Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


The Misty Mountains cold (privado)

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Ago 27, 2017 10:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Hacia apenas un da había encontrado un pájaro herido, todavía estaba en fase de recuperarse, era una cambiante, así que se unió a mi y a la loba en mi camino hacia la fortaleza de Akershus.
Supongo era una simbiosis bastante practica, ella no quedaba herida en las montañas y para mi podía llegar a serme útil en algún momento del viaje.

Habíamos cruzado una escarpada montaña, con un rio de aguas vivas bajo esta, a vista de pájaro una gruta quedaba al otro lado de la escarpada montaña, así que la idea de investigarla no me pareció en absoluto descabellada.
Las dos parecían confirmes con el plan y aunque eso nos llevaría algo de tiempo, algo me decía que lo que descubriéramos al otro lado podía tener una importancia vital.

Pronto estuvimos todos en el interior de la estrecha gruta, por donde concurría con fluidez el agua de aquel rio natural, podía notar como los líquenes y otras plantas acuáticas se enredaban en mis pies, convirtiendo el suelo en una zona muy resbaladiza.
El musgo que crecía en las húmedas paredes, tampoco permitían afianzarse mucho a ellas. Por las rocas formando pequeños surcos resbalaban pequeñas cantidades de agua, que terminaban en el rio. Pero pese a todos las dificultades, parecía que podríamos atravesarlo; desde luego  el agua tenía que venir de algún sitio, y tenía el extraño presentimiento de que quizás proviniera de la ciudad enana que buscábamos.
Caminamos durante un buen rato, agachados para no golpear con la cabeza en algunas zonas de aquella gruta rocosa, el agua nos llegaba por la cintura, congelando nuestros músculos y quebrantando nuestro ánimo.

Bry y Altair se acercaron a mí, mirando la pared con cierta curiosidad.
No veía nada, así que todo lo que percibía era a través del resto de mis sentidos.
Aquello parecía una red de alcantarillado creada por manos enanas, deslicé mis manos por las paredes, creía que era un mito la existencia de una raza de pequeños hombres.
-Seguramente si seguimos este camino encontraremos una zona más amplia donde concurrirán

Caminamos durante una hora, encontrando varias ramificaciones. A diferencia del rio natural, el caudal del agua que procedía de la ciudad, era más bajo, incluso en ocasiones permitía ver un suelo pavimentado con una especie de pequeñas losetas rectangulares. Desde luego estos enanos, trabajaban con tesón, sin descuidar el mínimo detalle.
Continuamos caminado a paso ligero, el suelo comenzó a empinarse hacia arriba y así a reducirse el nivel del agua, hasta que finalmente, todo resto de agua había desaparecido, cosa que parecía aliviarnos enormemente.

No tardaron las damas en ver una salida cuadrada, no de gran tamaño, que cruzamos de uno en uno, la rejilla que taponaba la entrada a la alcantarilla estaba en el suelo tirada, era evidente que no éramos los primeros en llegar hasta allí por ese camino, pero desde luego, ninguna de las pisadas que percibí acariciando el suelo a mi alrededor eran  recientes, cosa que me alivio enormemente. Imaginaba que aquel mapa que encontré en mi aldea y que había guiado los pasos de Bry y míos, pertenecía a algún saqueador, que desde luego había salido y entrado por aquella misma alcantarilla y a juzgar por la cantidad de objetos esparcidos por el suelo, con las manos llenas.
Alce la mano de aquel pavimentado suelo de piedra, habíamos llegado sin lugar a dudas a lo que quedaba de lo que en su día fue una hermosa ciudad enana. No había dudas de que aquello debió de ser impresionante, hoy solo era un espejismo, que aun derruido y lleno de polvo guardaba una enorme hermosura capaz de dejar boquiabierto a cualquiera, era mas que evidente  lo esplendoroso que debió de ser todo aquello.
-Descubramos que es guardado aquí con tanto recelo ¿Podia tener algo que ver eso tambien ocn la destruccion de mi aldea? Si asi era, pensaba descubrirlo.




Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Mar Feb 27, 2018 1:03 pm

Habíamos preparado los petates, Sirius trataba de darme conversación, quitando hierro al asunto de mis encontronazos constantes con la cambiante pájaro, pero yo estaba furibundo, gruñía alegando en mi defensa que esa mujer era intratable.
-No escuchá -rugí -he intentado explicarle, pero se encierra en que quiero que sea un ama de casa o yo que cojones se y no abre su mente. No le he prohibido nada, al revés, me gustan las mujeres de férreo carácter, pero le he pedido que antes de cometer una locura se forme. Eso y que parece odiar todo contacto conmigo, no se que pajaritos tiene en la cabeza pero siempre anda pensando en no se que puto tipo que parece ser exactamente lo que quiere, pues cojones, que se largue en su busca y deje de tocarme la verga.

Estaba enfado y cuando estaba así no media, Sirius que creo reconocía en mi el carácter de Höor Cannif.
-anda, vamos a cenar, llenemos el estomago de comida y de unas jarras y veras como se te pasa el cabreo.

Entramos en una cantina, mi mano sobre la empuñadura del bastón para marcar mi camino, Sirius podía ayudarme, pero no se ofreció, ni se lo pedí, si en lago valoraba a esos que podía llamar hermanos es que nunca me trataban como un tullido, era uno mas..
Tomamos asiento en una mesa, la cantinera pronto nos trajo unas hogazas de pan y un buen guisado para entrar en calor, ademas de dos jarras repletas de cerveza negra.

Al rato escuché la voz de Elaine, Sirius la invitaba a sentarse, peor no venia sola, me centré en los pasos que la acompañaban, no tenia que ser muy listo para saber de quien se trataba y mis sospechas quedaron confirmadas cuando saludó con un “hola”
-Hola -gruñí llevando la jarra a mis labios.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Jue Mar 08, 2018 1:33 pm

Altaír siguió a Elaine hasta la fonda. Hablar con aquella mujer era fácil, le ofrecía confianza y sentía que habían conectado al instante. Acababa de conocerla, pero se sentía cómoda en su presencia y no le costaba reír y bromear. Iba a ser una compañía agradable para el viaje. Tal vez el apoyo que necesitaba para soportar la presencia de Aren sin acabar peleados de nuevo.

Por el camino, le contó que Aren estaba enfadado con ella y que le había prohibido sobrevolar el castillo de Randulf para ser una espía. Ella lo había aceptado, pero él tampoco parecía estar contento con eso. Hasta le contó lo hiriente que había sido en su ultima conversación, cuando le había gritado que prefería ir a revolcarse con cualquiera y que ella se quedara allí, soñando con su amor imposible.

Suspiró con pesadez, porque esa herida dolía y le laceraba las entrañas. Ese amor había sido profundo y le había costado una gran amistad. Se sentía una traidora. Y Aren no entendía su culpabilidad. Al contrario, metía los dedos en la llaga sin contemplaciones, sin tener ni idea realmente de lo que había pasado.

Se tragó las ganas de marcharse cuando vio a Aren, porque entendía que Elaine quería estar con Sirius y ella no era una niña, podía gestionarlo. Aren la recibió con un gruñido que ella respondió con un suspiro resignado. Ese hombre era imposible. ¡¡No entendía por qué se enfadaba, si estaba haciendo justo lo que él quería que hiciera!!

