Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




El mercenario (privado)

Ir abajo

El mercenario (privado)

Mensaje por Cronos el Mar Ene 30, 2018 3:12 pm

En un par de horas por un camino bastante concurrido, de tierra amarilla y de poca vegetación, vi la ciudad de Palin era un lugar de un amplio transito, no paraban de llegar viajeros de todas las razas y lugares, unos guardias custodiaban las puertas de madera maciza que se encontraban abiertas.
La ciudad estaba fortificada, por un muro de piedra que calculo mediría unos treinta pies, y en la zona frontal dos torretas con dos arqueros en cada una las vigilaban, entre ellas la puerta de entrada, en la zona alta de las puertas había un arco con el nombre de la ciudad en lengua común.
Tal y como nos acercamos, me fije en los dos guardias, no parecían excesivamente atentos al paso de los viajeros, ni a las armas que portábamos, llevaban armaduras completas de color plata, con sendos leones dorados en el pecho, al ver a un general uno le dio un codazo a otro y ambos se pusieron firmes.

No tardé en cruzar las puertas, en el interior un fuerte aroma a especias, llamo mi atención, había puestecitos donde se vendían todo tipo de cosas, la ciudad estaba abarrotada.
Iría primero que nada a la posada a coger habitáculo para la noche, con la cantidad de viajeros que están de paso, era complicado tener camastros libres, el norte era una tierra de oportunidades, o eso me habían dicho, un lugar donde se apreciaban los hombres capaces de esgrimir el acero y yo pensaba venderlo al mejor postor.
Me dirigí al centro de la ciudad, donde se encontraba la posada según los lugareños.
Al llegar frente a ella, la esperanza de disponer de una habitación se iba esfumando, una gran cantidad de viajeros atravesaban sus puertas por delante de mi.

La posada era un edificio de madera bastante grande, a su alrededor había una gran cantidad de actividad comercial, parecía una de las edificaciones más importantes de la ciudad.
Constaba de dos pisos, en la parte baja una gran puerta de madera abierta en el centro, y rodeada de dos grandes portones de madera, por donde entraba gran cantidad de luz. El piso de arriba parecía estar lleno de habitaciones, por la cantidad de pequeños ventanales que presentaba.
Encaminé el paso hacia el interior, allí vi muchas mesas muy bien alineadas, que aprovechaban al máximo el espacio de la sala, la mayoría ocupadas, por gran cantidad de viajeros de todo tipo, en la parte frontal había una barra, por donde se sacaban las bebidas y comidas, tras ella una mujer de mediana edad con el pelo castaño, su cuerpo era rechoncho y su cara le daba un aspecto agradable, junto a ella había un hombre de más o menos la misma edad, su pelo negro contrastaba con una clara tez, su rostro marcaba gran cantidad de arrugas, parecía estar curtido por el tiempo.

Pedí una jarra de cerveza negra mientras iba tomando nota a los viajeros, no seria la primera vez que dormia en cualquier recoveco, pero prefería un catre donde aposentar mi culo peludo.



Spoiler:


avatar
Cronos
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 31
Puntos : 29
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 03/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercenario (privado)

Mensaje por Sigrid el Lun Feb 05, 2018 4:54 am

Solía andar de acá para allá entre su casa de Bergen y el puerto, pero desde que naufragaron y se quedó viuda, con todo lo que pasó con los rebeldes de Akershus, había abandonado aquella propiedad, la dirigía desde la distancia. Ahora estaba afincada en Trondheim, donde le rey randulf tenía su castillo. Bergen era territorio de nadie, era el mayor puerto comercial de Noruega, y donde mandaba el dinero y los intereses interancionales, no llegaba la guerra.

tenía intención de regresar a Bergen, donde estaban sus negocios y su hogar pero no se sentía segura después de haber intentando matar a Giuliana y a Ulf. Sabía que habían terminado juntos, casándose y teniendo descendencia. De aquel episodio en el barco había pasado ya poco mas de un año, quizás pudiera regresar a su hogar sin mucho alboroto. Bergen estaba casi más cerca de Akershus que de Trondheim, así que debía pertrecharse bien. La guerra no la alcanzaría allí, pero un lobo silencioso sí podía colarse entre el hormiguero de gente que era esa ciudad y acabar con ella. Necesitaba a su propia guardia pretoriana. Podía pagarla, así que no lo dudó. Bajó a la posada buscando mercenarios que llegaban a unirse a las filas de Randulf y les ofrecería un empleo alternativo en el que posiblemente también podrían partir alguna que otra pierna, pues cobrar deudas estaba en su lista. Cuando uno se ausentaba de sus negocios solían empezar a crecer los deudores.

Observó a un tipo grandullón y con pinta de ser una trituradora y se le acercó.
— ¿Buscas trabajo? Yo busco a alguien que me garantice la seguridad para regresar a Bergen. Signhild Hendrickson.— Se presentó, se sentó frente a él y le hizo un gesto al posadero para que trajese una jarra. La mujer iba vestida con pantalones, camisola ceñida por un cinto de adornos dorados con motivos vikingos, un peto corto de cuero y una espada corta en el cinto.Llevaba el cabello de un color rojo intenso, trenzado con cuentas de plata. A las claras se veía su procedencia, además llevaba un medallón de plata al cuello, con el Sleipnir, el caballo de Odín, el que cabalgó para ir a buscar a Baldr. Tenía una mirada fría y cortante, unos labios finos que se curvaban en una mueca siniestra.— Pon el precio. Si rindes bien y decides quedarte conmigo, tú comandarás a los hombres. Soy una mujer de negocios y cumplo con mis tratos, de los lo demás asuntos desagradables prefiero no saber nada.

