Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Masks of destiny | Privado

Ir abajo

Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Vie Dic 01, 2017 12:26 pm

"Time will see us realign, diamonds reign across the sky.
Shower me into the same realm".







Ansioso. No existía mejor forma de describir al condenado que avanzaba por el borde fino de tierra, borde que separaba su cuerpo de la brisa, de las aguas. La luz del faro le iluminó un par de veces hasta que estuvo lo suficientemente cerca para que ésta solo se paseara por encima de su cabeza, haciéndole desviar la vista en ocasiones... A su espalda, sus costados, volviéndose uno con la oscuridad que rotaba incansable en el lugar. Las pálidas falanges del condenado sostuvieron la tela de la negruzca capucha que traía sobre su cabeza, mientras los bordes bajos de la capa ondeaban a diestra y siniestra, libres, silenciosos.

El trozo de pergamino que llevaba en el bolsillo de su abrigo contenía información difusa, pero precisa.


"Hay un grupo de Lycans, se reúnen en el faro cada noche. Ve y encárgate con ellos".



La luna nueva daba paso al inicio de su macabro trabajo, uno que él podría jurar, le devolvería el lugar que se había ganado después de tantos años sirviendo a los malditos clérigos que solo limitaban sus acciones. Tal parecía que no buscaban que el inmortal se volviera más fuerte, ¿Podría rebelarse contra ellos? Sí, ¿Lo haría realmente? Por supuesto que no. Después de todo ellos, y todos los seguidores se habían convertido en lo más cercano a una disfuncional familia, aunque las decisiones que se le habían impuesto, más las que él mismo se adjudicó a lo largo de los años, le habían ayudado a construir, a fin de cuentas, su propio camino.

Se detuvo justo bajo la torre luminosa, observando a su alrededor, juzgaba el silencio que solo era corrompido por las aguas que llegaban a estrellarse contra la tierra. Demasiado silencio, demasiadas mentiras, el engaño era tan latente como su presencia en el lugar. Le habían traicionado.
Hijos de puta.— el semblante del inmortal dio un vuelco rápido y siniestro, sus pupilas dilatadas producto de la rabia, que le hizo cerrar sus puños, enterrando las finas uñas en su carne.
No era la primera vez que le hacía algo así, lo alejaban de lo único que podría considerarse un gusto, el placer que le daba terminar él mismo con esas alimañas, ¿Acaso continuarían reprimiéndole por que consideraban que su manera de actuar era en demasía macabra?
Exhaló, dejando que su cuerpo se despojara de las gansias de salir corriendo tras de los espías que habían cumplido con la farsa, ya tendría tiempo para ellos más adelante. Bien que les gustaba hacerle perder el tiempo, Dimitry solo esperaba que ellos estuvieran disfrutado lo suficiente del que les quedaba a partir de ahora.

La diestra del castaño se abrió, dando paso a que las heridas provocadas en su palma comenzaran a sanar. Buscó un cigarrillo dentro de su bolsillo y antes de sostenerlo con sus labios soltó un par de improperios de más.
Dejó que el fuego quemara las hojas del tabaco. La primera exhalación de su boca estuvo cargada de frustración. Estaba ajeno a lo que ocurría en torno a él, excesivamente hundido de búsqueda de explicaciones.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:



It's so impossible to ask you to stay with me.:



avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 75
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Dic 01, 2017 4:17 pm

La sangre salpicaba sus ropajes y un poco su cuello y barbilla lo unico visible bajo la oscura capucha, hacía poco que había conseguido una buena victima, de la que le gustaban, que ofreció resistencia con uñas y dientes antes de caer, el frio de la noche le era sencillamente encantador a la rubia de ojos claros, que ahora tenía la mirada clavada la visión en sus ensangrentadas manos, quizás comida por la nostalgia de un pasado, un pasado que lejos ya quedaba, acero, sangre y nieve. El hogar...su mirada se levantó de las manos y visualizó el orizonte, de un mar negro con un cielo negro, la noche, de vez en cuando iluminado por el faro. La vampiresa estaba sentada en las rocas, olisqueando el mar, el aire, París olía distinto, muy distinto, nada que ver con el recuerdo que tenía de su tierra, de la costa, la vampiresa cerró los ojos degustando el olor a mar, y comparandolo con el recuerdo.

Más los ojos de la vampiresa repentinamente se abrieron, con la pupila dilatada y su claros ojos cernían rojizos como el rubí. Un aroma a sangre...no sangre de alguna pobre alma herida que llegaba como podía arrastrandose, no...era sangre de cainita, la vampiresa que coloco su capucha negra alzandola un poco para ampliar el angulo de visión, pues junto no estaba sola, alguien había llegado allí, la lejana silueta desprendía una humareda que pronto se pudo deducir que era por el cigarrillo, la vampiresa ladeó una maliciosa sonrisa y se acercó con sigilo, sin desear se descubierta.

Mientras se acercaba a ese cainita que en la lejanía vislumbraba sus pupilas se empezarón a contraer aguidizando sumamente su visión, cuando se fue acercando empezó a sentir una extraña sensación, manteníendose oculta en las sombras. -Pero qué....- Empezó a murmurar, pues cuando tuvo mejor visión del vampiro se paralizó al completo, mientras una sensación de Deja vu la dejaba sin habla, era él...¿era él? como podía ser...era igual que él. Las pupilas se volvieron a dilatar de sobre manera, sin poder quitarle la vista de encima, oculta en su oscuridad, si pensar en el olor a sangre fresca salpicada en ella, él no se movia, y ella permanecería detrás de él, acechandole, observandole, pues apenas daba credito a lo que veía, el asombroso parecido hacía que la vampiresa no pensase en nada más.



