otra, siempre estarás vinculado a ella y por lo que sé, apenas os conocéis.
Por otro lado, ese vinculo es tan fuerte que sus herias se convertirán en las tuyas y su muerte en tu destrucción, sentiréis, lo mismo, el dolor, el placer, todo... Pensarlo porque un vinculo tan fuerte no es algo a tomar a la ligera.



Sirius y Elaine:
avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 106
Puntos : 101
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Jue Nov 02, 2017 2:21 am

-¿Qué?
Su estupor fue más que evidente ante las palabras del hechicero. Una unión de tal magnitud no era algo que pudiera decidir así, con el ánimo caldeado a consecuencia de un encontronazo, aunque fuera breve.
En un instante, se vio transportada a sus recuerdos más amargos, a la imagen de un hombre con el que no habría dudado en aceptar. Habría sido sus ojos, sus manos, su alma entera si lo hubiera querido. Habría sufrido gustosa sus heridas, habría recibido por él el dolor, habría compartido el placer, habría muerto a su lado, tomada de su mano para caminar juntos hacia la eternidad.

Habría hecho tantas cosas por él... y él no podía verla con los mismos ojos, porque su mirada cargada de amor y deseo iba destinada a otra mujer. Estaba tan ciego de sus sentimientos que ni siquiera tuvo la condescendencia de apartarla de su vida. Al contrario, la hacía partícipe de su felicidad, le contaba cada uno de los preparativos de su boda, le pedía consejo, le hablaba de su amor incondicional por su prometida.

Altaír sentía un puñal oscuro y frio en el corazón con cada una de sus palabras. Hasta el punto que se vio obligada a huir para no morir de la pena. Fue la mala de la historia, la falsa amiga que desaparecía en busca de vientos mejores y dejaba un hueco de tristeza y traición en el hombre al que hubiera colmado de dicha de haber sido la elegida. Él la odiaba, se sentía traicionado por ella. Ella no podía recordarle sin sentir que le oprimía el corazón. Pero jamás sabría la verdad...

Y ahora ese hechicero le pedía que estableciera un vínculo aún más fuerte que ése, con un hombre al que acababa de conocer, por el que sentía amistad y cariño, pero que había conocido con una especie de relación latente con la loba que hasta hacía poco les había acompañado. No sabía exactamente que había entre ellos, pero estaba claro que algo había pasado.

Sintió pánico, asfixia. ¿Cómo podía encadenarse de esa manera a alguien? ¿Cómo privarle a él y a sí misma de encontrar una vida plena? ¿Realmente quería sentir en la soledad de su alcoba el placer de Aren cuando tuviera compañía? ¿Quería que él supiera cuando alguien besara sus labios o colmara su cuerpo de caricias? ¿Quería poner en peligro su vida cada vez que él luchara? ¿O la de él si ella era apresada o condenada por la inquisición?

-No... No puedo... -murmuró casi al borde del llanto-. No puedo...
Incapaz de mirar a Aren a la cara, a pesar de que él no pudiera verla, trató de marcharse de allí. Necesitaba un tiempo a solas para ordenar sus ideas. Su herida era aún demasiado reciente y, aunque había asumido la situación, no podía desnudar su alma de tal modo ante el que todavía era un extraño.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Jue Nov 02, 2017 5:30 am

Salí tras ella, no porque tuviera intención de convencerla de nada, ni siquiera yo estaba seguro de querer a cambio de ver, enlazar de ese modo mi vida a otra persona.
Era demasiado, demasiado para ella, una mujer que me encontré, herida, que como agradecimiento me había decidido acompañar hasta Akershus.
No era un necio, ella había cumplido su parte peor el resto del viaje era mio. Yo era el que sostenía el acero y ella debía seguir su camino.
La guerra no era para todos y la venganza solo corría por mis venas, no por las ajenas.

La detuve, no se bien como lo hice, pero mi mano aferró su muñeca y ella viró para enfrentarme pues su agitado aliento rozando mi rostro.
-Creo que deberías irte -fui escueto, le había exigido demasiado.
Ladeé la sonrisa suavizando el gesto mientras me encogía de hombros.
-Se cuidarme solo Altair -aseguré sin mas.

Mi mano esta vez acunó su rostro de forma protectora, sequé sus lagrimas de agua salada, deslicé la yema de mi dedo hasta acariciar el inicio de sus labios y justo en ese bode deposité un beso.
-Tu herida a curado, eres capaz de volar y a mi lado nunca podrás hacerlo.
Has pagado con creces mi ayuda, hay veces que el destino se cruza por un periodo y otras, se bifurca porque así lo quieren los dioses. Aquí se bifurca el nuestro, porque en Akershus solo vas a encontrar guerra y tu no eres eso pequeña, eres paz y yo soy solo un desconocido lleno de odio.
Nunca cesaré en mi intento de vengar a mis padre, siento como el odio me consume las entrañas, me abre la carne, soy preso de un destino oscuro y no voy a arrastrarte conmigo a Hel.

