Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Servicio a domicilio [Privado]

Ir abajo

Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Ospin Foucault el Sáb Sep 23, 2017 3:28 am

Aquél apartamento en la zona más pobre de París era uno de los sitios más cutres en los que Ospin había estado jamás. Y eso que había estado en un buen puñado de antros a lo largo de su vida. La guardilla donde se alojaba apenas sí tenía un camastro, una estufa de metal para caldear la habitación (apagada porque todavía hacía calor), una mesita destartalada con un par de sillas y un baúl abierto y con la ropa desparramada por el suelo. Junto a la ropa había varias botellas de vino vacías y platos sucios de comida.

Hacía sólo dos semanas que el brujo había vuelto a París y todavía no había podido encontrar nada mejor. Además, no tenía la menor intención de dejarse ver más de la cuenta, al menos no hasta comprobar si un par de viejos conocidos seguían por allí. Así que pasaba más tiempo del que le gustaría en su guardilla.

Hasta el momento había estado matando el tiempo trabajando en un par de proyectos. El primero, alquímico, era simple pero muy laborioso y las mezclas requerían bastante tiempo de espera. La mesita de la habitación estaba llena de manchas de colores extraños, botes de cristal de olores exóticos y artilugios cuyo uso no terminaba de estar claro.

Su segundo trabajo estaba relacionado con la traducción. Sobre una de las sillas había un libro viejo, escrito a mano y encuadernado en cuero. Ospin no tenía muy claro de qué ser vivo había salido aquella piel, aunque tenía sus sospechas. Los márgenes del libro estaban llenas de anotaciones hechas por el propio Ospin.

Pero como no solo de trabajo vive el hombre, Ospin había decidido buscar algo de entretenimiento. El viaje de vuelta a París había sido largo y peligroso. En sus dos primeras semanas allí tampoco había tenido tiempo de nada. Pero ahora no, ahora la cosa era diferente. Y el brujo tenía algunos apetitos que saciar. Así que tirando de algunos contactos hechos nada más llegar había descubierto el nombre de un chico, un tal Lyo, Leo o algo así, que podría ayudarle a satisfacerle. Que era jovencito, tenía el culo pequeño pero apretado, hacía lo que le mandaban y la chupaba bien. Y que accedía a trabajar a domicilio. Justo lo que alguien como él necesitaba en un momento como aquél.

Ospin le estaba esperando sentado en su cama, con la mente perdida en algún viejo recuerdo, dando sorbos cortos a una botella de vino y con la mirada perdida. Iba descalzo, con una camisa blanca y sucia y unos pantalones que le quedaban algo grandes. A través de la ventana se veía el sol ponerse tras los tejados de París. Una brisa fresca entraba desde fuera.
avatar
Ospin Foucault
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 26
Puntos : 7
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 10/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Lyosha el Lun Sep 25, 2017 7:45 pm

Llegué al lodoso umbral de la pensión sin saber qué pensar. Cuando me llegó la misiva de un cliente regular urgiéndome a visitar a un viejo amigo suyo, intuí que sería buena idea aumentar mi cartera de contactos. Mantenerme alejado de las calles. Pero ahora me sentía equivocado. ¿Por qué le había hecho caso a Florian? Nada bueno salía de ese hombre. Ciertamente, el dinero no abundaba en mi pequeño piso en los suburbios. O París estaba teniendo una temporada de puritanismo extremo o venía siendo hora de volver a poner mi fe en la Santa Virgen de las Rameras. En todo caso, me moriría de hambre si continuaba esta mala racha.

Olfateé el rellano. Desde el pasillo se alzaba el típico olor de humanos en decadencia. Alcohol, opio, sexo y mugre. El lugar era deplorable. Y he estado en lugares cuya miseria todavía me  asqueaba. Sin embargo suspiré profundamente antes de dar el primer paso y comenzar a subir las escaleras que conducían al primer piso. Unos pequeños delincuentes pasaron corriendo escaleras abajo justo cuando alcanzaba el descanso  y por precaución aferré fuertemente mi morral. Llevaba unas botas de viaje y un chal cubriéndome la cabeza. Conocía lo peligroso que pueden ser los barrios de París, incluso siendo un hombre. Mi aspecto, por mucho que me recogiera el cabello como ahora, seguía siendo imán para malvivientes con pésimas intenciones. Me pregunté si mi nuevo cliente sería uno de ellos. Y si mi moral estaría dispuesta, una vez más, a flexibilizarse tanto para hacerme creer que jamás estuvo allí.

