Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Les robes de démon en noir- Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Lun Oct 02, 2017 5:52 am

Una fiesta más. Nada diferente. Los mismos invitado y ambiente, la comida no se diferenciaba de la última vez. Siempre era invitada a fiestas de esas índole y otras más privadas en donde acaba totalmente satisfecha en todos los sentidos, olvidándose de la casa Cavey y sus inquilinos, solo centrándose en mi persona,  pues se lo merecía ¿no? de todos modos, daba lo mismo…al lfinal terminaba yendo a esas fiestas en donde los cotilleos y chismes, estaban a la orden del día.

Muchos se sorprendieron de que estuviese sola, incluso a mí aún me sorprendida, aunque mi vida había cambiado...seguía con mis negocios en París, ahora...en los Países Bajos. Ese tiempo interrogante, uno que quizás sí que necesitaba aunque ya sabía lo que sentía realmente, mi familia era lo que más me importaba, mis hijos, …..él.

Mis orbes esmeraldas, se ocultaban bajo un sencillo antifaz de color negro como el vestido, encaje en las mangas y el escote,  dorado con pequeños brillantes. Un vestido sencillo pero elegante, que sin duda, marcaban mi esbelto cuerpo. ¿A qué casa se dirigía? No tenía ni idea, solo dio la invitación al cochero donde venía la dirección. Por el camino, me acordé de ciertas personas…qué pensarían si la vieran ir sola hasta un lugar desconocido. Iba en honor a mi apellido, mi padre seguramente, estaría frente a mí... repitiendo hasta la saciedad que dejase mi orgullo y me casase de una vez, cómo si ya no me hubiese arreglado el matrimonio...y al final, me casé pero lo hice porque quería. Por amor. Ese mequetrefe sin sentimientos ya no acudiría a otra cosa que no fuese un encuentro con gusanos y más seres que es mejor no nombrar.

Estaba mejor muerto y enterrado, o así debía ser.

Suspiré largamente, jugueteando con algún mechón rubio…haciendo tiempo. Odiaba esperar, ¿cuánto tiempo iban a tardar en llegar? Di un par de golpes en el techo para que el cochero acelerase el paso. En cuestión de media hora, el carruaje se detuvo y un “por fin, maldita sea” escapó de mis labios carmesí. Labios rojos como la sangre que se curvaron en una media sonrisa. Me acomodé los guantes negros, dejando escapar un suspiro antes de tomar el vestido para no pisarlo y subir las escaleras que me llevarían a aquella condenada fiesta.

Entregó la invitación al recepcionista y entró sin ser anunciada, lo quiso así. Prefería pasar desapercibida de momento, el aura de misterio se le hacía de lo más interesante. La música se oía de fondo, un tono suave…acariciador que hacía la velada más llevadera entre los invitados que con disfraz hablaban entre sí, intentando saber quién se encontraba tras la máscara o simplemente…conseguirlo fácil esa noche.

Era inevitable que las miradas no se centrasen en mí tras...el escándolo de haberme casado con un norteño pero ¿acaso me importaba  lo que dijesen?. Mi piel de porcelana brillaba con luz propia y mis orbes verdes, divisándolo todo a conciencia. Necesitaba una copa cuanto antes y fue antes de que una joven tomase la última a lo que me adelanté,  consiguiendo la primera enemiga de la noche . Una risa juguetona antes de darle un sorbo, encontrándome con alguna cara conocida pero evitando ser embaucada, prefería unos minutos de soledad.

A paso lento, se alejó el centro del salón para desde aquella posición…observarlo todo. No me percaté,  de que alguien se encontraba a mi lado. Di  un largo trago a la copa y sonreí contra el cristal de bohemia… me hacía gracia la manera absurda que tenían algunas señoritas de intentar parecer castas cuando se comían a los hombres con los ojos y conseguir cualquier cosa.

Esa noche era mejor beber…para olvidar o mejor dicho, recordar ciertas cosas. No olvidarme de aquellas fiestas diferentes, la risa y los canticos en otra lengua, cosa que me hizo suspirar... echaba de menos el Norte cada vez que lo abandonaba. Ese era el hecho más verdadero de todos. El más real.-Prefiero ir a otra clase de fiesta -no pude ser más sincera, a pesar de estar vestida para la ocasión.

vestido:





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Mar Oct 03, 2017 4:58 am

Un baile de máscaras...qué original. Los humanos eran imbéciles, eran ovejas tontas que se creían listas y no había nada peor que eso, una oveja con complejo de león, sin saber que estaba rodeada de verdaderos leones.

Mataba el tiempo en París mientras urdía sus planes para resucitar el espíritu de su raza, que con el tiempo se había ido diluyendo. Con el paso de los siglos su propia sangre se había mezclado con otras tantas veces que muchos de los que se llamaban "hijos de Caín" eran tan idiotas comos esos borregos humanos. La raza humana era decadente y la suya propia también. ¿Dónde estaban esos humanos que entendían el universo? ahora eran todos críos caprichosos sumergidos en su egoismo, en su autocomplacencia y en su creencia de que eren el culmen de la evolucion. La ciencia y el humanismo decían que la religion era el opio del pueblo y que la era de los dioses había muerto y la de los hombres empezaba. Ilusos. Los demonios existían, los dioses existían y ellos sucumbirían pasto de los gusanos. Él era la maldad personificada y hollaba la tierra sin compasión para volver a poner las cosas en su sitio.

Máscaras. Una sobre otra. Las que cubrían las caras no eran más que un juego estúpido para acabar follando en un rincón con un "extraño". Las máscaras más profundas estaban bajo la piel. Esa gente eran la mayoria infelices, insatisfechos, sus vidas apestaban y necesitaban de esas estupideces para sentirse un poco mejor. ¡Ah! qué ironía, la estirpe de su padre relegada a eso... y luego el malo de la historia era él porque mató a su hermano. Al menos él no se había corrompido, seguía siendo la maldad y con el paso de los siglos su oscuridad seguía siendo pura. Sin embargo los que habían sido abanderados de la verdad, la honestidad, y bla bla ahora eran...eso. En fin.

Sujetaba una copa en la mano, los placeres de la carne no eran ajenos, le servían de distracción, pero era el juego lo que la seguía estimulando. Jugar como un gato con el ratoncillo que va a engullir. Paseó sus fríos ojos por aquella concurrencia y se fijó en la dama de dorados cabellos que bebía sola. Vestida de negro y susurrando cosas que su oído sobrenatural podía captar; no quería estar allí, estaba a disgusto, y sin embargo deslumbraba con su aspecto. Una oveja negra y descarriada. Le gustaban las ovejas que no cudraban con el rebaño, que iban a contracorriente. En el fondo era un rebelde, siempre lo fue. No le gustaba la gente que se doblegaba a la primera, los sumisos, los cobardes, los conformistas... no, a Caín le gustaba la rebeldía, por eso sus hijos predilectos siempre fueron los que sabía que le iban a fallar, como estaba sucediendo ahora.

Se acercó unos pasos hasta colocarse al lado de la dama dando un trago a su vaso.