Me di la vuelta, esta vez girando el rostro para “mirarla” por encima del hombro.
-Hasta que nuestros sinos se crucen de nuevo -apunté dirigiendo mis pasos hacia el patio de armas dispuesto a continuar, no iba a trasformarme en un guerrero si no caía al suelo y me levantaba con mi ultimo aliento.
-¡Vamos! -rugí asiendo con fuerza el mango de mi espada.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Jue Nov 09, 2017 5:26 pm

Se detuvo cuando notó que la tomaba por la muñeca y le encaró. Le dolía mucho no poder concederle aquello. Se sentía tremendamente egoísta y hasta mala persona, pero... era un precio muy alto para ella. Era empeñar un corazón que todavía no sanaba de sus heridas anteriores. Sí, apreciaba a Aren, tenía una conexión con él que hacía que fuera muy fácil guiarle. Pero sólo eso. No era justo para ninguno de los dos trazar un vínculo de ese calibre y condicionar sus vidas.

Lloraba, porque necesitaba liberar la presión en su pecho. Sin embargo, no pudo seguir haciéndolo cuando sintió la mano de Aren en su rostro y ese beso en su mejilla, cerca de sus labios. Sonrió con tristeza.
-Ojalá pudiera darte ojos de halcón, Aren. Pero te obligaría a cargar también con un corazón en pedazos. Y eso nunca ha sido bueno para llevar a cabo una venganza. No obstante, nuestros caminos volverán a cruzarse, estoy segura. No olvides que te vigilo desde el cielo.
Una alusión a que llevaba el nombre de una estrella.

Le siguió mientras volvía a la batalla. Estaría bien, o eso esperaba. Pero debían separarse. ¿Quién sabía lo que pasaría con el tiempo?

Tras esa breve pero intensa despedida, el pajarito voló y se alejó de regreso a casa.

...

...

O eso pensaba...

...

...

No bien había abandonado los límites de la ciudad, volando a media altura y llevando su pequeño hatillo en las patas, se vio envuelta en un remolino de viento que extrañamente no pudo evitar y que la hizo caer.
Hubiera gritado o huido, pero no podía moverse. Ese viento no era natural, no era una corriente de viento, sino de magia. Y ahora el halcón se encontraba en una jaula, en una carreta, a saber hacia qué destino.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Vie Nov 10, 2017 4:57 am

Habían pasado dos semanas desde que llegué a Akershus, no podía negar que había mejorado con el acero, los Cannif se comportaban conmigo bien, me trataban como a uno mas, sin diferencias de ningún tipo. Sobre todo en el patio de armas que es donde mas coincidíamos todos juntos.
Era yo el que buscaba distanciarse en mis quehaceres cotidianos, incluso para comer me empeñé en hacerlo con el servicio, no me sentía un Cannif, no era orgullo, rabia ni nada de eso, simplemente me sentía ajeno a ese apellido.
Quizás era mi forma de decirle a mis difuntos padres que siempre seria el hijo del herrero y la campesina.

Mi sorpresa llego cuando una misiva de una aldea alejada llegó al condado. En ella aseguraban haber visto en un carro de barrotes de madera a una mujer con un brazo herido, iba desnuda y varios orcos custodiaban su camino rumbo a la fortaleza de Randulf.
No dudé ni un segundo, estaba seguro de que era ella por la descripción dada y los rasgos que ostentaba, teníamos que impedir que llegará a su destino o acabaría muerta o algo peor.

Höor compendió mi inquietud, le debía haber llegado hasta Akershus y no estaba dispuesto a abonarla a su suerte.
El día sirvió para trazar una estrategia, nos llevaban dos semanas de ventaja y aunque ellos iban tirando de un carro, nosotros tendríamos que cabalgar sin descanso para darles alcance en las montañas.
Allí había un paso, su pared septentrional nos daría una oportunidad, ocultos con arcos podríamos diezmarlos lo suficiente como para luego afrontar una batalla a melé segura para unos pocos jinetes.
Desplazar un ejercito numeroso nos retrasaría en demasía, así que Niels, Ubbe y yo nos encargaríamos de rescatar a mi amiga.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Sáb Nov 11, 2017 4:02 am

Los primeros días se había resistido, se había negado a comer y había mirado mal a sus carceleros, como si eso pudiera provocarles algo más que la risa. Finalmente el hambre y el frío la habían vuelto más dócil y se limitaba a permanecer en silencio, tras aquellos barrotes tan finamente unidos que ni siquiera su forma más pequeña tenía ocasión de escapar.
Había aguantado los golpes y meneos en la jaula y ser el entretenimiento de aquellos seres que la llevaban no sabía a dónde y no sabía por qué. Aquel no era su terreno, no conocía el entorno y estaba sola y desarmada frente a lo que a sus ojos era una patrulla bien pertrechada.

