Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




El juego que tu quieras //Privado

Ir abajo

El juego que tu quieras //Privado

Mensaje por Yendra Isley el Lun Ene 29, 2018 6:33 pm

El día había sido monotono, y era curiosa esa definición debido al trabajo de la cambiante, evaluar de aburrido un espectaculo, donde dejo a todos sorprendidos con sus acrobacias, girando y descolgandose manteniendo la sujección solo con el empeine de su pie mientras colgaba boca abajo de un trapecio a 15 metros de altura era sorprendente, y aunque cayese era improbable que se matase, seguía siendo espectacular para todos aquellos aficionados que pagaban su entrada para ver a los payasos, trapecitas, malabaristas y domadores, aunque a Yendra esto le resultaba muy facil por su capacidad de comunicarse con ellos. Miraba colgada boca abajo mientras estendía los brazos a modo saludo para que el publico aplaudiese mientras aun la observaban con la boca abierta.

Pero todo eso había quedado atras, y ya había terminado la jornada laboral, vistiendose con ropas algo más discretas y no tan coloridas para atraer la atención de todos, como si su pelo rubio platino no hiciese ya suficiente, se puso las botas y un abrigo largo, pues la noche se estaba empezando a presentar fria, y se guardó las monedas ganadas, aun demasiado escasas para prometer una buena noche, asi que cuando abandonó la carpa circense y se encamino por el ajetreado barrio rico, donde la gente aun disfrutaba de los ultimos rayos de sol que jugueteaban entre los edificios. La ladina sonrisa en los sonrosados labios de la cambiante se dibujaron a la perfección mientras esos cristalinos azules desviaban de un lugar a otro buscando "victimas" con las que chocarse de manera "accidental".

Desde luego cuanto más se pasean por lugares pomposos menos se daban cuenta de que una pequeña mano había penetrado y violado la seguridad de sus bolsillos ofreciendole grandes recompesas a la rubia, que contaba el dinero ganado, sin duda esto ya empezaba a dibujar una noche divertida, que prometiera, más elegir el siguiente destino era algo más facil para la cambiante, que se debatía por beber todo el ron miel de las tabernas hasta caer en los brazos de un caballero o de un rufian atractivo que apestase a testosterona, pasar una noche desenfrenada y que luego pasase al olvido y a lo mejor si se despertaba antes que él, robarle tambien, se sentía especialmente maliciosa en esa ocasión.

La busqueda de diversiones hicieron que viviese una noche repetida, llevando sus pasos directamente al burdel, el cual observó desde fuera mientras negaba con la cabeza para sí misma, no tenía remedio, era una maldita cambiante lasciva. Más no se avergonzaba de ello, de hecho se sentía lo suficientemente satisfecha para a sus amistades confesarle este particular vicio, aunque eso en el circo no lo sabían, pues no quería que esos capataces se pensaran lo que no era, que la muchacha fuera algo lujuriosa no quería decir que se conformase con cualquiera.

Entrando en el sitio donde sus sentidos recibieron un golpe aturdidor, pues el ambiente cargado, el olor a hormonas que impregnaba el sitio, hizo que Yendra dirigiese los pasos directamente a la barra. - Ron miel.- Dijo con aire seguro, soltando las monedas suficientes. Mientras paseaba la vista viendo que le pudiera apetecer hoy, normalmente la cambiante le costaba decantarse por una mujer o un hombre, pero la preferencía de la noche de hoy era clara. Mas no le costó elegir al presa de la noche, ladeó la cabeza fijandose en esos profundos ojos verdes, esos rasgos atractivos, y que lo que más le sorprendia es que ninguna dama de alta cuna estuviera pegandose por robarle el aliento con pasionales besos.

Se movió con decisión con felinos movimientos hasta colocarse justo a su lado. -Buenas noches.- Saludó respetuosamente la cambiante, revisandole de arriba abajo, olfateandole de manera disimulada para terminar de convencerse. realmente esas vestimentas exquisitas dejaban entrever que era de los caros, pero creía haber robado las suficientes carteras como para poder pagarlo. -Muy bien...tengo la noche aburrida, y quiero divertirme de la manera mas pronta posible, mi día de hoy es monotono, seguro que tú puedes solucionarlo. - Le guiñó un ojo mientras charlaba con él, aunque la cambiante se le pensaba a llenar la cabeza de maliciosas ideas, cosa que no se molestó en ocultar una maliciosa sonrisilla de medio lado. -Asi que por que no muestra ya sus requisitos mi señor...- Dijo con una voz muy dulce, intentando ser todo lo encantadora posible.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 221
Puntos : 195
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego que tu quieras //Privado