Gracias Musa <3:

En el ataúd de una canción:


Adorada familia disfuncional:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 119
Puntos : 114
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Dic 07, 2017 12:49 pm

"Time will lead us to the same realm.
I will lead us to the same realm".







Los minutos que dejó pasar buscando apaciguar su molestia, valieron la pena, no volvería a la iglesia con el semblante serio, no les dejaría ver siquiera un ápice de molestia en él, no pensaba darles el placer de aquello. Aunque su decisión de encargarse de ellos ya era un hecho, pero lo haría con una enorme y macabra sonrisa en sus gélidos labios. Se juraba así mismo que esta era la última vez que se dejaba engañar por esos bastardos, esas ratas que estaban al servicio de sus superiores, cada vez hacía de peor forma su trabajo, a final de cuentas les haría un favor a los suyos.

Terminó con su cigarrillo, lanzando un resto hacia las aguas viendo como desaparecía entre las olas. Rodó los ojos, sin saber en que ocuparía el resto de la noche, había dejado de lado algunas de sus misiones particulares para darle prioridad a una mentira.
Ya estaba hecho, no sacaba nada al continuar repartiendo maldiciones. Acomodó su capucha nuevamente, cubriendo sus facciones, el semblante de serenidad había retornado a él, en conjunto con su atención a todo aquello que lo rodeaba, solo ahí fue consciente, pero no se volteó, no buscó de donde provenía ese aroma a sangre fresca, después de todo si hubieran querido atacarle lo habrían hecho hace varios minutos antes, lo estaban observando, ¿Por qué?
Lo único que dio crédito a pensar es que era uno de los espías de la misma inquisición, pero el aroma no tenía sentido, ellos no cazaban cuando estaban en "servicio". Había otro ser con él, y no tenía más remedio que disipar las dudas.

Las manos del condenado se posaron en los bolsillos delanteros del pantalón, en donde guardaba un pequeño puñal, que si bien no le salvaría el cuello, quizás le daría ventaja en caso de que sus deducciones hayan sido erradas.
Comenzó a voltearse pausadamente, enfocando rápidamente su mirada en las sombras junto al faro. Producto de la luz intermitente, le costó más trabajo encontrarle, pero en segundos fue capaz de vislumbrar una menuda silueta oculta en ese lugar, la cual evidentemente le analizaba sin reparo alguno.
No me hagas ir por ti. Muéstrate.— le ordenó con voz firme y expectante. Si contaba con algo de suerte tendría un enfrentamiento después de todo, y si no, se conformaría con saber que motivaba a ese extraño a mantenerse acechante tras de él.

Esperó, palmeteando con sus dedos el interior de su bota, la paciencia no era lo suyo,
todos quienes lo rodeaban conocían ese insignificante detalle, y si aún después de sus palabras la silueta no abandonaba su lugar, él no iría a sacarla de ahí con delicadeza, si no que aprovecharía de desquitarse por lo de antes.
Lo que podría demostrar que el extraño ser había escogido un muy mal momento para acercarse al condenado.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:



It's so impossible to ask you to stay with me.:



avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 75
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Jue Dic 07, 2017 8:02 pm

La vampiresa le observaba desde la distancía, mientras la sensaciónde deja vu la dejaba perpleja, pues inclusive el aroma que desprendía le era sumamente familiar, seguía observandole con suma avidez, mientras veía como la humareda que desprendía por el cigarro que fumaba se perdía en la noche. Más los celestes ojos de la vampiresa centellearon levemente en color rubí por la avalancha de emociones que sentía, un escalofrio le recorrió la espalda para su sorpresa, pues hacía realmente mucho que no tenía esa sensación al ver a otro cainita. Seguía sin moverse desde su posición mientras observó que acababa el cigarro y lo lanzaba de vuelta al mar. La sangre fresca goteaba desde su barbilla al suelo, pero ni ese sonido la desconcentró de lo que ahora observaba, de hecho ella al contrario que él hizo retroceder un poco su capucha por su platina cabellera para ver mejor.

Si tuviera pulso se le abría acelerado y bastante cuando escuchó su voz, dió una orden firme, en otra circunstancia la vampiresa no abría movido ni un musculo, habría permanecido en su posición o incluso habría planeado una emboscada, pero ahora no podía, estaba en estado de autentico shock, era él, algo cambiado...algo más moderno, pero era él, sintió como si se viera obligada a obedecer la orden de su Sire, la chica sacudió la cabeza queriendo despertar de ese estado en el que había entrado, pero casi fue como si una mano invisible la obligara a salir a un sitio más visible, colocandose frente de él. -Aquí estoy....como has pedido.- Dijo casi de forma automatica, quedando algo desconcertada por su propía acción, el vampiro que había frente a ella podía apreciar sus ahora rojos ojos, como el rubí.

