Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Crystal Kingdom — Privado

Ir abajo

Crystal Kingdom — Privado

Mensaje por Cirene Lewis el Jue Ene 18, 2018 2:26 am

Incomodidad era una buena palabra para empezar a describir que lo sentía en ese momento. Ella jamás se había acostumbrado a reuniones tan rimbombantes, y menos cuando se trataba de la familia (de una que ocultaba más cosas que la suya, cabía destacar). Se hallaba un tanto contrariada ante los acontecimientos recientes, antecesores de su estadía en los Países Bajos, el lugar de residencia de la familia de su esposo (¡y tanto que le costaba reconocerlo de ese modo!). Habían llegado a un acuerdo luego del incidente con McWhir; no, McWhir no, Barton Lewis, que le quedara bien claro. Pero de eso nadie más de la familia Lewis debía enterarse. Prácticamente, Brent y ella, eran quienes debían cargar con la verdad, hasta el momento adecuado, en lo que al duque se le acomodaban las tuercas por descubrir algo que... ¡Que era desagradable y punto! Fin de la historia.

El caso es que a Cirene no le gustaba estar metida en esos asuntos, aún teniendo una historia bastante particular con piratas y malhechores. No se sentía parte del conflicto, y le costaba mostrar empatía hacia Brent, a pesar de sentir un poco de pena por lo ocurrido. No obstante, era una bruta, acostumbrada a lidiar con brutos, así que no fue fácil tener que meterse en el papel de la esposa hipócrita, sabiendo que los Lewis no olvidarían nunca su huida el día del casamiento. ¡Si tan sólo pudiera hacer eso de nuevo! No. Era contraproducente, ya Barton se lo había dejado bastante claro...

Aunque su humor no fuera el mejor, tenía que reconocer que la villa era preciosa. Amplia, con vastos jardines, que de seguro en primavera estarían coloridos; un pequeño lago y hectáreas que se perdían más allá de las copas de colores ocres. Al menos no se aburriría, llegó a pensar. Podría trepar árboles, como lo hacía en su antigua casa. Lo único malo era tener el ojo vigilante de la madre Brent, con la intención de querer pedirle algo. Pero Cirene no soltaba muchas palabras, precisamente para evitar que la tomaran como acompañante de las aburridas horas del té. ¡Ni de broma asistiría! Así que prefería internarse entre los árboles otoñales durante el día, y regresar cuando el sol empezaba a ocultarse.

En un principio lo hacía sola, sin embargo, luego se obligó a aceptar la compañía de Brent. ¿Por qué le pasaban esas cosas a ella? Estaban mejor sin tener que ser sociales. Él lo sabía, su cara lo decía todo. Pero las parejas jóvenes deben compartir ratos... ¡Ratos mis calzones!

—Oye, ¿por cuánto tiempo más debo aguantar esta tortura? —preguntó en voz baja, por si acaso estuviera alguien de chismoso entre los arbustos—. Voy a parar en loca si esto sigue así... Yo no necesito ningún título de realeza, duh.

Obviamente no, pero la insistencia era abrumadora, tanto que le revolvía el estómago, como llegó a sentir en ese momento, cosa que a él le parecía entretenida. ¡Maldita sabandija!

—¡No te burles! También estás metido hasta el cuello, lo sabes. —Lo golpeó por un brazo con el costado de la mano, inclusive llegó a bufar molesta. Era obvio, no le hacía ninguna gracia, ¡ninguna!



Secrets:


avatar
Cirene Lewis
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 38
Puntos : 46
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 09/08/2015
Localización : Aquí, allá... No importa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.