Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Edén | Privado

Ir abajo

Edén | Privado

Mensaje por Svetlana Alekséyevna el Miér Ene 17, 2018 11:21 pm

Recostada aún sobre el tálamo se volvió para cubrir su desnudez con la sabana. Su cliente en turno arrojó con desgano el dinero sobre la pequeña mesa de noche que se hallaba a su lado para después tomar sus pertenencias y abandonar la habitación azotando la puerta de golpe. Loreto permaneció en silencio un par de minutos tratando de soportar esa angustia. No obstante la lucha se volvía insoportable cada vez más. Llevó su diestra a su mejilla, la cual aún ardía debido al golpe propinado por aquel sujeto. Estaba habituada ya a ese tipo de tratos. Sujetos descarados y explosivos que mantenían la cordura por unos minutos para después descargar su ira en contra de las jóvenes que ahí trabajaban. Como si el mero hecho de ser tildados con el nombre de prostitutos les diera al resto de los residentes el derecho de tratarlos como escoria de la capital. Como personas despreciables que debieran ser ocultos de la belleza edificada por otras clases más privilegiadas.

Lo cierto era que no todos poseían el mismo carácter y el mismo temple para soportar dichas eventualidades, algunos por obligación, por reparación de daños o por el mero gusto de regalar su cuerpo a extraños se hallaban aun atrapados en esa misma realidad. Loreto poseía una ambición ferviente que le empujaba a continuar sobre ese sendero. Conseguir la información necesaria sobre el paradero de Lionetta, su hermana menor para hallarle y explicar el porqué de esa serie de infortunios los cuales habían marcado su separación. La joven italiana nunca se había interesado en la artificialidad de lo material, sus sueños eran más tangibles y menos ostentosos. Suspiró apenas recobrando las fuerzas para vestirse nuevamente. Dentro de una pequeña caja aún conservaba un par de cartas escritas para su hermana, mismas que entregaría en cuanto le viera nuevamente, constantemente recordaba con vehemencia cuanto la extrañaba y como deseaba que pronto ese largo calvario terminara.

Se dirigió a la barra del lugar y pidió un trago. No solía permanecer en el burdel más de dos noches, así mismo no acostumbraba beber, sin embargo haría uso de cualquier herramienta para mantenerse con vida en esa jungla sombría de perdición. El líquido amargo avanzó por su garganta ahogando apenas los deseos de rendirse. Suspiró nostálgica al contemplar el cuadro que le rodeaba. ¿Valdría la pena realmente mantenerse ahí? En el mismo sitio donde había conocido al vampiro que le había salvado y entregado en bandeja de plata su venganza, el mismo hombre que había embelesado sus ojos con castillos de cristal y que en ocasiones desaparecía por largos periodos. Él, quizás era el único a quien podía eximir de ese sendero de muerte, aunque analizando la situación, ella hacia cedido ante tales sortilegios, había cedido su confianza y ahora se hallaba sobreviviendo una expiación ajena. Giró su cuerpo un poco al escuchar que la puerta se abría y al colocar su vaso nuevamente sobre la barra, sonrió con agrado por primera vez al topar su mirada lánguida con la de un viejo conocido.


Última edición por Loreto Giordano el Jue Feb 01, 2018 2:19 am, editado 1 vez




Will you find what lives behind my eyes?:
avatar
Svetlana Alekséyevna
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 30
Puntos : 20
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 22/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Edén | Privado

Mensaje por Karsten Chavanell el Lun Ene 29, 2018 5:15 am

No he de negar que arrastro los fantasmas de mi vida mortal, demonios que me atrevo a decir nacieron conmigo en Italia mucho antes de convertirme en un monstruo. Jamás negaré el resentimiento que guardo hacia mi hermana por convertirme en esto a pesar de sus mejor intenciones así como soy incapaz de refutar que su causa se ha anclado a mi lado, lo sé en cuanto me veo frente a la escoria humana que se hace llamar asi mismo humano, una vez sale de la habitación. Quizás, de tratarse de alguien más m proceder fuese el mismo, tal vez es tan solo el estima que guardo hacia a ella y el odio que sostengo sobre una selecta estirpe.

No es forma de tratar a una dama —digo, tan pronto sale de la habitación. Sonrío ante su mirada de desdén y repudio. Ignoro las groserías que suelta y poso una mano sobre su hombro, mirandole fijamente a los ojos sin dejarle otra opción que seguirme.

Una vez a la intemperie del sucio aire frances, aspiro hastiado—Por hombres como tu es que mi querida hermana anda por ahí decapitando como si fuese un deporte olímpico —sacudo levemente la cabeza. Y sí, he de confirmar que es la estima que guardo hacia Loreto la legítima razón por la que he decidido interferir—. Esto es lo que haremos —doy unas cuantas palmadas a su cara regordeta—, entrarás de regreso y le pagaras el doble. Es el mejor sexo que jamás has tenido mas la impotencia que padeces junto con esta basta estupidez te hace actuar como un cerdo, ¿Entendido? —ladeo la cabeza—. Ahora ve, antes que decida agregar otra cabeza a la lista.

Ser dadivoso no es la mejor de mis virtudes, si he de ser honesto, no la tengo del todo. Pero ahí estaba, detenido a mitad de camino por ella, por razones que aunque no sean profundas escojo no descifrar.

