Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Ir abajo

Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Yendra Isley el Dom 07 Ene 2018, 16:52

Las tabernas siempre eran un lugar frecuentado por todo tipo de personas y seres, ahora que lo pensaba, incluso no era inusual encontrar hasta cainitas en las tabernas, aunque ellos no fueran ahí por la bebida precisamente, quizás por la caza, cosa que le dió bastante risa, pero ahora lo que le apetecía era un trago, se metió en una taberna...no en una cualquiera que se encontraba en las Parisinas calles, si no uno que hacía tiempo que no visitaba, y simplemente dirigió sus pasos ahí, no miró a nadie al entrar, de hecho, simplemente se dirigió a la barra pidiendo un wisky.

Cuando se dirigía a una de las mesas mientras daba un trago al vaso y se sentó de remolona forma. Saboreó el wisky y posó el vaso sobre la mesa, miró alrededor, concretamente a un enorme hombre que de negros ropajes se encontraba bastante cerca de ella, disimuladamente la rubia recorrió con su mirada las vestimentas localizando de manera rapida la bolsa de monedas, se rescotó hacía atras y alargo la mano para con un suave tirón apoderarse de la cartera del hombre, se inclinó nuevamente hacía alante guardandosela velozmente y dar otro sorbo al wisky, había sido fácil o al menos eso pareció en primera instancia.

Prontamente escuchó el sonido del afilado acero y como la ponian una daga cerca de la garganta, Yendra arqueó una ceja y observó que quien la amenazaba era el mismo al que acababa de robar, se había dado cuenta. -Mala decisión gatita.- Masculló, eso hizo que Yendra se alterara, debido que parecía saber su naturaleza y no simple piropo burlon, entonces escuchó la trifulca, mercenarios....eran un grupo de mercenarios que invadía la taberna, y no parecía ser la única atacada allí, la gente empezó a intentar escabullirse cuando la batalla se alzó. La cambiante en un rapido movimiento torció la muñeca del hombre y le arrebató la daga, aunque por ello se llevó un buen golpe en la cara tirandola de la silla, pero rodó agilmente hacia atras, sacó una de las dagas. -¿Vamos a jugar? sois muchos para una sola dama...¿o no soy la única?.- Se mofó saltando sobre el hombre nuevamente, consiguiendo darle un par de tajos superficiales y limpios, lo suficientes para hacerles retroceder.

Más se notaba que eran buenos en el arte de las peleas, pues conseguía desviar los golpes de la circense, aunque alguno llegaba a buen puerto. No obstante el grandote se defendia demasiado bien, pero la pequeña circense era más rapida, y tenía dos dagas que usaba con habilidad haciendolas girar entre sus dedos para cortar, más el mercenario sacó una espada y conseguía repeler los golpes haciendole retroceder, mientras como podía evadía a otros dos que se acercaban con oscuras intenciones, gruñó de forma felina mientras sus pupilas se contraían como lo haría un felino a punto de cazar, y se lanzó contra uno saltando encima de él dejandolo noqueado de un rodillazo antes de saltar hacía atrás, al retroceder chocó la espalda con alguien y se giro velozmente - ¡Tú!- Dijo con sorpresa debido a la tensión aunque no era intención sonar feroz, pero ahora no había tiempo para explicaciones, pues le tocó esquivar el espadazo del mercenario. -Estos brutos...- Comentó con desdén.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 285
Puntos : 291
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Maggie Craig el Mar 09 Ene 2018, 03:02

Una espesa y húmeda niebla cubría las empedradas callejuelas de la zona portuaria de la ciudad, donde aquella noche había decidido ir a tomarme una copa antes de comenzar mi caza nocturna. A pesar de que solo habían transcurrido unos días desde la llegada de la estación otoñal, el frío era ya estremecedor poco después de que los últimos rayos de sol se escondiesen tras el horizonte. Con un repentino escalofrío, busqué la calidez de mi abrigo mientras continuaba avanzando por una calle totalmente desierta, encogiendo los hombros para tratar de cubrirme las orejas con las solapas del mismo.

Aquella noche hubiese dado lo que fuera por quedarme con Kalen en la habitación de mi hostal; los dos juntos frente a la chimenea encendida hablando de cualquier trivialidad se me antojaba el más hermoso de los planes. Pero por suerte o por desgracia, yo era una cazadora de sobrenaturales, y por esta misma razón era la noche mi momento predilecto para hacer lo que mejor se me daba, cazar.

Por fin la luz amarillenta de unos farolillos polvorientos iluminaron mi rostro, indicándome que la taberna a la que me dirigía todavía permanecía abierta. Si la noche era fructífera, regresaría al hostal antes del amanecer, para poder pasar con mi hechicero el final de la noche.

Una mezcla de olores inundó mis fosas nasales de manera repentina cuando tiré con decisión del pomo de la puerta de entrada al local, haciéndome retroceder unos centímetros hasta que me acostumbré a un ambiente tan embotado como aquel. Apenas cabía un alfiler en aquella mugrosa taberna de mala muerte, y por unos segundos me sentí tentada a retirarme; pero solo iba a tomar una copa y buscar otra taberna cercana  retrasaría demasiado tiempo mi salida de caza. Así que haciendo acopio de valor y tomando aire para no respirar hasta que llegase a la barra, me deslicé entre hombres sudorosos, el humo a tabaco que desprendían sus cigarrillos y  el hedor a alcohol destilado de sus cuerpos.

No me costó mucho esfuerzo alcanzar un extremo de la barra de la taberna, donde por mi reducido tamaño conseguí infiltrarme entre varios caballeros que se habían apalancado sobre ésta, para pedir entre sus gritos y estrepitantes carcajadas, un vaso de whisky. Apenas fue éste servido, y el amaderado líquido rozaba mis labios, sentí como algo no marchaba del todo bien. Tal vez estuviese paranoica, y tratar con tanto sobrenatural me estuviese volviendo loca, pero si no me equivocaba, había una calma tensa que no iba a desembocar en nada bueno.

