Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Babilonia (privado)

Ir abajo

Babilonia (privado)

Mensaje por Assur Black el Dom Ene 21, 2018 2:57 pm

La noche sucedió al día, como desde hace muchas lunas antaño. Recolocaba el nudo de la corbata sobre mi blanca camisa frente al espejo que me devolvía una imagen elegante, mas alejada de mi propia realidad.
Un monstruo milenario, la oscuridad que predecía a las mil y una sombras que sujetaba con aquel perfecto nudo de la corbata.
Viejos recuerdos que me habían convertido en el elegante depredador dueño del infierno.

Descendí `por las escaleras de la mansión, sin bastón, ni bombón, no necesitaba aparentar mas allá de los afilados aceros de mi mirada y de esa ladeada sonrisa que picara me acompañaba.
Mi destino, el Palacio Royal, mi acompañante la mujer mas bella que jamas había conocido, quizás porque la sangre que corría por sus venas era la de la muerte y en su mirada podía bien encontrar mil dagas.
Un monstruo de mi estirpe, forjada por la misma espada y la misma mano al desenvainarla.

El espectro recorrió las calles, mi pelo ligeramente mecido por la noche y el latir de los corazones la música que me acompañaba a los cascos que rudos golpeaban el adoquinado.
Ante mi el espectacular Palacio Royal, miles como este había visto, civilizaciones que se alzaban sobre ruinas, ruinas que se convertirían en nuevas civilizaciones, si algo me sobraba era tiempo.

La alfombra roja acomodo mis pasos hacia el interior del palacio, me adentré en aquel enorme lugar, con una decoración rococo.
Lleno de luces y sombras , lamparas de araña con numerables cristales que pendían de los altos techos y bellas filigranas como talla de unas paredes amarillas cargadas de columnas serpenteantes.
Un lugar espectacular y cargado de gente luciendo sus mejores galas, gente que a ritmo de vals emprendían la danza, otros que simplemente tomaban de su copa analizando el panorama y bellas doncellas que esperaban su turno en la caza de un marido que las desposara.

Mi mirada se paseó por la estancia, el gran salón, hasta chocar con esos ojos pardos que centellearon al encontrarse con los míos.
No detuve mis pasos, elegantes, casi felinos mis movimientos hacia la preciosa dama que me mostraba afilada su sonrisa oculta tras la copa de champan.
-Deberíamos bailar -dije sin mas dándole un tirón que pegó su cuerpo al mio como antaño lo hacíamos descalzos
Su mano en mi hombro, la mía en su cintura baja, su pelo acariciaba mis dedos, manto oscuro, casada salvaje y su mirada la tormenta de una noche de verano. Y allí estábamos los dos, cortados por el mismo patrón, desafiando al tiempo.
-¿Como te trata la vida hermana? -susurré en su oído.


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 262
Puntos : 264
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Babilonia (privado)

Mensaje por Kishar Black el Miér Abr 18, 2018 2:25 am

Mi vida en caos, mi estadía en París, mis últimas elucubraciones… Pasé mis dedos lentamente por mis sienes, deteniéndome en ellas unos instantes en los que mi rostro no revelaba nada, las aguas se paseaban mansas en este momento como si se hubiesen detenido a propósito de forma abrupta en su recorrido y creaban un espacio en el cual podía hacerse un alto a todo… o al menos esa era la impresión que podían dar.

Recostada en el cómodo sillón de la sala del lugar que transitorio me acogía en la ciudad, desvié mi atención momentáneamente hacia unas cuantas notas depositadas sobre una charola, las tomé en mis dedos mientras mi otra mano se ocupaba con una una copa de vino que llevé hacia mis labios con lentitud. Las miré sin demasiado interés, invitaciones para asistir a uno u otro lugar, una nota de mis abogados, las escrituras que al final terminaban con una línea en blanco aguardando una firma que por el momento se escabullía.

Parecía que ya había vivido esta misma exacta situación hace semanas, por lo que dejé caer los papeles y tomé algo más del líquido rojizo antes de salir de mi aparente inmovilidad. Un justo movimiento de mis dedos sobre el cristal, con apenas la suficiente fuerza creó en el una grieta, única alteración en una superficie aparentemente perfecta.

