Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Unexpected magic [privado]

Ir abajo

Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Jue Dic 14, 2017 2:42 am

Habían transcurrido tres días desde que regresáramos a Akershus con el muchacho tan parecido a Niels. El viaje al menos, había cumplido con su cometido, mi mayor recompensa consistió en presentarnos frente al conde con el éxito en las manos ya que me seguía importando muchísimo la opinión que tuviera de mi.

Por la noche trepé al tejado del ala sur del castillo y observé el panorama, con el aire fresco provocándome ciertas cosquillas en el rostro y mis manos abrazando mis rodillas. Pensé en aquel viaje, pensé en la montaña, y pensé en mi naturaleza. ¿Era ermitaña como mi padre? ¿Era festiva como para danzar alrededor de las hogueras? ¿Iba a emprender más travesías como aquella? ¿Iba a conocer más lugares? ¿Era un caso perdido?

Estiré mis pequeñas patas frente a mi con aire extraviado, no tenía la menor idea, aunque probablemente le atinaba más con la última pregunta. Mis ojos deambularon sobre el panorama que podía percibir y lo supe, iba a marcharme, el camino me llamaba otra vez. Me desperecé arqueando mi pequeño lomo, no había mejor momento que el presente.

Con agilidad corrí sobre el tejado y descendiendo sin reducir mi carrera comencé a alejarme de la fortaleza, sintiéndome revigorizada, con deseos de verlo todo y de recorrer nuevos caminos, el brillo de la aventura iluminaba mis felinos ojos y sin meditarlo aumenté la velocidad, atravesando el trayecto hasta el puente levadizo y atravesándolo me alejé camuflándome con el paisaje.



 
Tres semanas después mi grácil figura felina se colaba de regreso en los muros de la fortaleza. La noche era fría y un par de hombres que hacían guardia en la entrada no prestaron atención a la gata que se colaba a un lado suyo mientras se mantenían de pie estoicos, no podía precisar si estaban totalmente despiertos o no.

La noche era fría, sentía todo mi pelaje erizado y mi estómago me pedía a gritos algo de comer. Con mi conocimiento sobre los atajos y recovecos me fue fácil introducirme en el castillo y aterrizar ágilmente sobre mis pequeñas patas. Bien, ahora solo quería llegar a la cocina, saquearla y tumbarme junto a alguna de las chimeneas encendidas.

Atravesaba el área de jardín que circundaba al patio de armas cuando un diminuto halo de luz llamó mi atención. ¿Me lo había imaginado? La curiosidad me hizo cambiar de dirección y comencé a correr para intentar alcanzarla con mis patas. Frente a mi había una segunda, una tercera… las miré con asombro, luciérnagas… Tan pronto una nueva pasó frente a mi me lancé en pos de ella, zigzagueando y dando piruetas en el aire. ¡Ja! ¡Te tengo! Di un salto mortal y la tuve justo a mi alcance cuando me di de frente con un cuerpo. Mi susto fue tal que lancé un chillido, erizándose toda mi piel, antes de dar manotazos en el aire y caer despatarrada sobre el cuerpo.

Vi pequeñas estrellas de colores a mi alrededor y me percaté después de bambolearme de que estaba acostada encima de la montaña con la que había chocado. Abrí los ojos desmesuradamente y salté para ponerme de pie sobre su estómago. ¡Un intruso en el castillo! 

Alcé mi pata dispuesta a sacar mis uñas pero la dejé suspendida en el aire al mirarlo. Aún no abría los ojos así que me acerqué lentamente hacia su rostro. ¿Respiraba?

Mi mirada deambuló sobre él y ladeé mi rostro, observándolo, la brisa movía un poco su cabello castaño y al repasar sus rasgos sentí como si estuviera haciendo algo que no debía. Lentamente atiné a salir de mi estupefacción y hundí mi dedo tentativamente en su mejilla un par de veces.

Repentinamente sus ojos se abrieron, me miraron, y mis latidos se dispararon antes de salir corriendo a esconderme detrás de un árbol.

Apoyé mi espalda en el tronco, procuré tranquilizarme y poco a poco fui asomando la cabeza desde atrás de este para buscarlo con la mirada.


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Jue Dic 14, 2017 5:26 am

Noruega, ese y no otro era el destino que padre había elegido para mi, pasaría una temporada con su amigo Höor Cannif, un bárbaro que según padre era un gran hombre del que podría aprender mucho aunque a mi no me lo pareciera.
No veía que iba a sacar de una vida junto a rebeldes, yo había sido criado en París, era un hombre con educación, protocolo y modales y francamente este no era el destino que yo hubiera elegido.
Padre quería quitarseme de encima, no me decía exactamente que pasaba, solo que debía abandonar el hogar durante una temporada por mi seguridad.
Podía defenderme, era un hechicero poderoso, pero padre no me permitió replicar y así mi barco acabó anclado en el puerto de Akershus.

Niels, un vástago del conde fue el encargado de recogerme, traté de ser cortes tendiéndole mi mano para que como un hombre me la estrechara presentándonos, pero este lejos de eso me la chocó y me dijo que con ese traje parecía un pingüino, que me pusiera ropa cómoda que había mucho que hacer en Akershus.
Incrédulo miré al joven ¿trabajo? Yo era un invitado de clase alta ¿y pensaban ponerme a trabajar?

Guardé silencio, observé los movimientos del joven que de un alto se encaramó sobre el caballo apremiando en todo momento mi paso.
Posé mi pie en el estribo y pronto quedé sobre el corcel que para mi había traído el joven Cannif.
La forma de montar de Niels era salvaje, como su atuendo y la forma en la que se dirigió a mi en todo momento.
Apenas cruzamos unas palabras, me limité a asentir pero con la firme idea de largarme cuanto antes de ese país de gélidas temperaturas.

En Akershus la cosa no mejoró, conocí al famoso conde Cannif, pero este en la misma linea que Niels me ofreció una cámara sencilla, un camastro, un escritorio, una silla y un armario con ropa de monta y una capa de pieles polvorienta.
Agradecí educadamente a la doncella que me guió, mas en cuanto la puerta se cerró mi cara de asco se paseó por la estancia.
Mi padre me debía haber castigado por algo ,esto era el infierno y desde luego que como Dante pensaba cruzarlo y regresar a mi casa, nada tenia que aprender de esos bárbaros.

Pasó el día, un día para olvidar, comer con esos hombres era como hacerlo en una piara de cerdos, pensé que me arrancarían la mano cuando fui a coger un panecillo y un cuchillo se clavó al lado de esta para robármelo.
Todos reían, gritaban y bebían de un modo que no entendía como eran capaces de levantarse de la mesa sin ir doblados.
Me invitaron a la taberna ¿en serio iba a poder ingerir mas alcohol?
Negue alegando que el viaje había sido largo y que estaba cansado, hubiera añadido que también hambriento porque cualquiera era capaz de comer con ellos, pero por suerte los hijos del conde se largaron y la tranquilidad reinó por fin en el palacio.

Como si fuera un ladrón me fui a las cocinas a ver si podía sacar algo de comida porque mi estomago rugía, mas lejos de conseguirlo algo se estampó conmigo, me desequilibré y me di de bruces en el suelo.
Me mareé por le golpe en la cabeza, no se el tiempo que permanecí con los ojos cerrados peor al abrirlos una gata negra me miraba con la pata golpeando mi rostro.
No tarde en identificar su aura, una cambiante ¿en ese lugar no se descansaba?
-¿quien eres? -pregunté llevándome la mano a la cabeza que sangraba ligeramente al parecer con la caída me había dado un buen golpetazo contra el suelo.

Desconfiada corrió para esconderse, su cabeza se asomaba insegura mientras yo levantaba las manso para que supiera que no tenia intención de hacerle daño.
-Señorita solo estaba hambriento, iba a por algo que llevarme a la boca. No soy un ladrón, soy el invitado de honor del conde Cannif -dije a modo de presentación.




Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Vie Dic 15, 2017 11:40 pm

Mis ojos felinos espiaban al asomar mi pequeña cabeza muy apenas, lo suficiente para percatarme de que el intruso ya no se encontraba tendido en el mismo lugar.

Un movimiento captado por el rabillo del ojo y volví a esconderme con la rapidez del rayo. Tenía la habilidad de cambiante de fundirme con el entorno, así que eso fue exactamente lo que hice, me camuflajeé mientras serpenteaba entre uno y otro afortunado escondrijo, escondiéndome detrás de macetas y troncos con mi cabeza apenas asomada por encima.

