Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 05/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Hors de prix

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hors de prix

Mensaje por Baal Crimson el Dom Dic 10, 2017 9:16 pm

A veces se olvida lo que le generó llegar a una inmortalidad, es el castigo por cargar los años e ir en contra de la vida, y de la muerte misma, pero no porque fuese una habilidad para ella, sino porque su enfermedad hizo que borrara todo recuerdo, (como a una hoja blanca donde se va escribiendo apenas el prototipo de personalidad que llevara, sí, una vez llenada la hoja se sabrá cómo es aquella mujer, por lo que se olvida realmente que fue un proyecto sin terminar, un trozo de arte que no se concluyó y que va desgastando su energía en tratar de completar). Ahora ya no era más una denigrada mujer; una vez humillada, golpeada, con la pérdida de un hijo, ya no, todo ese pasado ya no existía, ahora había renacido otra identidad. ¡Esa es su maldita enfermedad! Apoderarse de identidades por completo, pasar de persona en persona por necesidad biológica. Más, su debilidad es la sangre, lo único que hace que vuelva a ser quien era desde un principio cuando conoció la inmortalidad. Ahí es cuando le atraen el pasado al presente, golpeándola una y otra vez, pues esta debilidad es que, si ingiere sangre, los espíritus que ha devorado se le presentan y la torturan mentalmente, ese es el mal que lleva. Que entre más corre, siempre va a existir algo que le detenga, aunque quiera huir de su desgracia, está le persigue siempre, yendo a direcciones inciertas, sin precipitarse a los suicidios, se cansó de intentarlo, el caos interno ya lo pude controlar, solo es momentáneo, y la salida es que no debía beber sangre, sólo así es ella. La maldita mercenaria en busca de poder, de fortalecerse para hacer de frente a su nuevo creador. Pero el tiempo nunca se detiene, al final solo se nace, se vive, y se muere, para después, solo unos, ir por la vida eterna.

Acabando por mezclarse ante la sociedad, el pilar para enriquecerse y gobernar, no comenzó en los lugares más bajos, esos dominios no eran de su interés, pero si aquellos que se muestran imposibles, ya que solo así puede hacerlos suyos y seguros. Le gusta jugar sucio, adentrarse a un mundo estratégico y lleno de rabia, las bestias comenzaban a seducirla, y no simples animales, sino aquellos que se esconden en la alta alcurnia, a esos es que se debe de destruir, porque con un solo toque caen, y jamás regresan, y muy irónico sería que resurgieran, porque una vez marcados, jamás se olvidan. Por eso, la diversión es esa, y el punto de enfoque, le hizo acudir sin más que a una exposición de arte, lo más poderosos ambicionan un arte grotesco, queriendo bautizar obras con los propios triunfos, así es como se comienza a hacer la historia. ¡Y ella redactara una sin duda alguna en esa ocasión, en esa misma noche! Paseándose de un lado a otro por el estudio de estas, ilustraciones representativas, heroicas y bélicas, un interesante enfoque en cada una. Deteniéndose a observar con delicadeza, porque criticar es algo que generalmente hace, casi nadie podía cumplir con sus expectativas y se demostró cuando comenzaron a dar las opciones, un grupo selecto realizaba el recorrido, siendo notable el conocimiento y eso le atraía. ¡Siendo tan emotivo si una guerra se presentará en el interior! Imaginándose el fuego esparciéndose, luchando unos contra otros, matándose con lo que uno ha experimentado y vaya que sería excitante que los animales comenzaran a morder la carroña. ¡Queriendo proteger su propia mina de oro! Pero claro, solo quedó en sus pensamientos, enfocando su mirada como toda una maldita dama respetable, siendo una escultura que la mayoría quisiese juzgar, pero ella segura, con el perfil en alto, confiada y recta, su pulcritud es insuperable, así como la belleza que le vislumbra.


«¡De rodillas, esto es un apropiado de identidad!»

AWARDS:
avatar
Baal Crimson
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 49
Puntos : 61
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 14/04/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hors de prix

Mensaje por Zavannah Zöllner el Dom Ene 14, 2018 11:16 pm

Zavannah observaba por la ventana de aquel hermoso y ostentoso carruaje. Podía admirar la vida desde otro punto y poder soñar que era otra persona y que tenía otro destino. Olvidó su realidad, la perdía reciente y la huída de casa. No deseaba ver a su hermano al menos unos años más adelante, cuando la fuerza recobrara su interior y el carácter resultara su mejor arma. Por eso esa noche iba a fingir que era una mujer de clase alta, alguien que en algún momento fue pero dejó atrás por las injusticias de la sociedad.

A un lado de ella se encontraba Francesca, una mujer de alta alcurnia, con la misma edad y casada. Ambas habían hecho buenas migas debido a la misma perdida que sufrieron y Francesca conocía la verdadera historia de la cambiante; nunca la había juzgado. Ambas necesitaban un rato de tranquilidad, fe y esperanza, por eso buscaban una escapatoria maestra. Al menos un par de días.

Con el rostro tapado por capuchas de sus abrigos entraron al museo, aunque parecía que disfrutarían de un hermoso paseo, lo cierto es que la anfitriona también debía terminar algunos pendientes. Como accionista de ese lugar, necesitaba velar por sus intereses y protegerlos antes que su marido quisiera arrancarle lo que le correspondía por herencia, aunque François no parecía ese tipo de hombres. Mientras aquella joven resolvía su vida, Zavannah tenía permiso y accesos para todo lo que quisiera apreciar de ese lugar y no dudó en hacerlo.

Silenciosa, precavida y risueña recorrió cada uno de los pasillos con la esperanza de olvidar todo lo que su corazón le exigía. Zavannah había nacido dentro de un cuento de hadas, mismo que terminó con hojas arrancadas y se convirtió en una espeluznante historia de terror. Cerró los ojos por unos instantes y recordó cuando era pequeña y su padre le tomaba de la mano para disfrutar de nuevas lecciones de arte. Una lagrima rodó por su mejilla y con rapidez desapareció por los dedos que la limpiaron.

En un abrir y cerrar de ojos se encontraba en un cuarto nuevo y sólo una persona se encontraba adentro.

Buena tarde — Saludó con decencia y timidez antes de ponerse a su lado. No quiso hablar demasiado, el olor de su acompañante delataba su naturaleza y ella sentía picazón en la nariz cada que se encontraba frente a un vampiro, aunque claro, nunca los despreciaba, le resultaban fascinantes. — ¿El arte de este lugar le resultaba digno de su inmortalidad? — Cuestionó y no lo hacía de una manera grosera o soberbia, en su tono de voz se notaba la dulzura e inocencia que no podía borrar de su interior.


‎Yo soy de el y el es mío, desde este día, hasta el final de los días:
Lo que un día fue.:
Recorridos:
avatar
Zavannah Zöllner
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 97
Puntos : 131
Reputación : 58
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.