Y como por arte de magia, mis pensamientos de pronto se hicieron realidad, y lo que parecía ser una conversación jocosa entre varios hombres corpulentos, terminó convirtiéndose es una especie de pelea a cuatro bandas, donde gran parte de la clientela del local terminó por unirse a la contienda. Sonreí de lado cuando  el líquido que hacía escasos minutos humedecía mis labios, fue derramado sobre mi camisola tras recibir un repentino empujón de uno de los hombres que se apoyaban en la barra.- Disculpe, me ha tirado la copa encima.- apunté molesta esperando al menos una disculpa por parte de aquel neanthertal, que apostaba lo que fuese a que no se había dado un baño en su vida, mientras mi dedo tocaba su hombro para llamar su atención. Pero en lugar de disculparse y pagarme otra copa por su error, se limitó a reírse junto a sus amigos que iban y venían en una pelea absurda donde todos se peleaban con todos.

Enarqué una ceja confusa por como la situación había degenerado tan rápidamente, más sin esperar ni un segundo, me remangué el abrigo para atizarle un fuerte puñetazo al animal que todavía osaba reirse a carcajadas por mis palabras. Pude sentir como algunos huesos de la muñeca me crujieron al impactar mi mano sobre sus mandíbula, pero sin duda fue un daño colateral que mereció la pena, puesto que aquel trol de las cavernas dejó de reirse, dirigiéndome entonces una mirada asesina.
-Bien, ahora que he captado su atención y me escucha, ¿sería tan amable de pagarme la copa que ha derramado por su torpeza?- apunté de nuevo con cierto retintín, antes de que el receptor de mi mensaje se molestase y me lanzase contra la muchedumbre que se peleaba a puñetazo limpio en medio del local.

-¿Tú?- grité sorprendida cuando al darme la vuelta tras chocar contra alguien vi un rostro familiar que hacía demasiado tiempo que no veía. Una pícara sonrisa iluminó mi cara cuando recordé la última ocasión en la que nos tomamos una copa en un bar, y que más o menos terminó como lo que se nos venía encima en aquellos momentos. Sin entender muy bien como habíamos llegado a esa situación, nos encontré de pronto rodeadas por un corro de hombres hambrientos de sangre y tal vez algo más que prefería no admitir.
Con un ligero gesto y una leve exhalación, me quité el abrigo que me cubría dejando a la vista las armas que portaba. Eché mano de mis dos gemelas, y espadas en mano, ladeé la cabeza ligeramente para mirar a mi amiga.- ¿Cómo en los viejos tiempos?- grité riéndome divertida para que Yendra me escuchase, encarándome sin pensármelo dos veces hacia aquellos pobres desgraciados a quienes les enseñaríamos modales esa noche.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Yendra Isley el Miér 10 Ene 2018, 14:29

Miraba a la cazadora, misma taberna, misma situación, eso hizo que en la cara de la cambiante se dibujase una sonrisa cargada de malicia, mientras se llevaba las manos hacía atras ocultando sus dagas, riendo entre dientes ante el último comentario de la cazadora, Yendra la miró con sus electrizantes ojos azules- -Solo que esta vez he venido armada, para no solo morder.- Comentó haciendo referencia a ese acto bajo y gracioso que hizo en la contienda que hacía tiempo había vivido con la cazadora, más la conversación se vió aplacada cunado uno de los mercenarios placó a la cambiante, lo que no contaba fue con la extrema agilidad con la que la rubia trepó por su cuerpo saltando a su espalda empujandole de boca contra unas mesas, a lo que respondió soplando un beso al herido mercenario, pero nunca estaba bien distraerse.

Pues un segundo si que la alcanzó con un tremendo derechazo que la derribó. La cambiante se llevó la mano a la mandibula para acariciarla con el dorso de esta y con la otra que aun sujetaba la daga clavarsela con fuerza en el píe antes de levantarse y mandarle a dormir de un limpio cabezazo y miró a Maggie. - Y como en los viejos tiempos es mejor huir.- Dijo con cierta sorna, no por que no pudieran con ellos. -No me gustaría enseñarles mi parte animal.- Dijo con cierta y notable mofa, pues lo cierto es que deseaba convertirse en tigre y espantarlos, pero eso llamaría demasiado la atención de miradas indeseadas, al menos para la cambiante así lo era, no quería tener inquisidores ni cazadores extremistas cerca de ella.

Ya bastante había tenido hacía apenas una semana cuando hizo un cambio de forma delante de las narices de alguien que no debía por andar distraida. Dió un suspiro mirando la ventana, que prontamente fue rota al esquivar a dos hombres que se encontraban en una maraña de puñetazos y se empujaron al unisono por el ventanal de la taberna, cosa que le dió la risa a la rubía que se preguntaba si el tabernero ganaba para reformas en su garito. -Eso te pasa por dar alcohol tan malo.- Se mofó la cambiante mirando al exasperado tabernero que no conseguía que la cordura reinara en aquel sitio.

Buscó con la mirada a Maggie que se debatía en su propia pelea con esos mercenarios y dió un silbido para captar la atención de la cazadora. -Larguemonos de aquí, me apetece un sitio más tranquilo.- Comentó a tiempo para esquivar a uno de los enormes mecernarios al que con un agil movimiento robó la cartera y seguidamente salto a su espalda golpeandole con el codo en la cabeza para noquearlo. -Paga él.- Aseguró Yendra antes de hacer un gesto a Maggie y salir a toda prisa por la ventana rota con cuidado de no cortarse y esquivando a los dos hombres que noqueados y doloridos se encontraban en el suelo.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 285
Puntos : 291
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Maggie Craig el Vie 12 Ene 2018, 02:53

Una sonora carcajada escapó de mis labios al escuchar a Yendra informarme de esa forma tan poco sutil que esta ocasión iba armada. La expresión de algunos de aquellos caballeros con escasos modales ante tal comentario era digna de admirar, y es que posiblemente se estarían preguntando como se defendía aquella joven dama a mordiscos. Si ellos supieran lo que era capaz de hacer mi amiga, estarían corriendo despavoridos hacia el exterior del local. Recordé la noche en que nos conocimos, la forma en que despachamos a otros tantos cavernícolas y como terminamos la velada entre copas y confidencias. Y entonces, entre vagos recuerdos que creía escondidos en mi mente, apareció de nuevo el rostro de aquel vampiro, indicándome una vez más que jamás podría borrarlo de mi mente.- Yo no prometo nada; un mordisco a tiempo siempre es un buen recurso.- apunté divertida enfrentándome a uno de esos hombres que parecía molesto por haber sido golpeado por mi cuerpo.

