Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Ir abajo

Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Soo Hyang Ryong el Lun Oct 23, 2017 6:36 pm

Los pasos de la joven bruja, recorrieron el largo pasillo que la conducirían a las salas más importantes del museo. Allí se daría la apertura de la muestra más importante de la década, o podría decirse  de la historia,  sobre el arte y la cultura del Reino de Corea. Como era de esperar, los personajes mas importantes de París, al igual que los residentes coreanos, radicados en la ciudad.

Como era de esperar, los hermanos Ryong, habían sido invitados por el propio Embajador, quien era en cierta forma, un miembro cercano de la familia. Por eso, Soo Hyang, se había preparado con mucho esmero, reparó su Hanbok, confeccionado en seda, la falda - o chima -  era de un color blanco marfil, con una forma de cáliz invertido, daba una sensación de delicadeza y elegancia; la parte superior, chaqueta - o Jegori -  era de un color azul profundo, con cuello en el mismo tono de blanco de la falda, le daba una terminación mas elegante, el Dongjeon, que cerraba con un laso la chaqueta, estaba decorado por un hermoso bordado en hilos de oro. Con aquel hermoso vestido, regalo del funcionario, había llegado al museo. Solo esperaba no llegar tarde, sabía que si algo molestaba al Embajador, era la impuntualidad. Antes de salir de su residencia, había consultado el reloj del vestíbulo y aún faltaban mas de una hora, pero de camino al museo, el trafico se había vuelto desquiciado, lo que llevó a la joven a comenzar a caminar lo mas rápido que su vestido le permitía.

Esperaba que su hermano Kwang, hubiera llegado con anterioridad, puesto que aquella noche podrían - seguramente - encontrar alguna pista sobre el paradero de la hermana de su madre, o mejor dicho, del hijo de ésta. Mas allá de esa misión que tenían como familia, ellos debían respeto al Embajador, y no podían despreciar la atención que había tenido con ellos, tanto al enviar los trajes para que pudieran asistir, como el encargo que seguramente éste pediría como muestra de lealtad. Pensando en ello, llegó al pasillo que la conducía a la sala de exposición. Se detuvo, para poder inspirar profundamente y calmar su respiración agitada. Estiró su cuerpo hacia atrás, inspiró profundamente, cerrando los ojos y sonriendo, al pensar en todo lo que podría hacer en una ciudad tan hermosa como era París, - Ojalá que Kwang, encuentre bella ésta ciudad, lo que menos deseo es volver a Corea - caviló, mientras, proseguía su marcha, mucho mas calmada, al ver que todavía iban llegando los invitados y que parecía, había llegado a tiempo. En la puerta de la sala de exposición, el encargado pidió amablemente a Soo Hyang, la invitación, con suaves ademanes, la joven extrajo el sobre y se lo entregó, su hermano debería tener una idéntica, esperaba encontrarlo pronto, antes de que la ceremonia comenzara.


avatar
Soo Hyang Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 11
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Kwan Ryong el Lun Dic 11, 2017 12:42 am

Con cierto fastidio esperaba demasiado cerca de la entrada a que su hermana arribara en el museo, pues aquella noche, los hermanos hechiceros, eran invitados de honor del embajador de Corea a la apertura de la exposición de la época de Goryeo, evento donde no solo la alta alcurnia de París y la realeza estaba invitada a asistir, sino que también, la comunidad coreana establecida en la ciudad, era esperada a la muestra de su historia. Para aquella velada, Kwan usaba uno de los trajes típicos de su tierra, regalo de parte del embajador Gwang So para él, para que luciera orgulloso sus raíces, al igual que su hermana. El mayor de los hermanos Ryong sabía, no solo debido a las atenciones del embajador sino debido a la historia de su familia, que tanto él como su hermana, debían ponerse a las ordenes de aquel poderoso hombre, así como dar una muestra de lealtad, en especial considerando que el individuo en cuestión de hombre ya poseía muy poco. Gwang So, el embajador de Corea no era después de todo un hombre solo poderoso políticamente sino que en su totalidad, era poderoso, ya que era un vampiro.