Ni siquiera cantaba, porque la música no reconfortaba su alma en esos momentos. ¿Qué iba a ser de ella? Seguramente le aguardase un destino que le hiciera desear la muerte, porque... si quisieran matarla ya lo habrían hecho.

Uno de ellos había intentado sacarla de la jaula una noche, pero el que parecía ser el jefe no se lo había permitido, hablando en una lengua que no comprendía, pero por cómo sucedieron las cosas, entendió que debía llegar viva a destino. El alivio que sintió esa noche se diluyó en las siguientes, cuanto más se acercaban al final de aquel incierto viaje.

En su mente, se torturaba una y mil veces en los amargos recuerdos de su huída. Tal vez si hubiera sido valiente para enfrentar un corazón hecho pedazos todavía estaría en casa, viendo al hombre de sus sueños ser feliz con otra mujer y narrarle su dicha como a la amiga que se suponía que era... Tal vez esa muerte en vida fuera mejor que el destino que le aguardaba, del que sabía poco o nada.

Se abrazó a sí misma en la jaula, intentando retener un poco de calor en su cuerpo y deseando llegar al final. Porque cuando uno atraviesa el infierno, siempre ha de seguir adelante.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Brynja el Sáb Nov 11, 2017 9:23 am

Desistió en entrar en el castillo Cannif, valoraba su vida, aún tenía muchas batallas que luchar y ganar. A Ubbe sólo le dedicó una breve reverencia cuando se aseguró de que tanto la cambiante como Aren estarían bien. Su sitio, estaba con su manada, se asentarían alejados del castillo de Randulf y con la idea de abandonar en cualquier instante el lugar. No era un secreto para sus hermanos que la buscaban, una fugitiva , una traidora a los ojos de aquel rey despiadado que solo quería venganza, poder y mantener su sitio en el trono.

Habían pasado unas semanas, dos de sus hermanos se dedicaban a informarla de lo que ocurría en Akershus. No eran bienvenidos y no los esperarían, menos los recibirían con los brazos abiertos. Durante este tiempo, habían buscado aliados, seres sobrenaturales, guerreros... que apoyasen la causa. Lo primordial era que el rey no se saliese con la suya, proteger a aquellos indefensos que sólo sobrevivían en estos tiempos de absoluta confusión, anhelando ese salvador por el que esperaban pacientemente.

A sus oídos, llegó la triste noticia de que habían capturado a un ser sobrenatural. Un ave. Una mujer desconocida , custodiada por orcos. No lo pensó ni un instante, salió en busca y captura de aquellas alimañas, recuperar la libertad de aquella joven dulce que servía de visión al guerrero, el hijo perdido Cannif.

A los alrededores de Akershus, observó como los guerreros Cannif y sus aliados tomaban marcha a destino de ninguna parte, pues ¿cómo iban a saber dónde se encontraba dicha jaula? Esta vez, su modo licántropo quedó en segundo plano. Ataviada de curo y armas de filo, se encaminó por el mismo sendero, iba en ventaja pues le llevaba a los guerreros un par de kilómetros.

Apoyada en el tronco de un árbol, entre las sombras, pudo vislumbrar la silueta de personas que se acercaban..por el olor, la voz...sin duda eran ellos. En medio del camino, esperó ser escuchada...alzó las manos en son de paz..

-Vine a ayudar -sus orbes castaños solo se fijaban en quien no podía verla, siempre buscaba su mirada y de algún modo sabía que la miraba fijamente -No soy vuestra enemiga. Ya no. sé que han ido al sur... puedo olerlos y no es muy agradable -bromeó quitando hierro al asunto, un par de pasos y se acercó al caballo que montaba Aren, acariciando el pelaje, sin saber muy bien qué decir -Estás vivo , estás bien -aquel tono más calmado, había recuperado su esencia.. pues ser un Cannif ya no suponía ninguna diferencia con su persona.


avatar
Brynja
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 48
Puntos : 44
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Lun Nov 13, 2017 3:23 am

De camino hacia las montañas, detuvimos los caballos en un pequeño claro, de entre las sombras que la media luna otorgaba al bosque apareció una mujer cuya voz me resultaba sobradamente familiar.
Ubbe pidió clama a Niels, que nos alentaba a continuar, de no hacerlo perderíamos un tiempo demasiado valioso y la loba podía tener como única intención desviarnos del sendero y hacernos fracasar.
-La conozco, no diré que confió en ella de un modo ciego -bromeé teniendo en cuenta mi condición -pero creo que es sincera cuando os ofrece su ayuda.
Extendí mi mano en su dirección para que la tomara y al sentir sus dedos enredarse con los míos tiré de ella para subirla a la grupa de mi montura.