Nadie la culparía por decir eso en alto. Nadie con dos dedos de frente, en verdad. Esto es de lo más...aburrido que he visto en... años.

Kane:


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Mar Oct 03, 2017 6:24 am

No recordé a mi padre hasta esa noche. Seguramente, su tono de voz muy por encima del de los demás. Su imborrable sonrisa, mesándose la barba pensativo y acariciarse el bigote, una y otra vez...esa risa hiriente que hacía eco en los oídos, su voz grave e imperativa. Pude oírla, sustituyendo al vals. “Valeria, hija”. Odiaba me lo dijese, una y otra vez cuando para él algo hacía mal y no a su gusto. Sí, odiaba a mi padre. Un padre que estaba más que muerto y enterrado, aunque conociéndole... volvería de allá donde estuviese para hacer mi vida un infierno.

Tratos con sobrenaturales, tratos con consecuencias que yo debía pagar. Quién sabe lo que me depararía el futuro, ahora mismo... me encontraba bebiendo el mejor de los vinos frente a gente vacía por dentro que reían con el mismo tono y se movían como muñecos al unísono.

Volvería a hacerlo, esta vez se encargaría de que el dolor y el amargo final de su muerte, se me clavase en la mente. Sufriese y terminase suplicando clemencia. Al final opté por veneno en su habitual café de la mañana, un par de gotas y encontrarlo en su sillón favorito, ahora el que yo frecuentaba y desde donde se veía un bonito paisaje de París. Maté a mi padre de forma limpia pero a día de hoy no me importaría mancharme las manos de sangre.

No me di cuenta, ni siquiera sé si lo dije en voz alta pero mis orbes volvieron a oscurecerse, la Valeria vengativa y repleta de ira volvió a visitarme por unos segundos. En ese aspecto no había cambiado, no era buena persona y tampoco pretendía serlo nunca. Mi familia era lo primero, eso sí estaba segura y mis ambiciones, eran mi segunda otra familia... repartía el cariño, de momento todo iba bien aunque echase de menos ciertas cosas.

-Si dijera lo que pienso en alto, seguramente me quemarían viva. Mejor placer que inundarme las fosas nasales con sus caros perfumes disfrazando el verdadero olor de la inmundicia -dejé apretar tanto la copa, mi padre volvía a entregarme a esa Valeria fría y distante, capaz de hacer cualquier cosa por su propio bienestar -A nadie le interesaría lo que una mujer diga, menos si desea el mal absoluto a toda esta pocilga. Estoy aquí por mero protocolo... antes me interesaba más perderme con cualquiera para al menos otorgarme placer, dudo que nadie de aquí me dé de eso y ni lo busco. Al menos me llevo una copa y lo que pienso en parte de estos trozos de carne sin ojos -





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Mar Oct 03, 2017 5:17 pm

El demonio amagó una sonrisa de puro júbilo. Le encantaban esos humanos arrogantes que destilaban toda la fuerza y la desvergüenza de su santa ignorancia. La mujer era soberbia, no cabía duda de ello y sin embargo parecía gozar de la repulsa de sus iguales. ¿Qué habría hecho? follarse al jardinero? parir un bastardo? bah! cualquier mierda servía para que los demás hicieran burla y escarnio, tal era la verdadera naturaleza del ser humano. Ovejas envidiosas, ovejas vengativas, ovejas infelices.

el protocolo... entiendo. Las normas. Hay que sentarse recto, hay que ser amable, hay que ir al cumpleaños de esa arpía, está mal bailar con el marido de aquella...Toda la vida aprendiendo normas, dictándonos como vivir. Para luego descubrir...— dio un trago a su vaso ladeando la sonrisa.— que es todo una mera farsa, que todos sabemos que la podredumbre es más grande y extensa de lo que queremos creer..— Le hizo una breve reverencia tomando su mano para presentarse.— Kane Black. Baile conmigo.

Los ojos del vampiro eran azules y fríos, contaban una historia de largos años analizando, observando y sacando conclusiones. Le ofreció la mano a Valeria hasta la pista de baile y colocó su otra mano en la espalda de la dama. La música los fue llevando sobre la las baldosas con gracia, lo interesante de ese baile no era la danza sino la conversación.

Seguramente hayan ojos y oídos tomando buena nota de todo. Veo su anillo, está casada, pero su marido no está aquí, o de lo contrario no estaría bailando conmigo.— le dio una vuelta a Valeria y la recogió a contra pie.— No sé si me divierte o me apena la miseria de esa gente que lo único que le interesa de esto es ir con el chisme a su marido, cuando la pregunta realmente interesante es ¿por qué dos personas singulares bailan y se divierten sin más, sin que nada les importe? pues...porque podemos y ellos no.

El demonio podría acabar con toda aquella piara de humanos idiotas, pero le seguía fascinando la naturaleza humana, y en contadas ocasiones encontraba ese placer de descubrirla, como esa noche en la señora Cannif. Podía sentir en ella el grito de su pecho que quería salir y retumbar, podía notar su rebeldía ante un destino que no le había dado buenas cartas. Era una mujer que buscaba incesamente algo, algo que le era negado y que la carcomía. Tan sólo tenía que bucear en su mente para ponerle nombre, pero prefería guardar esa baza para otra ocasión.

Dudar dicen que es signo de sabiduría, yo opino que a veces es cobardía. Usted duda que alguien aquí pudiera darle placer...no esté tan segura de ello, en este caso hace bien de dudar. ¿Quiere placer? déjeme que le entregue uno de los mayores placeres de la vida...la risa.

Le hizo un gesto con la cabeza para que mirase a su derecha donde otra pareja danzaba, ella era una mujer muy gruesa y cara de mala leche, ataviada con mil encajes, y el marido un bigotudo barrigón importante. La señora era la tipica arpía que se creía por encima del resto de la humanidad y no dudaba en criticar despiadadamente a quien fuera. Kane compuso un gesto risueño y murmuró algo inaudible. Entonces pasó lo que nadie esperaba, uno de los camareros que portaba una sopera con ponche, paso al lado de la pareja y se la volcó entera encima. Como cabía esperar, arruinó el peinado, el vestido y las mil puntillas de la señora, ésta se giró airada para gritarle pero se resbaló sobre el suelo cayendo sobre su marido y como ambos estaban tan gordos, no se podían levantar. Un ridículo espantoso y desde luego iban a ser la comidilla al día siguiente.

Parecen cerdos en la porqueriza...— le sonrió de lado a lado a Valeria. Cuando por fin pudo observar la sonrisa de la dama pudo sentir que hacía mucho tiempo que no sonreía, casi podía oir crujir los músculos que rodeaban tan apetecibles labios al estirarse. Kane no era una monjita de la caridad, no le había ordenado mentalmente al camarero hacer esa trastada porque quisiera realizar la buena obra del día con la rubia, tan sólo deseaba jugar a ser lo que no era: Dios. Era todo lo contrario de Él. — Deje que se vaya. — la miró directamente a los ojos.— La culpa. Deje que vuele lejos... o se marchitará.

