Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Bloody Wedding | privado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Bloody Wedding | privado

Mensaje por Leif Paine el Vie Oct 06, 2017 1:30 pm

Recuerdo del primer mensaje :




El día que durante toda su existencia había estado evitando finalmente llegó. Y no podía sentirse más lleno de dicha, pues era un día que compartiría con la única mujer a la que amaba y amaría hasta el fin de sus días. Certeza tan segura como que la muerte nos aguarda a todos por igual. La había elegido a ella y no a otra por encima de las demás por su indomable espíritu, su belleza natural y la fortaleza innata que no le permitía doblegarse ante nadie. Desafortunado sea aquel que no toma la oportunidad cuando se le presenta eran tal vez las palabras más sabias que su padre jamás habría dicho, aunque no fueran por ese camino. Aletheia había sido la oportunidad entre un millón de lograr ser al fin feliz, algo que hasta entonces solo consideraba simples patrañas de la alta sociedad, tan aburrida e insaciable que se inventaba palabras a la hora del té. Pero ahí estaba, esperando junto a sus hijos bajo un arco de flores a que su reina amazona apareciera para unir sus vidas a ojos de todos.

En contra de sus deseos -aunque no era del todo un sacrificio- terminó vistiéndose adecuadamente para el evento, usando algo mejor que su cuero y pieles como habitualmente hacía. La desnudez parcial había sido descartada desde el primer momento que salió el tema junto a Aletheia, de modo que se decantó por hacer aflorar un poco sus raíces. Era escocés, había nacido en las Highlands, y una vez dejó el océano a un lado y debía adaptarse a la tierra, qué mejor que hacerlo realzando sus orígenes. Tanto él como sus hijos vistieron kilt marrón, camisa y chaqueta. Como capitán que fue, se enfundó también la espada para destacar como la bruja destacaría usando su vestido blanco. Se negó a atarse el cabello, que caía en cascada por sus hombros, perdiéndose entre la barba que pocas veces, o más bien nunca, se afeitaba. Lo que los presentes no sabían, aunque quienes lo conocieran podían imaginarlo, es que bajo esa falda de tartán marrón no llevaba nada más. Y lo cómodo que iba no tenía precio, algo que incluso sus hijos comentaron unos minutos antes. Al parecer, el kilt iba a convertirse en una prenda típica en aquella manada.

La decoración del lugar la dejó en manos de su hembra, después de todo ese día era más por ella que por él. Leif, con una sencilla unión íntima bajo el amparo de los dioses celtas tenía más que suficiente, pero no le costaba nada tener contenta a la bruja con un evento algo más grande. En su opinión, la boda era una simple tradición para los invitados, pues él ya llevaba tiempo teniendo por seguro que Aletheia era su mujer, su compañera, la dueña de sus noches. Por ese mismo motivo no estaba nervioso ni especialmente emocionado. De hecho, estaba deseando que terminara la ceremonia para sentarse a comer y beber, poder quitarse chaqueta y camisa, meterle mano a su mujer y, tal vez, dar algún discurso. Mientras, seguía esperando paciente escuchando a su tripulación tocando como solo ellos sabían hacerlo.

Música:

Sus hombres, aquellos que le seguían desde el mismo día que se subieron con él al Warrior. Eran la definición perfecta de lealtad, pues incluso después de abandonar el puesto como capitán seguían fieles a él. Hombres fuertes y valientes, muchos de ellos escoceses también, que no dudaron ni un momento en ponerse de su lado cuando decidió traicionar a su padre. Otro tipo de lealtad que había conocido era la de su familia. Sus hijos, su hija, los que se unieron a aquella cruzada en el bosque para revelarse contra la Inquisición. Amigos, concepto que hasta entonces no había siquiera sugerido. Era sorprendente cómo la vida de uno podía dar tal giro.

Sí, la vida tenía cosas maravillosas por las que merecía la pena seguir viviendo.

La música dio un giro, frenando los tambores, y al alzar la mirada se enamoró una vez más de la mujer que estaba caminando hacia él. El momento había llegado.