Mensaje por Éferon Gianetti el Vie Feb 02, 2018 11:39 pm

No solía quedarse en el burdel en sus noches libres pero con el temporal que hacía, prefería su cómoda y lujosa habitación del lugar que helarse de frío sin tener que ser necesario. Cerró los ojos un instante, intentando ordenar sus pensamientos, últimamente se encontraba más perdido que nunca. Se acabó sumergiendo tanto en el trabajo que al final, se olvidó de sí mismo... comenzando a echar de menos a personas y no tan personas. Echaba en falta a Rufus, no podía quedarse en el burdel y al menos, sabía que se encontraba bien atendido...resguardado del frío, echándole igual de en falta que él mismo.

Necesitaba un trago, olvidar por unas horas la conversación pasada. Ella... casada. La imagen de Asura sentada en la cama, un espejismo ante sus ojos tan real como el respirar pero que sin embargo, en un pestañeo...desaparecida como una nube de humo. La soledad, un sentimiento jamás conocido para el italiano, invadió sus noches en las que su cama se llenaba de clientes, mujeres que lo deseaban y él, como un títere se dejaba hacer.

Ni sentía ni padecía, lo que tanto disfrutaba en el pasado...hacerlo por obligación logró eliminar cualquier ápice de placer que pudiese llegar a sentir. Nada. Ni atracción, deseo y lujuria. Un patrón a seguir con cada una y todas ellas, los mismos besos sin sabor, las caricias efímeras y el acto en sí. Distintos rostros, cuerpos y voces...susurrando su nombre y él, gritando de pura impotencia. Como no, su sonrisa impecable disfrazaba lo que realmente sentía... un hombre atractivo, seguro de sí mismo, condenado a una vida que no tuvo otra que elegir.

La voz dulce, le sacó de sus pensamientos, lo reclamaban. Antes de entablar conversación, volvió a rellenarse la copa de whisky, ya llevaba al menos un par. Alzó la copa en cuestión en dirección hacia la joven y dio un trago, observándola con detenimiento, no le resultaba familiar. Lo quería para esa noche, lástima que estuviese de descanso.

La sonrisa del italiano iluminó la estancia, un largo trago que dio por terminada la copa y una reverencia a modo de disculpa, esa noche iba a tomársela libre, no hacer excepciones, por mucho que le pagasen.

-Buenas noches, signorina. Lamento decirle que... esta noche no estoy disponible, mis compañeros gustosos, la recibirán como es debido. -tomó la mano para dejar un beso en el dorso, fugaz, apenas fue un roce. Tan elegante como un minino -Lo siento, signorina -una sonrisa, la mirada esmeralda se paseó por su cuerpo. Muy bonita, hermosa como una estrella.


avatar
Éferon Gianetti
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 128
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego que tu quieras //Privado

Mensaje por Yendra Isley el Lun Feb 05, 2018 2:53 pm

La cambiante clavó su felina mirada en el hombre de rasgos tan atractivos que tenía aquel hombre, más la sorpresa se dibujo en el rostro de la cambiante, que no pudo evitar gesticular la sorpresa echando ligeramente la cabeza hacia atras abriendo mucho sus azules ojos, pues ese rechazo la dejo realmente descolocada, aunque el hombre hizo gala de buenos modales besando el dorso de la mano de la cambiante que se quedo contrariada, pues no esperaba que lo hiciera nada de eso, más lejos de enfadarse la hizo dibujar una sonrisilla de malicia en sus sonrosados labios. Mientras tambolireaba con los dedos dando una clara señal de poca paciencia, dió un pequeño trago a su vaso de ron miel, mietras tenía sus claros ojos clavados en la felina mirada del hombre que estaba frente a ella.

-Vaya, ¿no esta de servicio? que pena, creo que tu y yo lo pasaríamos realmente bien, eso te lo aseguro.- dijo guiñandole un ojo, mientras empezaba a adoptar una actitud más coqueta, más ladeo la cabeza. -Sin duda tus compañeros seran encantadores y sabran hacer muchas cosas en el dormitorio, más no es ese mi deseo.- Comentó con dejadez, mientras ladeaba la cabeza observando a su alrededor, observando a los otros gigolos que había por allí, sin duda se notaba los que tenían un presupuesto alto. Más volvió a buscar con la mirada los felinos y penetrantes ojos del hombre que había elegido para la velada. Ladeó la cabeza y se permitió el lujo de sentarse junto a él aunque a una distancía prudencial para no generar rechazo en ese caballero.