Iba a medio camino hacia la puerta de la cocina cuando la voz inusitada disparó mi corazón. Corrí a toda velocidad dejando apenas una nubecilla de polvo detrás de mi para esconderme detrás de las encimeras.

Me apoyé contra ellas con fuerza, mis latidos bombeaban muy fuertemente. ¿Qué hacia un intruso en el castillo? Podía ser un soldado enemigo enviado para asesinar a los habitantes de forma inesperada en medio de su sueño o… podría ser un simple ladrón que buscaba la cocina. Mi ceño se frunció. ¿Venía a saquear las despensas? ¿Mis despensas?

Asomé mi cabeza de nuevo con aire desconfiado, aseguraba que era un invitado. ¿Un invitado? Hinché los mofletes mientras le buscaba con la mirada, encontrándolo con las manos alzadas en son de paz. Lo observé desde mi posición dispuesta a saltar contra él en caso de que se tratara de un truco pero no realizó movimiento ofensivo alguno.

Viéndolo otra vez reparé en su ropa. Estaba ataviado de forma muy distinta a lo que solía ver en Akershus, lo cual me hizo parpadear un par de veces antes de ladear el rostro. ¿Cuál era la palabra? Se me escapaba. Elegante… Ahora pasaba al asombro, no había visto nunca a nadie usar ese tipo de ropa, claro que estaba lejos de conocer más costumbres que las vikingas. Incluso la entonación de su voz al hablar el idioma era diferente.

Salí desde atrás de las encimeras con la cabeza en alto mientras mis pequeñas patas me iban acercando a él con el aire que tenemos todos los felinos, es una regla de la naturaleza que en nuestro andar nadie nos gane en distinción.

Él había dicho que venía por un bocadillo así que me acerqué restregándome contra sus piernas antes de mirar hacia arriba con mis ojos grandes de gata. ¿Me das de comer? El ronroneo que brotó de mi garganta hizo eco en la cocina mientras volvía a sus piernas.


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Dom Dic 17, 2017 5:58 am

Parece que representé la curiosidad necesaria para atraer al felino, pues lentamente se fue acercando hacia mi posición, eso si, con precaución.
Movimientos elegantes, los felinos me resultaban animales bellos, atrayentes. Se restregó contra mis piernas, algo que me hizo reír, quizás para otro hombre podría pasar por un gato cualquiera, mas yo veía su aura, era un cambiante.
-Vaya ¿eso es que te gusto, o solo que estas hambrienta? -pregunté con un aire divertido en mi voz mientras me agachaba para rascar detrás de su oreja -si fuera lo primero -alegué de forma altiva -no te culparía, vives rodeada de hombres bárbaros. Si fuera lo segundo, te doy la razón, mis tripas rugen, comer con los hijos del conde es asistir a una gesta a vida o muerte, casi pierdo la mano por una hogaza de pan, algo me dice que en la bastilla se come con mas educación que alrededor de esa mesa.

Me alcé caminando hacia las cocinas llamándola para que me acompañara.
-Llenemos nuestros estómagos gatita -la animé para que me siguiera abriendo la puerta de la cocina con un “walaa”, como si acabara de llevar a cabo mi mayor truco de magia.
Mas como si esos bárbaros tuvieran ojos en todos lados, el hijo pequeño de los Cannif apareció por arte de magia por la puerta contigua.
Se acercó a mi con una sonrisa de esas cómplices que se gastaba como si fuéramos amigos inseparables y pasando el brazo por encima de mi hombro me dijo que andaba buscándome, que había vuelto para llevarme a la taberna, que tenia que socializar y bla, bla bla.
Apretaba mi cuello arrugando mi traje, yo buscaba el modo de zafarme intentando sonreír para mantener las formas de conducta adecuadas.
-No se Niels, estoy cansa...

No me dejo terminar la frase cuando ya traba de mi hacia fuera de la cocina.
-tonterías, unas jarras y veras como te animas. Vamos Torvi, vente enséñale al hechicero como nos divertimos en el norte -dijo mirando de reojo a al gatita.
Torvi, mis ojos buscaron los de la felina, por suerte me soltó, aproveche con presteza para recolocar las solapas de mi traje.
-Esta bien, una copa y me vuelvo a palacio, me gustaría poder repasar unos documentos...

Niels se echó a reír sonriendo, creo que ya había bebido mas de una copa ese hombre, porque se reía de mis palabras como si trabajar en documentos tuviera algún tipo de gracia.
Resoplé cuando no me vio, pero volví a colocar cara neutra cuando este me miraba.
Así llegamos a una taberna pestilente, llena de vikingos borrachos que bebían de cuernos y jarras mientras gritaban, o se daban manotazos.
Borrachos lanzaban cuchillos, aquel lugar era el infierno mi padre me había condenado a muerte, ahora lo veía claro.






Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Miér Ene 03, 2018 12:47 am

Continué con mis pasos cerca de sus piernas, aún con mi mejilla frotando su calzado en medio de un ronroneo algo abstraído. La idea de comer me ponía de buen humor, logrando que me olvidara por completo de cualquier posibilidad de que el recién aparecido fuera algún enemigo del castillo.

Me detuve para sentarme en el suelo observando hacia arriba justo cuando me preguntó si el ronroneo se debía a que tenía hambre o a que me gustaba. Fruncí ligeramente el ceño pero él se agachó para rascar detrás de mi oreja de forma muy agradable, por lo que me relajé de forma complacida y solo fue cuando noté lo cerca que estaba que mi rostro fue adquiriendo algo de color granate.

Emití un suave miau siguiéndolo hasta la cocina, no estaba muy segura de a qué se refería con que los habitantes de Akershus eran “bárbaros”. ¿Qué significaba bárbaro? Me detuve en el suelo de la cocina, aprovechando para lavar una de mis patas mientras le observaba ir hacia las despensas. 

Aún desconocía ciertas palabras, pero algo comprendí cuando describió el desorden en la cena. Bueno, en algo tenía razón, la primera vez que llegué a Akershus casi no salgo viva de mi primera incursión en la mesa, para mi desmayo casi fui atravesada con un tenedor.

Repentinamente Niels entró en la cocina, un suceso nada fuera de lo común. Al parecer conocía al desconocido, lo cual corroboraba el hecho de que fuera un invitado. Tiró de él para sacarlo de la cocina y de paso añadir que podría enseñarle como funcionaba el norte, lo cual me hizo emitir un pequeño maullido de protesta. ¿Y la comida?

Mi mirada titubeó entre ellos y las alacenas, se iban alejando de ellas, asunto que me causaba desazón. -No, Niels… íbamos a tomar un bocado…- Mi mirada se cruzó con la del joven que era arrastrado fuera del recinto. ¿Acompañarlos?

Hinché mis mofletes. Vale, los iba a acompañar… No sé porque lo hice cuando pude quedarme en la cocina… supongo que porque algo vi en el aire del rostro del chico… que me hizo pensar en mi cuando recién llegué al castillo.

Iba a seguirles en mi forma felina cuando me lo pensé dos veces y un impulso me llevó a retomarla humana, me vestí con rapidez y para cuando salí ellos ya se habían adelantado. Apenas alcancé a ver su estela mientras aceleraba mi andar hacia la taberna.

El interior de la misma estaba repleto, los vikingos iban y venían, chocando jarras, lanzando gritos al igual que cuchillos. Mi mirada viajó buscando a Niels y a su invitado. Hechicero, lo había llamado, lo cual despertaba mi curiosidad.

Mi mirada les encontró tras una breve exploración, caminé hacia la mesa adonde se encontraban, deteniendo con un movimiento rápido de mis dedos un cuchillo que habiéndose perdido en el aire viajaba justo hacia ellos. Afortunadamente mis reflejos eran bastante afilados, como el cuchillo que retuve en mis dedos.

-Ya ves que la posibilidad de morir no es exclusiva de las comidas del castillo.- dije con algo de humor. Detuve la mirada en el hechicero y de repente no supe que más decirle, me quedé observándolo en silencio con el cuchillo en el aire antes de recuperar mi movilidad y tomar asiento al lado de ellos.


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Miér Ene 03, 2018 6:00 am

Detuvo un cuchillo fugado de una diana que venia directo hacia nosotros, el caso es que el resto de los Cannif como si no tuviera importancia alguna que los aceros volaran sobre nuestras cabezas poniendo en serio problema nuestra integridad física seguían tan contentos bebiendo y animándome a hacerlo.
-Yo es que creo que prefiero irme, esto.. -de un manotazo el rubio de pelo extraño, vamos parecía no haberse mirado al espejo, por arriba como si con un cuchillo lo hubiera sajado, afeitado por los lados y una coleta, trenza, truño..no sabia bien que mierdas era eso que le llegaba hasta el culo.

