Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Raakshason kee raat -Privado+18

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Thrisna el Jue Sep 14, 2017 2:49 am

Recuerdo del primer mensaje :

"yah tum kya dekhate ho" ( Es lo que ves )



Algún evento en el centro de París, había alejado la clientela por esas horas. Me dediqué a darme un largo baño con mis aceites, debía estar preparada para esa noche en la que seguro alguien me reclamaría para hacer sus deseos realidad. Acostumbrada a la misma rutina, masajeé mis piernas con las yemas, los glúteos y los pechos, preparando mi cuerpo para una jornada intensiva..según la madame, estas noches más desiertas eran las más fructíferas a determinadas horas.

Tras enjabonar y darme el lujoso placer de un baño con flores secas, me dispuse a secarme y hundir las yemas en la piel, nutriéndola y cuidándola, era mi herramienta de trabajo...debía lucir perfecta. Dejé que mi cabello se secase a su amor, una cascada azabache que acariciaba mis nalgas, provocándome una risa cuando lo soltaba .

Una temperatura agradable, tan solo me puse por encima un batín de seda a medio abrochar, blanco como la nieve, en la espalda un bordado floral exquisito...que hacía juego con las flores que adornaban mi cabello. Dispuse tres rosas a un lado, el derecho, pequeñas rosas pequeñas que me daban ese toque más exótico.

Tenía hambre, apenas comí nada en todo el día. Ese maldito hombre me llevó más de media mañana en hacerlo desaparecer. Mi sonrisa , disfrazaba aquella amargura de tener que arrastrarlo hasta el río y dejarlo pudrirse en el lodo, como bien me habían pedido. Como si no hubiese ocurrido nada, mi sonrisa lucía resplandeciente, la mirada de mis compañeras no tardaron en posarse en mi persona. Sabía que ya tenía enemigas por robarles clientela pero me traía sin cuidado pues la ignorancia...era la mejor arma en estos casos.

Deslicé el dedo por la barra, pensando en qué tomar... un buen vino francés. Me mordí el labio inferior mientras paseaba la mirada por las distintas parejas, hombres con solo una prostituta, dos prostitutas con una...parejas de dos. Tomé mi copa dispuesta a llevarla a mi habitación cuando sin esperarlo, alguien me la arrebató... llevándosela, una compañera que ni ese placer me dejó saborear. Ni siquiera sabía quien tenía delante, me la iba a hacer pagar... sería la copa más cara de su vida. Solo le sonreí, mi cabeza ya comenzaba a trazar el plan...de su asesinato.

Spoiler:


Última edición por Thrisna el Lun Oct 02, 2017 2:08 am, editado 1 vez




योद्धाओं:


Catalina:

avatar
Thrisna
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 67
Puntos : 60
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 01/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Thrisna el Mar Abr 10, 2018 4:29 pm

“मेरे पैरों के बीच खो जाता है घर का रास्ता"
El camino a casa, se pierde entre mis pies.”



La voz susurrante quedó en el puerto, las palabras se grabaron con fuego en la mente. Una misión clave le llevó a tierras norteñas, una más importante que dar muerte al gran Conde Höor Cannif. Una bofetada de aire frío, le hizo cerrar los ojos de golpe, sintió cómo las pestañas se le helaban, los labios resecos y las mejillas arder como si fuesen a estallar en miles de pedazos en algún instante. Conocedora de las gélidas temperaturas en esas tierras, un abrigo de pieles, la cubrió por completo, hasta los tobillos, botas de cuero amarradas en la cara exterior de los muslos, con fuerza.

Las miradas furtivas del licantropo, podían observarla escondida entre las capas, observándolo todo a su paso con atención. Las orbes esmeraldas, fascinadas por el paisaje que se presentaba ante sus ojos, uno digno de contemplar y una sonrisa sincera apareció en sus labios, si ese era su hogar era afortunado, una maravilla salvaje y hermosa, delicada y fiera, cómo le gustaba e incluso se relamió los labios, del placer de conocer el lugar y sus habitantes.

Los ojos verdes de la asesina se anclaron en la imponente espalda, siguiendo cada paso en completo silencio, siempre alerta a cualquier falso movimiento. Su vida peligraba a cada segundo, iba a la jaula del león por propia voluntad, cazar al fiero animal , darle caza y proclamarse vencedora de la gesta que desde el primer segundo comenzó entre ambos.