La decisión estaba tomada, se que a Niels no le gustó, una cosa era acostarse con ella, que es lo que un tiempo hizo Ubbe por los rumores que me habían llagado y otra muy distinta confiar como aliada en una general del ejercito de Randulf. Mas era cierto, con ella ganaríamos tiempo y era importante dar con Alatair antes de que su sino fuera mucho mas incierto.

Los cascos de los caballos retumbaban sobre la húmeda tierra alzándola a su paso, cabalgábamos sin pausa, sin ningún tipo de descaso rumbo al punto señalado.
Por suerte nosotros no viajábamos con carreta, lo que nos permitió coger sederos de difícil acceso pero que nos hizo ganar un valioso tiempo.
Una semana mas tarde nos hallábamos apostados en el paso que serviría como encrucijada a la comitiva que llevaba presa al ave.

No tardamos en vislumbrarlos, bueno, yo no veía una mierda, pero los orcos eran tan ruidosos y apestaban a pura mierda, así que ni siquiera necesité ser avisado de donde se encontraban.
Esperamos el momento perfecto en sepulcral silencio, ocultos, recibiendo el aire de cara para que nuestros olores no pudiera ser captados por los huargos.

Justo cuando pasaban por debajo emergimos lo suficiente como para descargar una ristra de flechas que diezmaron a los orcos.
Estos sorprendidos detuvieron entre gruñidos el carro tratado de organizarse mientras los supervivientes sacaban los escudos poniéndose en formación y los huargos ascendían montaña arriba en nuestra dirección.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Dom Nov 19, 2017 4:54 pm

Cuando comenzó el enfrentamiento no supo ni por dónde le venía. Lo único que pudo hacer fue encogerse sobre sí misma en el interior de la jaula y rezar porque los asaltantes fueran más comprensivos que sus captores y que se limitaran a robarles y la dejaran libres.

O que en algún momento, por azar o por despiste, la jaula se rompiera y ella pudiera escapar. Por desgracia, eso no ocurrió y tuvo que quedarse donde estaba, entre los barrotes, asustada y en medio de una lluvia de flechas que parecían salir de la nada. Una de ellas le desgarró el hombro. No era nada grave, pero escocía como mil demonios.

Aprovechando que los huargos subían hacia la colina, buscando el origen de las flechas para presentar batalla, los que conducían el carro en que la llevaban intentaron escapar de su alcance, avanzando en el camino, pero una de las flechas se clavó en la grupa de la bestia que tiraba, que se desbocó por el dolor lacerante y repentino y provocó que el carro perdiera una rueda, impidiendo su huida.

Con el impacto, se vio lanzada de nuevo contra los barrotes. Seguramente le salieran varios morados. Intentó mirar alrededor, buscando un rostro amigo, una esperanza, aunque sólo fuera una pequeñita.

Y lo que vio fue algo mejor. Por un momento pensó que se había equivocado, pero sus ojos de halcón no la estaban engañando. Aren. Una ola de calidez y esperanza se extendió por su cuerpo. Hasta sonrió. Si había suerte, estaría a salvo.
Pero para eso tenían que ganar aquella batalla y no tenía muy claro de qué lado estaba la ventaja.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Lun Nov 20, 2017 1:51 am

Los huargos subían con facilidad por el escarpado terreno, así que pronto llego el momento de desenvainar los aceros, el combate paso a ser a melé.
Podía escuchar la agitada respiración de la bestia que se alzaba enorme ante mi, el vaivén de mis cimitarras ante ambos era un hecho, me desconcentraban los gruñidos de aquellos que me rodeaban y que con fiereza embestían al resto de gigantes lobos.
Mis pies se movieron gráciles hacia la derecha esquivando uno de los zarpazos, viré sobre el talón para asestar un tajo en el lateral de animal que lo hizo aullar.
Sabia danzar con la espada, había aprendido a hacerlo y la ceguera no era un inconveniente para combatir hasta el ultimo aliento.
Ladeé la sonrisa, los mangos viraban entre mis manos, sentía fluidos sus movimientos, el acero pasaba voraz a cada lado de mi cuerpo acompasado a mis diestros movimientos, como si de una maquina de matar me tratara avancé abriéndome camino, la sangre cálida salpicaba mi rostro, las bestias quedaban reducidas bajo la intensidad de mis arremetidas.