Como para negarme, de otro manotazo de esos me partía la espalda en dos, maldije a mi padre llevándome la jarra a los labios para beber, mientras los Cannif celebraban con jubilo seguramente los grandes anfitriones que se creían ser.
Miré a aquella mujer la única que parecía tener dos dedos de frente, de no estar tan agobiando ahora mismo me hubiera fijado en que era una mujer preciosa, pero la verdad, como mi vida peligraba, mi instinto solo me pedía que huyera en cuanto los hijos del conde me quitaran la vista de encima.
-Bebe -me dijo el moreno, uno que parecía gitano y que puso su mazana áspera encima de mi cuello, pensé que quinas tendrían pulgas, algo que no me extrañaría con todas las pieles que caían sobre sus hombros como si fueran osos.

Yo sonreía y bebía suplicando en mi cabeza como si fuera un rezo que me soltaran, no volvería a cometer el error de salir de mi habitación, me atrincheraría allí hasta que Lucio decidiera levantarme el castigo y devolverme a la civilización.
Miré a la mujer suplicante, en ese momento se me ocurrió una idea, habían varias parejas bailando, ebrias y con movimientos que no denotaban precisamente ningún tipo de elegancia, mas bien parecían entablar preliminares para follar allí mismo.
-¿bailas conmigo? -le pregunté como si ese fuera el único salvavidas al que aferrarme en ese momento.
Los Cannif empezaron a vitorear mi propuesta, como si mi arranque de valor tuviera que ver con el alcohol, lo que no sabían es que mas bien era el pánico a seguir al lado de esos bárbaros era lo que me animaba a salir a hacer el ridículo con la morena de aspecto felino a la pista de baile improvisada.

Había un chico de mismo aspecto de Niels, se llamaba al parecer aren y estaba allí quieto, bebía de la jarra, no era muy hablador aunque si se le veía integrado con el resto, por lo que sabia era un Cannif pero no se había educado con el resto.
Aquella familia era cuanto menos peculiar, tenia que reconocerlo.

Niels le echó el brazo por encima a la gata ¿ese hombre siempre era tan intenso?
-Anda baila con ese pazguato a ver si aprende lo que es estar con una vikinga y dale de beber a ver si le sacamos el palo que lleva metido por el culo -bromeó riéndose como si lo dicho tuviera gracia.
Fui el único de todos que no se reía, lo que hizo que Hakon me dijera que bebiera mas, al parecer solo borracho podías seguir las gracias de esos burdos hombres.






Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Miér Ene 17, 2018 12:32 am

Tan pronto tomé asiento me embullí en las risas y buen humor de los vikingos, aunque no tomé mucho, más bien jugaba a mover la jarra en mi mano más que a otra cosa. Algo me decía que si comenzaba a beber mi humor cambiaría, me pondría nostálgica y terminaría diciendo tonterías.

Además, no haber saqueado la despensa me ponía con un bajón inmenso por lo que procuré no pensar en ello, aunque era difícil cuando mis tripas se rebelaban intermitentemente recordándome mi pérdida.

De vez en cuando mi atención regresaba al joven que compartía con nosotros la mesa, se le veía… ¿cómo decirlo? Sin demasiado disimulo ladeé el rostro al observarlo, el resto de los Cannif procuraban animarlo pero él estaba… ah… si… “como un pez fuera del agua”, esa era la expresión que buscaba.

Podría haberle dicho algo pero me vi en inusitada escasez de palabras. Era distinto a los vikingos, no se comportaba como ellos en lo absoluto y eso me desconcertaba un poco.

Le hice unas señas al mesero con la esperanza de que me viera y tomara mi orden de un aperitivo grande y sustancioso pero la taberna estaba abarrotada y no me veía por lo que me crucé de brazos con el ceño fruncido y mirada de desconsuelo.

La voz del joven a un lado mío me hizo dar un salto y soltar un gritillo felino de puro susto, no lo había visto moverse por lo que su voz hizo latir mi corazón con tanta fuerza que lo sentí a punto de salírseme del pecho.

Lo más extraño es que mi pulso continuó desbocado cuando le escuché preguntarme si quería bailar. -Ah… yo… pues…- Se me trabó la lengua de lo lindo y me ericé toda cuando Niels me echó un brazo sobre el hombro instándome a enseñarle al joven de qué se trataba ser vikingo. -¿Yo?-

Miré pasmada a Niels, preguntándome si volvía a tomarme el pelo, que a menudo lo hacía, antes de ponerme de pie abruptamente y mirar nuevamente al joven unos escasos segundos antes de decidirme. -De acuerdo.-

Comencé a caminar dejando a los demás detrás nuestro mientras los escuchaba aullar en nuestra dirección con el entusiasmo propio de las jarras ingeridas. -¡Así se hace Torvi!- Tuve ganas de agazapar mis orejas al escuchar aquello, a menudo los Cannif me hacían enrojecer.

Me dirigí con el hechicero hacia el área del salón adonde varias parejas bailaban, allí me detuve frente a él y lentamente lo miré a los ojos con curiosidad. -¿No te agradan los vikingos?-


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Miér Ene 17, 2018 4:50 am

Posé mi mano en la curvatura de su espalda, sus ojos fijos en los míos parecían llenos de dudas, mientras yo era incapaz de seguir le ritmo de esa música pagan que no tenia ritmo ni ningún tipo de lógica alguna.
A esto podíamos añadir que los berridos de los bárbaros iban por encima de la música, así que ademas de empezar a darme dolor de cabeza no me permitían concentrarme en lo que estaba haciendo.

-¿Si no me gustan los vikingos? -me cara de sorpresa fue evidente cuando escuché la pregunta.
No quería ofender o que ella se chivara a sus amigos y meterme en algún lio.
Si era sincero en mi respuesta ofendería, así que intenté hacer lo de siempre, darle vueltas a las palabras hasta decir, pero sin decir nada. Mi madre y mi padre eran muy propensos a eso, a manipular de un modo único y conseguir así todo lo necesario para que sus planes se cumplieran en todo momento.
-Son muy amables en su empeño por insertarme en sus barbaras costumbres, pero estoy cansado, ya sabes, el viaje. También hambriento mas que sediento -atajé sabiendo que ella también pensaba saquear la cocina, lo que la ponía por ese lado de mi parte -por eso creo que deberíamos irnos de la taberna, ademas reconozco que no bebo cantidades de alcohol de este modo y ya estoy ligeramente mareado.

Ladeé la sonrisa acercando mis labios a su oído meciendo su pelo, lo que hizo que a mis espaldas los Cannif me victorearan por la cercanía ¿Podían ser mas salvajes y básicos esos hombres?
-Y si decimos que nos vamos fuera a hacer lo que quiera que hagan los vikingos y en vez de eso, regresamos a Akershus para saquear la cocina? -pregunté volviendo a mi posición fijando en ella mis pardos.
Estaba intentando que me sacara de allí, pero algo me decía por como sus mejillas se caldeaban cuando Niels le ponía encima el brazo que ella tampoco estaba a gusto en la taberna, así que saldríamos ganando los dos.

La música creo que termino porque nos detuvimos un instante mirándonos a los ojos, suplicaba por que esa mujer entrara en razón y me ayudara con esto.
Me las arreglaría una vez en Akershus para buscar el modo de comunicarme con mi padre y que me sacara de este infierno. No se que le había hecho para que me mandara con el conde Cannif, pero prefería enfrentar en París el peligro que fuera, que una noche mas con esta panda de barbaros salvajes.




Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Mar Ene 30, 2018 2:34 am

-Son muy amables en su empeño por insertarme en sus bárbaras costumbres- Otra vez esa palabra, “bárbaro”. Mis ojos se fueron achicando a medida que lo escuchaba hablar, estaba súper concentrada en sus rasgos faciales, una pequeñísima gota de sudor le había bajado por la frente. Claro que no era de extrañar si se hubiera debido al ajetreo de la taberna, parecía muy estresado, pero por alguna razón no me cuadraba del todo.

Me crucé de brazos, no estábamos bailando, ni tampoco él estaba haciendo el menor esfuerzo. -¿Así bailan los hombres con las mujeres en tu tierra?- Para ser alguien que se quejaba de las costumbres de los bárbaros no le veía decidido a echar por tierra las nuestras para mostrar las suyas. A la mejor su gente no bailaba.

