Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Moonlight Shadows [Libre]

Ir abajo

Moonlight Shadows [Libre]

Mensaje por Ayshane Yuri el Miér Ene 17, 2018 11:47 am

Afortunadamente mi primera transformación en tierras francesas había pasado sin daños colaterales, al menos que yo recordase; el hecho de no encontrar rastro de sangre alguno solía ser una señal inequívoca de que nada atroz había sucedido.
Lo cierto es que pertrecharme en esa cueva cercana a la playa había sido una buena idea, aunque todavía no pensaba cantar victoria. Otra noche donde la dama blanca coronaría el cielo seguía a ésta, y desconocía si mi plan de mantenerme alejada de los humanos cuando la bestia se apoderaba de mi alma sería de nuevo posible.

Cuando horas antes comenzó la maldición y todo mi ser comenzó a quebrarse entre aullidos de dolor y el sonido sordo de huesos rotos, mi último recuerdo era de encontrarme encadenada por el tobillo a un grillete metálico, sujeto fuertemente al suelo. Sin embargo, al despertar de nuevo en forma humana, mi cuerpo desnudo no se encontraba sobre la fría piedra de la gruta, sino unos metros más alejado, descansando en la mullida hierba junto a un arroyo.

No tardé mucho en regresar caminando hasta la cueva donde había guardado mis pertenencias. Tomé la ropa dejando el resto de útiles que necesitaría para pasar el día siguiente allí, y con ésta me dirigí a la playa donde tras enjuagarme del barro que portaba en algunas partes de mi cuerpo; después de lo cual me vestí con calma, frotándome los brazos para entrar en calor.

Agradecía que el ambiente helado del otoño apartase de allí a miradas indiscretas, aunque nunca podía saberse cuando un cazador nos podría sorprender por la espalda. No era el primero que hubiese visto en París, y sin duda tampoco sería el último. Era por ello que trataba de mantener los sentidos bien alerta, a pesar de que el murmullo de las olas producía en mí un profundo estupor.

Estaba agotada, como siempre que me transformaba, pero sabía que debía dormir y descansar si al amanecer quería seguir con la búsqueda de ese desconocido al que me habían prometido; aunque si lo pensaba bien, había algún fleco suelto en toda esa historia que no terminaba de cuadrarme. ¿Cómo era posible que no hubiese ningún dato de ese hombre? Si no fuese porque conocía a mi hermano, o eso era lo que pensaba, hubiese jurado que me había mandado tan lejos en una misión inútil para mantenerme alejada de la manada.

Me senté sobre la roca desde donde disfrutaba de un hermosa panorámica de la playa, y fue entonces cuando vislumbré una lejana silueta que parecía encaminarse hacia mí. ¿Cazadores? Demasiado lejos para saber si era amigo o enemigo, así que opté por hacer lo que mejor se me daba, atacar por sorpresa.
Me escondí tras una de las rocas que ocultaban el sendero por el que había llegado, ese que me llevaría a la gruta escondida donde estaba mi espada. En caso de que se pusiesen las cosas feas, siempre podría huir por ahí.




avatar
Ayshane Yuri
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 107
Puntos : 80
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 25/09/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.