Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Escuchando a la muerte susurrar (privado)
Hoy a las 12:22 am por Shannon Kincaid

» Shattered dreams [Privado]
Ayer a las 10:56 pm por Chantry Vilhjalmsdottir

» Give me adrenaline (privado)
Ayer a las 10:17 pm por Kattrina

» En fuga [Privado]
Ayer a las 10:08 pm por Darcell Aubriot

» CIERRE DE TEMAS
Ayer a las 9:44 pm por Drazel Sarbu

» Laburando, laburando. –Privado-
Ayer a las 9:41 pm por Drazel Sarbu

» Amistad gitana [Privado]
Ayer a las 9:29 pm por Rylan

» Relaciones de un actor suicida - Emerick Allard
Ayer a las 8:49 pm por Perséfone

» Registro de Avatar [OBLIGATORIO]
Ayer a las 8:40 pm por Jaecar Babenberg



La nota más alta dentro de la velada || libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Françis S. Lombard el Mar Sep 12, 2017 8:32 pm

Camino lentamente por las calles concurridas, aclarando mi mente de varios problemas insignificantes y de otros que no lo eran tanto. En cierto momento, las voces de un bullicio de mortales frente a un edificio me sacan de esos pensamientos y por mi gran curiosidad, me acerco a ver cuál era el origen de tal aglomeración.

Se trataba de un teatro y hoy mismo tienen una representación de una de las famosas obras del compositor Adolphe Adams, ya la había visto representada en otro teatro pero esto hacía varios años, me había gustado más que otras obras del mismo autor y ya que hacía tiempo que no habia podido ver esta obra, pues me decido a pagar la entrada y entrar al teatro. La entrada al contrario de los más grandes teatros, este no era tan caro, ni si quiera el pago de un asiento en un palco resultaba derrochador para mi bolsillo:

-Bonne nuit monsieur, ¿desea una entrada para la obra? Puede sentarse en el patio o si desea, por un poco más de dinero, en un palco

-Me encantaría tener un asiento en el palco, y si no le importa -saco un poco más de dinero del que cuesta la entrada -Deseo que el palco sea privado-

El mortal asiente y en seguida puedo pasar dentro del edificio. El vestíbulo bien iluminado, es bastante atrayente, disponía de una lujosa alfombra y varias entradas; para llegar a cuatro de ellas, se tienen que subir escaleras, ya que pertenecen a los palcos. Mientras me dirijo hacia las escaleras, me fijo en que todavía alguno de los mortales no habían tomado sitio en el patio y estaban charlando en el vestíbulo. Por desgracia no conocía a ninguno, ni de una pequeña fiesta realizada por mis conocidos que pocas veces reparaban en que casi cada semana celebraban una por motivos inciertos.

Entro por la puerta de la derecha, daba a un palco bien centrado para poder ver al detalle cada movimiento de los bailarines y sin que la visión tenga ningún obstáculo. Delante de mí, hay dos asientos, los dos tapizados, de tacto suave y mullidos, un buen asiento para disfrutar de cualquier obra; sin duda volvería a este teatro.


La rosa frente a mis ojos no es la misma que hoy ni mañana.

Smile:
El viento te llevó:
Quema el recuerdo:
Pensando en todo, sobre todo en ti:
Pelear hasta el cansancio:

avatar
Françis S. Lombard
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 53
Puntos : 34
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Valeria Cannif el Jue Sep 28, 2017 2:46 am

La Ópera.

Desde niña le había provocado una sensación de paz y tranquilidad, justo la que necesitaba en esos momentos. Uno de los placeres de la vida, sentarte a disfrutar como esas voces se entrelazaban contando una historia, con sentimiento y pasión. De lo primero, carecía de ello hasta que conoció al noruego, fue algo incontrolable que aún le hacía palpitar el corazón apresurado. Era un hecho de que había sentimientos por él y siempre los habría, aunque las cosas hubiesen cambiado.

Aunque ya no era la joven que fue, egoísta y decidida. Seguía vistiendo de forma elegante con tonos atrevidos, relacionándose con altos cargos por sus negocios y otras cosas. Los Cavey siempre estarían atados a una deuda eterna, con esos seres inmortales, hechiceros...y más que aún no estaban en mi saber.