Podía notar la tensión, pero se sentía algo desconcertado y algo que le decía que ese vampiro tenía ganas de algo más belico. Ella se llevó la mano a la bota deslizando una daga desenfundandola sin molestarse en ocultar su movimiento. -¿Qu...quien eres tú...vampiro?.- Gruñó ella deslizando la daga entre sus dedos nerviosa, puesto la visión casi la paralizaba, tragaba saliba nerviosa, solo esperaba que aquel vampiro no se diese cuenta del estado de conmoción que se encontraba la cainita. Quizás asi podría perder ventaja si se enfrentaba a él, aunque notaba que aquel vampiro era mas joven que ella. No obstante se inclinó y mostró sus colmillos buscando la intimidación de quien frente a ella se mostraba.



Gracias Musa <3:

En el ataúd de una canción:


Adorada familia disfuncional:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 119
Puntos : 114
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Dom Dic 24, 2017 1:06 pm

" Shower me into the same realm.
Time will lead us to the same realm".






Se encargó de que su semblante se mantuviera intacto en cuanto la vio salir de las sombras que le ocultaban mismo gesto que finalmente le llamó más la atención la rapidez con que lo hizo que la forma, ya que estaba claro que hace muy poco se había alimentado y el aroma que antes había llegado hasta el condenado era precisamente esa linfa fresca que cargaba la rubia. Sus orbes se centraron en su rostro, parecía impactada y enfadada al mismo tiempo, sentimientos que se debatían visiblemente en su rostro.  

Se vio tentado a caminar hacia ella, lo hizo de forma lenta ya que no ignoró tampoco como la contraria ya se estaba preparando en caso de que él buscara atacarla, cosa que ya había descartado hace unos segundos, en cuanto su expresión le ganó a la molestia que le hizo sentir.
Me extraña que, al ser un desconocido para ti, seas tan obediente conmigo. — comentó en un tono cargado de serenidad, analizando el aura de quien se encontraba frente a él, y justo como sospechaba era más antigua, casi doblando los años que él tenía, situación que solo se volvía más y más confusa.

Los brazos del varón se cruzaron a la altura del pecho, sin siquiera hacer ademán alguno de querer imitar la posición de ataque que tenía la vampiresa, su ánimo había decaído notablemente cuando la ira se desvaneció de él, luchar en ese momento no era una opción para el condenado.
No voy a intercambiar identidad con una extraña que está lista para saltarme al cuello, cosa que, sería un grave error de tu parte. — le advirtió, solo por si aún no se había percatado de la situación en la que se encontraba. Él frustrado, ella visiblemente desconcertada, ninguno demasiado apto para dar el primer golpe.

Los siguientes movimientos del vampiro pudieron verse bastante imprudentes, cuando comenzó a acortar distancia nuevamente con ella, pero algo le aseguraba que lastimarlo era lo último que la inmortal haría en ese momento. Todo lo que realizaba tenía un trasfondo, en ese momento era algo tan simple como asegurarse de que no tuviera más armas encima, y que por supuesto se encontrara sola.
Si lo que quieres son formalidades tendrás que iniciar tú. — comentó con desdén, iniciando una suave rueda a su alrededor, hasta detenerse a espaldas de ella.
Era menuda, con un rostro que fácilmente -sin aquellas manchas de sangre - produciría ternura o la considerarían una belleza, pero ante los ojos del condenado solo veía un arma letal contenida en medio de ellos.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:



It's so impossible to ask you to stay with me.:



avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 75
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Lun Dic 25, 2017 10:17 am

La vampiresa tenía un enorme conflicto interno, estaba acostumbrada a intimidar o mirar con desdén a aquellos vampiros más jovenes que ella, pero no podía evitar comportarse como si aquel hombre fuese un vampiro más antiguo que ella, este pareció comentar sin tapujos lo raro que se le hizo que aquella rubia vampiresa obedeciera esa orden sin más, Arikel seguía en una especie de estado de shock, separó los labios levemente para tratar de responder algo coherente. -Yo...yo, lo has..pedido...y no he...podido..negarme.- Titubeó, aunque casi al acabar esa escueta frase quiso sacudir su cabeza para escapar de ese estado de suma confusión que se encontraba de manera arroyadora.

Seguía observandole de arriba a abajo sin poder dar credito a ese tremendo parecido que el vampiro poseía, era como si estuviera soñando, pero era todo demasiado real, apretó más la empuñadura de su daga, una reacción más propia de la tensión que la invadia que como una amenaza real de ataque, reacción que no era de extrañar que provocase la desconfianza del vampiro que estaba ante ella. La vampiresa consiguió despertar relativamente cuando el afirmó que no se presentaria y lo errada que estaría si le atacase, Arikel bajó la vista a su mano observando la daga y luego a él. -Oh...si, eso..- Musitó aflojando el agarre a uno más sutil antes de enfundar el arma preguntandose por que demonios sentía la necesidad de complacer las peticiones. -¿Pero qué me pasa?.- Musitó enfadada consigo misma.

Ese vampiro sin duda le echó bastante valor, para acercarse tanto a ella, aunque la vampiresa no se iba a mover, estaba demasiado confusa y desconcertada como para hacerlo, pero eso el condenado no debería saberlo, o al menos eso era lo que creía Arikel, le miraba con la boca ligeramente abierta por el asombro como se aproximaba, a lo que ella no pudo evitar encogerse levemente como si la estuvieran riñendo. Escuchó sus palabras y se posicionó en una postura rigida, tensa, y estirada para tratar de ocultar el como se sentía.

