Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Remember...[privado]

Ir abajo

Remember...[privado]

Mensaje por Abbey Appleby el Mar Dic 19, 2017 4:18 pm

And I've been shaken,
Found a new place to begin.
And my persistence to make a difference,
Has led me safe into your hands.
In this life “


La vida dio un giro inesperado desde que abandonó la residencia en donde intentaban reformarla, recordarle lo que debía ser. Una vida cuadriculada sin más miramiento al futuro que tener un marido al que dar hijos y acompañarle con una fingida sonrisa a todas partes. No consideraba la opción de acertar su destino, sí escribirlo a su manera. Aún quedaba tanto por vivir, experimentar, conocer... que estaba dispuesta a abandonar su vida acomodada para adentrarse en la mayor aventura: vivir.

La palabra “vida” , una palabra cuyo significado careció de sentido hasta que aquella noche, de madrugada...escapó de aquel lugar en donde pasó gran parte de su adolescencia. Ya no era ninguna niña, hacía mucho que dejó de serlo y no sólo en aspecto. Las circunstancias de la vida les había llevado hasta allí, a la bohemia y elegante París ¿con qué fin? Encontrarse a sí misma, buscar su propio camino y recorrerlo sin importar las piedras y muros, escalar hasta lo más alto y conseguir estar bien consigo.

No había noche que no desapareciese de su lujosa habitación, adentrándose en los lugares en los que “una señorita” no debería y sin embargo, era dónde mejor se encontraba y la acogían. Las personas que conoció a lo largo de este viaje, en tierras parisinas, le devolvieron esa esencia perdida. Esa alma rebelde, traviesa y alocada, alguien que no temía a nada ni a nadie pues ¿qué era el miedo? Sentimiento que terminaba haciéndote débil, expuesto a los demás.

Y fue valiente las veces que cruzó Paris para buscar a esa persona a fin, le aportó y definió ese matiz olvidado, el de la inocencia y la dulzura. La antigua Abbey se enamoró de aquel joven artista, sin importarle otra cosa que terminar llamando a su puerta , hasta que le abriese y no sólo entrar en su casa, si no en otro lugar mucho más prohibido que cualquier antro, persona o lugar no apropiado para su clase. Él le llegó al corazón, no se olvidaba a quien se había amado, era un hecho.

Y esa noche, salió dispuesta a dejar su oficio de cazadora , no perseguir demonios por unas horas...volver de algún modo ser esa joven soñadora que contemplaba la vida sencilla como el más magnífico de los descubrimientos. Ataviada con un sencillo vestido azul oscuro, sin vuelo, mangas acabadas en encaje negro, al igual que la cintura y el escote, resaltando su mirada. El cabello recogido en una coleta alta, solía llevarlo suelto pero esa noche hizo excepción.

Su destino estaba decidido, se adentraría en las calles en donde los bohemios mostraban su arte sin vergüenza, representaciones teatrales, cantantes que se ganaban el pan dándolo todo... talentos perdidos por unas miseras monedas. La prostitución estaba a la orden del día, gente de distintas razas, sobrenaturales, humanos... una mezcla en la que allí no existía el color.

Un par de preguntas, le llevaron a un pequeño callejón iluminado con luz tenue. No era la primera vez que recorría aquellas baldosas de piedra, la humedad le hizo estremecerse, abrazándose a sí misma y pasar las palmas por sus brazos, intentando calentarlos. Y pudo vislumbrar entre tanta gente , la silueta de alguien conocido que en silencio... volvía a dibujar, una realidad que pocos veían. Ante él, esperó volviese la vista al frente y como la imagen de un triste recuerdo, sonrió dejando un par de monedas ante él.

-Un dibujo -las palabras siempre habían sobrado, ahora sólo quedaba el reencuentro, imaginar por un segundo que el tiempo se ha reducido a ese simple momento.