No se apagó ni un ápice, el amor llegó a mi vida justo cuando menos lo esperaba y el miedo, el temor de perderlo...hizo justo lo que me preocupaba. Fui una inconsciente, mirándolo por el lado bueno...todo esta situación me hizo darme cuenta de lo que quería y necesitaba, por lo que debía luchar aunque ahora llegase tarde. Siempre fue así, llegaba tarde a lo que más pudiese importarme o hacerme sentir.

Menos a la Ópera . Llevaba un rato sentada mirando el panfleto en donde describía de qué se trataba, lo leí un sin fin de veces, todo por no saludar a ciertas personas pedantes. Un murmullo, hizo que girase el rostro y apreciase la escena, alguien más ocuparía el palco. No lo había visto nunca, mi vista volvió al escenario, estaba deseando que empezase para olvidarme de todo por unos segundos, o eso creía. Dos señoras de abajo no dejaban de parlotear, me tenían la cabeza loca. Me incliné y siseé para que mirasen en mi dirección, la sonrisa de ambas se esfumó por mi expresión, si tuviera poderes las hubiese fulminado en el acto.

-¿Van a callarse o a subir al escenario para dar la obra? Si quieren hablar como cotorras vayan a un restaurante o a la calle, al fresco -volví a mi asiento, sentía la mirada en mi persona y sin mirar tuve que preguntar en voz alta -¿Qué? Lo pensaba también, maldita sea ni ver una maldita obra a gusto. Ya avisé una vez, a la segunda , tiro la butaca sobre sus cabezas y haré un gran favor a la humanidad -mis modales, no dejaban de ser elegantes pero con esa soberbia que me caracterizaba , solo quería un momento de paz.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Françis S. Lombard el Lun Oct 16, 2017 11:38 pm

Murmuros altos y risas estrambóticas rodeaba a la paz de aquel palco, estaba a punto de retirarse mejor a seguir buscando entre el sendero de la noche alguna otra diversión pero antes de poder irse observó una melena clara que no se encontraba tampoco cómoda, se inclinó hacia atrás mirando a aquella mujer hasta que de sus labios curvos perfectos soltó una cascada de regaños a los que hacían más escándalo que los animales del zoológico. Soltó una carcajada que llevó la mirada de todos al asiento, de tanto que comenzó a reír tuvo que apartarse un poco de la mujer sujetando su estómago ante la diversión extrema que tenía, la miró de soslayo riéndose a un más, pero no dudo en el momento en que se calmó recargar su rostro sobre su mano en puño mirando a la mujer que le acompañaba con unos ojos de diversión y algo de lujuria, pues sus ojos recorrieron su rostro hasta bajar por su cuello y escote sobre todo en el escote donde se tomó más el tiempo para examinarla, pero luego comenzó a toser negando con la cabeza

Miró por otro segundo a la joven en silencio, sabía bien cómo molestaba a las mujeres ser miradas sin motivo aparente, como se tornaban de furiosas cuando no había palabras y solo miradas incluso hasta cuando se tornaban como la grana en tonos rojizos de la vergüenza, pero para sus ojos aquella mujer no distaba de ser de ese tipo, entonces pensó ¿de qué tipo era ella? Suspiró y solo negó, negó tres veces con la cabeza mirándola de soslayo apoyándose contra el barandal del palco -Más escandalo hacías tu primor, al reclamarle a ellas has alzado tu vos lo que ha hecho que todos nos miren, incluso logrando que yo me riera tanto, no es que me desagrade esos griteríos, pero simplemente hubieras tomado tu bello zapato y lo hubieras arrojado, hasta te ayudaba a fingir que estábamos haciendo otros menesteres- sonrió divertido por las dobles sentidos de sus palabras.

Soltó un suspiro, la obra comenzó pero ya no prestó atención pues otra mucho más interesante se desarrollaba frente a él -No creo que hagas un favor a la humanidad, pero si a su esposo, ¿sabes quiénes son esas mujeres? ¿Tienes idea de quienes son sus esposos?, si no te suenan te daré apellidos si gustas, oh, además- se acercó un poco a la rubia y susurró tomando entre su mano la mano ajena entrelazando los dedos como si fueran algún tipo de pareja o amantes de la noche besando el dorso de la mano -Cuando maldices de esa forma se forma un hoyo en tu mejilla, como si te sintieras más a gusto con tu rudeza que con la delicadeza que muestran tus manos y ojos- sonrió, soltando la mano antes de ganarse él el golpe de aquel asiento, pero no paraba de reírse.