Preocupado entonces por la tardanza de su hermana menor, Kwan iba y venía, caminando de un lado a otro, esperando que la ceremonia no diera inicio sin que su hermana y él, pudieran llegar hasta los lugares destinados para ellos, lugares que evidentemente se encontraban cerca del embajador. El hechicero estaba por comenzar a creer que algo realmente grave le sucedía a Soo para demorarse tanto cuando su mirada dio con al figura de su hermana y de un brusco movimiento, Kwan cambió la dirección de su andanza para ir a encontrar a Soo.
Pensé que no llegarías a tiempo – comentó mientras que sus ojos recorrían la figura de su hermana, en busca de algo que indicase que su demora se debía a alguna dificultad, más al no encontrar nada, centró sus orbes en los ajenos y suspiro – Creí que te había sucedido algo Soo, menos mal que fueron solo mis delirios de hermano mayor y mis preocupaciones por quedar mal con el embajador – ofreciendo su brazo a su hermana, según la costumbre parisina, Kwan espero porque ella se sujetara para entonces juntos dirigirse a sus asientos, pues la ceremonia estaba a nada de dar inicio.

¿Haz traído el encargó del embajador? – preguntó al recordar que se halló tan preocupado por el bienestar y la llegada a tiempo de Soo, que no tuvo realmente tiempo de pensar siquiera en la muestra de lealtad que ofrecerían.


El amor era una mercancía peligrosa

Kwan:

avatar
Kwan Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 12
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Soo Hyang Ryong el Sáb Dic 23, 2017 5:30 pm

Una amplia sonrisa se dibujó en los labios de Soo, cuando divisó a su hermano, desde siempre, él había sido su héroe, su caballero protector, quien le enseñara que debía vivir feliz, no importaba lo que los demás dijeran o quisieran. A pesar de que en la cultura coreana el ser afectuosos no estaba bien visto, ella solía correr a él y abrazarlos, sus efusivas demostración de cariño podían ser mal interpretadas, por las personas que no conocían aquella estrecha unión que los mantenía siempre uno a la par del otro,  por lo que Soo, mantenía dominado su carácter con tal de no provocar otro dolor de cabeza a su querido hermano Hwan.

Así fue que tras entregar la invitación al empleado, se apresuró a llegar al lado de su hermano y colocar su delicada mano en el antebrazo del hechicero - Lo lamento, es que cerca del teatro hubo un accidente y el cochero no pudo venir mas aprisa - se disculpó, mirando a los ojos a su hermano, para luego desviar la mirada, al recordar el momento exacto en que el fantasma de el joven que había muerto en aquel accidente, se había acercado a la ventana del coche y le había preguntado si estaba vivo aún. Cerró sus ojos, intentando borrar de su cabeza aquel joven que con su rostro cubierto en sangre, se aferraba a una vida que ya se había extinguido. Apretó su mano en el brazo de su hermano, como un modo de exorcizar las imágenes.

Inspiró profunda y lentamente, manteniendo aún cerrado los ojos, con la cabeza un poco inclinada hacia abajo, hasta que su hermano le preguntó si había traído el regalo. Elevó su mirada, buscando la ajena ¿se lo había olvidado en el coche? tembló de pies a cabeza, - ¿El obsequio? - susurró, mientras su rostro pasaba de la palidez de los lirios, al rosado de los cerezos. Tragó saliva y sonrió nerviosamente - creo que lo olvidé -, sabía que su hermano se enojaría con ella, pero le miró con ojos suplicantes, como cuando cometía una travesura y le suplicaba a su hermano que tomara la culpa, para que no la castigaran. Mas en ese momento, uno de los camareros se acercó a entregarle una bolsa de terciopelo, - Disculpe señorita, pero el cho fer, se ha acercado a traerle ésto, dice que se lo olvidó y que de seguro lo necesitaría - Soo, soltó el brazo de su hermano y tomó la bolsa, agradeciendo al joven, ya le iría a agradecer a su cochero, que había sido su salvación. Recordó la mirada de cordero degollado con que el joven cochero siempre la miraba y no pudo dejar de sonreír, sin quererlo había atrapado un corazón, pero al que no podría corresponder jamás, pues ella, sabía que en su vida solo un verdadero y gran amor llegaría a su vida y esperaba por él.