Los labios cereza, se acercaron sigilosos al oído del aclamado príncipe, ese cruel y despiadado que sembraba el caos allá dónde sus pasos se perdían, siempre volvía a su hogar y comprendió su júbilo, pudo vislumbrar ilusión y alegría al cruzar las puertas. Rió, risa que acarició el cuello ajeno, un gesto involuntario como sus labios casi acariciando la piel desnuda a cada palabra que salía de su boca.

-No necesito vergas, ya estoy servida. Mi misión no es follarme a tus bestias, es acabar con tu familiar y luego contigo... -una sonrisa maliciosa, cuánta verdad en sus palabras, el juego de la seducción volvía a ganar la apuesta -Acabar follando contigo bañada en la sangre de ese traidor es lo único en lo que pienso desde que he pisado tu tierra, tu hogar -se apartó, recolocándose las pieles, observando de reojo por la ventana, como los guerreros preparaban los caballos, otros entrenaban y ella, no podía apartar la atención de cada movimiento de aquel lugar, era clave.

-Tu mundo es maravilloso, digno príncipe y sucesor -la lumbre regalaba a la habitación un recibimiento acogedor, dejó caer el abrigo de pieles a sus pies, ropa de cuero y entallada, botas que rechinaban a cada paso dado -Necesitamos descansar y mañana...quiero conocer las fronteras, el lugar dónde se encuentra, él -se relamió por el simple hecho de conocer dónde se encontraba su presa, se acercó a la lumbre, extendiendo las palmas, calentándose las manos, parecía más pensativa que de costumbre -Espero que seas tan hospitalario como dicen, los norteños saben cómo darte una buena comida y alcohol, ¿no te quejabas del de París? Quiero conocer el de aquí, quién sabe si te tumbo bebiendo, o me como un jabalí entero -bromeó sin darse la vuelta, clavando su mirada en él, podía ver las llamas en los ojos ajenos bailar en una danza sin fin...siguió recorriéndolo hasta pasear la mirada por cada lugar de su cuerpo.

-Y necesito ver al herrero, quiero un escudo mejor que el que tengo, aquí me hará falta




योद्धाओं:


Catalina:

avatar
Thrisna
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 67
Puntos : 60
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 01/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Hati Dag el Sáb Abr 14, 2018 4:50 am

La sirviente acomodó la habitación y ante una orden mía corrió escaleras abajo para pedir la comanda, pronto un jabalí y un barril de hidromiel seria subido a la cámara de la asesina para complacer sus caprichos, ese día como bien decía debíamos descansar, al día siguiente le mostraría un poco mas de mi mundo, ese que mirando a través del ventanal decía amar.
-Si te emborrachas y cambias de opinión sobre las vergas estaré en mi habitación -aseguré ladeando la sonrisa.

Tenía que ir a ver a mi padre, contarle las buenas nuevas, después me iría a la taberna con los muchachos, había mucho que celebrar y también que preparar, en una semana partiríamos hacia la aldea de Thurmen, envalentonados por la protección de Akershus, muchos de los campesinos habían dejado de pagar sus impuestos, al parecer pensaban que el puño de hierro de mi padre no les alcanzaría, craso error cometían y lo pagarían.
Recordarles porque el norte era nuestro, era un placer que pensaba paladear despacio, como un vino cuando ves el tardecer. Tomaríamos a las mujeres, mataríamos algunos ancianos inútiles y robaríamos infantes que engrosarían las filas de nuestros ejércitos cuando se hicieran grandes, al final del día suplicarían por que nos lleváramos su dinero y los dejáramos vivir tranquilos.

La jovencisima doncella regreso para comunicar que en breve subirían lo pedido, iba a marcharse con la cabeza baja cuando mi diestra atrapó su muñeca, su cuerpo tembló como una hoja cuando de un tirón golpeó el mio.
La giré para mostrar a tan bello manjar a la asesina.
-Como no quieres vergas, puedes emborracharte, comer y disfrutar de esto -susurré con los ojos oscurecidos como pozos y un iris amarillo que como anillo los bordeaba.

Deslicé dos de mis dedos por el muslo de la joven elevando la falda y arrugando la tela mientras ascendía hacia su centro.
La mirada de Thirsna se perdió en u piel de terciopelo que se erizaba al paso de mis falanges.
Dos lagrimas escurrieron por sus mejillas cuando a un lado hice sus bragas, gritó al notar mis dedos recorrer su coño masturbándola mientras provocaba su clítoris para engrosarlo.
-Es un poco tímida -aseguré sujetando su cuerpo bien pegado al mio -pero se moja -aseguré hundiendo dos de mis dedos en su coño para sacarlos manchados de elixir mostrándoselos a la asesina con una divertida sonrisa -hoy es tuya -aseguré lanzándosela antes de darme la vuelta llevándome los dedos a la boca para chuparlos dispuesto a salir por la puerta.





