Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


El hijo del oso y la fulana (privado)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Sloan el Mar Nov 21, 2017 7:10 am

Recuerdo del primer mensaje :

Frente a las puertas de Akershus y apuntados por los arcos desde las almenas alcé las manos, mi montura resoplaba bajo mis piernas.
Enarqué una ceja mirando al que parecía mandar y que con su mano en alto para detener a los vigías me pedía que me identificara.
Al ver que no era un norteño, me recordaba que estábamos en guerra, nadie traspasaba la muralla si Höor no lo consentía.
-Mi nombre es Sloan, no busco a vuestro conde, si no a un escoces que me han informado se encuentra en estas tierras, concretamente en Akershus.
Vengo cansado, mi montura tiene sed y mis ánimos distan mucho de entablar batalla, solo quiero cobijo por una noche y poder hablar con ese hombre, tengo algo importante que decirle.

Uno de los arqueros le dijo que debía referirme a Stan, el hombre oso que acompañaba al conde.
El general mandó a dos de los hombres para que abrieran las puertas y me apresaran desarmandome, no iban a correr riesgos hasta que Stan me identificara, al parecer Randulf era un maestro en las argucias.
Le entregué las armas a uno de los jóvenes soldados y así entre en aquella ciudad.

Me hicieron entrar en una habitación, una especie de despacho con un mueble bar y unas cuantas sillas en forma de media luna.
Seguramente allí se reuniría el consejo estaban construyendo una mesa central de madera maciza, parecía que la sala estaba siendo re-decorada con un propósito.

Mi mirada se desvió hacia la puerta cuando esta se abrió...
avatar
Sloan
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 24
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/06/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Stan McQuinn el Dom Mar 04, 2018 1:30 pm

— Si todos fuéramos iguales el mundo sería un paraíso, pero no lo somos. Nuestras diferencias nos dividen y otras semejanzas nos unen. A veces encontrar a los tuyos es algo que no sucede nunca. Somos los dos únicos cambiantes de sangre McQuinn que conozco, Sloan. Hasta que uno encuentra a la gente que es más afin a él, pueden pasar años o nunca encontrarlos. Por eso la familia es importante, los lazos de sangre son importantes, el amor a la patria que nos vio nacer es importante. Ser "parte de algo" es intrinseco en la gente y es tranquilizador. Saber que si caigo en batalla mis hermanos de armas me darán sepultura...saber que algun día mis sobrinos recordarán a su tio por alguna de mis aventuras...o simplemente con que un deán de Edimbrugo grabe mi nombre en sus archivos por devolver la reliquia de San Andrés a su lugar...me doy por satisfecho. Si no.. es como vagar errante por mundo ¿no crees?.

No pretendía que se sintiera un McQuinn de entrada, eso sería absurdo. Pero quería hacerle entender que los colores, si se sentían, no eran algo malo per se. Era como sentirse escocés o noruego o cambiante. Era como pertenecer a algo, ser parte de algo. De todas formas no era algo que se pudiera sentir en dos horas, igual que no podía sentirlo como su padre. Miró a las piras funerarias y después al joven.

Deberías descansar, mañana regresamos a Akershus.— volvió grupas y se dirigió a donde los hombres bebían mirando al fuego y recordando cosas de los caídos.

A la mañana siguiente desmontaron el campamento y cargaron con los heridos hacia la fortaleza, rumbo al hospital. La guerra siempre era igual, partían cien y siempre volvían menos de los que se fueron, y al regresar los semblantes eran graves, pero cada sol que vislumbraban marcaba un hito en su existencia. La mayoría hablaba de beber, descansar o ir al burdel, algunos de regresar con sus familias y el cambiante simplemente deseaba llegar y buscarle un lugar a Sloan. Él ya había vivido mucho, lo tenía todo hecho, o casi todo, y su hijo por contra tenía que labrarse una vida. Quizás él no quisiera ser un McQuinn, pero era igualmente y él no lo abandonaría a su suerte. Haría de él un buen guerrero, le daría todas las armas que conocía para valerse en la vida, para tener más oportunidades y poder elegir su camino.