Resoplé haciendo volar mis mechones, mira que sacarme de la mesa con el corazón latiéndome a mil nada más para pararnos en la zona de baile. -¿Regresar a Akershus a saquear la cocina?- Lo miré semi boquiabierta. Me estaba tomando el pelo, acabábamos de llegar de Akershus.

Miré hacia la mesa, el grupo aún nos tenía puesta la mirada encima y no cesaba de emitir algún que otro grito animándonos. Suspiré, siempre me tomaban de conejillo de indias, no me lo tomaba a mal, estaba acostumbrada.

-Una vez que los conoces, te vas acostumbrando a ellos… y te das cuenta de que tienen más para enseñarte de lo que te has creído a primera vista.-

El hechicero tendría que descubrirlo por si mismo como lo hice yo años atrás. -Tengo una mejor idea.- En mi rostro se fue asomando una sonrisa taimada. Hice un gesto con mi cabeza para que me acompañara hacia la puerta lateral. Por supuesto, más gritos entusiastas nos acompañaron antes de la atravesáramos y saliésemos hacia la oscuridad de la noche.

-Allí.-
Señalé hacia nuestra derecha en cuanto la plateada luna reflejó sus haces sobre nosotros. -Solo tenemos que dar la vuelta y encontraremos las despensas de la taberna. Si somos sigilosos podemos saquearla sin que se percaten.-

Mi estómago volvió a quejarse, eché a andar hacia atrás en esa dirección antes de detenerme con las manos en la cintura. No parecía muy convencido así que volví a acercarme y con un movimiento atajé la manga de su camisa. Tiré de ella con pequeños jaloncitos para convencerlo de que me acompañara antes de dar la vuelta alrededor del establecimiento y ocultarnos conspiratoriamente detrás de una carreta detenida a unos cuantos pasos.

-Hay muchos clientes esta noche y eso precisamente mantiene al personal muy ocupado.- 
Aguardé con mi mirada felina brillando en la poco iluminada penumbra de ese escondrijo antes de observar como una camarera abandonaba las despensas y comencé a desplazarme hacia allá. 

-¿Vienes o no?- Susurré mirando por encima de mi hombro antes de proseguir. Había tirado mi cautela por los aires y mi estómago se entusiasmaba a cada paso, exacerbado por los estupendos olores que percibía mi nariz. 


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Mar Ene 30, 2018 3:54 am

Enarqué una ceja cuando vi a mi acompañante cruzada de brazos mirándome fijamente a los ojos.
-Por supuesto que bailamos -dije alzando el mentón con orgullo -pero no así -dije en mi defensa “no se si es la cantidad de alcohol lo que los mueve o que son arrítmicos “ pensé sin decirlo en alto para no ofender a esos norteños que de un guantazo bien podían arrancarme la cabeza.

Ensanché la sonrisa cuando vi que la felino maquinaba algo en su preciosa cabecita y dado que fuere lo que fuere de seguro seria mejor que permanecer en aquel antro, la seguí satisfecho escuchando de fondo esos berridos de los Cannif que pensaban que iba a montármelo con ella en el callejón contiguo.
“¿Aprender de ellos?” lo que no podía entender es como las mujeres podían ver algo en esos animales.

Una vez fuera me detuve mirando a la gatita, mi semblante delataba lo complacido que ahora mismo me encontraba con mi aliada, pero mi semblante cambió de inmediato cuando escuché que me ofrecía un plan alternativo.
-¿saquear la despensa de la taberna? -incrédulo y atemorizado por la locura que no conocía parangón de esos bárbaros negué con la cabeza paralizado -yo, yo ,yo -tartamudeé -no creo eso sea bue... -pero tiró de mi manga haciéndome callar mientras se ocultaba tras una esquina señalándome la compuerta trasera.

Resoplé mirando sus ojos afilados, parecía ya relamerse imaginando el botín y yo por contra me imaginaba a uno de esos brutos lanzándome un cuchillo con el que deshuesaban la carne a la cabeza.
-¿Y si te invito a cenar?  -mi mente iba a toda pastilla intentando que la dama entrara en razón, pero nada, tiró de nuevo de mi brazo preguntándome si iba.
¿Acaso me quedaba opción?
-Esta bien -gruñí atrapando su muñeca, pero espera.

La gata observó con fijeza como sacaba del bolsillo de mi chaleco interior una bolsita, rebusqué hasta dar con dos hojas planas y negruzcas.
-Dame tu mano -pedí.
Esta enarcó una ceja y desconfiada acabó dándomela, la llevé sobre la mía dejando entre medias sendas hojas y cerré los ojos recitando unas palabras en un latin antiguo.
Del interior de nuestras manos una luz azulada y tenue centelló iluminando el callejón por unos instantes antes de apagarse.

Deje de sentir su mano sobre la mía, seguramente asustada al no poder verme, ni verse a si misma había saltado hacia atrás asustada.
-Durará poco tiempo, así que aprovechemos gatita




Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Miér Feb 21, 2018 11:26 pm

-¿Y si te invito a cenar?- me preguntó. Lo miré de reojo mientras continuábamos acuclillados detrás de la carreta, tan solo mis rasgados ojos felinos sobresalían por encima de esta mientras observaba hacia la puerta, aguardando el momento preciso para avanzar en dirección a la misma.

Negué con la cabeza. -¿Por qué comprar un solo platillo cuando podemos hacernos de mucho más?- Pequeñas estrellas brillaron en mis ojos ante la perspectiva. Iba a darle una serie de tirones otra vez a su manga para que me acompañara justo cuando el camino quedó vacío. -Es el momento perfecto.-

De repente me atrapó la muñeca, arrancándome un pequeño siseo entre sorprendido y afectado. Volteé a mirarlo algo inquieta cuando me habló de extender la palma. ¿Qué? Algo dudosa puse la mano con lentitud sobre la suya, no estaba muy segura de que fuera buena idea tocarlo.

El asombro y la curiosidad me invadieron cuando una luz azulada comenzó a surgir de en medio de nuestras manos, se extendió con tal rapidez que mi primer instinto fue saltar hacia atrás. Caí sobre mi trasero, apoyándome en mis manos.

Permanecí boquiabierta y con expresión boba observando el espacio vacío adonde el hechicero se encontraba hace tan solo segundos atrás mientras me sobaba las nalgas adoloridas. ¿Se había descompuesto? ¿Desmaterializado? ¿Cómo se le llamaba a eso?

-¿A-arturo?- Ni me fijé en que estaba llamándolo por su nombre de pila antes de percatarme de que al alzar mi mano en el aire no me veía a mi misma.

-¿Qué… qué nos hiciste!!?- Mi voz sonó medianamente histérica, no me gustaba no poder verme, estar desaparecida. Lágrimas acudieron a mis ojos al percatarme.

¿Iba a durar poco tiempo? -¿Cuánto tiempo es poco tiempo!!?- En ese momento los olores regresaron a mis desarrolladas fosas nasales devolviendo las estrellas a mis ojos, olvidé mi angustia en segundos. ¡Comida!

-Apresúrate… ¡Vamos!- Susurré sin saber ni donde estaba él y caminé con rapidez hacia la puerta. Entramos con rapidez, o al menos asumí que él también.

Miré a mi alrededor antes de darme de bruces contra una barrera invisible, aparentemente acababa de chocar con él.

Alcé un dedo y lo moví frente a mi, creo que hundiéndolo en su mejilla. -¿Eres tú?- Volví a mover mi dedo varias veces para constatarlo soltando una risita. Lo sentía pero no lo veía, y de forma inexplicable al imaginarme su rostro tan cerca sentí el rubor acudir a mis mejillas. Afortunadamente él no podía verlo.

Procuré reaccionar volviendo a lo que íbamos y me moví con celeridad, comenzando a agarrar todo lo que veía, hogazas largas de pan, múltiples viandas, salchichas, un trozo enorme de jamón… Vi un panecillo jugoso con especias que me llevé a la boca hecha agua.

– Vahmmos aañaj laa cosjhcina tamhmsbién…- dije mientras me daba gusto masticando y tragaba extasiada. -¿No tendrás un hechizo para que nos salgan más manos?-  


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Jue Feb 22, 2018 6:46 am

Me hubiera gustado verle la cara que ponía, pues su voz estridente y algo histérica me indicaba que estaba nerviosa, me preguntaba que había hecho para no poder verse y por supuesto, que cuanto duraría siendo invisible.
Ladeé la sonrisa, claro que ella no pudo verlo, mas antes de que respondiera y como si fuera bipolar  ya parecía no importarle ser trasparente y corrió como na loca hacia el almacén para aprovechar su nueva condición y apoderarse de todo lo que según ella olía tan bien.