Quizás otros seres sobrenaturales pudieran ser cuidadosos por no revelar su naturaleza, por no desvelar los secretos del mundo sobrenatural. Pero Kane no lo era, estaba en la cima de toda cadena alimenticia, era un demonio y se reencarnaría tantas veces como quisiera, así que no conocía límites, no le importaba que Valeria supiera lo que era, sólo era una humana y dependiendo de su reacción, la dejaría vivir o no. La estaba dejando vislumbrar lo realmente especial que era para que ella pudiera demostrar de qué barro estaba hecha. Sería una decepción que se marchase asustada.



De aquí a la eternidad:


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Vie Oct 06, 2017 6:13 pm

No me presenté, tampoco me dio tiempo. En cuanto parpadeé, me guió hasta el centro del salón, las miradas en los dos, dos desconocidos que intercambiaban por primera vez una pieza de baile. Nunca bailaba, no llegaba ni siquiera a los entrantes cuando me perdía en cualquier rincón. Y esa noche, me perdí pero en cada paso de baile, cada paso que me llevaba mas lejos de mis pensamientos. Sonreí cuando nombró que estaba casada, si no quisiera que lo supiesen no llevaría el anillo, representaba más que un contrato para mí lo era todo.

-Cierto. Podemos divertirnos y ellos no, ya tienen de lo que hablar -saltarse el protocolo era algo imperdonable y ya solo con aceptar el baile, lo rompí en mil pedazos. Sonreí, escuchando cada palabra de sus labios. Como un susurro tentador, me llamaba a gritos perderme en el placer que nunca disfruté, realmente divertirme en uno de esos bailes...todos iguales. La risa, risa que se me escapó de forma inconsciente, movimientos calculados... observando la escena desde nuestra posición.

Cuando parecía que solo captábamos la mirada de aquello, la pareja bien avenida dio digno espectáculo de circo. Mis cejas se arquearon, mi risa resonó en el gran salón pasando totalmente desapercibida por los gritos de la mujer culpando a su marido y de reojo ver como el criado desaparecía entre la multitud deseando que la tierra se lo tragase. No fue casualidad, lo sabía y mi acompañante tuvo que ver.

Mis labios se curvaron en una sonrisa, una que se congeló cuando sus últimas palabras me dieron el consejo esperado. Culpa, sentía culpa y única culpable de que todo lo que tuve, ahora se quedase pausado en el tiempo incapaz de saber si volvería a tenerlo. No dije nada, tampoco hizo falta, nuestras miradas se encontraron por primera vez en toda la noche, la pieza terminó y con ésta el baile, le dediqué una breve reverencia. No supe qué contestar, me había leído la mente... me acababa de analizar y sacar mi punto débil, ese norteño se había apoderado de mi frío corazón y lo descongeló, un corazón que ahora latía apresurado.

-En estos momentos no puedo permitirme marchitarme. La culpa intenta que así sea pero... solo así sería yo misma quien lo perdería todo, lo pudriría con mi derrota. -le dediqué una sonrisa, tomando dos copas de la mesa y dejar escapar un sonoro suspiro, no era uno más ...debía ser un ser sobrenatural, traté con varios pero ni bailé con ninguno y dudaba que quisieran hacer tratos conmigo -Nunca me rindo, casi lo hago , casi me marchito y perderlo todo me hizo ver en quien me estaba convirtiendo. Una mujer débil sin otro pensamiento que aceptar su desdicha y con ello dejarlo todo, abandonar a su suerte. Ese fue mi error. No luché cuando no he hecho otra cosa en toda mi vida. Ahora me toca una lucha a vida a muerte porque... volveré a florecer aunque antes tenga que cruzar las puertas del mismo infierno -mis esmeraldas centellearon, no iba a rendirme, lucharía y recuperaría todo lo que dejé en el Norte, volvería a ser esa mujer fuerte incapaz de permitir una derrota.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Dom Oct 08, 2017 10:17 am

Si la vida es una lucha no merece ser vivida. La vida está hecha para abrazarla, para beberla... a fin de cuentas...nadie sale vivo de ella. Mucho me temo que tiene un espíritu inútilmente combativo. Hay que seleccionar las batallas señora Cavey.— La llamó por su apellido de soltera, que es el que había ecuchado resonar en los comentarios y murmullos.— Los mortales siempre apelan a valores como el honor, la rectitud, la moral correcta...porque creen que así se asemejan a los dioses. Déjeme que le diga una cosa...— Se acercó al lóbulo de su oreja a susurrarle con media sonrisa.— Les da igual, para ellos los humanos son tan insignificantes como para nosotros las cucarachas.— sus labios rozaron su oreja con parsimonia, deslizándose por aquella inmaculada y tersa piel.

La pieza de música cambió y la nueva se hizo más lenta. El vampiro pegó a la dama contra su cuerpo con más presion de la que quizás sería correcta por protocolo. Con una de sus manos en la espalda de Valeria, presionó para que no se soltara, estaba disfrutando de la conversación.

Anhelos sin cumplir...esa es la peor enfermedad de los humanos, desear sin poder disfrutar de lo que se desea porque el destino nos lo arrebata, simples peones en un juego cuyo resultado ya está escrito. ¡Qué desalentador! Está abocada a la derrota, a luchar para nada querida.— Estaba en su naturaleza jugar y tentar desde el inicio de los tiempos, cuando el mundo apenas florecía.— Le contaré un pequeño secreto. Recuerdo como era el mundo cuando sólo lo habitábamos cuatro personas, y es muy distinto del que hay ahora. Todo era nuevo, puro, salvaje. Hoy veo la tierra como un conjunto de lugares infrahumanos, deprimentes. La raza de los hombres se ha venido a menos, sólo tiene que observar a todos estos monos de feria. Ya apenas queda nada auténtico. Veo en usted el caos primigenio del que nació todo, la contradicción, la oscuridad con pequeñas gotas de luz, el error, la imperfección y el dolor. Lo malo de su tiempo es que le han hecho creer que todo eso es malo, que es mejor ser un borrego como el resto y hacer lo que dicten otros. Usted merece ser venerada por como es, no por como otros quieran que sea, piénselo. ¿De verdad merece la pena tanta lucha por algo que está perdido de antemano? Si tiene que suplicar por el amor y la aceptación, entonces es que ya ha perdido.


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Mar Oct 10, 2017 10:06 am

-Seleccionar las batallas que vas a ganar-aclaré con una breve sonrisa, el hecho de haber oído mi apellido de soltera me hizo suspirar, alzar la barbilla con gesto arrogante. Me gustaba mi nombre, mucho. No me importó cambiar el apellido por el matrimonio pero, pasase lo que pasase, siempre sería Cavey, Valeria Cavey. Entreabrí los labios por su acercamiento, pude sentir su aliento frío acariciar mi oído, un susurro que acortó una distancia aún mas mínima. Sonreí complacida por sus palabras, mis manos... se afianzaron al agarre de su espalda, enredando las yemas en su traje y la otra enredarla entre sus dedos.