Tras revisar que el cofre que contenía el obsequio para el embajador, se encontrara en correcto estado, le entregó a su hermano la bolsa de terciopelo, - dime, ¿porque elegiste éste presente, uno de los tesoros de nuestra familia? - ese era un collar que había pasado por su familia, de generación en generación, aunque ahora que lo pensaba, no había sido un amuleto que trajera el amor a las mujeres que lo usaban. Se suponía que había sido el obsequio de un rey a su amada, pero mas desamores que amores habían acarreado a la familia. Así que regalarlo, era en parte una manera de alejar el desamor de la vida de su hermano y la propia, ¿pero que pasaría con el Embajador? ¿la maldición no caería sobre él, si de alguna forma ésta existía?. - Vamos, deja de pensar tanto, Hwan sabrá porque es mejor regalar al vampiro ese collar - caviló, mientras volvía a tomar el brazo de su hermano, para así acercarse al diplomático que los había invitado.


avatar
Soo Hyang Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 11
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Kwan Ryong el Lun Mar 26, 2018 11:56 pm

Soo estaba ya ahí y nada podía salir mal. Al menos desde la perspectiva de Kwan que se encontraba plenamente consciente de que su hermana era su fortaleza, su motor para continuar. Él confiaba plenamente en ella, de la misma manera que ella en él y aunque era poco común tal unión entre hermanos de diferentes sexo en su país natal, a ellos nunca les importó eso, pues mientras se tuvieran el uno al otro, estaban seguros de que todo iría bien. Tras expresar su preocupación inicial, Kwan sonrió a su hermana.
La próxima vez que tengamos que asistir a un evento de esta magnitud, no me importa si tengo que atender negocios, volveré por ti a casa así, de suceder un imprevisto como el que has enfrentado hoy, lo enfrentaremos juntos y si llegamos tarde, también será juntos – con aquellas palabras el mayor de los hermanos mostraba una vez más la clase de relación que tenía con Soo, que era la única persona en toda la tierra a quien Kwan le confiaría su vida.

Consciente ya de que su preocupación había sido exagerada e infundada, el mayor de los hechiceros se centró en lo que debía ser ahora, lo más importante. Tras examinar con detenimiento a su hermana y sus ropas, preguntó entonces por el obsequio elegido para entregar al embajador, ese que era de suma importancia. La mirada que le dedicara Soo provoco que el semblante se le ensombreciera.
Si Soo, el obsequio que le daremos al embajador – continuo, solo para ver como su hermana se sonrojaba y cual chiquilla le indicaba que olvidaba el regalo, como si aquel olvido fuera algo inofensivo cuando en realidad, que no lo tuvieran era más grave de lo que parecía – Eso no puede ser… – susurró para después no decir más. Su querida hermana, la mujer a la que él tanto amaba, le miraba en busca de comprensión y cariño, algo que ni en las peores situaciones él era capaz de negarle – No importa que lo olvidaras, ya hablare con el embajador.