The law ain’t never been a friend of mine:
I would kill again to keep from doing time:
You should never ever trust my kind:




We are many, they are few:

avatar
Leif Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 218
Puntos : 205
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 01/04/2016
Localización : Bosques

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Bloody Wedding | privado

Mensaje por Xaryne Ackerman el Mar Ene 02, 2018 5:03 pm

No iba a dedicarse a discutir con su padre aunque en esos momentos tuviera ganas de matarle. De nuevo. Markus no volvió a decir palabra y salieron del panteón en silencio, paseando por el camino de lápidas mientras sus pasos en la hojarasca y algún susurro indeterminado constituían la única banda sonora del lugar. Xaryne no tenía idea de hacia dónde se dirigían, pero Elora se aferraba a ella y eso era lo único que importaba. Caminarían eternamente si seguían juntas. Por mucho que su padre echara pestes de las brujas había engendrado a Stein con una de ellas, así que la alemana prefirió ignorarle pero sin quitarle el ojo de encima. No dudaría en decapitarlo si se atrevía a intentar algo contra su esposa.

Parecían caminar en círculos, pero cuando la tensión entre las mujeres y el cazador parecía estar rozando su límite, escucharon lo que parecía una voz... ¿llamándolas? Si aún no se había vuelto loca, había escuchado su nombre, y el de Elora en la lejanía. La espesa niebla les rodeaba así que orientarse era prácticamente imposible, pero la bruja comenzó a tirar de ella en dirección a la voz. De repente, algo peludo se les echó encima placándoles, lo que les hizo rodar por el suelo hasta golpearse contra una tumba de mármol un par de metros más allá.
- ¡Elora! ¡Detrás de mí! - siseó por el golpe y levantó a la hechicera, interponiéndose entre lo que fuera que les había golpeado y su mujer, desenvainando las espadas que llevaba a la espalda.

Notó la presencia de su padre a su lado, espada bastarda en mano, cuando la niebla pareció deshacerse delante de ellos para dar paso a lo que escondía aquel lugar. Cerbero, el perro infernal y monstruoso, se erguía ante los tres babeando sangre y con los ojos de sus tres cabezas inyectados en ella. El gruñido de su pecho delataba que estaba enfadado y que les había encontrado... ¿Pero cómo?. La voz rugiente de su padre interrumpió los pensamientos de la morena, que observaba al monstruo antes de escuchar:
- ¡Corred de vuelta al panteón, lo entretendré! - Xaryne miró a su padre, colocándose entre ellas y el demonio mientras volvía a rugir para no dar lugar a réplica. - ¡¡Marchaos!!

No hizo falta más. Xaryne enfundó la espada que llevaba en la izquierda y cogió la mano de Elora, tirando de ella y echando a correr como alma que lleva el diablo hacia atrás, sorteando lápidas, tumbas y paredes llenas de nichos en un laberinto que parecía no tener fin. Un grito de dolor se escuchó, lo que provocó que la cazadora apretara la mandíbula. ¿Aquel monstruo habría devorado ya a uno de los mejores cazadores de Hellsing? Porque si era así, no tendrían nada que hacer. Siguió corriendo sin resuello, jadeando del esfuerzo hasta que al doblar una esquina tras un árbol el panteón se irguió ante ellas, lúgubre y gris, pero seguro.
Atravesaron la puerta reventada, por el hueco el monstruo no entraría a no ser que derribara el muro de piedras. Los espíritus les miraron de nuevo, comenzando a acercarse con ojos de odio.

Xaryne no se lo pensó un segundo. Los espadazos volaron, partiendo en trozos a aquella materia inerte que misteriosamente desaparecía a su paso para no volver. ¿Sería por el material de las espadas infernales? Acabó con la primera oleada en minutos, pero más entraban con la puerta y un rugido estremecedor volvió a oírse en la lejanía, ensordeciendo por un momento el canto de aquella mujer que parecía llamarles cada vez más cerca. Miró a Elora desesperada:
- ¡Tenemos que salir de aquí! - sus ojos volaron a su alrededor, hasta que se fijó en las tumbas del lugar. Sus nombres grabados en ellas. ¿Y si....?