Observé de nuevo el trozo de papel donde tenía garabateada la dirección ¿Qué pobre demonio tenía dinero para pagarme viviendo en un costal de pulgas como este? Por primera vez en toda a tardé pensé en la probabilidad de que fuera una trampa, pero no tenía sentido. No tenía ni un céntimo encima y Florian era una rata tan vieja y tacaña que seguramente no necesitaría robarme para seguir enriqueciéndose. Menos si por un módico precio podía llevarme a la cama. Volví a suspirar y encontré la puerta correcta. Me permití examinar unos segundos el aroma que se escurría por debajo de ella: vino, sudor y un leve olor ácido, como a boticaria. Lo que encerraba seguramente no me gustaría pero... ¿qué habitación lo hacía?
Golpeé tres veces a la altura de la mirilla y me alejé unos pasos, quitándome el chal de la cabeza, esperando a quién fuera mi futuro amante. Mentalmente elevé una plegaria a mi virgen personal, matrona de las putas y centro intelectual de toda Europa: París. Que al menos me pagara bien. Y que fuera limpio.

Spoiler:

hacía lo que le mandaban y la chupaba bien
Vaya, gracias  :beyonce:


Use my body all night
Make me feel like last time, I'll make it taste like love

Prends-moi:

♥️
Hotter than your girlfriend:

♥️:

Let's f*ck
Thank you ♥️:
avatar
Lyosha
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 90
Puntos : 70
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 08/07/2015
Localización : Suburbios de París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Ospin Foucault el Sáb Sep 30, 2017 4:29 am

Ospin tardó unos segundos más de los necesarios en levantarse del catre cuando escuchó llamar a la puerta. El brujo dio un último trago a la botella, se relamió los labios y no sin cierto esfuerzo se puso en pie. El peso de los años y de los kilos demás se iba notando cada día. A veces se preguntaba si no estaría demasiado mayor para aquellos trotes.

El hechicero abrió la puerta y en el rellano de la puerta se encontró con un joven, al que miró de arriba abajo. Sonrió. Definitivamente era su tipo.

-Pasa...

Ospin se apartó y dejó entrar al muchacho, al que no le quitaba el ojo de encima. Le gustaba la melena rubia y el rostro afeminado y blanco. Se preguntaba si el resto de su cuerpo le gustaría lo mismo.

-Florian no me engañó cuando te recomendó... Mi nombre es Ospin. Llevo poco en París y este sitio-señaló la habitación-. es un antro de mierda. La próxima vez, si es que hay próxima vez, nos veremos en un sitio mejor...

El brujo cerró la puerta tras él e indicó al joven que le siguiera junto a la cama, el único sitio libre que había para sentarse. El aspecto de Ospin no era mucho mejor que el del resto de la habitación: estaba sucio, mal afeitado y no olía demasiado bien, seguramente porque hacía bastante tiempo que no se duchaba. Aunque era alto y sus hombros anchos, empezaba a asomar una barriga considerable, fruto del alcohol y las comidas abundantes. Tenía la nariz rota y una cicatriz bajo el labio. Distaba mucho de ser alguien atractivo o amanerado. 

-¿Quieres beber algo?-preguntó mientras servía vino de una botella diferente a la que había estado bebiendo antes de que el muchacho-. Seguramente sea lo mejor que hay aquí, después de tí...-le pegó un trago a su vaso. Era bastante bueno-. Florian me dijo tu tarifa. Si eres tan bueno como él decía te llevarás una propina apropiada.

Ospin se sentó en la cama, que rechinó bajo su peso, e invitó a Lyosha a hacer lo mismo. las sábanas no estaban demasiado limpias, pero no parecía que hubiera pulgas o chinches.

