Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Du Er Min Skjebne ~ Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Sep 06, 2017 6:34 am






Las casualidades no existen, se crean. Estábamos predestinados a encontrarnos unidos por un hilo rojo invisible que nos conecta de por vida sin poder romperse, sin importar lo lejos que estemos, ni el momento, ni el lugar. Como de dos fuerzas poderosas que se atraen sin remedio, mar y tierra que juntos forman un todo.


Naitiri & Ubbe



Code by Lucifer Morningstar










Habían pasado varias semanas desde que habíamos tomado la decisión de casarnos en París antes de que volviéramos al norte, quería hacer una ceremonia algo sencilla y privada con las personas que me importaban y que residían precisamente en la capital francesa y todas habían sido invitadas, me había alegrado muchísimo de que pudieran ir todas a la boda porque para mí eran como parte de mi familia, aquella que me había acogido de alguna forma en aquellos años que llevaba y con la que mejor me sentía. Todos habían ayudado a colaborar en la medida de lo posible para que aquella boda se llevara a cabo, evidentemente la ceremonia iba a ser por la noche porque de lo contrario mis padres no podrían asistir e iba a ser en aquel lugar al aire libre un poco apartado de la ciudad, más que en cualquier capilla o cualquier iglesia como debería de ser lo tradicional pero teniendo en cuenta que ni Ubbe ni yo éramos de dicha religión preferíamos hacerlo al aire libre, en un lugar apartado donde estuviéramos completamente a solas parte de su familia y la mía. Habían sido dos semanas tremendamente agotadoras, largas y extenuantes, yo no había dado casi abasto para preparar los detalles de la boda compaginándolo con el trabajo que tenía en el museo, un trabajo que no iba a eludir porque había sido uno de mis sueños y lo llevé como buenamente pude, así que agradecí la ayuda que tuve por parte de todos, en verdad su ayuda fue la que hizo posible que todo estuviera listo para aquel día, todo ya estaba dispuesto como debía de ser.

Los hombres se habían encargado de montar una pequeña carpa y de llevar lo necesario para poder sentarnos, dejar la comida y demás, también se encargaron de cazar lo necesario para aquella cena y por la tarde ya lo teníamos todo preparado, solo faltaba que nos cambiáramos y nos encontráramos allí por la noche, me despedí de él en aquel lugar dejando un beso en sus labios y lo dejé allí junto a su hermano y su primo mientras yo volvía a casa para comenzar a prepararme, seguramente yo tardaría mucho más que él en estar lista así que cuanto antes comenzara antes terminaría. Alessia ese día se había llevado el vestido que se pondría para la boda y se quedó conmigo el resto de la tarde ayudándome a prepararme con todo lo necesario, no sabía quién de las dos estaba más nerviosa en esos momentos si ella o yo, lo cierto es que me tranquilizó bastante su compañía mientras esperaba a que las demás llegaran, les había dicho a Synnove y a Devon que si querían podían ir directamente al lugar donde se haría la ceremonia en vez de llegar conmigo, eso fue algo que dejé a su elección. A quien sí esperaba era a mis padres, ya que mi padre se había pasado las últimas semanas confeccionando el vestido de boda tal y como siempre me había prometido desde que era pequeña, no tenía mucha idea de cómo sería pero sabía que en sus manos haría un trabajo maravilloso.

También sabía que mi madre junto a Alessia había encargado algo de flores para ponerme por el pelo pero cuando me ayudó a vestirme no me puso nada y se rió como si supiera algo que yo no sabía y aunque le pregunté no me dijo nada en absoluto. A quien también esperaba en casa era a Astrid, me hacía muchísima ilusión que pudiera venir a la ceremonia, lo cierto es que ella para mí era casi como una hermana aunque no tuviéramos la misma madre, habíamos pasado por mucho juntas y nuestra amistad se había ido haciendo más sólida con el paso del tiempo. Sabía que muchas de las noches salía a cazar pero había dejado esa noche libre para poder acudir a la ceremonia, me preguntaba si iría sola o acompañada y lo cierto es que no me había dicho nada al respecto. Para mí era un pilar muy importante en mi vida como lo podía ser Alessia, con ella había pasado por muchas cosas y siempre nos apoyábamos la una a la otra, cuando la conocí por primera vez en aquella fiesta hacía ya unos años no pensé que realmente pudiera tener en común tanto con ella, fue una maravillosa sorpresa y en cuanto la encontré leyendo aquel libro y recité una de las frases del mismo supe que surgiría una amistad que duraría y que sería difícil de romper. No nos veíamos mucho pero cuando lo hacíamos era como si el tiempo no hubiera pasado, y de ella era algo que me encantaba, aparte de la serenidad y tranquilidad que le caracterizaba, su saber estar y esa elegancia propia que desquiciaba a su tía porque no se vestía como ella quería.