Pidió una jarra de bebida.
-Ya tenemos todo listo para partir mañana. Tenías razón, Sirius, tu mujer es un encanto, creo que podremos hacernos buenas amigas y que juntas podremos conseguir cualquier cosa.

Sí, estaba ignorando deliberadamente a Aren. No quería verlo marcharse a meterse entre las piernas de cualquiera. Que lo hiciera si quería, pero no necesitaba refregárselo en las narices.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Elaine Landvik el Mar Mar 13, 2018 9:55 am

Elaine le contó a Altair que los Cannif se gastaban un genio muy vivo, pero todos tenían buen fondo.

— A Aren lo conozco menos, él llegó más tarde y fue un shock para su padre que lo creía muerto. A Sirius también le cuesta a veces controlarse, tiene mucho poder y desde niño lleva entrenando para no sucumbir a él, de la misma forma que a los Landvik tampoco es que se nos pueda caracterizar por ser los más pacientes del mundo. Es duro, es una lucha continua que requiere mucha paciencia, voluntad y comprensión. Yo creo que Aren ve el mundo de formas que nosotros no podemos y eso lo hace especial...pero en este caso ha hablado su rabia y su frustración. Seguro que no quería hacerte daño, ni mucho menos.

Se sentaron a cenar y trazar planes para el viaje al día siguiente, pero al ver que Aren y Altair estaban en pie de guerra, Elaine se levantó alegremente.

— Quiero bailar y a mi marido lo tengo ya muy visto.— Guiñó el ojo a Sirius, tiró de Aren, y aunque sabía que el joven no podría moverse de forma fluida, lo que sonaba era más bien lento y lo llevó hasta una zona de la taberna donde no había mucha gente y pocas sillas. Se balancearon despacio al son de la música.— No estés de mal humor, anda. Son sólo choques estúpidos que se pueden solucionar. ¿Sabes cómo hubiera arreglado esto Niels, verdad? pues con ella haz justo lo contrario.— se echó a reir cuando lo dijo, porque Niels era terrible con la mujeres.

Sirius sacó a bailar a Altair y se fueron desplazando poco a poco entre la gente y cuando estuvo cerca de ellos soltó la mano de la cambiante y se la puso sobre la de Aren.
— Devuélveme a mi mujer, que no quiero que esa cara se la quede en exclusiva Niels.




CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME

Sirius & Elaine  video:

That's me:


Elaine:
avatar
Elaine Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 120
Puntos : 112
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Mar Mar 13, 2018 12:36 pm

Elaine tiró de mi para sacarme a bailar, casi tropiezo con el taburete donde Sirius que estaba sentado, pero por suerte me repuse rápido y no hice el ridículo.
Mi diestra bajo a la cintura de la loba deslizándose por su lateral, no veía, así que mis movimientos se acompasaban a los ajenos pegándome a su cuerpo.
-¡Que corra el aire! -rugió Sirius en tono jocoso pero con cierto toque de posesividad. El hechicero no era tan seguro como Niels, nadie en todo Akershus se gastaba el ego de mi gemelo, así que sus palabras aun dicha en broma, tenían un punto de verdad.
La loba se reía divertida girando entre mis brazos, aunque de sobra sabia no era yo el mejor bailarin con el que pudiera haber estado.

Escuché a Elaine frunciendo el ceño.
-No me escucha -repliqué con ese furibundo carácter que me gastaba, peor ella me hizo callar alegando que hiciera justo lo contrario que haría Niels -pero si no me deja tocarla -repliqué de nuevo por si pensaba que es que me la había tirado y luego la había dejado tirada.

Al instante sentí como soltaba mis manos y como otras la sustituían, entrecerré los ojos enarcando una ceja asumiendo que acaban de hacernos la tranca para que habláramos.
-Lo siento -gruñí, pero despues no pude evitar reírme porque de seguro aparentaba un niño cabreado.
Había intentado muchas veces hablar con ella, explicarle que no quería se sintiera inútil en Akershus y que tampoco deseaba me obedeciera, pero que mi intención era que alguien la acompañara o al menos se preparara.

Dejé escapar el aire e hice justo lo que Niels nunca hubiera hecho, preguntar para saber y escuchar para comprender.
Deslicé mi mano por su cintura dejándola sobre la parte alta de su trasero mientras la izquierda quedaba enredada.
-¿por que estas enfadada conmigo? ¿y que puedo hacer para solucionar esto?



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Mar Mar 13, 2018 3:45 pm

Dejó que Sirius la sacara a bailar y canturreó alegremente la cancioncilla. Parecía que ese aire taciturno y apagado sólo lo mostraba con Aren. Rió con las ocurrencias del hechicero mientras bailaban y le comentó que tenía una mujer preciosa y encantadora y que esperaba que se hicieran amigas.

Y lo seguiría pensando a pesar de que les hubieran hecho el juego para obligarles a bailar juntos. Altaír se tensó en brazos de Aren, pero no huyó de él. Sobre todo poque no le parecía apropiado dejarlo tirado en mitad de la taberna, en evidencia. Sabía que los hombres no llevaban bien esas cosas y no quería empeorar la situación cuando se iba al día siguiente. ¿Qué más daba?

-No estoy enfadada. Simplemente me prohibiste hacer algo y te he hecho caso, pero tú tampoco pareces estar contento con eso. Me gritaste que me limitara a entrenar contigo, que no me acercara a la fortaleza de Randulf. Y eso he hecho. Ahora me pides que vaya con Elaine y es lo que hago. Pero tampoco parece ser suficiente, al contrario, me vuelves a gritar que vas a irte a buscar quien sacie tus bajos instintos.

Obvió el hecho de que, además de gritarle que iba a ir a buscarse a otra, lo que le parecería hasta normal, en vista de como se comportaban los Cannif, había sido tremendamente hiriente con ella, atacándola con algo que él desconocía por completo.

-Soy yo la que no entiende qué esperas que haga, Aren. Me exiges que haga cosas, me prohibes otras. Yo acato y, aún así, te enojas.

No podía mirarle a los ojos para ver en ellos la verdad, así que tendría que fiarse de sus otros sentidos. Aprovechando la cercanía que les permitía el baile, le susurró al oído:
-¿Qué es lo que quieres de mí, Aren Cannif?

