Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




The whole world is a theater (W.S) [Privado ~ Hazhir]

Ir abajo

The whole world is a theater (W.S) [Privado ~ Hazhir]

Mensaje por Maggie Craig el Jue Ene 18, 2018 5:46 pm

Me estaba muriendo. Sentía como me moría lentamente de la forma más horrible y dolorosa que era capaz de imaginar, de puro y letal aburrimiento. Había perdido la cuenta de las veces que había cambiado de postura en aquella incómoda butaca aterciopelada, que en un principio me pareció mullida y elegante. Claro que entonces todavía no era consciente de las horas que debería pasar sentada en aquel reducido lugar. Y por si estar en el mismo asiento durante horas no fuese bastante martirio de por sí, había tenido que dejar mis calzas de cuero, mis botas de caña y mi camisola, para vestirme aquella noche con un vestido digno para la ocasión y un ceñido corsé, donde me las había visto y deseado para poder meter una daga en la parte posterior. Eso sí, no había renunciado a llevar debajo de las mil y una capas de tela, enaguas y demás, mis botas y alguna que otra arma arrojadiza que se mantenía pegada al muslo por ligas elásticas.

Semanas atrás, había sido contratada por el propietario de un pequeño restaurante del centro, el cual aseguraba que alguien entraba en su negocio por las noches y comía hasta saciarse, desapareciendo después sin dejar rastro. Había puesto el caso en conocimiento de las autoridades, pero en ninguna de las ocasiones en que éstas fueron a comprobarlo, encontraron entrada alguna forzada; asegurando que el comerciante solo buscaba cobrar el seguro por robo y que en realidad era él mismo quien devoraba su mercancía. Sin saber muy bien como, llegó a sus oídos que yo me encargaba de solucionar casos extraños, así como otros tanto de espionaje, y requirió mis servicios. Tras varias noches en las que me quedé en el interior del restaurante de guardia, me encontré la última de ellas con el culpable de tanto misterio. Un cambiante en forma de roedor entraba por un pequeño orificio del cuarto de basuras, y se pegaba el gran festín a costa del dueño del local. Después de una breve charla, una amistosa amenaza y una promesa de no volver por allí, mi trabajo había concluido y era el momento de recibir mis honorarios. Lo que jamás esperé es que el buen hombre optase por pagar mis servicios con la carísima entrada para una obra de teatro. ¿Acaso aparentaba yo de asistir a lugares llenos de gente adinerada y con pomposos vestidos? Más lo vi tan ilusionado con su presente, que no me atreví a decirle que no. Así que con una sonrisa y dándole las gracias por su regalo, me marché con el papel en la mano contrariada como nunca.

De modo que allí estaba yo, viendo una romántica y extensísima obra de teatro en la cual, si había entendido bien, un amor prohibido desembocaba en tragedia. Tomé el folleto de la misma que me dieron al entrar, comprobando para mi desgracia (y para la de mi trasero que no estaba acostumbrado a estar tanto tiempo sentado), que todavía quedaban varios actos por desarrollar. Un sonoro suspiro cargado de resignación escapó de entre mis labios mientras me dedicaba a construir un avioncito de papel donde las palabras Romeo y Julieta quedaron sobre las alas del mismo. Agradecía al menos que la localidad que yo ocupaba estuviese en uno de los palcos laterales, otorgándome así cierta privacidad sobre el resto de asistentes que parecían estar entusiasmados con la obra. Una sonrisa ladina se dibujó en mi rostro al imaginarme que sucedería si se me ocurría volar aquella obra maestra sobre las cabezas de los espectadores; y así fue, sin pensármelo dos veces, que llevé un rebelde pensamiento a un acto de locura, lanzando mi avión por encima de las cabezas de los espectadores que ensimismados en la obra no se percataron de mi movimiento. Todos permanecían atentos a la representación, todos menos uno que me miraba fijamente desde el otro lado del teatro. Me encogí de hombros y sonreí con picardía, antes de recostarme de nuevo en mi butaca y entrelazar las manos sobre mi abdomen.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 302
Puntos : 242
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.