Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Frases memorables
Hoy a las 6:40 pm por Administración

» Amane Fay ֎ Cronología
Hoy a las 6:37 pm por Amane Fay

» Temas recomendados
Hoy a las 6:37 pm por Administración

» ¿Sabías que...?
Hoy a las 6:32 pm por Administración

» El recién llegado
Hoy a las 6:21 pm por Administración

» Duda un poco corta
Hoy a las 6:15 pm por Administración

» Duda revolución Francesa
Hoy a las 6:11 pm por Administración

» Reflejos en Do Menor [Privado]
Hoy a las 5:52 pm por Jeremy Legrand

» La belle et les bêtes (privado)
Hoy a las 5:45 pm por Bernard Favre



Refugio inesperado // Privado - Mía Belanger

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Refugio inesperado // Privado - Mía Belanger

Mensaje por Jeremías de Olivares el Vie Nov 10, 2017 1:18 pm

Recuerdo del primer mensaje :

La oscuridad de la noche comenzaba a disiparse, el manto oscuro que cubría París se iba aclarando poco a poco y un sol casi rojizo amenazaba con salir a saludar en el horizonte. Pronto las calles se llenarían de gente yendo a trabajar y sería ya demasiado tarde para un malherido Jeremías el moverse entre ellos con el costado como lo tenía. Se apretaba con la zurda por encima de la empapada camisa, pero la sangre no parecía dejar de brotar. Necesitaba encontrar refugio, un lugar caliente y una enfermera o médico que le atendiera. ¿Pero a quién podía acudir? No era un corte normal, no podía ir mostrando semejante zarpazo como si se hubiera hecho daño arando el campo. Ni siquiera un doctor que hubiese visto leñadores lastimados por un oso se creería que aquellas profundas hendiduras habían sido causa de semejante animal. Pero no tenía tiempo para ponerse pejiguero, no podía tomarse la libertad de escoger dónde caer moribundo o incluso muerto.

Observó a su alrededor y en cuanto encontró el jardín de una gran mansión, se coló, saltando el muro de piedra que lo rodeaba, cayendo de lado y aplomo contra el suelo de tierra húmeda y tulipanes. Ahogó el quejido que el golpe le quiso arrancar de los pulmones y, como pudo, se aproximó a una de las ventanas traseras del lugar. Las luces estaban apagadas, ni siquiera sabía si había alguien en casa. Muchas de aquellas grandes torres estaban vacías, eran lugares para que los ricachones vinieran de visita unas semanas al año y el resto del tiempo permanecían abandonadas a su suerte y a la pasión tejedora de las arañas. Se encaramó al alfeizar de una ventana e hizo palanca con una rama para abrirla, sonando un chasquido seco cuando ésta se partió, aunque no sin antes dejar un hueco entre el marco y el portón. Sonrió levemente, deslizándose al interior, que estaba cálido, lo que le dio mala espina. Una casa inhabitada estaría fría, casi helada, posiblemente la humedad hasta teñiría las paredes, y éstas al tocarlas estaban secas, bien cuidadas. Pero ya estaba muy cansado, hecho polvo, no podía perder el tiempo en buscar otro lugar. Maldijo por lo bajo y con pasos torpes, errados, se dirigió a las escaleras para usar la barandilla como soporte y observar las estancias a la vista o intuir lo que habría en aquellas que no alcanzaba su mirar. Necesitaba alcohol, ¿habría en la cocina, en la alacena, en el despacho principal? Recordaba que su padre siempre guardaba el buen licor en un armario en su oficina, escondido tras un viejo cuadro pintoresco de un perro perdiguero con un pato colgando de su boca por el pescuezo. Sacudió la cabeza, apartando aquel fragmento de pasado de su memoria y prosiguió, avanzando hacia la cocina. Rebuscó en los armarios y dio con una botella de vino, no era el alcohol más adecuado pero fue lo único que encontró. La descorchó con los dientes, porque había sido abierto anteriormente, y dejándose caer contra la pared de al lado, se escurrió hasta quedar sentado en el suelo de madera. Levantó la camisa que casi parecía una segunda piel, rechinando los dientes por el dolor que el tirón le provocó con la sangre ligeramente seca, y vertió el líquido sobre la herida, gruñendo ferozmente por el calor ardiente y, encima, poco útil para la curación. Siseó, intentando hurgar en la abertura porque estaba convencido que se le había quedado dentro parte de una uña, un trozo de garra letal y certero que por poco le hace añicos las costillas.