Me puse de pie y me dirigí a la habitación que ejercía las veces de armario y miré a mi alrededor antes de soltar las tiras de mi corsé para dejar caer mi actual vestuario sobre la alfombra. Caminé por enfrente de varios posibles atuendos antes de detenerme para pasar mis dedos suavemente sobre la tela rojo vino, sonreí lentamente y desenganché el vestido.

Un par de horas después me encontraba en el palacio royal, mi mirada desplazándose con lentitud por el lugar.

La música colmaba el recinto, con el sonido de la orquesta que desde una esquina del amplio y elegante salón invitaba a embarcarse en la majestuosidad del lugar, que con sus exagerados detalles hablaba de excesos de elegancia, queriendo sumergir a los presentes en un símil de una fantasía con su estilo desbordante. Algo que lograba, tal y como se veía en la presencia de tantos que ocupaban el salón.

Si ponía la suficiente atención podía escuchar perfectamente la conversación de un par de invitados que se encontraban en el otro extremo del salón. Si miraba hacia mi derecha distinguía las diminutas gotas de sudor de un joven de nariz alargada que no dejaba de mirar a una dama de dorados rizos que no le prestaba la menor atención… A mi izquierda escuchaba roncar a un hombre pasado de copas, mientras mi mirada aguda captaba sin esfuerzo a una mano confiada que aprovechaba para introducir sus dedos en el bolsillo del pantalón ajeno.

Fue entonces cuando detrás de la escena vi aquel rostro, justo cuando mi copa se encontraba a nivel de mi boca. Mi mirada le reconoció y una sonrisa enigmática y afilada se curvó en mis labios.

Había que admitir que la figura mantenía aquellos mismos movimientos felinos que le caracterizaban. Con ese talante no despojado de elgancia se fue acercando, hasta encontrarse lo suficientemente cerca como para acercarme a él de un tirón. -¿Hay algo mejor que hacer?- Lancé incisivamente acompañando el centelleo de mi mirada mientras colocaba una mano sobre su hombro.

El rostro ajeno se inclinó para hablarme al oído con un leve susurro y una pregunta que podía prestarse a demasiadas respuestas. Giré mi rostro ligeramente para observar aquel que me devolvía mis mismos ojos en un espejo. 

-Importa realmente?- Mi sonrisa ladeada le observó sin despegar las miradas como si jugáramos a ser cíclopes y mis dedos despacio se detuvieron en su nuca mientras mis pies se conducían con ligereza, empezando un baile que para otros transcurría de prisa y para nosotros se volvía intemporal, una suspensión en el tiempo disfrazado de música, como muchas otras falacias que traía consigo la fiesta. Aunque mis palabras no dejaban de traslucir realidad al preguntar si había algo mejor que hacer. La pregunta perduraba en el aire y nuestros movimientos evocaban a aquellos danzarines pies descalzos de otras épocas. -Bienvenido al baile hermano.- 


Dark Queen:
avatar
Kishar Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 32
Puntos : 17
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Babilonia (privado)

Mensaje por Assur Black el Dom Mayo 13, 2018 4:40 am

“¿Realmente importa?” Mi hermana se caracterizaba por muchas cosas, pero la desidia nunca fue parte de ella, era una mujer hermosa, capaz de arrancar el corazón a un humano de las dos maneras posibles, pero el tedio había pasado a formar parte de ella, la inmortalidad, en nuestro caso era difícil de sobrellevar, muchos nos habíamos aislado del mundo por largas temporadas, agotados de ver como las eras pasaban y con ellas las civilizaciones, las religiones, reyes sabios y falsos profetas ¿que eramos ambos? Seguramente dos demonios cansados de serlo.

Mis labios se posaron en su cuello mientras el reloj de arena marchaba nuestro propio tiempo, mientras flotábamos en aquella pista de baile donde solo la sentía a ella pues el resto eran meras marionetas de una vida efímera que pasaría.
Sonreí contra su piel con cierta diversión, cuando eramos niños bailábamos con mucha mas torpeza, ella quería ser siempre la princesa y yo era el caballero andante que la libraba de todos los males.