- ¿Es que no entiende, pezado de imbécil, que no quise empujarle? Fue ese hombre de allí quien me lanzó contra vos.- grité al tiempo que movía la mano en dirección al bestia causante de que me viese envuelta en una revuelta que nada tenía que ver conmigo. Empezaba a pensar que tenía cierto imán para las reyertas, pues de una forma u otra siempre terminaba metida en alguna, aunque yo no la hubiese propiciado. Pero éste, lejos de intentar comprobar si yo tenía razón y dirigir toda su rabia hacia el culpable de dicho gesto, arremetió contra mí como un toro bravo enfurecido.- Pues no, va a ser que no entiende.- murmuré tras chasquear la lengua contra el paladar al ver como éste corría hacia mí con una silla en la mano, con la que parecía tener la intención de golpearme.

Con una sonrisa ladina, y abriéndome el abrigo para dejar más holgura en mis movimientos, aproveché el apoyo de ésta cuando se acercó para tomar impulso, y de un salto golpearle la cara con la bota. Podían escucharse los alaridos de dolor por encima del gentío y el alboroto de la lucha, y observarse un pequeño charco de sangre en el suelo. Probablemente le había partido la nariz del golpe, pensaba dubitativa cuando sentí que unas fuertes manos sujetaban mis codos para dejarme inmovilizada.- ¿Cómo vas a defenderte ahora, niñita malcriada?- susurró uno de los mercenarios a mi oído, dejándome aturdida por su pestilente aliento.

Suspirando busqué la mirada de Yendra, asintiendo a su propuesta de forma consistente. Tenía razón en cuanto a que teníamos que salir de allí, no porque no creyese que pudiésemos salir victoriosas de la pelea, sino porque ni ella podía transformarse sin llamar la atención, ni yo podía matar a quien me viniese en gana. Una cosa era cazar sobrenaturales, y otra muy distinta enseñale modales a unos pobres ilusos con pocas formas.- Cuando quieras nos vamos. Nos vendría bien un cambio de aires.- apunté echando la cabeza ligeramente hacia delante, para luego con fuerza golpear con ésta la nariz de mi agresor.

Sentí que las manos que me sujetaban cesaron en su propósito y que de nuevo estaba libre. Nos quedaba poco tiempo antes de que las autoridades llegasen a la taberna y pidiesen explicaciones, así que con rapidez saqué la espada bastarda de su vaina y me fui abriendo camino con ligeros estoques hasta llegar a Yendra, que parecía necesitar salir a la tranquilidad de la noche tanto como yo. Sonreí con malicia al escuchar sus últimos comentarios, utilizando a uno de los mercenarios que se encontraban abatidos de rodillas como escalón para no tocar la cristalera rota.- ¿Dónde te apetece que vayamos a recordar viejas hazañas?- apunté con una sonrisa mientras guardaba la espada, para después fundirme en un cariñoso abrazo con la cambiante. Había pensado muchas veces en ella, pero no sabía como localizarla.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Yendra Isley el Sáb 13 Ene 2018, 16:34

Sin duda la bronca formada estaba siendo divertida, lo cierto es que era de las pocas veces que podría usar sus acrobacias no para lucirlas en un trapecio, si no para utilizarlas de manera defensiva en el cuerpo a cuerpo, de hecho en una de estas se subío a la barra para saltar sobre los hombros de uno de los mercenarios y usando la inercia y el peso hacer girar sobre si mismo al hombretón antes de estamparlo con fuerza de cabeza contra el suelo antes de levantarse de agil forma y mirar donde se encontraba Maggie que con tanta gracia se deshacía de quienes le molestaban, esos mercenarios sin lugar a dudas no tenían ni idea de donde se metían, pero estar tan limitada a veces frustraba demasiado, en realidad a Yendra le habría apetecido mucho, mucho más convertirse en tigre y que todos huyeran despavoridos.

Esperó a que Maggie se deshiciera de sus propios mercenarios con esa soberana habilidad que le caracterizaba, de hecho le hizo especialmente gracia el como salía del local semidestruido, Yendra dejó escapar una risotada. -Este sitio se va a convertir en mi favorito para entrenos de cuerpo a cuerpo.- Comentó sin darle mucha importancia a esto, mientras salió detras de la cazadora y miró a ambos sitios de la calle, si había gente fisgando la trifulca, Yendra ocultó sus dagas guardandolas, para despues observar a su alrededor, en efecto las autoridades vendrían a no mucho tardar, demasiado fisgon y curioso cerca, se encogió de hombros y sonrió a Maggie. -Por aquí..- Dijo guiando a su amiga por las parisinas calles para escapar del tugurio de gente formado por la pelea, a veces se le atragantaba lo curiosa que podía llegar a ser la gente, pero era natural, aunque ella no podía hablar mucho ya que la curiosidad mataba al gato, y ella lo era, o al menos tenía esa naturaleza bien inculcada.