No Paine, No gain.
Spoiler:

avatar
Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 146
Puntos : 169
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Wedding | privado

Mensaje por Elora Paine el Miér Ene 10, 2018 4:58 am

El primo feo de Cerbero los atacó sin más en el yermo cementerio. El impacto fue brutal, pero los dos cazadores contuvieron al monstruo y Markus las alentó a correr. A Elora no hizo falta que se lo dijera dos veces, ella no era una guerrera y una retirada a tiempo era una victoria. Corrieron hasta el panteón de nuevo siguiendo la orden de Ackerman y allí Xaryne la emprendió a espadazos y cuchillazos contra los entes que pretendían atravesarlas y descomponer su materia etérea mientras Elora evaluaba la situación. ¿Qué podían hacer? ¿volver a generar una cúpula? eso sólo serviría para pasar el rato, porque las criaturas del purgatorio como ese Cerbero irían en su busca, era el destino de los nigromantes, y nada podría hacer Xar más que pasar una eternidad de lucha extenuante. Tenían que salir de allí. Si ellos habían llegado hasta la cripta desde el infierno, deberían poder salir del agujero.

Entre los rugidos de la bestia, el chocar de los aceros y los aullidos de los espíritus, le pareció escuchar una voz clara y limpia, la de una mujer que las llamaba. ¿Eso sería en el plano de la vida humana de nuevo? Quizás no hubiera pasado tanto tiempo, allí podía ser engañoso, pero si no era así y regresaban, su alma quedaría atada a un cuerpo inútil, poco más que un vegetal. Lo había visto en ocasiones, cuando el alma regresaba a un cuerpo muerto, quedarse como zombies sin mollera. No quería ser un zombie, pero...tampoco quería ser el desayuno de Cerbero por el resto de su miserable eternidad.

— Xar!! nos están llamando!!! sale de ahí dentro!!!.— señaló sus propias tumbas y no lo dudó ni un segundo, agarró una piqueta y la emprendió a golpes contra la lápida haciendo que se desmoronara en trozos. En el plano físico Aletheia y Leif mantenían la energía del cuerpo de Elora y Stein el de su hermana. Höor había mandado a la mujer de su mejor amigo, una bruja vudú experimentada en esos menesteres, para que tratara de traerlas de regreso. Giuliana salmodiaba a sus dioses caribeños, los Loa, tras haber hecho sacrificios de sangre, un gallo negro, y haber recitado los hechizos. La de Nueva Orleans estaba en trance, transitando los mundos etéreos por los que vagaban ahora Elora, Xar y Markus y su voz las fue guiando, cada vez más fuerte, a descender a sus tumbas, en ese ritual macabro para regresar de nuevo a la vida. Era como morir de nuevo y pasar del nicho a al lecho de muerte.



Xar:

THE PAINES <3:








avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 358
Puntos : 389
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Wedding | privado

Mensaje por Xaryne Ackerman el Jue Feb 01, 2018 11:35 am

A la mierda. Todo parecía estar yéndose a la mierda cuando Cerbero atacó. Se metieron en el panteón y la cazadora la emprendió a espadazos con todo lo muerto que se cruzara en su camino. Aunque bueno, técnicamente ellas también estaban muertas. Y lo estarían para toda la eternidad si no seguían aquella voz que parecía llamarlas desde una esquina distinta cada vez. Retrocedieron y Xar se posicionó ante los espíritus, que se abalanzaban sobre ella sin piedad y que desaparecían entre la neblina al instante en cuanto el acero les rozaba. No podía pasarse la eternidad así, no aguantaría el rechazo a las oleadas de muertos que parecían no tener fin.

Pero entre el jaleo y el ruido del metal, la voz de la bruja resonó alto y claro. Le estaba llamando y le decía algo, pero no alcanzaba a entender qué. Un espíritu, el de un hombre grande y en avanzado estado de descomposición le alcanzó el tobillo, tirando de la cazadora y haciendo que cayera al suelo golpeándose la nuca. Apenas tardó unos segundos en recuperarse, pero para entonces el grandullón se había abalanzado sobre ella y sus enormes y heladas manos rodeaban el cuello de la alemana, ahogándola. No respiraba en realidad, pero sí notaba cómo su conciencia se iba apagando, intentando quitarse de encima aquel cuerpo que a pesar de ser etéreo pesaba como mil demonios. Xaryne se revolvió todo lo que pudo, pero entonces algo brillante cercenó la cabeza de aquel ser y por fin desapareció, liberando a la cazadora de golpe. Miró hacia arriba y vio a su esposa.