-¿Llevas mucho tiempo dedicándote a esto?-preguntó mientras bebía otro poco de vino, sin quitarle ojo-. ¿Por qué no te vas desnudando?
avatar
Ospin Foucault
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 26
Puntos : 7
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 10/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Lyosha el Miér Oct 04, 2017 1:35 pm

Entré al piso devolviéndole el saludo con una sonrisa. Sin duda, era el cliente más deplorable que tenía en semanas ¿me estaba mal acostumbrando? Un rápido vistazo a la habitación me devolvió al puterío de Boivin donde pasé tantos años de mi vida y me quejé en silencio, suspirando imperceptiblemente. Lo dejé hablar sobre el idiota de Florian porque me interesaba muy poco charlar sobre aquel viejo tacaño o cómo llegaron a conocerse. Me llamaban más la atención los instrumentos que plagaban los rincones de su cuchitril. Algo me olía mal. Y no era su olor corporal precisamente, aunque era  bastante fuerte como para asquearme.
-No gracias-decliné el vino. No consumía nada duramente mi trabajo, a menos que la cita fuera en algún café. Observé a Ospin, inexpresivo, mientras se echaba en el camastro donde nos revolcaríamos en minutos. Conocía a los de su clase. Su aura humana, pero con una vibración diferente al resto de los mortales me indicaba que no era un tipo común y corriente. A juzgar por el lugar donde vivía, era un brujo. Pero la promesa de que me pagaría extra solo por ser simpático me interesaba ¿Dije ya que mi moral siempre estaba dispuesta a desaparecer en los momentos más oportunos? Necesitaba el dinero. Solo procuraría mantener mi naturaleza lo más escondida posible. Lo último que quería era que se enterara que soy un cambiapieles.

Dejé mi chal y mi morral colgando de la única silla que había y me senté a su lado, bastante cerca para que nuestros hombros se rozaran. Escondía mi animosidad  hacia él tras una sonrisa deseosa, como si realmente me interesara ver lo que tenía entre las piernas.
-Lo suficiente para que me recomienden- le respondí suavemente al tiempo que iba desabrochando los primeros botones de mi camisa ¿Por qué todos los hombres que se acuestan conmigo insisten en preguntar siempre lo mismo? No iba a hablarle de mi vida privada y esperaba que mi respuesta fuera esclarecedora – Cuéntame de ti mientras hago algo para que te sientas más relajado- le dije al terminar de quitarme la prenda y empujarle el pecho con delicadeza hacia atrás, para que se recostara. Quería terminar lo más rápido posible y sé muy bien que a mis clientes no hay nada que los ponga más predispuestos que escucharse hablar de ellos mismos.


Use my body all night
Make me feel like last time, I'll make it taste like love

Prends-moi:

♥️
Hotter than your girlfriend:

♥️:

Let's f*ck
Thank you ♥️:
avatar
Lyosha
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 90
Puntos : 70
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 08/07/2015
Localización : Suburbios de París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Ospin Foucault el Dom Oct 08, 2017 12:49 pm

-No hay mucho que contar de mí-respondió Ospin mientras miraba a Lyo desabrocharse la camisa y quitársela. Alargó una mano y le palpó el cuerpo, fibroso, suave y pálido. Fue bajando la mano hasta llegar a su abdomen. Bajó un poco más la mano y la dejó, durante un rato, sobre su entrepierna-. Solo que he estado demasiado tiempo fuera de esta ciudad…

Ospin se recostó sobre la cama, tal y como el chico le había pedido. A la altura de su propia entrepierna había un bulto que dejaba a las claras que tenía muchas ganas de aquello. Mucho más que de hablar.

Porque, al fin y al cabo, ¿qué iba a decir? ¿Que había cruzado las puertas de Tannhausser? ¿Que había cenado y debatido con dioses abisales, venidos del cuarto mundo? ¿Que leyó las palabras impías del Necronomicón, escrito por el árabe loco Abdul Alhazred, y no había enloquecido? ¿Que logró huir de la maldición de los perros de los Tíndalos? ¿Iba a contar su titánica lucha contra el shoggoth de Londres?