Pensar en ella me hizo sonreír y recordar todas las tardes de té que habíamos compartido, la de veces que habíamos hablado sobre nuestros sueños y como siempre le había dicho que en algún momento me gustaría casarme y formar mi propia familia... y esa misma noche iba a hacerlo, iba a dar el primer paso para formar mi propia familia, si me hubieran preguntado en aquel entonces cómo sería dicha persona no sabría qué responder exactamente, pero lo cierto es que no se me habría pasado  por la cabeza que fuera un vikingo que revolucionó y puso patas arriba mi vida, sin duda alguna. Ya estaba casi lista a falta del vestido y Alessia corría de un lado para otro mientras se arreglaba por mi habitación y yo, sentada en el tocador, la miraba riéndome porque parecía que fuera a casarse más ella que yo de lo nerviosa que estaba. Tenía todo preparado, el anillo lo tenía en una cajita negra de terciopelo sobre el tocador, tan solo me faltaba el vestido y ya estaría completamente lista. Tocaron a la puerta y dejando a Alessia arriba bajé para encontrarme a mis padres tras la puerta, mi madre fue la primera que pasó abrazándome y dejando un beso en mi mejilla y la miré con aquel vestido que llevaba, uno azul que se amoldaba suavemente a su figura y que la hacía parecer más bella.


-Vas muy hermosa madre, ¿seguro que no quieres robarme protagonismo?
–Pregunté con una sonrisa a lo que ella rió por mi pregunta y subió arriba en busca de Alessia que seguía cambiándose, tras ella entró mi padre quien portaba el vestido aunque no podía verlo porque donde lo llevaba era de color negro y no dejaba ver su interior, él también iba muy guapo con aquel traje de color perla que contrastaba con su tez morena pero que siempre fue un color que le había favorecido. Le sonreí rodeando su cuello con mi brazo dejando un beso en su mejilla, su brazo me pegó a su cuerpo con fuerza y dejó un beso en mi frente. Le miré a los ojos sonriéndole ilusionada, siempre habíamos fantaseado con el hecho de que me haría el traje de novia pero... ahora se había vuelto una realidad- gracias, papá –me mordí el labio de forma suave- sé que él quizás no es lo que hubieras pensado o querido para mí pero... confía en mí, esta noche no quiero ver ceños fruncidos ni malas caras, ¿podrás hacerlo por mí? –Pregunté dejando una de mis manos sobre las suyas- hoy es una noche para celebrar la felicidad y el amor –dije para luego bajar mi vista donde estaba el traje, estaba algo nerviosa pero confiaba en mi padre, era un gran sastre y todos sus vestidos eran preciosos- ¿puedo verlo? –Él simplemente sonrió y finalmente me mostró aquel precioso vestido de novia que me dejó sin palabras, era sencillamente perfecto, no era demasiado ostentoso ni demasiado simple... era perfecto incluso en los pequeños detalles que tenía, me emocioné sin poder evitarlo y acabé abrazándolo y dejando besos en su mejilla en agradecimiento- es precioso papá, es... es perfecto, me hará parecer como si fuera una princesa –sonreí porque siempre me decía eso cuando era pequeña- es muy bonito el vestido, estoy deseando probármelo para ver cómo me queda –cogí el vestido con cuidado y lo miré- ahora bajamos, voy a ponérmelo –le sonreí y subí con cuidado para mostrarles el vestido aunque mi madre ya lo habría visto seguro, solo podía pensar en la cara que se le quedaría al vikingo cuando me viera aparecer así y eso me hizo soltar una leve risa mientras me ponía aquel vestido.



Vår Skjebne:

Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:



You Changed My Entire World:

Part Of Me:

Zahir Family:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 469
Puntos : 480
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Ubbe Cannif el Miér Sep 06, 2017 12:30 pm

Habíamos pasado un par de semanas plagadas de caos, Nai intentaba compaginar los preparativos de la boda con su trabajo en el museo, llegaba a casa muerta y se encontraba con un vikingo hambriento de su cuerpo que no le daba ninguna tregua.
Intenté quejarme menos cuando me hacia colaborar en hacer la cena, poner la mesa y demás menesteres femeninos, aunque creo que le hacia gracia el modo que tenia de fruncir el ceño y al final de la noche siempre acabamos los dos riéndonos con una copa de vino en el sofá acariciándonos y contándonos como habíamos pasado el día.