Guió a Maggie hasta una taberna algo más oscura, no pensó mucho en ello, pero quizás metía al enemigo en la boca del lobo, para la cambiante no le reproducía importancia, ya que ella misma era sobrenatural, pero no cayó en la cuenta de que igual su amiga se sentía incomoda en un lugar que era más probable que lo frecuentaran los sobrenaturales, pues ese sitio ofrecía discrección suficiente para cualquier cosa. -No creo que nos molesten aquí.- Dijo la rubia con aire sumamente tranquilo, mientras detenía a la tabernera. -Ron miel por favor...- Pidió y esperó a que Maggie hiciera lo propio antes de charlar. Yendra se acomodó en su asiento cuando les sirvieron, y dio un trago a su jarra. - Bien querida ¿Cuentame en que lios te has metido en este tiempo? hace mucho que no coincido contigo, siempre es un placer un reencuentro.- Aseguró la cambiante, realmente estaba feliz de una cara familiar al fin. Siempre era bueno tomarse una jarra con un amigo, un respiro en juegos ajetreados.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 285
Puntos : 291
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Maggie Craig el Mar 23 Ene 2018, 00:00

Seguí a mi querida amiga por las sinuosas e ilimitadas callejuelas de París, entre una gran diversidad de sombras que acechaban en cada esquina y una densa niebla que las mantenía ocultas de mis dagas. Confiando en que probablemente Yendra se conocería mejor que yo aquella zona donde las tabernas se escondían hasta en los callejones más tenebrosos, cubrí sus pasos sin preguntarle en ningún momento a dónde nos dirigíamos. Confiaba en ella, lo cual era mucho decir para una persona que como yo desconfiaba hasta de la imagen que le devolvía el espejo.

Era una cazadora de costumbres, pocas veces frecuentaba tabernas que se encontrasen tan lejos de donde había construido mi hogar con Kalen, por lo que dejarme llevar era lo más lógico. Excepto esa noche, que por curiosidad de si continuaría en pie esa emblemática taberna a la que me prohibieron la entrada la misma noche que conocí a la cambiante, asistí tras llegar a mis oídos la información de que había cambiado de dueños, y por tanto, mi prohibición se quedaba suspendida en el aire. Sin duda alguna ese local debía de estar maldito, porque en dos ocasiones que había ido, con dueños diferentes, había terminado huyendo a toda prisa después de entrar en cuerpo y alma a una refriega que ni me iba ni me venía. Eso, o que atraía a los problemas como la miel a las abejas. Sonreí ladina ante este pensamiento, sopesando que probablemente sería esta la razón por la que ya tenía vetada la entrada a varios locales del centro de París.

Asentí ante la opinión de Yendra, valorando que confiaba en su opinión. Jamás había entrado a aquel lugar, y pronto supe el por qué. Decenas de miradas se posaron en mi persona cuando seguí a mi amiga hasta una mesa libre cercana, deteniéndonos antes de tomar asiento para encargar nuestras comandas. Podía sentir una calma tensa que no auguraba nada bueno, o mejor dicho, que me decía mucho más de lo que podría apreciarse a simple vista. Mis ropajes no eran los acostumbrados de una joven doncella, vestía calzas y botas altas, y la punta de mis espadas asomaban por debajo de mi abrigo. Muchos de los allí presenten eran conscientes de cual era mi profesión, más si no daban ellos el primer paso, yo esperaría a salir del local para empezar a cazar sobrenaturales.

-Un bourbon doble con poco hielo. Y unas almendras o algo para comer.- apunté con una encantadora sonrisa a la tabernera que parecía desconcertada por nuestra presencia. Me encogí de hombros y miré a Yendra.- Me tiraron la otra copa y pelear siempre me da hambre.- justifiqué entre risas tomando asiento a su lado. Hinché mis mejillas de aire, soplando ligeramente cuando mi amiga me preguntó por los problemas en los que me había metido. Sin duda, no habían sido pocos. Con una pícara mirada y tomando un pequeño trago de mi deseada bebida apunté entre risas.

- ¿De cuantos días disponemos para que te cuente todo lo que me ha pasado?- no podía evitar reírse por todas las locuras en las que se había visto en vuelta, aunque sin lugar a dudas, la mayor de todas era….si…esa.- Estoy prometida con un hechicero.- apuntó de pronto, mordiéndose el labio inferior con travesura, con el fin de contenerse la risa por ver la reacción de su amiga.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Yendra Isley el Vie 26 Ene 2018, 16:48

La cambiante miro al posadero. -Ron miel.- Dijo en tono seco antes de dirigirse al asiento más proximo que estaba libgre, mirando al resto de los de alli presente, arqueó una ceja con amago intimidatorió hacia ellos, podía olfatear las naturalezas de algunos de los de allí presente, solo para calmar los animos de los que allí estaban y que debían continuar con sus narices metidas en sus propios asuntos, sonriendo con satisfacción antes de dejarse caer sobre la silla de esa manera poco femanína, esperando a que el mesero trajera las bebidas pedidas que la cambiante no tardó en pagar y dar propina con la cartera que le robó a aquel mercenario tan estupido que había atrevido a cruzar fuerzas con una cambiante y una cazadora, la inteligencia a veces brillaba por su ausencia en algunas personas, y en los mercenarios solía darse realmente amenudo.

Sonriendo a la cazadora no pudo evitar carcajearse cuando esta preguntó cuantos dias disponía para contarle en todos los lios que se había metido, la rubía ladeó de manera breve la cabeza arqueando las cejas en señal de broma. -Ufff, veo que no pierdes el tiempo, no te culpo, creo ser igual, pero siempre puedes contarme los grandes exito, tengo toda la noche.- Dijo entre risas, mientras saboreaba la copa que la habían servido, disfrutando del alcohol. Mientras chasqueo la lengua. -Si que te tiren la copa siempre cabrea.- Comentó de pasada dandole la razón en eso aunque solo sea por divertirse, aunque lo siguiente que se escapo de los labios de la cazadora, hizo que por la sorpresa a Yendra se le fuese la bebida por el otro lado provocando una tremenda tos, obligandola a dejar el vaso en la mesa y a darse unas palmaditas en el pecho.