Un zarpazo me hizo gruñir de dolor, atravesado medio pecho sentí mi carne abrirse y mi estomago contraerse.
Apreté los dientes, escuché a mis espaldas el grito de mi hermano y al parecer un cuchillo que lanzó hacia la bestia para darme algo de tiempo a rehacer mis movimientos.
Sangrando, me pude alzar de nuevo, cogí las espadas y me lancé voraz contra la bestia hundiendo sendas en su grupa y abriéndolas a modo de tijera para desgarrarlo y darle una muerte sangrienta.

Corrí hacia el centro, los orcos debían proteger el carro, pues en el centro oía la voz de la mujer pájaro que gritaba mi nombre asustada.
Mis hermanos también habían llegado hasta allí, el combate se tornaba encarnizado, los orcos no cedían un ápice en el empeño de llevar su presa ante Randulf, posiblemente mas intimidados por el látigo del rey norteño que por el acero que enfrentaban en este momento.

Hela los acogió entre sus brazos, dudaba que esas bestias accedieran al lugar de los valientes, el Valhala.
De un golpe seco abrí el candado liberándola, no podía verla pero si sentí sus brazos rodeando mi cuello mientras mis dedos se deslizaban despacio por su pelo.
-¿estas bien? -susurré en su oído incapaz de ver si la habían herido.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Lun Nov 27, 2017 4:42 pm

Poco o nada podía hacer dentro de aquella jaula cuyos huecos eran tan estrechos que no cabía por ellos para escapar ni siquiera en su forma más pequeña. El carro se movía con cada empujón que recibía a causa de la pelea, tambaleándose y haciéndole sentir miedo, porque podría volcar y acabar aplastada bajo el peso de algunos de aquellos huargos tan enormes que daban miedo.

Intentó desde la distancia avisar a Aren o a sus hermanos, los que tenía cerca, de cuando un enemigo estaba a sus espaldas, pero apenas era de ayuda en aquella situación. Si al menos pudiera escapar y picarles en los ojos...

Un fuerte golpe rompió el candado de su prisión y cuando se abrió la parte que hacía las veces de puerta, fue como si se abriera el cielo. La imagen de Aren ante ella le hizo sentir tanto alivio que rompió a llorar, lanzándose a sus brazos.
-¡¡Aren!! -sollozó contra su cuello, buscando consuelo.

Estaba más o menos ilesa, a excepción de algunos golpes y magulladuras cuyas marcas amoratadas se irían en unos días. Tenía la piel helada y estaba más que claro que no se habían molestado en darle una muda de ropa, porque el ciego llegaba a palpar piel tocase donde tocase.

-Estoy bien. Pero tú... Tú estás herido. Y todo por mi culpa. Oh, Aren. Lo siento tanto. Tanto. -murmuró entre lágrimas, acariciando sus mejillas-. Tenemos que llevarte a un clérigo cuanto antes. O a un curandero. O lo que sea. No me perdonaría que te pasar nada por mi causa.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Mar Nov 28, 2017 7:51 am

Deslicé mis dedos por su rostro, las curvas de su cuerpo, sus brazos, sus muslos y caderas, ella aseguraba estar bien pero yo necesitaba confirmarlo y respiré aliviado al darme cuenta de que no había rastros de sangre corriendo por su pie, estaba bien, posiblemente solo tuviera alguna que otra contusión
Ella estaba abrazada a mi, dejé escapar mi aliento contra su cuello, hundiendo allí mi nariz, apresando su aroma.
-Estoy bien -aseguré -la batalla siempre deja marcas, ojala todas las cicatrices cerraran como estas.

Notaba como sus mejillas estaban mojadas, lo que me llevó a separarme un poco, no la veía pero enarqué una ceja ante sus palabras.
-¿culpa tuya?
No entendía porque decía eso..ella había partido de Akershus, el único culpable de esto era Randulf, la apresó no se con que fin y envió este ejercito para cumplir su misión.

Niels y Ubbe que habían rematado a las bestias llegaron a nuestra posición.
-¿esta bien? -preguntó Niels
-si -aseguré.

Ubbe empezó a mirar la herida de mi pecho, sangraba en abundancia, la piel estaba desgarrada.
-Voy a por leños, hay que cerrar eso o no aguantaras el viaje de vuelta Aren.
Mi hermano me dio un manotazo en el hombro divertido.
-Te quedara una cicatriz interesante con la que podrás ligarte a mas de una -aseguró ladeando la sonrisa -voy a por las monturas.

Altair me ayudó a sentarme en la hierba, ladeé la sonrisa sin soltar mi mano.
-Oye, no te sientas culpable, he venido porque he querido y volvería a hacerlo mil veces, yo no abandono a mis amigos y tu siempre seras para mi alguien importante.
Pediré a Niels que se aseguré de que llegues a puerto, allí podrás coger un barco que te lleve a tu hogar.




Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Jue Nov 30, 2017 1:18 pm

Dejó que Aren la tocase para comprobar que no estaba herida. A cualquier otro le hubiera apartado las manos, pero él no disponía de otra forma de "verla".
-No estás bien, Aren. Estás sangrando mucho.
Y ella se había quedado manchada con su sangre.

La pajarita miró a los otros dos. Ni siquiera se molestó en cubrirse, porque estaba más preocupada por su amigo que por el pudor.
-No, no está bien, pero es un cabezota. -Sus ojos se desviaron hacia Ubbe-. Haz algo, por favor, me acongoja verlo herido. Y más por mi causa.

Ayudó a Aren a sentarse y se arrodilló a su lado, peinándole con los dedos de la mano libre, más por esa sensación de ansiedad nerviosa de tener que hacer algo para no sentirse inútil.
-No necesitas cicatrices para eso. Te basta con sonreír.

Bajó la mirada cuando le dijo que no se sintiera culpable. No podía evitarlo.
-No queda nada para mí allí. O al menos no siento que deba volver. -Suspiró con profundidad-. Supongo que tomaré un barco cualquiera, a la aventura, lo que pueda permitirme con lo que pueda reunir en el tiempo que tardes en recuperarte. Porque ni por asomo pienses que voy a dejarte solo. No es negociable.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Vie Dic 01, 2017 4:10 am

Negué con la cabeza al escucharla decir que se quedaría en Akershus hasta que me recuperara.
-No, esto no va a retenerte a mi lado. ¡por Odin que tengo orgullo! No me gusta sentirme débil y si te quedas hasta que me recuperé porque estoy herido, así me haces sentir.
Estoy bien, desenvainar el acero siempre trae consecuencias y estoy preparado para asumir todas ellas, soy un guerrero, ademas de ciego y un buen herrero, todo ello conforma mi persona y si algún día encuentro el Valhalla, me divertiré con las valquirias que vengan -apunté ladeando la sonrisa quitando hierro al asunto.

Ubbe regresó con leños, el humo y el olor a madero quemarse inundaban mis fosas nasales en cuanto Ubbe hizo su trabajo.
-Aren, escucha -me dijo mientras yo enarcaba una ceja y alaba la cabeza en su dirección -voy a cauterizar la herida, es lo mas rápido, duele, pero dejará de sangrar.
Asentí con la cabeza escuchando como a mi diestra mi primo trajinaba frente a la hoguera.

La mano de la joven pájaro seguía enlazada a la mía.
-si no tienes donde ir y quieres quedarte, eres bienvenida, pero hazlo por ti, no por mi..no necesito tu compasión ¿de acuerdo?
Sabia porque ella me lo había dicho que necesitaba seguir su camino, no iba a permitir que mi situación cortara sus alas.

Mi primo se acercó con la daga en la mano, su hoja debía estar al rojo vivo, lo escuché acuclillarse a mi lado, me dejé caer sobre la hierba fresca, apreté los dientes al sentir que abría mi camisa y de seguido la hoja acarició mi piel con fuerza.
Aullé de dolor al sentir como abrasaba, como mi piel desprendía un olor a carne quemada.
-Ya está -aseguró Ubbe dándome una palmada y apartando el arma de mi pecho.





Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Sáb Dic 02, 2017 4:13 pm

-No te estoy pidiendo opinión, Aren. Es mi decisión y no voy a irme tranquila, sabiendo que estás herido. No tienes que sentirte débil por ello y, si lo haces, no te preocupes, lo superarás.

Ubbe se acercó a explicarle lo que le iba a hacer y a Altaír hasta comenzó a dolerle la idea. Se acomodó de rodillas, dejando la cabeza de Aren sobre sus muslos y agarrándole las muñecas. Se inclinó hacia adelante, para ejercer más presión sobre sus hombros con los antebrazos. Su melena caía sobre ellos, rozando el rostro y los hombros del guerrero.

El dolor de la cauretización era intenso y sentir a Aren removerse contra ella, a pesar de que aguantaba bien el dolor, le provocó un profundo sentimiento de impotencia.
-Aguanta -susurró, tan bajito que dudaba que le hubiera oído.

El breve instante que duró el hierro ardiendo contra la piel se le antojó eterno. El corazón le latía con fuerza y estaba conteniendo la respiración sin darse cuenta.

Cuando el momento pasó y Ubbe alejó el arma de Aren, Altaír se relajó un poco, pero no se apartó del guerrero, sino que se quedó allí, acunándole en su regazo, ofreciéndole consuelo. Levantó los ojos hacia Ubbe, mientras apagaba la hoguera.
-Llevémosle a casa.