Caos:
avatar
Hati Dag
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Thrisna el Vie Abr 20, 2018 4:28 pm

El hambre le irritaba, estaba deseando probar la deliciosa carne asada, el Norte se conocía por su excelente gastronomía y qué decir del alcohol, como bien le dijo en París, el parisino exportado nada tenía que ver con el alcohol que se servía en su tierra. Sonrió, observándole reflejado en el espejo, inevitable que sus orbes esmeraldas se fijasen en su silueta, grande espalda y su mirada penetrante, traspasarla como si nada más existiese en la habitación.

Era temido y en la mirada transparente de la asesina, no parecía ser el caso, le estudiaba y observaba en silencio. Para Thrisna, el licantropo era un auténtico rompecabezas, unir sus piezas se le hacía tan imposible como conocer realmente lo que pensaba. La joven fue invisible para ella, tan ensimismada en deleitarse en él que al hacer mención, despertó de golpe. Aún de cara al espejo, peinándose el cabello con los dedos, observó como buscaba lograr algo que no tardó en conseguir, la pequeña estaba muerta de miedo y sin embargo, le dejaba hacer, completa a su merced...

la imagen inocente de la joven, le recordó a sí misma, cuando no era más que una más a las que entrenar. ¿Fue inocente en algún momento de su vida? Ni siendo niña, mucho menos ahora. Contemplando la escena, se relamió, girándose y encararse con la tentadora imagen del guerrero lamiendo sus dedos, apenas en un par de zancadas, le cortó el paso y ni pidió permiso, con firmeza tiró de su muñeca, esos dedos impregnados se pasearon por los tentadores labios rojos carmesí, saboreando el elixir del deseo. Sus dientes tomaron las yemas, mordisqueándolas con gula y ronronear de paso, no perdió tiempo ni permiso... la mano libre fue directa hasta su hombría, donde ejerció presión.

-Puedes quedarte y ver, unirte si lo deseas... ¿no te gustaría? Creía ibas a acompañarme en la cena, ¿qué te parece ella de tu copa y yo...de tu plato principal? O viceversa, como gustes. Nuestros cuerpos serán quiénes te ofrezcan la comida...a cambio de algo -le obligó a retroceder hasta la puerta, que ella misma cerró apoyando las palmas a la altura de la cabeza del guerrero, riendo de lo más divertida... los sollozos de la jovencita le arrancaron un gemido -Quédate, lobo -pidió melosa, separándose de él, el objetivo no era otro que la pequeña que temblaba.

Thrisna, deslizó los dedos por el cabello ajeno, enredando y dejar que sus nudos se deshiciesen por sus movimientos envolventes. Ambas miradas se encontraron, la asesina siseó para que guardase silencio, quería verla desnuda pero...antes tenía que hacerlo con cuidado, confiase en ella. Rió contra los inocentes labios, regalándole un roce cálido, los abultados senos de Thrisna, buscaron presionarse con los ajenos, buscar un roce casual en donde la propia joven la buscase.

-Te ha gustado que te toque y te gustará más que yo lo haga ¿me dejas? -murmuró contra sus labios mientras sus dedos ágiles, dejaron que la ropa abandonase el cuerpo ajeno, quería verla desnuda...contra la luz de las llamas de la chimenea. -No haré nada...que no quieras, me lo pedirás... y él nos los dará. ¿No te gusta? Desnudo es más hermoso, tendremos que desnudarnos todos pues -jugó con las palabras, el ligero vestido apenas bastó para desatar algunos cordones y quedar desnuda ante ella, de espaldas a él, el largo cabello azabache acariciaba su trasero, insinuante e imagen arrebatadora de las dos mujeres cara a cara -Ven -le tomó de las manos, la pequeña poco a poco parecía relajarse, quería contemplarla desnuda, admirarla y disfrutarla, para eso era suya esa noche -Bonito cuerpo -se dejó vencer en la cama, en el borde, las piernas abiertas...la imagen de su sexo quedaba totalmente a la vista tanto de la jovencita como el guerrero.

