Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Nunca te diré adiós | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nunca te diré adiós | Privado

Mensaje por Ladislav Pekkus el Miér Sep 13, 2017 7:49 am

Sólo ahí respiró de verdad, como si hasta entonces, y sin darse cuenta,
hubiera estado conteniendo la respiración; sólo ahí tuvo verdaderamente miedo y alivio al mismo tiempo.

Julio Cortázar


Sentía que le habían quitado parte del peso que llevaba sobre su pecho, aunque pronto se lo habían devuelto. Por primera vez en años, Ladislav Pekkus había vuelto a respirar con normalidad. Claro que solo habían sido cortas bocanadas, el alivio no era eterno sino que duró lo que dura un abrazo cargado de añoranza, se extendió tanto como los minutos que transcurrieron en aquella visita inesperada, pero salvadora. Sin embargo, ya habían pasado dos días -transcurría la segunda noche- y Ladislav confirmaba que el abrazo de Karishma lo había cambiado irremediablemente; él ya no era el mismo.

La tormenta azotaba con fuerza aquella zona de la ciudad. Los truenos hacían vibrar las paredes de la casa de Ladislav, el herrero, en las inmediaciones del puerto. Si se volteaba hacia la derecha, en su cama, pensaba en su hermana que, terca como era, había ido a trabajar a lomos del caballo de Lad. ¿Habría llegado con bien a la taberna que limpiaba por las madrugadas? En cambio, si se volteaba hacia la izquierda, si se ponía de cara al techo o boca abajo (y creía que incluso si se metía debajo de la cama), Ladislav pensaba en Karishma. Su recuerdo lo enloquecía, lo enardecía. Su mujer no había cambiado en lo absoluto, seguía siendo la misma, con la misma dulzura, con idéntico brillo en los ojos. Y su cuerpo… ¡la había encontrado más hermosa de lo que recordaba! ¡Qué bien le había sentado la maternidad! De solo recordar la tibieza de su cuerpo contra el suyo… Algunas veces, en el transcurso de aquellos dos días, Ladislav había tenido que recurrir a la autosatisfacción para aliviarse. El mero pensamiento de correr al encuentro de las prostitutas del puerto, para personificar a Karishma en alguna de ellas, le parecía una falta de respeto, un insulto. ¡Oh, su adorada gitana! ¿Por qué había aparecido así de repente? ¿Por qué se había ido?


“Porque tiene una vida, una feliz y lejos de mí”, se decía y la justificaba. Ella era valiente, mucho más de lo que él podría llegar a ser.

La lluvia no contribuía en lo absoluto a que los pensamientos dejasen de torturarle, pues siempre la asociaría con Karish. Tenían decenas de recuerdos juntos en días, noches y madrugadas de lluvia.
Ladislav acabó por ponerse en pie, repentinamente sentía frío por lo que buscaría una manta más de lana que poner sobre la cama. Su madre era muy buena tejedora y al mudarse a París él había cargado con algunos de los trabajos de Daria Pekkus porque nadie mejor que una madre para abrigar y, como ya no la tenía, necesitaba sentir sus manos al menos de esa forma.
Dormía con ropa ligera, a penas unos pantaloncillos largos, su torso siempre desnudo. Por eso era que se helaba, si tan solo tuviera el calor de Karishma…


“No sigas por ahí”, se dijo, ya cansado de necesitarla.

No tardó en dar con la manta tejida, la guardaba en uno de los muebles altos del pasillo. Su casa no era grande, ni por asomo, pero todo estaba bien sectorizado, Ladislav era un hombre tan ordenado que podría haber encontrado lo que se propusiese aún con los ojos cerrados.
Extendía el nuevo abrigo sobre la cama cuando un golpeteo frenético lo asaltó. Alguien sacudía su puerta a esas horas de la noche y, a juzgar por la insistencia, se trataba de una urgencia. Sin calzarse siquiera, Ladislav corrió hasta la entrada de la casa, que era también la entrada de la herrería –pues ésta se hallaba en la parte delantera de su hogar- y abrió sin preguntar nada.
Empapada, con su cabello hermoso pegado al rostro. Así la vio, así se reencontraron.


-Karishma –susurró, incrédulo aunque estuviese viéndola, y de manera inmediata abrió los brazos para invitarla a refugiarse en ellos.



La memoria… esa cruel enemiga del consuelo.

Arena entre los dedos:
avatar
Ladislav Pekkus
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 33
Puntos : 29
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 10/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.