Jugó con los mechones rubios de su cabello mientras maquinaba, no iba a dejar a la presa escaparse, ella no dejaba de ser un tigre, y su lado animal a veces estaba más presente, asi que chasqueo la lengua. -Vamos, tengo una idea poco convencional de como pasar la noche, y en esa idea influye lo siguiente, ni vas a tener que desprenderte de vuestra vestimenta ni yo de la mia.- Sonreía mientras le observaba ladeando la cabeza mientras seguía jugando con los mechones de su pelo, le olfateaba con discrepción para poder tener un buen rastro de él en caso de ser necesario, sobre todo para las alocadas ideas que la cambiante estaba teniendo en ese momento, sin duda tenía ganas de divertirse.
-Le propongo una noche algo más interesante, y si no le convence le pagaré lo que usted quiera.- Sonrió la cambiante, pues le estaba despertando notables ideas la apuesta y elegante apariencia del hombre, y podría hacer una noche más provechosa de lo que parecía. -Te prometo que no es algo que se le pida a uno de tu profesión en un burdel...- Le guiña un ojo y espera impaciente viendo la reacción que pudiera tener el joven, quizá asi le llamaría la atención.

Además esa exquisita apariencia de él podría abrirla muchas puertas y lo que se escuchaba en las calles si se prestaba la suficiente atención. Dió un trago a su vaso bebiendose todo el contenido de este y sacudiendo la cabeza por el sabor del alcohol, despues fijó la vista en el joven. -Bueno...¿que me dices encanto italiano?.- Dijo con una ladina sonrisilla, esperaba haber despertado la curiosidad del caballero, la verdad es que le agradaba, quizá por el misterio que desprendía todo él.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 221
Puntos : 195
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego que tu quieras //Privado

Mensaje por Éferon Gianetti el Mar Feb 13, 2018 3:57 pm

Esa frase le recordó a sí mismo, “lo pasaríamos bien” y lo cumplía, terminaba siempre la noche con una gran sonrisa en los labios, muy diferente a cómo era ahora el italiano. Los ojos felinos, buscaron la mirada de la joven que lo reclamaba, empeño absoluto en pasar la noche juntos. Si supiese, si se hiciese una idea de cuánto deseaba ese momento de paz. Sonrió cortés, no esperó la insistencia, le aseguraba una noche diferente pero...¿eso era posible? Nadie lo había conseguido hasta ahora, ¿por qué ella?.

-Aseguras que no me arrepentiría y te pregunto ¿por qué tú  y no otra va a brindarme esa noche? No es de caballero decir y asegurar con cuántas mujeres he yacido pero no hace falta decirlo a un igual -una forma muy sutil de decir las cosas, no insinuaba que fuese una cualquiera pero sí una digna contrincante, una mujer que sabía utilizar bien las armas y seducir. -No es tu deseo ¿entonces cuál es? Podría servirte cualquiera de mis compañeros, insisto -su sonrisa no abandonaba su rostro, conocía ese juego, tentar para caer en la trampa, sucumbir al deseo.

La observó detenidamente, con las manos en los bolsillos. Sonaba interesante , más su deseo de estar en soledad le llamaba a gritos, una noche en la que meditar y pensar, ajustar cuentas consigo mismo. Negó con la cabeza entre risas, esa piccola no se rendía. Sonrió dirigiéndose hacia ella, apenas un par de pasos, frente a frente en donde un duelo de miradas acababa de dar comienzo, acababa de aceptar.

-Bien, una buena copa no daña a nadie ¿en qué se diferencia de sólo beber? ¿apostar? ¿o alguna clase de juego? Conozco muchos...-paseó la lengua por la comisura de sus labios, sonriendo ampliamente al ver que no daba pequeños sorbos a la copa, apostaba fuerte y eso le animó a tomar asiento a su lado. Le hizo un gesto a su compañera para que llenase de nuevo las copas pero... algo más, en una copa más pequeña, dos clases de bebidas y un chorreón de una botella más pequeña, al principio el líquido era blanco pero... comenzó a tintarse de azulado -Por esta inusual noche, según usted-alzó la pequeña copa y bebió de su contenido, echando hacia atrás la cabeza...eso sí que era un buen entrante, quemaba la garganta... nublaba el juicio.