Por encima del hombro de Aren miró hacia Elaine y Sirius. No estaba enfadada por la encerrona y realmente esperaba solucionar las cosas con él antes de partir. Pero no quería más arrebatos de vikingo energúmeno con pataleta. Era una mujer y quería hablar con un hombre, no con un niño.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Miér Mar 14, 2018 1:42 pm

Me exasperaba, cerré los ojos y cansina dejé que mi frente se apoyara en su hombro meditando todas y cada una de sus afirmaciones antes de empezar a hablar porque estaba claro que con ella tenía que morderme la lengua sin parar.
No era como lo contaba, al menos no así exactamente, yo tenía carácter, todos en el norte eramos rudos y tendíamos a hablar de un modo tosco, no lleno de cumplidos y adornando las palabras, pero no le prohibí que fuera, puede que si en un principio, pero después traté de hablarlo con ella, decirle que fuera pero con alguien mas, la guerra no era una canción..era peligrosa y yo no quería perderla.
Desde entonces muchas eran las veces que yo había intentado hablar con ella, pero esta no cedía, no rebajaba el tono y se instalaba en la tristeza mas absoluta.
Alcé la cabeza, mi mirada estaba perdida por mi ceguera.
-Te lo prohibí pero después me di cuenta que las palabras usadas te habían hecho daño y recule, te intenté explicar el porque había reaccionado así, te dije que podías ser útil si así lo querías pero que no fueras sola porque Randulf no es buena gente, es un pirado macabro que mata a niños, viola mujeres y quebrar un pueblo ya mermado de por si ¿entiendes? Randulf me ha quitado todo cuanto tenía y yo temía perderte también a ti. No soy tu dueño, aquí en el norte las mujeres podéis hacer y deshacer a voluntad . Si quieres ir, ve, eres libre, pero como amigo te recomiendo que pienses las cosas porque no seras útil muerta, ni a Akershus, ni a mi.

Negué con la cabeza.
-No me fui a buscar a nadie, si no a dormir la mona, pero lo dije porque siempre estas con lo mismo, quería hablar contigo y me cerraste el paso a la habitación, me dijiste que sentías no ser la mujer que todo lo perdona con un par de empujones, fui a hablar, a solucionar las cosas y de nuevo me echaste en cara que solo quiero follar.
No veo nada malo en acostarse un hombre y una mujer, pero yo no soy Randulf, no violo mujeres, aquellas que me abren las piernas es porque quieren y te aseguro no necesitas cortarme el paso a ningún sitio porque aunque me veas como un bárbaro, que lo soy, nunca te obligaría a hacer conmigo algo que no quieres.

Dejé escapar el aire resignado.
-¿que quiero? No lo se, arreglar las cosas supongo, no sentirte pasar por mi lado como si ademas de ciego fuera invisibles y que dejes esa actitud triste que no comprendo.
Te encontré con el ala rota, ya puedes volar, si Akershus no es lo que quieres, hazlo, no necesito tu pena, ni tu piedad, yo me convertiré en un gran guerrero y vengaré a mis padres, mi aldea..esa es mi senda, encuentra la tuya sea a mi lado o lejos, esa es tu decisión no la mía.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Miér Mar 21, 2018 1:36 pm

-Aren, me prohibiste ir, con todas las letras. Y yo lo acaté. Sé que ese hombre es un tirano, sabía dónde pretendía meterme, pero me lo prohibiste y lo acepté. Da igual si luego cambiaste de idea, la orden ya estaba dada y eso era lo que tú en verdad querías, aunque luego trataras de adornarlo con palabras más suaves. Puede que sea un pájaro, pero no tengo pájaros en la cabeza. Tú no querías que fuera y no he ido. ¿Qué sentido tiene que ahora me digas que vaya, cuando los dos sabemos que no es eso lo que deseas? ¿Por qué me mientes? ¿Crees que así estaré contenta, que esto es una especie de batalla y que si me dejas ganar y salirme con la mía ya está? No digas que eres mi amigo cuando me estás mintiendo en mi cara, Aren.

Sus palabras fueron firmes, pero su tono no era para nada belicoso, más bien arrastraba un deje de tristeza, como si lo que le doliera en el alma fuera el hecho de que él no estuviera siendo sincero, sino que le dijera lo que pensaba que ella quería oír, como si se tratara de ganar o perder. Tal vez las mujeres en el norte fueran de otra manera y necesitaran imponer su voluntad para sentirse realizadas, pero Altaír era suave, como una pluma, como su propia voz cuando cantaba. Era una mujer que reaccionaba a las caricias y la confianza, que quería escuchar la verdad, por dura que fuese. No necesitaba ganar, no necesitaba imponer su criterio, sólo quería que le hablara como a un igual, con la confianza suficiente para exponerle sus verdaderos sentimientos e ideas, no que le dijera "oh, sí, ve a espiar a Randulf y a ponerte en peligro" mientras la verdad subyacente era distinta.

-Me da igual si todas las mujeres de Akershus son tus amantes -siguió hablando, apoyando la frente en el hombro de Aren, casi como si así pensara que no escucharía sus palabras-. Pero no tenías derecho a atacarme como lo hiciste, más aún con una historia que no conoces. Tú no le conoces; no sabes lo que pasó... No tenías derecho a echar sal en esa herida.

Le escuchó volver a decir que era libre, que podía marcharse si quería. ¿Era acaso una invitación para que lo hiciera, para que abandonase Akershus? Decía que era su decisión, pero no lo era en absoluto, porque, de nuevo, la estaba alejando de él, le estaba diciendo que él tenía un camino marcado a fuego y que no había sitio para ella más que durante un tramo.

Suspiró resignada.
-Me provocas muchas cosas, Aren. Y ninguna de ellas es pena.

Ahora sí escapó de entre sus brazos y se dirigió hacia la salida de la taberna. Se estaba asfixiando allí dentro. Una vez en el exterior, sintiendo cierto alivio con el frío de la noche, se limpió las lágrimas con los dedos. El viaje que emprenderían al alba sería su despedida, no porque ella quisiera marcharse realmente, sino porque Aren tenía muy claro, al parecer, que las Valkyrias le esperaban al final de aquella senda.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Jue Mar 22, 2018 12:36 pm

Había escuchado todas y cada una de sus palabras, mis manos apoyadas en su cintura cayeron a plomo a cada lado de mi cuerpo, cerré los ojos como si con ese gesto pudiera dejar de escuchar el barullo de mi alrededor y las indómitas pisada de la chica pájaro que de nuevo escapaba de mis dedos como el aire de una noche de verano.
No tenía razón en nada, me llamó mentiroso se equivocaba, podía ser muchas cosas pero esa no era la que me definía para nada ¿que no quería que fuera? Por supuesto que no, en que momento le dije lo contrarió.
Mis palabras la alentaron a prepararse si creía ese era su sino, su obligación para con Akershus. Aquí, en Noruega, en Akershus ,no prohibíamos a nuestras mujeres luchar, no podía obligarla a quedarse a mi lado aunque eso es lo que yo deseara, porque le daría libertad para pedirme lo mismo y no podría concedérselo nunca. Era un guerrero, el fuego de las fraguas de esa herrería que padre construyó con esfuerzo corría por mis venas, vengaría la masacre que sufrió mi poblado y nunca la mentí tampoco en eso. No le prometí finales perfectos, ni un hombre calmo como quizás era ese que añoraba en su lecho, yo era lo que era, y no tenía mas que entregarle que lo que veía, si no le valía, quizás hacía bien en correr, es mas, yo le aconsejaría echara a volar.