Tosío y se agarro la garganta poniendose un poco roja antes de mirar incredula a la cazadora. -¿Que has hecho qué? - Preguntó dejandose llevar por la sorpresa, si que había cambiado las cosas, Yendra ladeó la cabeza. - Algo me dice que no tiene nada que ver con ese misterioso amor que te traías cuando declinastes de manera tan elegante pasar una noche loca conmigo.- Dijo riendose, y guiñandola un ojo, indicando la broma, pero si era verdad que no se lo esperaba. -¿Y como ha acontecido eso? tengo curiosidad por el brujo que te ha dado..¿un filtro de amor? ¿como demonios te ha robado el corazón morena?- Preguntó mientras se apoyaba sobre la mesa observandola con interes a espera de que la cazadora empezase a dar un poco de luz sobre lo acontecido en este tiempo que no se habían visto.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 285
Puntos : 291
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Maggie Craig el Mar 30 Ene 2018, 00:06

Sonreí al percatarme de que finalmente esa noche me la tomaría libre, aprovechando al máximo cada minuto de ese reencuentro con mi amiga, y que regresaría antes de lo previsto junto al amor de mi vida, que me esperaría dormido en la habitación del hostal. Me mordí el labio inferior con timidez al recordar su rostro, y saber que tenía una larga historia que contarle a Yendra.

La última vez que la cambiante y yo habíamos coincido y casualmente la misma taberna terminó sumida en el más tremendo caos, todavía mantenía aquella extraña relación con el inmortal que me destrozó el alma y el corazón; aquel ser de las tinieblas por el que hubiese dejado todo si me lo hubiese pedido. Pero Kenner jamás me amó de esa forma; él tenía su propia manera de querer, y no era la adecuada para mí. Reconozco que nuestra separación me hundió por completo; que cuando nuestra “relación” concluyó, caí en un pozo tan oscuro y profundo que pensé que jamás saldría, y que sí lo hacía no volvería a ser esa joven alocada que había sido hasta que conocí al inmortal. Pero el destino me demostró que estaba equivocada, colocando a Kalen en mi camino una mágica noche de luna llena. Desde aquella madrugada en la que el hechicero me salvó la vida, todo había ido sucediéndose poco a poco, donde una amistad pasó a convertirse en algo más. Fue forjándose como deben hacerlo los amores verdaderos, a fuego lento.

-Me conoces lo suficiente para saber que cualquier noche de caza puedo convertirla en una aventura épica, donde Inquisidores molestos pueden buscarme al día siguiente. O tal vez algún licano enfurecido porque noches atrás maté a su hermano en plena luna llena, interrumpa en un restaurante para vengarse de mi persona delante de decenas de ojos aterrados.- me encogí de hombros esbozando una pícara sonrisa. En el fondo disfrutaba con todas aquellas locuras, que si no me llevaban por delante demasiado pronto, tenía pensado plasmarlas en un libro.

- Son gajes del oficio, querida amiga.-Enarqué una ceja divertida al ver la reacción de la cambiante cuando asimiló mi mayor confesión, preocupándome durante un instante de que se quedase en el sitio por mi poco tacto al decir las cosas. Finalmente, cuando recuperó la respiración y dejó de ponerse roja por la hipoxia, me relajé en mi asiento y di un generoso trago a mi copa.- Le he entregado mi corazón roto a un increíble hechicero, que ha conseguido repararlo y que sea capaz de volver a amar; algo que creía imposible.- confesé con timidez, puesto que yo no era mucho de hablar de sentimientos. Negué con la cabeza cuando intuyó que no hablaba de aquel hombre que me robaba el sueño cada noche; habían pasado muchas lunas desde que Kenner desapareció, y aunque me costase aceptarlo, todavía no lo había olvidado del todo.

Sonreí al recordar la noche en que durante unos minutos creí que Yendra estaba intentando tirarme los tejos, y que finalmente ambas terminamos riéndonos por su broma. Suspiré lentamente y me incorporé de mi asiento, apoyando ambos antebrazos sobre la mesa.- Lo más curioso es que no ha necesitado ningún hechizo para enamorarme; que su forma de ser y la manera en que me protege fueron suficientes para que le entregase todo aquello que creía perdido.- me mordí el labio inferior, esbozando una boba sonrisa.- ¿Y tú qué tal? Imagino que no te habrás quedado de brazos cruzados; seguro que también te has metido en algún lio.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Yendra Isley el Mar 30 Ene 2018, 15:27

La cambiante bebía de su vaso humedeciendo los labios antes de dar un trago. Observaba el hermoso rostro de la joven, tan dulce como siempre, y también como siemre escondía más ferocidad de la que demostraba a simple vista, balanceaba su silla manteniendola en equilibrio sobre las dos patas traseras, de manera relajada, aunque mientras escuchaba la historia de sus aventuras, sobre todo los problemas que ofrecían los licántropos, tuvo que colocarse bien para no caerse, realmente la rubia no estaba conforme con la caza de otros sobrenaturales, si bien los vampiros no le gustaban mucho, los demas no podía evitar sentir una gran empatía por ellos, pero debatir con ella o cualquiera de esa indole era una batalla perdido de la que Yendra ya ni se molestaba en proponer, pero ciertamente había estado conteniendo la respiración durante su relato, en cierto modo le habría enfadado, pero lo meditó con una cogida de aire para recuperar la compostura. -Bueno, los hay que planean sus venganzas algo mejor, que delante de la gente...- Comentó con dejadez, sin darle mucha importancía realmente.

