Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 05/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Turn Weakness Into Strength | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Turn Weakness Into Strength | Privado

Mensaje por Mstislav Bulgákov el Lun Dic 25, 2017 7:05 pm

Aunque el cambiante aún era joven, había una sola cosa de lo que estaba cien por ciento seguro. Bajo ninguna circunstancia permitir que ninguno de los suyo fuese asesinado, una tragedia como la que vivió con Rahmar no estaba en sus planes. Era por eso que cuando ese temor le asaltaba nuevamente de daba a la tarea de preparar a los nuevos cambiantes que se habían unido a la caravana. Bajo el nombre de “Cirque De Morgue” solían dar shows improvisados de magia y mostrando a algunas de las criaturas fantásticas que asombraban siempre al público más joven. Estaba claro el riesgo que significaba exponerse de ese modo, pero, el único método que habían encontrado apenas viable para sobrevivir y no morir de hambre, solamente cuando la situación les orillaba a un extremo, entonces Mstislav o alguno de los otros dos cambiantes de mayor experiencia salía a las afueras a robar a las altas esferas parisinas mientras los más jóvenes se encargaban de asear o contribuir en otras actividades.

Esa tarde cuando Mstislav regresó nuevamente a su escondite se topó con la noticia de que Tom, un jovencito que tenía la capacidad de transformarse en especies caninas, había sido seguido hasta ahí. Entre sus bolsillos una pulsera de plata marcaba la evidencia de su mala acción o mejor dicho, de su mal movimiento al querer robar a alguien más. Los chicos aseguraban que había sentido una presencia extraña en el campamento y aunque no estaban del todo seguros se dieron a la tarea de moverse lo más pronto posible. Dos días después se hallaban en un sitio diferente y fue entonces cuando Mstislav con mano dura reprendió a los chicos, pues su falta de cautela había puesto en riesgo la identidad oculta de un campamento de cambiantes entero. Porque aunque se dejaban ver como un circo por las calles y plazoletas, siempre su retorno a los bosques o zona alejadas debían ser un secreto.

–¿Y si nos hubiesen descubierto?– bufó golpeando su puño contra un muro acanalado de la construcción vieja donde se resguardaban.

–¿Qué estabas pensando Tom? Demonios ¿Si la persona a quien le robaste nos hubiese encontrado? ¿Estás consciente del riesgo al que expusiste a tus compañeros, a ti mismo?–

La mirada inquisitiva de Mstislav le recorría de pies a cabeza. Tom había sido integrado un par de semanas atrás y aunque no era un chico malo solo sintió la necesidad de ayudar a los suyos, pero no era el momento de que saliera a la calle así, de ese modo tan improvisado. Jamás se hubiera perdonado el hecho de hallar al jovencito sin vida o de saber que ahora estaba preso en alguna catacumba de la inquisición.

–En guardia– le gritó el cambiante felino.

Los otros chicos se sorprendieron de verle tan eufórico. Sus métodos de enseñanza no siempre eran los más ortodoxos, pero él tenía que hallar la manera de hacerles ver que a vida no era tan fácil como la creían.

–Vamos Tom ¿Eres un chico grande para salir sin permiso? Entonces aprende a defenderte como un hombre–

Lanzó un par de golpes controlando su fuerza, solo estaba probando que tan lejos podía llegar el chiquillo.



avatar
Mstislav Bulgákov
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 58
Puntos : 59
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Weakness Into Strength | Privado

Mensaje por Aniëtt O'Claude el Miér Ene 03, 2018 11:44 am

Por mis venas corre sangre...
pero mis manos están frías.







Revoloteando en círculos sobre su propio cuerpo decidió que ya era momento de salir de allí.

Asistir a juntas de la realiza era parte fundamental de sus semanas, o a veces meses, pues como bien se conocía la cambiaformas, estar encerrada en un lugar por más de un par de horas, solía ser el peor castigo que podrían darle. Pero bien debía responder a su cargo, y estar al tanto de las contingencias de su país de origen y de quien también se sentía un poco responsable, sus ciudadanos. Estuvo allí lo que fueron 3 o 4 horas, cuando el tema de conversaciones se transformaba en cotilleo y poco y nada hablaba de las necesidades. Alzó su diminuta anatomía y entre tanto se despedía de cada uno de los presentes, fue acercando su figura hasta la puerta donde desapareció en la compañía de su nuevo cochero. Resalta ser el nuevo por la misma razón en que los acontecimientos sucesivos se llevaron a ser realidad.