Elora llevaba un pico en la mano y jadeaba por el esfuerzo del golpe que parecía haberle asestado al espíritu que había estado a punto de acabar con ella. Pero no había tiempo para agradecimientos. Elora tiró de ella y señaló la tumba con su nombre, sólo le había dado tiempo a romper la de la bruja, donde apareció un ataúd de roble. Miró hacia atrás cogiendo las espadas, los espíritus no dejaban de llegar y fuera aún se escuchaba el chocar del acero espectral de Markus contra los rugidos del can demoníaco. Miró a Elora a los ojos. Era ahora o nunca.

Lanzó las espadas como si fueran jabalinas, acertando en sendos pechos de los espíritus que les quedaban más cerca antes de arrebatarle el pico a Elora y arrastrarla hacia la tumba, utilizando la herramienta como palanca para abrir la tapa del ataúd de un golpe y ver el montón de huesos que les esperaba dentro.- No hay tiempo. - la agarró de la mano y se metió de un salto en la tumba, arrastrándola con ella y cayendo debajo, clavándose cada hueso en la espalda. Elora cayó sobre su cuerpo, Xaryne la abrazó y le echó una última mirada intensa antes de cerrar la tapa de golpe con ambas dentro. Sus respiraciones entrelazadas se escucharon unos segundos antes de que la voz que las llamaba empezara a resonar dentro de aquella caja, taladrándoles los oídos cada vez más. Xaryne cerró los ojos con fuerza abrazándose a Elora. ¿Pero es que no se iba a callar nunca aquella mujer?
Pero entonces, pasó algo. Una sensación extraña, como si viajaran más allá de lo imaginable. Viento en el rostro, un intenso mareo y... un gruñido.

En aquella habitación donde descansaban ambos cuerpos, el gruñido molesto de la cazadora resonó como si lo estuviera gritando. Tenía un horrible dolor de cabeza y seguía escuchando a aquella mujer. Arrugó la nariz y abrió un ojo ligeramente. ¿Era... luz?



No Paine, No gain.
Spoiler:

avatar
Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 146
Puntos : 169
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Wedding | privado

Mensaje por Elora Paine el Mar Feb 20, 2018 3:18 am

El conjuro de la bruja vudú estaba surtiendo efecto, su voz las guiaba hacia ese lugar extraño que se abría entre las brumas de la consciencia. La sensación de sofoco y clautrofobia que le dio el ataúd pronto dio paso a una sensación más tangible. Sentía el calor de su propio cuerpo, la humedad, el hormigueo de estar dentro de una funda de carne, sangre y huesos de nuevo. Abrió los ojos de golpe, aunque no veía nada, sólo borrones, y de su garganta salió un quejido seco, llevaban casi tres días muertas y la energía que les infundían Aletheia y Stein las mantenía con vida, pero no era suficiente como para no sentir el frío, la sed y la rigidez.

Movió las manos, intentaba escarbar, salir de aquel nicho de tierra que la trataba de hundir más y más en lo oscuro hasta que notó las manos de su padre sujetándola y su voz en susurros llamándola a la calma. Regresar de la muerte era una experiencia traumática. De pronto recordó todo, como mil agujas de hielo clavándose en su cerebro. recordó el pantenón, el nombre en la lápida, Markus Ackerman peleando contra el cancerbero, los entes arremolinándose y atravasándola...y Xar, Xar con sus cuchillos de plata arrastrándola lejos de esa oscuridad.

— ¡Xar! ¡Xar! hay que sacarla! sueltame...— balbuceaba incoherencias, sin poder recuperar aún la visión. Estar muerta y regresar podía tener consecuencias, la bruja lo había explicado, se podía regresar el espíritu al cuerpo, pero a veces sucedían cosas inesperadas o si el estuche de carne estaba deteriorado, había lesiones permanentes. Esperaba que no, que pudiera recuperar su visión.