-¡A la mierda! -Rugí deteniendo incluso el ruido de la música con un aullido ronco. La mano de Sirius se posó en mi hombro pero de un manotazo se la aparté, no tenía ganas de conversaciones banales, de explicarle lo que sentía o la rabia que ahora mismo tenía.
¿Que no tenía derecho a decirle nada sobre ese que no conocía? ¿en que quedábamos? ¿quería le dijera lo que pensaba o que me lo callara? Ese era un gilipollas por haberla dejado escapar y ella una cobarde por no enfrentar la verdad, si aun le amaba, que fuera, que se lo dijera y que apurara hasta la ultima esperanza de conseguir su felicidad. No podía echar sobre mi la mierda de su frustración y cantar en la ventana su dolor sin permitirme opinar sobre aquello que me hacía escuchar.

Salí de la taberna airado ,tal fue así que casi tropecé no se bien con que, por suerte el bastón me sirvió de apoyo y continué mi camino hacía el castillo ¿amantes? ¿cuantas amantes según ella me esperaban en el lecho? y de hacerlo ¿le importaba acaso.
Gruñí malhumorado, estaba hasta las pelotas de sus agravios, si le prohibía, porque lo hacía, si le permitía, porque mentía.¡ Joder, putas mujeres extranjeras!



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Sáb Mar 24, 2018 7:35 am

Aquello con lo que había tropezado no era otra cosa que Altaír, que se había quedado en la puerta de la taberna, para que el aire frío de la noche calmara el ardor en sus mejillas. ¿Cómo podía pensar que sentía pena por él? Ella, que había sido testigo de lo que podía hacer.

-Aren -le llamó para que reconociera que era ella, mientras le agarraba el brazo para ayudarle a no caer-. ¿Dónde vas con tanto ímpetu? ¿Te encuentras bien?

El tono de preocupación en su voz era genuino. Sin soltarle, desvió los ojos llenos de furia hacia el interior de la taberna.
-¿Han sido los idiotas de la esquina? Les escuché comentar antes.
Lo había dejado pasar, porque sabía que la gente era prejuiciosa y que verían la ceguera de Aren como una debilidad. Habían hablado de la facilidad con la que podrían robarle o golpearle sin que supiera de dónde le venían. Palabras al viento, supuso, pero no creyó que fueran a hacer nada en serio. Aunque si se habían atrevido... ¡Iba a sacarles los ojos a picotazos!

Por suerte, Aren la sacó de su error antes de que entrara de nuevo en el local, graznando como un halcón furioso. Se pasó el brazo del Cannif por los hombros y le pasó el propio por la cintura.
-Tengo frío -informó, como excusa, porque dudaba que le permitiera ser su apoyo en ese momento. Y en parte porque no quería entrar de nuevo a por el chal y realmente la temperatura estaba bajando-. Volvamos al castillo. Mañana debo partir temprano.

Por el camino, pasados los primeros metros de silencio en los que Aren podía notarla temblar bajo su brazo. Finalmente, decidió contarle aquello que tanto le pesaba en el alma.
-Se llamaba William y habíamos sido amigos casi desde que tenía memoria. Habíamos hecho trastadas y travesuras juntos, habíamos compartido castigos y nos habíamos vuelto confidentes. Éramos como hermanos. Nos queríamos con locura... Pero entonces... entonces llegó ella. Con sus ojos azules, su melena dorada como el trigo al sol, sus vestidos bonitos y esa sonrisa que lo volvía idiota. Se enamoró de ella y dejó de darse cuenta de que yo existía. El poco tiempo que me dedicaba era únicamente para hablar de sus bondades. Y no se daba cuenta del daño que me hacían sus palabras. Así que, cuando me invitó a su boda, en un puesto de honor, junto a aquella mujer que iba a ser su esposa y que tantos celos me generaba... huí. Y me sentí fatal por ello, porque de algún modo, era como si mis sentimientos fueran algo malo, como si estuviera traicionando su amistad. El tiempo y la distancia pusieron todo en su sitio, pero yo ya había perdido a mi amigo, porque no supe estar a la altura de nuestra amistad. Le fallé. Ésa es la tristeza que canto, no que siga enamorada de él, como tú piensas.

Ni siquiera tenía claro por qué se lo estaba contando en ese momento. Quizás, como él, sólo quería arreglar las cosas antes de partir al alba.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Sáb Mar 24, 2018 8:54 am

Maldecí tras el tropezón cuando sentí la mano de Altair tomar mi antebrazo para detener mi airado avance rumbo al castillo, mi gesto teso y el ceño fruncido delataba que estaba preparado para un segundo encuentro, ya empezaba a acostumbrarme a entablar batalla con ella cada vez que coincidíamos fuera donde fuera.

La chica pájaro esta vez descargaba su ira sobre un grupo de norteños que había en la esquina y que según ella había escuchado mal-hablar de mi, gruño casi graznando sumergida en sus propias conjeturas mas que dispuesta a adentrarse en la taberna para castigar su afrenta cuando esta vez fui yo el que estiré la mano atrapando su muñeca.
-Me he tropezado solo -aseguré calmando las aguas con una sonrisa porque tenía que admitir que ese carácter que se gastaba cuando no iba dirigido hacia mi me gustaba.

Por unos segundos permanecimos en silencio, con mis dedos sobre su piel cálida, suave como las mismas plumas que al ser pájaro ostentaba.
Iba a hablar, no quería discutir, si lo hacia era porque me importaba, cuando se me adelantó aseverando tener frio y usando mi brazo como abrigo lo colgó sobre sus hombros rodeando mi cintura con su brazo. No puse inconveniente en ello, al contrario, me gustaba su cercanía y hacía tiempo que no la sentía. Como una pareja cualquiera tomamos rumbo hacia el castillo.
Mi brazo sobre sus hombros rodeaba su cuello y nuestras diestras habían quedado ancladas engarzando nuestros dedos mientras paseábamos bajo un manto de estrellas que yo no veía ni de lejos.

Durante todo el camino escuché como me hablaba de ese que un día fue algo mas que solo un amigo para ella y aunque a una parte de mi, su dolor me parecía nimio, pues yo había perdido demasiadas cosas como para entender tanto sufrimiento por algo que fácilmente podría encontrar remedio, admito calmo mis celos por el hombre desconocido.
-¿Por que no me llevas ha conocer ese lugar del que hablas? Siempre estamos a la gresca, pero podíamos hacer un viaje juntos que nos aleje a los dos del campo de batalla, quizás así dejemos de lazar las espadas contra el otro. Podrías presentármelo -ladeé la sonrisa con picarda -ya sabes, seguro que no espera que aparezcas con un novio tan fuerte, guapo y educado -me eché a reír casi adivinando la cara que estaba poniendo, estaba claro que parte de lo dicho era irónico, pero empezaba a aprender de Niels ese deje engreído, bueno, en parte todos los norteños lo teníamos.
-No esta muerto Altair, tiene solución, solo has de volver y explicarle porque te fuiste, lo entenderá.

Llegamos ante las puertas de su cámara conversando y riendo.
-No me fui con nadie...-ni siquiera se por que lo dije, no me había pedido explicaciones, pero...se las acaba de dar.





Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Sáb Mar 24, 2018 6:08 pm

Se rió, como hacía días que no se reía en presencia de Aren. Vibrante y alegre, parecía haber recuperado la vitalidad, como si se hubiera quitado un peso de encima.
-Así que novio... -meneó la cabeza contra su hombro-. No sería tu novia por verle la cara de celos a otro.