-Luchar para nada...esa no es mi idea. Siempre se gana de algún modo. Y nunca lucho por nada -sus palabras no las esperé, la conversación había dado un giro de lo más interesante. Mis orbes esmeraldas, buscaron las ajenas para fundirnos en una sola. Hacía mucho que no oía nada ni lo más remotamente parecido “ser venerada por como es”. Odiaba perder, más aquello que tuve y parecía eterno, aunque nada lo era... o eso al menos creían aquellos perdedores que olían del mismo modo, como cerdos en su pocilga.

Me recordó a aquellos dos gordos que alardeaban siempre de lo que tenían pero nunca se veían como lo que realmente eran. Mi afilada mirada, se paseó por los presentes, los murmullos...las miradas acusadoras que sin oírlos , podía perfctamente saber lo que decían y pensaban, eso me dio alas...mi manos descendió hasta su baja espalda y di una vuelta en mí misma, completa elegancia mostrando mis dientes...el demonio en todo su esplendor, hablaran con razón.

-Ve demasiado, más de lo que nadie habrá visto nunca en mi persona. Curioso que dos personas como nosotros bailen con el ganado, el demonio bailando con el diablo en un baile que para ellos den sentidos a sus vidas, así que hablen...con razón-acerqué mi rostro al ajeno, apenas unos centímetros se separaban nuestros labios, mis esmeraldas clavadas en sus ojos -Me está ofreciendo todo con palabras, su modo de ver la vida y a esta muchedumbre hambrienta de más. No me conformo con cualquier cosa, mi familia es lo más importante y aunque suene mal, siempre acabo pensando en mí misma -era un hecho, por primera vez estaba siendo sincera... ¿conmigo? Digamos que sí.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Miér Oct 11, 2017 6:21 am

Está usted muy lejos de saber lo que realmente puedo ofrecerle...pero tiempo al tiempo. Me ha concedido un baile muy interesante, ha sido usted un rayito de oscuridad en esta luz deprimente de hospital, donde todos los que tenemos alrededor no son más que cadáveres animados que se arrastran por la existencia.

La pieza de música acabó y Kane le hizo una leve reverencia dando por finalizado ese baile y tomándola de la mano para ir en busca de otra copa. La noche era joven todavía y no tenía intención de regresar aún al cabaret. Salieron a una de las terrazas a tomar el aire, el cielo estaba cubierto y no se veían estrellas ni luna.

La familia es importante, mis hijos lo son para mi. Pero andan algo descarriados, y ya sabe lo que se dice...que sus defectos como hijos son nuestro fracaso como padres. No diré que no, quizás no haya sido el mejor, pero como todos...hice lo que sabía. Yo fui repudiado por mis padres, quizás tenga algo que ver con que nunca supe acatar la autoridad.

El demonio llevaba milenios observando y reflexionando, regresando atrás para aprender de sus errores, que fueron muchos, aunque no se arrepintiese de nigún paso dado. Lilith lo condenó a ser el demonio que era, pero no fue más que un paso en la cadena de su caída, que comenzó cuando la ira se apoderó de él y mató a su hermano. La ira era mala consejera, había tratado de inculcarle a Assur y a Joe el control de la misma, para que sólo la liberasen en situaciones que realmente valiesen el esfuerzo. Pero ellos eran de otra pasta y nunca consiguieron el dominio total sobre sus emociones. Lo estaba intentando de nuevo con Raziel, en el que tenía puestas sus esperanzas como el vástago ideal, pero quizás subiera otro nivel en las apuestas. Esa mujer tenía un potencial increíble, quizás fuera su más bella creación, pero sólo el tiempo lo diría.


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Miér Oct 11, 2017 7:01 am

-He aceptado su baile, es más de lo que puedo ofrecer a nadie -recalqué palabra por palabra, nunca bailaba, menos hablaba de mí misma. Mis orbes se centraron en las marionetas, aquellos invitados que no hacían otra cosa que mirar al ajeno por encima del hombro para ser menos miserable, o…al menos sentirse así.

Reí por lo bajo, una risa sincera a la par que divertida. Entreabrí los labios fingiendo sorpresa, seguido de una sonrisa pintada en mis labios carmesís. El rubor de mis mejillas por el esfuerzo del baile, me daban ese aspecto a muñeca de porcelana , una etiqueta que me perseguía desde que era niña. Mi sonrisa permaneció en los labios mientras le oía, sí… era como si esas palabras, cada una de ellas…saliesen de mi boca.

-Lo mejor que se sabe y se puede hacer, eso es mucho y demasiado. No podemos pedirles que sean como nosotros mismos, cosa imposible…pues cada uno somos únicos en nuestra especie. Mis hijos son lo que deben ser, estoy orgullosa, al menos en ellos no he derramado mi caos…son mi perfecta creación -tomé la copa, dando un sorbo, buscando su mirada , la pieza había cambiado a una más rítmica, apenas podía oírme si no alzaba la voz. Me incliné a él para que mis palabras quedaran selladas en el baúl de sus oídos -Aunque aún queda mucho…que aprender, lo digo por mí misma. Ellos pertenecen a otra tierra y costumbres, las respeto y me amoldo a ellas, compartir del todo … no se dio el caso. Tampoco es que nadie me conozca realmente y nadie lo hará nunca

Dejé que el líquido resbalase por mi garganta, la copa la dejé en una de las mesas y di una vuelta sobre mí misma guiada por la música. Movimientos elegantes, no necesitaba a nadie para realizar un baile o divertirme, eso lo dejé muy claro.

-Habla de autoridad. Acatar la autoridad de otro es mi gran acto de rebeldía, soy incapaz de acatar órdenes si no soy yo quien las da…¿quién iba a domar a un demonio? Señor Black -reí maliciosa, no estaba dispuesta a abandonar mi infierno, jamás.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Miér Oct 11, 2017 5:04 pm

Le sorprendería las respuestas que podría hallar a esa pregunta. Hay muchos lugares donde un demonio puede ser aleccionado, pero el más conocido es el Infierno. Lo conozco bien, y no en el sentido figurado.

Estaban en la terraza con una baranda de piedra que los sepraba de los jardines de la mansión, Valeria tenía las manos apoyadas en ella y miraba hacia éstos. Kane se movió y se colocó tras ella apoyando las manos sobre la barandilla justo al lado de las suyas, manteniéndose muy cerca de su cuerpo, ligeramente inclinado, pero sin rozarla. Sus labios de nuevo estaban cerca de la oreja de la rubia, susurrando las palabras certeras.

¿Quién sería tan insensato de intentar domar a un demonio? cuando lo más práctico es dejarlo ser y crecer. Encerrarlo y tratar de convencerlo que es lo que no puede ser, es de necios; el fuego no puede convertirse en agua y tampoco pueden ponerse puertas al viento.

Él apreciaba la belleza de esa oscuridad, de la devastación y el caos, del coraje de vivir contracorriente, de la ausencia de remordimientos, o incluso cuando éstos existían, el empecinamiento en seguir adelante a pesar de ellos. Lo único que que quería en ese momento era darle a entender a esa mujer que tenía todas las opciones frente a ella excepto la de querer ser lo que no era. Kane tuvo que enfrentarse a lo mismo milenios atrás. ¿Lamentó matar a su hermano? se lo merecía, pero lo expulsaron de la tierra para arrojándolo a los fuegos del infierno. Ahora tenía todas las opciones frente a si, pero ser lo que no era no era una opción: era un asesino, el primero de la Historia, eso es lo que era, aunque desease no serlo.

