Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Ir abajo

I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Mensaje por Daria A. Viazomskaia el Dom Sep 03, 2017 9:40 pm

Agotada y por completo fuera de su eje emocional, Daria llegó a París.

El viaje había surgido de manera imprevista. ¿Cuánto había durado la paz? ¿Cinco años? ¿Cuatro? Nada. Otra vez la violencia, otra vez los supuestos revolucionarios usando las armas contra la nobleza.
Su hermano había muerto y ahora –años después- su esposo también. ¿Qué querían de ellos? ¿Por qué los cazaban como si fuesen animales? Daria no lo entendía, no lo entendería jamás –estaba segura- pues ella había sido educada para acompañar y no para dirigir. Para posar y no para entender temas de estado.

Habían atacado el carruaje donde el Barón y su familia se movían. Lo habían asesinado allí, delante de ella y de su pequeño hijo. La imagen la acompañaría durante toda su vida, aunque estaba segura de que aquella no era la última tragedia que sobrevendría sobre ella. Según le había dicho una mujer poderosa que sabía leer las estrellas, todos sus males –sus tragedias- se debían a que cuando ella nació la luna estaba transitando la constelación del escorpión. Eso, tener la luna en Escorpio al momento de nacer, era señal de una vida dura, marcada por el dolor, signada por la muerte.

Creía que había tomado la mejor decisión (para las opciones que tenía… no podría haber hecho mucho más), en cuanto supo que, muerto su hermano y muerto su esposo, su hijo era quien se hallaba en peligro ahora, Daria envió una misiva a su cuñada, la mujer de su hermano fallecido. No podría decirse que sabía dónde ella vivía, pero siendo Baronesa, lógico era que algunas personas –las que todavía le eran fieles- corriesen para poder averiguar el paradero de Vesper. Lo cierto era que no sabía si la carta, pidiendo ayuda y refugio desesperado, le había llegado. Como fuese, en pocos minutos se presentarían frente a la casa que sus informantes habían señalado que habitaba ella.


-Hoy conocerás a tu tía –le dijo a Antón con el mismo trato frío que siempre le dispensaba. En los últimos días había cambiado y se había vuelto más protectora con el niño, pero ahora que el viaje larguísimo al fin concluiría, Daria volvía a su trato distante con él-. Compórtate, Antón. Nada de juegos y nada de hablar.

El niño sólo tenía tres años, pero ya estaba acostumbrado a las formas de su madre. Daria no se comportaba así por maldad, sólo quería protegerlo de ella misma. Quería que la odiase y se alejase de ella, de ella y de su luna maldita que sólo podía traerle malos momentos.

Con temor, evidenciado en un ligero temblor, Daria fue testigo –sin moverse de su asiento en el carruaje discreto- de cómo su dama de compañía se bajaba del coche y se encaminaba a la puerta de una casa que parecía ser corriente –corriente para ella, acostumbrada a la majestuosidad de los palacios rusos-, no podía evitar rogar que no se hubiesen equivocado, que Vesper viviese allí y que la carta le hubiese llegado a tiempo –aunque le parecía francamente imposible-, que estuviera esperándoles.

La puerta se abrió y Daria, agotada después de viajar sin lujos para pasar desapercibida en las carreteras, se llevó la mano al pecho, mientras Antón se escondía detrás de ella.




arena entre los dedos:
avatar
Daria A. Viazomskaia
Realeza Rusa
Realeza Rusa

Mensajes : 21
Puntos : 11
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 28/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Mensaje por Vesper Ajmátova el Jue Oct 26, 2017 2:11 am

La sensación del frío mármol debajo de mi piel una vez más. Recostada en el suelo de la recamara como si nada más hubiese a mí alrededor, pasé la noche anterior tratando de recapitular cada evento en mi vida. Las buenas experiencias, pocas a decir verdad. Las malas, los errores, las caídas, los intentos fallidos de encontrar el sendero y una razón por la cual yo me entregué a caída libre sin paracaídas. ¿Cómo había llegado hasta ese punto de autodestrucción? Y después me vi a mi misma arrastrándome hasta el punto de la locura cuando escuché la explosión del arma, la bala estallando por completo en su cabeza. La confusión de todos a nuestro alrededor. Porque si bien la servidumbre desconocía que mi intención en primer plano era el de asesinar al Barón, llegaron a preocuparse por mí los días posteriores a su deceso. Incluso el ama de llaves, una mujer de edad cuidó de mí durante dos noches. Si yo me hubiese visto en tal estado de derrota seguramente no me reconocería, porque yo fui una mujer fuerte, segura y arrojada a su lado. Ese sentimiento de triunfo solo lo había experimentado con él y fue la razón principal por la cual yo decliné y terminé por abortar la misión.