Y tan concentrado estaba en escudriñar en el corte que no se percató que en el piso de arriba, se prendía un candil. Había alguien en la mansión, alguien que, seguramente, hasta sus quejidos dormía. Pero se había despertado y mientras él intentaba curarse, se aproximaba lentamente a su posición, paso a paso, y sólo Dios sabía si ese alguien estaba armado.


Última edición por Jeremías de Olivares el Miér Ene 17, 2018 9:54 am, editado 1 vez



You know nothing, Jeremías de Olivares...:
avatar
Jeremías de Olivares
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 35
Puntos : 46
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 05/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Refugio inesperado // Privado - Mía Belanger

Mensaje por Jeremías de Olivares el Vie Abr 27, 2018 3:32 pm

Sonrió al notar como la joven le tomaba de la mano. Pensó que la sujetaría de otra manera, así que cuando los dedos de amos se entrelazaron, automáticamente estrechó el agarre con cuidado. Salieron juntos al pasillo y aunque, originalmente, fue él quien guio el camino y se aseguro de que no hubiera nadie antes de dar cada paso, de pronto ella tomó la iniciativa y con un acto inesperado, en uno de los laterales se abrió una puerta que dio paso a un estrecho y húmedo pasadizo. La expresión del cazador delató su sorpresa, grata cabía decir, pues en ningún momento pensó nada malo de la chica porque conociera aquellos secretos de la casa. A fin de cuentas, ella vivía allí desde niña y había tenido años para explorar cada esquina.
 
Ladeó la sonrisa ante las explicaciones que le daba la rubia y asintió arqueando una ceja. -Inteligente y preciosa, sin duda.- Aseguró, dándole toda la razón a Mía. No podía verle bien la cara porque ella guiaba y sostenía la vela, pero después de tantos días, estaba seguro que en aquel instante las mejillas siempre claras de la joven, estarían coloradas y encendidas.
 
El último comentario de la inglesa le hizo plantearse una pregunta que tras meditar unos segundos, pronuncio en voz alta, aunque tono bajo, pues no sabía hasta dónde podía alcanzar el sonido de lo que allí se decía. -¿Los usas habitualmente los pasillos? Imagino que de niña debía ser toda una aventura, pero me pregunto la utilidad que tienen para una mujer adulta… Aparte de para escapar de una madre excesivamente autoritaria y de la imposición que le desea de un marido.- Él mismo ya respondía a la cuestión, pues en las charlas que había ido manteniendo con su salvadora, había descubierto muchas cosas sobre ella. Era un hombre observador y la muchacha había captado de inmediato su atención en más de un sentido.
 
Entonces se detuvo y tiró un poco de la mano que sujetaba para que la chica se diera la vuelta y le mirara. -No me malinterpretes, no te estoy juzgando. Sólo tengo curiosidad, porque aunque siempre te has mostrado bastante tranquila, desde el primer instante vi fuego en tu mirada. Y sé que dentro de ti hay una mujer impulsiva, te he visto reaccionar ante algunas situaciones que te han delatado.- La observaba con intensidad, pero sin verse invasivo. -Dime que te mueres por vivir una aventura, por algo de acción en tu vida...- Murmuró con la voz teñida de un extraño deseo similar a la esperanza, como si se aferrara a esa idea que bailaba en su mente desde hacía días.



You know nothing, Jeremías de Olivares...:
avatar
Jeremías de Olivares
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 35
Puntos : 46
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 05/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio inesperado // Privado - Mía Belanger

Mensaje por Mía Belanger el Vie Mayo 04, 2018 2:46 am

Sin duda alguna agradecí que en ese momento no tuviera al español de frente porque de lo contrario hubiera visto el tomate que mi rostro se volvio, ese bochorno inevitable que te aqueja al ser descubierta era el que me estaba atacando en este momento provocando que la mano con la que sostenía la vela se tambalease un poco, bueno que seguramente igual se me hubiera tambaleado en otro momento con lo acelerada que solía ser era muy normal que tirará el mundo a mi paso.–De acuerdo, admito que hago uso de esto muy amenudo, cuando todos me creen dormida...aunque ya hace un par de semanas que no declinó por degustar la brisa nocturna, por eso mi nana estaba de tan buen humor y a todo me decía que si.– dije dándole a entender porque mi nana fungía como mi más confiable complice en eso de mantenerlo oculto y la razón por la que no había hecho tanto escándalo cómo seria lo más normal. De hecho las únicas personas que sabian de mis pequeños paseos nocturnos eran mi nana y Henry, que estaba igual de descolocado que yo, por eso congeniabamos tanto, eso y que fácilmente podía pasar como mi gemelo, de ahí que me confundieran con el cuando me ponía pantalones. Rei ante la imagen de Henry portando el vaporoso vestido en el que estaba enfundada, sin duda sería una cosa muy bizarra con claireles rubios. Su delicado tirón me trajo de vuelta en conjunto con su voz modulada que a pesar de ello se distinguía en mi memoria como un credo que fui aprendiendo en el transcurso de los dias, por inercia me gire aluzandonos con la vela para así poder capturar aquellas avellanas que eran sus ojos, por supuesto que refleje mi duda y ese temor a ser juzgada porque yo sabía bien que mi proceder no era sensato ni propio ante los ojos de la sociedad, pues mis salidas las podrían asociar con el libertinaje y un sin fin de hechos errados.