Aceptarlo duele, nos devora el vacío...pero una vez se acepta ese frío todo mejora. Cuando dejamos de considerarnos esclavos de nuestras acciones y nos sentamos sobre el pescante de nuestra vida, amanece de nuevo. Deje que amanezca para usted, señora Cavey.



Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Jue Oct 12, 2017 12:23 pm

Un duelo de demonios, aunque más que un duelo o un careo, un baile por el borde del infierno. Curioso que en una fiesta sin más, hubiésemos coincidido por primera vez, después de tantas y tantas, aunque todo ocurre a su debido momento y ese fue el nuestro. Y quién mejor que el demonio para tentar con palabras, me ofrecía algo mucho más que un viaje al infierno...no era una novedad.

Una breve picara sonrisa se dibujó en mis labios, me hice tantas veces la misma pregunta... ¿quién sería capaz de intentar domar a un demonio? Conocía a una, la misma persona con la que me casé. Volvía a acordarme de él, con una sonrisa de melancolía pero felicidad, él... me hizo feliz una parte de mi vida y lo seguía haciendo a su modo pues un demonio si se enamora, si siente tal cosa por una persona..es para siempre, lo demás son solo para olvidar. Quizás estaba equivocada pero él se incrustó en mi frío corazón, sería importante en mi vida. Siempre.

-Cree que el amor no está hecho para un demonio y en el fondo tiene razón, pues al fin y al cabo, un demonio destruye todo lo bueno pues es imposible que algo tan puro pueda ocurrirle -hablaba en alto, perdida e inmersa en mis pensamientos. No me percaté de algo en especial, un medio abrazo de hielo que me invitaba con pase directo al mismo infierno...una proposición tan tentadora como el mismo diablo que me susurraba justo lo que siempre deseé oír -No me gusta amanecer sola, es un hecho. Aunque a decir verdad... lo he hecho desde que he regresado. Buscaba respuestas, a mis propias preguntas... pero como bien dice ¿quién puede domar a un demonio? Y la mejor pregunta de todas...¿quién puede amarlo tal como es? -bajé la mirada, observé como nuestras manos estaban casi entrelazadas, como en el baile.

Me giré despacio, dejando que mi espalda se apoyase en el borde, un acto de suicidio pues bien podría pasar cualquier cosa. Mi cabello se dejó acariciar por la brisa que me erizó la piel, aún sentía su frío aliento aariciar mi nuca.

-Está a punto de amanecer para mí y anochecer para usted-mejor respuesta que esa...era completamente imposible.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Vie Oct 13, 2017 8:48 am

Sonrió ante las palabras de la dama. Realmente estaba hecha de oscuridad, una tan potente que brillaba y destacaba entre el resto de criaturas oscuras.

Nadie decide lo que está bien o mal, lo que se puede amar o no. Los humanos pecaron de orgullo al hacerlo y creerse dioses para juzgar a los demás. Sólo los dioses pueden hacerlo, y le aseguro que no hay diferencias entre dioses y demonios, sólo son etiquetas que algun humano inventó para ponerle nombre a lo que no le gustaba.

Cargó el peso de su cuerpo en las puntas de los pies y se acercó todavía más a la mujer de dorados cabellos.

No lo sabe usted bien...— susurró a su oido cuando le dijo que estaba por amanecer y anochecer para él.— "Yo les he visto atravesar el crepúsculo de una era a los hijos del sol, de una aurora maravillosa. Poderosos destructores de las barreras del mundo, arquitectos de la inmortalidad, cuerpos radiantes de la luz del espíritu, portadores de la palabra mágica, del fuego místico, portadores de la copa de la Alegría..." ¿no le parecen preciosas estas palabras? el Apocalipsis de Juan está sembrado de maravillas.

Como estaba tan cerca de su cuello captó el aroma y el latido de sus venas, deliciosas promesas de sangre y muerte, de redención y ascensión. Dejó un beso allí sin hincar los colmillos y se retiró, colocando las manos en los bolsillos de su traje.

Cuando esté lista para ese amanecer, la estaré esperando, la gracia de la vida de este demonio es que tengo toda la eternidad para esperarla. Buenas noches, señora Cavey, que disfrute de la fiesta.

Se dio la vuelta encaminando sus pasos y aquella media sonrisa que le caracterizaba, rumbo a las calles de París, a disfrutar del bullicio de su actividad, a sentir el pulso de la vida frente a sus ojos, aunque quienes la vivían fueran ajenos a que no eran más que ratoncillos corriendo en una laberinto.


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Lun Oct 16, 2017 9:40 am

Ver amanecer se había convertido en una costumbre para la Condesa. Desde que volvió a París, cada amanecer lo admiró de la mano del recuerdo. Imaginó que otros ojos que conocía, veían el mismo paisaje, voces infantiles y risas…que se apagaban cuando la devolvía a la realidad. Quería a sus hijos al igual que los otros que no eran de sangre, la necesitaban y estaría por y para siempre, con ellos, pasase lo que pasase.
 
Las idas y venidas de la francesa eran conocidas y comentadas por todos aquellos que deseaban darle sentido a sus vidas pero poco le importaba, tenía cosas más importantes en las que pensar y reflexionar. El beso inacabado, no le supo a despedida...si no a un “hasta luego”. Volverían a verse, ¿cuándo? No se sabía pero ese interrogante siempre estaría entre ambos, uno de sus muchas preguntas sin respuesta.

La Condesa, abandonó la fiesta cuando apenas amaneció, volviendo a su realidad...una casa vacía en donde nadie la esperaba. Recordó aquella noche en la que no pudo dormir por la confusión, por el simple hecho de tener a quien deseaba en una habitación contigua y borracho la buscó sin encontrarla, no por falta de ganas. Ese noruego loco e impulsivo que había provocado en ella, demasiadas cosas, conocer otra parte de su propia persona que desconocía.*

Unas semanas después.

Tras un día agotador en los laboratorios de perfumes, decidió que era mejor ir caminando. Desistió en ir en carro o la llevasen al evento que debería presenciar. Estaba cansada, agotada...y odiaba llegar a casa sin poder tan siquiera mirarse al espejo, se dejaba caer en la cama y amanecía vestida, con la ropa del día anterior. Apenas tenía un respiro, los negocios le absorbían y al final...siempre pasaba factura.

En unas semanas volvería al norte, donde la esperarían. Cada vez que emprendía el viaje de vuelta, se preguntaba qué ocurriría cuando llegase. Y su mente voló tan alto que no se percató de que sus pasos la llevaban a un camino desconocido. Por un instante, se detuvo mirando hacia el cielo, abrazándose a sí misma y recordar la de veces que se perdía en los rincones ocultos de París, viviendo la vida al máximo.

