Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




El mal tiene rostro inocente

Ir abajo

El mal tiene rostro inocente

Mensaje por Miel D'Aramitz el Dom Dic 17, 2017 11:09 pm

El camino se hacía cada vez más corto por lo que alcanzó a oír las palabras de la servidumbre, a quien sólo observó por encima del hombro al apenas girar el cuello Noto algo de soberbia dijo en silencio enfocando esa mirada azul en el una de las jóvenes doncellas dándole a entender que nada podría ser tan emocionante cuando se pone una vida en riesgo, que nada podrá ser divertido cuando no tenga más nada que hacer para escapar y salvar la vida propia o la de los camaradas, que no hay risas hasta no brindar con la manada tras una victoria. Sólo entonces, podría mostrar emoción, antes no. Y no es que lo culpaba totalmente, quizá era esa misma tenacidad lo que lo hacía sentirse fuerte y superior cosa que es engañosa cuando se enfrente a la verdad, en realidad podía entenderlo pues un chico que sólo ha recibido halagos a lo largo de su corta vida y encima por parte de sus parientes quienes también esperan tanto de él pues, era evidente que tuviera esa confianza pero como líder tendría que hacerse respetar más que admirar y ése, era el momento de hacerlo. No había marcha atrás.

La verdad es que Miel no tenía la menor idea de que hacer en esa primera impresión así que había estado improvisando, pero, el hecho de la actitud de su padre le había hecho tomar una decisión. Iba a enseñarle que no todo es “talento” y ella era la principal promotora de ello así que sería su primera enseñanza, aunque también se notase inexperta pero eso no podría demostrarlo ahora así que giró en el pasillo que llevaba a un salón amplio y techado que muchos usaban como arena para sus entrenamientos o peleas internas ya que cualquier contratiempo sería resulto con palabras pero de no poder hacerse así entonces tendría que demostrar sus habilidades dentro del terreno de batalla. Los colmillos Plateados no se mataban entre ellos pero a veces la lógica no resultaba del todo efectiva. Un espacio amplio y ligeramente iluminado, con altas y gruesas paredes que soportan la fortaleza física de los enemigos de la familia, su verdadera familia, y en dónde sólo algunos cuantos tiene el permiso para ingresar y hoy día Miel iba a tomarla prestada ya después se preocuparía por las explicaciones que tuviera que dar pero lo importante era poner en su sitio a todos los enemigos de su padre, o al menos así era siempre con el perro guardián de la nobleza.


Que bello cuadro familiar:
avatar
Miel D'Aramitz
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mal tiene rostro inocente

Mensaje por Miel D'Aramitz el Jue Feb 22, 2018 11:19 pm

resumían de tener una gran familia, y todos ellos eran conocidos. Todos se habían criado juntos, habían tenido la misma educación, los mismos días de domingo en el que iban todos a casa de los otros para estar en familia... Todos, menos Ella, desde pequeña, fue separada por su madre de los demás, y había crecido con su familia materna. Una familia que desconocía, dicho sea de paso. Ella sabía de la existencia de una prima, su prima, la hermana de de los otros de la familia, pero apenas habían tenido contacto. Sabía que era traviesa desde pequeña, y ahora que era más o menos mayor -contaba con dieciocho primaveras- parecía ser un poco... problemática. — Me da igual no haberte visto en mucho tiempo. ¿Qué has hecho? — Fue una pregunta retórica, la suya, pero aún así no pudo evitar no hacerla. Madre mí, que pandilla de tarados los de su familia. Miró frunciendo el ceño el vestido que todavía llevaba, ese por el que le había preguntado. Por supuesto, era precioso.

Miró hacia la puerta, y luego hacia su prima, que debía de tener complejo de Spiderman, pues comenzó a trepar por las estanterías con gran soltura como si nada, y se escondía en lo alto de las mismas. Ivy miraba con la boca abierta, estaba alucinando. Y entonces Leia se agachó para decirle algo que hizo que Ivy se picara consigo misma, con su prima, con la policía, con todo el mundo. Ella no era refinada, ni normal, aunque sí un poco madura. ¿Pero qué demonios? ¡A la mierda la madurez! Se agachó instintivamente, pero luego recordó que ella no tenía que agacharse. ¿O sí? ¿En qué consistía exactamente en ser cómplice? Se acordó del baño que tenía la tienda, con una bonita ventana en él. — Chss... — La llamó para que callara, y para que le prestara atención. — Saldremos por la ventana del baño. — Y con ese plural en primera persona, quiso que Leia entendiese que estaba con ella, que era cómplice. Dejó el libro que llevaba por donde pudo, y con cuidado y disimulo, se acercó hasta la puerta de dicho baño. No sabía si su prima la seguía o no, pero tendría que hacerlo si quería salir de ahí. Se metió al baño y esperó a que apareciera su prima, pero mientras esperaba comenzó a abrir la ventana con cuidado de no hacer ruido: era otro objeto delator que chirriaba. Malditas bisagras.


Que bello cuadro familiar:
avatar
Miel D'Aramitz
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/02/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.