Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Rencontre sombre [Privado]

Ir abajo

Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Miér Ene 17, 2018 4:53 pm

Hacía días que la tranquilidad reinaba, de forma sospechosa, mi vida después de haber estado huyendo cuando aquel grupo de gente, liderado en su mayoría por la Inquisición, me habían encontrado con el único fin de darme caza, de estudiarme, y de a saber qué cosas más ya que según ellos “era una abominación del diablo” y por ello debía de arder en la hoguera como hereje, como alguien que era acusado por brujería, para “purificar” mi cuerpo y liberar al demonio que habitaba en mí interior. Había pasado casi toda mi vida escondido, huyendo de aquellos que en su día no sólo quisieron hacerme daño a mí, sino también a mi madre. Fue por ella donde, en aquel callejón junto a aquellos hombres que querían hacernos daño, descubrí que además de poder transformarme en gato podía también ser una pantera negra, bella y peligrosa, letal para aquellos que osaran hacerme daño.
Aquellos hombres no cesaron su búsqueda hasta que lograron dar con nuestra casa, apresaron a mí familia y mi madre a duras penas pudo sacarme a tiempo de que ellos me lograran encontrar, con el fatídico resultado que los habían apresado a ellos mientras yo escapaba. ¿Su final? Habían muerto por intentar protegerme, según ellos, por ocultarme y ser parte de un adorador del diablo… esa fue la última vez que los vi, y el último recuerdo que hubo en mi mente. Al tiempo pude volver para rescatar un violín, el mismo que utilizaba cuando mi madre me enseñaba a tocarlo… era el único legado que tenía de ella y lo atesoraba cada día de mi vida.

Suspiré mientras seguía andando por aquel sendero que conducía al bosque, era uno de los pocos lugares donde me sentía tranquilo, donde el bullicio de la ciudad no me ponía nervioso ni me alteraba… allí podía estar en cualquiera de las formas sin levantar sospecha, mientras que en la ciudad solo podía pasearme como un gato negro y recorrer sus calles tranquilo. Había quien me daba algo de comer y otros que, por lo que decían a la mala suerte del color, intentaban hacerme daño espantándome. Pero la libertad que encontraba en el bosque… era incomparable.
Como humano que podía cambiar a forma de animal la naturaleza estaba muy ligada conmigo y con mi espíritu, me hacía sentirme tranquilo y en paz y cuando peor estaba me refugiaba en ella. Siendo animal podías ver los matices que, con el ojo humano, jamás podrían apreciar en sus cortas vidas: Los colores, los olores, la “melodía” que desprendía cada ser vivo que se encontraba en aquel lugar… era algo indescriptible. Decían que la música amansaba a las fieras, y la música que brotaba por cada rincón del bosque era como un bálsamo para mí alma, algo rota y herida.

Encontré un lugar perfecto donde había un pequeño río y en donde se encontraba un enorme y frondoso árbol que te incitaba a sentarse y descansar tranquilo. Me refresqué un poco la cara con el agua del río y me senté bajo aquel árbol recostando mi espalda en su tronco, siempre llevaba conmigo el violín guardado en su estuche, por lo que decidí que ya que estaba solo, era un buen momento para tocar alguna pieza y dejarme envolver por los recuerdos que su sonido me traía, unos felices junto a mi madre, uno que siempre recordaba cada vez que tocaba. Cerré mis ojos, y me dejé llevar por lo que sentía en aquel momento. Aunque era un cambiante que podía notar la presencia de los demás animales, así como los demás seres de la noche, no me percaté de que había alguien merodeando por el bosque en aquella noche centrado en tocar aquella melodía que salía del violín, una que me recordaba a mi madre y que siempre tocaba cuando me sentía en momentos de bajón. Aunque era conocedor de los demás seres que moraban en el mundo, como los licántropos y los vampiros, nunca me había topado con ninguno de ellos y en realidad tampoco es que sintiera demasiada curiosidad, incluso para ser un felino como era. Solo me sentía cómodo cuando me encontraba con algún hechicero, mucho más afines a mí de lo habitual que otros seres de la oscuridad, y esa noche no me percaté de que uno de ellos se acercaba hacia donde me encontraba quizás movido por el sonido del violín y la melodía que tocaba.



avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Miér Ene 17, 2018 6:28 pm

Susurros incesantes invadían la mente de aquella vampiresa de melena negra como las plumas de un cuervo, y ojos tan oscuros como la noche, a contra de su piel de aspecto palido y suave, la mujer sacudió ligeramente la cabeza para buscar el silencio absoluto en su mente, mientras abandonaba el teatro, había decidido ir a ver una obra de teatro, por suerte el último pase de las ocho ya era de noche, y no había problema en pasearse por allí sin dar una sospecha alarmante, miraba a su alrededor, cuando un graznido retumbo por las calles, la vampiresa alzó la vista para localizar al cuervo que allí sobrevolaba la zona, su mascota, lo dejaba habitualmente suelto.


Se revisó los efectos personales, sobre todo algunas cosas que le obsesionaban llevar encima, una barra de labios, un espejo roto, una pluma de su cuervo, tinta, un pequeño frasquito de perfume y una bolsita con piruletas, algo insolitó para una inmortal, pero lo cierto es que a la vampiresa le gustaba notar el sabor dulce en la lengua, manias estrañas entre tantas rarezas que ha veces servía para hacerse pasar por mortal con mucho exito, ademas de que solía ser bastante cuidadosa a la hora de tener que alimentarse.


Simplemente avanzó por las calles hasta empezar lentamente a alejarse del centro, París era grande, pero por la direción que tomo a un callejón oscuro subió a los tejados y su condición la sirvió para moverse a gran velocidad sin ser vista por el resto de los mortales, eso la alejó en dirección al bosque, aunque no de manera tan fortuita como podía pensarse, si no que seguía a su cuervo que sobrevolaba en dirección al bosque, asi que alejarse de la ciudad un poco tampoco le pareció mala idea del todo, un poco de paz y tranquilidad, ademas el bosque siempre es un sitio bonito por el que pasear, e incluso para algunos hijos de la noche, como Bloondy los llamaba a todo aquel sobrenatural, podía mostrar su verdadera cara, pues a los humanos el bosque no les terminaba de gustar vagar, y menos de noche.


Bloondy se llevo una piruleta a la boca, mientras se adentraba en el bosque, escuchaba de lejos los graznidos de su cuervo, sin duda buscando algo de caza, pero eso no fue todo lo que escuchó, si no que tambien escuchaba un dulce sonido, sin duda los dulces acordes de un violín, pero..¿un violín en el bosque? eso era algo insolito, sin duda alguna, la vampiresa hizo gala de su sigilo para aproximarse, un hombre había allí, por su aura se podía ver que no era humano, pero Bloondy no tenía experiencia cruzandose con cambiantes, jamás vió uno, incluso por un segundo pensó que era un licántropo. Más se acercó y se sentó en el suelo mirandole. -Tocas muy bien.- Dijo repentinamente, quizá pillando por sorpresa al hombre con su sigilo, cosa que causo la risa de la vampiresa. -¿Te he asustado?- Preguntó con un tono dulce e inocente mientras disfrutaba del caramelo de su piruleta observandole estudiando sus rasgos y olfateando el aroma de sus sangre que le llegaba. -Vaya, que ojos tan felinos, que mirada tan penetrante... impresionante.-Susurró con tono afable mirandole con atención,  aunque de vez en cuando se distraía ladeando la cabeza cuando escuchaba a su cuervo.



Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Miér Ene 24, 2018 4:40 pm

Le melodía seguía sonando en la oscuridad de aquel bosque, un silencio roto únicamente por el sonido del violín mientras lo tocaba y me transportaba a otro momento, a un instante pasado de mi vida donde era más feliz y donde mi única preocupación era aprenderme las lecciones para seguir avanzando en mi enseñanza junto a mi madre en aquel instrumento, una época en la que todo era sencillo y no habían problemas, donde mi familia aún estaba viva. Me costaba a veces seguir adelante pero lo hacía porque era lo que ellos hubieran querido, dieron su vida por mí así que ¿por qué arrebatármela y no continuar con esa oportunidad que me dieron? Siempre me reprocharía el que los encontraran y los mataran por mi culpa pero con el tiempo había aprendido a perdonarme para ser algo más libre, a no llevar esa carga tan pesada y a continuar porque ellos siempre seguirían vivos mientras los recordara, su recuerdo permanecería por siempre. Tan ensimismado estaba en esos momentos que mientras tocaba aquella pieza no me percaté de que alguien se acercaba por el bosque, un ser de la noche que se fue acercando hasta sentarse a unos pasos de donde me encontraba escuchándome tocar la pieza que me traía tantos recuerdos. Cuando me ponía a tocar el violín es que no me percataba de nada más, me envolvía en una burbuja a mí alrededor y era como si el resto del mundo no existiera... me aislaba por completo de tal forma que ni me enteré de su presencia hasta que, una vez finalizada la pieza, su voz sonó clara y limpia en el lugar haciendo que mis ojos subieran hasta los suyos buscando al dueño, o mejor dicho, a la dueña de aquella dulce voz. Gracias a mi condición de cambiante nada más verla por su aura supe que era una vampira, había visto a vampiros pero no tan de cerca y mucho menos había conversado con ninguno. También había visto a los licántropos pero nunca había para a hablar con ninguno ni acercado lo suficiente tampoco, por norma general, desconfiada de todas las demás razas excluyendo a los que eran como yo y a los hechiceros, no sabía por qué pero con estos últimos tenía más afinidad y me transmitían calma y serenidad... quizás por su sabiduría, no lo sabía con exactitud, pero me sentía cómodos con ellos.