Se recargó contra la silla casi recostándose y con los pies alzados, sus ojos cerrados y la sonrisa de un triunfo por algo de paz en aquel lugar -Aunque si debo agradecerte por este momento de paz, ¿Cómo debo llamar a mi salvadora, bajo que nombre? Oh, y ¿Qué debo hacer para pagar por este noble gesto suyo? ¿Diamantes? ¿Vestidos? ¿Un beso?- sonríe pero con un suspiro de relajación y tranquilidad.



La rosa frente a mis ojos no es la misma que hoy ni mañana.

Smile:
El viento te llevó:
Quema el recuerdo:
Pensando en todo, sobre todo en ti:
Pelear hasta el cansancio:

avatar
Françis S. Lombard
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 53
Puntos : 34
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Valeria Cannif el Dom Oct 29, 2017 4:27 pm

Los murmullos por el comportamiento de la Condesa, silencios por el temor a ser el centro de su ira contenida y luego, llegó esa risa que captó toda su atención, enarcando ambas cejas. No era gracioso el que la molestasen, menos del modo en el que acababa de perder la compostura. Resopló, aunque más fue un gruñido que desconcertó a más de una señora, no podían creer que alguien con tan importante apellido y buenos modales, perdiese los papeles de esa manera. Qué poco la conocían y qué poco le importaba lo que pensasen, terminaba siempre haciendo lo que le daba la gana.

Se echó a reír finalmente por el atrevimiento no solo de dedicarle ciertas palabras, la había recorrido con la mirada de una manera bastante poco decorosa y ella no se quedó atrás, sus orbes esmeraldas recorrieron al desconocido sin perder detalle alguno tanto de su atuendo como su complexión. Una batalla de miradas que terminó cuando la francesa volvió a perder la mirada en el escenario donde pronto daría comienzo la obra.

-Otros menesteres...como ¿probarnos calzado? -rió por lo bajo evadiendo su doble sentido pero por la sonrisa que se dibujó en sus labios, estaba claro que habían pensado en lo mismo -No me importa lo que digan, así les darán sentido a sus vidas. El padre de mis hijos está lejos, solo nos une eso de momento -no dijo más, lo suficiente para dar la información que él debía saber, no se escondía...su matrimonio no pasaba por un buen momento, un momento que se perdió y no podría ser recuperado.

Las miradas clavadas en ambos cuando aquel atrevido le cogió la mano, casi se le escapa una carcajada muy poco elegante pero pudo mantener el tipo, mirando de reojo al que ahora era su acompañante de palco. Aprovechó que sus manos se entrelazaban para tirar de él y quedar aún más cerca.

-Valeria. -sin apellidos, el brillo de sus ojos delataba lo rebelde, su sonrisa iluminó su rostro por unos segundos, una sonrisa que se esfumo al comprobar que efectivamente estaba muy cerca -Antes seguramente te hubiese besado yo antes pero ahora... creo que antes de perderme en los brazos de un desconocido , preferiría saber como se llama. Y puede atreverse a darme un beso, puede que termine con esas cotorras...¿se imagina? Socorriéndole, al pobre joven y gallardo caballero -la música de fondo, a la tenue luz pudo observarle con más detenimiento, era atractivo ...sí pero ¿quién se querría sentar al lado de la señora? Nadie. Y él sin embargo, no dudó en hacerlo -No me debe nada, monsieur, o... mejor ¿ por qué no la elige, usted? tenga cuidado, no vaya a ser que sin querer, cruce las puertas del infierno -enarcó una ceja, advirtiéndole con su inquisitiva mirada, si se acercaba más de lo previsto, podría arder el teatro entero.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Françis S. Lombard el Dom Nov 12, 2017 10:33 pm

Ante la elocuencia de la joven dama no pudo, no se resistió a soltar una sonora y tremenda carcajada que llamó no solo la atención de los presentes si no también de sus miradas reprochadoras y uno que otro chitón para guardar silencio y más que nada la compostura. Solo agitó su mano ignorando los comentarios pero la risa no cesaba aquella preciosidad de dama le había resultado tan graciosa como exquisita en la velada; cuando se recompuso no dudo en alcanzar su mejilla acariciándola con un leve pellizco de este -Mi vida, esos zapatos te quedarían mucho mejor a ti que a mi, aunque podemos ir si gustas claro que yo sería quien te los ponga y te los saque, mis dedos son muy hábiles cuando se tratan de prendas femeninas ¿quieres probarlo, mi vida?- pregunto pero terminó en reírse de nuevo.