-Necesito una copa, o dos... -se dijo a sí misma y en voz alta, terminaría perdiendo los pasos en cualquier lugar escondido, tener un poco de intimidad y descanso le vendría bien para su atolondrada cabeza. No pensó mucho, el primero que apareció ante sus esmeraldas, fue el elegido, quién iba a pensar que sería más que una taberna... si no un lugar mucho más sofisticado. -Whisky doble -con decisión, dejando que el elaborado moño se desmoronase, al apartar las horquillas de los bucles dorados, los peinó con suavidad y volvió a soñar despierta.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Miér Oct 18, 2017 4:15 pm

Sin saberlo, la dama de cabello de oro entró al Cabaret L'Enfer, el feudo de Kane donde la linea entre el infierno y el cielo se desdibujaba peligrosamente. Sintió su aura desde un buen rato antes de que pisara el local y sonrió, había pensado en ir a tentarla de nuevo, pero ella solita había atravesado sus puertas. Salió de su despacho hasta colocarse delante de ella en la barra y sacar dos vasitos que llenó con un líquido verde fosferescente al que luego prendió fuego.

Qué agradable visita, señora Cavey. Está helada, con esto entrará en calor. Bienvenida a L'Enfer, me complace mucho destacar este local con su presencia.

El fuego de los chupitos se consumió en unos segundo y le ofreció uno con el chocó el suyo y se lo bebió. Era una Absenta especial, mezclada con algo dulce y quemada para evaporar algo del alcohol. A él apenas le afectaba, necesitaba veinte como esos para que le empezase a marear, sin embargo el aroma de Valeria era otro cantar, su sangre latiendo bajo la piel, corriendo por las venas rauda y veloz se le antojaba un bocado exquisito. Apoyó las manos sobre la barra y la miró fijamente con esos hipnóticos ojos azules.

Sus pasos la han traído aquí ¿cree en las casualidades? quizás todo esté escrito, yo no lo sé, pero si hay alguien escribiendo las líneas de la vida, yo le agradezco el detalle por volver a verla.


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Vie Oct 20, 2017 6:11 pm

-Señora Cannif. Sigo casada -alzó la mano donde una alianza brillaba como sus orbes esmeraldas al perderse en el vaso pequeño que ardía frente a ella, pequeñas llamas que apenas duraron unos segundos. Los orbes esmeraldas, centellearon...recuperando aquel brillo de vida que había perdido hacía mucho tiempo.

Los ojos verdes esmeralda, no se apartaban del pequeño vaso. Con el pulgar y el meñique, lo tomó con suma delicadeza y dejó que el líquido frío pero abrasador, le quemase la garganta hasta sentir como le hacía cosquillas la boca del estómago. La voz del ser de la noche , podía sentirla susurrarle en el oído, pese a estar frente a ella.

Hablaba del destino, siempre creí que todo estaba escrito y que nuestro sino nos esperaba hasta encontrarnos en el momento justo, uno clave que cambiaría nuestras vidas. Ahora su pensamiento era diferente, pensaba de un modo distinto. El giro que había dado su vida, la había hecho madurar y ver la vida con los ojos de alguien que lo tuvo todo en su mano y ella misma, dejar caer al vacío su propia felicidad.

No sentía tristeza, sí decepción. Decepción por no ser alguien normal, ser y volver a su esado neutral en donde nada ni nadie te importaba, aunque en su caso...sus hijos eran lo que hacía que su corazón latiese apresurado, conocer ese tipo de amor que nada ni nadie puede romper. Sonrió, sabía que acaparaba la atención ajena, demonio contra demonio.

-Solo creo en lo que veo. ¿Casualidades...? entré porque oí era el local más frecuentado por ...personas especiales, ahora entiendo porqué. No tiene que esperar más, ya he llegado pero no le prometo quedarme...confórmese con esta noche -mi intención era beber y evadirme, era inevitable que mi mente no siguiese en otro lugar.





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Lun Oct 23, 2017 4:53 pm

Los demás no nos hacen quienes somos, señora... Cannif. Si es su caso confieso que me resultaría una pequeña decepción. El diamante no es brillante porque las piedras de alrededor no brillen, lo es por sí mismo. ¿Es usted un diamante o una piedra?

Se sirvió otro vasito verde y dejó la botella sobre la madera pulida como espejo por si la dama quería otro. Caminó fuera de la barra, se quitó la chaqueta y se la colocó encima de los hombros a la rubia.

Yo no puedo morir de pulmonía, pero usted sí, y sintiéndolo mucho por esa vieja negra de la guadaña, aún tendrá que esperarla un poco.— La mujer le dedicó unas palabras condescendientes invitándolo a conformarse con su presencia esa noche, el demonio sonrió para sus adentros y también se manifestó en las comisuras de los labios.— Confieso que su orgullo y desdén me producen una mezcla extraña, me dan tantas ganas de abrazarla y consentirla como de empotrarla contra esa pared y hacer arder las llamas del infierno hasta que suplique que pare. No se ofenda, en este juego la moral está fuera y Dios se ha ido de vacaciones. Si quiere rezar tiene una iglesia en la esquina, pero no es eso lo que busca en estos vasos verdes. Busca el perdón, la redención, expiar los pecados que la mantienen lejos de lo que desea..— Se acercó a su oido, le gustaba susurrarle de cerca porque así se embriagaba más del perfume de su piel.— Lo siento, pero nunca hay paz para los malvados, sólo cuando acepte lo que es se sentirá libre y completa de nuevo.


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Mar Oct 24, 2017 10:47 am

-Decepción. Me encanta esa palabra. No entendía su significado hasta que leí tal en miradas ajenas, soy una auténtica decepción en carne y hueso. ¡Qué honor! -exclamó con ironía, llevándose el siguiente vasito de chupito a los labios, sus ojos verdes se cerraron de golpe, la ira la golpeaba en la razón, en sus pensamientos. Estaba enfadada consigo misma pero no se arrepentía de nada hasta ese instante pues todo ocurría por alguna razón, seguía buscando saber cual.

Al sentir la chaqueta ajena cubrir sus hombros, dejó escapar un suspiro, bajando la mirada hacia el vaso de chupito. Sus ojos verdes se abrieron de golpe, buscando por encima de su hombro al mismísimo diablo, sonrió de manera irónica...la estaba cuidando a su modo y eso era extraño, hacía mucho no se sentía arropada y tampoco lo buscaba. Y sus palabras, lejos de alarmarla...le provocaron una deliciosa risa que para nada sonó inocente, paseó la lengua por su labio inferior, relamiendo las pequeñas gotas de sus labios rojos como la sangre.

-Justo pienso en lo mismo, en arder en las llamas del mismo infierno. ¿Cuidarme pero empotrarme contra la pared al mismo tiempo? Una mortal provocando algo más que simple curiosidad en el gran Caín. Interesante, señor Black -tomó de golpe el líquido, dejando hacia atrás la cabeza, sus orbes clavadas en el techo y sintiendo la presencia del vampiro tras ella, le erizó la piel...los labios entreabiertos. “aceptar lo que es”

-Un demonio solitario que solo busca su placer ¿eso cree que soy? No busco olvidar, tampoco reemplazar...solo deseo que pase, dejar de sentir y creo que me está ofreciendo eso...¿acaso los seres de la noche no aman? No se decepcione, que un demonio se ame a sí mismo, no quiere decir que no se condene al amar a un mortal... aunque como bien sabe, los demonios están mejor en su infierno y yo busco el mío -se giró en el taburete, buscando las orbes claras del ser de la noche, estaba más cerca de lo que creía, sentir su aliento frío como el hielo sobre sus tentadores labios carmesís -No tiene a un igual si no quiere perder





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Miér Nov 01, 2017 3:50 am

El vampiro hizo un gesto con la mano, mirando sus orbes verdes casi con una expresión risueña.