La vampira que tenía frente a mí parecía tranquila o al menos eso me decía su aura, yo sin embargo me puse tenso porque jamás había hablado con un vampiro y no sabía qué intenciones tenía ella conmigo, ¿querría pelear? ¿Querría matarme, beber de mi sangre? Sabía que los cazadores aunque no todos ellos sí perseguían a cambiantes, pero sobre todo la inquisición era los que más nos perseguían por herejes y supuse que a una vampira como ella también la perseguirían como a mí. Dada mi total inexperiencia con esos seres dejé el violín a un lado cuando me dijo que tocaba bien y lo guardé en su funda para que no se estropeara, era lo único que me quedaba de mi madre y lo guardaba como mi mayor tesoro, volví a subir mi vista de nuevo a ella quien se tomaba una piruleta algo que me hizo enarcar una ceja por lo extraño de esa situación y me mordí el labio cuando me dijo si me había asustado. Más que asustado yo diría que estaba tenso por la situación y sin saber muy bien cómo debía de actuar, porque no sabía de sus intenciones y yo era un hombre muy tranquilo y pacífico pese a lo que pueda decir mi apariencia, no me gustaba pelearme y evitaba los enfrentamientos todo lo que podía salvo que mi vida corriera peligro. Sus ojos, rojos como el mismo fuego, me recorrieron como si me examinara con cierta curiosidad y un escalofrío me recorrió el cuerpo, yo también la recorrí a ella con la curiosidad de un felino y ladeé ligeramente mi cabeza hacia un lado contemplándola. No podía evitar sentir esa curiosidad innata en mí, pero siempre con cuidado y midiendo las distancias para que no se acercara demasiado... al menos hasta que supiera si era amiga o enemiga.


-Gracias, llevo desde que era un niño tocando el violín –intenté sonar seguro y tranquilo aunque en mi fuero interno no estuviera así, quería primero que todo averiguar sus intenciones y en pos de estas entonces actuaría de una forma o de otra. Mis ojos se centraron en los suyos cuando habló sobre mi mirada y enarqué levemente una ceja, quizás porque era una pantera negra y un gato que mis ojos tuvieran ese aspecto algo felino, sonreí de lado estirando las piernas mientras nos contemplábamos y nos estudiábamos- será porque en realidad soy un felino –dije jugando con la hierba entre mis dedos sin quitar mi vista de su persona sin fiarme del todo- siempre pensé que los vampiros tendrían otro... aspecto –más fiero aunque los que había visto todos tenían cierta belleza característica- aunque todos tenéis en común esa belleza etérea y mortal que os acompaña, como si no fuerais de este mundo –concluí apoyándome mejor contra el tronco del árbol- dime una cosa vampira, ¿has venido a matarme? –Porque si era así me convertiría en la pantera negra que a veces era recorriendo el bosque y nos enzarzaríamos en una lucha... aunque esperaba que no tuviera esas intenciones para conmigo.


avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Vie Ene 26, 2018 4:19 pm

La vampiresa clavaba su mirada en el joven, que al descubrirla frente a él se le noto muy tenso, quizás efectivamente le había asustado observó como hizo el violín a un lado parando sus acordes tan melodiosos, cosa que ciertamente fastidió a la vampiresa pues le gustaba la melodia sin embargo no pidió que continuara, pues podía observar como se le aceleraba el pulso por el nerviosismo que le causaba la naturaleza de Bloondy, que seguía saboreando la piruleta, algo inusual sin duda, y la cara del hombre frente a ella era una clara manifestación de lo insolito de su comportamiento. Pero Bloondy solo reaccionó a ello con un guiño de ojo para que se relajara, le encantaba a la vampiresa coquetear, aunque no necesariamente con lo que tuviera deseo de comerse, ademas había cazado hace poco, y no sentía hambre, andaba con pies de plomo sobre eso a pesar de su juventud como vampiresa, algo extraño tal vez, pero las creencias de la morena eran ferreas.

Sonrió de manera amplia enseñando los colmilos afilados que dencoraban sus perlados dientes, sin preocuparse mucho, ella podía ver el salvaje aura del joven que tenía frente a ella, de la misma forma que sabía que él podía percibirla, no había más que ver lo tenso que estaba. -A mi de pequeña tambien me enseñaron a tocar isntrumentos, tenía que notarse la clase...que cosa más estupida ¿no cree? pero se me da mejor cantar .- Comentó por el placer de empezar a charlar con él, quizás para relajar esa tensión que tenía, sin embargo se le veía con cierta curiosidad, quizá por la falta de experiencia que tenía con lo seres como ella, al igual que ella con los cambiantes, aunque tenía pariente con la misma condición asi no lo consideraba, pues entre familia no era como cn un desconocido, que daba clara señal de posible hostilidad. Ella también ladeó la cabeza mirandole con interes, mientras jugaba con la piruleta entre sus palidos y finos dedos haciendo girar la piruleta entre ellos de manera liviana.

Aunque cuando confirmó su naturaleza hizo que la vampiresa dejase escapar una ligera carcajada, mientras el cuervo descendía posandose en la pierna de la vampiresa, esta deslizó la mano libre para acariciar el pecho del cuervo, que graznaba y picoteó con delicadeza los dedos de su dueña, mientras seguía observando al hombre. -¿Un felino? me encantan los gatitos.- Comentó con ese tono de voz de manera inocente, sin saber si esa afirmación podría enfadar al cambiante que frente ella estaba. Aunque el comentario de él la hizo escapar una carcajada cuando afirmó el aspecto de los vampiro, habiendose esperado otra cosa. -¡Oh! vaya...¿crees que soy guapa?- Preguntó alzando una ceja, sintiendose tal vez alagada de primer instancia, encontrando por momentos mas encantador al cambiante que tenía frente a ella.

Más siguió acariciando al cuervo mientras se sorprendió por la pregunta del hombre que tenía frente a ella. -No, no voy a matarte, no me atacas...y pareces inocente, así que no, no tengo hambre.- Afirmó con relajación, jugando con el cuervo, arqueó una ceja y le miró nuevamente sonriente. -Es mi mascota, no lo caces...se llama Arkray...- Dijo con el tono afable, para conseguir relajar los animos, quizás un poco de educación haría que no estuviera tan alterado. -Soy Lady Bloondy Enhydra, encantada.- Se presentó finalmente, mientras degustaba la piruleta sin poder evitar romper el caramelo con el colmillo afilado que tenía. Mientras seguía con sus ojos clavados en el joven. -¿Quien eres tú guapo?






Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Mar Feb 06, 2018 5:00 pm

Seguía sin fiarme de la mujer que tenía frente a mí, no porque fuera una desconocida de la que apenas sabía algo, sino más bien porque no sabía qué intenciones tenía para conmigo o si iba a hacerme algo como atacarme. Era consciente de que mi apariencia física era algo que a mucha gente le daba desconfianza y les hacía creer que era un hombre bastante rudo y fiero, pero nada más lejos de la realidad, era básicamente todo lo contrario. No había entrado mucho en combate a no ser que mi vida corriera y dependiera de ello, que mi vida estuviera en peligro y tuviera que salvarme, muchas habían sido las veces que había huido de la Inquisición que quería matarme, o apresarme para hacerme vete a saber qué experimentos conmigo, castigarme por un crimen que aunque sí cometí no lo hice adrede, mi instinto felino salió a flote cuando intentaron atacar a mi padre cuando yo tenía ocho años y los maté, no controlaba lo que era y por ello me querían castigar, tal vez torturar hasta la muerte. Sin embargo no contaba ni valía nada el que mis padres y mis hermanos murieran para protegerme, para ellos eso carecía de importancia y solo pensaban en el hecho de que querían encontrarme y darme caza para según ellos hacer “justicia divina”. Era desconfiado de todo el mundo y el tener a una vampira frente a mí no sabía muy bien por dónde tomármelo, si hacer como que no pasaba nada puesto que ambos éramos dos razas que eran perseguidas por la Inquisición, o relajarme hasta que no viera que no tenía intención alguna de hacerme daño. Además, como felino que era, tenía y sentía esa curiosidad propia de estos que me hacía preguntarme cómo sería mantener una conversación con una vampira ya que jamás había estado con ninguno de los de su clase, si resultaba que había sido un encuentro en el bosque y no pretendía hacerme daño quizás incluso hasta me prestara para intentar averiguar qué escondían esos seres que se amparaban en la oscuridad de la noche y se movían entre sombras. Sabía lo que hacían, sabía que se alimentaban de la sangre de los humanos y que muchos vaciaban a sus víctimas hasta consumirlos por completo, eso lo había visto una vez pero no llegué a acercarme, en mi forma de gato podía pasar mucho más desapercibido que de forma humana.

Con curiosidad y sin apartar mis ojos de los suyos la contemplé mientras ella, parada a unos cuantos metros de distancia hacía exactamente lo mismo. Entre sus pálidos dedos sujetaba una piruleta que lamía y llevaba a su boca en lo que yo enarqué una ceja pareciéndome extraño que estuviera comiendo un dulce como ese, sonrió mostrando sus colmillos para darme a entender que era exactamente lo que estaba pensando y mis dedos arrancaron con cierto nerviosismo la hierba que había a mi lado. Ella, por el contrario, parecía de lo más tranquila mientras me observaba con esos ojos brillantes y rojos tan característicos de los vampiros, no le haría falta mucho para saber que era un cambiante, y por si no le había quedado claro con mi aura, se lo aseguré haciendo alusión al hecho de tener la curiosidad de un felino, algo que le sorprendió gratamente porque soltó una leve carcajada y aseguró que le gustaban los gatitos, enarqué una ceja por ello porque aunque sí podía convertirme en gato para mí la que más me gustaba de todas era cuando me convertía en pantera negra, me daba más libertad y me sentía más en sintonía con la naturaleza. No solo era un gato negro que se mezclaba en las calles de París pasando desapercibido. Justo cuando habló un cuervo negro bajó volando hasta posarse en su pierna, graznó mirándome y ella acariciaba su pecho como si tuviera algún tipo de conexión con el animal, algo no muy normal en los vampiros que había visto. Este se quedó mientras ella seguía tomando su piruleta y acariciaba su pecho, me confirmó que era su mascota y que no lo atacara a lo que volví a mirarla elevando ligeramente la esquina de mis labios en un amago de sonrisa, ¿me veía con intenciones de cazar su pájaro? Sería felino, pero hasta yo tenía mis limitaciones. Y un cuervo era bastante peligroso y no quería entrar en una batalla contra el animal, básicamente porque me sentía en sintonía con todos y no quería hacerles daño.


