Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 05/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




The Misty Mountains cold (privado)

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Ago 27, 2017 10:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Hacia apenas un da había encontrado un pájaro herido, todavía estaba en fase de recuperarse, era una cambiante, así que se unió a mi y a la loba en mi camino hacia la fortaleza de Akershus.
Supongo era una simbiosis bastante practica, ella no quedaba herida en las montañas y para mi podía llegar a serme útil en algún momento del viaje.

Habíamos cruzado una escarpada montaña, con un rio de aguas vivas bajo esta, a vista de pájaro una gruta quedaba al otro lado de la escarpada montaña, así que la idea de investigarla no me pareció en absoluto descabellada.
Las dos parecían confirmes con el plan y aunque eso nos llevaría algo de tiempo, algo me decía que lo que descubriéramos al otro lado podía tener una importancia vital.

Pronto estuvimos todos en el interior de la estrecha gruta, por donde concurría con fluidez el agua de aquel rio natural, podía notar como los líquenes y otras plantas acuáticas se enredaban en mis pies, convirtiendo el suelo en una zona muy resbaladiza.
El musgo que crecía en las húmedas paredes, tampoco permitían afianzarse mucho a ellas. Por las rocas formando pequeños surcos resbalaban pequeñas cantidades de agua, que terminaban en el rio. Pero pese a todos las dificultades, parecía que podríamos atravesarlo; desde luego  el agua tenía que venir de algún sitio, y tenía el extraño presentimiento de que quizás proviniera de la ciudad enana que buscábamos.
Caminamos durante un buen rato, agachados para no golpear con la cabeza en algunas zonas de aquella gruta rocosa, el agua nos llegaba por la cintura, congelando nuestros músculos y quebrantando nuestro ánimo.

Bry y Altair se acercaron a mí, mirando la pared con cierta curiosidad.
No veía nada, así que todo lo que percibía era a través del resto de mis sentidos.
Aquello parecía una red de alcantarillado creada por manos enanas, deslicé mis manos por las paredes, creía que era un mito la existencia de una raza de pequeños hombres.
-Seguramente si seguimos este camino encontraremos una zona más amplia donde concurrirán

Caminamos durante una hora, encontrando varias ramificaciones. A diferencia del rio natural, el caudal del agua que procedía de la ciudad, era más bajo, incluso en ocasiones permitía ver un suelo pavimentado con una especie de pequeñas losetas rectangulares. Desde luego estos enanos, trabajaban con tesón, sin descuidar el mínimo detalle.
Continuamos caminado a paso ligero, el suelo comenzó a empinarse hacia arriba y así a reducirse el nivel del agua, hasta que finalmente, todo resto de agua había desaparecido, cosa que parecía aliviarnos enormemente.

No tardaron las damas en ver una salida cuadrada, no de gran tamaño, que cruzamos de uno en uno, la rejilla que taponaba la entrada a la alcantarilla estaba en el suelo tirada, era evidente que no éramos los primeros en llegar hasta allí por ese camino, pero desde luego, ninguna de las pisadas que percibí acariciando el suelo a mi alrededor eran  recientes, cosa que me alivio enormemente. Imaginaba que aquel mapa que encontré en mi aldea y que había guiado los pasos de Bry y míos, pertenecía a algún saqueador, que desde luego había salido y entrado por aquella misma alcantarilla y a juzgar por la cantidad de objetos esparcidos por el suelo, con las manos llenas.
Alce la mano de aquel pavimentado suelo de piedra, habíamos llegado sin lugar a dudas a lo que quedaba de lo que en su día fue una hermosa ciudad enana. No había dudas de que aquello debió de ser impresionante, hoy solo era un espejismo, que aun derruido y lleno de polvo guardaba una enorme hermosura capaz de dejar boquiabierto a cualquiera, era mas que evidente  lo esplendoroso que debió de ser todo aquello.
-Descubramos que es guardado aquí con tanto recelo ¿Podia tener algo que ver eso tambien ocn la destruccion de mi aldea? Si asi era, pensaba descubrirlo.




Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Jue Ene 04, 2018 7:25 am


Con los Cannif:

La chica pájaro entro por la puerta, Ubbe, Hakon, Sirius y yo bebíamos unas jarras en el salón sentados alrededor de la mesa de madera.
Reclinaba la silla mientras contaba a mis hermanos mi ultima gesta y no precisamente en el campo de batalla si no con una rubita de grandes pechos que bien podía pasar por una de esas valquirias con las que todos soñábamos nos recogieran algún día.
Ubbe golpeaba la mesa riéndose, al parecer el se la había trajinado hacia unos días, lo que hizo que Hakon se riera de forma estrepitosa escupiendo parte del alcohol como si fuera un aspersor.
Sirius negaba mirándonos a los tres, llevaba un libro entre sus manos, de esos de hechizos varios, parecía importarle poco nuestras hazañas en la cama, claro que teniendo en cuneta que el desataba la tormenta cuando se animaba mas de la cuenta..

Alatair se plató ante nosotros agradeciéndonos que no la tiráramos de Akershus, asegurando que haría todo lo necesario para ayudar a ganar esta batalla contra Randulf, sus ojos centelleaban plagados de rabia, parecía que ver a nuestro hermano postrado en la cama era algo que había despertado su rabia.
Ladeé la sonrisa alzándome de la silla para enfrentar sus intensos pardos.
-Aren es un herrero, cuando forjas un arma, lo haces con la intención de que mate y hiera..te esfuerzas por darle templanza, afilarla...pero solo cuando te conviertes en guerrero, cuando la desenvainas te das cuenta que aquel contra el que combates también blande el acero y que el suyo, mata y hiere con la misma voracidad que el tuyo. Ahí te das cuenta de que Hela te mira de frente y que luchar o morir es todo cuanto te queda.

Alcé mi camisa para que viera mi torso, vale, los músculos era algo de lo que solía presumir, pero no era ese el motivo, al menos no en esta ocasión. Mi cuerpo esta plagado de cicatrices, todas cuentan distintas historias, me definen...Aren es un Cannif, pero todavía no tiene historias que contar, las tendrá.
Esa no será su ultima cicatriz, sera un guerrero, puedes ayudarlo, puedes entender el camino que ha elegido y ser sus ojos, es un Cannif el fuego de las fragas norteñas corre por sus venas. Ha elegido la venganza, todo guerrero espera la gran cena en el valhalla.

En el dormitorio de Aren:

Cuando abrí los ojos escuché el canto de Altair, estaba allí conmigo, estiré los músculos en doloridos por llevar demasiado tiempo postrado.
Ladeé la sonrisa al sentir como su mano atrapaba la mía.
-¿como eres? -le pregunté.
Quizás no era la primera pregunta que esperaba, pero no podía verla y me preguntaba como era esa mujer a la que el destino parecía unirme una y otra vez.
Ella me dijo que se quedaría en Akershus, al menos por un tiempo.

Hice ademan de ponerme en pie.
-¿cuanto tiempo llevo aquí? -pregunté apretando los dientes por la herida al intentar incorporarme -cuanto antes empiece a entrenar antes volveré a estar en forma ¿y mis hermanos? -pregunté no los oía y no es que fueran precisamente silenciosos.
Creo era la primera vez que me refería a ellos de ese modo.
-Me acercas la armadura, quiero entrenar, ya he reposado suficiente y no me convertiré en un guerrero escuchando el choque del acero desde la cámara, he de ir al patio de armas.
Por la noche quizás podríamos ir a la taberna con los demás Cannif. ¿Te apetece una “cita” conmigo?



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Jue Ene 04, 2018 1:29 pm

No pudo negar que le sorprendió esa pregunta. ¿Cómo era? Pues normal. Realmente no supo qué contestar en un primer momento, así que fue a lo obvio y le contó cómo era su pelo, el color de sus ojos, el tono de su piel. Sin ser realmente consciente de que no podía apreciar las diferencias, porque nunca había visto los colores.

Sin embargo, conforme hablaba, una idea acudió a su mente y tomó las manos de Aren, guiándolas a sus mejillas.
-Tal vez no puedas verme, pero puedes sentirme. No puedes ver el color de mi pelo, pero puedes conocer su tacto y cómo se enrolla en tus dedos. No puedes saber si mi piel es clara y oscura, pero puedes notar que es cálida contra la tuya. Puedes saber cómo de suaves son mis plumas.