-Soy Arikel, Arikel Voerman, un placer.- Respondió finalmente mientras le seguía con la mirada hasta que se posiciono a espaldas de la vampiresa, él era muy alto ciertamente, y aunque su recuerdo era de alguien más alto, era igual, hasta el timbre de su voz le recordaba al de su fallecido Sire, aunque era posible que no fuese el mismo. Pero la sensación de deja vú, la tenía casi paralizada, no se giró a dar la cara contra ese vampiro que hizo gala de atevimiento rondando la posición de ella y colocandose a su espalda, efectivamente estaba sola y no poseía mas armas que la de su fiel daga. -Ahora que sabes mi nombre, dime el tuyo..¿quien eres?.- En otra ocasión Arikel habría sido tajante, pero ahora sencillamente no parecía poder, y esa actitud del vampiro no le daba ocasión de imponerse.

Sentía escalofrios, y algunos no pudo ocultarlos, los ojos de la vampiresa estaban encendido de ese color rojo sangre, brillante, no pudo evitarlo, sencillamente practicamente se le escapó de los labios. -¿Por que eres igual que mi Sire?.- Gruño de manera algo feroz, sin girarse a observarle, solo apretando el puño haciendo señal clara de lo tensa que estaba, de lo desconcertada y perdida que se sentía, no pensó en las señales que estaba mandando al otro, pero quería una respuesta, y la quería ahora. Giró levemente la cabeza para percibir su posición.



Gracias Musa <3:

En el ataúd de una canción:


Adorada familia disfuncional:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 119
Puntos : 114
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Dic 28, 2017 8:33 pm

"Time will see us realign…
Diamonds reign across the sky".





Existían muy pocas situaciones que podrían desconcertar al vampiro, y precisamente ésta era una de ellas. Cada palabra que mencionaba en dirección a la rubia tenía efecto inmediato, las respuestas de su cuerpo, el cómo relajaba sus manos cuando había hecho alusión al arma que portaba la contraria sobre sus manos, misma daga que desapareció de sus orbes casi al instante.
Por su parte el condenado podía notar como ni ella misma lograba comprender lo que sucedía, situación que sin dudas le causo un alivio al saber que no era el único que se hallaba en demasía perdido.

Estaba asimilando la situación luego de la presentación de la vampiresa, a lo cual dio un visto bueno de que ella, al igual que él, no buscaría el combate, al menos por el momento que enfrentaban.
Dudó mucho de revelar su identidad, no se sentía cómodo haciéndolo y menos con una extraña que para su impresión cada vez dejaba a la luz lo confundida que se encontraba.
Las siguientes palabras terminaron por hacer que el inmortal frunciera el ceño, ya no le quedaba sospecha alguna; Ella estaba muy mal de la cabeza.
¿A tu Sire? — repitió, por si cabía la mínima posibilidad de que la rubia se hubiera equivocado en elegir sus palabras, pero por lo visto, había escuchado a la perfección.

Nuevamente se puso en movimiento, justo por el lado que la contraria le buscaba con la mirada, no quería incomodarla más de lo que ya estaba, todo su cuerpo expedía una confusión mayúscula y, por ende, se le notaba muy tensa.
Creo que estás muy confundida, Arikel. — se atrevió sin reparos a utilizar el nombre que ella misma le había otorgado minutos atrás, de ese modo le sería más fácil dirigirse a ella, justo cuando su cuerpo se plantó frente a la vampiresa y sus orbes buscaron los ajenos.
Solo para que aclaremos esto... Mi nombre es Dimitry Rudakov, y por si difícilmente aún no lo has notado, nuestra diferencia de siglos es la suficiente como para no provocar semejante confusión. — le habló con la voz más sosegada, ya que no sabía el tipo de reacción que podría aparecer ahora de los labios ajenos.

El inmortal no lograba armar el rompecabezas, la única explicación lógica para lo que mencionaba la rubia era sin duda que la vampiresa estaba en un estado de shock, pero no debía ser precisamente por él, o al menos Dimitry prefería pensar de esa manera.
Por otro lado, no podía empatizar con ella, la relación que él mantenía con su Sire era prácticamente nula e inexistente, ya que todo se había tratado de un acuerdo silencio que aún se mantenía oculto en las paredes de la santa Inquisición, todo se había resumido al momento de su conversión, cuando tuvo que seguir su camino sin llegar a forjar lazos de ningún tipo.

En la rubia se podía percibir la gran diferencia, ya que solo la forma que tenía de mencionarlo era diferente, lo veía en sus orbes, una mezcla de terrible confusión y un destello de falsa ilusión, ya que todo podría desmoronarse con un simple pestañeo.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:



It's so impossible to ask you to stay with me.:



avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 75
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Dic 29, 2017 10:04 am


La vampiresa le seguía con la mirada, con esa cuestión en la cabeza, ¿por qué se le parecía de esa terrible forma a su Sire? obviando detalles, un poco mas bajo, más acicalado, el pelo corto...por lo demás era un parecido que a la rubia le hacía plantearse que la reecarnación existía despues de todo. Más enarcó ligeramente una ceja cuando el otro vampiro repitió su última cuestión, sin dar credito a las palabras de la rubia vampiresa, que ladeó ligeramente la cabeza casi esperando que ese vampiro tuviera alguna respuesta coherente a su desconcierto, pero logicamente él tambien se encontraba absorto de la confusa situación que Arikel había cuestionado sin intención en realidad, ella solo estaba allí disfrutando de su propia nostalgía y degustando los resquicios de sangre del último que fue su comida.

