Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Death Omen

Ir abajo

Death Omen

Mensaje por Friðþjófr Yngvarr el Miér Ene 03, 2018 1:13 am

Después de pasar toda la eternidad cazando, acechando desde las sombras a cientos, o quizá miles, de presas, digamos que se pierde la emoción del momento. Y eso, lógicamente, me lleva a intentar buscar formas más creativas de atraer a mis víctimas. Soy un amante de los retos, y esta noche me siento especialmente inspirado. A pesar de que mi trabajo en la Morgue no es que de pie a utilizar demasiado mis juegos mentales con mis "pacientes" -más que nada, porque ya están muertos-, cada cierto tiempo acude a mi, como un insecto atraído por la luz de una vela, alguna que otra criatura perdida, confundida, consumida por la pena, y... ¡ah!, ¿acaso no son esas las mejores? Las viudas, las hermanas, o las madres, recorridas por una mezcla de rabia y angustia, enjugando lágrimas, susurrando oraciones. Puedo sentir como mi piel se eriza, simplemente al imaginarlo. Por muy predecibles que los humanos sean en general, es en esos momentos, en los que su futuro parece incierto, cuando tienden a cometer más locuras, a meditar menos las elecciones que toman. A confiar en quien no deben. No me resulta nada complicado en esas ocasiones, mirarlas a los ojos, y susurrar con fingida empatía, lo que sé perfectamente que quieren oír. Eso ha pasado esta misma mañana, y ya me estoy relamiendo al fantasear con el sabor de la sangre de esa muchacha que está a punto de llegar.

Por supuesto, también cuento con la posibilidad de que ella aparezca. Después de todo, es lo más lógico. Aunque, en mi opinión, eso no haría más que hacerlo más interesante. Ella desconoce mi paradero, después de que me escapase de su estúpida trampa. Tomar un aperitivo utilizando su mansión creo que compensa el agravio cometido. Al menos, lo suficiente. Estudio la sala en la que me encuentro con la vista, dándome cuenta al instante de que he escogido, casi sin querer, la que parece hacer las veces de despacho. Mucho mejor. Desparramar sangre ajena alrededor de ese espacio tan cuidado no hará más que acentuar la sensación de "venganza" que tanto me apetece experimentar. Claro que sería más rápido clavarle una estaca, o enterrarla, tal y como ella ha hecho conmigo, pero no es eso lo que quiero. ¿Qué conseguiría con ello? A estas alturas de mi eternidad, como que no me apetece emprender la búsqueda de una progenie más adecuada que ella misma.

Me dejo caer sobre un gran sillón que gobierna el centro de la sala, esperando. Los sirvientes están avisados de que en cuanto llegue mi "cita" de esta noche, deben traerla directamente hacia mi. Una simple mirada ha bastado para que comprendan que, probablemente, yo soy incluso más peligroso que su Ama. Después de todo, yo la he creado. De tal palo tal astilla, ¿no? Mis dedos comienzan a tamborilear sobre la parte superior del respaldo, de forma distraída. Estoy empezando a impacientarme, y eso hace que mi humor empiece a cambiar, lenta pero inexorablemente. Ahora, más que nunca, necesito tener la cabeza centrada en lo más importante, en disfrutar de mi cena. Una cena que, por cierto, llega tarde. La mujer ha prometido que estaría aquí a las ocho en punto. No me ha costado mucho convencerla tampoco. Estaba tan furiosa por lo sucedido con su amigo, que tan sólo unas cuantas cándidas palabras por mi parte, prometiéndole que la ayudaría a descubrir la verdadera causa de su muerte, bastaron para convencerla. Sonrío para mi mismo, imaginando qué expresión dibujará cuando me abalance sobre ella, en este mismo sofá. Quién sabe, igual después de desangrarla la convierto. Sería un curioso experimento, desde luego.


avatar
Friðþjófr Yngvarr
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 110
Puntos : 178
Reputación : 113
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Localización : Bajo tierra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.