Se sentó en el borde de la cama y dejó que Aren recorriera su rostro con los dedos. Era extraño, pero en absoluto desagradable. Se preguntó por qué no habian pasado por eso antes y le pareció injusto que ella hubiera sabido desde el primer momento cómo era él y no al revés.

-Llevas aquí varios días, necesitabas reponerte. Y ni pienses que vas a ponerte a entrenar ahora. Primero vas a darte un baño, que apestas. Y luego a comer en condiciones. Después de eso, podrás entrenar. Apresurarte a volver a empuñar el acero antes de estar al cien por cien no te hará mejor guerrero, sino que le dará la ventaja a tu enemigo. Además, no pienso tenerte medio muerto en nuestras "cita" de esta noche.

Le ayudó a levantarse y le dejó todo lo necesario para asearse al alcance de la mano. Después se marchó para conseguir un atuendo apropiado para esa noche, que teniendo en cuenta sus escasas posesiones, se limitaba a una falda larga, de color rojo y una camisa de rayas. Lista para "sufrir" una noche Cannif.




Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Vie Ene 05, 2018 4:09 am

Deslicé mis dedos por su pelo, sedoso, ligeramente ondulado se enredaba entre mis dedos, lo llevaba largo pues lo recorrí hasta que las puntas se perdieron entre las yemas de mis dedos.
Enmarcaba salvaje un rostro cálido, de piel suave, tersa, deslicé por el la yema de mis dedos sintiendo una pequeña nariz, unos labios carnosos que como acto reflejo entreabrieron los miso.
Escuchaba su descripción pudiendo dibujar en el lienzo en blanco de mi mente su rostro ocn mas o menos precisión.

Aunque no fue ahí cuando me reí si no cuando aseguró que no me iba a ir a entrenar hasta que no desayunara y recobrara fuerzas, bueno, eso y que apestaba.
Llevé mi nariz al sobaco arrugandola, razón no le faltaba.
-¿me enjabonas la espalda? Bromeé lanzandole un pícaro bocado mientras me reía.
Me dejó todo a mano y se encargó de llenar la tina mientras yo iba quitándome la ropa dejándola amontonada en el suelo.
En el castillo tenían servicio, se llevaban mi ropa y me la devolvían limpia, pero yo no estaba acostumbrado a eso, si no a que fuera mi madre la que hiciera todo el trabajo, era una mujer mayor, así que ponía de mi parte por meter la ropa sucia en la cesta que después llevaba al rio para lavar.
De normal yo estaba en la herrería trabajando con padre, pero no eran pocas las veces que la ayudaba a portar el canasto para que no cogiera demasiado peso madre.
-Espera -dije antes de que saliera de mi camara cayendo ahora en la cuenta -¿me has dicho que si? ¿a lo de la cita?
Escuché su risa antes de cerrar la puerta dibujando en mi rostro una ladeada sonrisa.

Me di un baño en la tina, desayune unos panecillos que me trajo una chica llamada Soleil, al parecer se había criado con el señor Cannif, conversamos un buen rato, me tomé el café y me ayudó con los correajes de la armadura antes de bajarme al patio de armas donde mis hermanos ya entrenaban.
Pasé allí la mañana al completo, después nos fuimos al lago, la verdad es que iba cogiendo confianza con mis hermanos, me reía con ellos de sus hazañas, siempre estaban bromeando y me hacían sentir uno mas, para nada me trataban como un minusvalido, algo que era de agradecer.

Llegó la noche y tras una copiosa cena en el gran salón que casi me deja manco al intentar coger un pedazo de Carne que Ubbe pinchó con su daga, nos fuimos todos a la taberna.
-La chica pájaro se ha puesto my guapa para que puedas meterle mano por debajo de las faldas -me dijo Niels riéndose con ese descaro que lo caracterizara.
Le di un capón que no logró esquivar, Hakon se reía de las maldiciones de mi hermano.