Más alzó la vista con destellos rojizos cuando ese vampiro mencionó su nombre, despertando su desconcierto a una fase que se inclinaba a la perdida de casillas, los problemas de ira eran demasiado evidentes en la vampiresa y sentirse perdida no estaba en sus estados favoritos, el seguía a su alrededor hasta que se plantó frente a ella, la vampiresa no pudo evitar sentirse intimidada durante unos segundos, pero busco recobrar rapidamente la compostura y se cruzó de brazos mirandole, mientras levantaba levemente el labio superior mostrandole los colmillos y sus azules se volvían rojizos como el rubí.

Aunque la voz sosegada de ese vampiro conseguía calmar sus ansias belicistas que se habían encendido durante un momento mostrandole de manera involuntaría lo facil que era provocarla le miró fijamente. -Ruso...- Susurró reconociendo la nacionalidad rapidamente de ese vampiro que le habló como si estuviera mal de la cabeza. -Claro que he notado que soy mucho mayor que tú, mi Sire era muy poderoso y yo le dí muerte.- Gruñó de manera hostil, y se acercó buscando desafiarlo. - Tú no me durarías ni cinco minutos, soy más fuerte que tú, mucho, mucho más. - Su ego empezó a subir como la espuma de notable forma, quizás buscando que el otro vampiro adoptase una forma más sumisa frente a la rubia. - No creo que tú seas mi Sire tonto, lo que busco es saber por que demonios eres fisicamente igual que él, quizás algún tipo de parentesco....- Se acarició la barbilla bajando su ego y volviendo al estado de desconcierto.

Sacudió la cabeza momentaneamente y giró para mirar alrededor olfateando el aire y con sus ojos como el rubí mirando a todos lados, para despues fijarlos en los orbes ajenos. -¿Qué haces aquí tú solo?- Preguntó extrañada, buscando hacerse la dura nuevamente para parecer que toda la situación estaba en el más absoluto bajo control. -Es peligroso para un vampiro joven.- Dijo de forma altiva volviendo a alzar la ceja estirandose todo lo que podía para intentar parecer más alta, o por lo menos más intimidante.



Gracias Musa <3:

En el ataúd de una canción:


Adorada familia disfuncional:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 119
Puntos : 114
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Vie Ene 12, 2018 11:14 am

"When the coffin shakes...
And the needle breaks".







Absolutamente temperamental, no había mejor forma de describir a la vampiresa frente a él, la curiosidad totalmente implantada en sus orbes mezclada con una rabia que tal vez ni siquiera intentó ocultar, ya que solo con sus acciones y el simple hecho de desafiar la condenado, demostraba que buscaba desesperadamente tomar el control de una situación que ya estaba completamente perdida. Para ambos.
Dimitry no buscaría más provocación, pero también tenía un límite de tolerancia bastante reducido, así como su casi inexistente paciencia y la forma altanera en la que pasó a comportarse la rubia no ayudaba en nada a mermar su naturaleza.

La escuchó sin hacer ningún tipo de ademán en interrumpirla, tal vez esperando inútilmente que la vampiresa llegara a darse cuenta de que la situación no iría por un rumbo favorable, o al menos aquello no estaba en los planes del inmortal, ya suficiente había tenido con tener que plantearse una conversación con una inesperada intrusa en su camino.

Se cruzó de brazos y le observó con disgusto, a pesar de la enorme diferencia de años que era capaz de percibir, la fémina frente a él se comportaba como toda una adolescente, y una muy engreída que se vería en la obligación de poner en su lugar, poco le importaba ya si terminaba luchando con ella.
El ego terminará disolviendo tu lengua, no debes subestimar nunca a un posible rival, sin importar que tan encima del mismo te sientas. — comenzó a liberar sus palabras, firmes pero sin dejar de lado su actitud tranquila frente a la situación, no iba a caer en el mismo saco de confusión ajeno.
Tú eres el reflejo de que la sabiduría no se obtiene con los años. — finalizó sus referencias a ese tema, dejando que esas últimas palabras se incrustaran en la mente de la rubia.

Relajó su postura y sin darse cuenta ya había comenzado a acomodarse el abrigo, en su cabeza no existía la idea de permanecer en el lugar por mucho más tiempo, no tendría sentido alguno.
No creo que tenga parentesco ninguno con tu asesinado Sire, así que puedes ir dejando esa idea a un lado... Existen las coincidencias, acéptalo y vive con ello. — le dijo con frialdad, avanzando hacia el costado del faro, dispuesto a tomar el camino de regreso, para él había sido una noche larga y decepcionante.
Joven con casi quinientos años, me halagas... — no se contuvo de que el sarcasmo bordeara sus últimas palabras.