Madame Apple:





:bigheart:

avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 400
Puntos : 498
Reputación : 121
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember...[privado]

Mensaje por Ezequiel O'Claude el Dom Dic 24, 2017 12:48 pm

"If it's for me, I would continue until the end
With my heart bandaged like a blind man in your hand".







Cuanta confusión albergaba en su cabeza desde hace unos días, tantas situaciones le habían sobrepasado, sin darse el tiempo prudente de reorganizar en su cabeza que era lo que realmente esperaba, ya ni siquiera sabía si estaba en lo correcto o no, si todas situaciones que había vivido eran reales o sencillamente él se las inventó para darse un estúpido consuelo a un resguardo de emociones que ficticias o no, se encargaba de arraigarlas en lo más profundo de su ser.

Ese día llegó a un límite, si no salía de su hogar terminaría enloqueciendo. Hizo todo de forma apresurada, tomó su abrigo, sus hojas y el carboncillo que siempre traía en los bolsillos de su pantalón, debía retomar lo único que le otorgaba una distracción, algo que no necesitaba mayor esfuerzo pues era algo que nacía de él naturalmente, algo en lo que realmente se sentía pleno.
Por ende, regresó a uno de los lugares que había estado usando desde hace unos meses, ya no tan expuesto en las mismas calles, buscaba de alguna manera pasar desapercibido cuando inmortalizara en el papel a algún desconocido. Y como era de esperarse su nueva situación tenía sus desventajas, ganaba menos dinero, y le costaba el doble de tiempo, pero por otro lado contaba con la ventaja de que otros artistas callejeros ya le conocían y enviaban personas a retratarse con él.

Estaba detallando a una pequeña que esperaba -seguramente- a su madre en las escaleras frente a un pequeño local, por lo que su mente estaba enfocada en hacer bien el trabajo y los movimientos siempre finos y precisos sobre el lienzo.
Misma razón que le bloqueó el darse cuenta de los pasos que fueron directo hacia él, y solo cuando observó los francos sobre la mesilla que ponía en frente de él, logró percatarse; Ese aroma, lo conocía perfectamente y el carboncillo resbaló de sus dedos hasta el suelo, conforme la mirada del cambiante se alzó, deslizándose de forma ascendente por el fino vestido azul hasta llegar a encontrarse con los orbes femeninos fijos en su rostro.

Estaba sorprendido de verla, no iba a negárselo, pero procuró que sus labios solo realizaran una leve curvatura hacia arriba, ella venía por algo y como fiel artista, Ezequiel iba a complacerla.
Tome asiento. — le invitó, retomando toda formalidad posible mientras señalaba el pequeño banco a un costado de su cuerpo, y se apresuró a tomar un nuevo marcador desde el bolsillo de su pantalón junto con un lienzo en blanco y en medio de un suspiro dio libertad a su diestra sobre el papel.

Podría haber cerrado sus ojos y aun así plasmar a la perfección a la fémina, así de bien conocía los detalles que portaba encima, aun cuando su cabello se encontraba recogido y no enmarcando su rostro, aun cuando su mirada tenía un toque levemente más sombrío a contar desde la última vez que la vio, aun cuando había dejado de lado todo aquel vestuario tan despampanante para llevar uno mucho más sencillo y que le sentaba mucho mejor
... Aún después de tanto tiempo seguía siendo la misma manzana que había conocido hace casi dos años atrás.


"Running for the rights, sleep into the sky."
mulțumesc.:
From the universe to the end.:
avatar
Ezequiel O'Claude
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 70
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 18/05/2014
Localización : Ahora, París... Mañana quien sabe.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember...[privado]

Mensaje por Abbey Appleby el Sáb Dic 30, 2017 4:40 pm

“Dear life, am I doing this right?
Can you see me tonight
Can you help me dear life? “





La sorpresa se reflejó en los ojos azules de la manzana quién curiosa, observaba con detenimiento a aquel, el que una vez le enseñó más que cualquiera de esas clases estúpidas y sin sentido. Las diferencias entre ambos las etiquetaba la sociedad, no eran de la misma clase social y ya sólo con eso, ni debían tener nada en común y mucho menos tratar con esa familiaridad, pues...una señorita era una señorita de clase alta que sólo le importase estar presentable y perfecta, mirando por encima del hombro.