Si tenia que describir que era la felicidad creo que la encontraba en esas pequeñas cosas que antes pasaba por alto y a las que no daba ninguna importancia.
Con ella preparar una cena era una autentica utopía y creo que ahí me di cuenta que llevaba toda la vida esperando sentarme a la gran mesa de Odin para degustar la cena de los valientes y ahora por el contrario, solo quería que llegara mi prometida para mandarme hacer la cena, enfrentarme a sus desiertos mientras me daba ordenes como un sargento.

Ese día madrugué especialmente, Nai me cogió del cuello depositando un sinfín de besos en ms labios y tentado me quedé de mandar a mis hermanos a Hel y quedarme en el Valhalla de sus piernas, pero si quería dar de comer en esa boda a la horda de invitados mas me valía mover el culo a mi y al cachorro que dormitaba al lado de su perra y que al oír mi silbido para que se viniera a cazar con nosotros casi le da un pasmo corriendo bajo de la cama para ver si me despistaba y me largaba sin el.
-Ya estas malcriandolo mujer -gruñí mirando a mi preciosa prometida que me sonreía desde el lecho mientras yo pillaba al chucho por el pescuezo y lo empujaba entre risas escaleras abajo.

Aquella mañana mis hermanos y yo cazamos varios jabalíes, conejos y ciervos, sin duda carne mas que suficiente para alimentar a un regimiento.
Hakon y Synnove se encargaron de coger bebida en la taberna donde solían vender la caza que les sobraba, les hicieron un buen precio, así que se trajeron varios barriles de cerveza negra, hidromiel y algo de whisky, ron y demás bebidas alcohólicas que solían beber los habitantes de París.

Ademas días atrás pasé por una peletería muy conocida, encargué algo que en principio les pareció extraño pero que cumplieron exactamente con mis indicaciones y que juraron y perjuraron tener listo para el día de hoy.
Synnove se había encargado de recogerlo y tras ella darle unos últimos retoques encerando bien la piel, quedo perfecta para regalársela a mi futura mujer.

Niels y yo nos encargamos de montar la carpa blanca, Devon decoró todo el lugar de flores silvestres atadas.
Como asientos colocamos heno y unas sabanas blancas por encima, sinceramente el lugar quedó exactamente como lo queríamos ambos, algo familiar, en un entorno natural y que en parte hiciera un guiño a la cultura de ambos.
Cuando se despidió de mi sus ojos brillaban, me beso con ganas y mis manso aferraron sus mejillas prolongando ese instante, a la próxima vez que la viera seria para convertirla en mi mujer.
Niels me dio un empujón para que la soltara alegando que esa noche ya la podría montar suficiente, que después del duro trabajo nos tocaba beber, así que me pasó una jarra que cogí sediento despidiéndome de Nai con un guiño y un mordisco que le lance mientras ella se reía negando y yo me quedaba con los cabeza hueca de mis hermanos.



me:


mi presente, mi futuro:
 
cannif:
Nai y Ubbe:
avatar
Ubbe Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 174
Puntos : 172
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 25/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Dom Sep 10, 2017 7:17 am

Tras dos semanas con muchos preparativos por fin había llegado el día tan esperado, debía reconocer que estaba bastante nerviosa mientras el día seguía su curso y se acercaba la noche. Había ayudado a Nai en todo lo que me había pedido, muchas veces me la había encontrado agotada entre su trabajo en el museo y preparar todo para el día de la boda, por eso me había ofrecido a encargarme de lo que pudiera incluso cuando yo también estaba algo liada pero ¿cuántas veces se casaba tú hermana? Porque para mí ella era lo que representaba, para mí era esa hermana que nunca tuve pero que me había acogido cuando más lo necesité, la que me enseñó todo lo que debía saber y la que sin ser nada de ella me abrió las puertas no solo de su casa, sino también de su vida. Reconocía que al principio no había sido fácil y que de adolescente había sido demasiado rebelde, sobre todo con la comida, pero la paciencia de esa mujer era infinita y me había ayudado en todo lo que necesité, pagó mis estudios, mi ropa... absolutamente todo cuando no debería de haberlo hecho, pero entendía por qué lo hizo y jamás podría recompensarle suficiente aquel gesto tan desinteresado que tuvo pero que a mí me marcó por completo. Así que ayudarle a organizar su boda era algo que no tenía ni que preguntarme porque en cuanto supe que se casaban me ofrecí antes de que dijera nada haciendo que riera. En esos días me había contado absolutamente todo, todo lo que no me había podido contar la última vez que nos habíamos visto y había que decir que me había quedado sin palabras, jamás hubiera esperado que Ubbe fuera de otra época y que decidiera quedarse aquí con Nai.

