Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Ella que todo lo tuvo | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ella que todo lo tuvo | Privado

Mensaje por Colette Moulian el Vie Oct 06, 2017 10:22 pm

Tenía todo planeado, aunque nunca se sabía… la fortuna es traicionera y nunca se puede descifrar de que lado va a estar cada día. O cada noche. Era de noche y ella fingía leer en la biblioteca de la ciudad mientras repasaba su plan. Había arrastrado hasta allí una pequeña maleta, asegurando que allí tenía libros para donar, aunque en verdad iba llena con dos vestidos, enseres personales para el aseo, un par extra de zapatitos, dinero y sus papeles más importantes –su carta de nacimiento y los papeles de la herencia de sus padres, misma a la que podría acceder una vez que se casase, cosa que no estaba en sus planes en lo absoluto-, pues sí, Colette planeaba escapar. Cambiar su vida radicalmente.

-La esperaré en el coche, señorita, ya se está haciendo tarde -le dijo Frank, el hombre que su abuelo había designado para cuidarla. Solo él y, más allá, un muchacho inmerso en la lectura compartían ese enorme lugar con ella.


-Planeo leer unas horas más, es temprano todavía –le dijo, sin sacar la vista del libro, pero apretándolo entre sus manos para calmar sus nervios-. Además tengo que acomodar yo misma los libros que he traído para donar… Y, no. No necesito tu ayuda –le dijo, ante el amague que hizo él de ofrecerse-. Puedes retirarte, gracias. Cuando termine aquí saldré, que el coche me espere en la puerta, no quiero tener que caminar hasta la esquina.

-Sí, señorita Moulian –dijo él y se fue.

Solo en esos momentos Colette pudo respirar. Le había ordenado que la esperasen en la puerta delantera así ella tendría chance de salir por la trasera. Se había estudiado todo el camino que tendría que seguir para llegar desde allí al puerto.


****


Sí, lo tenía todo estudiado pero llegar al puerto le costó más de lo que se había imaginado. La adrenalina la impulsaba, el temor a ser hallada y devuelta al infierno que era su casa le daba las fuerzas para correr con la maleta ligera colgando de su brazo. Mientras recorría las calles de París, Colette rezaba para que Dios la protegiese de cualquier malvado que la viese y quisiese asaltarle… aunque, viendo como iba –cubierta con una capa y capucha negra corría por las calles, sin siquiera detenerse en las esquinas-, bien podía pasar por un fantasma. ¿Quién se acercaría a alguien así?

El único barco que partía esa noche del puerto tenía aspecto algo macabro. Agitada y agradecida al Cielo por haber llegado a salvo hasta el lugar, Colette tomó la decisión de pagar lo que fuese por un lugar en la nave, pese a no saber cuál era el próximo puerto que tocaría. Cualquier lugar del mundo sería mejor que estar en la casa de su abuelo, o con su prometido, un viejo ebrio de sesenta años. Necesitaba salir de París.

-No subimos mujeres en nuestro barco –le dijo de mal modo el primer tripulante al que se dirigió-. Vete de aquí –le ordenó, mirándola de forma lasciva mientras le soltaba en la cara el humo de su cigarro.


-¿Por qué no aceptan mujeres? ¡Eso es horrible! –exclamó, sin obedecerle-. ¡Quiero hablar con el capitán! Se nota que tú no eres quien manda aquí…

-El capitán nunca te recibiría –le aseguró el tipo y le dio un empujón-. Vete, no estorbes que tenemos que irnos.

-¡Quiero ver al capitán! –volvió a exigir Colette, no había corrido tantas calles en vano. No podía irse sin más-. ¡Capitán! ¡Capitán! –llamó a los gritos, esperando que el hombre, quien fuese, acudiese a ella.




Que algo te libre de las penas acompañadoras cuando te sientas sola.
avatar
Colette Moulian
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 29
Puntos : 18
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 22/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.