Una vez el aliento recuperado se volvió a poner el equilibrio sobre las patas traseras de la silla dando otro trago al ron miel y alzó el vaso indicando al camarero que quería otra, mientras observó a Maggie con sorpresa, así que había conseguido un pretendiente a la altura de sus necesidades, recuerda aun la anterior conversación, y su misterioso amor, pero ahora un brujo, la cambiante inclinó la cabeza a modo afirmativo, a los cambiantes le solía agradar bastante los hechiceros, no sabría decir por qué era ese hecho. -Vaya, me alegro por tí querida, se te ve más ilusionada.- dijo sonriente la cambiante, ella no veía ni comprendía mucho ello, pero quizás es que no había encontrado al indicado, pero encontraba especialmente divertido saltar de cama en cama entre brazos de hombres y mujeres.  Estilo de vida que no todos entendían, pero Yendra no encontraba el motivo de tener que dar explicaciones, y tampoco lo ocultaba. Sonreía escuchando lo ilusionada que estaba la cazadora, mientras observaba la tabernera traer el otro ron miel a la que no dudo en guiñar un ojo y darla una palmada en el trasero cuando se marchaba con todo descaro despreocupado.

Miró nuevamente a Maggie sonriendole ampliamente cuando le pregunta que tal estaba ella, ladeo la cabeza. -pues a mi cupido de momento no consigue atinarme con ninguna de sus flechas, y tampoco veo a un alfa lo suficientemente bueno que me llene para no seguir disfrutando de la vida en los burdeles. - Dijo de una manera notablemente jocosa, sin poder evitar una carcajada, y bebió nuevamente. -Pues me he metido en demasiados lios tal vez...vampiros mordiscones...hechiceros...burdeles....no puedo estar sin meterme en lios, aunque la última cagada fue que un inquisidor me vió cambiar de forma a pantera...le di esquinazo pero algo me dice que eso me acabara trayendo problemas...aunque tampoco es una queja, necesito algo de emoción que colgarme de un trapecio o hacer acrobacias, necesito golpear...cazar....mi instinto animal a veces grita demaisado por el ansia de una buena pelea donde no me tenga que contener por que son humanos, necesito esa adrenalina.- Suspiró sincerandose con su amiga. Mientras disimuladamente olfateaba el ambiente que se presentaba en aquella taberna, que ya se mostraba mas relajada que cuando habían entrado. - ¿Y como conocistes a ese hechicero? le tengo que dar el visto bueno.- Rió guiñandola un ojo.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 285
Puntos : 291
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Maggie Craig el Dom 04 Feb 2018, 00:16

Pude sentir como mis mejillas se sonrojaban cuando mi amiga confirmó lo que imaginaba que todo el mundo podía percibir en mí cuando me observaban con cierta atención. Y es que no podía evitar sentirme dichosa de haber encontrado a Kalen, y eso sin duda quedaba dibujado en mi sonrisa infantil y mi resplandeciente mirada. Desde que nuestros caminos se cruzaron y lo acogí en mi habitación del hostal, mis días habían cambiado de manera radical, y es que no había mañana que no me levantase ilusionada por volver a verle, o noche que no recortase las horas de caza para reunirme cuanto antes con él.

Estallé en carcajadas ante la picaresca respuesta de Yendra, que con la confianza que ambas nos teníamos no estaba dispuesta a dejarse ninguna información escondida en lo más recóndito de su mente, por muy estrambótica que esta pudiese ser. No había medias tintas entre nosotras, y aunque yo siempre intentaba ser un poco más sútil, siempre aparecía la cambiante con su singular manera de pensar y decir las cosas.
- Por Dios santo Yendra, deja de visitar esos antros repletos de seres despreciables y babosos. Puedes encontrar a la pareja que desees solo con un pestañeo de ojos.- recriminé a mi amiga en tono jocoso, pues sabía de los peculiares gustos de Yendra, los cuales eran algo que me parecían divertidos y extraños a partes iguales.- Estoy segura de que tarde o temprano encontrarás a ese hombre que nuble todos tus sentidos y te complemente; un ser que te llenará por completo y cuando estés a su lado te darás cuenta de que no necesitas nada más, porque con él lo tienes todo.

Reí abiertamente al imaginarme la cara del inquisidor mientras veían a Yendra en pleno cambio; debía de haber sido digna de admirar su sorpresa al ver que aquella preciosa mujer de cabellos dorados se transformaba en una enorme pantera negra. Apostaba lo que fuese, sabiendo que no perdería, que aquel día el inquisidor tuvo que cambiarse de ropa interior. - ¿Así que te has hecho una adicta a la adrenalina?- sonreí divertida por la manera tan alocada de pensar de Yendra, y que sin embargo era tan similar a la mía.- Tal vez podrías venirte de caza alguna vez conmigo; te aseguro que podrás pelear con cuantos seres sobrenaturales quieras, y para rematar siempre podemos molestar a los inquisidores para que nos busquen durante unos días.- apunté con malicia en la sonrisa, y a la vez con la voz cargada de entusiasmo. Cada vez tenía más claro que tenernos juntas era una bomba de relojería.

Reí a carcajadas cuando aconsejó darle el visto bueno a Kalen. Conociéndola asustaría a mi tímido hechicero, aunque lo cierto es que me agradaba la idea de que mi amor y mi mejor amiga se conociesen.- Pues lo conocí hace unas semanas cuando me salvó la vida de un ataque lupino, y después tuve que salvarle yo. Desde aquella noche no nos hemos vuelto a separar, y cada día ha sido capaz de sorprenderme con una ilusión diferente.- hice una breve pausa sintiendo como el corazón se llenaba de plenitud al hablar de él.- Fue mi calma en un océano intempestivo….y si, no te preocupes. Te lo presentaré para que puedas darle el visto bueno.- sentencié elevando la copa para brindar






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Yendra Isley el Lun 05 Feb 2018, 16:31

La cambiante seguía haciendo equilibrios sobre las patas traseras de su asiento bebiendo de su vaso recargado, y mirando de maliciosa forma a Maggie, que fingia un escandalo poco creible en ella cuando protesto por las formas de hacer y los vicios de la cambiante, sin poder evitar echar la cabeza hacía atras soltando una sonora carcajada por las palabras que la cazadora la dedico. -Oh los burdeles son divertidos, nadie se queja de mi lujuria y me gusta pedir cosas poco convencionales solo por disfrutar de la cara que ponen. Seran antros pero te sorprendería lo que puedes encontrar dentro.- Susurró la cambiante mientras la guiñaba un ojo juguetonamente, más meneo la cabeza sin estar muy convencida de las palabras de la cazadora. -¿Alguien? estas muy romantica pienso yo...debe ser lo que te da ese hechicero...- Se rie y niega con la cabeza mientras se cruza de brazos mirandola.