Por supuesto no pensaba permitir que nadie la apartase de él en el trayecto.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Dic 03, 2017 2:56 pm

Descansamos el tiempo suficiente como para coger fuerzas, estuve bastante callado aunque mi hermano Nels que era un bocazas no dejaba de bromear creo que intentando en el fondo que el ambiente se relajara.
Altair no se separaba de mi, como si fuera un niño de teta que necesitara los cuidados de su madre.
Ser ciego no me convertía en un puto inútil, era cierto que me habían herido ¿acaso a mi primo a y hermano no los habían tocado jamas en combate? Es el riesgo que tienes cuando desenvainas la espada, así que no necesitaba su compasión, me convertiría en un guerrero fuera ciego o no.

Emprendimos marcha, Altair delante quedaba rodeada por mis brazos que afianzaban las riendas de una montura mas que acostumbrada a ir a todas partes sin necesidad de que la guiara.
-Altair, dices que no te iras mientras este herido -ladeé la sonrisa con aire engreído -entonces no te iras jamas, porque voy a combatir hasta que la gran cena de Odin esté lista para mi.
Soy un guerrero, si quieres quedarte en Akershus porque quieres sentirte parte de mi vida adelante, peor no uses como escusa mis heridas porque el acero al desenvainarse suele traer consecuencias. Morir o matar, de momento he matado y sigo aquí..dudo que lo esté haciendo tan mal -aseguré apoyando mi barbilla en su hombro.

Mi aliento movía lentamente su pelo, solo preterida que entendiera que no debía sentirse atada a mi.
-Nos hemos devuelto el favor mutuo, estamos en paz, ahora has de decidir porque te quedas en Akershus y si tu respuesta tiene que ver con la pena hacia un joven ciego, te aseguro te equivocas, soy muchas cosas pero no débil y menos un inútil incapaz de cuidar de si mismo.

Quizás necesitaba escucharla decir que no se quedaba por eso si no por otro motivo, o por contra que prefería partir hasta que nuestros caminos se reencontraran de nuevo.
Mi sed de venganza era lago que pretendía saciar y aunque seguramente con el herrero que un día fui ella podría sentirse cómoda, hoy me había convertido en un ser muy distinto.




Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Miér Dic 06, 2017 2:39 am

-Te conocí salvándome la vida, Aren. Te aseguro que lo último que siento hacia ti es lástima. -Apoyó la cabeza contra la del guerrero, que estaba en su hombro-. Pero eso no quiere decir que no me angustie verte herido. Alguien me dijo una vez que las experiencias cercanas a la muerte unen mucho a las personas. Quizás sea por eso por lo que me siento unida a ti. O puede que simplemente no sienta que tengo un sitio al que volver y a tu lado me siento más útil. Sé que tú no me necesitas, pero es posible que yo a ti sí.

Envuelta en su abrazo se sentía segura; era la segunda vez que le salvaba la vida desde que se conocieron y, si bien podían entender que estaban en paz, Altaír no creía que se tratara de deudas saldadas. No estaba en deuda con él, él tampoco lo había estado nunca con ella. Era un sentimiento más complicado que una simple transacción.

Acarició los brazos que la rodeaban, hasta que sus manos alcanzaron las de Aren.
-No quiero ser un lastre para ti, Aren. Pero marcharme de aquí sería tan azaroso como quedarme. Debo empezar de cero en cualquier sitio y, al menos en Akersus tengo un rostro amable y una mano amiga. Encontraré una ocupación y saldré adelante, pero hasta que eso ocurra... déjame quedarme y reconfortar tus heridas.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Jue Dic 07, 2017 3:39 am

Ladeé la sonrisa cuando escuché sus palabras, decía que quizás yo no la necesitaba, se equivocaba, pero yo nunca era de los que admitían necesitar a nada ni a nadie, pero que ella a mi si me necesitaba.
No podía ver la cara de tonto que puse pues estaba a su espalda, mejor a si. Aun nos quedaba mas de un día a caballo para alcanzar Akershus, mi hermano y primo iban alerta, con Randulf nunca podías sentirte a salvo, la guerra era demasiado cruenta y prolongada en el tiempo, el norte moría y yo era testigo de ello.

Nuestras manos afianzaban las riendas, buscando en parte el calor y la complicidad del otro.
-Akershus es un buen sitio para empezar de cero, necesitan todas las manos posibles para vencer al rey tirano, estoy seguro de que pronto encontraras tu sitio y mientras lo haces, me viene bien el canto de tu voz en combate -reconocí -quizás también te necesito, pero eso no es motivo para que te quedes conmigo.