Oh! no sea tan dura consigo misma. El desengaño es la pérdida de la ilusión o la esperanza que se tenía en algo, y del desegaño nace la decepción. Pero lo que nadie cuenta es que cada cual es dueño de poner sus esperanzas donde quiera, incluso en la persona equivocada. Cuando eso sucede ¿de quién es la culpa? ¿de quien depositó erróneamente esas ilusiones o de la persona que no es lo que el otro pretende que sea? Si yo deseara ser humano otra vez, mi decepción estaría asegurada porque es algo que no puede suceder... ergo...¿la culpa es de los humanos? No, Valeria. No hay nada malo en usted, sólo el error de quienes la ven como algo distinto de lo que es.

Se levantó de su taburete y le tendió la mano a la rubia para invitarla a bailar, del mismo modo que habían bailado en aquella insulsa fiesta. Encontraba cierto placer en dejarse balancear por la música, rodando y girando con ella anclada a sus manos.

La única figura que tiene vetada la decepción es la de la madre o el padre ¿no cree? amamos a nuestros hijos sean como sean, nos complazcan o no, nos hagan daño o no. Aunque ellos nos juzguen, nos odien o nos aparten, jamás dejaremos de enorgullecernos de nuestros hijos. Eso es algo que poca gente llega a comprender, y menos aún cuando no se han vivido milenios de rencor.— sonrió de medio lado.— Si, soy un demonio, soy el mal, lo oscuro y todo lo malo que se les cuenta a los niños para aterrorizarlos. Pero amo a mis vástagos mucho más de lo que ningun dios ama a sus ángeles, a los que envía a morir y sacrificarse. Yo empujo a mis hijos a la gloria, a la felicidad sin remordimientos ni pesares, porque no quiero su dolor sino su gozo. Puede cuestionarme, es bueno que lo haga, pero le aseguro que todos mis actos están regidos por ese fin.

Soltó a Valeria en una inflexión de la música para recogerla después e inclinarla suavemente hacia atrás, el baile así pegado era mucho más provocador de lo que a simplevista parecía.

¿Y por qué no habría de provocarme? Curiosidad no es la palabra que me provoca. El "gran Caín" una vez fue humano, mantengo mis instintos intactos, lo que ya no conservo es el alma si es que alguna vez tuve una. He conocido a muchas personas como usted Valeria, y siempre me han parecido un rayito de oscuridad en medio de esta falsa luz. La mayoría sucumben al tedio y a una vida decadente falta de emoción y motivación. ¿Para qué vivir como corderos si podemos ser leones?

Cuando la mujer le dijo que no tentase a un igual si no quería perder le arrancó una risa sincera, hacía tiempo que no lo sorprendían así, ni siquiera su último vástago al que le había costado doblegar. Ni siquiera su hija Ishtar, la reina de los condenados.

Debería planteárselo al revés, yo no tengo nada que perder, así que cuidado con tentarme. Sé dónde está el infierno, el camino de ida y vuelta, si quiere encontrar una condena quédese así como está, sufra hasta que la muerte se la lleve, éste será su infierno, su propia vida hecha una cárcel. Por el contrario, si busca liberarse...— sonrió de nuevo con esa expresión ambigua.— entonces tendrá que ser valiente, la eternidad no es para los necios ni los débiles.


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Miér Nov 01, 2017 12:48 pm

“El error de quiénes la ven como algo distinto de lo que es”

Esa frase, resonó en su cabeza, una y otra vez... un eco incesante que no la dejaba ni pensar. Tampoco sabía la respuesta y dudaba de que alguien la tuviese. No preguntó y tampoco hizo falta, sus ojos se centraron en observar cada movimiento, expresión, estudiándolo a conciencia, le resultaba un misterio en todo su esplendor. No tenía que hacer preguntas, él mismo se las respondía todas y cada una de ellas.

-La imagen que se refleja y creen es la que siempre he deseado mostrar, una máscara entre mil. Y solo alguien se quedó a expensas de quitarme la última pero... no lo dejé. Cada vez tengo más claro que la soledad es la única capaz de soportarme -sonrisa maliciosa, podría decirse que un tanto divertida por sus propias palabras. La palabra que la definía básicamente era “insoportable”, entre otras...orgullosa, prepotente, egoísta, caprichosa... ¿y qué? .

Una risa hizo eco en aquel lugar, para ser la primera vez que iba , lo sentía como familiar. No dejó de mirarle a los ojos en todo momento, escuchando cada una de sus palabras que en susurro le seguía tentando, provocando para que se uniese a otra pieza de baile. No solía aceptarlos, con él ya iban dos. Sonrió sin ninguna expresión en concreto, dejando escapar un sonoro y pesado suspiro.

-¿Qué ve en mí? Solo soy una joven de clase alta que consigue lo que desea menos lo que realmente le ha importado alguna vez. Eso ven, la niña malcriada, egocéntrica que solo piensa en sí misma -su sonrisa cada vez se iba volviendo más siniestra, volvía a verse en la mirada esmeralda...de nuevo oscuridad. -Lo que me ofrece es muy tentador, la inmortalidad, la vida eterna.. me queda poca humanidad, alma...aunque esto último dudo que alguna vez la tuviese -palabras parecidas con el dueño del infierno, siempre se había atribuido pertenecer a aquel lugar y ahora, podría confirmar que allí podía permanecer -La liberación me hará perderlo todo, no hablo de posesiones ni dinero, si sucumbo a sus encantos, terminaré sucumbiendo y mi familia... -chasqueó la lengua, ea mejor no pensar en nada pero jamás se olvidaría de ellos.

-Si decido bailar en el infierno, no me quedaré...querré saber el camino de vuelta, ida y vuelta... mi alma no tiene salvación señor Kane. Ellos me atan, un hilo invisible aún me une a él. Siempre será así, no sería una condena sucumbir al pecado , mi condena es amar... amar sabiendo que lo que tuve , ya no lo volveré a tener jamás. Y no estoy haciendo un drama de todo esto, simplemente, sigo viviendo... vuelvo a ser aquella que fui pero de un modo diferente porque ahora , sí que me importa alguien más que yo misma...¿y bien, decepcionado? -arqueó ambas cejas, era transparente, lo sería siempre pero esa vez... fue tan sincera que se sintió más aliviada, anhelaba su yo anterior pero no podía simplemente olvidar a quien hoy la querían, sus hijos ¿quién si no?





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Lun Nov 20, 2017 1:49 pm

No, decepcionado no. Es humana, tiene sentimientos. Pero le puede su parte egoista, si no, no estaríamos hoy aquí bailando y bebiendo, estaría usted viviendo una vida infinitamente aburrida, una cárcel de la que gritaría cada noche por salir, porque a usted la costumbre no puede obligarla a amar los barrotes.