Negué con la cabeza, aunque esta vez incapaz de borrar la sonrisa, francamente esa mujer me parecía distinta divertida, era...imposible de predecir
Entre con ella en el almacén, veía los chorizos, los panes todo flotando en el aire incluso un panecillo que acabó directamente en su boca.
Yo me aguantaba la risa con las manos vacías, porque francamente, ahora entendía eso de “ saquear” que hacían los vikingos.
-No voy bastante borracho para esto -respondí muerto de la risa.

No podía ver las caras que ponía, pero si sentí su cuerpo chocar con el mio con el desasosiego que llevaba por apoderarse de la trastienda entera.
Llevo su dedo a mi mejilla hundiéndolo ligeramente,mi aliento golpeó sus labios y mi risa lo acompañó.

Escuchamos un ruido, pasos hacia el almacén, seguramente el tabernero para sacar algún bidón mas de alcohol. Esos vikingos tenían un saque que eran capaces de agotar todo el alcohol del mundo.
-Hay que salir de aquí -le dije atrapando lo que pensé y calculé era su muñeca y tirando de ella hacia el exterior, aun saliendo atrapó un queso por si no iba bastante cargada.

Los dos corrimos de nuevo a ocultarnos esta vez con el tesoro que llenaría nuestro estomago.
Con un giro de muñeca hice desaparecer la magia que nos ocultaba esta vez quedando ambos a la vista del otro.
-De na...- no acabé la frase cuando la vi fruncir el ceño y poner sus brazos en jarra.
-¿que? -pregunté sorprendido ¿acaso no la había acompañado a robar comida? ¿que queja podía tener ahora?
-No has cogido nada -dijo de forma inquisitiva como si llevara toda la razón del mundo.

Esta vez no pude evitar saltar en carcajadas ¿en serio?
-No estoy acostumbrado a robar mi propia cena en la primera cita, siento si he fracasado estrepitosamente.
Torvi le quitó importancia con un gesto al tiempo que sus ojos se hacían mas grandes admirando todo el alimento que llevaba.
-¿y ahora? ¿aceptas esa cena? -cogí el chorizo y el pan -¿un bocadillo? -pregunté sin poder dejar de sonreír.
Yo la hubiera invitado a un selecto restaurante de París y sin embargo alli estábamos con un pan y embutido.




Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Mar Mar 06, 2018 1:14 am

Con bastante agilidad y mucho antes de poder ser ni remotamente descubiertos escapamos de la despensa. Los olores que me acompañaban me embriagaban, me hacían la boca agua y me ponían de magnífico humor. Si yo había atrapado tantas exquisiteces no podía esperar a ver que llevaba él. Íbamos a darnos el mejor banquete del mundo, o al menos de Akershus.

Nos alejamos de la cantina y recorrimos las calles. -Esto no va a durar mucho ¿verdad?- No pude evitar volver a preocuparme, seguía sin poder verme a mi misma y eso me recordaba que no tenía idea de como funcionaba el hechizo. Siempre había sentido muchísima curiosidad por la magia y de buena gana hubiera aprendido más sobre ella pero no a expensas de perder mis partículas. -¿Verdad?- insistí.

Las lágrimas iban a regresar a mis ojos cuando repentinamente en un ¡zas! él nos hizo visibles de nuevo. Exhalé aliviada al verlo frente a mis ojos y en primera instancia no me percaté de que seguía agarrando mi muñeca hasta que al mirar para abajo para cerciorarme de que me hubiera materializado toda entera y que no me faltara ninguna parte importante vi que aún la sostenía. 

-Ah… gracias.- farfullé, evidenciando mi inquietud... Él ya me había soltado así que me dediqué a examinar la comida antes de percatarme de que solo se trataba de lo que yo había saqueado.

De inmediato puse mis manos en jarras frunciendo el ceño y mirándolo acusadoramente. -Un buen socio no deja que su compañero realice todo el trabajo sucio.- Me sentí algo emotiva y me tembló el labio, ¿cómo podía no haber tomado comida?

En fin, volví a tomar mi botín en mis brazos y le hice un gesto con la cabeza. -No podemos quedarnos aquí, en medio de la calle con la evidencia a plena vista. Los vikingos podrían acudir, darse cuenta, lanzarnos cuchillos o procurar destriparnos.- dije con una sonrisa maliciosa, notando como la idea le ponía nervioso. Me eché a reír antes de que avanzáramos.

-No conoces Akershus si no has visto el lago.- Sonreí al decirlo y pronto nos fuimos alejando de las calles de piedra para comenzar a caminar entre tupidos árboles que se mecían agradablemente a esas horas. A poca distancia un enorme fresno nos acogió, podíamos sentarnos allí a ver el panorama amenizado por las aguas cristalinas frente a nuestra vista.

Coloqué las bolsas de comida sobre el césped. -Adoro esto.- Mi sonrisa se amplió y de buena gana di un gran mordisco a un trozo de chorizo y una hogaza de pan. Mastiqué con deleite mientras mis ojos regresaban a él y sentí que se me encendían las mejillas al notar que debía ser todo un espectáculo verme con los mofletes hinchados debido a todo lo que tragaba.

-Lajsnmenhto que jhno the gujste Akerjshus.- dije observándolo con curiosidad mientras masticaba y terminé de tragar dándome unos golpecitos en el pecho para no atragantarme.

Doblé mis rodillas abrazándolas mientras la brisa nocturna mecía mi cabello y mis ojos felinos se desplazaban sobre las aguas tranquilas. -Este lugar es uno de mis favoritos para acudir y tan solo meditar.-


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Mar Mar 06, 2018 5:46 am

Tragué saliva cando Torvi con aspecto sombrío me dijo que no podíamos quedarnos allí o llegarían los vikingos de la taberna y nos destriparían por ladrones.
-Pero...- la voz me sonaba trémula -solo son unos chorizos y unos mendrugos de pan -intenté justificar, ocn lo poco razonables que parecían esos bárbaros algo me decía que si me pillaban iban a darme una paliza tal que no podría volver a ponerme en pie.
La sonrisa de la felino me hizo enarcar una ceja.
-me tomabas el pelo ¿verdad? -dije mirándola mientras esta se encogía de hombros riendo no dispuesta a contestar.

Me propuso ir al lago a tomar la “improvisada y robada” cena, que bien cara podía salirme si me pillaban, yo acepté, lo que fuera mientras no nos pillaran y cuanto mas lejos nos fuéramos de allí, mejor, apreciaba en exceso mi vida como para perderla por un chorizo.
Caminamos entre los tupidos arboles, el viento nos mecía ligeramente, la gata seguía con sus ojos fijos en la comida, creo que debatiéndose en que iba a comerse primero, no pude evitar sonreír, era una mujer distinta. Allí en París las damas se esforzaban por parece las mas bellas, las mas educadas, las mas pudientes y a su vez las que podían con una bajada de pestañas enloquecerte. Torvi no pretendía aparentar nada, solo comer y yo era el mal necesario con el que había cargado, era transparente.

Nos sentamos bajo un fresno, miré como la gata se llenaba los carrillos hablando de lo mucho que le gustaba este lugar, eso si, no se le ocurrió la brillante idea de darme nada de comer.
-¿No piensas compartir?
En un principio frunció el ceño, creo podía imaginar lo que se le pasó por la cabeza en ese momento “acaso tu has cogido algo” pero al final y viendo que tenia mas que de sobra me partió un trozo de queso y alcanzó un mendrugo de pan relajando su gesto.

Fijé mi mirada en las claras aguas del lago, nunca hubiera elegido un picknic y un lago como lugar para cenar con una dama y sin embargo allí estábamos ambos.
-¿Y me has traído hasta aquí solo para comer? ¿o también vamos a beber? -pregunté señalando la botella que una no había descorchado.
La gata sonrió picara, como si no esperara que de pronto me hubiera animado.
-bueno, mas calientes podemos meternos en ese lago y …

Supuse que allí los vikingos eran mas directos, vamos bárbaros salvajes que tomaban lo que querían, pero bueno, ella era norteña, así que esperaba mi sutil indirecta fuera suficiente para que entendiera que ya puestos en matería, tenía ganas de ella.
Descorché la botella y di un trago, ya venía entonado de la taberna y esperaba esto hiciera el resto para atreverme,si no lo pillaba, a ser mas directo.





Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Mar Mar 13, 2018 12:57 am

De buenas a primeras él me pidió comida. Mi primera reacción fue fruncir el ceño, ¿en serio? Con todos los manjares que pudo haber tomado tendríamos el doble para darnos gusto y se había limitado a cruzarse de brazos. -¿Qué hacías realmente en la despensa?- Lo miré con reproche pero luego mi mirada se fue suavizando.