Y lejos de toda esa pantomima, en cuanto se miraron a los ojos por primera vez, algo inexplicable surgió sin más, como si aquel momento lo hubiesen estado esperando. Tuvieron que cruzarse en el camino del otro y aunque sus caminos habían terminado por separado, siempre volvían a coincidir en un punto sin importar el tiempo transcurrido, la magia volvía a surgir sin poder evitar dejarse llevar.

Sólo pedía un retrato, un dibujo. Ella había cambiado, ya no era esa señorita que huía de su vigilante, ahora se cuidaba a sí misma y tenía un claro objetivo, encontrar a alguien en concreto...hacer pagar bien claro a todos aquellos que la mantuvieron engañada durante todos esos años. Y en ese mismo instante, sólo era una joven que volvía a adentrarse en un mundo y un ambiente que no le pertenecía , en el que se sentía verdaderamente ella misma, él tenía ese don.

Transmitía mucha paz, tranquilidad, como si acabase de volver a su hogar. Sonrió de medio lado, buscaba su mirada entre la luz y las sombras mientras comenzaba el retrato, el sonido del carboncillo sobre el lienzo e incluso la respiración del cambiante, si antes era observadora...ahora no se le escapaba ni un sólo detalle.

-Volvemos a estar aquí. Uno frente al otro, con muchas preguntas que hacernos pero ninguno sabría la respuesta...-hizo una pausa, no quería hablar demasiado. Sus orbes volvieron a centellear con la misma sorpresa que él le mostró, estaban tan cerca y a la vez tan lejos... los dos volvían a decirlo todo sin palabras -No te voy a recriminar nada, no tienes la culpa...ninguno la tenemos. -no sabía bien qué decir, todo sonaba tan estúpido, los pétalos rojos de la manzana dejaron escapar un suspiro , largo y pesado -¿Y si nos prometemos sólo una noche? Es suficiente -medio sonrió acercándose un tanto más, apenas medio metro los separaba, la luz del callejón la reflejaba con absoluta precisión -¿Qué ves ahora ante tus ojos, Ezequiel? Ya no soy una niña aunque.. para ti jamás lo fui -




Madame Apple:





:bigheart:

avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 400
Puntos : 498
Reputación : 121
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember...[privado]

Mensaje por Ezequiel O'Claude el Miér Ene 24, 2018 7:13 am

“And in the night I felt that you went so far away,
that wound in my chest don't close.”






El cambiante se encontraba ensimismado, preso de la emoción por volver a retratar a quien fue una de sus grandes inspiraciones en el pasado, mismo que ahora volvía a un presente inesperado y lleno de complicaciones que en su momento si quiera tuvieron paso a una conversación en la que ambos habrían comprendido mucho más acerca de las puntadas sin hilo que dieron. Así funcionaban sus encuentros, promesas al viento y retrasos inmensos, nada era planeado, solo sucedían para regalarles a ambos unos segundos de recogimiento.
Aunque esta vez fue diferente, fue ella quien regresó a un lugar que luego de tanto se le habría aconsejado olvidar, por su parte el varón lo había intentado, ya suficiente mal le había causado para ir tras ella de nuevo.