El vampiro recordó cuando vivía en el Edén, cuanto todo lo bueno, lo bello y lo glorioso estaba al alcance de la mano de sus padres, pero por el pecado de Eva fueron expulsados. Recordó como trabajaban la tierra y Abel era el favorito de sus progenitores. La envida le pudo y la ira hizo el resto. Era humano, el primer humano inteligente según él. Los tros cuatro estaban obnubilados por las palabras de un Dios que los echó a la calle. ¿Es que no lo veían?

Yo también caí, tropecé y fui castigado. Pero emergí renovado de mi tormento. ¿No es eso lo que quiere, Valeria? está sufriendo castigo, la condena de amar como usted lo llama. ¿Acaso no quiere resurgir de eso? librarse del peso de esas cadenas, sentirse libre de ser como quiera sin prejuicios ni reproches? Me ha preguntado qué veo en usted. Lo veo todo. Es clara como el cristal para mi, y lo que usted llama defectos para mi son virtudes. La perfección no existe, y todas sus imperfeciones a mi me resultan hermosas. Es el engaño de Dios para con sus hijos, les hace creer que su forma de ver a la humanidad es la correcta y los que no se ajustan a ello son demonios, son tarados. Yo veo la belleza de su oscuridad.

La pieza de musica se detuvo y la dejó descansar unos segundos. Las esmeraldas de la rubia brillaban en la oscuridad un poco apagadas.

Si algo de esto tiene sentido para usted, me podrá encontrar aquí, esperándola. Necesita abrazar su propia esencia, hágalo. Creo que sabe que yo no tengo más barrera para abrazarla que las que usted me imponga.

Dicho esto la atrajo contra su cuerpo en un abrazo lento y fundente. Colocó sus fríos dedos sobre el pelo de Valeria y los pasó hacia abajo. Él era el alfa y el omega, el principio y el fin y estaba más que acostumbrado a enterrar lo viejo para dar paso a lo nuevo, a cambiar desgracia por gloria o felicidad por dolor. Estaba acostumbrado a navegar por los extremos de la vida y la muerte, pero entendía que no fuera fácil para los humanos desprenderse de si mismos y mutar hasta ser lo que realmente podrían ser si la sociedad, la religión o la mala suerte los dejaran serlo.



Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Valeria Cannif el Jue Nov 23, 2017 12:33 pm

Deseaba dejar de sufrir, eso era cierto pero temía dejar de sentir porque no quería olvidar. Fue el timón de su vida que no supo manejar, significó todo para ella aunque sus caminos ahora ya no fuesen en la misma dirección.

En todo momento, buscó su mirada, estaba siendo sincero...ofreciéndole todo, una nueva vida por la que sin duda cualquiera pagaría con su propia alma ¿quién no querría vendérsela al mismo diablo? Por llevar su sangre, ser su familia. Si sus palabras eran ciertas, se consideraba ser una completa imperfección de sí misma, alguien que la veía perfecta con sus virtudes y defectos.

El gesto del pelo, le recordó antaño cuando el señor Cross la calmaba con ese gesto. No podía seguir viviendo de recuerdos, la propuesta quedó en el aire y con ella la promesa de que la estaría esperando justo dónde se encontraba. No dijo nada, una ligera sonrisa seguido de una mirada cómplice, aún no era el momento y ambos lo sabían, sólo necesitaba tiempo...abrazar su propia esencia, sólo quedaba saber cómo hacerlo.

-Le agradezco la copa y el baile. Y la invitación al infierno -deslizó la yema de los dedos por el cabello de la nuca ajena, un gesto coqueto y reparador. Sabía que jugaba con fuego pero ¿acaso uno de los demonios no lo hacía? Rió por lo bajo, esa noche no fue tan deprimente como creyó...lo cierto es que hace un tiempo podría haber sido diferente, acabar enredada en el cuerpo de alguien que le prometiese no arrepentirse...calmar su sed de necesidad.

El sexo no era algo especial para ella hasta que lo conoció...desde entonces no tocó a nadie. Fue amor, pero ahora, aceptar y seguir era su máxima prioridad.

-Estoy segura que nos encontraremos...en su infierno, señor Black -musitó, dejando escapar un reconfortante suspiro, la tentación de tener una nueva vida, empezar de cero y de quién mejor que de su mano. -Un placer como siempre, pronto nos encontraremos. Aquí o allá, no creo en el destino, el destino es para los ilusos...yo sólo creo en lo que vivo. Y veo -sonrió, sobraban las palabras.

-Es muy curioso que quien es el dueño del infierno, tenga el mismo cielo en sus ojos





Lilies, violettes:





Mon seul amour:







Mon protecteur:




Amour interdit:


H&V:
avatar
Valeria Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 369
Puntos : 391
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Localización : Paris-Países Bajos

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Kane Black el Lun Dic 11, 2017 6:00 am

"Los dos guerreros más poderosos
son la paciencia y el tiempo"
(Tolstoi)


Paciencia y tiempo es lo que le sobraba al vampiro original, Caín, el primer asesino, el primer hombre que atentó contra su propia sangre, había tenido una eternidad para pensar en su exilio del infierno mientras contemplaba los desmanes de sus hijos caídos. Valeria necesitaba tiempo y él tenía todo el del mundo. Normalmente tomaba lo que quería, saciaba su sed con la más completa indiferencia hacia esa vida ínfima que tenían los humanos. Pero en este caso probaría algo diferente, la había tentado con su oscuridad y ahora esperaría cual pescador a que el pez cayese en la red voluntariamente.

El invierno en París era frío, pero el cabaret L'Enfer siempre estaba animado y las llamas del infiernos parecían bailar en las paredes. Se dedicó a otros menesteres urgentes como reestructurar la cúpula de los Vampiros tras la masacre de su hijo Assur, moviendo peones aquí y allá, colocando personas estratégicamente en los sillones adecuados. Tenía bajo su cargo a su última creación, un cazador al que dio el abrazo oscuro y ahora estaba descontrolado, con lo cual se le acumulaban las tareas, y aunque no olvidaba aquellas dos esmeraldas, decidió dejar volar al pajarillo y que ella misma decidiera cuál sería su destino. Si finalmente sus caminos no se cruzaban de nuevo, no podría decir que no estuviera algo decepcionado, pero a fin de cuentas respetaba a aquellos que eran capaces de ser ellos mismos sin fracturas ni arrepentimientos. La dignidad de saber quién eres y qué quieres, aunque sea la opción menos fácil.

La nive ya cubría en forma de manto las callejuelas de los suburbios. Regueros de pisadas se marcaban en las aceras y la gente se refugiaba en las casas, con lo que las calles estaban pobladas mayoritariamente por los seres de la noche a quienes el frío no les afectaba. Sombras y susurros en la oscuridad, siseos de media noche que traían acertijos no resueltos.


Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin.
avatar
Kane Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017
Localización : normalmente el infierno, ahora he vuelto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les robes de démon en noir- Libre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.