No, no quería hablar de nada de eso. No con un vulgar crío que vendía su culo por dinero. Se apoyó sobre su codo y bebió un poco más de vino. Solo quería que Lyosha le chupara la polla. Había pasado demasiado tiempo desde que se hubiera acostado con otra persona. La última fue aquella jovencita, en la posada, hacía cuatro o cinco meses ¿Qué tendría? ¿16 años? ¿Se llama Sophie? Sus ojos eran azules, sus tetas peñas y blancas. Era virgen. Al principio se había negado, claro. Pero un poco de alcohol y las promesas de unas monedas fueron más que suficientes. Se marchó al día siguiente, sin pagarle. Había sido un buen polvo. Todavía sonreía cuando lo recordaba, como en aquél momento.

-Soy comerciante
-contó mientras volvía a pegar un trago-. Negocio con objetos raros y poco comunes. Voy de aquí para allá, comprando y vendiendo…-se encogió de hombros y apuró el vaso de vino, que luego dejó en el suelo. Se dejó caer sobre el colchón y miró al techo. La erección seguía como antes, aunque el alcohol le había dado vida a la lengua-. Ahora que estoy mayor me gustaría instalarme aquí y tener una tienda fija…
avatar
Ospin Foucault
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 26
Puntos : 7
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 10/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Lyosha el Lun Dic 25, 2017 10:59 pm

-Eso suena interesante- Mentí. Eso sonaba peligroso. Yo sé con qué tipo de mierda lidio cuando se trata de un comerciante. Gente si honor, sin códigos, ni moral. Justo como yo. No cabía duda de porque la mayoría de mis clientes casuales se autodenominaban  mercaderes aunque en realidad fueran mercenarios. Si bien la regla número uno de las putas es nunca preguntar más de la cuenta, algo allí me perturbaba. Florian no sabía que yo era  un cambiante pero ¿podría haberse enterado? La idea de que pudiera considerarme como un artículo raro al que vender no me resultaba tan descabellada. Ya me han vendido con anterioridad.

Gateé por encima de Ospin hasta sentarme sobre sus caderas con cuidado de no lastimar su erección, si no situarla en un punto estratégico entre mis glúteos. Sentirlo allí no me provocaba nada en particular, casi nunca les importaba si yo la tengo dura o no, pero empecé a mecerme suave e intensamente para aumentar su rigidez. Cuanto más al borde se la dejara , menos tiempo la tendría en la boca – Entonces – le dije soltándome el cabello antes de avocarme a desabrochar su camisa, botón por botón - ¿Qué tipo de objetos?- Era una pregunta arriesgada, pero contaba con que me considerara lo bastante tonto para no importarle.
Por bajo su camisa logré entrever una cicatrices que me erizaron el vello de la nunca. Aquellas marcas tenían mucho más para contar. Noté una cadena escondida bajo la tela y consideré no quitarle la ropa, pero sentía su mirada sobre mí, como una presa a punto de ser cazada. Tragué saliva y al levantar la vista le dirigí una sonrisa pícara- Yo nunca salí de París, debes haber viajado mucho ¿verdad? Espero hacer que tu estadía aquí valga pena- murmuré agachándome y rozando mis labios contra el lóbulo de su oreja. Me cago en la virgen, a este hombre le vendría bien un baño.


Use my body all night
Make me feel like last time, I'll make it taste like love

Prends-moi:

♥️
Hotter than your girlfriend:

♥️:

Let's f*ck
Thank you ♥️:
avatar
Lyosha
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 90
Puntos : 70
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 08/07/2015
Localización : Suburbios de París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Ospin Foucault el Miér Ene 10, 2018 12:11 pm

-Suena aburrido de cojones-corrigió al chico-. Suena a aguantar a tontopollas recalcitrantes que creen que venden la mejor mercancía o que son más listos que tú. Suena a que hay mucho imbécil suelto por el mundo.. y más allá. Algunos de esos imbéciles sí que pueden ser peligrosos, pero...

Ospin guardó silencio al notar como Lyosha gateaba sobre su cuerpo y le empezaba a frotar el culo contra su miembro, algo más erecto que antes. Disfrutó de las manos suaves del chico que le descamisaban, dejando a la vista una barriga que hace solo dos años no estaba allí y unas cicatrices que, en honor a la verdad, Ospin ya no recordaba cuanto tiempo llevaban con él. Cicatrices retorcidas, producidas por la magia, los colmillos y las armas  de sus enemigos. Cicatrices que demostraban que se había enfrentado a retos pocas veces visto.Cicatrices que revelaban, en suma, que seguía vivo. El brujo alargó el brazo y le agarró una de las nalgas del chico. Tenía un buen culo, de los que le gustaban, que le cabía en la mano, apretadito. Estaba deseando palpárselo sin ropa de por medio.