— Estoy pensando en rentar alguna casa. El posadero me deja la habitación a buen precio, pero es muy ruidosa y huele a cerdo. ¿Vienes conmigo?


avatar
Stan McQuinn
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 56
Puntos : 50
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Sloan el Lun Mar 05, 2018 4:14 am

La llegada a Akershus no fue precisamente victoriosa, muchos eran los heridos, mas los muertos, hoy Akershus se teñía de negro, lloraría la perdida de sus guerreros. La tristeza de las madres de los jóvenes se fundía con ese orgullo intrínseco que los norteños lucían aun en los momentos mas trágicos.
Eran guerreros y mi ojos vagaban por esas familias unidas, lo que yo nunca tuve. De la ensoñación me saco Stan, su mano en mi hombro antes de hablar, decía que pensaba rentar una casa, la posada olía a meado y ya que íbamos a quedarnos allí una temporada no nos vendría mal tener un lugar mas cómodo.
-No tengo mucho dinero -confesé llevando mi mano a la bolsa que colgaba de mi cinto.
Padre iba a abrir la boca cuando le hice callar con un gesto -antes de que digas que no me preocupe, que tu lo pagaras, te diré que no quiero ni tu dinero, ni menos tu caridad. Si aquello que arrendamos puedo permitírmelo cuenta con un compañero de casa, eso si Stan, haz algo con esos ronquidos o no podré traerme hembra alguna -dije ladeando la sonrisa.

Sabia que para el oso era importante conocerme, empezaba a intuir que era un buen hombre y que quería ofrecerme todo aquello que durante este tiempo no había podido pues desconocía tener un hijo, peor..esto tenia que ir despacio. Era mi padre, pero no le conocía y había partes que no entendía, que aun le echaba en cara, madre murió sola, ni una sola visita después, de haberlo hecho hubiera descubierto que yo había venido al mundo, pero no, se largo y nunca miró atrás.

Negociamos con una mujer anciana que se iba a vivir a casa de su hija y que la casa se le había quedado grande para ella, la verdad es que la señora era bastante amable y nos dejó el caserón en un precio razonable, así que cerramos el trato. A cambio de ese precio tendríamos que ocuparnos de los campos colindantes a la casa y de hacerle algunos arreglos que necesitaba, un buen trato para todos.


avatar
Sloan
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 24
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/06/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Stan McQuinn el Lun Abr 23, 2018 1:55 pm

Arrendaron una vivienda con unos pocos campos, al escocés no le molestaba hacer algunas labores propias de labriegos o pastores, en Canna, su familia siempre había tenido tierras y negocios basados en la pesca o la ganadería. Durante la primera semana arreglaron la casa, reparando el tejado, tapando las goteras y desatascando el tiro de la chimenea. Después se dedicaron a arreglar los vallados y acabaron teniendo algunas gallinas; un perro callejero que los seguía desde la muralla seinstaló a vivir en una caseta desvencijada y Stan sonrió de medio lado.

Mira, este es el primo feo de Ulf.— se echaron unas risas porque lo cierto es que el perro era desgarbado y de pelo hirsuto, blanco con algunas manchas marrones.

Entrenaban con el resto de soldados y salían de expedición cuando así hacía falta, pero al acabar retornaban a esa casa que el oso llamó Villazarpas, pues entre el oso, el león y el perro feo, eran un montón de depredadores, aún no enetendía como es que las gallinas no se escapaban con tanto animal feroz cerca, debían ser tontas.

Poco a poco entablaron un poco más de confianza, Stan le contaba a Sloan fragmentos de su vida, las batallas en las que había luchado, los tropiezos y los malos momentos que se habían intercalado entre sus aventuras recorriendo Britania y parte de Europa. Le contó su historia con Amarie McGregor y lo mal que lo pasó cuando se fue y después murió en un naufragio junto a su pequeño hijo.