Entramos en la taberna, ruidosa, con olor a alcohol y el ambiente bastante cargado. Altair iba de mi mano para ayudarme a no tropezar con todos los norteños y mesas que había en el recinto.
Ubbe pidió una ronda de jarras mientras el resto nos sentábamos en la mesa dispuestos a bebernos la taberna al completo.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Vie Ene 05, 2018 2:24 pm

-Procura que no sean las tuyas las que lo intenten, Niels -respondió con una sonrisa en una velada amenaza de picarle los ojos en cuanto se descuidase. Ser en parte rapaz tenía sus ventajas.

Se sentó a la mesa, completando el circulo de guerreros, con una jarra tan enorme como las que llevaban ellos delante. Mucho alcohol para su pequeño cuerpo de pajarillo, pero nada que no pudiera solucionarse con una importante ración de comida para hacer base y que no se le subiera tanto.

Altaír tenia buen comer, le gustaba disfrutar de la comida y no se cortaba en comer de más si la ocasión lo ameritaba. Después de todo, gastaba mucha energía volando entre las nubes. Cogió un trozo de pan y queso entre trago y trago. Iba bastante más despacio que sus compañeros de jarana, pero iba dando cuenta de la jarra poco a poco.

De repente alguien comenzó a tocar en una esquina y, como no podía ser de otra manera, acabó subida en una de las mesas, cantando con ese torrente de voz que tenía, coreada por más de un parroquiano. En tiempos oscuros la música parecía reconfortar el corazón y una taberna era un sitio tan bueno como cualquier otro.

Al final, se dejó caer de nuevo en su banqueta, junto a Aren, riendo y con la respiración agitada por las risas y el baile. Pero se estaba divirtiendo de lo lindo, como hacía mucho que no se divertía.

Había tomado una decisión e iba a ser consecuente, en unos días partiría hacia el castillo del tirano, buscando un resquicio para colarse y averiguar un punto debil en su defensa que permitiera a aquel grupito de Cannif entrar sin ser vistos. En esa clandestinidad podía esconderse la victoria.

Pero eso sería cuando el sol saliera, porque esa noche era para beber, cantar y disfrutar. Después de todo, era una "cita".

-Hay un par de chicas al fondo que no dejan de mirar hacia aquí. A lo mejor deberíais invitarlas para que no me sienta tan sola en una mesa repleta de hombres...
Aunque su tono dejaba claro que no estaba para nada incómoda entre ellos, era simplemente una forma de darles una excusa por si querían invitar a las muchachas a unirse a ellos.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Ene 07, 2018 5:22 am

Bebíamos riendo sin parar, desde luego que lo estábamos pasando bien, a mis hermanos nunca parecían acabárseles las historias, ademas al parecer eran el centro de atención de la taberna pues no se la cantidad de mujeres que se les acercaron con algún que otro plan para terminar la noche acompañados.
Supongo el apellido tenia que tener su magia en estas tierras donde los Cannif eran leyenda.

Altair cantaba sobre la mesa mientras nosotros golpeábamos la mesa con las palmas de las manos al compás, vocifeabamos y de vez en cuando tras dar un buen trago con el culo de la jarra golpeábamos el madero. El alcohol corría por nuestras venas y tras una ronda iba otra, ademas de muchas historias el saque de mis hermanos no conocía paragón, pero yo no podía mas.

Altair les dijo que habían unas chicas que no dejaban de mirar, como si ellos no se hubieran dado cuneta ya.
Pero como si lo hubiera escuchado Synnobe, mi prima y hermana de Hakon y Ubbe se acercó cogiendo a Hakon de la solapa, asegurando que tenia muy poca vergüenza si sacaba a otra a bailar y no a ella, la discusión pronto fue épica.
Me preocupé en un principio, pero luego Ubbe y Niels me aseguraron que esos dos siempre andaban discutiendo y jodiéndose las noches el uno al otro, así que me encogí de hombros y arrastrando las palabras le tendí la mano a Altair.
-¿Les enseñamos a bailar?

Sobrio no hubiera tenido valor, ya no solo a invitarla a bailar, algo que parecía hacer muy bien por el don que tenia con la música, yo por contra creo era arrítmico, peor bueno..no lo pensé.
Mis hermanos ya habían elegido presa, podía oír sus voces, sus risas y como las mujeres caían embelesadas a los pies de ambos.
-No se les da mal -apunté llevando mi mano a su cintura.