Me enterré en su olor, en el recuerdo de otro tiempo superior y por primera vez añoré como corríamos libres cuando solo eramos ratas, mortales desgraciados pobres y a los que les acechaban los males.
-¿y si te dijera que te necesito hermana? -pregunté sin separar un ápice mi cuerpo del ajeno.
Bien sabia que era ambigua mi pregunta y el tiempo nos había enseñado a ambos a navegar entre las medias verdades y las mentiras.

Mi hermana tomó una bocanada de aire como si la necesitara y fijó sus preciosos orbes en los miso esperando que mis palabras tuvieran algún tipo de sentido.
-Hace poco he “adoptado a un infante”
Su expresión cambio, bien sabía el deseo de ser madre que esta mujer siempre experimentó.
-Ya me conoces, no creo sea capaz de ser un buen padre, pero por contra, tu...¿por que no me ayudas? Belcebú es peculiar, es un demonio.

Sus dedos jugaban en mi nuca, enredándose con los mechones mientras meditaba seguramente mis palabras.


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 262
Puntos : 264
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Babilonia (privado)

Mensaje por Kishar Black el Vie Mayo 18, 2018 4:59 am

Como dije el baile se tornaba intemporal. De todas maneras, eran pocos los sucesos que realmente marcaban un antes y un después o en los cuales valía la pena reparar. En este siglo las manecillas del reloj continuaban su mundano movimiento marcando días y noches que sucediéndose los unos a los otros eran demasiado similares entre sí.

Paris se vanagloriaba de reclamar el título de ciudad de la luz y sin embargo, al moverme en el salón de baile, los rostros de las parejas circundantes que le habitaban parecían meras expresiones de maniquíes. Si mi mirada se detenía a buscar a mi alrededor y el resto de mis sentidos aguardaban a la expectativa por una señal de humanidad, los vestigios que pudiesen permanecer en tan solo uno, un espécimen, uno en el que lograse vislumbrar aquello que de tan viejo se esfumaba una y otra vez de mis recuerdos, me encontraba con un vacío a mi alrededor, nada lograba satisfacer ese espacio que se me escapaba.

Claro que la percepción de mis sentidos comprendía que buscaba en el lugar incorrecto.

Devolví despacio mi mirada centelleante al reflejo de mi espejo al movernos por la pista. Las manecillas del reloj se detenían al hacerlo, efecto que lograba el encuentro con quien llevaba mi misma sangre y cuyos ojos habían visto las mismas eras, el surgimiento y la caída de civilizaciones que en dedos eternos se tornaban arena escurridiza en un reloj, aunque las conclusiones en los confines de nuestro conocimiento no fueran completamente similares.

Aunque el espejo se empeñara en mostrar los mismos ojos, las profundidades de ellos conservaban sus marcadas diferencias a pesar de que también existiera evidencia de las similitudes que ni el paso del tiempo arrasaría junto con algunas verdades escondidas.

Me moví contra su cuerpo siguiendo aquel baile como dos piezas de un tablero, el rey y la reina, aunque a nuestro lado se echasen en falta los alfiles y los peones. Según la consecución de pensamientos de mis labios salió incisiva la siguiente pregunta. -¿Cómo trata la vida a nuestros hermanos?- Deliberadamente pregunté por ellos y no por él, dejando divagar mi atención hacia el resto de mi sangre.

Antes de ahondar en los detalles dejó salir un comentario acerca de necesitarme. Clavé la mirada en él, estudiando lo que acababa de decirme al escudriñarle. Su comentario se convertía en pregunta y dejaba las interpretaciones en el aire.

-¿Otro infante Assur?- Si mal no recordaba ya tenía una. ¿Qué era esto realmente?

-¿La edad te suaviza?- Puede que las palabras sonaran a cinismo pero distaban mucho de serlo, fijaba completamente mi atención en mi hermano, internándome en esos pozos oscuros.

-Como demonio debería satisfacerte.- Sonreí ladeadamente, al parecer algo se le escurría de las manos o ni siquiera lo sugeriría.

-Dime, te resultó especial, o qué posible motivación te ha llevado a adoptarle.- La palabra peculiar se prestaba a muchas interpretaciones y no todas necesariamente convergían en una conclusión que me orillara a desviar mi atención hacia el infante. -De qué manera aportaría a tu necesidad si ya te tiene a ti para educarle.


Dark Queen:
avatar
Kishar Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 32
Puntos : 17
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/06/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Babilonia (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.