Era algo ilógico y ciertamente estúpido que alguien como yo tuviera la oportunidad de rasguñar siquiera el concepto de lo que todos llaman felicidad. Mentiría si dijera que no tuve esas fantasías absurdas que cualquier otra mujer añora. Un esposo, un hogar e hijos incluso, una vida normal. Pero personas como yo estamos destinadas probablemente a ser portadores de desgracias, destrucción y muerte. Mi padre me lo había dicho una vez, no debí haber aparecido en este mundo y quizás tenía razón, quizás yo portaba ese veneno que se vertía de manera inconsciente sobre quienes me rodeaban. Me lo había recordado también el dirigente de la organización, me había descrito como una manifestación de sensualidad y deceso. ¿Realmente estaba maldita? ¿Realmente merecía perder a todo el que me rodeaba? O mejor dicho, a todo a quien yo llegara a amar. Cuando la misiva llegó a mis manos no supe que responder, quizás no era la primera vez que su hermana intentaba contactarme, después de todo yo era el único testigo viviente de todo lo que había sucedido aquella noche.

Todos habían muerto, el cochero, los escoltas, no había margen de error en esa ráfaga donde le acribillaron y yo era el único punto ciego que aún faltaba por eliminar del mapa. Por unos instantes me coloque en su lugar y pensé que yo también hubiera querido saber la verdad. Así que no tenía más remedio que aceptarle en mi mansión la cual no se parecía en lo más mínimo a la suntuosidad a la que ellos estaban acostumbrados a vivir. Pero había elegido no llamar la atención en ese aspecto. Pedí a la servidumbre nos dejaran a solas, les había dado el día libre yo me encargaría de todo.

Y ahí estaban, Daria y su pequeño hijo de tres años. Suspiré hondo y mostré mi mejor fachada.

–Daria, sean bienvenidos por favor, esta es tu casa ¿Deseas un poco de té? ¿Algo para el pequeño? ¿Dime cuál es tu nombre hermoso ángel?–

Pasé mis manos obre la cabeza del niño y miré a Daria.

–¿Gustas seguirme? la parte trasera del jardín es mucho mejor–



'Cause I was filled with poison:


But blessed with beauty and rage:
avatar
Vesper Ajmátova
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 40
Puntos : 44
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 08/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Mensaje por Daria A. Viazomskaia el Vie Nov 10, 2017 1:27 pm

Verla sin que su adorado hermano estuviese junto a ella era un duro golpe. Era obvio, su hermano había muerto hacía algunos años, pero Daria no estaba preparada para la imagen de Vesper –hermosa como siempre, pero algo compungida- sola y sin él.

-Antón –se presentó su hijo y rápidamente tomó la mano de su tía. Fácil, resuelto y seguro, como si no acabara de conocerla, como si tuviesen un vínculo sólido-, soy Antón.

Se dejó conmover por la escena, por la voz ilusionada de su hijo y por la forma cariñosa en la que al parecer Vesper lo trataba. La siguió hacia el jardín, la casa le pareció sencilla pero con un toque especial. Era evidente que Vesper, mujer detallista como era, estaba en todo, hasta en la elección de las plantas y su disposición. Le agradó notar eso, por un lado resultaba relajante pensar en algo que no fuese miedo y sangre, y por otro confirmaba que había hecho bien en escribirle y pedirle ayuda. Había tomado una buena decisión al ir hasta París, Daria intuía que Vesper sabría qué hacer, que podría aconsejarla bien, pero ahora –al verla con Antón de la mano-, confirmaba que había sido lo mejor.