Aniëtt se caracterizaba por ser una fémina de muy buen temperamento, audaz y acostumbrada a las adversidades, de modo que en caso de problemas, sabía manejar sola cada acontecimiento que no se esperase, pero las constantes equivocaciones de dirección de este sujeto, terminó por colmar su paciencia, y con la voz más tenue que logró mascullar, musitó – Déjame acá, sabré y sé llegar sola a casa, por favor pide a María que tenga mi baño listo – Sentenció, esperando a que el hombre abriera la puerta de aquel carruaje para así, quedar con los pies sobre el suelo – Si preguntan el porqué de mi ausencia a la cena, di que he preferido dar un paseo, bien sabe María que aquellas reuniones me colman los nervios… - Dejó aflorar cada palabra con suma parsimonia, tranquila, olvidando el hecho de que su andanza inesperada se debía a la poca capacidad de aquel hombre.

Pertenecer a ese círculo social, la obligaba a marcar una presencia más bien elegante, no las mismas prendas que usaba a diario, mucho menos el cabello suelto o sin joyas que decoraran una que otra extremidad. Ésta última exigencia en realeza la llevó a tener sus muñecas con exuberantes reliquias, gemas, esmeraldas y adornos que poco y nada de importancia tenían para ella.
Comenzó un viaje por las calles más transcurridas, observaba las vitrinas, como también se inclinaba si así lo ameritaba la ocasión para ver de cerca lo que diversos artesanos dejaban entrever entre la tierra. Trabajo a mano alzada, se fijó en sus manos, en las delicadas manos de una anciana que continuaba trabajando para hacer un saco de artesanía bastante particular.

No tuvo precaución en quien se encontraba a su alrededor, mismo hecho que la llevó a estrellarse contra el suelo cuando las manos de un menor sujetaban con fuerzas de su muñeca para arrancar de ésta una de las tantas pulseras que adornaban su brazo. Frunció el ceño, uno de sus tacones se había roto y gran parte de su vestido se hallaban entre la tierra. Observó a la diminuta figura que se alejaba en el  segundo exacto en que su olor alertó a la castaña a ponerse de pie rápidamente. Olvidó en ese segundo las razones por las cuales le observaba, en ese momento nada más estaba atenta de que se trataba de “Uno de los suyos”. Agradeció a quien intentó dar ayuda y caminando descalzas por callejones inhóspitos, rasgó gran parte de su vestido que se arrastraba por el suelo, para dar seguimiento a esta anatomía que ya no lograba ver, pero que sí, olía claramente como si dejase un rastro de pintura que no desaparecería muy pronto.

Poco después de reunir datos sobre la lejanía en la cual estaría dicho muchacho, regresó a su hogar, donde luego de una larga ducha y una contundente cena, se dejó descansar.
Al día siguiente, con provisiones suficientes entre sus manos y ya con una vestimenta más ocasional; Siempre con vestido, pero ésta vez más holgado y zapatos de suela baja. Decidió emprender rumbo hasta encontrar de quien se trataba.

Atravesó gran parte del bosque, cruzó lugares que jamás habría reconocido, siguiendo siempre el olor y la fragancia que este chico había dejado, obviando casi de forma inconsciente el otro río de olores que se camuflaban entre los árboles. Hacía mucho tiempo que no se emprendía de forma tan temeraria a situaciones como la propia, mismo acto que la tenía un tanto nerviosa y dudosa de que era lo que buscaba exactamente. Pero mucho antes de tomar decisiones apresuradas como regresar, se vio frente a un baño de fragancias reconocedoras. Cambiaformas.

La voz de un hombre, agresivo, altanero y decidido, rompió con todo el silencio que había mantenido en ese viaje; Tras un par de malezas se mantuvo en silencio, observando, atenta… a atacar o a huir.

No había visto antes una agresión como tal, el pequeño no actuaba y el mayor insistía en horrorizar a éste para que atase. Mordió sus propios labios ¿Qué hacer en ese momento? Buscó entre los demás presentes y todos se encontraban alertas, atentos, sin intenciones de integrarse en defensa o ataque ¿Qué sucedía? El chico se defendía débilmente, balbuceando incoherencias. Observó horrorizada, y solo cuando escuchó las razones del mayor suspiró – Si lo estás castigando por lo que me hizo, créeme que no me molesta – Se atrevió a alzar la voz, tras la maleza, tomando rápidamente su posición para que la lograsen ver.

Conocía a los de su raza, probablemente ya bastaba con su figura para que entendieran que era de su misma especie. Alzó las manos por sobre su propia cabeza – No, no… tranquilos…. – Detalló cada rostro de alerta hacia ella – Vengo sola… sola, en serio – Masculló rápido, antes de recibir un ataque o algo peor – ¿Quiénes son? – 


Furioso pétalo de sal:
Put up your fists and I'll put up mine:
This:
And you will see my shadow on every wall
And you will see my footprints on every floor
avatar
Aniëtt O'Claude
Cambiante/Realeza
Cambiante/Realeza

Mensajes : 112
Puntos : 54
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/11/2013
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.