Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Cruzando líneas -privado

Ir abajo

Cruzando líneas -privado

Mensaje por Brendan C. Wulff el Sáb Dic 02, 2017 9:22 pm

No iba a permitirle ni de coña que le volviera a poner un dedo encima. Esa noche el doctor en turno había mencionado el hacerme una vista de reconocimiento por la noche, para verificar si había progreso o no en cuanto a mi salud física y mental, pero nada más alejado de la realidad, el sólo quería toquetearme, porque el muy imbécil nunca se había atrevido a más -afortunadamente- pero era su palabra , la palabra de un desestabilizado mental contra la de un médico supuestamente competente.

Como no iba a esperar a que tal acto vandálico ocurriera, me escapé de la forma que pude de ese nosocomio del mal. Si me echaban, si me maldecían, era mejor que seguir permitiendo abusos. Ya en la calle, con hambre y frío, pero con el orgullo intacto, me di a la tarea de vagar por cualquier parte, tratando de encontrar un plan para conseguir algo de comida, o lo que fuera. Necesitaba alejar esos temblores en el cuerpo que me mantenían en vilo todo el tiempo. Las desventajas de mantenerse sobrio.

Gente iba y venía, de aquí para allá, ensimismados en sus propios pensamientos sin reparar a su alrededor, mucho mejor para mí, que sólo quería salirme con la mía y que el universo me juzgara por ser tan débil. Yo que lo había tenido todo, estaba completamente relegado a lo más bajo de la sociedad en Paris, que me valía un completo comino, pero era bien cierto que los vicios se pagaban con francos o con otra cosa que no me parecía buena idea, no había llegado tan bajo aún, para plantearme semejante atrocidad.

Caminé un par de cuadras hacia abajo, donde había menos luz, buscando algo entre los botes de basura para solventar la hambruna, no me importaba si estaba a medio comer o lo que fuera, seguro era mejor que la supuesta comida de hospital que sabía a mierda. Encontrando un ala de pollo y una patata dura, me di por bien servido para calmar la tripa de momento.

Volvía a caminar por entre la muchedumbre, golpeándome de hombro con unos y otros, recibiendo malas caras, hasta que finalmente llegó a mi mente la posibilidad de robar un monedero a alguna mujer despreocupada. ¿En verdad iba a convertirme en un ladrón? pues no me quedaban muchas posibilidades, era un completo inútil que sólo sabía pintar cuadros cuando la mano derecha se estaba quieta. Tampoco tenía pinceles, ni nada de material para hacer mis trazos ¿qué iba a ser de mi? Pues Robar, como ya había pensado anteriormente. Robar para sobrevivir era valido.

Fue un momento perturbador cuando arrebaté el bolso tejido a la mujer, y eché a correr como alma que llevaba el diablo. No me fijé por donde pasé sólo quería alejarme lo más pronto de ahí. Ya que me di cuenta de que los pasos y los gritos de la mujer se quedaron muy lejos, me dediqué a revisar mi preciado tesoro fruto del hurto.

Habían algunos coloretes, un perfume demasiado empalagoso que me dio nausea, y ¡FRANCOS! algunas monedas, ¡si! había sido un éxito. ¡No había sentido alegría , desde que había salido de casa!

-Eres un genio Brendan. Qué orgulloso estoy de ti…

Mis ojos parecían salir de sus cuencas, estaba aún con la emoción de la carrera encima, cuando escuché una voz detrás, que me hizo brincar.




Gracias:

avatar
Brendan C. Wulff
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 36
Puntos : 19
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 26/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.