Las manos del inmortal buscaron la capucha, acomodándola sobre su cabeza, y avanzó con cautela, tampoco se confiaría con la rubia, estaba claro que se encontraba afectada aún por el suceso, por lo que sus pasos irían lentos y sin prisa hasta llegar a un punto en el que pudiera desvanecerse, y buscar -si aún contaba con tiempo - alguna nueva presa o algo que sirviera para liberarse de la frustración que no había logrado difuminar por completo de su mente.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Jue Feb 22, 2018 2:00 pm, editado 1 vez


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:



It's so impossible to ask you to stay with me.:



avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 75
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Ene 12, 2018 7:35 pm

Clavaba su mirada en el ruso, mientras se mantenía en ese estado en el que se notaba de demasiada escandalosa forma que se sentía perdida, desconcertada y sin saber como debía actuar de manera correcta, no podía dejar las manos quietas del nerviosismo de situación que escapaba a su poder, quizás eso le podría poner algo nervioso al vampiro rival que allí frente a ella se encontraba, más a pesar de que su ego creció de forma desmensurada, por sus propias palabras aquel otro vampiro tenía un poder que él no conocía, pero la rubia no iba a admitirselo ni de lejos, le miró cuando este arranco a responder a la soberbia que la rubia habia destilado con cada una de sus palabras que había intentado para aumentar el ego y quizá al condenado que frente a ella estaba.

Ella no conocía nada de ese vampiro, pero aun asi, se sentía de extraña forma, y cuando el otro habló la vampiresa tuvo la reacción más estraña de todas, su rostro se dibujó una expresión similar como la de una chiquilla reñida por su tutor, la cara que años atras había puesto Arikel cuando su Sire la había reprendido por algo indevido, como si esa exprensión compunjida la librara de un castigo que vendría a continuación de la reprimenda, retiró la mirad apagando sus rojos ojos volviendolos a ese azul cielo tan claro. -No soy estupida.- Dijo en un hilo de voz, casi inaudible para cualquiera que no fuese un vampiro, estaba claro que no era la personalidad de su Sire perdido, su sire habría tenido una feroz reacción que ahora Arikel estaría tremendamente lamentando, entonces algo se podría decir que despertó dentro de la vampiresa mirando al otro vampiro. Le miraba con esa cara de carnero degollado tras haber sido reñida, no entendía por que se sentía asi, era una sensación que la mantenía a la vampiresa soberanamente tensa, aturdida, confusa, observaba sus movimientos con suma atención, como si tuviera que estudiarle en muy poco tiempo.

observaba como se acomodaba el abrigo, como si ella tuviera que repetir al milimetro ese movimiento, y como la capucha, al igual que ella se tocó su capucha dejando sus platinos cabellos caer hacia alante, miraba como el vampiro ladaba y empezaba a andar, y como si una mano invisible la empujase, ella le siguió, empezando a calmar el animo, no por que ella quisiera, si no por que algo le ordenaba que lo hiciera. -¿Tienes hambre? se donde hay un buen sitio cerca...discreto...nadie nos verá- Dijo ligeramente, extrañada de ella misma que le invitase a cazar, le acababa de conocer, aunque si sabía por que lo hacia, había encontrado un Sire al fin, y algo le decía que no dejara que se fuera siendo solo una sombra pasar cerca y gruñirse, le miró la espalda mientras andaba detras de él, aunque estaba preparada para un posile feroz reproche por parte del otro vampiro que podía incomodarse.



Gracias Musa <3:

En el ataúd de una canción:


Adorada familia disfuncional:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 119
Puntos : 114
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Feb 22, 2018 2:01 pm

"Right away, outer space with me...
Once and for all".









Los pasos del inmortal solo consiguieron alejarlo unos cuantos metros de la vampiresa, más aun considerando la escasa velocidad con la que avanzaba, se dedicó a patear con pereza una pequeña piedra hasta que la voz femenina volvió a invadir el ambiente, mezcla de un tono absolutamente diferente en el cual podía escucharse más animada, algo que sin dudas logró confundir al inmortal, aunque no fue suficiente para que se detuviera, guardando silencio por unos minutos, tratando de comprender que se traía entre manos la vampiresa, para él todo era siempre motivo de desconfianza.

Terminó por bajar el pequeño acantilado donde se encontraba el faro y su andar lo llevó al borde de la playa y estando seguro de que su improvisada y no deseada compañera aún le seguía, exhaló.
No, rubia, no tengo hambre. — respondió secamente, y era cierto, todo el desenlace le había arrebatado su sed de una forma tajante.
Deberías ir a cazar tú y darme espacio, debes saber que en este momento mi humor no es el mejor, te lo aseguro. — le advirtió arrastrando cada palabra con una seriedad que finalmente ya era parte de su forma de ser, aunque desde afuera debía verse como si estuviera realmente enfadado.

Esperando que la fémina tomara en cuenta sus palabras, retomó su camino hasta escoger un lugar frente al océano y sentarse a observar el rompimiento de las olas, esperando que aquella portada y el sonido del agua lograra contribuir con su ansiada calma.

Los párpados cerrados consiguieron ignorar por un momento que la presencia ajena seguí ahí, observándole tal vez con la misma curiosidad de un inicio, como cuando sus orbes se cruzaron por primera vez, en donde la sorpresa ajena fue tal que por un momento Dimitry creyó la vampiresa había entrado a un estado catatónico. No la culpaba, pero no podía dedicar tiempo a una extraña ni mucho menos buscar que en él consiguiera esa perdida figura del ser que la arrastró a la inmortalidad, sus razones había tenido para no crear un vástago, su vida no era algo que le gustaría fuera recreada por quien sería lo más similar a su “descendencia”.