-Así que, ¿cantáis? –Pregunté cuando el tema se desvió hacia ese lado de la conversación, me seguía encontrando algo tenso por su presencia pero al confirmarme que no quería atacarme ni hacerme daño salvo que yo fuera a hacérselo me sentí algo más tranquilo. Eso no quitaba para que me fiara de ella pero yo no tenía intención de atacarla así que por lo menos en eso no habría problema, de hecho, sentía curiosidad por conocer a un vampiro más de cerca y tener una conversación con uno. O en este caso, con una- hay quien cree que los de la alta clase deben de tener más “prestigio” y saber tocar ciertos instrumentos, o tener ciertos modales y habilidades para que los diferencie del resto... como si ellos fueran mejores solamente por saber tocar un instrumento o saber coser, tipografía y demás menesteres que quizás no tienen una función muy útil en la vida –dije mientras seguía quitando hebras de hierba- sin embargo mi madre era profesora y daba clases a los niños con el violín, también con el piano, pero mi instrumento favorito era este –dije desviando ligeramente mi vista hacia el violín que había guardado cuidadosamente en su funda- a día de hoy es lo único que me queda de ella –volví mi vista tras soltar un leve suspiro a la de la vampira- quizás me podáis mostrar ese canto que decís se os da tan bien, quizás incluso pueda acompañaros con el violín –era raro el hecho de que estuviera hablando con una vampira e incluso diciendo esas palabras, pero por el momento no había hecho gesto amenazante y su aura seguía tranquila. Solté una leve carcajada cuando me preguntó si consideraba que era guapa, no es que hubiera dicho tal cosa cuando hice alusión a lo que yo pensaba que eran los vampiros, pero había que decir que la mujer que tenía frente a mí si no hubiera sido vampira hubiera dicho lo mismo que en aquel momento- considero que todo vampiro tiene una belleza mortal que es lo que atrae a sus víctimas, pero si fueras humana y no poseyeras esa aura etérea que te rodea... diría sin lugar a dudas que sí, lo eres –no era una persona que mintiera y no pensaba por qué debía de hacerlo en ese momento. La mujer que tenía frente a mí, vampira o no, era guapa y era una verdad que no iba a negarle en esos momentos- te aseguro que no tengo intención de comerme ni de cazar a tú mascota, aunque soy un felino sé con quién no debo de meterme –sonreí de lado- bueno, más que un gatito yo diría más bien una pantera –hice una pausa hasta que finalmente se presentó ella primero, me di cuenta de que no lo había hecho yo y enarqué una ceja cuando preguntó quién era y me dijo que era guapo- perdona mis modales lady Enhydra, me llamo Garrus Vakarian –hice una pequeña inclinación tras mi presentación contemplándola igual que ella estaba haciendo conmigo, no sabía por qué pero aunque tenía frente a mí a una vampira no es que estuviera demasiado nervioso, quizás porque ella no era una vampira normal y común como el resto, algo más agresivos, y no había nada en su aura que me hiciera pensar que quería atacarme o hacerme daño- y decime señorita, ¿qué hacéis por el bosque? ¿Esperabais encontrar a alguien? ¿Quizás a alguna presa de la cual alimentaros? –Dije con mi espalda recta contra el tronco, esperaba que no me dijera que sí estaba buscando alimentarse y que yo pudiera ser su alimento, nunca me había enfrentado a un vampiro pero sabía también de su fuerza, su rapidez y su agilidad- ¿no teméis que los cazadores o que la Inquisición puedan encontraros? Los cazadores suelen pasar bastante de los cambiantes, sin embargo, los he visto perseguir y hacer batidas para encontrar a vampiros hasta acabar con su existencia. ¿No teméis un encuentro con ellos?


avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Miér Feb 07, 2018 4:46 pm

Bloondy jugaba con el palo de la piruleta haciendola girar observando a aquel hombre de ojos felinos, mientras el cuervo se mantenía apoyado en su regazo mientras ella con la diestra le acariciaba la cabecita, el hombre se le antojaba bastante misterioso, eso le agradaba, le gustaba el joven, o esa era la primera impresión que le causaba a la joven cainita. El cambiante pareció interesarse por sus dotes músicales, aunque eso hizo que la joven esbozase una sonrisa sin ocultar los colmillos, mordió el caramelo del dulce quebrandole mostrandole cuan poderosa era su mordida aunque de manera minia, ya que el caramelo no es que fuese un elemento duro de abatir.
Se balanceó sobre si misma mientras seguia acariciando su cuervo, mientras escuchaba con antención las brutalmente sinceras palabras de aquel cambiante. -Pues concuerdo contigo, conmigo se esmeraron mucho mis padres para tapar defectos..- Dijo con un tono cantarruante, mientras se tocaba con el indice la sien y escapó una risa.

-Solo que yo trabajo en el theatres des vampire..no sé si has oido hablar de ello aunque a los cambiantes no os gustamos...bueno...creo que a casi nade les gustamos.- Arruga la nariz elevando ligeramente el labio superior dejando un bufido vampirizal. Miró como aun el hombre arrancaba las hierbas de su alrededor, sin duda para aplacar su nerviosismo, Bloondy suspiró mientas ladeaba la cabeza. -Si, podría mostrarte como canto si quisieras...- Besó a su cuervo mientas le acariciaba las plumas de la cola, riendo mientras aseguraba el joven que no iba a cazar a su mascota, eso hizo que la vampiresa riera divertida. Ladeó la cabeza abriendo los ojos notablemente cuando el cambiante finalmente se presentó. -Un placer.- Respondió cuando este dió su nombre.
A pesar de todo parece que el alagarle hizo que se relajara muy levemente, pero al menos de algo había servido, aunque no dijo ninguna mentira pues si lo veía guapo, quizá por ese lado salvaje que ofrecía. -Pues simplemente buscaba algo de silencio. Ya me alimenté hace rato, pero necesitaba escapar del gentió un poco, no me esperaba encontrar un cambiante, pero ha sido muy gratificante.- Comentó inclinandose un poco hacia atras apoyando las manos en el cesped mientras el cuervo salía volando posiblemente a buscar algo para comer.

Más la conversación se le antojó turbia cuando este comentó los cazadores y la inquisición, Bloondy hizo un balanceo nervioso recordando con ese movimiento a una niña traumatizada lo haría. -No, yo conozco a un cazador, pero era mi amigo...si...pro no he conocido más, y los inquisidores me dan miedo...he leido cosas e historias oscuras de ello.- Se mueve como si le diera un escalofrio, y sacudio ligeramente la cabeza. -Claro que los temo, llevo poco en esta condición pero no soy tonta, mi prima sabe evadirlos bien...por suerte, asi que hemos hecho un gran trabajo con los mitos que rodea a mi familia, para que parezcan eso...mitos...- Se rie como lo haria una niña que sabe que esta diciendo una mentirijilla y cree que los demas creen esa mentira, incluso se atreve a acercarse un poco más al cambiante.



Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Jue Feb 22, 2018 5:59 pm

Jamás me había esperado que el primero encuentro que tuviera con una vampira sería de esa forma, por norma general jamás me habría acercado a ninguno de ellos porque no me fiaba y sin embargo allí estaba sentado, a unos pocos metros de esa hermosa mujer que era un ser de la noche y aunque no confiaba en ella pues la acababa de conocer sí reconocía que no estaba tan nervioso como cabría esperar en otro estado. Parecía que la vampira y yo teníamos algo en común y enarqué una ceja cuando comentó que sus padres, que eran de clase alta por lo que me había dejado entrever, lo hacían para lo que ella llamaba “tapar” defectos, llevándose un dedo a la cabeza como si quisiera decir que era por problemas de la mente y de la cabeza, algo que no entendía puesto que no se la veía demasiado con esos problemas o al menos superficialmente así era. Había recibido clases de canto y en su tiempo yo también los tuve, pero me gustaba mucho más las clases de violín y por ello había practicado más con ese instrumento, también con el piano pero me pasaba las horas perfeccionando el violín junto a mi madre. Me fijé en el cuervo que permanecía sobre ella, como si fuera su mascota aunque ya me había dejado claro que sí lo era, viendo como su dedo acariciaba la piel del cuervo sobre su regazo completamente tranquilo. Era la primera vez que veía a un cuervo sobre una persona y me pregunté si el hecho de que fuera vampira tuviera algo que ver con ello, aunque lo dejé estar y no hice tales preguntas cuando me dijo que ella trabajaba en el teatro de los vampiros, ya que me había pasado bastante tiempo en la ciudad como un gato había oído hablar de ello aunque nunca había entrado, me parecía un sitio bastante “oscuro” y peligroso aunque fuera un cambiante y la idea de permanecer en un lugar con muchos vampiros no es que fuera de mi agrado, bastante es que estaba frente a la presencia de uno de ellos y no ponía distancia entre ambos, como si fuera una primera toma de contacto que hacía con esa raza y no era del todo mentira. Pasear por la ciudad en forma de gato tenía sus ventajas, entre otras, pasabas completamente desapercibido entre la gente y podías enterarte de muchas cosas porque nadie prestaba atención a un gato negro callejero, no suponía ninguna amenaza y yo así podía enterarme de aquello que necesitaba saber.