A mis espaldas notaba el calor de la lumbre, era incapaz de apreciar como los tonos naranjas lamían nuestra piel, ni como cuando girábamos riéndonos, bailandon y cada vez acercándonos un poco mas, las llamas se reflejaban en mis verdes.
-Creo que he bebido demasiado, mis hermanos son un saco sin fondo -apunté dejando caer por un instante mi frente en su hombro mientras me reía y volvía a incorporarme para hacerla girar entre mis brazos dejándola caer nuevamente entre estos.
Lo estaba pasando bien, tenia calor eso si, así que cuando mis hermanos sugirieron acabar la noche en el lago no se me antojó una mala idea.
-¿quieres? -le pregunté.
Si estaba cansada no me importaba irnos ya al castillo.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Jue Ene 11, 2018 5:56 pm

Bailar en brazos de Aren fue toda una experiencia, porque normalmente eran los hombres los que guiaban en los bailes, pero ella era la guía de ése habitualmente... Sin embargo, se percató de que apenas le indicó dónde estaban los límites del espacio libre de obstáculos, Aren se movía por él como si realmente pudiera ver, tal era su capacidad de percepción espacial.

Así que se dejó llevar por la música y fue a un lado, a otro, giró sobre sí misma y alrededor de Aren. La música se volvió más lenta en un momento de la canción y Altaír apoyó ambos brazos en los hombros de Aren, mirándole a la cara con una sonrisa que él no podía ver. Sus ojos no tenían ese brillo que mostraban los de los demás, pero eran igualmente bonitos.

Tras esa breve tregua, la música volvió a subir para marcar un final casi épico, que culminó con ella abrazada al Cannif, respirando agitadamente y riendo a carcajadas.

-¿Ir al lago? Sí, claro, ¿por qué no? Nos estamos divirtiendo y aún es pronto para irse a casa.
Cuando hubieron acabado las jarras y saldado la cuenta, se marcharon rumbo al lago. No era una niña estúpida y sabía que muy probablemente era una excusa de los hermanos de Aren para tener un buen rato de intimidad con las chicas que habían pasado a unirse al grupo, pero ella confiaba plenamente en él y sabía que no intentaría propasarse esa noche. O eso quería creer.

Al llegar, se sentó en la hierba y se quitó los zapatos para sentir el cosquilleo en los pies.
-La semana que viene volaré hasta el castillo de Randulf -le dijo-. No me acercaré más de lo necesario, pero puedo moverme por los cielos como cualquier otro ave, no llamo la atención, puedo mantenerme lejos de su alcance y conocer sus defensas. Sé que no será todo tras lo que se proteja, pero... puede darnos una primera idea. ¿Podrás no meterte en demasiados líos en mi ausencia?



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Vie Ene 12, 2018 5:26 am

Lo habíamos pasado bien en la taberna, Alatair no se negó a acudir al lago con nosotros a continuar al fiesta que habíamos empezado.
Mis hermanos con la presa de la noche cazada y animados por el alcohol vinieron con nosotros, ya por el camino se entretuvieron con las mujeres bromeando, calentando motores para lo que pasaría después.
Altair y yo íbamos conversando sobre lo divertida que había sido la noche, se le veía a gusto en Akershus, parecía haberse acostumbrado a las constantes bromas de Niels y a la rudeza que se gastaba Ubbe.

Una vez en el lago se dejó caer sobre la hierba, yo hice lo propio a su lado sintiendo el aire frio que bajaba de los fiordos.
-No deberias ir sola, tu aura es la de un cambiante y Randulf tiene demasiadas alimañas, si te percibe mandará a sus buitres a darte caza. No quiero perderte, al menos no porque acabes muerta por una guerra que no te pertenece, si dejo de verte que sea cuando tu decidas que es el momento de dejar atrás Akershus.