Volvió en si cuando las palabras femeninas llegaron a sus oídos, suaves como las recordaba, pero con una seguridad que le sorprendía, nuevo detalle a recordar de ella, y así se dedicaba a trazar memorias.
Conozco perfectamente mi responsabilidad, así como mi culpa en todo lo que nos involucra, no es necesario evadirla... Es algo que asumí hace un tiempo, me costó, pero lo hice. — añadió a las palabras que sintió como si buscarla reconfortarlo, pero no era lo que Ezequiel quería, y por más que le doliera reconocerlo la culpa se aferraba a sus hombros y ambos lo sabían.
Una noche, un día, ¿Acaso existe diferencia? Siempre tendré tiempo para ti, Abbey, quiero que recuerdes eso. — musitó, alzando la mirada a los orbes que le observaban desde una cercana posición frente a él, mantenían ese brillo emotivo en ellos, algo que el cambiante se esmeraba en plasmar mientras, aun con su vista fuera del lienzo podía trazar finas líneas que le ayudaban a continuar.

La ligereza en la culminación de su frase le hizo sonreír, ella conocía la forma en que él siempre la observó, en cómo se fascinaba por el deseo ajeno de la libertad, una que siempre le fue negada y ahora parecía que ni esa misma libertad le fuera suficiente.
Es cierto, nunca fuiste una niña para mí, diría que más bien te materializabas como un alma enjaulada, desesperada por la libertad... Una que puedo ver finalmente conseguiste, pero no creo estar equivocado al decir que ni siquiera eso logró darte lo que esperabas, ¿No es así? — inquirió ladeando su cabeza con curiosidad, y fue en un impulso propio de su arte que alzó el brazo hasta ella, dejando su diestra atrapara su cabello, el cual estaba de una forma que no terminaba de convencerlo.
Suéltalo... O mi retrato estará estropeado. — le pidió con voz suave, deslizando su mano por la coleta, acariciando el cabello hasta las puntas y dejó su extremidad de vuelta al trabajo que silenciosamente había terminado, y estaba pintada tal como él la recordaba, con su melena danzando al viento, ya solo le bastaría que la rubia aceptara su petición para con lentitud voltear el lienzo hasta la mirada expectante de su compañera.


Última edición por Ezequiel O'Claude el Lun Mar 12, 2018 1:19 pm, editado 1 vez


"Running for the rights, sleep into the sky."
mulțumesc.:
From the universe to the end.:
avatar
Ezequiel O'Claude
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 70
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 18/05/2014
Localización : Ahora, París... Mañana quien sabe.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember...[privado]

Mensaje por Abbey Appleby el Vie Ene 26, 2018 5:19 pm

"Sometimes I lay awake in bed at night
I close my eyes and all I see is see the dreams I used to dream about when I was younger
I wonder where I took the path of no return"




La culpa. La antigua Abbey Appleby, seguramente se hubiese puesto a la defensiva, atacarle con el recuerdo de su propia verdad y no dejarle tan siquiera hablar, creer sus palabras. Aunque una gran parte de ella seguía siendo la joven alocada, rebelde que sólo le importaba llevar la razón y la voz cantante. Cuánto habían cambiado y sin embargo, seguían siendo los mismos. Aquellos que se complementaban cuando las miradas sen engarzaban en el otro, las sonrisas nacían de forma natural y el acercamiento, surgía sin pensar e inevitable desear tenerle cerca.

-Perder el tiempo en señalar quién o no es el culpable es un error, el mismo error que  estar aquí, uno frente al otro...pero así es, es una realidad. Un error en el que no nos importa caer una y otra vez -un susurro escapó de los labios de la manzana, frase inacabada en la que el nombre del cambiante murió en un suspiro.

No esperaba una promesa, al fin al cabo las palabras se las terminaba llevando el viento. Una breve sonrisa se dibujó en los labios rojos de la manzana, atesoraba más los momentos que cualquier hecho que se prometiesen. En ese momento, la cazadora se quedó en la Orden para volver en sus pasos a aquel lugar del que tantas veces huyó e igualmente regresó buscando todo y nada. Si la sinceridad se oía con claridad en sus palabras, la mirada azul cielo de la joven confirmaba que no mentía, ¿para qué? Si lo hiciese él lo sabría desde el primer segundo.