Le estaba diciendo que lo quería para que le hiciera el trabajo sucio y la protegiera, y que no sería el único, tendría hombres a su cargo. Signhild no se andaba con tonterías y su propia seguridad era lo primero. El dinero no era problema, era la dueña de una de las mayores compañías madereras de Escandinavia, y eso no era decir poco; aunque su aspecto no fuera mejor que el de alguien de clase media.


avatar
Sigrid
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/01/2018
Localización : Bergen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercenario (privado)

Mensaje por Cronos el Lun Feb 05, 2018 11:22 am

Una pelirroja se acercó a mi tomando asiento a mi lado, pidió una jarra mientras me miraba de arriba a bajo, al parecer debía llevar un cartel pegado al culo que ponía que buscaba trabajo, lo que me hizo ladear la sonrisa centrando mis pardos en aquella mujer de pantalones apretados y camisa ceñida con cinto decorado con motivos vikingos.
-¿que me puedes ofrecer? -pregunté de forma parca antes de dar otro trago de la jarra mirándola por encima del vidrio

Su oferta era generosa, era a lo que estaba acostumbrado y para que mentor, no tenia donde ir, mi dinero acabaría agotándose si no vendía mi hacha al mejor postor y ella podía ser tan buena como cualquier otra.
En mi mente seguía Nessa, mi gesto se tensó, si no hubiera sido tan imprudente, si no me hubiera atado con magia a un árbol para que no matara a ese hijo de puta a que ella amaba, aun estaría aquí, conmigo, llegué tarde, no por mi error, si no por el suyo y el príncipe arrastró la vida de los dos al inframundo.
-Me llamó Cronos, te escoltaré hasta Bergen -dije dejando la jarra sobre la barra -si mi trabajo no te satisface, no hace falta que me pagues -tal era mi seguridad en que jamas erraba -pero, si por ocntra soy lo que buscas, te pediré algo sencillo que si no estas dispuesta a darme podemos dejar lo hablado aquí mismo y buscar otro perro que acompañe tu camino.
Necesito alojamiento, comida y el dinero suficiente como para pagarme unas putas que me hagan mas fácil mi soledad, nada mas.

Podían extrañarle mis palabras ,cualquier otro pediría mucho mas, pero yo solo quería trabajar, olvidar y beber lo suficiente como para perderme en las piernas de dos putas olvidando quien era mi única dueña, la bruja.
-A cambio guiaré a tu ejercito, me convertiré en tu perro fiel, nada podrá rozarte sin antes ser despedazado.










Spoiler:


avatar
Cronos
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 31
Puntos : 29
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 03/10/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercenario (privado)

Mensaje por Sigrid Hoy a las 4:51 pm

—Sigrid.— le dio la mano al mercenario para sellar el trato, era un negocio como otro, pero este era importante dado que tocaba cuestiones de seguridad personal. Le daba igual tener un capataz que otro, siempre podía despedirlos y contratar nuevos, pero su hombre de confianza, su guardaespaldas sabría cuándo comía, cuando meaba o si tenía un mal día y eso no quería mostrárselo a un cualquiera. Empezarían por una misión sencilla como escoltarla hasta Bergen y ya se vería.

— Sea. Pero si lo haces bien, te dará para algo más que unas putas y unos tragos. Soy exigente en el trabajo porque también soy justa con la recompensa. Nos vamos en una hora.

No iba a viajar en carruaje ni nada similar, le gustaba moverse rápida y ligera, estar donde debía estar y al tanto de todo. No quería que la percibieran como una señorona rica que se pasea por su hacienda, sino como ese jefe al que no ves venir y de pronto te cae encima porque defiende su hueso como un perro hambriento. Les esperaban dos caballos, se había agenciado dos percherones porque el grandullón necesitaba uno bien recio que lo llevase a lomos.

El camino era bueno, pero tenían al menos seis o siete horas de marcha porque atravesarían un fiordo. Llevaban algunas provisiones y unas mantas por si finalmente les tocaba hacer noche en algun lugar. Por matar el tiempo, le contó que su familia era sueca pero emigraron a Noruega y les fue bien con el negocio de la madera, le contó también que era viuda y que posiblemente se casase de nuevo, pero estaba en el aire ya que el pretendiente había zarpado con destino incierto. Anocheció pronto, como solía suceder en esa época del año, y decidieron acampar y seguir al día siguiente con más luz. Hicieron una hoguera y se sentaron frente a ella, Sigrid estaba realmente cansada. Apoyó la cabeza sobre el tronco en el que tenía apoyada también la espalda y se envolvió en la manta quedándose dormida al poco rato.

Un crujido alertó al mercenario, porque no era el típico zorro del bosque, eso eran pisadas tratando de no sonar para no alertar.



avatar
Sigrid
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 14
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/01/2018
Localización : Bergen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercenario (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.