Ella había dicho que se quedaría, pero algo me decía que no seria para siempre, si no hasta que encontrara su camino.
-No tienes porque ayudarnos en ese sentido, lucha a mi lado, ayúdame a ver a mis enemigos con tus graznidos.
Ladeé la sonrisa buscando a tientas su mano con la mía.
-Anda, vamos al lago y dejemos la guerra para otro día ¿que me dices?

Me puse en pie quitándome las bota,s los pantalones y por ultimo dejé caer sobre todo ello la camisola con una sonrisa picara y la mano extendida hacia ella.
Mis hermanos jugaban con las chicas en las gélidas aguas, se besaban, se tocaban. La voz de Niels a mis espaldas me pedía que le demostrara a la chica pájaro lo que era tener un vikingo entre las piernas.
Resoplé algo que hizo que Altair se riera, a veces Niels era...muy explicito con sus palabras y no ayudaba.
Nunca Altair me dio muestras de querer conmigo mas que la mistad que ambos teníamos.
Me hundí en el agua por completo y al salir lo hice cerca de su cuerpo para alzarla con los brazos por la cintura y lanzarla contra el agua para que se mojara entera.
No podía evitar reír, nosotros eramos norteños, acostumbrados a esas temperaturas, pero ella temblaba como una hoja.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Vie Ene 12, 2018 4:23 pm

-Sé que hay peligro, Aren, pero no me he quedado aquí para ser una carga. No voy a ser una mujer más que defender, así que haré lo que mejor se me da, que es volar y observar desde la distancia. ¿Cuándo has visto a un buitre volar más rápido o más alto que un halcón?

Pero no insistió en el tema más de eso. Él tenía razón y era mejor dejar la guerra para las horas de sol y aprovechar la diversión que les brindaba aquel lapso de paz, porque nunca se sabía cuándo podía ser el último. Tomó la mano de Aren para levantarse y se despojó de sus ropas como todos los demás.

No sentía vergüenza de su cuerpo, porque estaba acostumbrada a no tener ropa en sus otras formas y aquella sólo era una más para ella. Si usaba prendas era más por decoro, por frío, por que era lo que la gente hacía.
-No les hagas caso -le dijo, ignorando a Niels y sus comentarios.

Altaír tenía sus propios tiempos y no le resultaba tan sencillo como parecía serle a otras mujeres ir de un hombre a otro sólo por pasar el rato. No era ni mejor, ni peor, sólo diferente. Su amistad con Aren era muy importante para ella y todavía no había decidido si quería ponerla en riesgo por la ilusión de algo más que no sabía si realmente estaba en su corazón.

Cuando lo supiera, actuaría en consecuencia. Pero mientras tanto, iba a disfrutar del tiempo que compartían. Se metió en el agua hasta la altura de las rodillas. Estaba helada. Sin embargo, no tuvo tiempo de aclimatarse, porque Aren apareció de la nada a su lado y la tiró al agua sin la menor opción de salvación.

Salió del agua temblando y gritando de frio. Pero trató de cobrar venganza, salpicando a Aren con todas sus fuerzas, hasta saltar encima de él para intentar hundirlo con ella.

Sin embargo, los juegos no pudieron alargarse demasiado, porque estaba quedándose verdaderamente helada. Tiritaba. Así que acabó por buscar calor contra el cuerpo del norteño.
-Tengo muchísimo frío... No siento los dedos.


Tal vez había llegado el momento de regresar.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Lun Ene 15, 2018 3:38 am

Lo habíamos pasado bien en el lago, pero Altair pegada a mi cuerpo buscaba el calor y no precisamente el de un rudo encuentro como las otras norteñas que gemían a nuestras espaldas azuzadas por el ardiente fuego del piel con piel de mis hermanos.
-Vamos a casa -dije acomodando una vez fuera mis pieles curtidas de oso sobre sus hombros .
Entendía que para Altair las cosas funcionaban de otro modo distinto al norteo, aquí el sexo no era un tabú, se practicaba por igual hombres y mujeres sin implicar compromiso alguno por las partes había escuchado leyendas sobre otras tierras, “madre” procesaba de hecho esa religión cristiana que yo era incapaz de comprender, también la mujer que yacía con mi padre procesaba unas creencias similares ¿seria Altair como ellas? ¿era ese el motivo por el que se mostraba esquiva al contacto? No estaba acostumbrado a esta forma de proceder.

