Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




La vida es sueño [Privado]

Ir abajo

La vida es sueño [Privado]

Mensaje por Arwel Reiss el Lun Oct 09, 2017 12:09 am

Lástima que el presente sea efímero, incluso en la Eternidad.
El fin de la eternidad - Isaac Asimov


Medea se encontraba desaparecida al igual que la poca paz mental que Arwel encontró al ver a la hechicera. Aquella bruja había resultado ser una parte importante del pasado del vampiro, una que le hizo ver que su inmortalidad poseía un sentido verdadero y que no era solamente coleccionar arte o ver el mundo avanzar a pasos demasiado agigantados para su capacidad de adaptación, ¡no!, Medea le mostró que todas sus encarnaciones tuvieron su propósito y que esa última que llevaba ahora por nombre Arwel Reiss, tomó decisiones que le llevaron a convertirse en un morador de las sombras por una razón y por un breve pero maravilloso fragmento de tiempo, el vampiro creyó que la razón era Medea, más al parecer, ella tenía otro camino, uno que el Reiss no podía seguir, no aún.

Con andar lento y sintiéndose más que nunca un extranjero, Arwel recorría las calles céntricas de Paris en busca de la paz perdida y de nuevas ilusiones, esas que estaba seguro tardarían en llegar, después de todo, ¿No espero durante siglos para encontrar un motivo para existir?, ¿No lucho para adaptarse y no darse por vencido en aquel mundo al que él no pertenecía?. En su caminata, contemplaba a los mortales pasar cerca de él y por primera vez desde hacía siglos, experimento lo que reconocía como envidia. No la envidia usual que sentía por ellos debido a su capacidad de adaptación, sino una completamente diferente, una basada en su incapacidad ahora para encontrar alguien que le acompañara en el largo camino de la eternidad, o más bien, en su incapacidad para mantener a quienes realmente quería a su lado. Quizás otros inmortales o mortales creyeran que exageraba, más él sabía que no era así. Medea no solo estaba desaparecida, ella se había ido para siempre y él lo sabía porque era lo que le gritaban sus vidas pasadas, en especial aquella que fuera la que se enamoro de la hechicera y que prometió muchos años atrás no seguirla si es que ella no quería que lo hiciera, que era lo que en la actualidad ella le pedía con su silencio y su ausencia.

Hartó pero más que nada asqueado de la efímera y aparentemente satisfactoria vida mortal, Arwel se alejó de las calles más aglomeradas hasta una que si bien no se encontraba del todo solitaria, si brindaba mucha más privacidad. Fue en aquella apacible calle que el inmortal terminó por recargarse contra una pared y levantar la mirada al cielo estrellado que cubría esa noche a París solo para preguntarse a si mismo sobre el paradero de Medea y si es que ella estaría bien sin tenerlo cerca. Durante varios minutos permaneció de aquella manera, siendo el sonido de unos pasos acercándose a su ubicación lo que lo llevaron a bajar la mirada y dirigirla hasta el otro lado de la calle, donde aparecía una figura que le pareció conocida.
Medea… – susurró, despegando la espalda de la fría pared y dando unos pasos en dirección a la figura que se acercaba hasta él, más a medida que se acercaban el uno al otro, fue que Arwel pudo comprobar que sus deseos de encontrarse con su amada hechicera nublaban sus sentidos, pues quien andaba esa noche por aquellas calles no era la bruja de cabellos negros como la noche, sino una muchacha de larga cabellera dorada como el sol que él jamás podría volver a contemplar.