También me era útil para adentrarme en algunas tabernas de forma sigilosa, por la oscuridad del lugar y por cómo iba la gente no reparaban en un gato y si lo hacían pensaban que era producto del alcohol, pero me valía para informarme sobre los cazadores y sobre los Inquisidores. Los primeros no me preocupaban porque dejaban a los cambiantes bastante de lado y no iban a por ellos, pero los segundos eran los que más preocupaban porque habían jurado capturarme hacía mucho tiempo, me habían estado siguiendo el rastro para dar conmigo y por ese motivo tuve que ir a la ciudad ya que me habían descubierto del otro lugar donde vivía junto a un hechicero, el que me enseñó todo lo que sabía realmente. Ella como vampira que era no podía ocultar su condición y tenía más enemigos que yo, puesto que no se llevaban bien con los licántropos, sin embargo agradecía ser un cambiante y pasar tan desapercibido porque no me gustaban las peleas y los conflictos, salvo que mi vida estuviera en peligro. Ella decía que a nadie le gustaba los vampiros y no dije nada al respecto, era al primero que conocía y no podía juzgarlos a todos por igual porque no tenía con quién comparar, pero suponía que habría vampiros buenos y vampiros malos como en todos lados, no por ser de una raza o una condición tuvieras que ser de una manera en concreto y eso era algo que la gente no entendía del todo.



-Yo creo que el que seas vampiro o no lo seas no es motivo para que seas de una forma en concreto, habrá vampiros buenos y vampiros malos.... pero quizás no “gustáis” por el hecho de que os alimentáis de la sangre de los humanos y hay muchas leyendas y cuentos sobre vosotros, la gente se rige mucho por esas cosas –comenté observando que besaba al cuervo y este se iba volando, había dicho que se había alimentado ya así que al menos no sería su cena por esa noche- me gustaría alguna vez escucharos cantar, vos me habéis oído tocar el violín así que creo que es lo justo ¿no creéis? –Pregunté con una leve sonrisa- y quién sabe, quizás hasta podamos hacer un dueto... pero no en el teatro, buscaremos un lugar algo más neutral –decía que había ido allí para huir del bullicio de la ciudad ya que había mucha más tranquilidad- sí, sé lo que dices. Me gusta el bosque porque es un lugar muy tranquilo y sereno, no me gusta demasiado el bullicio de la ciudad aunque por el día es menos soportable... pero me gusta la naturaleza, quizás sea por mi condición de cambiante ese hecho pero es donde mejor me siento y donde más tranquilo me encuentro –concordé con ella porque pensaba lo mismo, me gustaba la naturaleza y sobre todo correr como una pantera libre por los bosques, siempre evitando que estuviera cualquier humano cerca. Cuando mencioné a los cazadores, pero sobre todo a los Inquisidores, pude ver un movimiento en ella que cambió como si les tuviera miedo... algo poco usual para una vampira. Enarqué una ceja ante sus palabras, decía que llevaba poco en esa condición y que temía a los Inquisidores, lo cierto es que yo era con los que más problemas había tenido- yo no soy muy dado a los enfrentamientos, pero sí he tenido alguno que otro con los inquisidores –comenté- desde hace algún tiempo me persiguen y de vez en cuando dan conmigo aunque siempre suelo escaparme, pero mandan batidas de nuevo para capturarme. Creo que pretenden hacer experimentos conmigo... pero no dejaré que eso ocurra –la vi ponerse nerviosa y no quería a una vampira nerviosa por ello- tranquila, si por alguna razón se acercaran lo sabría y podríamos alejarnos a tiempo, además, eres una vampira y tu velocidad y fuerza es muy superior a la suya, así también como tus sentidos y podrás notarlo –claro que, lo malo de ellos, es que también habían sobrenaturales entre sus filas; condenados los llamaban, seres de la noche que trabajaban para ellos. Miré al cielo un momento donde apenas podía distinguirse la luna pero sí se notaban sus haces de plata- tranquila, con la noche que tenemos se centrarán solamente en los licántropos –quise tranquilizarla porque no la quería nerviosa- dices que hace poco tienes esa condición, ¿llevas mucho tiempo como vampira? ¿De dónde eres? Porque ese nombre no es que sea muy característico de París –aunque el mío tampoco lo fuera realmente, pero el suyo era peculiar- tienes un nombre peculiar que se asemeja demasiado a “sangre”, ¿será una casualidad? –Pregunté en voz alta aunque, más bien, me lo pregunté a mí mismo.


avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Vie Feb 23, 2018 7:37 pm

La vampiresa deslizaba la vista con delicadeza sobre el cambiante, cuando empezaba a prestarle atención de otra forma muy distinta, centrandose en su aura para comprender su estado de animo, y en su pulso, ciertamente no tenía hambre lo que hacía que se manteniese perfectamente tranquila. Eso también valía a la inversa pues los cambiantes tenían la misma habilidad de percibir el aura, eso era útil para él y comprendería que no tenía intención hostil contra él, y parecía que empezaba a funcionar, la vampiresa sonrió ampliamente mostrandole los colmillos, pues no sentía necesidad de ocultarse ante él, solo esperaba que estos no le asustasen, el era un gran felino, cuando se convertía tenia unos colmillos mucho más grande que los de ella.
Más la siguientes palabras que salieron de los labios del cambiante hicieron que la vampiresa ampliara mucho más su sonrisa. -Vaya, es bueno ver que no todo el mundo es cuadriculado con sus ideas, te sorprendería lo dificil que és. Es cierto que bebemos sangre de humanos...pero ¿acaso tu no matas animales para comer? eres un cazador, eres carnivoro, la diferencia es que no necesariamente necesito matar a mi presa, es más, si puedo evitarlo lo evito, no me gusta matar a inocentes, alguien que no me ha hecho daño lo es, lo dejo aturdido y me alimentó de él, cuando desciende el pulso...paro y evito darle muerte, y me marcho...dejo que se recupere y siga su vida.- Le confesó la vampiresa.

Igual estaba siendo algo compleja a la hora de explicarle lo que ella necesitaba saber de ella quizás eso le tranquilizaría o quizás no. Sin embargo la idea de un dueto le hizo dar una sonrisa. -Estaría muy bien...- Entonó unas agudas notas, modo soprano para cantar una pequeña estrofa. - "Io sono la voce, il canto dall'inferno, io sono il vacio della morte in voi, io sono Lilith, il vacio dell'inferno.Se me idolatrare, mai moriras".- Cantó en latín alargando las vocales mostrando la habilidad de garganta, despues sonrió de haber podido sonrojarse lo habría hecho. Escapó una pequeña risa mientras estiraba su vestido para distraer la atención por la pequeña euforia provocada por el momento.
Escuchó las palabras del cambiante, cuando habló de los enfrentamientos con los inquisidores, ella por suerte hasta ahora no había tenído que lidar con eso, su prima la mayor se encargaba de torearles lo suficiente para deshacerse de ellos, era experta en deshacerse de entuertos con ellos, pero aun asi le sonrió. - No me gustan, he leido cosas escalofriantes sobre ellos...asi que simplemente los evito, aunque no me he cruzado con ninguno, aunque a lo mejor lo hice y no nos hemos reconocido, lo cual eso es bueno.-Chasqueo la lengua.- Debe ser horrible tener que andar en atención por si te atacan, y tu eres rapido tambien...como yo, aunque por razones distintas.- Sonrió, más miró al cielo por el siguiente comentario, si la luna estaba redonda, es posible que los licántropos esta noche estuvieran compartiendo su euforia animal por los bosques, y a decir verdad estaban en un bosque, eso la puso algo en alerta.

Observo a Garrus cuando pronunció las cuestiones, Bloondy sonrió nuevamente mientras afinaba el oido para escuchar a su mascota graznar. Despues le observó al joven para responder. -Llevo siendo hija de la noche 9 años ya, si siguiera viva tendría 30 años, alguna arruga más.- Dijo en tono jocoso.- Y soy de Norwich, Inglaterra, vine a París hara como unos 11 años, buscando algo de autonomia y no estar bajo el techo de mis padres, aunque cierto fue que el dinero de papá compró mi actual mansión...no voy a mentir, pero ya poseo mi propia fortuna...en cuanto a mi nombre...bueno no tan casualidad, y rubia no soy jijiji...no, veras en mi familia abundan los sobrenaturales, hay hechiceros, hay cambiantes como tú, mi prima lo es...bueno mis tios son un hechicero y una cambiante...y ya sabes, a veces los talentos se pasan y otras veces no, realmente hay pocos humanos normales, también tenemos hombres lobos....pero no es algo que agrade a mi familia.- Suspira y niega con la cabeza. -Pero el factor dominante de mi familia son los vampiros, hay muchos vampiros en mi familia, de hecho, debía haberme convertido mi abuelo a los 25 años en cainita...pero las cosas se torcieron por imprudencia mia..asistí a una fiesta y uno de los invitados era un no-muerto, que se tomo la libertad de volverme como él y desaparecer antes de que pudiera ni siquiera explicarme lo que era, mi prima cree que me tuvo bajo sus habilidades durante la fiesta, por que simplemente no le recuerdo.

Ladeo la cabeza no muy contenta por la historia, pero parecía que el cambiante la estaba escuchandola. -Asi que algunas cosas no salieron como debía ser, soy una bala perdida como dicen, de hecho mis dos primas y yo somos las "descarriadas" por asi decirlo, aunque la mayor es casi la niñera de nosotras, es gracioso, por que es mayor que nosotras dos aunque tenga la dulce cara de una niña de 19 años, pero comparte tu condición asi que ya te imaginarás su edad, ¿que edad tienes tú? la de verdad digo, eres tan dulce.- Dijo con un tono meloso, hasta que derrepente alzó la vista al cielo, escuchando el agresivo graznar a lo lejos, y se puso en pie. -Arkray parece que ha visto algo que no le gustó.



Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Dom Mar 11, 2018 5:40 pm

Mi primer encuentro con una vampira estaba yendo mejor de lo que yo mismo había pensado en un principio, lo cierto es que Bloondy parecía ser una vampira algo “diferente” al resto aunque no había conocido a muchos vampiros como para afirmar tales pensamientos, pero siempre pensé que mi encuentro con vampiros sería algo más lúgubre y peligroso teniendo en cuenta que aunque fuera un cambiante no dejaba de ser un humano, y si me encontraba con un vampiro bastante hambriento bastaría para que pudiera tomarme como su presa aunque tuviera colmillos y garras para defenderme. Siempre me había sentido muy cómo en la presencia de hechiceros que aquel encuentro, aunque inesperado, dotaba otro giro y otro sentido al hecho de los vampiros... eso no significaba que todos fueran tan gentiles como lo estaba siendo ella en esos momentos, siempre andaría con cuidado cuando de vampiros se trataba pero no me encontraba tan incómodo como había pensado en un principio, me sentía bien, a gusto con aquella charla mientras ambos conocíamos más sobre la otra raza, ambos seres sobrenaturales que poblaban la tierra y que nos escondíamos de cazadores y de Inquisidores –o al menos yo de estos últimos más- para que no nos mataran, dos razas condenadas a ser perseguidas por algo que no habíamos buscado ni querido ser. No parecía demasiado molesta por las preguntas que le había hecho, seguramente no serían la primera vez que se las hicieran y acabó respondiéndome mientras permanecía sentada uno frente al otro en mitad de aquel bosque, enarqué una ceja cuando me dijo que no había mucha diferencia entre ambos y sobre todo cuando me preguntó si yo no comía animales, sí, lo cierto es que sí lo hacía para sobrevivir y si lo pensabas tenía hasta su sentido sus palabras. La diferencia, como había mencionado antes, es que para los humanos saber que había otros seres que se alimentaban de su sangre no era algo que les agradara. Hasta esos momentos el ser humano estaba en la cima de la cadena alimentaria, saber que habían otros seres mucho más rápidos, veloces y letales por encima que se alimentaban de su sangre no era algo que les gustara para nada, y la Inquisición siempre buscaba motivos para tener a quien condenar para purificar y erradicar el “mal” que había.


-Entiendo tu postura, es decir, no creo que hayan muchos vampiros que solamente se alimenten lo necesario dejando al humano vivo...o al menos es el concepto que se tiene generalizado sobre vosotros. Supongo que a la gente, que está arriba de la cadena alimenticia, no le agrada la idea de saber que hay quienes están por encima... –me encogí de hombros porque era lo que pensaba, por eso a la gente n le gustaba demasiado la idea de los “vampiros”, una leyenda y un mito que se había extendido bastante entre las gentes aunque pensaban que era simplemente eso: leyendas y mitos. Estuve atento cuando me ofreció aquellas notas y ese pequeño fragmento que cantó para mí al pedirle en cierto sentido que lo hiciera, su voz de una soprano sonó en el lugar mientras yo solamente me deleitaba con lo poco que me ofreció con una sonrisa, cuando acabó terminé por aplaudir mientras ella solamente sonreía y se recolocaba el vestido de forma disimulada- te enseñaron muy bien en las clases de canto, tienes una voz muy bonita de una soprano lírica –no es que fuera un entendido en cuestiones de canto pero, al haber visto algunas clases que había dado mi madre, sí que entendía algo- podríamos hacer un día ese dueto, si a ti te parece bien –volví a comentar porque la música era una de mis pasiones en todas sus vertientes y maneras, era lo que siempre me hacía evocar momentos aunque pasados muy felices. Luego llegó el tema de la Inquisición, me sorprendía que ella siendo vampiro no hubiera tenido ningún encuentro con ninguno de estos aunque yo estaba acostumbrado, escuché sus palabras y gruñí ligeramente cuando mencionó que sabía lo que hacían... yo también había escuchado cosas y sabía que les gustaba demasiado torturar antes de matar, experimentar con nosotros- creo que estamos acostumbrados a estar atentos por si nos persiguen, aunque seamos de dos razas diferentes tenemos enemigos en común... pero sí, ambos somos bastante veloces –sonreí de lado y estiré mis piernas mientras ella me contaba su historia, tal y como suponía por su nombre no era originaria de París sino que era de Inglaterra, escuché que en su familia predominaban los seres sobrenaturales y que tenía familia que eran hechiceros, licántropos, pero que predominaban los vampiros... era la primera vez que oía que una familia era predominada por sobrenaturales y, sobre todo, de cada raza puesto que los licántropos y los vampiros no es que se llevaran especialmente bien. Decía que hacía nueve años la convirtieron por lo que era una vampira bastante joven teniendo en cuenta que podían vivir miles de años, la había transformado un vampiro que después de convertirla la dejó a su suerte sin explicarle aquel mundo tan diferente, algo que me hizo chasquear la lengua- ¿no has vuelto a saber más de aquel hombre? ¿No lo buscaste? –Pregunté pero dejé que siguiera explicándose hablándome sobre su prima, al parecer, también una cambiante como yo que me hizo sonreír de lado cuando mencionó la edad a lo que reí entre dientes- tengo realmente cincuenta y seis años, aunque en apariencia tenga veintiocho –comenté recostándome sobre el tronco, enarqué una ceja poniéndome algo nervioso, rascando mi nuca, cuando me dijo que era muy dulce- ¿dulce? Vaya, es la primera vez que alguien me dice que parezco dulce... por norma general suelen decirme que mi aspecto es bastante fiero y no suelen confiar demasiado en mí –me encogí de hombros porque estaba más que acostumbrado- yo soy Escocés pero llevo en París ya unos cuantos años, me refugié junto a un hechicero que me enseñó todo lo que sé a día de hoy... pero la Inquisición nos encontró y tuvimos que separarnos, muchas veces aprovecho de mi condición de cambiante y me muevo por la ciudad en forma de gato para no levantar sospecha alguna... paso más desapercibido de esa forma –sonreí de lado para ver que alzaba su mirada hacia su cuervo que había empezado a graznar- ¿ocurre algo? –Pregunté para luego escuchar sus palabras, siendo la noche que era podría ser algún licántropo convertido por los efectos de la luna llena, o quizás cazadores... o peor aún, inquisidores. Me levanté poniéndome en alerta por la advertencia de su cuervo, seguramente si estaba así es porque podría haber algo en el bosque que hubiéramos pasado por alto mientras charlábamos. Cerré los ojos y dejé que esos sentidos aumentados que tenía hicieran su trabajo, así podía concentrarme mejor en lo que nos rodeaba. No oía demasiado pero sí capté, por uno de los lados, unos aromas que antes no estaban en ese lugar- humanos –dije mientras intentaba identificar aquello que aunque algo lejos parecía acercarse a nosotros, pero había algo raro en todo aquello.... algo en lo que más tarde caí en la cuenta; no eran solo humanos, había un licántropo también. Extraño porque, ¿un licántropo y humanos juntos en aquella noche? No podía ser una coincidencia- Inquisidores –dije abriendo los ojos para centrarlos en la vampira- es un grupo de tres o cuatro personas, no estoy seguro... pero vienen hacia aquí –dije tendiendo mi mano hacia la vampira para que se levantara- habrán mandado alguna batida por ser la noche que es, tienen a licántropos entre ellos... así que nos queda correr para evitar el combate e intentar ser más rápido que ellos, de lo contrario, nos veremos obligados a luchar.


avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Lun Mar 12, 2018 8:19 pm

La vampiresa clavaba su negra mirada en los felinos ojos de aquel cambiante, le agradaba, todo él era bastante agradable para la chica. Y sin duda era misterioso, aunque empezaba a tener a idea de que los cambiantes tenían esa naturaleza, lo cual le eran de un sumo agrado, y más por momentos, desde luego las palabras del cambiante le eran sumamente alagadoras, y sobretodo aceptó ese futuro dueto que este deseaba tener, la verdad que con lo que había oido tocar, podría hacer algo que se considerase hermoso incluso, la musica amansaba fieras, ese era el dicho, quizá por ello los de naturaleza animal se sentían atraidos por ella. A Bloondy todo aquello le resultaba gracioso e interesante, pero se pudo percatar que al fin aquel felino empezaba a relajarse en presencia de ella, y ademas sus palabras se le antojaban bastante dulces.
Olisqueando el aroma que emitia el cambiante, y aunque era inevitable el que escuchara su corazón, el torrente de sangre que apresurado se desplazaba por sus venas, pero sin embargo ni un solo movimiento hostil y ninguna intención de él, el instinto la dejaba llevar por lo que haría un vampiro, pero por lo general habiendo bebido sangre ya, se controlaba favorablemente.


Fue entonces cuando alzó la mirada ante la pregunta de si había buscado a su sire, esa era otra historia, quizás algo complicada para un cambiante, la vampiresa chasqueo la lengua ante eso, y se quedó pensativa sería algo dificil de explicarle. -Las primeras noches para un vampiro son demasiado confusas, es como si estuvieras fuera de si, drogada o en un sueño del que no consigues despertar, estas perdidó fuera de tí, necesistas que te controlen, te digan que hacer...como no sucumbir a esa sed aterradora e insaciable. - Mirá al suelo. - Para mi suerte...sabía previamente de la existencia de vampiros y más o menos que hacen...le busqué, pero no supe más de él....puede que tampoco me esforzara en esceso en esa busqueda, pero si que lo hice...- Comentó, no quisó entrar más en detalles, apenas le conocía, sonrió cuando desveló su edad, desde luego por las reacciones del cambiante parecía sorprendido por cada comentario que hacía la vampiresa.
Su historia parecía mostrar tambien ciertos desaires encontrados con la inquisiición claro que ella no había tenido tratos con estos, siempre los había esquivado y su prima la mayor era especialista en ello nada menos, lo cual, siempre había evitado a la vampiresa encuentros desagradables con ellos.