Lo sentía, aquel cosquilleo producto de mi respuesta ante su intensa mirada que parecía haber visto más allá de lo que inclusive yo percibía en mi, contuve por un momento el aire, el me leyó sin ningún problema identificando mi espíritu en simples acciones diarias. Entre cerré los ojos un momento de forma casi analitica – No está poniendo aprueba mi prudencia verdad? Acaso le contrato mi madre para delatar mis intenciones, Por qué de ser así me temo le decepcionaría ya que no concibo otra cosa mas aventurera que pasar mis días de soltería aprendiendo a ser una futura buena esposa– Por un momento la seriedad de mi rostro ponía en duda el sarcasmo implícito hasta que no aguante la risa y el eco de mi risueño canto me recordó que no debía pronunciar mi presencia en aquellos pasillos.

– Suelo fantasear con cada aventura que leo por las tardes, y llegué a la conclusión que no quiero imaginar cómo seria embarcarme en busca de lugares ocultos o una travesia que me acelere el corazón y le de sentido a mi vida. Me rehusó a conformarme con bailes y clases para tejer. Quiero más.– le confese con esa misma chispa que había mencionado porque la idea me encendía, el saber que en algún punto iba a poder salir de esa monotonía llena de hipocresía. O por lo menos imaginarlo era muy satisfactorio, suspiré con fuerza regresando la mirada al rostro varonil ya que en algún punto de mi confesion mis ojos se perdieron en la pequeña flama de la vela.–Asi que, la respuesta es si, muero por ver más allá. Aunque el peligro este en cada luna llena o en la belleza más tentadora.– Lo último lo dije con sutil transfondo, que alguien ajeno al oculto mundo que nos rodea pasaría simplemente de largo. Fui consiente que mi mano libre aún aprisionaba la varonil así que demanera sutil deshize el gesto apenada, no quería pasar frente a sus ojos como una ostigosa recientemente confesada rebelde.–Que piensa?, A cambiado en algo su concepto de mi?–pregunté mirándole fijamente sin darle trejua o opción de esquivar mis esmeraldas, porque algo en mi me urgía saber que pensaba sobre lo dicho.



And all i need is to feel you:

Do you like the hunter?:





avatar
Mía Belanger
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 146
Puntos : 169
Reputación : 35
Fecha de inscripción : 16/03/2017
Localización : Seguro en un nuevo problema

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio inesperado // Privado - Mía Belanger

Mensaje por Jeremías de Olivares el Lun Mayo 14, 2018 5:34 pm

Escuchó todas y cada una de las palabras que salieron de aquellos labios a los que, a pesar de la poca luz que los alumbraba, no podía dejar de mirar. Intentaba centrarse en los ojos color miel de la joven, pero su vista se desviaba constantemente. Empezaba a comprender el humor ácido y algo confuso de la muchacha y en cuanto le contestó que toda la aventura que ansiaba era la de pasar tiempo aprendiendo a ser una buena esposa, sonrió por no hacer ruido y demostrar, al mismo tiempo, que había comprendido que lo que le decía en aquel instante no era cierto. Pero fueron sus siguientes frases las que le hicieron ampliar la mueca de su rostro, satisfecho. Aunque una sombra cruzó por su mirada cuando analizó en mayor profundidad las palabras usadas por la chica. Que específicamente hiciera mención a la luna llena se le antojó ajeno a una casualidad. Entornó la mirada, aproximándose a la rubia, tanto que su aliento bañó los belfos ajenos. -¿Qué sabes de la luna llena, Mía?- Su tono bajo, como un susurro, pero serio, apagando aquella sonrisa que hasta hacía unos segundos pintaba los labios del español. ¿Había sido algo fortuito y él lo estaba exagerando? ¿Tal vez lo decía por todos aquellos libros que leía? Recordaba haberse encontrado con una novela fantástica que hablaba sobre vampiros entre los tomos que le había llevado para entretenerlo en sus horas de aburrida soledad en la recámara en la que descansaba todos los días desde que la joven inglesa le encontrara malherido en su cocina.
 
