Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


La niña de los mares

Ir abajo

La niña de los mares

Mensaje por Regina Hornigold el Dom Sep 10, 2017 11:13 pm

Inglaterra, año 1779.

Lo que más amaba, era contemplar el mar. Solía pasar muchas horas asomada a su ventana, observando el horizonte, esperando el momento en que su padre volvería. No era, particularmente, porque lo extrañara, sino porque adoraba abrazarlo y sentir su olor a mar, a la sal impregnada en la ropa. Y a pesar de que podía ser el de cualquier otro hombre sometido a aquella vida, el de Christopher Hornigold era muy particular.

—Ya no quiero vivir aquí —le dijo a su nana. Regina, vestida como un varoncito, estaba sentada en el borde del ventanal. La mujer, una negra de caderas anchas y boca esponjosa, acomodaba los almohadones antes de arroparla.

—No tienes demasiadas opciones —respondió, con la racionalidad que la caracterizaba. La niña adoraba a aquella mujer, tanto como a su propia madre.

—Sí que las tengo. Pero nadie me hace caso —se quejó, sin quitar su vista de las olas.

— ¿Por qué será? —le sonrió y se acercó a ella, para tomarla entre sus brazos y sacarla de ese lugar. Salma rezaba para que nunca se cayera. Se partiría todos los huesos de ser así. —Es hora de dormir.

—No quiero dormir —volvió a quejarse y escondió el rostro en el cuello de su niñera. —Todos me reprimen —dramatizó y provocó una carcajada de la empleada. Estiró los brazos, ya sentada en la cama, y le permitió que la desvistiera y pusiera el camisón. —Tú, mi madre, mi padre, hasta los estúpidos de mis hermanos —continuó el discurso, mientras le cepillaban el cabello. —Pero, mi querida Salma, ya verás como sorprenderé a todos —había ambición en su voz.

—Eres una niña. Piensa como una —la reprendió y obligó a acostarse. La tapó hasta el cuello y le besó la frente. —Ahora duerme, Regina. Y deja esos pensamientos locos para los que no tengan tus oportunidades —sabiendo cómo era, la negra se sentó en una silla junto a su cama, y esperó a que se durmiera, más de una vez se había escapado y la habían encontrado durmiendo en la playa.



"I am dead. Only vengeance can restore me."
avatar
Regina Hornigold
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 9
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La niña de los mares

Mensaje por Regina Hornigold el Miér Mayo 02, 2018 10:06 pm

— ¿Qué quieres de regalo de cumpleaños? —su madre, tan luminosa y tan lejana al mismo tiempo, la tenía sobre sus rodillas y le acariciaba la larga cabellera oscura.

— ¡Un barco! —exclamó, entusiasmada, y giró sobre su misma para ponerse frente a frente a su progenitora. Le colocó las palmas en ambas mejillas y las apretó suavemente. Adoraba los cachetes de Clara. —Y no me mires con esa cara, mami. Tú me preguntaste qué quería. Lo que yo quiero es un barco —y colocó aquella sonrisa triunfal y picaron que tanto la caracterizaba.

—No tienes destino, Regina —respondió, divertida y la hizo dar brincos. La carcajada de su hija le regocijó el alma. —Algo que pueda ir a comprar ahora y no sea necesario que mande a construir con tanta anticipación. Sabes de tiempos.

—No sé —se encogió de hombros, haciendo puchero. —Lo único que quiero es un barco, grande, enorme, como en el que se fue papi. O podrías llevarme a dar una vuelta en un barco, eso me haría feliz —continuó, insistente como solo ella podía serlo.

—Eres la peor de todas —rodó al suelo con ella haciéndole cosquillas, en un lío de faldas y enaguas.

—Vas a matarme, mami —desde el piso, indefensa, Regina intentaba quitarse las manos de su madre.

—Vas a matar a esa cría —la voz masculina detuvo el momento, y ambas alzaron la mirada reconociéndola. — ¿No le darás un abrazo a tu padre?

— ¡Papi! —Clara dejó que Regina se levantara y fuera a los brazos de Christopher. —Llegaste a salvarme. Mami estaba por matarme a cosquillas —se quejó con una enorme sonrisa y el cabello ensortijado.

— ¿Sabes lo que eso significa? —Christopher y Regina corrieron por todo el salón a Clara, hasta que lograron atraparla y le hicieron cosquillas hasta quitarle la respiración. Regina no recordaría muchos momentos tan felices como ese.



"I am dead. Only vengeance can restore me."
avatar
Regina Hornigold
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 9
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La niña de los mares

Mensaje por Regina Hornigold el Dom Jun 10, 2018 3:37 pm

Regina era defensora de pobres, menores y ausentes. En las pocas temporadas que estaba en su casa, se la veía trepando árboles y jugando en la tierra, lejos de lo que se esperaba de una señorita. Sin embargo, cuando debía enfundarse un traje y acompañar a su madre o hermanos, era una perfecta damita. Sabía perfectamente el lugar que ocupaba; además, era una niña muy simpática, y le gustaba ser el centro de atención. Pero tenía un problema: era demasiado justiciera para el rol social que le había tocado.

Aquella tarde, fue junto a su madre a algo que ésta odiaba: una reunión de mujeres para la beneficencia, donde se dedicaban a coser. Mientras la mujer se dedicaba a conversar y demostrar sus pocas dotes para la costura, Regina salió al patio, donde estaban el resto de los hijos. Se encontró con una escena terrible, donde tres niños le lanzaban barro a otro, y lo insultaban por estar excedido de peso. Sin pensarlo dos veces, Regina corrió y se puso delante.

—Déjenlo en paz —exigió, con los brazos en jarra y un visible gesto de enojo, que provocó burlas en los tres muchachos.

—Córrete, niña —le exigió uno. Quiso empujarla, pero Regina le dio un golpe de puño. —Tonta —gritó. Cuando vio sangre en su mano, se largó a llorar y salió corriendo. Los otros dos, detrás de él.

—Ven —le dijo Regina al agredido, y le extendió la mano para ayudarlo a incorporarse. —Me llamo Regina —se presentó, con una enorme sonrisa.

—Yo soy Matthew —el muchachito una reverencia, tal como le habían enseñado. La miró con admiración.



"I am dead. Only vengeance can restore me."
avatar
Regina Hornigold
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 9
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 26/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La niña de los mares

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.