Y la gran verdad de lo que no se atrevía decir de sí misma, él volvió a leer la mente y sus pensamientos. Tenía ese don, como si para él fuese un libro abierto escrito en un idioma extraño y el cambiante, sólo fuese capaz de traducir. Y si tan sólo fuese eso... pues volvía a sorprenderla del mismo modo que en el primer segundo de aquel encuentro inesperado. En este caso, no haría falta responderle a esa pregunta, él sabía la respuesta pero...necesitaba escucharlo de su misma propia voz para convencerse a sí misma.

-Nunca se es libre cuando de algún modo, estás atado a alguien o algo -en esa frase englobaba mucho más. Su vida cambió, ahora no estaba atada a su familia por mucho que la buscasen. No volverían a hacer lo que quisiesen con su persona, podía confirmar que era libre... volar con sus propias alas sin temor a ser cortadas -No somos libres del todo pero por algo están esos momentos en los que así nos sintamos. ¿Qué importa una noche? Una hora, un minuto...si como recompensa te devuelve esa sensación de absoluta plenitud como si nada ni nadie fuese capaz de penetrar en tal estado -describía su propia sensación, él seguro se sentía así... libre , olvidando todo.

-El recuerdo no traza retratos pero al menos  te ayuda a no olvidar -lentamente, deshizo la coleta... el cabello cayó de forma salvaje como cascada dorada, acariciando la espalda con mimo... esperó que comenzase, sus orbes no se apartaban de él en ningún momento, él seguía allí, trazando líneas en las que apenas se podía vislumbrar poco a poco la imagen de la cazadora. No apartó la mirada de él en ningún instante, seguía siendo todo un misterio ante sus ojos, hubo un tiempo en el que realmente pensó que era un fantasma y éste, no la había abandonado en ningún instante.

-No importa a lo que me dedique, a dónde vaya... cuando esté frente a ti, seguiré siendo la descarada manzana que te volvía loco con sus locuras. La que no se atrevía a arriesgar por temor a perder y hacía bien pero el tiempo me ha enseñado a no pensar las cosas. Si algo deseo, lo tomo sin importar las consecuencias...-dudaba la estuviese escuchando, cuando se centraba en su trabajo, como buen profesional... lo demás carecía de sentido. La palma de la mano de Abbey, impidió que siguiese dibujando y la mirase, momento en el que el corazón volvió a latir tan deprisa como una de esas carreras en las que se alejaba de la ciudad sin mirar atrás. No lo dudó, no pidió permiso ¿acaso lo esperaría? Una desvergonzada que echó de menos el simple hecho de mirarse fijamente a los ojos, acortar la distancia y darse el placer de acercarse un poco más...hasta que los pétalos de sus labios acariciasen los ajenos en un gesto inconsciente y esperado -No me importa estropear el retrato... si terminas siendo mi víctima esta noche. -rió divertida, olvidándolo todo...disfrutando de la sensación de sentirse viva.




Madame Apple:





:bigheart:

avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 400
Puntos : 498
Reputación : 121
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember...[privado]

Mensaje por Ezequiel O'Claude el Lun Mar 12, 2018 1:26 pm

“ What did it leave behind?
What did it take from us and wash away?
It may be long.”






Las palabras de la rubia siempre conseguían dejar en evidencia cuanto podía llegar a comprender el alma artista del cambiante, como su mente divaga en lugares en los que en algún momento fue dichoso, logrando que añorara volver a sitios que ya había cerrado sus metafóricas puertas para siempre, al menos para él.
Su diestra inmóvil y sus orbes observando a la que alguna vez fue protagonista de sus desvelos y hoy se materializaba de una forma completamente diferente y amenazaba con alterar aún más el ya, desordenado curso que Ezequiel mantenía, solo por placer.