Un enorme peso cayo de los hombros de Kwan cuando un hombre se acercó hasta ellos para entregar el paquete que llevaba el collar. Pasada la inspección de Soo, el collar llegó a manos de Kwan quien volvió a sonreír pues sus tratos con el embajador, ya no correrían más peligro. Con afecto miró a su hermana para después abrir el estuche.
¿Crees de verdad que este collar es un tesoro de nuestra familia? ¿Querrías usarlo aun sabiendo a lo que te expones? – un objeto cargado de magia oscura, de dolor y de envidia; eso era aquel collar que durante tantos años estuviera en el poder de los suyos, como un castigo de los dioses por los actos de una mujer que no supo aceptar que el hombre a quien ella idolatraba le pertenecía a alguien más. Los ojos de Kwan se posaron sobre el hermoso collar – Es hora de que vuelva al objeto de su deseo – y sin decir más, cerro el estuche para caminar al lado de su hermana, ingresar en el lugar y tomar asiento al lado del embajador de Corea, el único que podía librar a los suyos del desamor.


El amor era una mercancía peligrosa

Kwan:

avatar
Kwan Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 12
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Soo Hyang Ryong el Lun Abr 09, 2018 7:31 pm

Caminó al lado de su hermano, sin decir una palabra mas, pero un tanto nerviosa, porque si al embajador no le gustaba el presente o por ser un vampiro, leía su mente y sus miedos, descubriendo que aquella pieza era un objeto maldecido, bien podían terminar presos o muertos. Tragó con dificultad, y apretó el brazo de su hermano, cerró los ojos e intentó no mirara al funcionario, solo lo estrictamente necesario, como en el caso del saludo protocolar, y en cuanto el vampiro clavó sus ojos en ellos de ella, una sonrisa forzada se creó en sus labios. por miedo a que leyera su mente, se mantuvo pensando en lo hermoso que estaba decorado todo, de como los músicos se encontraban ataviados con la vestimenta tradicional y que a pesar de haber muchos conciudadanos, no faltaba europeos, especialmente empresarios interesados en invertir su dinero en el reino de Corea. Ese truco se lo había enseñado su amiga Kim, una empresaria y aliada del embajador, que conocí el secreto de la inmortalidad del embajador, como así también los poderes que los dos hermanos poseían, pues entre todos formaban una especie de liga que luchaba por el bien de humanos y sobrenaturales. Pero una cosa era tratar con humanos o hechiceros, a tener que tratar con seres mas peligrosos como los vampiros, o los licántropos.

Tras ver como el embajador abría la caja de terciopelo, pudo observar el semblante del mismo, y como sus ojos fulguraron, aunque no pudo descifrar si de ir o de satisfacción. La mirada del embajador fue elevándose lentamente, hasta llegar a clavarse en la suya, - Un excelente collar, antiguo y valioso - dijo el funcionario, -A pesar de que debería decirle que lo piense dos veces antes de entregármelo, creo que usted se sentirá mas aliviada si ésta joya se encuentra lejos de su familia - los ojos de la joven se abrieron de forma desmesurada - Entonces ¿conoce la leyenda? - dijo sin poderlo creer y mirando a su hermano, - espero que no crea que mi intensión era pasarle la maldición a usted - dijo de manera atropellada, jalando de la manga a su hermano -Kwan, dile que no ha sido a propósito - dijo casi a punto de largarse a llorar desconsolada. El embajador rió sin miramientos, realmente divertido con la salida tan infantil de la joven - no se preocupe, en verdad, no creo en maldiciones - dijo, sin explicar que en verdad él había sido el que  maldijera dicha joya, y que mientras estuviera en su poder, o fuera obsequiada solo por él a la persona que en verdad amara, la maldición no tendría poder alguno.


avatar
Soo Hyang Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 11
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Kwan Ryong el Vie Abr 27, 2018 8:46 am

Kwan caminaba con la seguridad de quien sabe esta haciendo lo mejor, no solamente para su familia, sino para aquellos para los que sirve y su creencia no era para menos. Después de pasar muchas generaciones al cuidado de su familia, el collar aquel, volvería a quien fuera el hombre que lo llenará de ira y que convirtiera todo lo que aquel bello objeto llevaba en una maldición. Pocos miembros de su familia eran los que conocían de donde es que había provenido originalmente el collar, entre ellos Kwan, quien no creyó necesario preocupar a su hermana explicándole la devastadora historia de cómo Gwang So, dejó morir al amor de su vida, mientras que otra mujer ocupaba el lugar de su esposa únicamente impulsada por la avaricia de poder. Tampoco creyó buena idea decirle que ellos eran descendientes del ahora embajador y de su esposa oficial, pues traer aquel pasado distante al presente, no cambiaría ninguna de las elecciones tomadas por aquel trío en el pasado.