Lo observé apoyando su espalda en el tronco y sostuve su mirada antes de desviarla despacio hacia el césped. Me distraje alzando unas pequeñas ramitas entre mis dedos, volvía esa sensación que me dejaba perpleja, la misma de cuando le encontré tirado en el suelo, como si al contemplarlo hiciera algo que no debía…

-Bueno, donde come uno con facilidad comen dos.-
Devolví mi atención a nuestro improvisado pero bien ganado entremés y sonreí sacando el cuchillo para rebanar el pan, el chorizo y cortar un buen trozo de queso sin escatimar en tamaño. -No hay que ser tacaños cuando se trata de aprovechar una buena provisión, además encontrarás que la comida aquí es muy buena, este jamón ahumado por ejemplo…- Me deleité con el aroma y lo rebané con pericia para que lo probara.

Algo me pregunto sobre la botella y antes de responderle ya la había descorchado. Al parecer se iba animando por lo que sonreí con picardía. Al menos ya no se le veía estresado como en la taberna ni tenía la expresión de espanto de cuando le dije que nos podían linchar por saquear las despensas, lo cual era muy divertido si me ponía a repasarlo en mi mente.

Extendí mi mano para que después de tomar un buen trago yo pudiera hacer lo mismo. -No te he traído aquí, más bien tú has decidido que la idea no era mala...- Bien pensado parecía como si en realidad yo lo hubiera invitado sin darme cuenta de que lo estaba haciendo. Pero... no es como si esto fuera una… Tonterías, no sé ni que se me cruzaba por la cabeza.

-Así que ¿de dónde eres?-
dije, devoré el alimento con ganas. -Dime que saben entretenerse de alguna manera ya que aparentemente bailar no se les da mucho.- No pude evitar bromear con lo estático que se había mantenido en el área de baile.

Me sentía relajada, supuse que la comida me ponía de buen humor. Resultaba poco frecuente que alguien más me acompañara en una salida nocturna.

Lo escuché hablar de nadar en el lago para dejar el resto de la frase en suspenso. Tomé la botella nuevamente de su mano para tomar otro trago, esta vez bien largo, mientras mis ojos felinos vibraban. Me mordí el labio, no estaba segura de que no me estuviera tomando el pelo…

Finalmente respiré y me puse de pie de un salto. -Asumiendo que el agua fría no te haga echar para atrás, no cualquiera está hecho para estas temperaturas, muchos terminan con una buena pulmonía.- Sonreí al decirlo e inspiré con ganas sin darle tiempo a reaccionar antes de robarle el bocadillo que sostenía en su mano, darle un buen mordisco y echar a correr hacia el lago. 


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Miér Mar 14, 2018 2:21 pm

“Asumiendo que el agua fría no te haga echar para atrás, no cualquiera está hecho para estas temperaturas, muchos terminan con una buena pulmonía.”
Dio un salto poniéndose en pie corriendo hacía el lago mientras se iba quitando las botas, los pantalones dejándose eso si, la camisola.
-¿pu-pu-pulmonia? -pregunté enarcando una ceja -¿y aquí se muere de eso ¿verdad?
Empezaba a pensar que era una mala idea eso de ir al lago, pero su picara sonrisa, sus bordes y curvas me llamaban y el alcohol acabó incitándome a levantarme tras ella dejando un reguero de ropa por el suelo.

Chapoteó adentrándose en la orilla hasta que pronto medió cuerpo quedó cubierto, yo por contra me quedé congelado nada mas metí el pie en aquellas aguas que mas que eso eran puro hielo.
-Joder, una pulmonía no, aquí te mueres -dije deteniéndome.
Torví empezó a salpicarme saliendo para venir a mi encuentro y que dejara de quejarme mientras yo entre risas corría intentando que no me alcanzaran las gotas de agua.

Acabé intentando quebrarla y ella darme caza para que me sumergiera en el agua y así, entre risas saltó como un felino sobre mi y ambos acabamos engullidos por las aguas claras.
Nuestros ojos se buscaban bajo estas, nuestros cuerpos se pegaron en una lucha titanica por buscar al otro y al final ambos sacamos la cabeza buscando el oxigeno que nos faltaba.
Yo tomé una bocanada de aire y ella se echo a reír comparándome con los peces de colores que aseguraba cazar por el día cuando la luz del sol y no los haces plata iluminaban las aguas.
-Estoy congelándome -aseguré buscando el candor de su cuerpo y de paso, el roce claro de mi verga dura que abultaba mi calzón.

Me relamí los labios apurando las gotas que resbalaban por ellos ,de seguro estaban amoratados, yo temblaba, no podía evitar al no estar acostumbrado que el frio del norte calara en mi cuerpo, por contra ella parecía estar mas caliente, como si su temperatura corporal no bajara del mismo modo y quizás era también porque su condición de cambiante conseguía que mantuviera mejor la temperatura.
-Esta muy fría -aseveré de nuevo mientras me castañeteaban los dientes, mis ojos bajaron a sus labios -necesito mas alcohol para aguantar esto -bromeé rodeando con mi diestra su cintura.

Alcé la mirada hasta sus inquisitivos marrones.
-Los Cannif te tratan como una mas ¿eres acaso de la familia? -pregunté sin poder evitar que los dientes siguieran castañeteando a voluntad.
Ella negó con la cabeza, como si para ella sentirse en Akershus una mas fuera algo normal, aunque en cierto modo la veía mucho mas independiente, supuse que se debía a su condición felina, algo que tenía sumamente remarcado.








Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Sáb Mar 31, 2018 11:33 pm

Me encogí de hombros cuando lo volví a notar nervioso preguntándome si acá se moría de pulmonía mientras con rapidez me iba quitando pantalones y botas, mirando de soslayo en su dirección mientras lo hacía. Volteé hacia él con una taimada sonrisa. -Un pequeño detalle como ese no va a detenerte ¿o si?- 

Me metí en el agua con rapidez meteórica, consciente de que mis piernas estaban descubiertas, así que me lancé hacia el refugio del agua, nadando en la orilla mientras le observaba acercarse también. En primera instancia se sacaba los pantalones, asunto que noté con los ojos muy abiertos para desviarlos de inmediato, intentando concentrarme en cualquier otra cosa, como en los árboles que arrulladores se movían del otro lado del lago, aunque la intención me traicionaba haciéndome lanzar breves miradas en su dirección.

A los pocos minutos noté que titubeaba al colocar un dedo del pie en el agua lo cual me hizo alzar la ceja y acercarme despacio a la orilla. -Una vez te zambulles se te pasa el frío.- Sonreí manteniéndome a flote. -¡Además el que no arriesga no gana!-

Empecé a salpicarlo para que se fuera acostumbrando, riendo al ver como las gotas lo iban mojando a pesar de su empeño en eludirlas y finalmente salí del agua como un bólido, me lancé sobre el como buena felina que era y cazándolo con mayor presteza de la que usaría con un pequeño ratón escurridizo lo lancé al agua.

Por debajo de ella me encontré con su cuerpo, batallé contra este al encontrarnos antes de subir a la superficie y dejar que el aire entrara a mis pulmones.

Me eché a reír al ver como atrapaba aire y volví a salpicarlo. -No negarás que no se está tan mal acá.- En lo personal nunca dejaba de visitar el lago por las noches para ir en pos de mi ya acostumbrada zambullida nocturna, por lo que me sentía muy a gusto en este escenario.

Pasé mis dedos por mi húmedo pelo, apartándolo de mi rostro y lentamente me fui acercando, con más sigilo del acostumbrado en mi, hasta detenerme a escasa distancia. -¿De dónde eres?- pregunté de nuevo, observando como las finas gotas recorrían su rostro.

Por breves instantes le observé con interés, curiosidad y algo que no atiné a discernir y que tras unos segundos provocó que desviara la mirada hacia el agua. Estábamos tan cerca que había colocado su mano en mi cintura.

Un momento. ¿Por qué había colocado su mano en mi cintura? 

Ahora estaba bastante consciente de ese hecho, consciente de su mano, y de la sensación de su tacto atravesando mi camisola.

El rubor acudió a mi rostro, me sentí demasiado consciente de mi misma, de él, de la breve brisa que nos acariciaba perezosa a estas horas nocturnas, y otra vez, de su mano.

Alcé la mirada y vi esos ojos oscuros fijos en mi, le temblaban los labios al no estar acostumbrado a nuestro clima. Me dije que por eso seguramente me rodeaba la cintura, buscando compensar la baja temperatura.