Sonrió con ligereza al ver la cascada que fue su cabello al amoldarse a su cuerpo, y por un instante los oscuros ojos del castaño casi lograron vislumbrar a la antigua Abbey, la revoltosa que conseguía desconcertarle con sus actitudes y palabras, más no como ahora, que lo hacía al sostener armas.
La libertad bien podría tratarse de otra habitación sin salida, espaciosa... Pero vacía. — comentó en medio de todos los movimientos que su mano había retomado, y conocía la sensación de aquella libertad, misma razón que le permitía referirse a ella de tal manera.

Pestañeó confundido al sentir la mano ajena sobre la propia, estaba concentrado pero atento igualmente a ella, siéndole posible observar como la distancia disminuía y el corazón ajeno había comenzado a golpear con más fuerza. Simplemente se mantuvo quieto, esperando por el roce de aquellos pétalos, y sonrió con melancolía, ya que los recuerdos no tardaron en aparecer. Ahora todo era tan diferente.
Ya puedo darme cuenta de aquello, aunque jamás tuviste un respeto preciso por el espacio personal, ¿No? — no estaba molesto con ella, al contrario, las palabras habían sonado más como una simpática afirmación.
¿Tu víctima? — frunció el ceño con algo de duda, mientras le enseñaba el retrato a la fémina, le había plasmado tal y como él la recordaba, no como le veía actualmente.

Pasaron segundos antes de realizar otra acción, y esta fue la más natural al poner el dibujo en manos de su dueña, mientras que el cambiante descansaba las suyas sobre las rodillas, aún estaba asimilando las cosas, y todo era más sencillo cuando solo se preocupaba de observarla.
Creo que lo más educado sería aceptar tu propuesta, pero como no me veo amenazado en lo más mínimo, supongo que tendré que negarme rotundamente. — musitó con un semblante despreocupado, buscando molestar aquel ego cazador que esperaba, ella ya hubiera desarrollado.

Arriesgado y dispuesto a confesarle finalmente su verdad, continuaría, solo por ponerla a prueba. El camino que la rubia había escogido no era apacible en lo más mínimo y al menos aquello le daría un vistazo de que ya estaba aprendiendo a como manejar hostiles palabras.
¿Eres una cazadora que va tras conejitos por una pradera? —continuó bromeando, buscando contener la risa que la situación le provocaba, ya que le era inevitable fluir de esa forma con ella, pero ansiaba ver un decente contraataque por parte de la rubia.


"Running for the rights, sleep into the sky."
mulțumesc.:
From the universe to the end.:
avatar
Ezequiel O'Claude
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 68
Puntos : 70
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 18/05/2014
Localización : Ahora, París... Mañana quien sabe.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember...[privado]

Mensaje por Abbey Appleby el Jue Mar 15, 2018 6:07 pm

“Daylight
I must wait for the sunrise
I must think of a new life
And I mustn't give in
When the dawn comes, tonight will be a memory too
And a new day will begin”





Inevitablemente, volvían a reencontrarse más veces de las que se decían adiós. Nunca llegaron a despedirse, como si el tiempo se detuviese en una bohemia calle alejada del centro, a donde le llevaban sus pasos hasta volver a encontrarse ante él. De todas las personas que pasaron por su vida,  el cambiante seguía aferrándose al borde del precipicio, luchando por no caer como los demás. Y como un sueño, volvía a presentarse ante ella, deslizando las yemas de sus dedos por el papel y ella... sentir celos de no ser su piel la que recibiese el tacto de las manos del artista. No importaba el tiempo que transcurriese, leía sus pensamientos con tan sólo perderse un instante en su mirada.

La manzana añoró la sensación olvidada de ser comprendida y escuchada, ella misma sin máscaras de por medio, tan transparente como sus orbes azules que fueron incapaces de apartar la mirada de él, tenía la constante sensación de sentirse en casa, su sitio  y al mismo tiempo, lo sentía extraño como si todo hubiese cambiado y los que fueron se quedaron en un punto del pasado, ella esperando su regreso, él sin tener oportunidad de despedirse. Ahora, todo no sólo era diferente. Aquellos que se miraban a los ojos en silencio, se perdían en abrazos y sonrisas cómplices, se convirtieron en una sombra pasada, ni ella era esa niña que huía ni él el joven que conoció aquella tarde.