Conforme se acercaban hasta donde el embajador se encontraba, el hechicero percibió el nerviosismo en Soo, más decidió no darle importancia al hecho, pues pronto, todas las preocupaciones de los hermanos, al menos en lo que se refería a pagar las deudas del pasado, acabarían y entonces, solo quedaría el futuro. Los Ryong pues necesitaban estar en buenos términos con el embajador no solo porque fueran sus descendientes, sino porque además, tenían que ayudarle en su misión en Francia, tenían que salvar a su gente.

Al llegar frente a Gwang So, tanto Soo como Kwan lo saludaron, reverenciando como lo haría cualquier coreano en presencia de alguien superior y tras hacerlo, el brujo ofreció la caja que contenía el collar.
Espero que verdaderamente sea esto lo que requiere – el mayor de los Ryong supo que la joya era la que el embajador necesitaba por la expresión que él hizo, esa que fue seguida de un grupo de palabras que alertaron de más a la amada hermana de Kwan – Soo… – clamó su nombre, ese que era el mismo que llevará la mujer a quien verdaderamente amara el embajador en sus años mortales – Por supuesto que el embajador conoce la historia y él sabe que no tenemos intención de pasarle ninguna maldición – los ojos de Kwan se posaron entonces sobre los del poderoso vampiro – A diferencia de mi, que conozco completamente la historia de la joya y lo que nos une, mi hermana, ella solo sabe de la maldición que sobre el collar – hizo una pausa – ¿Queda entonces saldada nuestra deuda? ¿Ha sido suficiente el tiempo que mi familia sufrió? – y solo entonces, fue el mayor de los hermanos quien sujeto la mano de su hermana, porque él estaba dispuesto a vivir una vida alejado del amor, pero para Soo, para ella deseaba únicamente felidad.


El amor era una mercancía peligrosa

Kwan:

avatar
Kwan Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 12
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Soo Hyang Ryong el Sáb Jun 02, 2018 2:49 pm

El embajador, llevó su mirada desde el rostro de la joven al del brujo que le exigía una respuesta ante sus palabras. Una confirmación de que ya no tendrían que seguir sufriendo por la mala decisión que él mismo tomara hacía varias centurias. Los orbes del vampiro centellaron, ante la valentía del joven, y el acto inconsciente de tomar la mano del brazo a su hermana y esconderla tras de sí, como si tuviera miedo de que Gwang So la destruyese. Los ojos del centenario se clavaron fríos en el brujo, - Si deseara que vuestra familia sufriera con tal maldición, no aceptaría tal obsequio, mas creo que ya es tiempo de dejar el pasado atrás... ¿no está de acuerdo conmigo? - preguntó mientras volvía a llevar su mirada a los orbes de la joven, - ¿Así que su nombre es Soo...? me recuerda a una persona que conocí hace ya muchos años - dijo a la joven, mientras su mirada volvía al brujo, - aunque su rostro se asemeja más al de una reina de nuestra tierra -, una sonrisa de lado, acompañó la mirada sesgada que el embajador dio al hermano de Soo.