Más la sonrisa terminó cuando escuchó sus palabras y aquella mirada de dolor y tristeza, no pudo hacer más que tomarle la mano entrelazando los dedos con los de ella, algo que había aprendido y que siempre reconfortaba a cada belleza de dama soltera o casada cuando tenía problemas -Bueno primor, no, Valeria. El padre de tus hijos se pierde el no estar con la madre de sus vástagos, eres una mujer ocurrida y graciosa además, míralo por el lado positivo, gracias a eso puedo conocerte más a fondo si así lo quieres- sonrió en aquel momento y entre el acto de valentía y por el reto que le imponía la bella dama no dudo y un beso en la frente dejó de ella, un beso casto y sincero así como un guiño y una sonrisa -Puedes llamarme Francis, mi vida, solo es un nombre pero al final puedes llamarme como gustes como te sientas cómoda, porque igual responderé a tu voz - le tomó la mano con fuerza besándole el dorso como todo un caballero -Si me besas y te beso, eso quedaría entre nosotros, nadie más tendría que saber que has probado los labios ajenos de un noble caballero, oh pero te advierto que si quieres besarme te devolveré un beso mucho más intenso-

La obra iba dando comienzo pero sus ojos estaban sobre aquella mujer que le parecía más interesante que miles de obras -Por una mujer como tú, mi vida, sería capaz de ir con ojos cerrados por ese par de puertas, saborear aquel infierno tan cálido que rodea y del que eres dueña, probar el dulce y amargo sabor de tu infierno con tu sudor, oh y tal vez cruzar por un par de montañas que me pongas de camino, no tengo problemas si con eso logro llegar a ti, no importa el camino si no lo que encontremos luego de recorrer el camino espinos, y si la flor lo vale será mucho más reconfortante, si tengo que elegir, elijo llevarte a comer y luego a beber y bailar, para luego llevarte a ver el cielo y quien sabe tal vez me dejes verte envuelta entre sabanas- sonríe y suelta la mano de la joven recargando su cabeza sobre su bazo que esta sobre el brazo de la silla -Sabes, tu marido es un completo idiota, al dejar una mujer como tu así sola, no te besaré, no porque no seas excitante porque eres tan sexy que podría tomarte aquí mismo delante de todos, pero no lo haré no por temor de terminar sobre esas feas mujeres y que quieran violarme luego, si no porque sería desaprovechar tu encanto de diablillo- buscaba reconfortar a la dama, no como un prostituto de la noche, si no como un hombre.



La rosa frente a mis ojos no es la misma que hoy ni mañana.

Smile:
El viento te llevó:
Quema el recuerdo:
Pensando en todo, sobre todo en ti:
Pelear hasta el cansancio:

avatar
Françis S. Lombard
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 53
Puntos : 34
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Valeria Cannif el Sáb Nov 18, 2017 5:32 pm

Su risa, lejos de causarle molestia, le robó una sincera risa que escapó de aquellos labios carmesís en los que sin lugar a dudas muchos habían pecado y tan sólo a uno, había pertenecido. El coqueteo , siempre fue innato en la francesa y en otro tiempo, no habría dudado en tomar otro camino diferente. El caballero le estaba haciendo reír, realmente se lo estaba pasando muy bien oyendo de fondo los murmullos cada vez más sonoros, los cotilleos y rumores se centraron en los dos.

-Un beso más intenso...una manera muy peculiar de llamar a perderse en las llamas del infierno -susurró con voz acariciadora, como un roce en la piel con una pluma. Las esmeraldas buscaron las del desconocido, lo cierto era que lo sentía como si lo conociese de antes, entre ellos se comenzaba a formar una complicidad con la que solo dos personas pueden llegar a tener, un gran revuelo ocasionaría aquel encuentro pues no tardarían en difundir el chisme por todas partes, seguro...hasta llegar a los oídos del que aún era su esposo.