Vi el gesto que puso cuando dijo eso último y con mi mirad bastó suficiente para que me dijera que no le gustaba la idea de que se sacrificara por ella, ella ya había perdido a su familia y sabía lo que era eso, yo en parte podía decir que también había “perdido” a mi familia aunque más bien mi padre me había tirado de mi casa abandonándome a mi suerte... pero sabía lo que era y entendía que, tras verlos reunidos y cómo estaban de unidos en esa familia ella tuviera sus dudas ante la decisión de él. Alguna que otra noche había ido a cenar allí a su casa y los había visto juntos en una cena tranquila, había visto como se miraban, como se buscaban y las sonrisas que había en sus labios cada vez que se hablaban... era diferentes pero al mismo tiempo casaban bien juntos, sus pieles denotaban la diferencia de donde era cada uno, él más clara y ella más oscura, pero se podía ver con bastante claridad el amor que se procesaban en cada gesto y detalle que tenían. En cierta forma hasta los envidiaba, un amor así tan bonito... me gustaba verlos juntos y me divertía con las bromas, había que decir que Ubbe me caía muy bien y aunque fuera un poco rudo en sus modales y maneras era parte de él y lejos de asustarme una vez te acostumbras parece lo más normal del mundo. Me alegraba muchísimo por ella, por fin iba a cumplir su sueño de formar una familia y con lo que sabía que había pasado ya le tocaba a decir verdad.

Esa misma tarde había quedado con ella en su casa para ayudarla a cambiarse, peinarla, maquillarla... me había llevado de casa el vestido que me pondría para la ceremonia y cuando llegué a su casa ya estaba allí esperándome vestida con una camisón y una bata, debíamos de esperar a que cayera la noche para que su padre nos trajera el vestido de novia, por lo que sabía siempre le había dicho que le haría su vestido y no iba a ser menos ahora que estaban juntos, así que me encargué de ayudarla a peinarse y a vestirse, su madre traía en secreto algo para el pelo y cuando me lo preguntó no pude más que echarme a reír pero sin decirle nada, sería una sorpresa todo. Yo tampoco sabía cómo iba a ser el traje así que tendría que esperar a que llegara para verlo, pero mientras podíamos adelantar un poco. Al cabo de un rato ya le había peinado, aunque en verdad no le hice mucho, y estaba sentada en el tocador mientras me veía a mí ir y venir preparándome para cambiarme también completamente nerviosa. Ella me miraba y se reía viéndome de un lado a otro de la habitación porque quería cambiarme y estar lista antes de que llegara su padre, parecía que iba a casarme yo en vez de ella. Acabé finalmente ya vestida justo en el momento en que tocaron a la puerta y supuse que serían sus padres con el vestido y esperé arriba mientras ella bajaba y los recibía, a los minutos llegó su madre quien me miró con una sonrisa, estaba preciosa con ese vestido azul, yo llevaba uno de color rosa palo y me preguntó si le había dicho algo sobre el pelo pero negué con la cabeza riendo.



-Me he hecho la loca para que no me siga preguntando, ya sabes cómo es de curiosa tú hija –ella solo se rió asintiendo y ambas nos quedamos esperando a que subiera con el vestido, cuando lo hizo ya fuera de la funda y nos lo mostró me quedé asombrada, era precioso y desde luego que llevándolo ella estaría preciosa sin duda alguna. Pronto le dijimos que se quitara la bata quedándose en ropa interior y al verla ladeé la sonrisa, sin duda alguna esa noche Ubbe a disfrutar no solo con el vestido, sino con lo que había debajo del mismo, y le ayudamos a ponerle el vestido que le quedaba como un guante, estaba preciosa con aquel vestido de novia y para rematarlo le pusimos como una corona de flores en el pelo y su madre un colgante que caía hasta casi el centro de su pecho antes de que empezara el escote. Estaba preciosa, parecía una princesa pero de forma sencilla sin que fuera muy ostentoso, su padre había tenido un gran acierto con ese vestido- Nai, estás preciosa –no había otra forma de describirlo, y preciosa incluso se quedaba algo corto, le dije viendo como se contemplaba en el espejo para ver el resultado y pude ver como le brillaban los ojos de la emoción y sonreía, me acerqué a ella abrazándola y dejando un beso en su mejilla- ya quiero ver la cara que se le queda a tu futuro marido cuando te vea –ella se rió como si fuera lo mismo que estuviera pensando.



