Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Choque de espadas [privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Choque de espadas [privado]

Mensaje por Skadi Rendahl el Miér Ago 30, 2017 3:06 am

El norte… había estado alejada de él tanto tiempo que por momentos no estaba segura de poder reconocerle. El viaje de regreso había sido callado y largo pero mi intención no era quedarme, aún no. Cuando regresara de verdad, lo haría de forma permanente, pero ahora ni siquiera pensaba en visitar mi hogar. Vest-Agder, la fortaleza de los Rendahl, estaría mejor sin mi, de acercarme no haría más que hacer daño a aquella que alguna vez fue mi familia. ¿Para qué hacerles sufrir con la presencia de una extraña?

Había recibido la nota de mi antiguo maestro, aquel viejo sabelotodo que todavía me las debía por alertar a mi antiguo mejor amigo cuando viajé a Paris. Vale, que siempre supe que se sentía orgulloso de él, pero yo también era su orgullo, lo había dicho en varias ocasiones. Se vanagloriaba de que habíamos sido sus mejores alumnos, y eso que entrenó a muchos durante demasiado tiempo, y al parecer aún lo hacía. Quizás me lo dijo ya demasiado tarde, cuando la relevancia de sus palabras escapaban de mi discernimiento. Me había hecho sufrir con creces el entrenamiento cuando era chica, había sido más duro conmigo que con muchos otros, pero esa manera de tratarme había rendido frutos. De hecho, creo que incluso me admiraba ahora, aunque de forma distinta, su mirada de sabueso buscaba en mi algo que ya no existía, aunque el viejo era estuviera empecinado en creer lo contrario.

Viajé durante un par de días. El norte no cambiaba, se mantenía de forma imperecedera, aguantando las inclemencias al igual que sus habitantes. Lo que no nos hacía caer nos volvía más fuertes. No importaba el vigor de las fuerzas que azotaran las ciudades, sus habitantes tenían espíritu, el fuego de los vikingos jamás se extinguiría.

Estaba en una colina tupida de blanca nieve, con las manos hundidas en mis bolsillos observando la antigua aldea. La noche ya había caído y el viento helado movía mi larga cabellera. Pasé mis dedos por mi rostro, apartando los mechones que rebeldes caían sobre él. La aldea estaba fortificada ahora, en contraste con su antigua apariencia. ¿Antigua? ¿Cuántos años exactamente habían transcurrido… Apenas me encontraba en mi veintena pero sentía como si ya llevara muchos más años a cuestas.

Detrás de mi escuché un aullido que me removió algo por dentro, sonaba distinto, melancólico, como si el lobo le reclamara sus penas a la luna. Volteé y vi sus brillantes ojos desde detrás de unos árboles, me observaba. Sonreí al notar que el juego de sombras le ocultaba,hubiera deseado tocarlo pero él era como yo, desconfiaba de todos. Aún así nos miramos en silencio. Una bandada de cuervos alzó el vuelo de improviso, aleteando sobre mi cabeza, un gruñido salió de entre los dientes del lobo y se alejó.

Bajé entonces la colina para adentrarme en la aldea, sin llamar la atención, era fácil volverme invisible a las miradas. Un par de calles más de tierra y daría con el exacto lugar adonde debía de morar mi antiguo entrenador. Llegué a esa cabaña para encontrarla completamente a oscuras, lo cual me pareció extraño… él dijo que aguardaría mi llegada.

La puerta de la entrada estaba rota, fue lo primero que noté. La aldaba colgaba y el marco estaba hecho astillas a un lado. Alguien la había forzado. Entré sin pensarlo dos veces, mi mirada captó los muebles volcados, y sobre la alfombra del salón gotas de sangre. Me agaché a tocarlas… No podían ser de él…

Con el rabillo del ojo noté el casi imperceptible movimiento. Una espada que quería atacarme desde atrás. Giré a tiempo para esquivarle. Mi mano viajo hacia el antebrazo y con un golpe brusco hice tronar el hueso, rompiéndolo. La espada cayó en el suelo y otro sujeto más procuró cortarme con su acero. Saqué el mío y lo moví con rapidez, cortando un antebrazo, la sangre me salpicó mientras la extremidad manchaba la alfombra. -Ah vamos, ¿no bastan dos o tres para acabar con una?-
 
Mi espada chocó con el acero ajeno mientras mis pies me desplazaban entre el grupo que se había formado a mi alrededor. Uno a uno a uno fueron cayendo, mi espada cercenaba todo lo que se encontraba a su paso. Tripas cayeron en la estancia, agarré a uno de la garganta y se la atravesé de un extremo a otro por encima de su nuez de Adán. 