Al abrir sus ojos nuevamente, éstos se hallaban apacibles con el suave tono azulado que denotaba su tranquilidad interna, dejando atrás el episodio en el faro. La mirada del inquisidor busco la figura femenina y exhaló, ya que nada en ella mostraba las ganas de alejarse de él, al contrario.
La zurda del vampiro se adentró en uno de los bolsillos de su pantalón sacando un nuevo cigarrillo, encendiendo el mismo en sus labios, aunque tuvo que sostenerlo entre su índice y corazón para que sus palabras resonaran combatientes por sobre el sonido del mar.
¿Qué ganas con seguir aquí? — le interrogó sin tapujos, estaba claro que algo esperaba, o sencillamente estaba torturándose, eso era algo que ella debía argumentar.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Jue Mar 29, 2018 7:00 pm, editado 1 vez


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:



It's so impossible to ask you to stay with me.:



avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 75
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Feb 23, 2018 5:47 pm

La vampiresa estaba aun nerviosa, pues ella no era de las que ofrecía compartir presa, ni siquiera compartir un momento de caza, pero él, había algo, ese parecído la hacía comportarse de esa "docil" forma en cuanto al trato con el vampiro, dentro de los limites que ella tenía, pues de normal ella era fria, amenazante por norma general, siempre buscaba intimidar, pero ahora..sencillamente no se sentía de aquellos animos, le observaba con aire tranquilo, enarcando una ceja cuando se negó a compartir una presa, por otro lado tampoco le sorprendía, le había ofrecido una desconocida cazar juntos, era normal que dijera que no, así que la joven simplemente aceptó la negativa clavando en él una mirada penetrante, con sus celestes ojos.
La chica escuchó sus palabras, parecía como si estuviera furioso, eso hizo que la vampiresa retirara la mirada, el otro vampiro le dijo que se fuera a cazar sola, que le diera espacio, pero la interpretación de la vampiresa no fue tal la que el vampiro hubiera deseado.

Le observó como se alejaba, y cuando estaba lo suficientemente lejos ella siguió el mismo rumbo que este había tomado, bajando por aquel lugar más cerca del agua, podía olfatear la brisa marina que presentaba la noche, le observó allí y ella simplemente se sentó en el suelo recogiendo sus piernas, quedando encogida de tal manera que apoyaba su mentón sobre sus rodillas, ahí espero alejada los suficientes pasos del otro vampiro, por alguna extraña razón se veía incapaz de hacerlo, se limitó a observar su espalda, totalmente absorta por el asombroso parecido, quizás le faltaba algo de altura, y la melena larga, pero por lo demas, era clavado, "no puede ser" se repetía mentalmente, con los labios ligeramente entreabiertos, era una mezcla temor y apreció, no sabía describirlo, pero le inquietaba mucho este hecho.
Su mirada se alzó cuando al rato el vampiro "despertó" de si mismo y pareció que la buscó con la mirada, ella alzó el rostro para observarle, pero sin acercarse, había pedido espacio y por motivos que se le escapaban reaccionaba como antaño con su sire, frunció el ceño mirandole, con cara de circunstancia, más le sorprendió la pregunta, no sabría como responder, se quedó algo confusa en cuanto a la respuesta.

-Es algo más complicado, no creo que lo entiendas, tampoco lo espero. - Dijo sin embargo la vampiresa sacando a relucir su orgullo, más chasqueó la lengua con ligero fastidio, quizá sí, quizá se estuviera torturandose asi misma con la visión del vampiro, con sentimientos contradictorios, ella misma hizo un movimiento cuando estaba a punto de perder su autocontrol, que era empezar a masajearse la sien, un acto reflejo que solia llamar a su calma. -Pero ya que tienes tanto interes....simplemente me calma tu presencia, es algo...extraño.- Respondió finalmente, no creía que ese vampiro malhumorado lo entendiese, era dificil de explicar, apenas ella lo entendia. -Es que...eres igual.- Dijo volviendo a revisarlo de arriba a abajo con la mirada, mientras se mantenía con el semblante notablemente serio.



Gracias Musa <3:

En el ataúd de una canción:


Adorada familia disfuncional:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 119
Puntos : 114
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Mar 29, 2018 7:06 pm

"When the coffin shakes,
and the needle breaks…
Come".







Las palabras que el vampiro soltaban al aire realmente no buscaban explicación alguna, ni siquiera formulaba preguntas concretas ya que en ese momento ya sentía que las mismas serían malinterpretadas de alguna u otra manera. La manera en que le observaba lograba que se formara una espacie de incomodidad para el inmortal, como si por si sola se pusiera frente a él como un posible enemigo al que debía eliminar, aunque era su apacible actitud la que a fin de cuentas conseguía anteponerse, quizás sin saberlo ella había escogido la mejor opción.

Intentó que su voz fuera absolutamente neutral, tomándose su tiempo igualmente para hablarle sin removerse de su posición, y solo la zurda del ruso buscó dentro de su abrigo un nuevo cigarrillo, y esta vez solo por vicio y no por tensión acumulada.
Decir que tengo "interés" sería demasiado, la verdad solo me frustra un poco tener tu mirada abrumada sobre mí todo el tiempo. — comentó con el ceño ligeramente fruncido, esperando que sus palabras consiguieran alejar los orbes ajenos de él.
A lo largo de tus siglos seguramente encontrarás a unos cuantos más que se le parezcan, y no por eso debes quedar tan expuesta... Eres demasiado emocional para ser una inmortal. — agregó, y en ese momento su tono fue claramente de regaño, aunque no lo buscó, solo nació de él.