Espero que el patético intento de hombre complete la fácil misión que le asigné y tan pronto se esfuma me embarco a continuar mi rumbo…, o es lo que pretendo, hasta que giró en dirección contraria, hacia el burdel. Su sonrisa me recibe en cuanto entro y, sin ganas de evitarlo, media sonrisa escapa de mis labios.  Me dirijo hacia la barra, el mojigato ya iba de salida, dejó el brillo carmesí de mis iris brillar cuando me mira ahuyentandolo.

No deberías ser tan transparente, Dulzura. Al menos no en público —observo al llegar a su lado—. ¿Será que verdaderamente te alegra verme?  
No ha cambiado mucho en el tiempo que ha transcurrido. Me encuentro a mi mismo aliviado de corroborar que aún mantenga la distinción que le conocí la primera vez, convirtiéndola en parte de la escasa minoría que se ha ganado mi estima.
Veo que te está yendo bien —hago ademán con la mirada al mazo de dinero  en sus manos. Sé que no ha de necesitarlo como otras en este lugar, sin embargo, es lo único que una desgraciada bestia como yo es capaz de hacer por el momento con tal de evitarle el baño de sangre dirigido con la furia que me abraza al ver su dulce rostro lastimado.

Respiro profundo, buscando la serenidad que hace años perdí, frunzo el entrecejo y respiro una vez más—. Debí matarlo —digo entre dientes, acariciando su mejilla con el revés de la mano.
avatar
Karsten Chavanell
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 57
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Edén | Privado

Mensaje por Svetlana Alekséyevna el Jue Feb 01, 2018 2:55 am

Cuando su mente distraída marchaba hacia rincones inhóspitos de su reminiscencia se mostraba frágil y apacible como sin en la inmensidad de ese paraje desolado en sus evocaciones hallara el único solaz que le mantenía con cordura. Si bien nunca se había mostrado como una mujer de conflicto, solía callar antes que soltar alguna acotación precipitada. La sonrisa apostillada en los labios de la mujer italiana era autentica y no era para menos, aquella efigie misteriosa que se adentraba en el perímetro de mala muerte resultó ser un caballero que había conocido un par de meses atrás. Apenas habían cruzado un simple saludo en ese entonces. Las condiciones bajo las cuales se había dado un primer encuentro con él no eran menos favorecedoras que su panorama actual y es que a decir verdad el sendero de la rubia estaba precedido por una estela de sangre y muerte. No tenía nada que perder después de haber vendido su alma a un demonio de la noche para concretar su otrora venganza. Una vez más hizo gala de su encanto natural, solo una mirada y una sonrisa habían sido suficientes para acuñar su recuerdo.

Pudiera estar equivocada, aunque Loreto difícilmente olvidaba un rostro. Ese que ahora parecía estar sumergido en una especie de ensueño mientras contempla el líquido embriagante servido en el vaso de cristal. Al parecer no era la única que cedía de vez en cuando a las caricias del alcohol. Atónita ligeramente por la acción de su amante, solo le bastó recibir el dinero, podía suponer ya no alcanzó a escuchar del todo que aquel acto había sido producido por su viejo conocido, en cuanto al imbécil del hombre que le había golpeado minutos atrás no tenía más nada que decir al respecto.

–Buenas noches Monsieur– susurró apenas audible para que el la escuchase.

Ladeó ligeramente su anatomía para quedar frente a él y dedicándole un gesto afable volvió a pronunciar.

–Hace cuanto tiempo que no le veía por acá– suspiró –En realidad no estoy segura, lo que es un hecho es que no pudo haber llegado en mejor momento. Siempre tan atento, por desgracia ser transparente es lo único que me sale bien, aunque quizás el precio sea alto– y asintió  de inmediato –Claro cariño, aunque no lo parezca, realmente aprecio una buena compañía–

A su alrededor, el ambiente era pincelado por retratos de caballeros ruines quienes maldecían y sujetaban con fuerza los cuerpos de aquellas féminas con quienes compartía el mismo oficio. Un par de horas atrás ella experimentó esa sensación de vacío al dedicar palabras vacías a oídos del sujeto que había terminado por golpearle. Significaba un detalle únicamente que había aprendido a sobrellevar, pues la recompensa mayor la alcanzaría el día que se reuniera con Lionetta una vez más. Parpadeo un par de veces para despertar de ese ensueño, una ilusión que ella misma había creado.

Él, en apariencia mostraba una diferencia marcada al resto de los hombres ahí reunidos. No entendía entonces, el porqué de su visita. ¿Soledad? ¿Pasatiempo? O quizás el lujo que una persona de su status podía darse de vez en cuando.

–Descuide, no siempre es así, solo es una mala noche– respondió a la caricia tenue con un beso ligero sobre la muñeca del hombre –Mancillarse las manos con sangre no siempre conlleva a buenos términos–

Sirvió un poco de alcohol en un vaso para ofrecérselo de inmediato.

–¿Qué le trae nuevamente por aca Monsieur Chavanell? ¿A que debo el honor de su visita?–





Will you find what lives behind my eyes?:
avatar
Svetlana Alekséyevna
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 30
Puntos : 20
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 22/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Edén | Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.