Xar:

THE PAINES <3:








avatar
Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 358
Puntos : 389
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Wedding | privado

Mensaje por Leif Paine el Dom Feb 25, 2018 9:39 am

Le había costado mucho aceptar la ayuda de alguien ajeno al núcleo familiar, de hecho se mantuvo en alerta hasta estar seguro que aquellas eran sus intenciones, pues de lo contrario le arrancaría el corazón para echárselo a los otros lobos. El tiempo ahí encerrado sumado a la preocupación por la vida de su hija habían hecho de él una bomba de relojería. Pobre de aquel que se cruzara en su camino una vez ambas estuvieran a salvo, porque el capitán necesitaba descargar toda aquella tensión y el más mínimo error sería castigado duramente. Con Tavok, su hijo mayor, ocupándose del bosque, el pirata no había salido de entre esas cuatro paredes desde que llevaron a ambas mujeres tras el incidente de la boda. Comía obligado por Aletheia, quien alegaba que necesitaba alimentarse bien para poder ser de ayuda para su hija, y dormir se había convertido en simples lapsos de inconsciencia cuando el cansancio podía con él. No había vuelto a hablar desde la última conversación que mantuvo con la bruja la misma noche que fueron atacados, de modo que su cabeza era un hervidero de emociones, pensamientos y culpa que ensombrecían su mirada.

Igual que el resto de días anteriores, permanecía sentado al lado de la cama de Elora, con la mano firmemente agarrada a su brazo para que su fuerza fluyera directamente. Ni dormido ni inconsciente, solo estaba con los ojos cerrados rememorando una vez más la primera vez que conoció a Elora cuando escuchó el gruñido de la cazadora. No le dio importancia hasta que fue su propia hija la que gritó tensándose bajo su agarre. Alzó la cabeza de inmediato y se puso en pie, poniéndole una mano en la mejilla.

-Elora... ¡Elora! Serénate, has vuelto... - la incredulidad se abrió paso por su voz y giró la cabeza en busca de la otra bruja. - Aletheia, ha funcionado... - musitó, mirándola con una sutil muestra de miedo ante la idea de que aquello solo fuera un sueño.




The law ain’t never been a friend of mine:
I would kill again to keep from doing time:
You should never ever trust my kind:




We are many, they are few:

avatar
Leif Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 218
Puntos : 205
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 01/04/2016
Localización : Bosques

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Wedding | privado

Mensaje por Aletheia Brutus el Mar Feb 27, 2018 12:59 pm

Sí, había funcionado. El gesto de sorpresa y alivio de Aletheia dejaba claro que no las había tenido todas consigo, pero que estaba feliz de que el esfuerzo hubiera dado resultado. Jugar con la vida y la muerte siempre era peligroso, pero aquella era su familia y por su familia estaba dispuesta a cruzar los límites.

Le sonrió con los ojos llenos de lágrimas de emoción contenida y se acercó hasta ellos para pasar la mano por el pelo de Leif, retirándoselo del rostro. Un gesto íntimo y personal con el que dejaba claro que estaba allí, compartiendo sus emociones, pero en un discreto segundo plano, porque a quién debía abrazar era a su hija.

-Lo han conseguido, Capitán. Siéntete orgulloso de tus hijas.

Porque Xaryne había demostrado con creces lo mucho que amaba a Elora y viceversa, así que sus almas eran ya un solo ser.
Se retiró un momento de la estancia para avisar a su madre, quien se estaba encargando de los pormenores de la casa en esos días, que dispusiera comida para todos. Blaise y Eugéne se encargaron de avisar a los lobos; su hermana había despertado.

Era un día de alegría y gozo en la casa Paine y, a pesar de la tensión, del cansancio y de que aún les tomaría varias jornadas recuperarse, se merecían celebrarlo en familia.

-oOo-

Más tarde, cuando el bullicio del primer momento se hubo calmado, buscó quedarse a solas con Leif.
-¿Cómo estás? -cuestionó, abrazándose a su cintura y pegando la cabeza contra su hombro-. Necesitas un baño -informó, pero no se apartó, era más la necesidad de sentirle cerca y que él supiera que estaba ahí, para él, siempre.

-oOo-

Todavía tendrían que pasar unos días hasta que se atreviera a tocar la habitación que ocupaban Elora y Xar en la que sería su casa. Leif había insistido en que se quedaran hasta que hubieran recuperado las fuerzas y ella había apoyado la idea.
-Elora... ¿Te sientes mejor? Yo... quería hablar contigo, pero es difícil encontrar un momento a solas, sin tu padre o Xaryne rondando. Hay... hay algo que noté durante vuestro viaje. No se lo he dicho a nadie, porque consideraba que primero debería hablarlo contigo.






The Paines:
Sigue nuestra historia por capítulos:
avatar
Aletheia Brutus
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 255
Puntos : 235
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 18/01/2017
Edad : 248

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Wedding | privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.