-Siéntate, sobre mí, ven cariño -dudaba, temblaba y dudaba al mismo tiempo pero no le bastó más que entrelazar los dedos con los suyos para que accediese a tener el sexo mojado muy cerca de su boca -Sobre mí o sobre mi boca... -rió, lo que provocó que su aliento cálido golpease contra su sexo -Eres muy bonita... -las manos de la asesina, recorrieron los muslos ajenos con delicadeza, al mismo tiempo que los separaba para buscar un punto en cuestión. No dejó de mirarla a los ojos, fuese ella quién poco a poco cediese a la prostituta, así fue como abrió las piernas y Thrisna paseó la lengua por su sexo, lo que provocó que la pequeña se estremeciese, adentró un poco más la lengua, ella misma buscase sus atenciones. La mirada de Thrisna se desvió hasta Hati, a quién sonrió, dejando sentada a la joven sobre su regazo, perdida y excitada -Bonitos pechos -susurró en su oído, lamiendo su cuello y conseguir que su espalda se arquease, los pezones de ambas mujeres tomaron contacto y un gemido se escapó de los inocentes y puros labios de la joven -Y ni he empezado, cuando me pierda en tu sexo, me coma tu cuerpo... no podrás parar de pedirme más...ahora, comamos...luego quizás te disfrute otro poco -los ojos brillantes de su presa, suplicaban más y ella, se reía por lo bajo, sin dejar de contemplar al guerrero, relamiéndose, hundiendo los dedos en las nalgas ajenas, moviéndola contra sí , ella mandaba.

-Curioso que nunca me hayan devorado como yo te he probado ¿no te animas, guerrero? a comerte el entrante




योद्धाओं:


Catalina:

avatar
Thrisna
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 67
Puntos : 60
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 01/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Hati Dag el Dom Mayo 06, 2018 2:22 pm

La dama no dudó en cortarme el paso, quizás de ser otra y osar hacerlo le hubiera dado unos azotes, mas en este caso me limité a ladear la sonrisa dejándome hacer, su boca invadió la mía enterrando su lengua en la cavidad húmeda y como sierpes ambas sinhueso danzaron en una gesta épica donde ninguno venció, ni perdió, solo probo el sabor de la contienda.
-No puedo quedarme -susurré contra sus labios escuchando su ronroneo, una invitación dulce que escapaba de sus cerezas y que admito deseaba tomar, mas..
-Tengo que pasar a informar a mi padre de algunos asuntos, no se el tiempo que me llevará -sentencie, no era hombre de dar explicaciones.

Después iría a la taberna a beber algo con los soldados.
-Volveré tarde pero ya te he dicho cual es mi habitación...-Ladeé la sonrisa con picardía dejandole claro que la invitación a mi cuarto estaba hecha, mientras tendría que entretenerse con la compañía dispuesta.
La morena lejos de darse por vencida se dedicó a jugar con el ratón que atemorizado se dejaba hacer por ella todo cuanto quisiera.
Dudaba que la jovencita fuera lesbiana, era una virgen de la que me encapriche en un poblado, por supuesto ahora ya había sido follada por todos lados, de ahí que la hubiera sacado de mi habitación y sirviera en la casa, de vez en cuando la reclamaba, mas nada importante, como yo, también la usaba mi padre...

Llevé mi mano al pomo de la puerta mirando a la asesina con los ojos en un intenso amarillo radioactivo.
-Divertíos -sentencié ante su cara de pena mientras me ponía morritos y yo le sonreía antes de atravesar la puerta y tras de mi cerrar la puerta.
Mi padre no era un hombre paciente y mi llegada reclamaba mi presencia, así que lo primero era el deber y el placer vendría después.

En el despacho de mi padre había una luz tenue, golpeé la puerta antes de entrar, dos furcias jadeaban al unisono mientras mi padre era atendido por sendas damas.
De un empujón las hizo ir y subiéndose los pantalones hundió sus ojos en mi mientras las señoritas cogieron la ropa y cubriendo sus voluptuosidades salieron corriendo.
-Padre -dije bajando la cabeza ligeramente con respeto.
No tardé en comentarle todo lo acontecido y este en enviarme nuevas misiones que tenia que cumplir, así que acabada la misión me fui a la taberna a beber con los muchachos y a divertirme con la putas que servían la mejor hidromiel de todo el norte.










Caos:
avatar
Hati Dag
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Thrisna el Dom Mayo 20, 2018 9:17 am

“Nada es más reconfortante que la victoria,
más...si el veneno que apaga tu vida es mi espada”




La sonrisa fue devuelta, picara y cómplice. El guerrero y la sicaria, dos bestias con la misma sed de sangre, arriesgar la vida sin miedo, con el fin de cumplir con el objetivo...servir con la lealtad digna de dicho ser. Hati Dag fue el objetivo principal y primordial para su señor, supo del encargo con el propósito de asesinar al Conde del Norte, el aclamado guerrero que traería buenos tiempos y borraría el recuerdo del innombrable rey loco.