Llegamos a mi habitación, la lumbre estaba prendida, así que a tientas me acerqué agachándome para echar un par de nuevos troncos a la chimenea que calentarían la estancia por el resto de la noche.
-Lo he pasado bien -dije antes de ponerme en pie, sintiendo sobre mi rostro como las luces naranjas lamían mi piel inundandola de candor.
-No quiero que busques información en el castillo de Randulf, no quiero sobrevueles sola los confines de sus tierras porque ese rey es peligroso, me lo a arrebatado todo y no estoy dispuesto a perder a nadie mas por mi culpa ¿queda claro?
Mi voz sonó rotunda, por primera vez se elevó sobre la suya.
-Te prohíbo que lo hagas, el modo en el que te necesito nada tiene que ver con que pongas tu vida en juego, no estamos jugando, el acero mata y una flecha en tu pecho puede derribarte con saña.

Sabia que no le gustaban mis palabras, sabía que no era nadie para prohibirle nada y una así lo hice, esta vez alzándome para enfrentar su mirada pese a que yo no veía nada.
-Ayúdame a convertirme en un gran guerrero o crea tu vida en paralelo a la mía, pero no vas a acudir a Randulf, no le serviré tu cabeza en bandeja a ese tirano. Dame tu palabra.




Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Miér Ene 17, 2018 3:00 pm

-Sé lo que puede hacer una flecha; fue a causa de una que nos conocimos. -le puso las manos en las mejillas, las tenía heladas-. Aren, no quiero ponerme en peligro estúpidamente. No tengo intenciones de ir más allá de lo que realmente pueda, pero tengo habilidades que podríais aprovechar, puedo ser pequeña y casi invisible, puedo ser rápida, puedo volar para mantenerme lejos de sus flechas y aún así ver sus defensas. ¿Por qué me tratas como si fuera una persona débil e inútil? ¿Es porque soy mujer? -le apartó las manos del rostro y le dio la espalda, aunque tampoco tenía mucho sentido, porque no podía verla de todos modos.

Sabía que no era fuerte y se le daba bien el combate, pero podía ser útil de otra manera, podía espiar, podia ser los ojos y los oídos de los Cannif en la fortaleza, un pajarito que pasa inadvertido y se entera de todo. Pero no era suficiente...
Se le encogió el corazón cuando le pidió de esas maneras que le diera su palabra. Se mordió el labio para ahogar un sollozo y caminó hacia la puerta.

-Está bien, tú ganas -murmuró suavemente antes de abandonar la estancia del muchacho para ir a su propia habitación.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Jue Ene 18, 2018 4:48 am

Incrédulo vi como la joven pájaro salia de mi habitación molesta, negué con la cabeza, no lo entendía, nada tenia que ver con ser mujer, o ciego, o tullido, en mi culturas las mujeres guerreras eran escuderas y mas de una me daría una paliza, pero en su caso, no estaba hecha para la guerra, por eso era complicado dejarla volar tan lejos conociendo sobradamente lo hijo de puta que era Randulf y que no le faltaban hechiceros y cambiantes en sus filas, por no contar con los arqueros que desde las almenas bien podían hacerla caer con una lluvia de flechas.

Gruñí y fui tras ella, quizás haciendo gala de ese carácter Cannif que en ocasiones era tempestuoso, lo suficiente rudo como para interponer mi mano antes de que la puerta se cerrara.
-¿crees que soy como me has descrito? -pregunté furibundo -¿crees que solo quiero imponer mi voluntad sobre la tuya? Te he dado libertad para quedarte o irte, te he dicho lo que necesito porque tu me lo has preguntado y entre las cosas que necesito no esta perderte en este momento.
Si te digo que solo partiré a cumplir con mi venganza, me dirías que estoy loco y enumerarías las mil razones por lo que lo mas fácil es que acabe muerto. ¿Lo dirías porque soy ciego? No, lo dirías porque te importo y sabes que lo que pretendo es un suicidio.
Ve, quieres hacerlo, vuela e investiga, se útil a Akershus, pero no esperes mi beneplácito, porque pienso que es una locura que vayas sola, al menos ve con alguien que de suceder algo pueda darnos aviso o salir en tu ayuda.
No voy a imponerte mi voluntad, no soy nadie para hacerlo, pero al menos no dejaré que me juzgues, que pongas en mi boca palabras no pronunciadas y que interpretes lo que siento por ti como te venga en gana.