-La localización de mi habitación pequeña es errante. Va de un sitio a otro pero siempre que abro la puerta, está llena -apenas fue un susurro, quizás él no se lo esperase, tampoco supo porqué lo dijo pero era sincera, con él lo fue y lo estaba siendo ahora, eso no cambiaría nunca, se uniesen o volviesen a perderse sus caminos. Al fin y al cabo, terminaban encontrándose en un punto, lo buscaba y lo hallaba, anhelando el instante igual que ella misma. Lo leyó en sus tormentas oscuras, en la profundidad de su alma. El dibujo hablaba por sí mismo, la expresión de su propia mirada reflejada, la sonrisa deslumbrante, conocía demasiado bien ese gesto...esas sensaciones, …y lo extrañó.

No respondió, en otro momento lo hubiese hecho sin pensar. El dibujo descansando en su regazo, él seguía viéndola del mismo modo, salvaje y auténtica, rebelde. Sonrió sin percatarse de ello, una sonrisa natural, tan del pasado que sin duda, no fue fingida a la par que los dedos que no sostenían el dibujo, peinaban su larga cabellera dorada, dejando que tomase su forma... volver a ser ella por unos minutos, horas ¿qué importaba lo que fuesen ahora? ¿lo qué pasaría después? Esa noche fue de caza, para encortrarse a sí misma, su yo olvidado que él la recordaba sin querer. Una breve sonrisa, una triste en su .mirada azul, la firmeza de sus palabras contrastaban con cómo realmente se sentía en ese momento.

-Algo así. Conejitos que me sirven para localizar a mi objetivo principal...al lobo que aulla cada noche, en silencio -dejó que sus dedos enrollasen el papel hasta dejarlo como pergamino, guardándolo en uno de los bolsillos de su vestido, a buen recaudo. -La única manera de encontrar la madriguera , es perseguir a sus hijos -sonrió divertida, dejando ese momento más calmado y cercano, cabía la posibilidad de que él, fuese uno de esos conejitos a los que se refería, lo confirmaba en silencio...-Mi única arma no la porto yo esta noche , podrían utilizarla contra mí...y herirme de muerte -las orbes de la manzana, se pasearon por el rostro del cambiante. No había cambiado un ápice, una breve sonrisa se dibujó en los labios rosados de Abbey quién aún no creía tenerle frente a ella -Esos conejitos me llevaron hasta aquí. No te encontraba... fue la única manera de hacerlo. -lo había buscado y añorado por partes iguales, ahora que se encontraba frente a ella, dios, se sentía tan estúpida, pequeña e insignificante pero tan capaz de todo cuando se encontraba tan cerca.

-El retrato de uno mismo, se refleja en la mirada de la persona que es capaz de leer tus pensamientos, volverte loca...y tú acabas de plasmarlo -”de tu mirada”, calló y se levantó , mirándole intensamente, un claro deje de marcharse pero como siempre , al contrario de lo que debe y no hacer, impulsada por lo único que la ha movido hasta allí. Tiende la mano, silenciosa... una petición en la que el gesto lo dice todo, más que con palabras -No, el espacio personal.. ahora no es necesario -un par de zancadas y lo encaró , no con orgullo y rabia, sí con nostalgia, sólo le pedía ese momento -Un conejito para ser cazado ¿eso quieres? ¿qué te cace? -murmuró divertida, inclinándose un tanto mas a su rostro...arrebatarle el carboncillo.. -Podemos perseguirnos por la pequeña habitación, como esos conejitos siempre y cuando sea yo quién te dé caza. -un tono divertido, una mirada azul que lo echaba de menos.




Madame Apple:





:bigheart:

avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 400
Puntos : 498
Reputación : 121
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember...[privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.