Se percató que con su actitud la estaba acorralando y dio un paso hacia atrás, desviando la mirada hacia un lateral de aquel estrecho pasillo por un instante, regresándola a su compañera. -Disculpa, no pretendía… Olvida lo que te he preguntado. Salgamos de aquí.- Giró de nuevo, buscando la salida de aquel lugar. Pero era un laberinto, sin un plano o la guía de la muchacha, él no sería capaz de salir de allí, o al menos no en mucho más tiempo del que pretendía invertir en perderse en esos pasillos secretos. Incomodarla era lo último que deseaba, así que intentaba darle algo de espacio. Pero huir tampoco era la solución. Echó la mano hacia atrás y buscó la muñeca de la rubia. -Vamos a que nos dé el aire, esta humedad y oscuridad comienzan a agobiarme.- Comentó, aunque estaba acostumbrado a cuevas y lugares peores, porque lo que le sabía mal era el cambio de actitud que él había demostrado con la joven hacía tan sólo un par de minutos.



You know nothing, Jeremías de Olivares...:
avatar
Jeremías de Olivares
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 35
Puntos : 46
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 05/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio inesperado // Privado - Mía Belanger

Mensaje por Mía Belanger el Jue Mayo 17, 2018 10:29 pm

Abrí los ojos un poco y sinceramente no se si fue por la breve cercanía o por lo extraña de su pregunta lo que me dejo con cara de idiota, porque evidentemente no fui capaz de pronunciar una respuesta, nunca habia sido buena fingiendo y la mirada seria no me daba la seguridad para contestar o decir algo que desviara la necesidad de sincerarme. Acorralada, así me sentí por un segundo, por supuesto el no paso por alto el leve titubeo que me embriago por su reacción y como era de esperarse se aparto dando un paso hacia atrás, el pasillo no daba espacio para mas era inevitable mantener una distancia que no invadiera espacio personal, solté el aire contenido una vez que este se giro dándome la espalda por un momento, sin evitar la sensación que esta vez se me fue la boca demás, así que solo fui capaz de pronunciar un leve y casi inaudible ¨si¨mientras le pasaba la vela de manera rápida.

Cuando su mano capturo mi muñeca para continuar con nuestro andar, la verdad  me sentí mas tranquila ya que por un momento su reacción la sentí mas como un rechazo, no se porque, últimamente andaba de un sentido con medio mundo.

-No sera que le tiene miedo a la oscuridad?-

Dije a manera de romper aquella extraña tensión que se creo por unos segundos-Cuidado, escaleras.-murmure avisándole mientras me detenía pues sentí que habia pisado algo, no me libere de su agarre así que solo me agache un poco recogiendo del suelo una pulsera demasiado familiar, me levante mostrandole mi descubrimiento a Jeremias quien parecía no entender mi sorpresa.-Es de mi nana...pero es imposible, ella nunca usa estos pasadizos.- quizas me estaba haciendo ideas raras dejándome llevar por el ambiente que propiciaba los túneles.-Debe estarme buscando, seguro se perdió...- una tenue sonrisa disimulo mi creciente preocupación, avance pasandole por un lado al moreno con evidente inquietud de igual manera no necesitaba tanto la vela podia andar en aquel lugar con los ojos vendados después de todo en mi infancia era mi lugar de juegos, el eco de nuestras pisadas se fue haciendo mas pronunciado conforme bajábamos cada escalón y de no se por que Jeremias venia detrás mio me hubiese caído con aquel charco de agua al final de las escaleras que me provoco resbalar.

-Perdón, es que habia agu...-deje al vuelo la frase ya que mis ojos repararon que aquel liquido estaba lejos de ser agua.-Jeremias...- murmure dándole un tirón a su camisa para que confirmara lo que mis ojos estaban viendo, cuando alce la mirada la vela fue apagada por la corriente de aire provocando un escalofrió que me recorrió el cuerpo, suficientes señales para indicar que lo que debía ser un relajante paseo se habia terminado.



And all i need is to feel you:

Do you like the hunter?:





avatar
Mía Belanger
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 146
Puntos : 169
Reputación : 35
Fecha de inscripción : 16/03/2017
Localización : Seguro en un nuevo problema

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio inesperado // Privado - Mía Belanger

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.