No se había ido con otra... de algún modo le gustó saberlo, aunque tampoco se lo hubiera reprochado de haberlo hecho. Entendía que las cosas en el norte no eran como ella las veía. No iba a pedirle que cambiara, igual que ella tampoco quería cambiar. Quizás porque en esas diferencias estaba la gracia. No le dijo lo contenta que estaba, pero le apretó suavemente la mano.

Cuando llegaron al castillo, le acompañó hasta su habitación, deteniendose en la puerta.
-Buenas noches, Aren. ¿Vendrás a despedirnos mañana?

Aunque "mañana" sería en apenas cuatro o cinco horas después.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Mar 25, 2018 4:08 am

Ladeé la sonrisa al escucharla decir que no seria mi novia por eso.
-¿ y por que serias mi novia? -pregunté llevando mi diestra al pomo de la puerta para abrirla y que Altair pudiera entrar en su habitación.
-Mañana también parto pronto con Sirius, Randulf esta con el ojo del culo puesto en una de las aldeas mas septentrionales, no sabemos porque, pero teniendo en cuenta que el hijo de puta nunca hace nada al azar, iré con Sirius a ver si averiguamos algo. La idea es reunirnos con vosotras en un par de días.

Llevé la zurda a su mejilla palpándola y acerqué mis labios a esta para dejar un casto beso en ella.
-Descansa, nos vemos al alba en el patio de armas  -susurré contra su piel antes de erguirme nuevamente separándome de ella -ves con cuidado, el norte es peligroso.
No quería que se pusiera en peligro, pero al final eramos lo que eramos, nunca cesaría en mi empeño de venganza, mi familia, mi aldea, lo merecían. Ella si quería formar parte de mi vida debería respetarlo ,como yo comprender ciertas cosas de ella.
Le había ofrecido viajar con ella, no parecía convencida de ello, no insistiría cada uno tenía sus tiempos y algo me decía que los suyos distaban mucho de los que en el norte nos gastábamos los hombres.
-Que descanses -atajé guiñándole un ojo dándome la vuelta rumbo a mi habitación.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Elaine Landvik el Mar Mar 27, 2018 5:13 am

Temprano por la mañana Elaine acudio a los establos donde ensillaron a su yegua y afianzó la bolsa de cuero en la alforja, allí llevaba provisiones, nunca estaba de más, porque no se sabía cómo de largo sería el camino si sucedía algun imprevisto.

Buenos días. ¿Ha ido un poco mejor la charla?.— le preguntó a Altair que parecía tener mejor semblante, y a la que vio desaparecer con Aren tras el baile de la taberna. Sirius apareció por un flanco portando las armas recién afiladas y engrasadas y un peto de cuero con remaches metálicos para la pajarilla.— le dije a Sirius que te consiguiera uno, sé que Aren estará así más tranquilo. Como puedes necesitar quitartelo rápido tiene pasadores de presión en vez de correas, para que puedas soltarlo fácilmente. Yo llevo uno igual, por si cambio de forma, aunque en mi caso seguramente se me hundiria en la piel, tú probablemente quepas por los orificios del cuello o los brazos.

Era una bonita pieza de cuero marrón rojizo con pequeñas incristaciones de metal, no muy pesado, sólo para detener un pinchazo o una flecha común. No detendría una espada o un virote, pero por ese motivo era mucho más ligero y cómodo de portar. Se despidió de Sirius con un abrazo y muchos besos, deseándole buena partida, recordándole que tratara de no exponerse al peligro de más (aunque eso era imposible, era un Cannif) y le prometió que se cuidarían y en caso de huida, se reunirían en el cruce de caminos. Los planes bien trazados, siempre eran mejores, tener las opciones de huida cubiertas, las posibilidades calculadas, siempre daban seguridad.




CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME

Sirius & Elaine  video:

That's me:


Elaine:
avatar
Elaine Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 120
Puntos : 112
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Miér Abr 04, 2018 12:39 pm

-Desde luego no para que me exhibieras como un trofeo ganado a alguien que ni siquiera conoces -murmuró.
Esa pregunta no era una pregunta real, así que tampoco necesitaba una respuesta real. Sonrió cuando le ofreció viajar con ella, ser su apoyo. Pero no se sentía preparada para volver aún y no sabía si lo estaría alguna vez, así que lo dejó correr. Aunque, si se decidía, lo haría con el Cannif de la mano. Sola no creía que se atreviera.

El beso en la mejilla la hizo sonrojarse rabiosamente, mucho más que si hubiera sido en los labios, porque percibía mucho cariño en él, además de respeto y confianza. Era un simple roce contra su piel, pero consiguió dejarla sin aliento.
-Bu-Buenas noches, Aren.

Esperó, apoyada contra la puerta entreabierta, mientras lo miraba alejarse con la soltura que le proporcionaba conocer el terreno, a pesar de no ver. Cuando llegó a su habitación, ella cerró la puerta y se dejó caer resbalando contra la madera hasta quedar sentada en el suelo, moridéndose el labio con una gran sonrisa.


A la mañana siguiente, apenas rayaba el alba, se reunió con Elaine.
-Buenos días -saludó con un deje cantarín, visiblemente más animada que la tarde anterior, cuando se conocieron-. Sí, creo que fue bastante bien. Gracias.

Cogió el peto que le ofrecía y lo miró por todos lados. Se lo probó y le ajustaba razonablemente bien.
-Pues dependiendo de la forma... sí, es posible que me salga por los huecos -rió. En su forma más pequeña, pasaría seguro. En la de mayor tamaño, podría salir por ellos, pero no de forma tan rápida y sencilla-. Es genial, gracias.

Una vez estuvo todo preparado, mientras la loba se despedía de su marido, ella aprovechó para acercarse a Aren.
-Ten cuidado, ¿vale? No hagas ninguna tontería, que me has dicho que algún día viajarías conmigo y pienso tomarte la palabra. Nos vemos en unos días -se despidió, apretándole una mano suavemente, antes de dirigirse de nuevo hacia el carro, para partir con Elaine.

-¿Cómo haces para no querer matarlo día sí y día también? -preguntó cuando perdieron de vista a ambos varones.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Jue Abr 05, 2018 8:30 am

La doncella golpeó la puerta de mi habitación para avisarme de que había llegado la hora de ponerme en pie, Sirius me esperaba en el patio de armas, así que tras acercarme a la mesa central a degustar los panes recién hechos que me había traído la joven me acerqué a la palangana llevando el agua a mi rostro.
Las gotas de agua resbalaron por mis pestañas y mentón mientras palpaba con la mano el lateral buscando la toalla para secarme.

Una vez aseado me calce una camisola, unos pantalones, la cota y las botas y tomando la espada del armero aminé ayudado por el bastón hacía el patio de armas.
Ya me conocía el castillo, así que no me costaba en demasía moverme por Akershus, excepto cuando dejaban cosas por el medio, algo habitual en mis hermanos que eran un verdadero desastre.