I'm In The Spring Of My Life:



Just Me:




avatar
Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 56
Puntos : 49
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Hakon Cannif el Dom Sep 10, 2017 8:38 am

Había llegado el gran día, desde por la mañana, cuando quedé con Niels y Ubbe vi su cara de felicidad, admito que sentí cierta envidia, una sana, pero que no dejaba de ser eso.
Él, mi hermano pequeño había encontrado a esa persona con la unir su vida, hoy lo celebraríamos entre risas, bebiendo y agradeciendo a los dioses que pronto nos darían descendencia. Yo también había encontrado a esa persona, pero a diferencia de ellos no podía compartir mi felicidad, lo mio era un secreto, un pecado, hasta ella me había pedido que me replanteara la idea de contárselo a padre, a mis hermanos preocupada por la trascendencia que esa noticia tendría sobre mi persona.
Muchas eran las vueltas que le había dado a sus palabras, demasiadas ciertamente y un día como este me removía por dentro de un modo que me obligaba a estar … no se bien ni como estaba.

Ese día ofreceríamos a la diosa Freya tributos, nos consagraríamos a los elementos y de ese modo aseguraríamos un linaje prospero, esa noche era la boda de mi hermano y me necesitaba, así que me tragué mi situación personal y traté de dejarme envolver no solo con el alcohol si no con la felicidad del ambiente.
Synnove y Devon habían ido a vestirse tras haber estado ayudándonos a montar todo aquello.

Niels y yo teníamos la ultima sorpresa para Ubbe, no seria un traje como el que en París los hombres acostumbraban a ver, pero sin duda le recordaria a nuestras tierras, a nuestras costumbres y aunque no podíamos traerle el norte a París, convertiríamos este pedazo de París en el norte.
Cuando nos quedamos solos, Niels le sacó el traje, nos había costado lo nuestro conseguirlo, pero una costurera se apiadó de nosotros y lo cosió entro siguiendo el patronaje que nosotros y nuestras mentes poco dadas a los quehaceres de las mujeres le íbamos diciendo.

Ayudarla la ayudamos poco, marearla en exceso, ahora creo que la mujer no se había reído tanto en su vida y acabamos con una buena cogorza al menos nosotros.
Allí estaba, los tres nos fundimos en abrazos, golpes en la cabeza y frentes entrechocando, bromeábamos brindando con las jarras en alto, pronto nuestro hermano dejaría de ser un hombre libre ¿quien iba a decirlo? Ubbe el primero de todos nosotros.

Ubbe se vistió allí mismo, mientras el mordaz de Niels aseguraba que a su suegro le iba a dar alg al verlo con esa pinta.
Los tres nos descojonabamos, las jarras iban haciendo su efecto mientras esperabamos a los escasos invitados y como no a la preciosa egipcia que venia a volver loco para la eternidad a mi hermano.



Hakon:




Min største synd, ble jeg født min eneste kjærlighet.:


Cannif:
video:
avatar
Hakon Cannif
Gitano
Gitano

Mensajes : 46
Puntos : 47
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 02/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Naeem Zahir el Lun Sep 11, 2017 10:20 am

El día había llegado, mi Naitiri se entregaría a aquel vikingo para ser su esposa. No negaba que tenía cierta tristeza pues ya no era ninguna niña, no lo era desde hacía mucho pero ahora, más que nunca podía apreciarlo. Cuando la vi, tan radiante y repleta de completa felicidad, supe que por mucho que ese vikingo no me terminase de llenar... la hacía feliz y eso era algo incalculable. Tahirah y yo estábamos ilusionados, por mi parte lo mostraba mucho menos pero era compartir miradas con mi hija y esposa para saber que aquella unión, nos uniría a nosotros también.

Aún asimilaba la llegada de Tahirah, su vuelta... como si nunca la hubiese perdido, así al menos lo sentí. Nuestra complicidad y amor era absoluta , le deseaba lo mismo a mi hija. Sabía que ese hombre la amaría como merecía, solo habría que ver cómo la miraba, no era santo de mi devoción pero verla feliz y en completa felicidad, solo me daban aún más ganas de verla vestida de novia...fuese el mejor día de su vida.

Comencé la confección del traje de la boda desde que me enteré, fue mi promesa y ese día tan especial ¿cómo cualquier vestido? Sería mi mejor creación, aunque la mejor...era ella misma. Estaba tan orgulloso de ella que con solo intercambiar miradas y sonrisas...sabíamos justo lo que pensábamos.

Y ese día tan especial, llegó. Se pasó en un suspiro, ayudamos con los preparativos...mi presencia un tanto menos porque me la pasaba en el taller elaborando su vestido. Con infinito mimo y cuidado, mi obra de arte se exponía ante los ojos de mi esposa quien sin duda, quedó más que encantada con el resultado. Mi Naitiri dulce, solo podía ser del color del amor...rosa claro con el corsé bordado en distintas tonalidades. Flores, aquellas que siempre les había regalado.