Negué cuando me preguntó si era de la familia. -Llegué hace años y aterricé en la cabeza de Sirius.- Reí un poco al ver su expresión así que decidí explicar. -Me metí al castillo a buscar comida en la alacena.- Noté de inmediato por su expresión que no le costaba nada creerse esa parte. -Era invierno, no tenía adonde ir y estaba famélica.-

Comenzaba a rememorar los sucesos en mi mente mientras lo narraba. -El en aquel entonces pequeño hechicero me descubrió y antes de que empezáramos una batalla campal su padre escuchó el barullo causado por mis pequeñas garras sobre su cabeza a causa de que sus manos tiraran de mi cola. El conde hizo imperar la paz y me permitió quedarme... aunque a menudo mi libertad me llama por lo que me marcho, pero… termino regresando por temporadas…-

Me quedé quieta, muy quieta mirándolo, me invadió una sensación contradictoria, acercarme o salir huyendo. -Eso que hiciste… la manera en que nos volviste invisibles, es genial.-

Me latió el corazón inusitadamente, bajé la mirada y noté mi camisola que húmeda transparentaba mi silueta. El calor se extendió por todo mi rostro al percatarme y mi respiración se aceleró tornando mi pecho en un desconcertado sube y baja. -Deberíamos… salir del agua, te puedes enfermar.-


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Jue Abr 05, 2018 5:47 am

Torvi me contó como llegó a Akershus, ladeé la sonrisa imaginando al hechicero pelearse con ella tirandole del rabo siendo un infante.
-Hay que decir que Srius parece el mas normal de todos -apunté divertido -será que el estudio de la magia le ha dado ese punto de educación que al resto le falta. He oído hablar de él, dicen es poderoso pero bastante caótico.

Yo llevaba aprendiendo magia desde que era un niño en la logia que mi padre presidia, entendía que para Sirius hubiera sido complicado comprender aquello que crecía en su interior.
-No es nada, ser invisible es un conjuro sencillo que simplemente requiere concentración.
El vaho blanquecino escapaba de mis labios golpeando los suyos en un roce fantasmagórico.
Mis ojos se pasearon por su silueta de la gata guardando silencio mientras me recreaba en los bordes de su cuerpo.
-Eres preciosa -susurré contra su boca azuzado por el alcohol que corría por mis venas – he cumplido mi parte, estoy en el lago, me he metido ¿ y ahora?¿que se hace en el lago?

Hice un mohin cuando me dijo que deberíamos salir para que no me enfermara, lo que me llevó a ladear la sonrisa con picardía negando.
-pero entonces ¿para que hemos entrado? Atajé mas la distancia envalentonado, las gotas de agua resbalaban por mis pestañas, muriendo en mis labios -¿y que hacéis aquí en el lago? -pregunté llevando mi segunda mano a su cintura y tirando de esta para pegar mas nuestros cuerpos -creo que empiezo a calentarme un poco.

Su pecho subía y bajaba frenético cuando nuestra nariz se rozo, atajé mas la distancia acogiendo en mi cavidad cálida y húmeda su aliento cuando escuché a mis espalda las inconfundibles voces de los Cannif. Cerré los ojos dejando escapar un frustrado gruñido mientras mi frente caía cansina sobre la ajena.

Los bárbaros desnudos corrían hacia nosotros bastante ebrios, acompañados de un grupo de amigas mientras se reían llamando a voz en grito a Torvi.
-¡y si salimos de aquí..no sea que enferme? -apunté antes de que Niels me tirara por encima su brazo preguntándome si ya había triunfado.

Mi cara reflejaba una suplica para la gata, esperaba francamente que me salvara.
-Nos íbamos a ir a mi habitación -dije rodeando la cintura de Torvi con mi brazo fingiendo que íbamos a intimar, peor eso desató la ria de los vikingos.
Ubbe me dio un par de golpes en la espalda -para eso no necesitáis ir a la habitación, pero vamos si te da vergüenza enseñar tu bastarda podéis meteros tras la cascada -dijo señalando hacia el precipicio.
¿En serio esa gente practicaba sexo allí a la vista de todos?
-Torvi.. -dije esperando que ella dijera algo.







Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Lun Abr 30, 2018 8:50 pm

El joven hizo un comentario acerca de Sirius lo cual me sacó de mi repentina intranquilidad, que realmente no sé de dónde salía, pero afortunadamente dejé de pensar en la manera en que se transparentaba mi camisola. 

-Sirius es diferente a los demás.- Un ligero fruncimiento de mi nariz acompañó a mi aire pensativo. No pude evitar reflexionar acerca del hechicero, con lo cual me distraje. -No sería del todo sencillo describirle.- Me concentré en la orilla unos segundos, adonde mis orbes vislumbraron el movimiento tenue de los árboles que la circundaban, desplazándose en torno a ellos. -Ya no viene al lago con tanta frecuencia como antes pero nunca se sabe, quizás le conozcas pronto.- 

Despacio devolví mi mirada hacia él para escuchar lo que decía antes de fruncir el ceño en réplica. -Qué manía tenéis los hechiceros de restarle importancia a vuestros conjuros. Hacerse invisible no es algo que suceda todos los días.- Me causaba muchísima curiosidad todo lo relacionado con la magia, quería aprender más sobre ella, aunque nunca terminaba de presentárseme la oportunidad para hacerlo así.

Se había acercado más y no sé ni cómo no me había percatado. Finas gotas cristalinas se desplazaban por su castaño pelo cayendo despacio sobre su rostro. Contemplé el recorrido que llevaban antes de que dejara salir un par de inverosímiles palabras acerca de mi, que era ¿preciosa? -¿Qué?-

-Ah si, qué se hace en el lago.-
Me recompuse sin estar muy segura de haber escuchado correctamente. 

-La verdad no hay más razón para estar en el lago que disfrutar del mismo.-
Esbocé una lenta sonrisa al decirlo, era una costumbre hacerlo así, tomar ventaja del lugar y de lo que ofrecía. -¿No hay lugares como este de donde vienes? Adonde simplemente puedes respirar el aire puro y disfrutar.- Arqueé una ceja, por más que le preguntaba de donde era no soltaba palabra al respecto. Comenzaba a imaginarme su hogar como un lugar árido, adonde la gente no bailaba ni emprendía salidas nocturnas simplemente porque sí. Seguramente andarían de mal humor y les saldrían arrugas prematuras debido a ello.

Llevó su otra mano a mi cintura y lo observé en silencio. Podría haberme movido pero permanecí estática y le vi agachar un poco la cabeza, acercándose despacio a mi rostro. Contuve la respiración, procurando mantenerla a raya pero esta me traicionaba y justo en ese momento llegaron los vikingos.

Me separé de él con un chapoteo, observando como Ubbe y Niels se aproximaban sin estar solos por supuesto, un grupo de mujeres les seguían de cerca.

El hechicero dijo algo acerca de salir antes de enfermarse y mi mirada felina estudió ese cambio en su voz y en su expresión. 

Me lancé sobre Niels que ya había lanzado la típica broma sobre mi, siempre se reían a mis expensas, sabiendo como sabían que no era como las mujeres que les acompañaban, no tendía a irme con alguien de buenas a primeras por mucho que me incitaran a hacerlo. 

Con un ágil movimiento agarré a Niels del cuello y jugué a hundirlo en el agua antes de voltear hacia Ubbe y lanzármele encima más rápido de lo que podría haberse imaginado repitiendo la movida para hundirlo también. -¡Ya basta de querer emparejarme todo el tiempo!- Jugué a las luchas con los dos en el agua y terminé salpicándolos para desquitarme. -¡Si queréis acción con la vuestra basta y sobra para que os vanagloréis toda la noche!-

Hinché los mofletes aún chapoteando, el hechicero había dicho algo acerca de que íbamos a ir a su habitación. Mis ojos felinos se achicaron, ahora comprendía porque me había invitado a bailar, por qué había accedido a dejar la taberna conmigo y por qué me acompañó el resto de la noche, estaba eludiendo a los vikingos y me usaba de tapadera, en eso se resumía todo.

-Y ya que tenéis un grupo bastante solícito para haceros compañía estoy segura de que bien podéis iniciar al hechicero en el arte de la conquista vikinga. Les veré mañana.- Las mujeres ya se habían acercado y algunas de ellas ya le habían echado el ojo al recién llegado y dirigieron sus atenciones hacia él por lo que pronto se formó un semicírculo frente a mi. 