Saludé a mi hermano que estaba en el patio de armas dándose el lote con su mujer, esos dos parecían dos agapornis incapaces de separarse.
-A poder ser intenta controlarte, no sea que tengamos que cabalgar bajo una tormenta.
Mi hermano me tiró uno de sus brazaletes dándome en el hombro mientras escuchaba su risa y la de su mujer que parecía besarlo. Negué con la cabeza camino a las caballerizas para buscar a mi bayo, un caballo acostumbrado a mi forma de montar. Estaba poniéndole el bocado cunado escuché los pasos de la chica pájaro que eran inconfundibles. Ladeé la sonrisa aun de espaldas antes de girarme para enfrentarla.
-buenos días pajarillo -su mano atajó la distancia hasta apresar la mía apretándola ligeramente mientras me pedía fuera con cuidado.

-Ve con cuidado tu también -dije dejándola nuevamente escapar, aunque su aroma se quedó en aquel establo..supongo tenía que acostumbrarme a estas “frías despedidas” -Oye -dije ladeando la sonrisa – dile al gañan de mi hermano que deje de meter mano a su mujer y que venga a ensillar la montura.
Me giré de nuevo hacia mi bayo colocando la silla sobre el lomo de este mientras su hocico acariciaba mi rostro ligeramente.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Elaine Landvik el Jue Abr 19, 2018 5:05 am

Elaine sonrió por el comentario de Altair, la verdad es que algunos Cannif tenían un carácter tremendo, pero no era el caso de Sirius.

— Es que Sirius es el más sensato, por eso no tengo tantos problemas. En ocasiones son como niños grandes, hay que verlo así.

Partieron en sendos caballos y un carruaje, la loba hubiera preferido ir sin cargas, pero se dirigían a un poblado lejano y ya que iban, les llevaban suministros, medicinas, algunas armas etc. El camino sería largo, al menos un día sin descanso para llegar, a paso de carreta. La estaban esperando para poder hablar sobre unos asuntos de reparto de fronteras y territorios. Había una disputa entre dos poblados liderados por dos clanes licántropos y cada uno de ellos argumentaba que esas lindes les pertenecían. Las leyes de los lobos lo reducían todo a duelos a muerte, pero en la época en la que estaban, necesitaban preservar a todos sus efectivos, y más cuando Randulf los asediaba por todas partes.

— Agron es un líder fuerte pero demasiado joven e impulsivo, y por contra Dagur es la voz de la experiencia pero es muy mayor y quien le suceda en su manada aun no peina barba. Hacer que se entiendan es mi cometido, a veces los hombres son muy cabezotas, y más los lobos. Pero si mi padre y mis hermanos se entienden…todo es posible. Yo no quiero ser un juez ni una reina que dicta órdenes, sólo quiero ser quien consiga la unidad de los míos. Así que tendremos que parlamentar y razonar mucho. Lo que no puedo hacer es inclinarme por ninguno, así que debo ser muy imparcial y diplomática. Veremos que depara esto.


Fue explicándole a Altair los pormenores de aquella visita, para que entendiera que todo el mundo en Akershus tenía una función, un cometido, una utilidad, y ella sabía cual era la suya, aceptaba su papel y trataba de hacerlo lo mejor posible. Espadas habían muchas, la sangre siempre hervía fácil en el norte, y Elaine trataba de aportar un poco de calma y razonamiento.




CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME

Sirius & Elaine  video:

That's me:


Elaine:
avatar
Elaine Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 120
Puntos : 112
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Sirius Cannif el Jue Abr 19, 2018 11:46 am

Montados sobre los dos alazanes emprendimos camino hacia la ladea que según padre había tenido unos problemas con unas milicias de Randulf, como siempre ese hombre no descansaba y eso nos llevaba a nosotros a seguir convirtiendo nuestra vida en guerra, a veces me peguntaba si seria capaz de vivir en paz, pues creo que todos los Cannif estábamos tan acostumbrados a sangrar que si pudiéramos dejar a un lado el acero acabaríamos buscando nuevas causas para tener motivos y volver a alzarlo de nuevo.

Íbamos riéndonos por la ultima hazaña de Niels, al parecer nuestro hermano se había liado con una mujer misteriosa que resulto ser una bruja del bosque que quería procrear y devorarlo después.
La cara de mi hermano al ver lo fea que era pasado el hechizo no tuvo precio, menos mal que Ubbe y Hakon fueron a buscarlo.
-¿Como vas con Alatair? -pregunté mirando a mi hermano de reojo.
-Mejor, al menos nos hemos podido despedir sin discutir, no la entiendo, es muy distinta a las mujeres del norte y me vuelve loco. Tu también estas casado con una extranjera ¿como lo haces?
-Elaine se rige por instintos, así que no es tan diferente a nuestras mujeres, la loba me pone las cosas muy fáciles.
-Tienes suerte -reconoció azuzando el caballo con las espuelas retándome a una carrera, el ultimo en llegar al rio tendría que pagar las rondas del otro por la noche en la taberna.

Como dos críos, ambos riéndonos, pusimos a los caballos al galope, el viento azuzaba nuestros rostros, los músculos del percherón se contraían tensos con cada zancada mientras los dos gritábamos bromeando, esquivando con rapidez las ramas que pasaban cerca de nuestros rostros silbando.
Su montura estaba entrenada para poder llevar a Aren sin ser dirigida, pero este rápido en reflejos, tenía que reconocerlo, aunque en mas de una ocasión usé la magia para que no se golpeara con nada.

Con el ocaso llegamos a la aldea, en principio ya no había ningún peligro, por los aldeanos estaban nerviosos y mi padre quería que supieran que enviaba un pequeño grupo de soldados que los protegerían, así que nosotros meramente eramos mensajeros y un respiro para aquellas personas que reconstruían las casas quemadas y lloraban a sus muertos.
Por la noche asistimos en representación del conde a los funerales, las piras ardieron y la hidromiel así como los cánticos retumbaron, todos sufríamos, pero algún día seriamos libres, porque los norteños jamas se rendían ante las adversidades.





Sirius y Elaine:
avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 119
Puntos : 117
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Vie Abr 20, 2018 11:01 am

-No quisiera estar en tu pellejo con esa situación, pero te ayudaré en todo lo que pueda. No conozco las costumbres de los lobos, pero la diplomacia no se me da del todo mal. Espero que podamos conseguir un acuerdo satisfactorio para la mayoria y que mantenga la paz.

Porque que estallara una guerra siempre era malo, pero más en aquella situación, con un tirano aprovechando cualquier oportunidad para conquistar y masacrar.

-Los hombres son propensos a la impulsividad y les hierve la sangre en seguida. Nosotras solemos ser más reflexivas y buscamos el punto intermedio.

El viaje era bastante monótono, así que iban charlando tranquilamente, conociéndose poco a poco y riéndose de las ocurrencias de aquella loca familia de norteños con la que ambas se habían visto enredadas aunque de diferente manera. Desde luego, con los Cannif era imposible aburrirse.

Una parte de ella estaba deseando llegar y ver cómo se desarrollaban los acontecimientos. La otra tenía un poco de miedo, porque siendo sinceros, era un simple pajarito que se iba a meter literalmente en la boca del lobo. Aunque precisamente por eso, tenía fácil escapatoria, entre las nubes.