-Dudo que haya alguien para mí sinceramente, soy impulsiva, tengo los instintos demasiado a flor de piel, aunque si me gustaría tener a alguien a quien acurrucarme, pero de momento me conformo con las esporadicas noches con alguien interesante.- Dijo entre risas, mientras movia la mano en un ademan de "olvidalo", no todos estaban hechos para relaciones amorosas o simplemente no había dado con alguien que siguiera sus pasos o le diera la pasión que necesitaba, Yendra no era una dama convencional, ni siquiera se consideraba una dama, ¿una circense agresiva que se convertía en tigre? eso era un arma de doble filo, y más para muchos de los que se había encontrado. Ladeó la cabeza cuando Maggie la ofreció ir con ella a cazar otros seres, eso hizo que la rubia enarcase una ceja mirandola. -¿Enserio quieres que te acompañe? por mi genial, me vendrá bien ese tipo de cosas, y quien sabe, quizás pueda cazar algo más interesante.- Dijo de una forma notablemente jocosa, mientras daba otro trago a su vaso.

Sonrió cuando la chica accedió a presentarle al susodicho hechicero que le había robado el corazón, la cambiante ladeo la cabeza sonriendo maliciosa. -Perfecto, tengo que olfatearlo bien, tendré que cazarlo si te rompe el corazón guapa.- Comenta de manera bromista, mientras se queda unos segundos pensativa. -¿Has oido hablar de las catacumbas de París? se me ha antojado investigarlas, pero hay mucho rumor oscuro para meterse una sola sin un plan...pero he odo cosas tan oscuras.- Dijo pensativa, mientras ladeaba una sonrisa donde se mostró su curiosidad felina propia de la naturaleza, si bien era cierto que estaría dispuesta a hechar un ojo tambien sabía que la noche albergaba mucho ser sobrenatural que podía superarla facilmente en fuerza, quizá comentarle eso a alguien del gremio que pertenece Maggie de algo de luz o haya escuchado algo de sumo interes.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 285
Puntos : 291
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Maggie Craig el Miér 28 Mar 2018, 00:54

Podía sentir como el rubor se alojaba inquisitivamente en mis mejillas tras escuchar hablar a mi amiga con tanta libertad sobre sus extraños gustos en burdeles. Era obvio que yo no era virgen y que sabía algo acerca del tema, pero mis experiencias rayaban en lo mundano y jamás se me ocurrirían perversiones como las que de seguro pasaban por la mente de mi alocada amiga. Tal vez tuviese razón, y no todo el mundo encontrase a esa persona con la que compartir el resto de su existencia, pero era hermoso pensar que existía en alguna parte del universo alguien tan afín y a la vez tan opuesto a nosotros que nos complementaba haciéndonos sentir solo uno.

-Quizás todavía no sea el momento para que asientes la cabeza, pero llegará un día que conocerás a alguien que te hará sentir emociones nunca antes experimentadas. Alguien que te hará plantearte como has conseguido vivir sin él tanto tiempo.- apunté esbozando una dulce sonrisa, mientras mis ojos lucían un brillo particular. Comencé a jugar con nerviosismo con el borde de mi copa, acariciándolo con el dedo índice de mi mano.- Cuando mi vampiro desapareció, creí que jamás me repondría de aquello. Incluso ahora que he conocido a Kalen y soy feliz con él, tengo dudas de que el recuerdo del inmortal pueda desaparecer algún día de mi mente. Lo amé con locura, y a pesar de todo, lo sigo amando. Habrá una parte de mí que siempre le pertenecerá de alguna forma. Sin embargo, la vida me ha brindado otra oportunidad con el hechicero, que me complementa, que me hace sentirme llena y feliz. Es por eso, que haré cualquier cosa que esté en mi mano para que nuestra relación funcione.-suspiré profundamente, dándole un corto trago a mi bebida.

-Y de igual forma que yo encontré a Kalen cuando había perdido toda esperanza de volver a amar, estoy segura de que tu encontrarás a ese hombre que te haga sentar la cabeza y convertirte en una dama respetada.- bromeé sabiendo que sentar a Yendra y pedirle que fuese una recatada dama parisina era como pedirle peras al olmo. No pude evitar reir a carcajadas cuando infirió olisquear a Kalen por si tenía que darle caza en el caso de que me lastimase, lo cual me hizo quererla mucho más. A pesar del tiempo que no la veía, seguía siendo una buena amiga.

Escuché con atención la información que me estaba proporcionando sobre aquel misterioso lugar al que todavía no había acudido, pero que sin embargo había escuchado mil y una historias. La mayoría de lugares tétricos acostumbraban a estar rodeados de miles de leyendas e historias de terror para mantener a los curiosos entre un limbo de aventurarse en su interior, y observar desde la distancia. En alguna que otra ocasión se me había pasado por la cabeza la idea de visitar aquellas catacumbas, pero algo me decía que podía ser una especie de trampa para conseguir presas frescas. Fuese lo que fuere…¿Por qué no…?- Nunca he estado en las catacumbas, pero la noche no ha hecho más que empezar, y tenemos una larga velada por delante…¿te atreves?- apunté esbozando una pícara sonrisa mientras me terminaba mi copa y me ponía en pie dispuesta a salir de allí si Yendra aceptaba mi alocado plan.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Yendra Isley el Jue 12 Abr 2018, 16:27