Quedaba en pie otro más que colocó sus manos sobre su boca e imitó un ulular, acababa de llamar refuerzos que pronto entraron por la puerta. En mi rostro se dibujó una sonrisa sádica, nada como una buena bienvenida sangrienta en la cual me superaban en número, y la noche solo empezaba.

Pronto decidieron amenizar el encuentro incendiando la cabaña. Alcé mi espada en el aire, el encuentro ahora se desplazaba e inevitablemente salíamos a las calles empedradas. Las nubes cubrieron la luna ensangrentada casi en su totalidad y sentí su presencia. Loki me miraba, disfrutando del encuentro. Por supuesto el muy maldito no movía un dedo como de costumbre, rodé los ojos al vislumbrar su desplazamiento entre las tiendas que a esas horas nocturnas ya estaban cerradas y que comenzaban a arder. Mi leve distracción me valió un corte en un costado, la sangre manó, gruñí y tras caer me puse en pie para continuar el entretenido baile.



echoes of a broken past:
Black angel:
avatar
Skadi Rendahl
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 55
Puntos : 52
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 13/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Choque de espadas [privado]

Mensaje por Höor Cannif el Miér Ago 30, 2017 11:18 am

Una capa purpura colgaba desde mi cuello sobre la grupa del negro caballo.
Ulf y Atharal sobre dos monturas me seguían, y tras nosotros el séquito de diez guerreros que cerraban la marcha.
Nos dirigimos hacia el sur, cabalgamos durante unos doce días y doce noches, atravesamos muchas aldeas,en todas ellas no ofrecieron hospitalidad para mi y para mis hombres, nos habíamos convertido en la esperanza del norte y eso era algo que pesaba sobre nuestros hombros.

Habíamos escuchado que el condado de los Rendahl estaba siendo masacrado por los hombres de Randulf, las incursiones que hacían convertían aquel lugar en el mismo Hel. La amistad que un día me unió a la pequeña de los Rendahl, Skadi y la que unía a Ulf con su difunto padre nos empujó a partir de inmediato hacia esas tierras.

Finalmente atravesamos las montañas de Helvion, entre dos de ellas con un hermoso paisaje nevado, unas bajas casas de piedra con tejados de madera y unas humeantes chimeneas, realmente desde la distancia la imagen era hermosa.
Al galope no tardamos mas de una hora en atajar la distancia que nos separaba del condado, mas nuestros peores presagios se cumplieron cuando vimos ante nosotros una horda de unos treinta orcos.

Randulf y sus aberraciones, había cogido hombres, aldeanos y los había convertido en esto mezclandolo con gigantes de las montañas.
Duplicaban nuestro tamaño, sus enormes cuerpos verduscos, anchos y de gran constitución dejaban al descubierto unos brazos musculados, que daban pavor.
Su horrenda cara de mandíbula proveniente y muchos de ellos con los colmillos en el exterior, mostraban unos ojos con un brillo rojizo y pelo desordenado y sucio.
Avanzaban con ira hacia nosotros emitiendo tremendos gritos de guerra.
-Randulf cada vez tiene mas mal gusto con sus compañeras de baile -dijo Ulf ladeando la sonrisa mientras desenvainaba la espada.

Los guerreros se mantuvieron firmes pese a que nos triplicaban en número.
Desenvainé mi bastarda arremetiendo con furia en el centro de la formación de los treinta guerreros rompiéndola completamente por la mitad haciendo que los guerreros se apartaran de la envestida quedando desprotegidos.

Varios orcos cayeron antes de impactar con la barrera de mis hombres debido a las flechas de nuestros arqueros.
Pronto todos estábamos enzarzados en melé, el acero silbaba mordaz ante nuestros ojos mientras nuestros gruñidos se unían a la danza de sangre bajo la dama de plata.

Una figura se unió a la fiesta, una que juro de nuevo apareció cual fantasma en mi vida y que no esperaba, Skadí.
Los tres nos miramos, Ulf le dio la bienvenida a nuestras filas con un choque de hombros mientras uno al otro se cubrían de los ataques orcos.
-No podías perderte la fiesta ¿cierto? -pregunté ladeando la sonrisa incrustando con bestialidad mi espada en el estomago de uno de ellos.


Spoiler:

Dungeons & Valeria:
alt eller ingenting:
Min ånd, min galskap:
Obligasjonen av blod:
gracias Lakme:
http://i.imgur.com/MVT7kfu.jpg
mi demonio:

los polvos Cannif:
V&H:
Arizona, 2017:
https://vimeo.com/231696206
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 498
Puntos : 546
Reputación : 107
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.