En cuanto la puerta se cerró, los ojos de Thrisna se cerraron, bastaron un par de palabras para que la joven criada se paralizase, las orbes castañas de quién iba a ser su juego por ese rato, se tornaron en un tono grisáceo...como si acabase de abandonar este mundo. Sonrió complacida esperando, hasta que en los labios ajenos se formó una media sonrisa, seguido de un suspiro con tono de voz grave y lejano.

-Sabes cual es la misión. Esperamos resultados, en cuanto salgais de la fortaleza del castillo, esperaremos la señal...un par de silbidos bastaran para hacernos con él. Servirnos va a ser lo mejor que le ocurra en la vida, como ...te ocurrió a ti. Haz lo que tengas que hacer, aunque sea lo último que hagas ¿entendido? -Thrisna asintió y chasqueó un par de veces los dedos, en cuanto la criada volvió en sí, se inclinó a morderle, una parte en especial del cuello y dejar que cayese entre sus brazos, ahora no la necesitaba... el juguete había hecho su misión.

-Dulces sueños, podría haber sido más divertido, he de admitir que como bien dijo...me gustan más las vergas -rió dejándola en la cama, la mirada fiera de Hati cruzó su mente, el objetivo principal no era el Conde, tal vez sí para el lobo pero el dar caza al príncipe del norte, hijo del mismo rey que había sembrado el caos y la destrucción. [color1=pink]-Prefiero otra cama esta noche, compartir al príncipe no estaba en mis planes, otra vez será [/color]-

Seguía las órdenes del ser supremo quién la hizo ser quién era ahora, fuerte e inquebrantable. Pero esta misión le comenzaba a traer de cabeza, nunca se había inmiscuido tanto con alguien a quién debía de ofrecerle a su señor. Chasqueó la lengua mientras dejaba que la ropa abandonase su cuerpo, necesitaba relajarse, un baño caliente en aquel lugar tan gélido sería perfecto y una vez hecho... se dirigió a la alcoba del licántropo, a su espera. Quizás no sería bien recibida pero si no recordaba mal, la invitación seguia en pie.

Él le había mostrado lo que era el verdadero caos y el placer en la misma mano, sonrió con sólo recordarlo. Bajo las pieles, sus manos navegaban por cada rincón de su piel rememorando las veces en las que creyó morir de placer, dejar de existir entre sus brazos. La puerta se abrió, se imaginó que vendría borracho y con sólo las pieles a sus hombros, giró la mirada esmeralda, la luz de la luna la dibujaba a la perfección, mostrándola como el probado más suculento a probar.

-Huele a alcohol, sudor...y mujeres. Te han bastado varias para ni siquiera saciar tu sed. Lo sé porque me pasa exactamente lo mismo. ¿Y bien? Tengo que conocer tus alrededores, a tu gente... tu cama -se relamió dejando escapar una risa, girándose y encararle, como solo ella era capaz de hacerlo.




योद्धाओं:


Catalina:

avatar
Thrisna
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 67
Puntos : 60
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 01/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Hati Dag el Lun Mayo 28, 2018 12:12 pm

Con paso errante, una botella atrapada por la boquilla y una sonrisa entre tonta y fanfarrona me adentré en la habitación de mi asesina, esta parecía haber disfrutado con mi esclava pues la joven apenas del lecho se movía, olía a sangre, aunque no era algo excesivo, por contra si el olor a flores frescas que utilizó para el baño.
Arrugué ligeramente la nariz cuando la mujer se acercó a mi y hundiendo en ella mi turbia mirada ladeé la cabeza en un gesto muy lobuno escuchando sus palabras.
-Y tu hueles ap uta barata -concluí ladeando la sonrisa.

Podía decirse de mi que era todo un caballero, pero mentirían las habladurías, solo era una bestia salvaje y complacer a una mujer no era mi cometido si no por contra disfrutar montándola aunque en dos la partiera.
Ella era sutil en sus formas, casi sibilina como una serpiente, se acercó a mi con sus dos cerezas entreabiertas calcinando mi boca con su aliento, con cada palabra una ofensa.
Atrapé su melena con violencia, mis dedos se hundieron en su nuca y de un tirón la aproximé contra mi boca dispuesto a saquear sus entrañas.