No necesitaba su respuesta estaba cabreado, quizás algo frustrado por lo del lago y la taberna, así que cerré de un portazo la puerta y me largué a mi habitación a dormir la mona y a esperar levantarme de mejor humor.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Vie Ene 19, 2018 6:38 pm

Dejó que ese portazo se interpusiera entre ellos. No le entendía. ¡Ella sólo pretendía ser útil! Pero estaba claro que él no veía sus cualidades y sus habilidades. Ese afán de protección sólo dejaba entrever la falta de confianza en ella, porque no le había visto prohibir a sus hermanos luchar.

¿En qué momento se había torcido la noche de aquel modo? Suspiró y se metió en la cama, aunque tardó un buen rato en dormirse y no consiguió descansar todo lo que le hubiera gustado.

A la mañana siguiente no dijo absolutamente nada del tema, ni se mostró distinta con ninguno de los Cannif con los que trataba. Pero tenía un deje triste que los demás no percibían, oculto tras su sonrisa, pero que no pasaría desapercibido para alguien más ducho en separar matices.

No volvió a mencionar a ninguno de ellos nada acerca de sobrevolar la fortaleza y se limitó a hacer las tareas propias de una mujer, a servir la mesa, a remendar algunas ropas, a cantar y a indicarle a Aren los peligros que le acechaban en un entrenamiento. Todo muy seguro.

No quería tomar en caliente ninguna decisión precipitara, como marcharse de allí cuando no era eso lo que deseaba, o ir a la fortaleza sola, porque no quería hacer daño a Aren... Pero sentía que quería gritar de pura rabia.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Sáb Ene 20, 2018 4:54 am

A la mañana siguiente me desperté con resaca, desayuné un buen zumo con panecillos en mi cámara y pertrechado con la armadura bajé al patio de armas donde el resto de Cannif ya habían empezado su entrenamientos diarios.
No tuve que ser muy inteligente para saber que Alatair estaba mas distante de lo normal conmigo, era cierto, parte de razón tenia y aunque no cambiaba un ápice mis pensamientos, quizás si el modo de habérselos dicho en esos momentos en el que el alcohol corría por mis venas y también el fuego de las fraguas norteñas. Fui mas rudo de lo necesario y no lo merecía.

Entrenamos en silencio, solo marcándome con sus graznidos donde golpear, por donde quebrar, haciéndome la lucha en definitiva mas fácil.
Cada vez era mas rápido, mejoraba y pronto podría ir junto a mis hermanos a la batalla.
Una vez terminamos, Alatair se iba a ir pero la afiancé de la muñeca para que me mirara.
-Lo siento -supongo era el mejor modo de empezar esa conversación -no siento lo que te dije, en eso no he cambiado de opinión ¿quieres ser una escudera? De acuerdo, no voy a decirte que no lo hagas, peor prepárate antes de alzar la espada. Solo te pido eso, que antes de irte hasta el castillo de Randulf, te prepares para los peligros que puedas encontrarte.

Posé mi mano en su rostro intentando identificar las caras que ponía, era mi única manera de ver.
-Solo estoy preocupado por ti, no te estoy cortando las alas, pero no quiero que una tempestad te devore por una imprudencia.
Yo también iré a la guerra, no podrás evitarlo, como yo no puedo evitar que sobrevueles el castillo de Randulf, peor antes de hacerlo...solo toma las medidas necesarias ¿de acuerdo?

No quería hablar mas del tema, estaba preocupado por ella, pero ese sentimiento era normal en el norte, madres despedían a sus hijos sabiendo que no necesariamente volverían a verlos, el Valhala nos esperaba y allí la gran cena.
-No te enfades conmigo -le pedí besando su mejilla.
No sabia como actuar con ella, porque lejos de discutir conmigo me castigaba con su indiferencia y a eso no estaba acostumbrado en absoluto.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 63
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.