Me relami los labios llevando una mano a la herida, el galope incesante del caballo hacia que me dolieran las entrañas.
-¿Sabes? Yo soñaba con ser como mi padre, un herrero, crear espadas, forjar el acero y ahora estoy destinado a blandirlo. Supongo que aquí no se pueden hacer planes...
Una familia, pasar el negocio familiar, enseñar a mis hijos como funcionan las fraguas norteñas, yo hasta hace poco no era un Cannif, aun hoy dudo que esa sea la sangre que corre por mis venas, pero...odio a Randulf, me vengaré, no solo por arrebatarme mis sueños, si no por arrancárselos de cuajo al norte.
Höor es un buen hombre, ama a sus hijos, esto es difícil para los dos, creo que ninguno sabe como actuar frente al otro -dejé escapar el aire de forma pesada -pero me deja volar, no me sobre protege pese a mi discapacidad, no me pone fronteras y tu tampoco, te lo agradezco.





Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Mar Dic 12, 2017 10:32 am

-Esta guerra no tiene por qué matar tu sueño. No mientras tú sigas vivo. Algún día acabará y podrás seguir adelante. Entonces podrás tener esa familia que tanto deseas y enseñar a tus hijos el oficio. Tómalo como una oportunidad de conocer a tus verdaderos padres, a tus hermanos. Quizás ellos estuvieron tan perdidos como tú con la separación y esto os ayuda a estrechar lazos. Pero sobre todo, no dejes que la venganza te consuma. No me gustaría que perdieras tu sonrisa. No puedes verla, pero lo poco que la dejas salir ultimamente, te cambia la cara.

Y tampoco podía ver el leve sonrojo en las mejillas de la muchacha. Estuvieron un rato en silencio, tal vez porque el sonido de sus voces podría romper aquella delicada burbuja en la que se habían aislado del mundo por un momento.
Perdida en sus pensamientos, Altaír imaginó un futuro donde tuviera todo lo que había dejado atrás. Imaginó una casa, unos niños, un jardín con flores y mucha música en el ambiente. Lo que había soñado en un tiempo que ahora se le antojaba demasiado lejano. Desde la distancia, la herida ya no dolía. Quizás era que ya estaba cerrada, que ya no añoraba estar en los brazos de ese hombre que había roto su corazón porque no había podido quererla del mismo modo que ella le quería. Quizás allí, en esa nueva tierra, pudiera hallar un nuevo comienzo.

-Yo voy a volar contigo, Aren, hasta lo más alto. Voy a estar ahí para verte cumplir tus sueños. Y malcriaré a tus hijos para que sean algo más que duros herreros y aguerridos hombres de armas.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 31
Puntos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Mar Dic 12, 2017 1:14 pm

Ladeé la sonrisa sintiendo las manos de la joven rodeando mi cintura y sus palabras, susurradas en mi oído sonaban como una extraña melodía.
-No soy un necio, menos aun un ingenuo, mi padre, el conde no, el herrero, me decía que lo que separaba a un hombre vivo de uno muerto tendía a estar en lo que hacías con el acero.
Según él solo existían dos tipos de hombres, el que trabajaban con el y los que lo esgrimen, hasta hace poco yo pertenecía al primer grupo. Vivía tranquilo en una aldea, no tenia grandes cosas pero la herrería nos daba para vivir de forma honrada, tenia mis amigos, amaba y respetaba a mis padres, se puede decir que aunque trabajaba de sol a sol, era feliz.
Un día Randulf me arrastro al segundo grupo, hoy blando el acero, eso me convierte en tarde o temprano un hombre muerto, solo espero que las valquirias me lleven una vez haya terminado mi cometido, matar al rey tirano.

Giré mi rostro hacia Alatair cuando dijo que algún día iba a ver a mis hijos y a mimarlos.
-Ten cuidado, no me hagas promesas que no puedes cumplir. Hace unos días te fuiste porque tu sino distaba del mio...¿que ha cambiado para que seas capaz de hablar de un futuro a tan largo plazo.
Me relamí los labios, la cercanía hacia que su aliento impactara contra ellos.
Ciertamente es que no entendía nada, quería hacerlo ¿por que había cambiado de opinión? Si era porque creía deberme algo se equivocaba, yo no quería lastima, necesitaba verdad.

Tras una semana de viaje alcanzamos Akershus, el trote incesante del caballo no me había permitido recuperarme demasiado, pero había llegado vivo, que no era poco.
Me llevaron a la enfermería, allí con antibiótico tratarían la infección y con algunos remedios me mantendrían a raya el dolor.
Las drogas eran buenas porque algo aturdido por ellas pronto empecé a sentirme mareado y acabé dormido sobre la camilla.




Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 61
Puntos : 56
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.