Los colores se le desdibujaron en su rostro. - Es verdad lo que dicen, da miedo solo estar frente a él - susurró en el oído de su hermano, tras observar como el embajador los saludaba y se retiraba, dispuesto a conversar con otros invitados. Ella aliviada, se colgó del brazo de su hermano, - y bien, hermanito, ¿me ayudarás a conseguir alguna de las piezas que se pondrán a subasta? dicen que existe una pintura bellisíma, ven ven... quiero que la veas... debes comprármela - dijo tirando del brazo de su hermano, alejándolos de la cercanía del embajador y adentrándose en la muestra. Entre un sin numero de piezas pertenecientes a la antigua dinastía Goryeo, Soo, logró llevar a su amado hermano a donde se encontraba una imagen de una  reina, - mira, ¿en verdad tengo un aire a ella? ¿El embajador se refería a ésta reina cuando dijo que le recordaba a alguien? - La joven no se daba cuenta que en verdad aquella mujer era su mas ilustre antepasado, aunque en verdad se parecían físicamente, en sus almas eran muy diferentes, y tal vez por esa razón el embajador la apreciaba a pesar de las semejanzas.


avatar
Soo Hyang Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 11
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Kwan Ryong el Jue Jul 05, 2018 10:41 pm

Se aferro a la mano de Soo para pedirle fuerza, pues él, a diferencia de ella, sabía perfectamente a quien se estaba enfrentando y de lo que aquel ser era capaz y aún así, lo enfrentaba, porque no existía mayor miedo para el Ryong que el ver a su hermana sufrir por una maldición que poco tenía que ver con ellos, pero si mucho con el hombre que se hallaba frente a ambos.
Así es – respondió el joven hechicero con la mirada fija en el embajador y el cuerpo de su hermana ligeramente detrás de él – Creo que es tiempo de que se haga cargo de sus asuntos – y es que aquel ser, en su codicia de obtener el amor y el poder, había acabado por arruinar un sin numero de vidas, incluyendo la de inocentes como lo eran los brujos que aparecían esa noche frente a él para acabar con todo el dolor de su familia. Alertado por las palabras que el embajador dedicara en dirección a su hermana, Kwan la sujeto con mayor firmeza – Su rostro poco tiene que ver con su alma – aseguró, pues bien sabía a que reina se refería aquel hombre de la misma manera en que sabía sobre la importancia del nombre para aquel ser. La hermana de Kwan pues, era una oda para las mujeres de la vida del embajador. La Ryong poseía un alma tan pura como la de Soo, la mujer que aquel vampiro amará mientras que su aspecto, era el de la bella y elegante mujer a la cual el vampiro culpará por la muerte de su amor.

Una vez que la transacción hubo terminado y que el embajador se alejo, el mayor de los hechiceros pudo finalmente tranquilizarse. La maldición que acompañase a aquel hermoso collar dejaba a su familia y volvía al origen. Escuchar el susurró de su hermana en su oído le hizo sonreír.
Pero ya todo acabo Soo – con la mano libre, acarició el rostro de su hermana, solo para después sentir como animadamente ella se sujetaba de su brazo, para pedirle que le consiguiera una hermosa obra de arte. Kwan suspiro – No puedo decirte que no cuando te pones tan amorosa con tu hermano mayor – bromeo con ella antes de dejarse guiar por entre los importantes invitados hasta el cuadro que su hermana buscaba y que hizo que la sonrisa que había aparecido en el rostro del mayor de los Ryong se desvaneciera nuevamente.

Soo había guiado a su hermano hasta la pintura de la reina de Goryeo maldita, la mujer que se caso con Wang So, pero que jamás fue amada por él. Girando el rostro para ver a su hermana, negó.
A mi no me parecen similares – aseguró aún a pesar de saber que si lo eran – Tú eres mucho más hermosa – observó la pintura – La reina tenía una nariz rara, mientras que tú… Tú eres la más hermosa – sonrió a Soo – así que no quieras tener esta pintura, no cuando puedo comprar algo más hermoso que vaya acorde con tu  aspecto y tu alma.


El amor era una mercancía peligrosa

Kwan:

avatar
Kwan Ryong
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 12
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 22/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una velada interesante - Privado - Varios participantes

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.