Llegaron al jardín y Daria se dejó caer en uno de los sobrios silloncitos. Ahora que estaba tranquila –al haber sido bien recibida en la casa de su cuñada-, el peso del cansancio del viaje había caído sobre ella. Se sabía a salvo por primera vez en muchos días, y se creía capaz de dormir dos semanas seguidas. No podía evitarlo, las garras de la angustia con la que se resumía su vida –desde que era muy pequeña- siempre intentaban arrastrarla a la oscuridad de una habitación, al abrigo de una cama. Siempre había tenido tendencias depresivas (y creía que Vesper lo sabía, pues esa era una de las grandes preocupaciones del hermano de Daria y ella suponía que la había compartido con su esposa adorada), pero ahora que su esposo –uno de los motores de su vida- había sido asesinado, Daria sabía que aquella pelea personal, íntima, le seria muy difícil de superar.


-Gracias, querida mía, por recibirnos. No sabes lo que significa para nosotros –le dijo, con sentimiento-, no sabía a quién recurrir, no tengo en quién confiar, Vesper. Gracias, hermana –volvió a llamarla como solía hacerlo cuando ella estaba casada con su hermano-, te agradezco con el alma el no rechazarnos.

Antón comenzó a correr y Daria se vio en la tarea de regañarlo, no quería que arruinase el jardín de su tía. ¿Dónde estaba Aixinia? ¿Acaso se había quedado en el carruaje? Solo con aquella mujer Antón se calmaba, Daria a veces pensaba que el niño amaba más a su cuidadora que a ella, su madre, y no podía culparlo, había pasado más tiempo con Aixinia, ella lo conocía muy bien. Lo aceptaba, era lo correcto, la dama de compañía no lo lastimaría nunca.




arena entre los dedos:
avatar
Daria A. Viazomskaia
Realeza Rusa
Realeza Rusa

Mensajes : 21
Puntos : 11
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 28/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Mensaje por Vesper Ajmátova el Sáb Nov 25, 2017 8:13 pm

Miré al pequeño. Y no pude evitar no sentirme invadida por un sentimiento de añoranza. Era hermoso en realidad, sus comisuras bien definidas y cada uno de los rasgos que resaltaban sus orígenes nobles. De inmediato incliné un poco el cuerpo para estar a la altura del niño.

–Anton, que bello nombre, quizás no has escuchado mucho de mí, me llamo Vesper–


Era todo lo que podía decirle, aunque resultaba inevitable no verme como una vil farsante pues ese mismo nombre de pila que yo confesaba en ese instante había sido acuñado por los mismos verdugos de su apellido. Pensé que resultaría mucho más fácil, pero aquel pequeño acto era todo lo que yo podía hacer para salvaguardar la integridad de Daria y el pequeño, si mis sospechas eran correctas seguramente estaban decididos a iniciar de cero. Yo no era la mejor opción, pero al igual que esta asesina, era todo lo que ahora tenían. Dejé que fuese él quien tuviera confianza conmigo, mi trato no era de los mejores cuando se hablaba de menores. Sin embargo la calidez de su saludo removió algo en mi interior, quizás el deseo mismo de que yo pudiera en algún momento convertirme en madre. Mientras caminaba a lado de Anton, suspiré al recordarle y con mis ojos por encima del hombro pude notar el semblante cansado de Daria.

Sabía que ella pasaba por diversos episodios depresivos, mucho más notorios después de la muerte de su esposo. Compartíamos una tragedia aunque la gran diferencia entre ella y yo, es que ella había sido víctima de las circunstancias y yo, bueno, simplemente estaba cosechando parte de lo que había sembrado en mi pasado. Instalados en el jardín, coloqué una manta cerca de donde nosotras habíamos tomado asiento.

–¿Quieres jugar un poco aquí mientras mamá y tía Vesper charlan un poco? Eres un niño valiente así que aguarda un poco y más tarde te mostraré un bello lugar en esta casa ¿De acuerdo? –

Guiñé un ojo y entregué un par de galletas, sé que no era suficiente para atraer su atención y que quizás la servidumbre pudiera haber hecho un trabajo mejor, pero no podía correr ese riesgo.
Serví enseguida un poco de té, mientras negaba con la cabeza.