El graznido del cuervo era tan alarmante, seguramente Garrus entendía exactamente el aviso del cuervo, pero Bloondy tenía Arkay bien entrenado y le estaba diciendo con ese escandalo que huyera, Bloondy Slibó dando una señal al cuervo de que volviera a casa, y se pusiera a salvo, no quería que ningun daño su preciado amigo sufriera, bufó alterada, pues nunca antes había enfrentado a inquisidores, ella buscaba captar el aroma a sangre de ellos, estaban lejos, pero si había un aroma que capto. -Con alguien de sangre toxica...- Alcanzó a decir, eso la puso muy nerviosa, parecía que el cambiante tenía más información que ella por sus instintos animales, Bloondy le observó con cara de susto. -Huyamos...a la ciudad...no entrarán siguiendonos....no van a mostrar su mascara ni la nuestra...demasiadas explicaciones...¡¡corre!!.- Gritó la vampiresa, cogiendole la mano para levantarse y empezá la huida.
Mientras avanzaban apresuradamente, Bloondy escuchó un jadeo, un jadeo animal, de alguien que también se movia a velocidad sobrenatural, sin duda un lobo, apunto de avalanzarse sobre los dos, Bloondy empujó al cambiante para evitar que el licántropo le alcanzase, Bloondy se frenó para enfrentarlo, o por lo menos distraerlo, dejando que el cambiante cogiera algo de ventaja, el licantropo quiso atrapar a la vampiresa entre sus garras, pero Bloondy salió a toda prisa de vuelta a la ciudad, escuchaba aullidos, fue enseguida en busca del cambiante a ver que estuviera bien, aunque escuchaba al lobo pisar los talones.



Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Miér Abr 11, 2018 4:27 pm

Para ser la primera vez que me encontraba con una vampira debía decir que mi primer encuentro no estaba yendo nada mal, porque quizás tenía otra perspectiva de los seres sobrenaturales que poblaban la tierra y que aparecían por las noches con la caída del sol dando paso a un mundo de terror en el que todo era posible y donde las bestias cobraban vida como en un cuento de terror atemorizando a la gente. Quizás es que la visión que había tenido de otros seres sobrenaturales era incluso peor de lo que ellos mismos eran, aunque sin duda tenía el pensamiento de que no todos debían de ser como Bloondy porque su presencia no me incomodaba en absoluto sino que más bien me iba relajando poco a poco, descubrir cosas de ella hacía que me sintiera mucho más tranquilo y que no necesitara de estar tenso como las cuerdas de un arpa para poner distancia o sacar los colmillos si la ocasión lo requería. Había encontrado que podíamos hacer un dueto juntos en lo que yo tocaba el violín y ella cantaba, decía que trabajaba en el teatro de los vampiros y aunque no sintiera especial ilusión por pisar aquel lugar siempre podríamos quedar para tocar alguna pieza juntos. Su historia sin duda era lo que más me intrigaba, también por el hecho de que yo era un felino bastante curioso –como lo eran los gatos- y no podía evitar tener esa faceta mía para sacarla a la luz. Evidentemente en ningún momento quise forzar a que ella me contara nada, mi curiosidad a veces podía ser insaciable, pero lo cierto era que no quería que se sintiera obligada a contarme su historia si ella así no lo deseaba... por más que la curiosidad me pudiera. Ante todo era un hombre que respetaba los deseos y voluntades de los demás porque, entre otras, era mi filosofía de vida y no pretendía que los demás se sintieran forzados. Me sentía cómodo con su compañía así que mientras hablaba y me respondía sobre el tema de su Sire escuché con atención. No sabía en exceso sobre los vampiros, no al menos más allá de lo que mi maestro me había contado cuando vivíamos juntos pero sí sabía que los Sire, para un vampiro, eran vitales ya que cuando se transformaban los necesitaban para que los enseñaran a que controlaran su sed de sangre y le mostraran aquello que era vital para su supervivencia. Era como una relación un tanto íntima y extraña para un ser como yo el poder entender su complejidad, como tampoco sabía cómo debía de ser pasar las noches sin o sobre todo los días encerrados en ataúdes y lugares oscuros para que no les diera la luz del sol... a mi entender, un hombre que se sentía en parte animal y al que le gustaba la libertad por encima de todo, no podría vivir parte de mi día encerrado porque de lo contrario podría morir... moriría en el encierro francamente.

Su historia había despertado más dudas que quería preguntarle aunque también pensé que, para un primer encuentro, íbamos bastante bien y no había necesidad de hacerle una ronda de preguntas acerca de ella o mi pensamiento no era ese cuando sí había pensado en el hecho de quedar alguna otra noche, quizás con la intención de hacer ese dueto que habíamos hablado. Fue entonces cuando su cuervo, ese que ella consideraba como su mascota, parecía bastante nervioso y era como si la estuviera avisando de que algo pasaba. Yo que era también un animal podía ver las señales inequívocas que lanzaba su cuervo y centré mi atención en poder ver qué pasaba cuando, para mí desgracia, descubrí que no estábamos solos: Inquisidores. La miré a ella de forma fija porque había dicho que les tenía algo de pánico para ser una vampira como lo era y pensé que la mejor opción que teníamos en esos momentos era el huir, no quería enfrentarme a tres inquisidores cuando ella les tenía algo de miedo. De hecho es que no me dejó decir mucho más cuando, aterrada, tomó mi mano y tiró de ella comenzando a correr con esa velocidad propia de los vampiros y que a mí con mi aspecto humano me costaba porque no era tan rápida como ella ni de lejos. Fue cuando escuchamos unos jadeos que reconocí como los de un licántropo, estos siempre tenían algo más de ventaja frente a los cambiantes como era yo por lo que iba a ser complicado vencerlo... pero la vampira estaba también. De hecho fue ella la que frenó el ataque del licántropo dejando que yo tomara ventaja, miré atrás pero seguí corriendo sabiendo que podría deshacerse de él para seguirme. Nuestra idea era internarnos en la ciudad para despistarlos y en eso estaba cuando una flecha impactó en mi pierna haciendo que cayera al suelo, una flecha de plata que me hizo gritar y caer al suelo porque la plata era lo que más nos debilitaba. Gruñí incorporándome quitándome la flecha para que pudiera comenzar a curar la herida pero iría muy lento, cuando uno de ellos salió con una ballesta apuntándome y ni siquiera lo dudé... me transformé en la pantera negra que era para poder salir airoso de aquella situación y así comenzó una lucha entre ambos. Otra flecha impactó contra mi hombro haciendo que gruñera en lo que saltaba sobre el necio humano que se había atrevido a dañarme, mis colmillos se incrustaron en su cuello haciendo presión y un agarre, cayó al suelo y yo destrocé su cuello acabando con su vida manchándome de sangre. Para cuando levanté mi cabeza vi a la vampira que había venido a buscarme, lamí el hocico manchado con la sangre del humano y me alejé mirando detrás de esta donde los otros nos seguían persiguiendo, donde el lobo nos daría caza enseguida.



avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Sáb Abr 14, 2018 3:37 am

La vampiresa provoca al licántropo para que la persiga por el bosque, esquivandole con bastante agilidad todo sea dicho, aunque se nota que el licano lleva siendolo más tiempo que ella vampiresa, y eso a la larga puede costar mucho, el lobo la acorrala contra un arbol y se relame dejando ver que sabe que la tiene sin salida, pero los negros ojos de Bloondy se clavan en los del licántropo, estos pegan un destello de rojizo ejerciendo la habilidad de confusión contra el licano, que la miró totalmente perdido emitiendo un sonido lastimero, la vampiresa sonrió maliciosamente dejando escapar una maliciosa sonrisilla mientras como si fuera la titiritera, dejando al lobo envuelto en su confusión, mientras Bloondy se desacia de él miraba por el bosque intentando percibir donde se podía encontrar el cambiante, antes de que lo alcanzasen los otros dos inquisidores, los escuchó a lo lejos hablar entre ellos, Bloondy alarmadamente abrió sus negros ojos mientras aceleró el paso de sobrenatural forma para encontrarse con ellos, tenía que dar con el cambiante antes de que los inquisidores le atrapen, no quería que le hiciera daño a su nuevo amigo.


Avanzaba a toda prisa tirando de su velocidad para sobrenatural para acortar las distancias. -¿Garrus?- Le llamó intentando que la escuchara, pero había corrido bastante, escuchó a los inquisidores, obligandose así para avanzar en esa dirección, fue entonces cuando el aroma a sangre llegaba a sus fosas nasales, y el grito del cambiante, Bloondy bufó de sobrenatural forma localizando a toda velocidad donde se contraba su nuevo amigo y los inquisidore, los dos que pisaban los talones, y le habían dado, eso puso furiosa a la vampiresa que interceptó al inquisidor mas rezagado mientras recargaba el arma, cuando vió a la vampiresa acercarse la apuntó, pero Bloondy le sujetó, y le desvió el tiro haciendo que se volase media cara del disparo, el inquisidor no murió en el acto, y miraba a Bloondy con la esperanza que le diera una muerte rapida, pero la vampiresa volvió a tirar de su habilidad de confusión para que el inquisidor confusamente empezaba a ver como unos demonios le devoraban vivo, realmente su muerte se debia al desangre, pero él veria eso los pocos minutos que quedasen de vida. -Al infierno.- Dijo la vampiresa con ironia y crueldad.


Cuando alcanzó la posición de Garrus ya no había ese joven interesante, en su lugar había una pantera, preciosa, manchada de sangre y herida, Bloondy le miró con notable fascinación ojiplatica, le sonrió con amplitud cuando el jadeo se hizo de nuevo a sus espaldas, el licántropo se deshizo de la habilidad de Bloondy, esta se giró lentamente mirando al lobo, que se lanzó sobre ella alcanzandola con un señor zarpazo en el costado que la arrancó un tremendo alarido, ahora el lobo intentó ir a por Garrus, pero Bloondy gateó agarrandole los cuartos traseros como pudo. -Corre....yo le paro....-El lobo se enfadó dandola otro tremendo golpe que la mandó a volar varios metros, Bloondy cayó algo dolorida mirando al licano con notable cara de susto.



Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Vie Mayo 04, 2018 6:40 pm

De nuevo los Inquisidores habían hecho de las suyas y habían logrado encontrarnos en la mitad de aquel bosque, seguramente porque su intención sería buscar licántropos ya que la luna llena coronaba el cielo y con sus haces de plata iluminaba todo a su paso. Debía de reconocer que para ser la primera vez que intercambiaba experiencias con un sobrenatural como lo era yo había ido bastante bien, quizás es que la imagen o el concepto que yo tenía sobre los vampiros estaba un tanto distorsionado porque aunque en un principio había temido lo que Bloondy pudiera hacerme en mi forma humana –aunque pudiera cambiar rápida a mi forma de pantera- debía de reconocer que conforme iban pasando los minutos me había encontrado más y más cómodo y a gusto con ella, me había hecho olvidar el miedo inicial y en cambio había encontrado con que era una vampira de lo más interesante, algo diferente a lo que solían ser los vampiros y me llenaba de curiosidad. No podía evitarlo, era un felino y como estos también sentía la curiosidad recorrer mi cuerpo y saber más sobre ella. Decía que tenía miedo de los inquisidores y, para desgracia de ambos, íbamos a tener que cruzárnoslos mucho a lo largo de nuestra vida porque estos nos perseguían indiscriminadamente, juzgándonos por lo que éramos. Lo que no podía entender era el hecho de que seres como nosotros pudieran trabajar para ellos, como dejaban de lado lo que eran y cazaban a seres que eran iguales que ellos... algo que jamás entendería porque yo sería incapaz de perseguir y atrapar a los que eran como yo, solamente a inquisidores que querían acabar con mi vida, el resto no me importaba salvo que quisieran hacerme daño ya que yo era una persona bastante pacífica. Sabía que luchar no era una de nuestras opciones por lo que ella me había contado, nuestra mejor baza sería huir hasta la ciudad donde no podrían perseguirnos para no provocar un escándalo y que la gente se enterara de que había seres como nosotros rondando por las calles, eso no beneficiaría en nada a la Iglesia. Así que corrimos con la intención de adentrarnos en la ciudad pero nuestros planes se vieron un tanto truncados en esos momentos porque lograron alcanzarnos, ella era mucho más rápida que yo quien hasta el momento iba en forma humana, solo cambió la cosa cuando vi que uno de los inquisidores me disparó con la ballesta haciendo que la flecha de plata impactara en mi hombro haciendo que gritara de dolor, de pronto me vi convertido en una pantera lanzándome contra el humano que me había disparado primero.

Una segunda flecha impactó en mi hombro de otro de los inquisidores que nos habían seguido, gruñí pero entre mis fauces tenía el cuello del primero que me había disparo mientras la sangre manchaba mi hocico y yo acababa con la vida de aquel que había intentado acabar con mi vida. Fue entonces cuando me percaté de que Bloondy se acercaba hasta donde yo me encontraba y me giré para contemplarla, sabía que se había encargado del otro hombre porque podía oír sus gritos de dolor en lo que lamía mi hocico limpiándola de la sangre que me había manchado del humano. Su sonrisa hizo que la mirara con detenimiento, había aprendido a controlar el animal que era y solamente mostré los colmillos mirando en otra dirección cuando noté el olor del licántropo que nos había estado siguiendo acercándose, sabía que pronto atacaría por lo que me puse en posición con la flecha clavada en mi hombro que quemaba, pero se acercaba demasiado deprisa y no daría tiempo a quitármela. Planté mis zarpas sobre la tierra poniéndome en posición de ataque en lo que ella se giraba en la misma dirección de donde provenía, el lobo salió de detrás de ella lanzándose sobre ella y aprovechando ese momento le dio un zarpazo en su costado que la hizo jadear por el dolor del mismo, el lobo se fijó en mí y le gruñí mostrándole los colmillos en señal de advertencia y amenaza al mismo tiempo. Sabía que los licántropos eran más fuertes que los cambiantes ya que su tamaño era algo mayor, pero eso no quería decir que no tuviera oportunidades y desde luego tras haberla herido no pensaba marcharme. Se abalanzó sobre mí pero Bloondy, desde el suelo, consiguió pararlo agarrándolo por sus patas traseras, no pareció gustarle demasiado al lobo que se giró dándole un zarpazo que la hizo estamparse contra un árbol donde cayó al suelo, sabía que la había dolido y pude ver también la cara de susto que puso, ¿cómo podía dejarla sola frente al lobo? Aproveché que este se centraba en la vampira para lanzarme sobre él, caí sobre su lomo y mis uñas traspasaron su piel haciendo que gruñera como si me estuviera agarrando como si fuera una presa que cazar, mis colmillos pronto se fueron hacia su cuello donde los clavé haciendo que aullara y que intentara quitarme pero mi agarre era firme y, aunque me llevé un par de zarpazos, no solté en ningún momento provocándole heridas que le hacían sangrar mientras aguantaba todo lo que podía encima del lobo. Ese era el momento que podía aprovechar la vampira para acabar con su vida, yo le desgastaba haciéndole heridas profundas con mis zarpas y mis colmillos clavándose en varios lugares de su cuello por todo el lugar haciendo que se desangrara. Pero sobre todo así estaba más expuesto, intentaba por encima de todo alejarme de encima porque sabía que así era vulnerable, para defenderse de ella primero tendría que quitarme a mí de encima así que llevando mis felinos ojos hacia la vampira le gruñí como si quisiera decirle un “ataca ahora” para que pudiera acabar con la vida del licántropo. Esa era la única manera de poder derrotarle y, además, de saber que no volverían a alcanzarnos porque sabía que si escapábamos iría tras nuestro igualmente. Gruñí de dolor cuando su zarpa se clavó en mi costado haciéndome sangrar, dolía demasiado pero incluso así cuando notaba que las fuerzas comenzaban a fallarme no solté mi agarre. Aquella lucha la teníamos que ganar Bloondy y yo, así que rezaba porque la vampira actuara y le diera el final que el lobo estaba pidiendo a gritos.


avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Dom Mayo 13, 2018 2:41 am

La cosa se pone intensa, y ese licántropo tenía mas sed de sangre que la que podía tener la propia vampiresa, aun asi el licantropo sabía moverse y consiguió alcanzar a la vampiresa que tras darle un tremendo zarpazo, arrancó un grito de dolor a la cainita que se toco rapidamente aquel zarpazo que era todo un daño agravante, se relamío de sus dedos los resquicios de sangre mientras observaba con los ojos muy abiertos al licano que tenía justo delante de ella, mientras este miraba a su nuevo amigo. Ella fruncía el ceño mirandole recuperandose del golpe doloroso si, pero su condición hacia que lo aguantara sin el mayor de los problemas, si tuviera pulso ahora mismo estaría retorciendose de dolor, pero no, ella seguía en pie con sus ojos rubí encendidos con una mirada fija en la que apenas pestañeaba mirando al licano, que se giraba ahora decidido a hacer girones al cambiante, Bloondy miró a la pantera y saltó para sujetar la patas traseras del licantropo siendo arrastrada unos pocos metros por el suelo hasta que el lobo comprobó de manera más que eficaz que con la vampiresa sujetandole las patas no iba a ninunga parte, asi que tuvo que optar por dejar al cambiante por el momento y hacer frente a la vampiresa.


El lobo furioso volvió a golpearla estrellandola violentamente contra un arbol, este se quebró con la espalda de la vampiresa que miraba con terror al lobo como se giraba dispuesto a hacer trizas a la vampiresa, que se echó hacia atras mirando como la bestia se acercaba, Bloondy la bufó intentando intimidar, pero fue la acción del cambiante la que salvó la noche, los ojos rojos se mostraban muy sorprendida, sin duda ese cambiante le había hechado de valor, pero la cosa se ponía fea, el lobo intentaba revolverse y quitarse de encima al felino que le hería, pero el lobo también le hirio, tenía que moverse, sacó una daga del ligero que tenía bajo las faldas, se movió a velocidad sobrenatural plantandose en un segundo frente al lobo, que distraido no pudo evitarlo, cuando la vampiresa cortó la garganta al licántropo que a la vez que perdía la vida, perdía su forma lupina y volvia a la humana. Bloondy le miró sin ingun tipo de piedad.
Cuando su fria mirada cruel se desvió miró al cambiante, su herida sangraba como la de ella, Bloondy guardaba su daga y se acercaba a la pantera, escuchando con suma claridad el latido de su corazón, olisqueando el aroma de la herida sangremte, miró a la pantera mientras la fria voz de Beltram le daba ideas maliciosa, pero Beckett se interpuso hechando para atras las ideas malevolas que pudiera tener.


Gruñe y sacude su cabeza despetando de sus instinto vampirico, es su amigo, los amigos no se comen, se repite mentalmente mientras lleva sus frios dedos palidos a acariciar la herida del felino. -¿Te duele? lo siento...debí ser mas rapida...ha sido una metedura de pata...pero no te preocupes, te cuidaré.- Mira al rededor mientras piensa donde pueden ir, se escucha a lo lejos al cuervo graznar, y Bloondy arquea la cejas y sonrie con un deje de inocencia aunque muestra los colmillos. -Ven, vamos a mi casa...- Dijo intentando coger la pantera en brazos aprovechando la fuerza que su condición le daba. -Ahi estaremos seguros.- Comenta la vampiresa con total seguirdad.



Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Garrus Vakarian el Lun Jun 04, 2018 12:56 pm

Al final habían acabado encontrándonos y me había visto obligado a transformarme en una pantera para poder salvar mi vida así también como la de la vampira a quien parecía aterrorizarle los Inquisidores pero no nos habían dejado de otra, teníamos que atacarlos para mantenernos con vida y aunque no era alguien que se dictaba por la lucha y por la fuerza, así como el matar, cuando mi vida se ponía en peligro no miraba lo que estaba bien y lo que estaba mal, actuaba por instinto y supervivencia y mi vida estaba por delante de cualquiera que se prestara. Por lo que sabiendo que un licántropo tenía más posibilidades contra un cambiante aun así no me eché hacia atrás sino que la ataqué esperando que la vampira llegara para ayudarme porque solo ella de los dos tenía la fuerza necesaria, la habilidad y la agilidad como para matar a un licántropo. Gruñí cuando este en la pelea que estábamos manteniendo me hirió en el costado sumándose a las demás heridas que tenía por las flechas y que mermaban mi capacidad y mi fuerza, sin embargo yo también le había herido y ahora esperaba que Bloondy llegara para acabar con la vida del licántropo porque en mi condición no sabía cuánto más iba a poder sujetarlo y mantenerlo hasta que ella acabara con su vida, porque ellos no podían ganar y no podíamos dejar que se salieran con la suya porque a saber los experimentos que hacían con nosotros o simplemente nos torturaban hasta que decidían que era suficiente y nos mataban. Para mi suerte cuando estaba al límite de mi aguante y de mis fuerzas fue que la vampira apareció en mitad de aquella lucha, con esa velocidad que tenía y de la que hizo gala se plantó frente al licántropo que contenía con mis últimas fuerzas sintiendo la sangre que manaba de mis heridas para ver cómo se puso delante del lobo, su cuerpo tapaba parte de la figura del licántropo pero escuché cómo su piel se rasgaba y olí la sangre notando que dejaba de hacer fuerza contra mí y que al final cayó al suelo en un charco de sangre donde volvió a convertirse en el humano que era perdiendo así su vida. Caí desplomado al suelo por el esfuerzo y la pérdida de sangre sintiendo a la vampira que estaba cerca de mí, mis ojos se entrecerraban cuando yo quería mantenerlos abiertos pero me era imposible, gruñí de forma baja por lo débil que me veía por las heridas en lo que ella terminó de acercarse, se inclinó para olfatearme, sacudió su cabeza y pensé por un momento que se había visto atraída por mi sangre... al fin y al cabo era una vampira y era de lo que se alimentaban. Pero no me hizo absolutamente nada, guardó la daga de nuevo y sus dedos fueron hasta la herida que llevaba en el costado, pude sentir su frío tacto en mi piel mientras mis ojos felinos la observaban. Apenas comenzaba a ser consciente de lo que me rodeaba, la escuchaba hablar pero su voz parecía lejana y algo distorsionada así que no alcancé a saber mucho más cuando sentí que me tomaba en brazos porque perdí el conocimiento por completo, dejándome envolver por la oscuridad pero estando tranquilo porque creía en sus palabras de que iba a curarme, sabiendo que no me atacaría ni me mataría bajo ningún concepto.

No supe el tiempo que había pasado desde que me había quedado inconsciente hasta que finalmente desperté de nuevo, estaba en una habitación con una decoración un tanto gótica para la época, me encontraba sobre una superficie mullida y cómoda para darme cuenta de que estaba sobre una cama. No reconocía el lugar pero enseguida pensé que debía de ser la casa de Bloondy, mi olfato no fallaba y aquel lugar olía demasiado a ella aunque también distinguí dos más que no reconocí en absoluto pero que tenía cierto matiz... quizás pudiera ser de algún familiar de la vampira. La ventana estaba ligeramente abierta de donde entraba una leve brisa que mecía la cortina y restaba el calor que hacía esa noche, intenté incorporarme para hacer una mueca por el dolor que sentí en el costado, llevé mi mano al lugar viendo que llevaba una venda y bajé mis ojos para verla donde se suponía que debía de estar la herida. Acabé apoyando de nuevo la cabeza en la almohada y cerré los ojos lanzando un suspiro, el lugar estaba en calma y no dudaba de que la vampira volviera de nuevo para ver si había despertado y cómo me encontraba. Fui a incorporarme para quitarme las sábanas ya que me daban algo de calor cuando me di cuenta de que estaba completamente desnudo, era lo malo de las transformaciones que perdías la ropa y acababas desnudo en cualquier maldito lugar. Lancé un suspiro y supuse que la vampira iría a buscar algo para taparme, igualmente con cuidado me levanté de la cama y tomé la sábana que envolví en mi cintura hasta que me acerqué hasta la enorme ventana desde donde se podía tener una vista bastante lujosa de las demás mansiones que había en el lugar, supuse que estaríamos en la parte más “rica” de la ciudad Francesa donde estaban las grandes mansiones y donde los ricos vivían, jamás había estado demasiado tiempo en esa zona porque no me gustaba demasiado la alta clase, muchos de ellos tenían el ego subido y no me hacía demasiada gracia el lujo y lo excéntrico, quizás porque había vivido de una forma mucho más humilde. Sin embargo no iba a hacer juicio alguno por el lugar donde me encontraba ya que pensaba que para un vampiro era más fácil tener una fortuna con el paso de los siglos que un humano y agradecía a la vampira que me hubiera llevado a un sitio seguro para curarme, no debía de revestir mayor gravedad y debería de estar curado en un día dada mi condición de cambiante. Miré al horizonte observando las luces de la ciudad que se veían desde aquel lugar, también me fijé en el terreno extenso que tenían cuando sentí el olor inconfundible de la vampira y supe que venía a mi encuentro. Para cuando me quise girar ella ya había abierto la puerta y se había fijado en que me encontraba en la ventana.


-Hola de nuevo, Bloondy
–dije girándome para quedar cara a ella en lo que cerraba la puerta tras su espalda- me alegra que hayamos podido salir de ese encuentro con los Inquisidores –sobre todo porque sabía que les tenía pánico- gracias por traerme hasta aquí y curarme, espero que no te haya causado demasiadas molestias el que me trajeras a lo que deduzco que es ¿tú casa? –Pregunté dando un vistazo de nuevo a la habitación en la que me encontraba- agradezco también por curarme la herida, para mañana ya debería de estar curada –dije con una sonrisa fijando de nuevo mis ojos en la vampira- espero que no te incomode que haya tomado la sábana, mi ropa seguramente esté hecha jirones cuando me convertí en una pantera... –dije con cierto deje de humor sabiendo que era muy probable que me hubiera visto desnudo.


avatar
Garrus Vakarian
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 60
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Sáb Jun 16, 2018 1:04 am

El encuentro en el bosque fue altamente peligroso, pero por otro lado el haber acabado con el licántropo supuso un alivio para la vampiresa que se acercaba al cambiante, mientras su vista inevitablemente se desviaba a la sangre que caía contra el suelo, eso inhundó las fosas nasales de la vampiresa que tiñó sus negros ojos de color rojo rubí, mientras se aproximaba a Garrus lentamente, inclinandose a él, tocando su olida, embriagada del aroma en sangré pero cargué con él, mientras volvía a su forma humana por perder el conocimiento, los ropajes de él estaban algo desgastados pero no lo iba a llevar desnudo, ya en casa la vampiresa pensaría que hacer.
Lo primero era curarle de las heridas, miró su mano manchada al completo por la sangre ajena del cambiante, no se pudo resistir y se llevó la mano a la boca, sacando la lengua para relamer la sangre que la había manchado, la sangre de cambiante se le antojó bastante buena, no iba a mentir, pero a un amigo no se le come.


Bloondy ladeaba la cabeza tanteando las posibilidades, mientras traía vendas, sabía que lo cambiantes se curaban aceleradamente, más alzó la mirada para encontrarse con la de Beckett, uno de los que solo ella conseguía ver, Bloondy ladeo un poco la cabeza observandole. -¿Que haces aqui?- Pregunta Bloondy mirando a la equina que de Garrus estar despierto no verías nada, mientra ella lo observaba de reojo "Ah, solo atormentarte, se que no soy tan divertido como Bertram, pero alguien tiene que poner cierto orden aqui" Dijo la profunda voz del hombre sinuoso con ojos de bestia que tenía frente a ella, Bloondy solo hizo un aspaviento mientras seguía curando la herida del cambiante y vendandola, mientras ella podía sentir la presencia de Beckett a su espalda, asomandose por encima de ella "¿Vas a mirar al cambiante sin ropa? un detalle por tu parte taparlo, y pero el beber su sangre...ya sabes lo impresionable que eres vampiresa" Dijo burlón esa sombra antes de desvanecerse entre las sombra "divertida, muy divertida, eres peor que un licano que no encuentra la luna" Malicioso, y calmo, hacía remover la cabeza de Bloondy para que esta se le llenase de ideas "Tienen sus reglas y su religión, todas ellas diseñadas para mantenerte a salvo, pero cuando las reglas se rompen empiezas a cuestionar su fé" Resonó en la cabeza de Bloondy, la cual no dudó en golpear ligeramente su sien para espabilar.


Esos acertijos eran propios de de Beckett y Bloondy sabia interpretarlos, y no le gustaba mucho ese mensaje que digamos, ella bufó malhumorada mirando donde desapareció Beckett mientras dejaba al cambiante descansar en la cama, al poco volvió dejandole ropa limpia para cuando despertara, ropa masculina claro estaba.
Cerca estaba el alba y la vampiresa se retiró a descansar, dormir un poco despues de la noche tan movida, y dejar al cambiante tranquilo mientras se recuperaba. Cuando cayó la noche pudo sentir que el cambiante se había despertado, asi que se puso en pie, y entró en la habitación observando al hombre de pelo oscuro cerrando tras de si. -Buenas noches.- Saluda educada la vampiresa, mientras sonreía escuchando las palabras, y asintiendo cuando afirmó ser su casa. -No me molestas descuida. - Señala el montón de ropa cuando él menciona su ropa hecha trizas. -Te traje ropa que tenía en un armario, no sé si será de tu taya..siempre es mejor que una sabana...aunque lo de la sabana es muy romano, que divertido..- Comenta tranquilamente mientras observa los vendajes olfateando la sangre.

-Recuperaté no hay prisa, la mansión es grande...no hay mucho servicio, solo el necesario para mantenerlo todo bien cuidado, mis primas son histricas del orden...- Asegura encogiendose de hombros para despues mirarle chasqueando la lengua. -Seguro que querras comer...visteté y te llevo a la cocina...si quieres no miro. -Dijo girandose mirando un punto fijo en la pared.



Al caer la noche mis rosas son las más punzantes. Las más hermosas y peligrosas
-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"


La noche cae, asi que vuelvo a la vida:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 223
Puntos : 209
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rencontre sombre [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.