-Libros viejos, antiguayas, restos arqueológicos...
-fue enumerando-. Algunas joyas. La mayoría es basura, pero de vez en cuando encuentro cosas de valor. De esas que me permiten dejar una buena propina...

A Ospin la combinación del vino y el chico jugateando con él le habían aligerado la lengua. Aunque claro, no tanto como para decir lo que no tenía que decir.

-Jé...-sonrió al notar la boca del chico contra su lóbulo. A aquél ritmo no iba a terminar demasiado en correrse en los propios pantalones-. Eso espero yo también. Aunque vas por buen camino...

Con la mano libre le agarró el pelo y tiró de él, obligándole a girar la cabeza y a dejarle el cuello cerca de su propia boca. El brujo le dio un lametazo y luego un mordisco, saboreandolo.

-Qué rico estás…-le soltó el pelo y dejó que alejara la cabeza-. Te va a quedar marca-sonrió, satisfecho de su obra-. Ahora quítame los pantalones, me va a explotar la polla ahí dentro. Y prefiero que explote en tu boca-dijo antes de lanzarle un beso.
avatar
Ospin Foucault
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 26
Puntos : 7
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 10/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Lyosha el Vie Feb 02, 2018 10:30 pm

Apenas me soltó llevé la mano hacia el charco de baba que me dejó en el cuello ¿Marca? Si, quizás un poco. Lo bueno de mi sanación sobrenatural es que ninguna cicatriz superficial o moretón permanece por mucho tiempo. Por mucho que lo deseara, no lograría marcarme como uno de sus objetos de valor. Sonreí apretando los dientes porque no podía permitirme el truquito de ronronear, podría darse cuenta.  Y aparte, porque odio los jueguitos violentos .Atrapé el beso en el aire y amagué llevarlo a mi entrepierna.

Gateé hacia atrás sin dejar de clavar mis ojos felinos en los suyos, pendiente a cada uno de sus movimientos. No confiaba en él. Los brujos tenían especial talento en aparentar ser viejos decrépitos cuando en realidad distaban mucho de serlo. Qué suerte que haya estado llenándose de vino como un tonel, pues me haría las cosas muchísimo más fáciles.  Enganché el botón de la bragueta entre mis dientes y con un movimiento perfeccionado por años de servicio, lo desabroché. Gajes del oficio. Los corsetes eran sustancialmente más complicados. De inmediato el conocido aroma de las partes íntimas inundó mis fosas nasales. Daría uno de mis dientes a cambio de controlar a voluntad el sentido del olfato, pero me concentré en otra cosa, como quitarle los pantalones colando mis pulgares a los costados de la cintura, junto con su ropa interior,  tirando hacia mí. Le dejé la prenda por las rodillas, reacio a comenzar aunque parecía que la mitad del trabajo estaba hecho. Con parsimonia me aparté el cabello detrás de las orejas, sé que a la mayoría de mis clientes les gusta mirar.
Acomodé las rodillas para que la posición no me acalambrara y me dediqué primero a masajear el largo de su erección. Se sentía durísima en mi mano y comencé a notar las pequeñas vibraciones de su cuerpo al estimularlo ¿Cómo es que algo tan efímero como el sexo poseía tanto poder? Sin embargo, había otra pregunta que acucia en mi mente: ¿cómo me ganaré una buena propina? Recurrí a la vieja estrategia de tantear el terreno -¿Debería hacerte obligarme? – susurré lo bastante alto para que me escuchara, con mis labios pegados a la punta de su glande. Si le iban esas cosas, valía la pena intentar. Tampoco quería estirar esto más de lo necesario, pero unos buenos francos se obtienen con paciencia.


Use my body all night
Make me feel like last time, I'll make it taste like love

Prends-moi:

♥️
Hotter than your girlfriend:

♥️:

Let's f*ck
Thank you ♥️:
avatar
Lyosha
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 90
Puntos : 70
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 08/07/2015
Localización : Suburbios de París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Servicio a domicilio [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.