El nervioso era yo cuando ella fue a ver su vestido, esperé su reacción...pero no pude hacerlo de otra manera, como la princesa que era. Tahirah, me ayudó a elegir las flores de la diadema y el ramo a juego. La abracé, perdiéndome en sus brazos y sonreí, mirando fijamente a Tahirah y esperar impaciente a ver cómo le quedaba...seguro que como un guante.

-Hoy y todos los días que quedan...solo puedo desearte felicidad. Mi promesa es ...estaré siempre a tu lado, pase lo que pase...y acepto a tu futuro esposo como de mi familia, porque se lleva a una auténtica princesa -




Busca siempre...tu camino:
avatar
Naeem Zahir
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 63
Puntos : 52
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 27/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Synnove Cannif el Sáb Sep 16, 2017 1:14 am

-No lo sé Devon… Ubbe, Hakon y Niels podrían reírse de mi.- dije dubitativa al observarme a mi misma en el espejo. Ella estaba de pie detrás de mi aferrándome de los hombros para obligarme a verme. El espejo me devolvía la imagen de una morena enfundada en un vestido verde oscuro que hacía juego con sus esmeraldas y las hacían relucir tornándolas más profundas. Nunca usaba vestidos, me sentía… algo inquieta al hacerlo. -Se reirán en mi cara.-

Ella negó enfáticamente, asegurándome que de hacerlo, les daría unos buenos coscorrones a todos. -A todos les encantara, te ves muy atractiva.- Me sonrió inyectándome confianza, ella también estaba muy guapa, con un vestido de un suave tono celeste. Entre las dos intentamos visualizar como luciría Naitiri esta noche. No teníamos ni idea pero seguramente atraería todas las miradas, no solo porque se vería radiante si no porque su felicidad sería el reflejo de lo que sentía por mi mellizo. Ubbe con toda seguridad la vería embobado, más que de costumbre, me imaginaba su rostro cuando la viera caminando hacia él en aquel espacio que habíamos preparado para esta noche.

Muy adentro tenía sentimientos encontrados con respecto a esta boda. No podía decir que desde la noche en el acantilado todo hubiese estado a las mil maravillas entre Ubbe y yo. Para mi seguía siendo un golpe fuerte el que se separara de nosotros, por más que dijera que no nos abandonaría. Sin embargo, no iba a exponer las razones del por qué otra vez, ya lo había hecho, y él desde mucho antes tomó su decisión.

Tomé asiento en una silla lateral con expresión seria y Devon se acercó a presionar mi mano. -Está bien que estés presente, es un día demasiado importante para Ubbe, de no hacerlo te arrepentirías después.- Asentí, ella daba en el clavo y esas eran las exactas palabras que necesitaba escuchar en este momento. Además, algo parecido me había dicho Hakon unos cuantos días atrás. -Me alegra que estés acá.- Aunque era poco el tiempo en que nos habíamos tratado nos llevábamos bien, había camaradería entre nosotras y ella me resultaba agradable.

Me puse de pie y le ayudé con su peinado, seguía pareciéndome raro embarcarme en estas faenas, no era muy mi estilo, lo mío era cazar y practicar en el campo de armas. Sonreí cuando ya estuvo lista. -Sé de un vikingo que quedará boquiabierto.- Me eché a reir cuando se le colorearon las mejillas, parecía mentira que los Cannif más mujeriegos se centraran al fin en una sola mujer y mucho más increíble que de entre todos nosotros fuera Ubbe el que contrajera primero matrimonio.

Durante unos minutos antes de salir fue Devon quien ahora pareció titubear aunque por razones distintas. Algo me había enterado sobre el incidente en casa de Naitiri. -Vamos, seguro no pasará nada. Además estamos todos nosotros para poner a raya a cualquier intruso.-  bromeé. Al parecer la convencí de que se lo tomara con calma y una vez estuvimos listas abandonamos la posada. Naitiri nos había indicado a qué hora llegar por lo que aún íbamos con buen tiempo. 

La noche era aún temprana cuando llegamos al sitio y vislumbramos la carpa blanca, encontrándonos con la imagen de los vikingos que ya estaban reunidos debajo de ella, tomando y claro, muriendo de risa y haciendo el tonto como de costumbre.