En verdad no sé donde vengo. Mi padre siempre me contó que una mujer me trajo en un barco y murió al poco de llegar, estaba muy enferma y dijo que no era su hijo, que me acogieran. Así que nadie sabe de dónde soy. La mayoría de los McQuinn son pelirrojos, como Angus, así que probablmente ni siquiera sea escocés. Pero la tierra y la gente que me acogió es Escocia y así lo siento, por eso te hablo de la importancia de la familia y del clan, aunque tú no lo veas igual. No importa de dónde vengas ni quien seas, sólo dónde quieres estar, con quién, y quién quieres ser.

A veces se quedaban hasta las tantas hablando frente a la lumbre. McQuinn le preguntó a Sloan por su madre, siempre la apreció, pero no estaba preparado para una relación tras lo de Amarie, estaba hecho pedazos y necesitaba tiempo para recomponer su alma. Quería saber quién era su hijo, qué clase de hombre era, qué le gustaba, qué no, qué sueños tenía... y aunque fuera tarde, intentar ayudarlo a conseguirlos.

Unos días más tarde la capitan Morgan los convocó para una misión en Bregen, en principio era comercial, pero sabía que se trataba de una emboscada y se sentía más cómoda teniendo a Stan y a Sloan a su lado, ya que Höor y Ulf se habían ido a asegurar unas fronteras. Amarraron en Bergen sin novedad y aunque las reuniones fueron tensas, finalmente los negocios al parecer saliueron más o menos bien. La última noche antes de zarpar se encontraban en la taberna y para variar, Stan le contaba alguna chaladura a Sloan cuando se calló de repente al ver entrar por la puerta a su doble. Ese hombre era idéntico a él. Portaba otras ropas, pero se gastaba la misma jeta que él; el mismo cabello oscuro y largo, esa barba poblada y esa enormidad.

Hostia puta. O estoy alucinando o ese tipo es idéntico a mi.— señaló en dirección al desconocido y le indicó a Sloan a quién se refería.


avatar
Stan McQuinn
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 56
Puntos : 50
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Sloan el Mar Abr 24, 2018 12:18 pm

Tras convivir ambos en el mismo techo la relación fue poco a poco afianzándose, él me contaba sus desventuras, así como sus hazañas, me recordaba lo importante que era la familia, y si pensaba que yo eso no lo sabía se equivocaba.
-Para mi, mi madre era toda la familia que tuve, era una buena mujer que hizo lo posible para que me convirtiera en un hombre. No me faltó la comida y tampoco los principios que me inculcó desde mi mas tierna infancia, no puedo decir que un burdel es el mejor de los lugares para crecer, pero jamas renegaría de lo que soy, ni de donde vengo.

Me preguntaba de forma habitual por mi madre, por mis vivencias, por cada uno de mis logros y también por mis fracasos y sueños, pero yo era algo parco en palabras, me costaba un poco confiar en él, y aunque poco a poco la muralla impuesta por mi parte se quebraba aun mantenía en alto los escudos por si acaso volvía a dejarme tirado como antaño.

Tras unos días instalados, Danielle nos pidió que la acompañáramos, tenía un trabajo que llevar a cabo y con las revueltas del norte no se sentía segura. El conde junto a Ulf habían partido hacía un par de días, así que eramos su mejor opción, pus los generales se habían quedado al mando de Akershus y eran muy necesarios para su funcionamiento.
Nos embarcamos al alba y un día después llegábamos al destino previsto, al caer la noche fuimos a la taberna a tomar unas jarras y calentar nuestros cuerpos no solo con el alcohol si no con la buena compañía que encostramos.
Fue entonces cuando mi padre me señaló un tipo grande como él, también cambiante pro el aura que ostentaba y que ciertamente llevaba su cara.
Froté mis ojos mirando después el par de jarras que ya llevaba en el cuerpo.
-Joder, el alcohol aquí es bueno -apunté ladeando la sonrisa.
Ese tipo era idéntico a mi padre ¿que magia era esa?