Las sinceras e intencionadas palabras de su acompañante, le arrancaron una sonora carcajada, las miradas se centraron en ella pero nadie se atrevió a decir palabra. Valeria seguía con la mirada anclada en la obra, no escuchaba más que la varonil voz de fondo, acariciando su oído con el susurro de su voz, buscándole y desear encontrarla. Los tentadores labios se entreabrieron, dejando escapar un sonoro suspiro. Conocía el juego del gato y el ratón, aquel tan indefenso del que terminó siendo víctima pues nunca en sus planes estuvo el enamorarse.

-No encajamos, eso es todo. Y no estamos juntos sólo nos une el apellido y los hijos, obivamente sentimos cariño y aprecio por el otro, nos queremos porque cuando se quiere, es para toda la vida... pero he aceptado que separados, nos hacemos menos daño y es mejor. -increíble que ese pensamiento fuese de su cosecha pero cuando las cosas eran mejor de un modo, cambiarlas sería un error -Es tentador. He de reconocer que hace mucho que … bueno, no recuerdo cuando fue la última vez que me perdí entre sábanas pero quién sabe cuando vuelva a ser... -se encogió de hombros, acomodándose elegantemente en el sillón rojo de terciopelo, a juego con sus labios como el fuego -Merci por tus palabras, cualquier dama estaría más que encantada y es mi caso.. como es tan tentador perderme en el placer y no pensar.-

Fue ella quien se inclinó para observarle más detenidamente, las orbes dibujaron su rostro, desnudándolo con la mirada y terminar con una breve sonrisa en la que cualquiera se perdería. Alzó la mano entrelazada, dejando un roce de labios en los nudillos ajenos... carmín rojo frente a una fiera mirada -Francis -volvió a su asiento, como si jamás hubiese ocurrido nada... volviendo a ser dos desconocidos. -No soy una presa fácil, antes lo era, si ocurre algo entre tú y yo...no volverá a ocurrir más. Sólo será calmar el fuego aunque seguramente, una vez que obtengas lo que desees deje de carecer sentido para ti -fue sincera, demasiado... y quizás eso le llevaría a perder la compañía... quien avisaba no era traidor.

-Podría ocurrir y divertirnos, somos adultos y podemos hacer lo que nos plazca...pero he de admitir que la obra ha carecido de sentido, está siendo agradable...conocerte. -se humedeció los labios seguido de esa sonrisa, tan normal en ella.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Françis S. Lombard Ayer a las 1:31 am

Alzó los hombros para ese momento, sus ojos estaban más entretenidos en el vaivén de aquellos labios de tentación con el tono de la manzana del pecado que estaba dispuesto a morder para dejarse caer entre los brazos de la serpiente y el pecado, pero con una sonrisa y un guiño de complicidad se mantuvo a raya, por el momento, uno que duraría mucho tiempo. La obra le parecía muy secundaría y ya hasta aburrida, pues la que estaba viendo más de cerca le parecía más que agradable, excitante, graciosa, dramática y hasta especial como no parar de sonreír jugando con sus cejas al ver aquel rostro. Suspiró tomando la mano ajena sin apartar de la suya uniéndola con fuerza y desviando la mirada las demás viejas que no paraban de fruncir sus horribles caras y ceño, entrelazó su mano con la de ella jugando un juego muy peligroso.

Jugó tirando de la mujer hasta juntar ambas frentes, tan cercas como respirar el dulce aliento que de sus rojos labios se desprendía -Mein Teufel, debo decir que no hay mejor muerte o pecado que morir entre los labios del infierno y regresar de ellos para volver a caer presa de tus endiablados labios- se separó unos segundos acariciándole la mejilla llevando entre sus dedos parte de aquel labio en tono rojo que resaltaba por todo el lugar -Sabes, estoy seguro que si tu esposo te viera aquí, conmigo, a punto de besar tus bellos labios, seguro me daría una patada en el culo o me arrojaría de balcón abajo directo a toda esa jauría de perras hambrientas- soltó una sonora y tremenda carcajada que hizo que muchas personas, hombres y mujeres regresen la mirada haciendo el gesto de silencio, uno que provocaba más ruido que la risa que el emitía, para Francis, eso no importó en lo absoluto.