Destino:

avatar
Arwel Reiss
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 43
Puntos : 58
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 26/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La vida es sueño [Privado]

Mensaje por Róis Brady el Sáb Feb 10, 2018 11:16 pm

Prefería el día a la noche, las mañanas a las tardes, pero en esa ocasión, un sentimiento de profunda tristeza se había apoderado de ella. Como todos los días, se pasó la mañana acomodando los papeles del embajador, contestando las cartas que él dejaba listas para transcribir, en los diferentes idiomas que fueran necesario, aquel trabajo lo hacía, no porque su amo no pudiera escribir en los diferentes idiomas, sino porque era la forma como él le permitía devolverle un poco de todo lo que el embajador hacía por ella. Como era de esperar, ella se encontraba sumamente agradecida por cada una de las ayudas que recibía de tan distinguido caballero, por lo que era un verdadero placer, realizar cualquier tarea que pudiera ayudarlo.

Absorta en su función como secretaria privada, se pasó la mañana y parte de la tarde transcribiendo las cartas, del chino, que era el idioma mas usado por el embajador, - cosa muy común, si se tiene en cuenta que había sido rey en plena época Goryeo, cuando el idioma y escritura oficial, eran el chino -, tras terminar su tarea, pasó parte de la tarde, guardando en sus respectivos lugares, libros, la mayoría incunables, entre ellos, estaba un ejemplar de la historia del reino de Goryeo, allí, se contaba la historia de su amo y amigo, como había luchado, hasta en contra de sus propios hermanos, para ya en el poder, hacer cambios muy importantes en favor del pueblo. Leer esas paginas, le producía una enorme sensación de orgullo, pero a la vez, le provocaba tristeza, una enorme melancolía, al pensar que aquel hombre, por amor, había abrazado la inmortalidad, todo por intentar encontrar al que fuera el amor de su vida.  En sus pensamientos, Rois, se preguntó, si ella podría ser capaz de amar a un hombre de aquella manera, si como en las creencia del reino de Corea, ella, en alguna otra vida, había dejado un amor que aún la estaría buscando.

Pensando en ello, había decidido salir a caminar, con la escusa de ir a dejar las cartas al correo, aunque apenas estaba anocheciendo cuando sus mandados ya estaban cumplidos, por lo que siguió paseando por las calles de París, preguntándose, donde estaría ese amor inconmensurable que llenaría su vida de alegrías, de pasión y comprensión. Tosió, y al hacerlo el dolor en el pecho se intensificó, - Solo espero que pueda encontrarte antes que deba partir de ésta vida - susurró, suspirando al saber que su enfermedad no tenía cura y que en pocos meses moriría, por mas que tomara la sangre del embajador, por más que los dos hubieran pensado en otra forma de superar esa enfermedad. Negó con un movimiento de cabeza, - No, no puedo poner sobre los hombros de mi querido amo, la responsabilidad de convertirme en una hija de la noche, él ya sufre demasiado - caviló, aferrando las solapas de su abrigo, intentando no pensar en que dentro de su cuerpo, la muerte ya había puesto sus semillas.

Cuando llegó a una calle secundaria, decidió caminar por allí, pues sus lagrimas brotaban de sus ojos, sin poder detenerlas, y no deseaba que la gente se diera vuelta como preguntando que era lo que le pasaba. Por lo que apenas pudo, tomó aquella calle menos transitada. Al ver que nadie caminaba por ella, suspiró profundamente, - no te sientas mal, si no es en ésta vida, tal vez en la próxima encuentres a ese ser que sea para ti - se alentó, - solo tienes que decidir, cuando será el momento oportuno para alejarte del embajador y dejar que la muerte cumpla su trabajo -, frunció su entrecejo, mordió su labio inferior, mientras comenzaba a llorar nuevamente - vamos, se valiente, has vivido mas de lo que el destino había decidido -.

Las farolas de la calle, iluminaron la acera desierta, mas por la acera contraria, la silueta de un hombre se dejó ver, Los ojos de Rois, se dirigieron a esa figura, - que elegante parece - caviló, mientras observaba como cruzaba la calle y se acercaba a ella. Hizo una suave inclinación, al pasar a su lado, - buenas noche - susurró, antes de continuar con su paseo.


avatar
Róis Brady
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 35
Puntos : 17
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 13/01/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.