Miré unos segundos a los vikingos, a Ubbe y a Niels les resultaba tan fácil relacionarse así... Negué con la cabeza, no todos en Akershus actuaban igual, si pensaba en ello. Comencé a nadar para alejarme y con el ceño fruncido espanté a unos peces que se metían en mi camino.


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Mar Mayo 01, 2018 2:26 pm

Incrédulo, así me sentí cando Torvi tras jugar con sus dos inseparables brutos amigos aseguró que ella se iba sola y que de seguro yo con ellos podría aprender bien sobre las artes amatorias vikingas
-¿co-co.como?
La risa de los vikingos retumbó en las gélidas aguas al escucharme tartamudear con los ojos saltones por la sorpresa.
-parece que has elegido mal la presa, Torvi es experta es quebrar al cazador y dejarlo con las ganas, parece no iras con ella a tu habitación -bromeó Ubbe echándome de nuevo el ancla sobre mis hombros.

Fruncí el ceño mirando a la gata que se largaba sin mas, si algo tenían que ver las mujeres de París y esta es que eran una terna contradicción, si estábamos bien, si yo apostaría que muy bien y de pronto, adiós, me deja vendido con los dos energúmenos.
-No te preocupes Arturo, yo te cedo una de las mías, que no se diga que no te vas desfogado a la cama esta noche.

Las mujeres como si fuera un nuevo premio que probar me rodeaban, mientras yo seguía con la mirada la estela de la gata.
-Torvi -la llamé como si fuera idiota y sin demasiado éxito pues ni siquiera osó en detenerse para ver que demonios quería.
¿que le había picado a esa loca?

Durante un rato no pude escurrir el bulto, las atenciones de las mujeres debo reconocer eran agradables y supongo que poco a poco fui relajándome, claro que ni de lejos acabé fornicando como los otros dos en el lago y llegado el momento en el que ellas se centraron en los dos vikingos que si parecían dispuestos a jugar al mismo juego pude largarme rumbo a Akerhus.

Lo tenía claro, tenía que volver a casa cuanto antes, este sitio no estaba hecho para mi.
Llegué al castillo e intenté pasar desapercibido para llegar a mi habitación, solo me faltaba que en el intento de alcanzarla otro de las bestias Cannif del conde me diera alcance y se empeñar en salir a entrenar con una espada, esos bárbaros eran capaces de cualquier cosa.

Me sentí tentado de buscar a Torvi y pedirle explicaciones, francamente ella era lo único bueno que había encontrado en Akershus, era una mujer complicada, pero bastante interesante y admito que quería volver a verla.










Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Torvi el Sáb Mayo 12, 2018 1:19 am

Estaba de mal humor.

Mucho.

Demasiado.

Agh.

Alcancé la orilla del lago con rapidez y ni me molesté en devolverme al lugar adonde había dejado el resto de mi ropa. Simplemente abandoné mi forma humana, adquirí la de gata y comencé a correr sobre la hierba, deteniéndome solo a sacudir mi pelaje para liberarme de las gotas de agua.

Mis pequeñas patas se apoyaban en la mullida hierba mientras volvía a correr para regresar al castillo.

En cuanto llegué a la familiar propiedad atravesé con rapidez el patio de armas y me colé hacia las alacenas de la cocina que a estas horas nocturnas se encontraba a oscuras. Flexioné mis patas delanteras calculando la posición y la distancia y salté hacia una encimera. Saqueé la despensa y me apropié de un tarro de mermelada que llevé conmigo mientras me volvía a escabullir. Solo que esta vez emprendí mi ascenso hacia el tejado adonde me dejé caer.

Maullé con tono lastimero antes de sentarme sobre mis patas traseras y lentamente comencé a lavarme el cuerpo mientras observaba la propiedad debajo de mi. A estas horas la mayoría de los habitantes de la fortaleza ya se habían retirado a sus casas. Aunque eso no quería decir que la actividad no continuase entre cuatro paredes, en el interior del castillo aún varios de los vikingos estarían despiertos.

Echaba de menos a Synnove, se encontraba lejos del castillo desde algunos días y su ausencia se prolongaba. Me hubiera bastado con hacerme un ovillo bajo sus pies y dormir acompañada. O incluso podría haber buscado a Sirius… hasta tiempo atrás su presencia me hubiera sosegado también, pero también se había alejado…

Ubbe y Niels seguían en el lago. Pensé en ellos… pensé en el invitado… y dejé salir un pffff.

Me dejé caer sobre las tejas y observé las estrellas antes de cerrar los ojos. El hechicero parecía amistoso, cómplice, sincero… Me enfurruñé recordando que evadía a mis amigos, que parecía desagradarle completamente Akershus y sus habitantes.

Me cansé de ver el brillo de las estrellas y me desplacé desde el tejado hasta la ventana de la habitación más cercana, una de las habitaciones de huéspedes. Estaba completamente a oscuras y no me molesté en detenerme a ver nada a mi alrededor, si lo hubiera hecho hubiera reparado en que algunas cosas estaban fuera de lugar.

Un libro que nunca había estado allí descansaba sobre el escritorio, las puertas del armario no estaban del todo cerradas y permitían ver las correas del equipaje recién depositado en su interior, además de que de los ganchos colgaban unos trajes nada similares a la ropa que usaban los vikingos.

Lo último que se me cruzó por la cabeza fue que la habitación estuviera ocupada y que la hubieran preparado precisamente para el recién llegado.

Recuperé mi forma humana, abrí el tarro de mermelada y metí el dedo en ella para llevármelo a la boca, el dulce usualmente me tranquilizaba.

Dejé salir un suspiro y me dejé caer en la cama, me tumbé a un lado de ella y me dejé envolver por el deseo de escapar de todo, tornándose mis párpados pesados. Al poco rato había conciliado el sueño y dormía aún en mi forma humana.

Me encontraba descansando desnuda boca abajo y solo la pálida luz de la luna iluminaba las suaves curvas de mi cuerpo que se movían de vez en cuando al apretarme un poco contra la almohada entre sueños.


miau:
Magic:
avatar
Torvi
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 33
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 05/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Arturo Sacro el Miér Mayo 16, 2018 4:44 am

Llegué a mi habitación tambaleándome, con una risa ebria, desde luego que el modo de divertirse de aquellos hombres no lo entendía, yo era de formas mas refinadas. Una buena cena con un mejor vino si cabía, ir al teatro a la opera y terminar la velada quizás en alguna casa de mujeres afamadas por sus artes en la cama.
Las mujeres de París que se hacían respetar paseaban por los jardines con una dulce sonrisa en los labios, esas eran las casaderas, las otras, solo mujeres con las que pasar el rato. Los pobres recurrían a furcias baratas llenas de enfermedades venéreas y los niños de papa a damas de compañía, muchas de estas se convertían en amantes, las “mantenías” a cambio de que solo fueran tuyas y de la discreción, eso lo era todo en París pues las mujeres legitimas no debían enterarse.

Pero el norte era una jungla, allí todos parecían libres de follar con todos sin tapujos ni imposible,s bebían hasta no saber ni lo que se hacían, manotazos, berridos, besos desmedidos y manoseo en publico y eso parecía ser lo correcto pues yo había tratado de ser educado con la gata y me había dado esquinazo.

Entré en la habitación tropezando con uno de los muebles que quedaba a la derecha, aun no me conocía bien aquel lugar y entre que apenas entraban haces de luz plata por los postigos y que iba bastante borracho, fui arrasando con todo, eso si, sin parar de reírme.
Tal era mi estado que no me di cuenta que Torvi lejos de haberme dado esquinazo se habían metido en mi lecho esperándome, mi sonrisa se ladeó descubriendo que no acabaría la noche tan solo como pensaba y empecé a quitarme la ropa tambaleándome y casi cayéndome cuando intenté sacarme las perneras del pantalón tras las botas.
Una vez desnudo me colé en el lecho junto a ella, mis labios surcaron su cuello ascendiendo hacia su boca mientras mi cuerpo trepaba por su piel convirtiéndose en cárcel de piel y hueso que la aprisionó contra el colchón.
-¿me esperabas? -pregunté rozando su nariz con la mía.

Su cuerpo se removió bajo el mio, creo que profundamente dormida como estaba no se dio mucha cuenta de lo que pasaba hasta que mi aliento ebrio penetro en su cavidad l tiempo que mi mirada se enterró en sus preciosos pozos.
-te deseo -susurré antes de presionar su boca con la propia esperando se entreabriera y me diera paso a una penetración mas profunda.






Arturo y Torvi:

avatar
Arturo Sacro
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 11
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unexpected magic [privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.