Yendra ladeaba la cabeza observando a la guapa cazadora, mientras seguía jugando con un mechon de su pelo y haciendo equilibrios con la silla, manteniendola sobre las patas traseras, sonriente, obervando a Maggie, se notaba que ahora mismo rezumaba la punzada del amor, encantada de su galante caballero, que la tenía robada el corazón, lo que hizo que a la rubia se le escapase una suave risilla por ello, mientras negaba con la cabeza. -Es una idea romantica la que te ronda, desde luego huelo tus hormonas y como te derrites al pensar en ese galan.- Afirmó la cambiante mientras se mecía haciendo el equilibrio sobre la silla, mientras ladeaba la cabeza, enarcando una ceja, y negó con la cabeza.
-Quizá ese momento nunca llegue, quizá ese momento no exista, quizá mi sino no sea emparejarme, no todos estamos hechos para eso que tu dices y llamas amor, quizá una decepción tras otra haga que tenga poca espectativa, finalmente es la vida quien condiciona.- Sonrie de manera amplia mientras niega con la cabeza, pues no dijo ninguna mentira, quizá se había vuelto un poco exceptica, y se había levantado demasiadas corazas.


Dió una risotada cuando escuchó aquella palabra "dama respetada" eso no cabía nunca en la mente de la tigresa, que negaba con la cabeza, no llegaría a eso, no se lo imaginaba ni siquiera, incluso negó con la cabeza sintiendo un escalofrio por ello. -Creo que jamas caerá esa breva encanto, igual elegiré a mi pareja entre la fauna, me convertiré en pantera o en tigre y me dejare de tonterias....- Sabía que quizá eso escandalizaria a la cazadora, pero Yendra simplemente se carcajeó por lo que pudiera estar pensando la cazadora, puesto que ciertamente lo que había insinuado la cambiante, demasiado rocanbolesco, pero quizá la risa, había desvelado que esa insinuación bizarra no era nada más y nada menos que una broma, si hubiera aguantado la risa quizá hubiera conseguido perturbar ligeramente a la cazadora.


Más porfín le llego algo que si le llamó la atención, el ir a las catacumbas, los azules ojos se clavaron en los de Maggie, y se balanceó para sentarse correctamente dejando de hacer equilibrios, incluso se puso en pie acariciandose la musculatura de su cuello masajeandose asi misma, mientras pensaba. -Adelante, es ahora cuando es intereante conocer ese sitio, podría haber hombres lobo, vampiros fantasmas....oh eso si que daría para escribir un libro.- Decidió ponerse y animar a Maggie a salir ya. -Espero que lleves las armas suficientes, yo si la cosa se pone fea tiró de garras y colmillos, es siempre una buena solución.- La rubia no era que le preocupase, pero sentía curiosidad por aquellas catacumbas. -Espero que no acabemos en la corte de los milagros.- Guiñó un ojo a la cazadora mientras salía de la taberna no sin antes dejar caer unas monedas para pagar, necesitaba un poco de emoción y no de la de un bar y a golpes.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 285
Puntos : 291
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Maggie Craig el Miér 13 Jun 2018, 00:07

Escuchaba con atención la profunda reflexión que la cambiante estaba compartiendo conmigo entre copas y risas, observadas como no por parte de la clientela masculina que como buenos cavernícolas, todavía no comprendían que dos mujeres podían disfrutar de una noche de diversión solas, sin estar acompañadas por sus respectivos maridos. Podía comprender el escepticismo de Yendra de encontrar al amor de su vida, a su alma gemela; puesto que la experiencia y los malos recuerdos eran capaces de marcar nuestras expectativas y esperanzas a fuego en nuestras almas. Pero siempre había una pequeña luz al final del túnel, una pequeña luz que si la seguías acababas encontrando aquello que te hacía feliz. A mi modo de verlo solo era cuestión de tiempo que mi amiga encontrase esa estabilidad, más de momento otro tema del todo embarazoso que me hizo contener la respiración fue mencionado por mi acompañante.

-No puedes estar diciéndolo en serio.- murmuré a duras penas, sintiendo como la boca se me secaba por la dantesca imagen que mi cerebro comenzaba a formarse de esa idea. Más cuando Yendra estalló en carcajadas, comprendí rápidamente que me había estado tomando el pelo, y que solo bromeaba. O al menos eso es lo que esperaba de corazón. Hasta algo así era demasiado gore para mi alocada cambiante de cabellos dorados.- No deberías jugar con esas cosas. Un día provocarás un infarto en este sensible corazón.- afirmé a modo de regañina esbozando una cálida sonrisa, mientras sentía como el color volvía a mis mejillas después de haberme llevado hasta el estado de shock.

Negué con la cabeza divertida por la impulsividad de la cambiante, y su predisposición a meternos en problemas. Y yo que pensaba que nuestro encuentro iba a derivar en una tranquila noche de chicas cargada de alcohol, recuerdos y alguna que otra reyerta puntual. Al parecer mi amiga se había vuelto adicta a la adrenalina, y para que negarlo, yo era experta en encontrarla.

Negando con la cabeza por la locura repentina de la cambiante, me levanté a regañadientes de mi asiento mientras me terminaba de un trago lo que quedaba en mi copa.- ¿Acaso estás pensando escribir un libro?- bromeé ante su comentario, o lo que a mí me había parecido entender de éste. Lo cierto es que si quería apasionantes historias con luchas de sobrenaturales yo podía contarles miles; aunque también era cierto que no era lo mismo escucharlas que vivirlas.- Siempre voy preparada para defenderme de una posible guerra mundial de bestias infernales. Esta noche no es distinta.- afirmé con un pícara sonrisa, abriendo ligeramente el abrigo de cuero que cubría casi todas las armas que llevaba prendidas de mi cinturón e incluso prendidas a mi espalda.

- Vamos a animar un poco ese lugar; me han dicho que últimamente está demasiado tranquilo.- bromeé, recordando con una sonrisa de medio lado la última vez que visité un cementerio estando de caza, y que me llevó a encontrar al que más tarde se convertiría en mi maestro.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno y re encuentro //Priv. Maggie

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.