–No Daria, no tienes nada que agradecer por favor, esta es su casa–

Coloqué la pequeña pieza de porcelana sobre el plato y lo dejé frente a ella.

–Vaya, hace tiempo que no me llamabas así ¿Cuántos años han sido?–

No estaba siendo sarcástica. Realmente el mundo seguía su curso después de mi pérdida ¿Qué demonios esperabas Vesper? Cubrí sus manos con las mías.

–Tranquila ¿Si? Estas a salvo– Que más podía decirle ¿Qué yo también estaba siendo asediada por la misma organización? –Por favor, deja que Anton se sienta libre, cualquier daño es mínimo y puede ser reparado–

Solté con un movimiento para restarle importancia a ese hecho.

–Ahora que el pequeño Anton juega libre dime Daria. ¿Qué es lo que sucede en realidad? ¿Qué es lo que te preocupa? Una mujer como tú, con las posibilidades, el carácter y la riqueza, no debería detenerse por algo tan simple si existe algo más afligiéndote, dímelo–



'Cause I was filled with poison:


But blessed with beauty and rage:
avatar
Vesper Ajmátova
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 40
Puntos : 44
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 08/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Mensaje por Daria A. Viazomskaia el Jue Ene 11, 2018 8:29 pm

Era mágico. Absolutamente mágico ver como una mujer que él no conocía podía captar tanto la atención de su hijo. Daria los observaba cuchichear, reírse, conocerse… y no podía negar que un dejo de envidia se instaló en ella. Antón jamás la vería así, ella no era digna de admiración, no tenía dulzura en su interior y sabía bien que estaba siempre con semblante serio. Si por ella fuese se encerraría en una habitación, no necesitaba salir al mundo exterior para nada mientras tuviese a su fiel personal, esos que eran dignos de su confianza y la habían acompañado en aquella locura de viajar a París en carruaje. Así de retraída era y esos eran sus deseos, pero luchaba contra ellos día y noche pues sabía que no podía dejarse arrastrar, tenía que luchar por su hijo, por el futuro de ese niño. ¿Contra qué o quienes peleaba? Bueno, eso no lo tenía claro en lo absoluto.

-Han sido tantos años, Vesper… Antón no había nacido aún. ¿No tienes la sensación, a veces, de que el mundo corre y corre sin que tú puedas tomar dimensión de lo rápido que el tiempo se pasa? –Sorbió de su té, cerró los ojos para poder disfrutarlo y se dejó llenar el cuerpo con esa calidez-. No sé qué hacer, Vesper. Estoy desesperada y no logro entender qué es lo que sucedió. Lo único que tuve claro es que debía sacar a mi hijo de nuestra tierra y lo he hecho, lo he preservado a él del mal.

Se detuvo. Tarde recordó que en su misiva había sido muy escueto lo que le había dicho, solo unas palabras a decir verdad. Tenía que ser más clara si quería que su cuñada tomase dimensión de lo que en Rusia se estaba viviendo, de lo que a ellos les habían hecho. Daria respiró profundamente para tranquilizarse, antes de comenzar a hablar dio un vistazo a Antón y descubrió que se había quedado dormido sobre la manta que su tía le había tendido. En sus manos apretaba una de las galletas, como si fuese uno de sus juguetes. No pudo evitar que despuntase de sus labios una triste sonrisa, había sido un viaje muy largo y el niño lo había llevado bien, pero era lógico que necesitase el descanso.

-Nos han amenazado de muerte, hermana. Ya hacía tiempo que llegaban misivas escritas con sangre, estaban llenas de insultos y cosas horribles que mi Vlad no me comentó puntualmente, supongo que para protegerme, él siempre quería protegerme. –Otro sorbo al té, las fuerzas que necesitaba para continuar hablando-: Pensamos que nada sería real, claro que la seguridad se reforzó pero él me dijo que nada ocurriría –aunque hablaba en voz baja, la desesperación comenzaba a tomarla y las lágrimas ya corrían por su rostro regordete-, me lo prometió, pero lo mataron… lo mataron delante de mí. Se colaron en nuestro carruaje cuando estábamos por bajar, en la puerta del teatro… lo mataron y me dijeron que mi hijo sería el próximo. ¿Me comprendes, Vesper? He tenido que huir, ¿qué hubieras hecho tú? Sé que te traigo un problema al venir aquí a pedirte refugio, pero no tengo a nadie más, eres mi única familia lejos de Rusia y comprenderás que no podía permanecer allí mucho más.