Dijo todo lo que pensaba, y solo después de aquello se llevó el tabaco a los labios, tomando una pequeña roca junto a él para encender la llama de la cerilla y acercarla al inicio del cigarrillo, ansiaba sentir el amargo sabor en su paladar.
Por un momento un extraño recuerdo hizo presencia en su memoria. Ya había estado en ese lugar, pero con otra persona, una a la que no había podido sacar de su mente, sin importar los siglos que había pasado sin ella, en momentos como ese había llegado a extrañar la presencia de esa mujer en su vida.

La cabeza del inquisidor se movió rápido para quitarse la imagen, y volver al presente, en donde solo exhaló con frustración y el tabaco a la mitad salió volando de sus dedos al mar, mismo que pronto tendría al vampiro de pie frente a las aguas.
Oscuridad frente a él y una presencia que sentía como se aferraba a cada minuto que se mantenía ahí
No voy a cazar contigo, no voy a ir a ningún lado mientras sigas aquí. Lo mejor que podrías hacer es regresar por donde viniste, ¿Eres capaz de entender eso? — le interrogó ya con cansancio, volteándose para mirarla y por un momento logró percibir cual era el mayor detalle en toda la situación y porqué el del miedo de la rubia la primera vez que le vio.
Fuiste tú, ¿Verdad?.. Te encargaste de él. — le acusó con una seguridad intachable, ya que sus acciones le habían delatado mucho antes, y aún así Dimitry estaba tan sumido en su desconcierto que no fue capaz de verlo, pero ahora estaba absolutamente seguro de sus palabras, y esperaba que la rubia tuviera el valor para reconocérselo en voz alta.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:



It's so impossible to ask you to stay with me.:



avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 75
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Mar 30, 2018 8:57 am

La rubia miraba al vampiro sentada en las rocas, más la escuchar que sentir su mirada le abrumaba automaticamente bajo la vista y jugó con las piedrecitas que había alrededor cogiendolas y dejandolas caer, escuchando el chocar de las piedras mientras escuchaba las palabras del condenado, enarcó una ceja ante esa afirmación y se cruzó de brazos acariciandose estos a la vez, mientras fruncía el ceño mirandole, aunque no con enfado, si no como si las palabras le resultaran crueles, y chasqueó la lengua algo inquieta. - He visto gente que se le perace....pero no tanto, que más da eso...- Dijo denotando la incomodidad que sentía en ese momento mientras seguía observando al condenando, ¿emocional? si lo sabía, pero nunca había sido capaz de controlarlo, aunque suponía que era un efecto secundario de haber sido transformada en adolescencia, o simplemente acompañaba a su forma de ser, aunque normalmente intentaba parecer más fria, pero a veces se le escapaba de las manos ese tipo de comportamiento.
Suspiró observandole mientras seguía encojida sentada en las piedras apoyando el mentón en las rodillas, mientras miraba al condenado con cierto refunfuño...pues notó como si este la estuviera regañando por dejarse llevar por las emociones.


Más pudo percibir como el condenado parecía sumirse en sus propios pensamientos y preocupaciones ajenos a lo que en ese momento estaban sucediendo, Arikel ladeó la cabeza percibiendo ese comportamiento estraño del condenado, más no le imterrumpio, simplemente le observó esperando a que él mismo volviera al presente, y el condenado se encontró con la mirada azul de la rubia cuando despertó de sus pensamientos. Más casi se despertó de sus pensamientos más cruel, las palabras que la dedicó a la vampiresa hizó que Arikel abriera mucho los ojos, e hiciera una mueca de disgusto por sus palabras, casi bajando la cabeza como a una niña que riñen cuando se ha portado mal. -Lo intendo...pero ya te he explicado, tu presencia es comoda, yo no estoy siendo cruel contigo ¿por que lo eres conmigo?- Buscó la explicacion del inquisidor, más este aun parecía quedar lejos de haber acabado con ella.


La mirada de la vampiresa se cargó de dolor ante la cuestión del ruso que se le antojo maliciosa, la vampiresa empezó a jugar nerviosamente con su mechon platino, en realidad le dieron ganas de salir corriendo, pero no quería hacerlo, simplemente se puso en pie. -Yo....yo...- Empezó a tartamudear, notandonsele nerviosa, el azul claro de sus ojos se tiñó de color rojo mirando al vampiro, y los colmillos asomaban por sus labios, desvelando la maxima incomodidad que sentía en ese momento. -Yo...le maté, me vengué de él, mató a mi familia delanté de mi, me hacia daño....y cuando pude...le maté, y me arrepiento, me arrepiento mucho y le extraño mucho....no creo que puedas entenderlo.- Había mucho transfondo en aquella acción que lamentaba desde el segundo despues de la acción, pero no creía que el condenado le intersase nada más de la acción en si, y ella se vió empujado a confesar la acción. -No me odie por eso.- Terminó la frase, casi como si tuviera que pedir perdon a él, como si é fuera el afectado, la rubía sacudió la cabeza y se encogió ligeramente observandole, como esperando que su ira explotase sobre ella.



Gracias Musa <3:

En el ataúd de una canción:


Adorada familia disfuncional:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 119
Puntos : 114
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.