-Tú decides. Pero antes, mi nombre es Éferon. -se giró en el taburete, centrando sus ojos verdes en ella, esperando realmente que esa noche no fuese como las demás.


avatar
Éferon Gianetti
Prostituto Clase Alta
Prostituto Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 128
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego que tu quieras //Privado

Mensaje por Yendra Isley el Miér Feb 14, 2018 4:24 pm

La rubia mantenía su celeste mirada clavada en el contrario, mientras tambolireaban sus dedos en una señal de impaciencia, o más bien de que esta empezaba a mermar por las palabras del caballero que frente a ella estaba, pero el depredador no mostraba las intenciones a la presa, simplemente la rubia mantenía una sonrisa, que de conocerla bien podría resultar algo inquietante, dando una posible señal de alarma a que un golpe vendría si seguían colmando la paciencia de la tigresa con piel de jovencita, más tras calmar sus propios demonios simplemente ladeo la cabeza. -¿porqué yo? muy sencillo, no creo que ninguna de las damas a las que usted esté acostumbrado le propusieran lo mismo que yo, o al menos no con las mismas intenciones que tengo yo, quizá algo mas mundano, pasearle para que toooodo París la tenga envidia y lucirle como si fuera una joya más, besarle para que otras damas vieran lo deseada que es y luego...bueno, lo que suela hacer con esas mujeres en el dormitorio a lo que no tengo que soltar mucha imaginación para saberlo. - Se rió y guiño un ojo al hombre, mientras le observaba con atención, estudiandole de arriaba a abajo, quizás eso incomodaría al hombre.
La cambiante negó con la cabeza ante la insistencia ajena de que otro era valido para cubrir sus deseos, pero Yendra no iba a darse por vencida ni de lejos.

Aun con el ardor en la garganta del licor tomo asiento junto al caballero que pareció empezar a ceder o al menos a mostrar interes por lo que la rubia pudiera decir, observó como le pidió dos tragos a una de las damas a la que Yendra no dudo en soplar un beso antes de reir de esa forma juguetona caracteristica en ella. Brindó con él dejando claro que las intenciones de aceptar eran las que iban ahora a favor, bebió un trago con él notando nuevamente la quemazón del licor. -He de deducir que ha aceptado, eso es bueno para mi.- Comentó mientras le observaba, mientras dejaba escapar una sonrisa lisonjera. -Procure no ir muy borracho, esta claro que usted luce mejores modales que yo y nos valdremos de ellos.- Comentó, ciertamente a pesar de su profesión todo indicaba que había llevado una vida muy superior socialmente a la que hubiera podido llevar la cambiante, y sin contad que él no parecía exclavo de los impulsos animales que la dama rubia solía dejarse llevar, y no se arrepentía de ello, y esa era la verdad que pocos comprendían tal vez, la cambiante se tomo la libertad de acercarse lo suficiente para olfatearle discretamente, incluso esperaba que el hombre no supiera de la naturaleza de la acción real.

-Un placer señor, yo soy Yendra....pero puedes llamarme Yen...lo hacen mis amigos.- Guiñó un ojo con picarda mientras jugaba con el vaso entre sus dedos. -Este es el plan inicial, igual se ha fijado pero mis modales distan mucho de los suyos que son más...exquisitos diría yo.- Dejó escapar una risa divertida volviendole a repasar con la mirada. -Mirate, recto, elegante, educado, una buena posición eres mi tapadera perfecta, él plan inicial es el siguiente querido...Me vas a acompañar a una fiesta que se da en la zona residencíal esos condes y duques pomposos, eres el galan perfecto todos se fijaran en usted y yo seré invisible, aunque vendría bien que me dieras unas directrices para manejarme con la alta sociedad, asi usted disfrutara de una velada agradable, beberá todo lo que quiera y recibira una ayuda economica sin necesidad de usar su anatomia masculina y sin tener que pegar sus labios a los mios.- Sonrió, a primera vista parecía una simple invitación a una fiesta, lo que la cambiante no contaba era el motivo ni sus planes, solo le parecía un excitante juego donde iba a tener un secuaz, guapo y de pago, pero siempre le gustaba la compañía de ese tipo, por qué no solían juzgar y se mostraban con un punto de vista que agradaba a Yendra. -¿le parece correcto mi señor? si quiere puedo pagarle algo por adelantado. -Dijo sacando una cartera que claramente no le pertenecía, pero dudaba que alguien se pusiera a debatir por ello.



When the night dreams, Im wake up...

kiss you:
avatar
Yendra Isley
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 221
Puntos : 195
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 21/01/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego que tu quieras //Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.