arena entre los dedos:
avatar
Daria A. Viazomskaia
Realeza Rusa
Realeza Rusa

Mensajes : 21
Puntos : 11
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 28/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Mensaje por Vesper Ajmátova el Mar Feb 20, 2018 4:46 pm

Resultaba increíble como el terror y el poder doblegaban la voluntad fácilmente en las personas. Al ver a Daria frente a mí no pude evitar verme a mí misma en su momento, aterrada por la pérdida de su hermano, la misma situación parecía repetirse en un ciclo infinito, como una maldición que se cernía sobre el apellido real de esa familia ¿Y qué era yo al final del día en esa historia? Una simple impostora y una puta que había caído de rodillas ante los encantos de un hombre que me enseñó existían muchas otras formas de vivir la vida lejos de la miseria y la muerte. Escuchaba con atención ese grito de ayuda que la mujer pedía, en realidad yo no era la mejor opción para que se establecieran en la ciudad gala, pero que más podía hacer al respecto, era lo mínimo que podía hacer para preservar el legado de la corona rusa. Quien diría que yo jugara un papel tan importante dentro de sus vidas hoy en día, no dejaba de darme vueltas por la mente la reacción que tendrían si algún día llegasen a saber toda la verdad. El artificio que creé para poder entrar a sus vidas y del cual yo seguía siendo prisionera.

Bebí un poco del té y por primera vez sonreí con amargura ante sus palabras. Daria estaba en lo cierto, el mundo seguía girando y ambas estábamos ahogándonos en ese atolladero de sangre y venganza.

Apreté ligeramente su diestra.

–Querida mía, ha sido la mejor elección que has tomado, Antón es un niño adorable y como su madre es tu deber protegerlo, lo has hecho bien, has hecho bien en llegar a esta tu casa–

Susurré ahora que el niño se había quedado dormido sobre la manta. Entonces regresé mi vista a la figura de Daria. Cada palabra que ella hilaba en sus labios me mostraba una imagen horrible, todo era tan parecido, las amenazas de muerte y finalmente el tiro de gracia frente a ella. No me sorprendía mucho ya que ese era el modus operandi de dicha organización a la cual por desgracia yo había pertenecido por un tiempo. Comprendía a la perfección su estado anímico, comprendía que no había palabras para describir la sensación que la incertidumbre y el terror sembraban en ella, pero no podía decirle aquello en ese instante cuando yo era su único refugio. Bebí un poco más y mis facciones se tornaron ligeramente serias.

–Él duerme tranquilo, porque sabe que le cuidarás incluso con tu vida, te pediré que mientras estés en este lugar hagas lo mismo. Entiendo que la pérdida y el dolor te arrastran a un estado de locura del cual crees que no podrás salir nunca. Pero créeme querida mía que eres más fuerte que eso, te sobrepondrás a la muerte y vencerás–
suspiré con amargura –No estoy segura de lo que hubiera hecho en tu lugar puesto que desconozco lo que es ser madre, pero si te puedo decir que no estás sola, tu visita no resulta un problema en lo absoluto y te doy mi palabra que haré hasta lo imposible por que nada le suceda a ti y a tu pequeño–

Ya habría tiempo para detallar lo que había sucedido conmigo durante esos años perdidos, por un momento pensé que incluso una asesina como yo tenía oportunidad de redimirse y no había mejor forma de hacerlo que proteger a aquello que alguna vez también el Baron amó, su familia.

–Dime Daría ¿Aún conservas esas cartas?–

Sé que resultaría difícil para ella pero era la única pista que teníamos para dar el primer paso, antes que ellos lo hicieran.



'Cause I was filled with poison:


But blessed with beauty and rage:
avatar
Vesper Ajmátova
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 40
Puntos : 44
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 08/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I don't know why I'm scared, because I've been here before | Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.