Mi lengua se abrió paso como un ariete por sus murallas, su sonrisa se ensanchó al paladear el sabor del alcohol y la saliva mezclada y disfruto, lo hizo porgue gimió pegando mas su cuerpo al mio en una clara invitación a la perversión.
Mi diestra atrapó su corsee, las garras habían emergido con el descontrol y de un tirón sajé la tela haciéndola en dos.

Sus dos turgentes montañas se elevaron nada mas su cuerpo se arqueo, mi boca las aprisionó entre los labios, mamé de sus cúspides como si pudiera sacar algo mientras las masajeaba con rudeza escuchando de fondo gemir mi nombre.
Mojada como una perra en celo le di la vuelta, empujándola contra la mesa donde su cuerpo cedió dejando sobre la plana y fría superficie sus dos pechos aplastados.

Alcé su falda a tirones, enroscando la tela hasta que quedó sobre su espalda baja y con la zurda desenvainé mi espada que rugió mojada entre mis dedos.
La sacudí un par de veces restregándola por su centro, notando como los fluidos cálidos resbalaban por sus muslos bajando espesos y tibios.
-Vaya, vaya, parece que tu tampoco has sido satisfecha esta noche -rugí en su oído inclinando mi pecho sobre su espalda -tendremos que poner remedio -aseguré complacido enredando las palabras.



Caos:
avatar
Hati Dag
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Thrisna el Lun Jun 18, 2018 5:13 pm

El deseo se palpó en el ambiente en cuanto las miradas se engarzaron en el otro. Ese hombre llevaba la palabra deseo tatuada en cada poro de su piel, jamás nadie le había otorgado un momento de placer propio y él con simplemente mirarla a los ojos, la hacía temblar. La lengua de la asesina se paseó por sus propios labios, tentando a la bestia. Sonrió ladina, tomando los labios con hambruna, mordiendo el inferior y tirar de éste hacia sí, colando la punta entre sus dientes, tomar la lengua ajena y morderla con picardia, estaba deseando probar su boca, se la negó en cuanto le dio la vuelta, destrozando cada prenda de ropa.

Rugió entre risas, intentando controlar lo imposible. Las yemas de sus dedos, se hundieron en la madera. Hacía frío, las ventanas se empañaron aún más por el calor, el crepitar de las llamas de la chimenea les lamían la piel, buscando su boca por encima de su hombro...ese maldito hombre se había convertido en una adicción, sólo pensaba en las mil y una formas de morder cada centímetro de su cuerpo. Quiso controlar sus emociones pero se le escapaban de las manos y de su control, lo deseaba y ansiaba más, no era suficiente...

-No. Nunca tengo suficiente ¿qué remedio pondrás'-ronroneó, moviendo las caderas, buscando que la punta se pasease desde su trasero hasta su botón, humedeciéndose, moviendo las caderas con gula, desesperada porque aquella tortura acabase y él empezase el baile. Y entró de golpe, sin avisar, proporcionándole el placer extremo que él sólo sería capaz de ofrecerle, su miembro dentro duro y palpitante, haciéndose paso entre las paredes, acogiéndolo en el interior de su ser.

Quería más, no tuvo que emitir palabra, como si le leyese el pensamiento, las deliciosas caderas del licantropo golpeaban con saña buscando entrar más dentro, más fuerte y extremo. Rugió, susurrando su nombre, reclamándole más, abriendo aún más las piernas. Por encima del hombro, se deleitó en la imagen del coloso guerrero volviéndose loco entre sus piernas, cada gota de sudor perfilando su hercúleo cuerpo. Ella misma, introdujo tres de sus dedos en su boca, mojándolos para acariciar el agujero de su trasero y dejarlos tomar su camino, en el interior de su trasero, provocándolo, imitando los movimientos del lobo en cada embestida.

Estalló, estrangulando su miembro, fue tan intenso el orgasmo que al arquearse, buscó morder su cuello, hundiendo las rodillas en la madera de la mesa, alzarse en sí misma para que su miembro terminase taladrando el lugar del que sólo él tenía acceso, lo disfrutaba como nadie... el dolor reflejado en sus orbes esmeraldas que centelleaban de sufrimiento, deseo y desesperación.

-Dame más, rómpeme si lo deseas, no es suficiente -sonrió, faltándole el aire, mordiendo su barbilla con fuerza, buscando aún más placer del que podría sentir, perdida en su cuerpo y a su merced, él la complacía como ningún otro hombre podría hacerlo. La fuerza y determinación, la entereza, el perfecto amante que la había vuelto loca ¿ese era el plan? No, debía destruir todo lo que él mismo había construido pero fue él mismo quien acababa de hundir todos los cimientos con ella bajo techo.