Mi mirada se posó sobre Ubbe, estaba muy guapo con su atuendo vikingo, cosa rara, su aspecto logró hacerme alzar la ceja antes de que mi mirada se desplazara hacia Hakon y se mantuviera clavada en él y en su perfil mientras reía. Aún no se habían percatado de que nos acercábamos y esa imagen de los tres logró traerme recuerdos de cuando éramos todos unos niños. 




kriger sjel:









deg og meg, en sjel, laget av den samme essensen:




Blodsbånd Cannif:
Brann i blodet:

avatar
Synnove Cannif
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 54
Puntos : 43
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 10/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Niels Cannif-Cavey el Dom Sep 17, 2017 11:21 am

Había llegado el gran día, la boda de mi primo Ubbe. Habíamos quedado temprano para cazar, teníamos que dar de comer a un regimiento, así que mas nos valía ser diestros.
Devon dormía a mi lado cuando abrí los ojos, ladeé la sonrisa deslizando mis manos por debajo de su camisón, estaba adormilada pero la vi sonreír dulcemente cuando mi martillo golpeó sus nalgas.
-Algo rápido -pedí incitándola con un reguero de besos por su cuello mientras apartaba sus bragas a un lado y tumbados de espaldas separaba ligeramente sus nalgas buscando la entrada de su laberinto con mi mojado glande.

La escuché gemir cuando entre arrasando con todo a mi paso, incluso con su sueño, pues pronto su boca me buscó por encima del hombro y en nada estábamos los dos haciendo el amor sobre el lecho entre gruñidos y roncos gemidos.
La gesta fue épica, los golpes de yunque y martillo fueron voraces como el encuentro de nuestros labios y así ambos acabamos perlados en sudor dejando caer nuestros cuerpos lánguidos sobre el lecho.
-Te quiero, ahora si que me voy preparado para la caza -bromeé mordiendo su boca con una picara sonrisa mientras esta rodaba los ojos mirándome fijamente mientras yo reía de forma traviesa como si acabara de hacer la primera maldad del día.
-He quedado con mis primos, nos vamos de cacería -le dije mientras me iba vistiendo a toda velocidad porque ya llegaba tarde -nos veremos allí -aseguré calzandome las botas.
Un beso de despedida y salí por la puerta derrapando mientras escuchaba la ria de Devon al otro lado.

Pasamos todo el día arreglando el lugar donde Ubbe la cagaría, quiero decir se casaría. Veía feliz a la pareja, Nai y Ubbe parecían no poder separarse cada rato se buscaban, se besaban lo que nos hacia a mi y a Hakon mirarlos haciendo comentarios irónicos mientras nos reíamos de esos dos agapornis.
Ubbe nos dio mas de una hostia, admito que bien merecida, pero cuando todo estuvo listo, por fin nos quedamos los tres solos.
Nosotros habíamos llevado allí la ropa para cambiarnos, era ropa vikinga y tampoco es que nosotros tuviéramos mucho arreglo, así que decidimos hacer lo que mejor se nos daba, beber, reír y bromear mientras la mujeres se ponían guapas.

Tras varias jarras, empujones y risas en las que parecíamos unos cachorros de león empezaron a llegar las primeras invitadas.
Mis ojos desfilaron por Devon y ese vestido celeste. De seguro me quedé con cara de gilipollas pues Ubbe me dio un codazo para que fuera y así con una ladeada sonrisa me acerque a ella atrayendola por la cintura con rudeza para colisionar mis labios en los ajenos.
-Estas preciosa -susurré contra su boca mientras esta reía - ¿vamos detrás del árbol? -pedí alzando sendas veces las cejas sin borrar una engreída sonrisa que hizo sonreír a Devon mientras aseguraba que no tenia remedio.
-¿Es un si? -pregunté mordiéndole el cuello antes de ser pescado del pescuezo por Synnove que tiraba de mi hacia el resto de los hombres para que dejara de meter mano a Devon.
-Joder Synnove si no te había reconocido hasta que me has puesto la mano encima, pareces una mujer y todo.

Un golpe en el pecho de Hakon es lo que me llevé por mi comentario.
Francamente Synnove era de las mujeres mas guapas que conocía, en el norte, junto a Fio iba partiendo cuellos, en los dos sentidos de esa palabra.
Pronto las dos damas tuvieron una jarra en sus manos mientras esperábamos al resto de los invitados.



Spoiler:

Paz en un mundo de guerra:
Cannif:

Spoiler:
avatar
Niels Cannif-Cavey
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 129
Puntos : 128
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 18/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Devon Pendragon el Jue Sep 21, 2017 11:37 pm

Soy una causa perdida, pensé, al encontrarme trepada en una escalera colocando uno de los adornos festivos que colgarían de los troncos de dos árboles opuestos. No podía evitar pensar en Niels, que a esa hora andaba de caza con los hermanos Cannif y rememorar lo bien que se veía antes de marcharse a buscar todo lo que constituiría el festín de esta noche. Naitiri seguramente notó mi sonrisa boba cuando se dio una vuelta por el lugar para supervisar como iban todos los preparativos, y cuando mis pardos se cruzaron con los de ella sentí arder mi rostro que en mi blanca tez se había sonrosado hasta la raíz del tuétano porque justo me habló cuando estaba rememorando la manera en que habíamos despertado esa mañana.