-Ojalá lo tengamos solucionado antes de que Aren y Siruis nos alcancen, porque conociéndolos, pueden liarlo más con alguna de sus burradas -se echó a reír.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Dom Abr 22, 2018 4:44 pm

A la derecha del patriarca de la aldea acompañábamos el dolor de las familias que de frente a las piras funerarias lloraban a sus muertos en combate. Como en la aldea de la que yo procedía, esas personas no eran duchos en las armas, no mas de lo que lo eramos los norteños normales que soñábamos con ser guerreros como los Cannif.
Hati, hijo de Randulf había pasado por allí con su ejercito de lobos hambrientos, una manada dirigida por esa bestia que para cobrar sus impuestos no dudaba en arrastrar a su paso el caos y la desolación, se había cobrado 7 vidas, la de siete valientes que le osaron plantar cara asegurando no poder dar de comer a sus familias si pagaban tan elevado diezmo mas acaso les importaba a ellos eso.
Apreté los dientes la suerte de esta aldea la había corrido la mía en muchas ocasiones, mas el final fue la búsqueda de un Cannif. Aniquilaron a mi gente y recudieron a cenizas el poblado hasta no quedar nada, ni los cimientos.

Acabado el funeral nos retiramos a la choza que para nosotros habían dispuestos, el alcohol corría por nuestras venas, esa noche paliar el dolor era importante, mas no lograba acallar nuestra ira por lo que habíamos presenciado nuevamente.
-Padre lleva luchando contra Randulf toda una vida y aun así el norte llora a sus muertos cada día..deberíamos dar un golpe en la mesa, ir al castillo y meterle la espada por el culo.

Sirius era mas sensato que yo, mas clamo seguramente porque para controlar la magia necesitaba la concentración y el estudio no la belicosidad de el que alza espada y escudo.
-No es tan fácil Aren, somos poderosos, pero Randulf no puede ser subestimado, tiene en sus filas un ejercito de mercenarios, aberraciones por doquier, oráculos y hechiceros varios, para llegar a él necesitamos algo mas que ira, entiendo como te sientes Aren, soy el primero que le metería un rayo entre ceja y ceja pero tengamos calma, algún día ese hijo de puta pagara por esto.

A la mañana siguiente, con la llegada de los soldados de padre para ayudar a reparar lo destruido y con carros llenos de grano y alimento variado nosotros partimos para poder reunirnos con Elaine y Alatair, las negociaciones con las manadas eran importantes y la mujer de mi hermano se estaba encargando de ello.







Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Elaine Landvik el Sáb Mayo 05, 2018 5:44 am

Elaine y Altair llegaron al territorio fronterizo donde fueron recibidas como ilustres invitadas en la manada de Dagur, el viejo licántropo. Las agasajaron con una comilona y tras retirar los platos de la mesa en forma de U, recibieron a los invitados del otro clan, el de Agron, un joven líder belicoso. Se sentaron todos alrededor y comenzó la charla.

Hemos oído que habéis actuado como juez en otras disputas entre clanes, ya que sois la hija del rey Landvik cuya familia procede de tierras cercanas. Pero aquí hay quienes aún consideran que esta disputa debería llevarse a duelo.— Dagur habló informando a Elaine de cómo estaba el panorama, pues otros lobos no estaban de acuerdo en respetar lo que la "extranjera" tuviera que decir. La joven se levantó y le dio la mano con afecto al viejo alfa y después hizo lo mismo con el otro líder que la miraba de reojo y con cierto menosprecio, estaba claro quién no estaba de acuerdo con ese concilio.

Gracias por invitarme, es un honor estar aqui entre vosotros y tratar de ayudaros en lo que me sea posible.— Miró al joven Agron.— sé que es muy duro ver que tu manada sufre y tener que tomar decisiones. Pero el enemigo no son otros lobos, es Randulf y quienes quieren dividirnos para vencernos. Esta disputa se puede solventar, lo que no se puede solucionar de ningun modo son los niños y mujeres que quedarán huérfanos si os matáis entre vosotros.

Las palabras de Elaine calaban sobre todo entre aquellos que estaban cansados de luchar sin más objetivo que administrar muerte, por aquellos que sufrían en silencio los problemas de ego de los guerreros insensatos.

He escuchado los argumentos de Dagur sobre esa línea fronteriza y también los vuestros. Yo no soy ningún juez para dictaminar a quién le corresponden o no, y entiendo que es una zona próspera y de vital importancia. Por eso quiero proponeros un acuerdo. El clan de Agron la necesita para cultivos, pues recientemente Randulf quemó sus campos de trigo. Y el clan de Dagur necesita protección por el oeste, donde su frontera es mucho más débil y está amerced de las guarniciones de Trondheim. ¿Por qué no os ayudáis mutuamente en vez de pelear cada uno por su lado? ceded un poco de territorio y vosotros garantizad la seguridad de la frontera, así todos salís ganando.

Algunas voces asintieron a la propuesta de Elaine cargada de sabiduría y equidad, pero los más belicosos protestaron.

—¿por qué tenemos que ceder un territorio que es nuestro?
— ¿y por qué debemos proteger nada que no sea de nuestro clan?
Porque si no lo hacéis el único que gana es Randulf. Si no tenéis trigo pasaréis hambre en invierno y seréis débiles, y si vosotros no protegéis la frontera pronto Randulf estará a las puertas de ambos clanes.




CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME

Sirius & Elaine  video:

That's me:


Elaine:
avatar
Elaine Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 120
Puntos : 112
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Sirius Cannif el Dom Mayo 06, 2018 12:37 pm

Cabalgamos sin tregua bordeando el paso por las montañas, alerta de que los bandidos no nos salieran al paso, no podíamos culpar a muchos hombres desesperados que o ben porque Randulf había puesto precio a sus cabezas o porque todo lo habían perdido en sus ladeas se habían echado a la montaña y se dedicaban a asaltar los caminos, importándoles poco del bando del que estabas, el hambre afila tu afán de supervivencia y supongo que acabar perdiendo el norte.

Con el ocaso alcanzamos la ciudadela donde habíamos quedado con mi esposa y con la chica pájaro amiga de mi hermano. Esperaba que ambos pudieran mantener su espíritu combativo a un lado y aunar fuerzas porque ciertamente el tema de las manadas era complicado y Elaine estaba haciendo un gran trabajo, no quería estropeárselo con el genio furibundo que en ocasiones Aren se gastaba con todo el mundo.
Cada vez veía mas en él a un Cannif, tenía ganas de venganza y eso lo convertía en un hombre peligroso para el resto y para si mismo, francamente esperaba encontrara un ancla para que dejara de ir a la deriva, peor algo me decía que eso iba a ser complicado, el dolor estaba en el demasiado arraigado para olvidarlo.

Al llegar una de las jóvenes lobas nos llevó a una gran sala, allí habían dispuesto un banquete para los hijos del conde, al parecer mi esposa seguía reunida con los alfas, así que nos pidieron amablemente que esperáramos allí amablemente hasta que estas decidieran acompañarnos.
Agradecí el gesto y conversé con alguno de los ancianos que conocía de otras visitas, muchos de ellos habían viajado a Akershus por motivos varios y mi padre tenía buena relación con la mayoría.