Él y no otro acababa de hundirse bajo la piel, venerándolo y adorándolo a su modo... buscando al verdadero príncipe del norte, la bestia que no sólo la complacía, la tenía totalmente fascinada, deseaba ser como ellos... invencibles.




योद्धाओं:


Catalina:

avatar
Thrisna
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 67
Puntos : 60
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 01/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Hati Dag el Mar Jun 19, 2018 5:25 am

Cuenta la leyenda que los Garou, hombres lobo, somos los guerreros de Gaia, la madre tierra. Estando en lo cierto, podrían llamar a mi padre monstruo cuando nos ha convertido en sus hijos perfectos, mas letales, mas voraces, mas fuertes, mas despiadados ¿acaso no es eso lo que buscan los vikingos de antaño?
Cada embestida contra el coño de la asesina delataba exactamente eso, que era casi un dios.
Su cuerpo vibraba, se tambaleaba cada vez que mi verga gorda y dura se colaba entre sus pliegues llevándola a un estado de frenesí.

Fornicamos como animales durante horas, no hubo postura ni agujero por donde no cole mi enorme miembro rojo ya en la punta y brillante de fluidos.
Cuando nos corrimos nuestros cuerpos se sacudieron con nosotros, mi pecho cayó sobre su espalda tras dar un par de hundidas escupiendo dentro mi leche.
Mi simiente resbaló por su entrepierna en cuanto salí de su interior para ir directo al lecho y desnudo me dejé vencer sobre las sabanas complacido.

La asesina aun apoyada en la madera me miraba jadeando por encima del hombro.
Supongo que tampoco esperaba un reguero de besos detrás del polvo, yo no era ese tipo de hombre, era una bestia salvaje que toma lo que necesita y ahora dormir era lo único que me complacería.
Estaba borracho, cuando abrí los ojos la estancia se tambaleaba como un barco así que volví a cerrarlos riéndome.
-¿que miras? -pregunté sintiendo sus dos esmeraldas clavadas en mi .¿quieres repetir? -bromeé enredando las palabras.

No se exactamente en que instante sucumbí al sueño, pero no abrí los ojos hasta bien entrado el medio día. La asesina ya estaba despierta, sabía que había dormido en el lecho porque apestaba a ella.
Me desperecé estirando mis musculo mientras bostezaba.
-Me comería un jabalí -aseguré buscando un vaso de agua con la plma de mi mano en la mesilla de noche.
-Hoy iré a cobrar los impuestos a una aldea cercana ¿quieres acompañarme?




Caos:
avatar
Hati Dag
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Thrisna el Dom Jun 24, 2018 5:27 am

Dos bestias que se encontraban en el lecho dispuestos a devorarse, cada vez que ocurría descubría algo nuevo sobre su propio placer, uno tan extremo que hasta ese instante él fue capaz de saciar y complacer. Nunca disfrutó, perderse entre las sabanas con el príncipe suponía una lección para sí misma, conocer al milímetro el cuerpo ajeno y descubrir lo que realmente necesitaba y él, era más que capaz de darle y ofrecerle. Muy satisfecha, sonrió con los labios aún entreabiertos por el esfuerzo, le dolía cada parte y hueso de su cuerpo y aún así, se perdería un asalto más si fuese necesario, le gustaba, le volvía loca, no era ningún secreto para los dos.

Ninguno esperaba nada del otro, ni una simple sonrisa de aprecio o besos innecesarios, sólo ardían entre las sabanas, se lo pasaban bien y ante todo, lo primordial era el trabajo que llevar a cabo, acabar con el Conde y con su linaje. No se le había olvidado, los dos lo sabían. Sonrió al verle acomodarse en la cama, verlo vestido impresionaba pero desnudo, la tentación y la bestia quedaban más que expuestas, a otros les asustaría...a ella se le hacía la boca agua, le gustaba lo que veía, no era ningún secreto.

-A ti. -respondió a la pregunta de a qué miraba, una risa por lo bajo, se giró para observar por la ventana, tomando las pieles del suelo y colocarlas alrededor de su pecho, dejando los hombros al descubierto. La inmensidad de aquel paisaje salvaje y frondoso le arrancó una sonrisa, jamás observó belleza parecida -Y miro tu hogar, es impresionante... entiendo que desees luchar sin importar derramar tu sangre por tomarlo todo, yo lo haría...en este caso, lo haré a tu lado encargándome de una parte crucial -le preguntó cómo lo haría pero antes tenía que familiarizarse con el lugar, la gente y sus costumbres, no iba a trepar por la fortaleza Cannif y entrar por la ventana como una vulgar ladronzuela, todo se hilaría de un modo muy diferente...cocerse a fuego lento.