Se separó completamente volviendo a su habitual y tranquila actitud de un caballero muy respetuoso, pero quien miraba como un niño que le han quitado el dulce favorito al haberse la joven tomado su asiento, dejándolo solo, ni tanto pero era lo que disfrutaba del momento -Los hijos, un apellido no une nada, mein teufel, solo es una mera solemnidad, digamos que solo es para no dar que decir a las hambrientos de chismes, si realmente hubiera cariño él estaría entrando aquí ahora, me hubiera golpeado y alejado de su mujer, cuantos hombres he visto hacer eso, mi pequeño petirrojo, en tu caso tu marido es solo un imbécil que no sabe lo que tiene hasta que lo pierda completamente, y aunque tu me digas que es por el bien de ambos me pregunto ¿por tu bien o por el de él? - iba a decir algo más pero terminó por callar en sus palabras.

Se sentó mirando directo hacia la parte principal donde se llevaba a cabo la obra, dejando sus palabras en el aire, pero con un sabor amargo que tal vez terminaría por alejar a la mujer, pero antes e que ella se marche o le diga algo, tomó su mano entre la suya entrelazándola en silencio, un silencio momentáneo -Me disculpo por mis palabras, pero es lo que pienso- volvió a besar el dorso de la mano, un beso más profundo que marcó los huesos con sus labios y sentía la piel ajena -Si fueras una presa fácil no estaría aquí hablando contigo, estaríamos en la parte de atrás haciendo lo que dos adultos saben hacer, tus piernas alrededor de mi cintura y tu falda toda recorrida, con mis manos haciéndote ver el cielo y el infierno del placer haciendo que tu cuerpo arda entre gemidos de placer, que solo haría a tu cuerpo llorar de deseo por más- sonrió brevemente -Aunque no me creas, lo que deseo conseguir no es solo tu bello y endiablado cuerpo, es algo más allá, es ver tu sonrisa, verte realizada, ver tu brillo, ser tu compañero y escucha, ser lo que tu esposo no puede ser, ahora que como dices, ambos somos adultos y podemos hacer lo que nos plazca, y lo que a mi me place es verte en vuelta en unas sábanas mientras acaricio tu cabello y tu solo duermes un momento y te olvidas de todo, que tal si te cargo a la cama como si fueras una niña consentida, así al menos podrás conocerme y yo a ti más profundamente, es más puedo ser tu ayuda cama ¿Qué te parece? - sonríe mirando directo a aquellos ojos

Miró sin bajar su mirada, mantuvo la mirada hasta que soltó una sonrisa desviando la mirada hacia la obra que ya estaba más que aburrida, porque no tenían a semejante actriz como su compañera -Así al menos tendrás más para reírte aunque algo me dice que hay algo que mi pequeño diablito no me está diciendo, pero está bien, tras los misterios de tus ojos y labios hay algo exótico por descubrir Valeria, así que me tomaré con toda la calma hasta que la última prenda caiga y vea a la verdadera Valeria, al verdadero diablito desnudo frente a mis ojos, y no solo de prendas, quizás con suerte y se pueda verte encima mío así - la mira de arriba hacia abajo riéndose -bueno al menos soñando no hace mal, espero que en mis sueños pueda hacerte lo que más deseo, todo aquello que deseo y tu también deseas, pero me tomo que seré violado por ti en sueños, ¿acaso no es hora de irse a la cama ya?- ríe más justo cuando llega un mozo a pedirles que hagan silencio o tendrán que abandonar la sala, pero él entre sus ropas saca una bolsa de dinero entregando al mozo que se retira entendiendo que hará lo que sea y que los otros deben ser silenciados.



La rosa frente a mis ojos no es la misma que hoy ni mañana.

Smile:
El viento te llevó:
Quema el recuerdo:
Pensando en todo, sobre todo en ti:
Pelear hasta el cansancio:

avatar
Françis S. Lombard
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 53
Puntos : 34
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La nota más alta dentro de la velada || libre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.