Sirius y Elaine:
avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 119
Puntos : 117
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Lun Mayo 14, 2018 1:49 pm

Poco o nada podía ella decir ante los clanes de lobos, pues no era más que una invitada alli, a ese concilio donde su nueva amiga exponía los argumentos con razón y corazón a partes iguales. Cuánta razón escondían sus palabras. Había un enemigo común y el estar divididos sólo le concedía a él la ventaja.

Se mantuvo en silencio, observando y escuchando a todas las partes intervinientes, hasta que se atrevió a pedir la palabra.
-Sé que sólo soy una invitada y considero un honor el que se me haya permitido asistir a este concilio. Lo último que deseo es que mis palabras ofendan a nadie, pero no puedo sino apoyar lo que Elaine argumenta. Los mercenarios de Randulf me secuestraron y se disponían a llevarme ante él, como esclava. No soy nadie importante, ni mi familia es poderosa, su afán era únicamente hacer daño. Y sé que es lo que hará con vuestras mujeres y vuestros hijos si le dais la oportunidad. Miraos... sois clanes fuertes, independientes, capaces de enfrentaros por separado a ese tirano. Algunos podríais incluso rozar la victoria con los dedos, pero él, con sus malas artes y su juego sucio os la arrancaría de las manos de la peor manera. Sin embargo, juntos, podeis resistir su ataque, podeis vencer. ¿Qué sentido tiene que vosotros, que teneis el grano, dejeis que el tiempo estropee lo que os sobra mientras vuestros hermanos mueren de hambre? Y vosotros, ¿no veis la ventaja de defender una frontera anterior incluso a la vuestra? Serían dos barreras las que debería pasar ese monstruo para alcanzaros. Si colaborais, todos ganamos. Si no... lo único que nos queda será esperar a la muerte.

Se había ido poniendo más y más nerviosa conforme hablaba, tal vez porque sintió un par de miradas sobre ella que parecían verla como una presa, pero se había obligado a seguir. Tenía que apoyar a Elaine y además esa alianza sería beneficiosa para todos en aquella tierra. Cualquier aliado contra Randulf era digno de consideración.

Cuando acabó su intervención, se sentó de nuevo en el sitio que antes ocupara y se quedó muy quieta, apretando los labios, esperando las reacciones.



Apenas acabó la reunión y pasaron al salón donde habían recibido a los Cannif, el rostro de Altaír se iluminó con una gran sonrisa. Sus pasos sonaban rápidos, apresurados, pero sin llegar a correr, hasta llegar junto a Aren.
-Habeis llegado -dijo, como saludo. Su tono de voz era bastante más alegre que cuando se habian separado, días atrás. Su mano acarició levemente los dedos del ciego-. Hola, Sirius -sonrió, desviando la sonrisa hacia el hechicero-. ¿Cómo os ha ido?



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Mar Mayo 15, 2018 6:28 am

Conversábamos con algunos lobos jóvenes de las manadas, que como nosotros habían quedado fuera de la reunión, cuando la puerta se abrió de nuevo.
Elaine corrió a los brazos de Sirius alegrándose de verlo como si llevaran separados una década y no apenas unos días.
Ladeé la sonrisa al escuchar los besos de esos dos a mi lado y las palabras tiernas que se dedicaron, pero mi atención pronto se desvió hacia Alatair que cogiendo mi diestra entre las propias acarició mis nudillos saludándome.
-¿Todo bien? -pregunté llevando mis labios a su hombro depositando allí un sutil beso antes de enterrar mi cabeza en su cuello abrazándola.

Era consciente de que Altair necesitaba volar sola, así que este viaje junto a Elaine la ayudaría seguramente a saber que era lo que quería.
Me separé cuando esta saludo a Sirius que ahora preguntaba a su mujer como había ido la reunión.
-¿haberles conseguido que las manadas cedan a acudir al concilio en Akershus?

Difícil era la empresa que ambas mujeres se traían entre manos pero si alguien podía aunar a las manadas era Elaine, hija de Damon, princesa de Rumanía, se había ganado el respeto de todos los lobos de la comarca, la necesitábamos y la verdad es que Sirius había hecho una gran elección, los veía felices a los dos.
-¿y tu Altair? -pregunté ladeando la sonrisa con picardía -¿me has echado de menos? -bromeé divertido, seguramente ahora me echaba de mas, siempre andábamos discutiendo, así que esperaba que la menos por unos días reinara la paz.



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Altair Boussole el Mar Mayo 15, 2018 4:20 pm

El abrazo del Cannif fue diferente en aquella ocasión. No podía precisar qué era exactamente lo que había cambiado, pero lo notaba distinto. Quizás fuera él. Tal vez ella. O puede que ninguno de los dos y sólo fuera una percepción errónea por el momento que atravesaban. ¿Qué más daba? La cuestión era que ella notaba algo.

Se quedó entre sus brazos un segundo más de los necesarios. Cuando se separaron, sonreía. Hasta se tomó a chanza sus palabras.
-Por supuesto que te he echado de menos. Seguramente más que tú a mí, descastado.


Se sentó a su lado, para disfrutar de las viandas que estaban servidas. En un momento de la cena, mientras hablaban del desarrollo de la reunión con los lobos y ellos les contaban lo que había ocurrido en su camino, la pajarita le ofreció un trozo de pan blanco a Aren, directamente a sus labios.
-¿Has probado esto? Este pan está delicioso.



Pío, pío, que yo no he sido.
avatar
Altair Boussole
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 52
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Aren Cannif el Lun Mayo 21, 2018 7:24 am

Nos sentamos en la mesa que para nosotros habían dispuesto y empezamos a comer lo que con gratitud los lobos nos habían cocinado para cenar, viandas, todo tipo de pescados, marisco. El ambiente estaba relajad, las risas de los que nos acompañaban retumbaban en el salón y la hidromiel corría por todos los cuernos, al parecer la reunión había ido bien, todos estaban convencidos de acudir a ese concilio y esto era un paso mas hacia un acuerdo entre lobos que evitará que Randulf los aniquilara.

Estaba riéndome por el comentario de Sirius sobre las ganas que le tenia a su esposa y la respuesta de Elaine asegurandole que no se animara mas de la cuenta que no tenia nada con lo que parar los rayos cuando un panecillo llegó a mis labios.
Abrí la boca dejando que metiera el pan en mi boca, le di un mordisco acariciando con los labios la yema de los dedos de la chica pájaro, lo mastique despacio, relamiendome después.
-Ummmm -murmuré con una sonrisa picara -esta bueno.

Busqué una de las viandas del plato alzándola y no con mucho tino, pues acabé manchándola de seguro al intentar acercársela a los labios, traté de darle de comer.
Los dos nos empezar a reír pues ella intentaba cazar la comida y yo incapaz de aguantarme la risa la movía mas del sitio manchandola.
-No te muevas Altair -la regañe – ¿por que no nos cantas algo? -pedí



Cannif:
avatar
Aren Cannif
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 90
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Misty Mountains cold (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.