-Que sean dos jabalíes, follar me da hambre, mucha hambre. ¿Perderme caos y destrucción a tu paso? Cuenta conmigo, te acompañaré pero siento decirte que no me quedaré en el caballo observando asustada como devastas todo a tu paso, quiero participar...-sonrió divertida, lanzándole la ropa para que bajasen a comer, el asalto ya lo harían en otro momento -Sé de tus tierras, tu gente pero no me has hablado de ti. Quién es Hati Dag, el príncipe despiadado, tomas todo lo que deseas sin contemplaciones, cobras impuestos ¿y ya está? ¿Dónde entrenas y cómo lo haces? No quiero oxidarme, sabes que tengo la espina clavada de cuando me ganaste en aquel mugroso lugar...no lo olvido ¿un nuevo asalto?

La lucha cuerpo a cuerpo, conocer la vida norteña...no era algo en lo que había pensado hasta ahora y le hubiese interesado. Ese hombre guardaba muchos secretos, pasar tiempo con la asesina le hacía pensar en que de algún modo le brindaba ciertas confianzas, recordó las palabras del superior...alejarlo de su zona de confort para darle caza. ¿Lo permitiría?

-Nunca habrás visto a una mujer "delicada" comerse un jabalí sin tan siquiera respirar. Cuando el tiempo apremia, aprendes a no sólo comer sin pensar, beber hasta caer sin sentido, aguantar en pie y no caer. El mío al punto ¿cómo lo deseas tú? me encargaré de que esté perfecto, lo prepararé yo misma para su merced -bromeó terminando de vestirse, dejando que el cabello azabache cayese a un lado de sus hombros , como una cascada azabache -¿Y mi escudo y mi espada? creía haberlo pedido cuando llegué a uno de tus hombres.




योद्धाओं:


Catalina:

avatar
Thrisna
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 67
Puntos : 60
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 01/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Hati Dag el Jue Jul 12, 2018 6:12 am

La asesina parecía dispuesta a llegar conmigo al fin de los días, el norte le gustaba, no la culpaba, el norte era atrayente, duro y no era para hombres débiles ni mujeres tibias.
El norte era hielo, sangre, dolor y muerte, el norte era Hel y los tibios de Höor y sus rebeldes no representaban lo que antaño fueron los nuestros, vikingos que mataban, saqueaban y conquistaban, ellos eran demasiado blandos para este mundo de valientes.

Tras comernos un buen jabalí y beber como cosacos llegó la hora de ir a cumplir con nuestro trabajo, alimentar nuestro ego, impones nuestra voluntad y por eso sobre mi montura negra como la muerte y seguida del bayo que corría tras de mi encabritado emprendimos camino hacía la aldea .
Tras nosotros un séquito, sus rugidos hacían tambalearse los cimientos del norte, que lo escucharan todos, que entendieran que eramos bárbaros, demonios de la noche.

Recorrimos el paisaje boscoso, rumbo a aquella aldea que parecía haberse armado en rebeldía contra mi padre, seguramente alentada por aquello rebeldes que habrían perjurado cuidar de ellos y que veríamos si lo hacían ahora que la arrasaríamos.

Cuando llegamos gritos de pánico, llantos de niños y como no el infructuoso intento de los hombres para armarse, pobres idiotas que con hoces pretendían luchar contra espadas. Campesinos desgraciados que no encontraban a sus rebeldes mientras las casas ardían y sus mujeres eran tomadas.

Mis hombres estaban felices, luchaban llenándose de sangre, un baño necesario para que las aldeas colindantes entendieran que o nos daban nuestro dinero o destruíamos todo y nos lo quedábamos.
Miré los ojos de la asesina mientras el humo se fundía entre nuestros rostros, mis ojos estaban ámbar, era un demonio, pero ella no parecía temerme y debería.

Esclavos que maniatados nos siguieron rumbo a nuestra fortaleza y un carro lleno de tesoros.
Los niños servirían para el ejercito y las mujeres de putas y sirvientas, supongo que era a lo que debían quedar relegadas las aldeas como aquellas.





Caos:
avatar
Hati Dag
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 37
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raakshason kee raat -Privado+18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.