La egipcia se veía radiante y aprovechando que estábamos a solas le di la enhorabuena, no podía ni imaginarme lo que se podía llegar a sentir el día en que te casas con la persona que has escogido para el resto de tu vida, aunque no podía evitar repasar en mi mente las circunstancias en las que lo hacían por su similitud con la mía y del vikingo. Esa encrucijada en el tiempo y espacio me inquietaba más de lo que expresaba cuando me encontraba a solas con Niels.

Terminados los arreglos me despedí de ella ya entrada la tarde y regresé a la posada, adonde me encontré con un pequeño pergamino enrollado que habían deslizado por debajo de mi puerta. Lo primero que me vino a la mente fue que finalmente llegaban noticias del rey de Irlanda o de mi tío, por lo que lo abrí con ansiedad pero en su lugar me encontré con una nota del jefe de la guardia que seguía en contacto conmigo y que me había redirigido una nota escrita por la ilustre lady Theagan, una de las nobles de la corte irlandesa, que estaba enterada de mi inminente llegada de Irlanda. Había sido instruida por mi abuelo sobre el propósito de este viaje y me instaba a presentarme en una fiesta al día siguiente, adonde me decía, habrían varios prospectos interesados en conocerme. Me enviaba incluso los apellidos familiares, sus señas, un aproximado de sus fortunas y demás datos que se consideraban pertinentes lo cual me hizo fruncir la nariz.

Escondí rápidamente la invitación detrás de mi espalda cuando alguien se presentó de improviso en la habitación, logrando pegarme el mayor de los sustos, y que resultó ser Synnove. Recuperé la respiración y la saludé antes de mirarla con ojo crítico. Iba a echarle una mano con su aspecto para esta noche, aunque ella estaba algo reticente. Al poco rato me di cuenta de que la verdadera razón de la inquietud que no dejaba de notar en su rostro radicaba en algo más por lo que me atreví a darle mi opinión al respecto y al final de la noche fue ella quien me devolvió el favor aplacando las mías acerca de mi presencia alrededor de otros.

Cuando llegamos al lugar de la boda, ya había caído la noche, lo cual acentuaba la belleza sencilla del decorado. -A él le gustará como luces.- dije mirando rápidamente a mi acompañante de reojo. -A ellos quiero decir.- La mirada de Synnove se cruzó unos segundos con la mia y se detuvo en ella antes de hacer un gesto asintiendo con la cabeza.

Mi mirada se desvió entonces para buscar a Niels entre los presentes y al detectarlo me dirigí hacia él. Mi corazón dio un brinco en mi pecho ante su imagen, especialmente cuando la sonrisa ladeada en su rostro se tornó amplia y llegó hasta sus esmeraldas que brillaron bajo la luz de las antorchas esparcidas estratégicamente para iluminar el lugar.

-¿El árbol qué?-
lo miré con los ojos muy abiertos cuando sugirió una breve escapada detrás de este y reí entre dientes. Bastante me trastornaba con tan solo saludarme con un beso y sentir su fuerte mano deslizarse al final de mi espalda. Afortunadamente Synnove me rescató cuando sintiéndome tentada, me mordía el labio ponderando su propuesta. La verdad, por muy loca que fuera, no sonaba tan mal.

-Shhh no bromees así, que la he convencido de que estaréis ciegos si no os gusta como se ve.-   Mi mano le golpeó también después de que una masculina golpeara su pecho. Le había prometido a la vikinga ponerlos a todos en su lugar si opinaban lo contrario y cumpliría con lo pactado aunque se tratara de Niels.

Saludé a Hakon y a Ubbe, a quien aproveché para felicitar y al rato ya estaba sentada escuchándoles reír a todos. Mi mano se entretenía alzando rauda la jarra de cerveza para beber alegremente. Nada, que desde que les conocí todos eran una mala influencia, ya comenzaba a competir con ellos en la facilidad con la que podía vaciar una. –¡A qué esta noche aguanto más jarras que todos ustedes!- exclamé señalando en alto a todos con mi dedo antes de unirme a las risas mientras esperábamos a los demás y a la novia.



Pendragon's Heritage:






Moments of happiness:

My Story:

Collision of time:
avatar
Devon Pendragon
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 52
Puntos : 42
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Du Er Min Skjebne ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.