El doble tomó asiento en la barra, no tardaron en servirle, parecía conocer a la posadera de voluptuosas curvas pues ambos conversaban entre risas cómplices.
-Por que no vas y le preguntas -dije dándole un empujón en el brazo a Stan.








avatar
Sloan
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 24
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/06/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Stan McQuinn el Lun Mayo 14, 2018 4:42 am

El mastodonte escocés, vestido con su kilt de tartan marron y verde, con la Claymore a la espalda y las melenas recogidas en media coleta, se levantó de la mesa donde estaban Sloan y él y se acercó al que tenía su misma cara, sentándose en un taburete a su lado.

Eh!. ¿Qué hay, amigo? soy McQuinn, no he podido evitar fijarme que somos... casi idénticos, aunque bueno, yo soy un poco más guapo. ¿No tendrás algun primo escocés o algo así?

Desde luego Stan era directo hasta decir basta. Podría haber ido hasta la barra, saludar, dar un rodeo, iniciar la conversación de otro modo...pero no, era como siempre, un tipo espontçaneo. En verdad no era más guapo, eran como dos gotas de agua, sólo cambiaban los pequeños detalles de la vestimenta o de la longitud de la barba.

Ese de ahí es mi hijo Sloan, ven y únete a nosotros en las jarras. ¡Trae dos jarras más a aquella mesa!.— le gritó al tabernero.— No sé si tienes familia, pero yo desconozco mis orígenes, así que podría ser cualquier cosa, quizás somos parientes, aunque por lo que ven mis ojos, yo diría gemelos... porque ya es casualidad que además seas también un gurahl.

La naturalidad con la que Stan hablaba de eso, invitaba a Cronos a sentarse con ellos e intercambiar algunas palabras, porque ciertamente era muy sorprendente que en esa taberna de Bergen hubieran coincidido dos hombres tan iguales, quizás con un pasado común que desconocían y que ahora podían empezar a descubrir.


avatar
Stan McQuinn
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 56
Puntos : 50
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Cronos el Miér Mayo 16, 2018 12:55 pm

Un charlatán con mi cara se acerco a la barra donde yo estaba para invitarme a unas jarras, el parecido era ciertamente un hecho, excepto por esa falda afeminada que el cambiante se gastaba.
Cuando señaló la mesa vi a otro cambiante mas joven, decía ser su hijo.
Medité por unos momentos que tipo de magia podía causar este engaño pero dado mi bajo nivel de conocimientos sobre este arte tendría que descubrirlo de la forma tradicional.
Despegué sin decir palabra mis codos de la barra y asiendo por el mango la jarra seguí a mi igual hasta la mesa dejando caer mi culo en una de las sillas.
-¿y bien? -pregunté mirando a ambos consecutivamente -dices que no sabes de tu pasado, tampoco yo del mio, asi que cabe la posibilidad de que seamos hermanos o que esto solo sea un truco -clave mi mirada de forma inquisitiva en el enarcando una ceja -¿quien eres? -dije señalando al muchacho.
-Sloan, el hijo bastardo de Stan

Miré al que parecía ser mi hermano y ladeé la sonrisa.
-Vaya, has educado bien al chico, pocos añadían lo de bastardo detrás del hijo ¿problemas en el paraíso?
Mi nombre es Cronos, no recuerdo nada de mi pasado, así que siento mucho no poder ayudarte n esto de descubrir tus raíces. Ya era adulto cuando naufragué en una isla en Grecia, no recuerdo nada de antes de eso.

La posadera nos trajo unas jarras, mis ojos se pasearon por sus nalgas, estaba buena y tenia dos buenas tetas que sobresalían del corpiño cuando dejó las jarras.
-¿escoceses entonces? -pregunté llevando el vidrio a mis labios. Desconocía ser escoces, pero no pensaba usar falda de esa.




Spoiler:


avatar
Cronos
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 45
Puntos : 52
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 03/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hijo del oso y la fulana (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.